You are on page 1of 5

Expediente : 54 - 2006.

Casilla :
Sec : Dra. R. Aco.
REF : INTERPONE RECURSO DE APELACIÓN.
SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO MIXTO DE LA PROVINCIA DE YAURI-ESPINAR.
ABOGADO JESUS TUPAC YUPANQUI LIMA,
Procurador encargado de la Municipalidad Provincial
de Espinar, en los seguidos sobre Proceso
contencioso Administrativo seguido por Carlos Ochoa
Fernandez, contra la Municipalidad Provincial de
Espinar, a Ud, en atenta forma digo:
==================================================================
BASE LEGAL. AL AMPARO DE LO DISPUESTO POR EL ART. 2DO INC. 20, ART.
139 INC. 14 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO.
 ART. 139 INC. 5 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO.
 ART. 12 DE LA LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL.
 CIRCULAR N 008-2005-SP-CS-PJ
EL ART. I DEL TP DEL C.P.C. PRESCRIBE. “ TODA PERSONA TIENE DERECHO
A LA TUTELA JURISDICCIONAL EFECTIVA PARA EL EJERCICIO O DEFENSA
DE SUS DERECHOS, CON SUJECIÓN A UN DEBIDO PROCESO.
PRINCIPIO DE PRECLUSION.
=================================================================
No considero justa ni legal la resolución expedida por su despacho, de fecha 16 de
mayo, notificada a esta parte el día 29 de mayo del presente mes y año, EN LA QUE
SU DESPACHO RESUELVE DECLARAR INFUNDADA LA NULIDAD DEDUCIDA
POR LA MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE ESPINAR, contra esta resolución y
dentro del termino de ley INTERPONGO RECURSO DE APELACION Y EN SU
OPORTUNIDAD REVOQUE DICHA RESOLUCION DECLARANDO FUNDADA LA
NULIDAD DEDUCIDA POR ESTA PARTE, TODO A MERITO DE LOS SIGUIENTES
RAZONAMIENTOS DE ORDEN FACTICO:
PRIMERO. Señor Juez que al momento de resolver la Nulidad deducida por la
Municipalidad Provincial de Espinar, no se ha tomado en cuenta los fundamentos que
contenía dicha nulidad. PERO SEÑOR JUEZ EL ART. 171 DEL CPC, ES CONCRETO
AL REFERIR LAS CAUSAS DE NULIDAD, ASPECTO QUE TAMPOCO A SIDO
TOMADO EN CUENTA, ya que DEL ESTUDIO DE LAS RESPECTIVAS ACTAS DE
AUDIENCIA, ASI COMO DEL PROPIO FUNDAMENTO DEL ESCRITO DE NULIDAD,
RESULTA EVIDENTE LA TRANSGRESION DE UN TRAMITE PRE ESTABLECIDO
QUE ATENTA DE FORMA MANIFIESTA AL DEBIDO PROCESO, Y EL PRINCIPIO DE
PRECLUSION.
SEGUNDO: Señor Presidente SI BIEN ES CIERTO QUE EL ART. 25 DE LA LEY
DEL PROCESO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO NO HACE REFERENCIA DE
FORMA EXPRESA A LA AUDIENCIA DE CONCILIACION PERO CONFORME LO
DISPUESTO POR LA PRIMERA DISPOSICION TRANSITORIA DE LA LEY 27584
QUE DICE: “ DISPOSICIONES FINALES PRIMERA.- El Código Procesal Civil es de
aplicación supletoria en los casos no previstos en la presente Ley.” EN
CONSECUENCIA AL NO ESTAR CONSIDERADO DE FORMA EXPRESA LO
REFERIDO A LA REALIZACION DE LA AUDIENCIA DE CONCILIACION SE DEBIO
DE APLICAR LA NORMA PRE CITADA, Y SEÑALAR FECHA PARA LA REALIZACION
DE LA AUDIENCIA DE SANEAMEIENTO Y CONCILIACION DONDE SE DEBIO DE
SUSCITAR ESTE ACTO PROCESAL, MAS AUN SI SE TIENE EN CUENTA QUE
POR EL ACTO DE LA CONCLIACION Y POR LA NATURALEZA DE LA PRETENSION
RESULTABA INDISPENSABLE DICHO ACTO PROCESAL YA QUE ESTE SIRVA
COMO MECANISMO PARA AGILIZAR LOS PROCESOS Y LLEGAR A UN
CONCLUSION PRONTA Y CON MEJORES RESULTADOS, EN C ONSECUENCIA
SEÑOR PRESIDENTE EL A`QUO DEBIO DE HABER HOMOLOGADO ESTE
PROCEDIEMIENTO A LA VIA CIVIL CON RESPECTO A LA REALIZACION DE LA
AUDIENCIA CONCILIATORIA, MAS AUN SI SE TIENE EN CUENTA QUE POR
ACUERDO DE LA SALA PLENA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, EL
PRESIDENTE DEL PODER JUDICIAL, DOCTOR WALTER VÁSQUEZ VEJARANO,
EXPIDIÓ LA CIRCULAR N 008-2005-SP-CS-PJ QUE CONTIENE
RECOMENDACIONES QUE UN JUEZ DEBE TENER EN CUENTA AL LLEVAR A
CABO UNA AUDIENCIA DE CONCILIACIÓN.
LAS MEDIDAS EXPEDIDAS BUSCAN LA EFICACIA DE LA AUDIENCIA DE
CONCILIACIÓN QUE, CONFORME A NUESTRA NORMATIVIDAD, ESTÁ
ORIENTADA A LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO MATERIA DE LITIGIO,
HACIENDO USO DE LOS PRINCIPIOS DE CELERIDAD Y ECONOMÍA PROCESAL.
POR ESTE MOTIVO, SE INDICA, EL JUEZ DEBE PROCURAR QUE TAL
AUDIENCIA SEA EFECTIVA, SIEMPRE EN EL MARCO DEL RESPETO AL DEBIDO
PROCESO, PUES CONFORME AL CÓDIGO PROCESAL CIVIL, ESTA ES DE
CARÁCTER OBLIGATORIO, SIN QUE ELLO SIGNIFIQUE LA REALIZACIÓN DE
UNA ETAPA MÁS DENTRO DEL PROCESO.

