Sie sind auf Seite 1von 1

SUEÑO Y RITMOS BIOLÓGICOS

1_. Cuando abordamos el diseño experimental lo primero que nos planteamos es qué queremos
estudiar. En nuestro caso queremos comprobar si los antidepresivos tricíclicos afectan al sueño. Por
tanto nuestra hipótesis nula será que estos antidepresivos NO afectan al sueño y nuestra hipótesis
alternativa que SÍ lo hacen. Para ello formaremos dos grupos de estudio lo más homogéneos posible
en variables como edad, sexo, empleo... ambos grupos afectados por depresión. Con estos sujetos y
de manera aleatoria formaremos dos grupos: a un grupo le administraremos una dosis diaria de
25mg/día y al otro de 75 mg/día a la hora de acostarse. A ambos grupos le administraremos
medicamento puesto ambos presentan el problema de la depresión. Nuestra variable independiente
será las dosis que suministramos a los sujetos; la variable dependiente la cantidad de sueño de cada
sujeto (duración de cada fase)

2_. Colocaremos electrodos sobre el cuero cabelludo para registrar el electroencefalograma, sobre
la barbilla para detectar la actividad muscular mediante electromiograma, sobre el pecho para
detectar la frecuencia cardíaca y respiración y mediante el electrooculagrama detectaremos los
movimientos oculares

APRENDIZAJE Y MEMORIA
1_. Microelectrodos

2_. Anestesiamos al animal y mediante cirugía esterotáxica, colocaremos los electrodos en las
coordenadas calculadas a partir de un atlas esterotáxico.

3_. Para recoger las señales de los electrodos utilizamos un amplificador de señal que pasará por un
osciloscopio y volcará los datos en un ordenador donde podremos estudiar los resultados obtenidos.

4_. Tras haber producido la lesión cerebral en la zona de células piramidales del hipocampo en el
animal y observado los efectos de ésta en su conducta (no olvidemos que por cuestiones éticas
producir daños cerebrales en los animales solo es justificable si consideramos que los resultados que
obtendremos en nuestra investigación aportarán realmente avances científicos), debemos
comprobar que realmente la lesión se ha producido en la zona que pretendíamos. Para ello hay que
sacrificar al animal (de manera que no sufra, normalmente sobredosis de anestésicos) y utilizar los
denominados métodos histológicos. Estos métodos histológicos incluyen:
1) Obtención del material histológico: mediante perforación del cráneo extracción del encéfalo del
animal
2) Proceso de fijación: por medio de la fijación se busca interrumpir el desarrollo de los procesos
orgánicos fijando y conservando de la manera más fidedigna posible el estado y la situación en que
se encontraban los tejidos en vida. Los tejidos deben ser fijados inmediatamente después de
extirparlos; ésta es la única forma de interrumpir instantáneamente los procesos vitales. El fijador
más utilizado es el formol
3) Proceso de inclusión: obtención de delgadas láminas del encéfalo mediante un micrótromo
4) Proceso de tinción: nos permite destacar las diferentes partes del encéfalo en función de su
composición.
5) Montaje final: una vez tenemos preparado nuestro corte lo colocamos sobre el microscopio
electrónico de transmisión, que nos proporciona la visión de detalles extremadamente pequeños.