Sie sind auf Seite 1von 10

Libre Competencia

Hablamos de una libre competencia cuando las empresas y los usuarios de un determinado
mercado pueden satisfacer sus necesidades respectivas, trabajando bajo condiciones
equitativas y justas para cada uno de los participantes.
La libre competencia tiene como principal finalidad proteger la libertad del consumidor y
de las empresas para que elaboren elecciones de acuerdo a sus necesidades, además este a
su vez estimula la eficiencia, reduce los costos de productos y servicios, promueve la
innovación, garantiza que todas las organizaciones tengan las mismas oportunidades,
alienta el desarrollo de productos o procesos nuevos y mejores y, en el largo plazo, mejora
el crecimiento económico y el nivel de vida.
La libre competencia se ve reflejada cuando en un mercado las entidades empresariales
(rivales entre sí), buscan captar la atención de los consumidores sin afectar a los demás
participantes.

Las conductas anti-competencia pueden suponer un perjuicio de la reputación de una


organización frente a sus parte interesadas y pueden ocasionar problemas legales.
Cuando las organizaciones rechazan la conducta anti-competencia ayudan a crear un clima
donde no se tolera dicha conducta y logrando un beneficio para todos los agentes
económicos.

Contrato ley

Son contratos o acuerdos contractuales que durante su ejecución se encuentran regulados por
el Código Civil, tiene como finalidad promover o hacer posible una inversión que nos
beneficiará para el desarrollo del país, he aquí donde el estado otorga a un particular
(inversores) garantías o seguridades jurídicas que no pueden ser modificados
legislativamente, además de otorgarles a éstos garantías específicas, generalmente de
naturaleza política-económica. Se considera que los contratos ley otorgan a los inversores
una protección constitucional que la hace impenetrable, en el tiempo de vida del contrato, a
las leyes que se dicten posteriormente. En el Perú el artículo 62º de la Constitución Política
de 1993, promulgada en un contexto pro mercado y anti-estado y por un gobierno
abiertamente neoliberal y a favor de las inversiones extranjeras (debido a que el estado
peruano se encontraba en la búsqueda de los inversionistas extranjeros y aliviar los problemas
económicos del país producto del gobierno de Alan García.), le otorga carácter constitucional
a la figura de los contratos ley, garantizándole así seguridad jurídica, siendo motivo de la
existencia de los contratos ley el brindar seguridad jurídica a los particulares, y evitar que el
estado haga uso de sus poderes de ius imperium. Los contratos ley cuentan con dos garantías
en donde la primera de ellas consiste en que estos contratos no pueden ser modificados por
ley posterior (intangibilidad del contrato) y la segunda consiste en que el contexto legal que
sirvió de base para la inversión tampoco podrá ser modificado, si esto ocurriera y una de las
partes desconoce, deje sin efecto o modifique lo estipulado en las cláusulas del contrato
puede acudir ante un árbitro internacional y termine pagando una fuerte indemnización a la
parte agraviada.

Inversión extranjera

En economía y finanzas, “inversión” es la colocación de capital en búsqueda de beneficios