TERCERO: Asi mismo señor Presidente QUE DEL ANALISIS DE LA RESOLUCION


MATERIA DE RECURSO, DE SUS TRES CONSIDERANDOS SE TIENE QUE SON
MUY VAGOS Y CARENTES DE MOTIVACION LO QUE CONTRAVIENE CON LO
ESTABLECIDO POR EL ART. 139 INC. 5TO DE LA CONSTITUCION POLITICA DEL
ESTADO, ASI COMO EL ART. 12 DE LA LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL
QUE A LA LETRA DICEN:
ARTÍCULO 139°. SON PRINCIPIOS Y DERECHOS DE LA FUNCIÓN
JURISDICCIONAL:
INC. 5TO.
LA MOTIVACIÓN ESCRITA DE LAS RESOLUCIONES JUDICIALES EN TODAS LAS
INSTANCIAS, EXCEPTO LOS DECRETOS DE MERO TRÁMITE, CON MENCIÓN
EXPRESA DE LA LEY APLICABLE Y DE LOS FUNDAMENTOS DE HECHO EN QUE SE
SUSTENTAN.

MOTIVACIÓN DE RESOLUCIONES.
ARTÍCULO 12º.- TODAS LAS RESOLUCIONES, CON EXCLUSIÓN DE LAS DE
MERO TRÁMITE, SON MOTIVADAS, BAJO RESPONSABILIDAD, CON EXPRESIÓN
DE LOS FUNDAMENTOS EN QUE SE SUSTENTAN, PUDIENDO ÉSTOS
REPRODUCIRSE EN TODO O EN PARTE SÓLO EN SEGUNDA INSTANCIA, AL
ABSOLVER EL GRADO.

En consecuencia señor Presidente la falta de motivación de dicha resolución invalida


su contenido de forma evidente.
Mas aun conforme se tiene de los expresado por el Dr. Florencio Mixan Mass que
cito:
LA MOTIVACIÓN DE LAS RESOLUCIONES JUDICIALES.
Florencio Mixán Mass
Profesor de la Universidad Nacional de Trujillo - Perú
(p. 193) 1. Carácter normativo de la motivación de las resoluciones.
Desde el punto de vista deóntico, específicamente desde el punto de vista del "deber-
ser jurídico", la motivación de las resoluciones judiciales constituye un deber jurídico,
instituido por la norma jurídica de máxima jerarquía en el ordenamiento jurídico
nacional.
La demostración del aserto precedente está dada por la prescripción prevista en la
parte pertinente. Su finalidad es servir como una de las "garantías de la
administración de justicia". De modo que, concretizada que fuere el supuesto de tener
que expedir una resolución judicial, el Juez que la debe expedir asume, ipso jure, el
deber de motivarla adecuadamente.
Aquella parte de la proposición jurídica constitucional citada es la siguiente:
La motivación escrita de las resoluciones, en todas las instancias, con mención expresa
de la ley aplicable y de los fundamentos en que se sustenta1"'*.
Lamentablemente, en la práctica, es un deber susceptible de ser infringido. Pero, a la
vez, es necesario tener presente que la infracción de un deber jurídico trae consigno
la correspondiente sanción también, jurídica. En este caso el concepto "motivación"
adquiere la categoría de operador deóntico.