futuros, es el acto mediante el cual se usan ciertos bienes con el ánimo de transformarlo en
ganancias o rentas a lo largo del tiempo. La inversión se refiere al uso del capital en alguna
actividad o negocio, con la finalidad de incrementarlo.
Las inversiones extranjeras, según la Ley 662 de Promoción de la Inversión Extranjera, son
las inversiones provenientes del exterior que se realicen en actividades económicas
generadoras de renta, bajo cualquiera de las modalidades que se permitan. Por ejemplo, se
permite la inversión de bienes ubicados físicamente en el territorio peruano, la compra de
título, acciones, etc.
Podemos mencionar 2 tipos importantes de inversión extranjera (existen otras):
- La inversión extranjera directa: Es la colocación de capital para la creación de
empresas agrícolas, industriales o de servicio, con el propósito de
internacionalizarse, asociándose con capitales privados o públicos. Esta genera
bienes y servicios de manera directa. Por ejemplo:
- La inversión extranjera Indirecta: Llamado “también inversión en cartera”. Un
conjunto de préstamos que un país hace al exterior Por ejemplo las franquicias de
cafés, comidas, etc. La franquicia no arriesga su dinero, no construye las
instalaciones, esto lo hace el franquiciatario. El dueño de la franquicia vende todos
los elementos para que haga su producto al franquiciatario, los cuales compra a
proveedores locales. Se obtiene el mismo beneficio como si hubiera creado la fuente
de trabajo, sin arriesgar dinero.
PROINVERSIÓN
Mediante Decreto Supremo 027-2002-PCM se fusionaron dos de las entidades vinculadas
al tema de la Promoción de la inversión (Conite y Copri) y se creó la hoy denominada
Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión).
Mediante Ley 28488 se modificó el artículo 4 del Decreto Legislativo 674, identificándose
a ProInversión como la agencia encargada de diseñar y concluir el proceso de promoción de
la inversión privada en el ámbito de las empresas que conforman la actividad empresarial
del Estado.
Esta institución es el organismo público encargado de ejecutar la política nacional
de promoción de la inversión privada; se encuentra adscrito al Ministerio de Economía y
Finanzas. Esta promueve la incorporación de inversión privada en servicios públicos y
obras públicas de infraestructura a través de Asociaciones Público – Privadas, en base a
iniciativas públicas y privadas de competencia nacional, así como en apoyo a entidades
públicas sub-nacionales a su solicitud.
Brinda servicios de información y orientación al inversionista y contribuye a consolidar un
ambiente propicio y atractivo para la inversión privada.
El registro de la inversión en ProInversión otorga al inversionista extranjero el derecho a
transferir al exterior, en divisas libremente convertibles, sin autorización previa de ninguna
autoridad del Gobierno Central u organismos públicos descentralizados, el íntegro de sus
capitales provenientes de inversiones, dividendos o utilidades, etc.; así como, el derecho a
utilizar el tipo de cambio compra/venta más favorable al momento de efectuar una
operación cambiaria.
MARCO JURÍDICO DE LAS INVERSIONES EXTRANJERAS
Según ProInversión, la Constitución Política de 1993, contiene normas que consagran
principios esenciales para garantizar un marco jurídico favorable para las inversiones
privadas en general y de la inversión privada en particular, tales como: La libre iniciativa en
un marco de economía social de mercado y pluralismo económico; la libertad de trabajo,
empresa, comercio e industria; la libre
competencia y la prohibición del establecimiento de monopolios y el combate al abuso de
posición de dominio; la igualdad de trato para la inversión nacional y extranjera; la garantía
de libre tenencia y disposición de moneda extranjera; la Facultad del Estado de establecer
garantías y otorgar seguridades mediante contratos ley.
Según el empresario Felipe Ortiz Zevallos, el Decreto Legislativo 662 tiene dos
disposiciones importantes:
1. Se otorga una serie de garantías generales: la no discriminación entre capitales
nacionales y extranjeros, la igualdad de trato para ambos y el derecho de transferir
al exterior el íntegro de los capitales y dividendos provenientes de la inversión, así
como las regalías por el uso y transferencia de tecnología. No existe restricciones al
capital extranjero para invertir en un determinado sector de la economía peruana.
2. La ley crea regímenes de estabilidad tributaria, par4a los inversionistas extranjeros,
autorizándose al organismo competente a celebrar contratos de estabilidad jurídica
con inversionistas extranjeros, los que no pueden ser modificados por el Estado.
También señala que el Decreto Legislativo 757, “Ley Marco para el Crecimiento de la
Inversión Privada”. Constituye una especie de cartilla de los derechos de los inversionistas
privados, nacionales y extranjeros. En ella se establecen los principios generales que
garanticen la propiedad privada y la libertad empresarial. En particular, se otorgan garantías
a la libre iniciativa privada al margen de la forma empresarial que adopte, limitando la
intervención del Estado en la fijación de precios y tarifas. Establece igualdad de
condiciones para la empresa ´privada y el Estado cuando ambos participen en una misma
actividad económica.
El Decreto Supremo N° 162-92-EF que Aprueba el Reglamento de los Regímenes de
Garantía a la Inversión Privada.
Aquí podemos encontrar los derechos básicos del inversionista extranjero: Libertad de
comercio e industria, la libre contratación de tecnología y remesa de regalías, etc.
El artículo 6 del Decreto Supremo N° 162-92-EF establece que los inversionistas
extranjeros pueden realizar cualquier actividad económica de su preferencia, siempre que la
misma no esté tipificada como delito, y para lo cual reúnan los requisitos fijados por la
Constitución, los tratados y las leyes.
Este decreto también nos menciona la inversión se puede dar en diferentes modalidades
como por ejemplo: Inversión extranjera directa, en cartera, Inversiones en bienes y
propiedades ubicados dentro del territorio nacional, etc.
Comentario del artículo 63:
Cuando el artículo 63 hace referencia a la "inversión extranjera" debe entenderse, en
aplicación de la Decisión 291 de la Comunidad Andina de Naciones, que se refieren a las
empresas constituidas en el país cuyos capitales pertenecientes a nacionales es inferior al 51
%. Será nacional la empresa cuando más del 80% del capital se encuentra en manos de
inversionistas nacionales. La igualdad entre los inversionistas dispuesta por el artículo 63 se
plasma en igualdad de condiciones. Las condiciones a las que se refiere el artículo deben
referirse al más amplio sentido de la palabra, e incluir a los requisitos, formalidades,
aptitudes o disposiciones para la inversión. Igualmente, deben entenderse incluidas las
situaciones de hecho o circunstancias en que se hace una cosa en cuanto influyen en su
producción, la facilitan o la atrasan o modifican su carácter. Al no existir una ley de
desarrollo constitucional del artículo 63 u otras normas -como podría ser un Código de
Inversiones que sistematice todo el tratamiento legal a la inversión en el Perú en materia de
promoción, ejecución y protección, riesgos políticos etc.-, es necesario que el término
"condiciones" del artículo 63 sea entendido en su más amplio sentido. En la actualidad, en
Perú el sistema de protección de las inversiones privadas se encuentra bien desarrollado,
aunque sea formalista y diseminado.
Comentario del artículo 71:
El primer párrafo de esta norma declara la igualdad entre peruanos y extranjeros en cuanto
a la propiedad. El texto dice luego que los extranjeros no pueden invocar excepción ni
protección diplomática. Es decir, no pueden pretender un estatus superior al de los
peruanos. Sin embargo, puede ocurrir al revés: los extranjeros son a veces excluidos de
algunas actividades económicas, las cuales quedan reservadas, exclusiva o
mayoritariamente, a peruanos. Esto tampoco es posible conforme a la norma constitucional
bajo comentario
La prohibición obedece a razones de seguridad nacional. Los extranjeros no pueden
adquirir ni poseer, por título alguno, minas, tierras, bosques, aguas, combustibles o fuentes
de energía dentro del área indicada. No pueden hacerla directa ni indirectamente, lo cual
debe entenderse que tampoco es posible que sean propietarios o poseedores a través de
sociedades u otras personas jurídicas
ORIGEN DE LA INVERSIÓN EXTRANJERA
Fernando Cantuarias afirma:
El destino de la inversión, y siempre siguiendo el reporte de ProInversión, observamos que
el 34.69 % de las inversiones se concentra en el sector de las Comunicaciones; el 15.34 %,
en el de Industria; el 14.82%, en el de Minería; el 12.52 %, en el Financiero, y el 11.47% en
el de Energía (p. 815).

Derecho del consumidor

1. Definición

Durand, J. (2007) afirma:

Se define el Derecho del Consumidor como el conjunto de medidas legales adoptadas por un Estado con la

finalidad de defender la capacidad adquisitiva de su población, cautelar su salud y seguridad física frente a

la administración de determinados productos y servicios, y garantizar la utilidad o capacidad de uso de los

bienes que adquiera o de los servicios que contrate para la satisfacción de sus necesidades. (p.59)

1.1 Consumidores

Según lo establecido en el Código de Protección y Defensa del Consumidor (Ley 29571,

Artículo IV), se considera Consumidor a todas las personas naturales o jurídicas que

adquieren, utilizan o disfrutan como destinatarios finales productos o servicios materiales e

inmateriales, en beneficio propio o de su grupo familiar o social, actuando así en un ámbito

ajeno a una actividad empresarial o profesional.


1.1.1 Derecho de los consumidores

El único artículo de la Constitución Política del Perú de 1993 que se ocupa de la

persona como consumidor es el artículo 65, que dice así: El Estado defiende el interés de los

consumidores y usuarios. Para tal efecto garantiza el derecho a la información sobre los

bienes y servicios que se encuentran a su disposición en el mercado. Asimismo vela, en

particular, por la salud y la seguridad de la población.

En el primer capítulo del Título I del Código de Protección y Defensa del Consumidor

(Ley 29571), llamado “Derechos de los Consumidores y Relación Consumidor – Proveedor”

hace referencia a los derechos de los consumidores, según el artículo 1 de este capítulo los

consumidores tienen los siguientes derechos:

- Derecho a una protección eficaz respecto de los productos y servicios que, en

condiciones normales o previsibles, representen riesgo o peligro para la vida, salud e

integridad física.

- Derecho a acceder a información oportuna, suficiente, veraz y fácilmente accesible,

relevante para tomar una decisión o realizar una elección de consumo que se ajuste a

sus intereses, así como para efectuar un uso o consumo adecuado de los productos o

servicios.

- Derecho a la protección de sus intereses económicos y en particular contra las

cláusulas abusivas, métodos comerciales coercitivos, cualquier otra práctica análoga

e información interesadamente equívoca sobre los productos o servicios.


- Derecho a un trato justo y equitativo en toda transacción comercial y a no ser

discriminados por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición

económica o de cualquier otra índole.

1.2 Proveedores

Se consideran Proveedores según el Código de Protección y Defensa al Consumidor

(Ley 29571, Artículo 4) a todas las personas naturales o jurídicas, de derecho público o

privado, que de manera habitual fabrican, elaboran, manipulan, acondicionan, mezclan,

envasan, almacenan, preparan, expenden, suministran productos o prestan servicios de

cualquier naturaleza a los consumidores.