APLICACIÓN DE UN NIVEL ADECUADO DE CONOCIMIENTOS.


Todo acto procesal es un acto consciente. Una resolución judicial es un acto procesal.
Por tanto, su emisión debe basarse en la aplicación cuidadosa del conocimiento
pertinente.
(p. 195) Una motivación requiere de la aplicación de conocimientos de índole objetiva
(de contenido fáctico) y jurídica.
Es bueno recordar que el conocimiento de la realidad objetiva se desarrolla mediante
niveles interactuantes: nivel sensorial que se adquiere por mediación funcional de los
"analizadores" (sentidos). El nivel de conocimiento empírico comprende los procesos
cognoscitivos: sensación, percepción y representación. En cambio, el nivel lógico
(abstracto) del conocimiento está constituido por las formas del pensamiento:
concepto, juicio, raciocinio, razonamiento, hipótesis y teoría, las que permiten
alcanzar una mayor profundidad en el conocimiento cualitativo de aquello que es objeto
de la actividad cognoscitiva. Entre ambos niveles del conocimiento se cumple una
necesaria función de interrelación.
Sin embargo, no es imposible, sino hasta frecuente, constatar que muchos investidos
de la potestad jurisdiccional, a pesar de tener instrucción superior (de haber egresado
de la Facultad de Derecho) no están en condiciones de diferenciar con nitidez, por
ejemplo, entre lo que es una sensación y una percepción, ni menos recuerdan siquiera
los diversos tipos de inferencias y las correspondientes reglas e incluso permanecen
desactualizados en lo concerniente a conocimientos jurídicos; etc. En tal situación
deplorable les resultará difícil poder argumentar con rigor una resolución judicial. Para
subsanar tales deficiencias hace falta que el Estado diseñe una política de
reactualización, profundización e innovación de conocimientos de los funcionarios
judiciales que lo requieran.
La complejidad de la motivación se acrecienta en proporción directa a la complejidad
del caso a resolver y también según el nivel jerárquico que debe expedirla.
El conocimiento jurídico especializado que se requiere debe ser permanentemente
reforzado por los de nivel filosófico, lógico y los correspondientes a las áreas de las
ciencias naturales y sociales que resulten pertinentes para una idónea fundamentación
de la solución del caso sub-judice. No se trata de que el magistrado sea un
omnisapiente, sino, adecuadamente especializado en el área jurídica que le toca
desempeñarse y convenientemente informado en asuntos de cultura general como
complemento necesario para un desempeño idóneo. Las explicaciones especializadas
desde el punto de vista científico, técnico, le serán proporcionados, en el modo y
forma de ley, por los peritos; pero, para no ser manipulado debe tener su propia y
conveniente información al respecto y así poder otorgarle veracidad o no a dichos (p.
196) dictámenes en función del contexto de lo actuado en el proceso. Además,
jugarán papel importante las reglas de la experiencia individual y social pertinentes
para el caso.

CONSECUENCIA JURÍDICA DE LA INFRACCIÓN DEL DEBER DE MOTIVAR.


Cuando el órgano jurisdiccional incurre en la omisión de motivar su resolución incurre
en una nulidad "insanable" por haber perpetrado una grave infracción a la "garantía de
la administración de justicia" prevista en la Constitución Política del Estado. En cuanto
a la motivación deficiente sostenemos que depende de la mayor o menor gravedad de
la deficiencia; así, por ejemplo, si la deficiencia en la motivación incide en algún
aspecto secundario del punto materia de la resolución y fuere posible que el superior
jerárquico la subsane, ya sea adecuándola, profundizándola, integrándola, etc., no es
conveniente declarar su nulidad; en cambio, si la deficiencia en la motivación
condujere a resolver incurriendo en una grave infracción de la ley o de la Constitución;
entonces, sí, debe declararse su nulidad.

Con lo anteladamente expuesto y la doctrina citada su despacho deberá de declarar


nulo esta resolución por carecer de motivación.
POR TODO LO EXPUESTO:
Sírvase señor Juez dar por interpuesto el Recurso de Apelación contra la resolución
expedida por su despacho, debiendo en su oportunidad admitir la misma y elevar
los autos de la materia ante la instancia superior con su nota de atención.
Espinar, 01 de junio del 2007.