1.2.1 Principales obligaciones de los proveedores

En los capítulos 2 y 3 del Título 1 de la Ley 25971 se hace referencia a las

obligaciones de los proveedores, según el mismo las siguientes son las obligaciones que los

proveedores deben cumplir.

Respecto al Derecho a la Información:

- Ofrecer al consumidor toda la información relevante para tomar una decisión o

realizar una elección adecuada de consumo, así como para efectuar un uso o consumo

adecuado de los productos o servicios”. (Artículo 2 Ley Nº 25971)

- Brindar información veraz, suficiente, de fácil comprensión, apropiada, oportuna y

fácilmente accesible, debiendo ser brindada en idioma castellano. (Artículo 2 Ley Nº

25971)
Respecto a la Idoneidad del producto los proveedores están obligados a:

- Garantizar la autenticidad de las marcas y leyendas que exhiben sus productos.

(Artículo 19 Ley Nº25971)

- La veracidad de la propaganda comercial de los productos. (Artículo 19 Ley Nº

25971)

2. Antecedentes

El derecho del consumidor llega al Perú en 1991 con la dación de la primera Ley de

Protección al consumidor (Decreto Ley N°716) y en 1992 con la creación de la Comisión de

Protección al Consumidor dentro de la estructura orgánica del Instituto Nacional de Defensa

de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI). En la

Constitución Política del Perú del año 1993 instituyó la protección al consumidor por medio

del artículo 65. El 02 de septiembre del 2010 se promulgó a través de la Ley Nº 29571 el

Código de Protección y Defensa del Consumidor.

3. Nuevo código de protección y defensa al consumidor (ley 29571)

A través de la Ley Nº 29571 (02/09/2010) se promulgó el Código de Protección y Defensa

al Consumidor, el cual regula las relaciones entre consumidores y proveedores, fijando los

derechos y las obligaciones que les corresponden a éstos, así como el rol que debe

desempeñar la autoridad de consumo para el cumplimiento de las disposiciones de este

cuerpo y garantizar la adecuada protección de los derechos e intereses de los consumidores.

3.1 Innovaciones que tiene el nuevo código de protección y defensa al consumidor


Entre las principales innovaciones que presenta el Código se pueden mencionar las

siguientes: “sistematiza los principios que sustentan la protección del consumidor, reconocer

diversas políticas públicas que debe seguir el Estado a fin de proteger adecuadamente los

derechos e intereses de los consumidores; crea el Sistema Nacional Integrado de Protección

al Consumidor; crea el Sistema de Arbitraje de Consumo; regula la protección de los

consumidores en productos o servicios específicos (servicios públicos regulados, de salud,

educativos, inmobiliarios, financieros, etc.)”.

Un tema muy importante que incluye el Código es el tratamiento legal de la

publicidad comercial en defensa del consumidor para evitar formas de publicidad engañosa

que terminen mediatizando las decisiones de los consumidores a través de spots publicitarios

ilegales.

Una novedad es el libro de reclamaciones que los establecimientos comerciales

deberán tener para efecto de poder registrar y procesar las quejas de los consumidores frente

a casos de una deficiente prestación de servicios en el mercado. Dicho libro deberá manejarse

con cuidado para no convertirse en un exceso de control que pueda desalentar a los

proveedores.

3.2 Vacíos del código del consumidor frente a la realidad del mercado peruano

3.2.1 Falta de acceso adecuado de los consumidores a los órganos jurisdiccionales

Los consumidores para poder tentar el pago de una indemnización por daños por la

eventual violación de un derecho del consumidor, debe acudir al poder judicial y someterse

a las peripecias de un juicio largo de carácter ordinario donde paradójicamente no pueda


probar desde la óptica procesal su derecho y termine siendo desamparado, después de haber

sido víctima de la violación de sus derechos. Esto evidencia que el Código no tiene un

tratamiento adecuado de la materia y se ha perdido la oportunidad de haber podido establecer

un sistema nuevo e innovador que establezca una nueva línea de pensamiento jurídico sobre

la tutela procesal de los consumidores.

3.2.2 No se promueve la autorregulación

El código si bien es cierto promueve el respeto a los consumidores tiene un visión

sancionatoria y punitiva que no hace más que confirmar el poder de policía del Estado y a

pesar de ser un código moderno no ha incluido la promoción de la autorregulación , es decir,

promover que sean los propios proveedores quienes establezcan sus pautas y sus límites de

control para que asuman conductas responsables de comportamiento en el mercado y

respeten a los consumidores sin necesidad de que el Estado los sancione y los fiscalice.