You are on page 1of 3

EL SERVICIO

LBA
Números 4:35 de treinta años en adelante hasta los cincuenta, todo el que se enlistó para servir en la tienda de
reunión.
INTRODUCCIÓN
Seis veces aparece la petición de Dios a faraón que dejara ir al pueblo de Israel para que le sirviera (Exo 7:16, 8:1, 20,
9:1, 13, 10:3) por lo que vemos la importancia de Dios para que su pueblo le sirva. El cristiano está incompleto cuando
no está sirviendo al Señor. Y podemos encontrar varios testimonios de varios hermanos que sirven al Señor y que
pueden testificar el fluir en su vida. Cuando un cristiano está sirviendo existe un avivamiento en su vida, ya que siguen el
consejo del apóstol Pablo de avivar el fuego del don de Dios que hay en nuestras vidas (2 Ti. 1:6). En la Biblia nos deja
ver que los varones se enlistaban desde los treinta años para servir (Nm. 4:23) y esto lo que quiere decir, es que los
cristianos deben dar una estatura para pelear las batallas, y no es una edad cronológica de 20 años (Nm. 1:3), sino una
estatura de madurez, una edad espiritual. Por eso la Biblia dice que no debe ponerse al frente de un grupo de hermanos
a un neófito o un “recién plantado” (1 Ti. 3:5-6). Por eso debemos tener un tiempo de preparación y no buscar al
principio de nuestra vida cristiana un puesto o privilegio alto, sino primero ser preparado bajo la Palabra del Señor para
crecer y llegar a ser maduro.

DESARROLLO
En esta oportunidad, estudiaremos todos aquellos aspectos que son importantes para ser un servidor que trabaja por
agradar al Señor:

1. MADUREZ PARA EL SERVICIO, Lucas 3:23:

Nosotros tenemos el ejemplo del Señor Jesucristo, quien empezó su ministerio cuando tenía unos treinta años, y no
empezó antes, ya que previo creció en una talla, creciendo en gracia y en sabiduría (Lc. 2:52). El número treinta
denota madurez, y es importante hacer ver que la Palabra nos enseña que los que hablan sabiduría son los que han
alcanzado madurez (1 Co. 2:6). Por eso Él Señor fue habilitado en su ministerio cuando descendió sobre Él el Espíritu
Santo. Los hermanos que tienen privilegio también deben procurar preparar hermanos en el servicio, como el Señor
preparó a sus discípulos, como Elías preparó a Eliseo, como el apóstol Pablo preparó a Timoteo, y dice la escritura
que se debe preparar a todo hombre en sabiduría y presentar a Cristo a todo hombre (Col. 1:28).

2. UNGIDOS, Éxodo 30:30

En este pasaje vemos como Aarón y sus hijos fueron ungidos y consagrados para el servicio de sacerdotes. Esto
aplica para nosotros ya que el Señor nos ha hecho reyes y sacerdotes (Ap. 1:6). Aquí nos habla de ser ungidos y
esto denota que los Cristianos que están en el Servicio, deben ser cristianos bautizados y llenos por el Espíritu Santo.
Esto debe ser un requisito importante en el servicio. Y también deben ser consagrados es decir “apartados para
Dios”. No tiene que ser alguien que está suspirando por los ajos y las cebollas. También se requiere unción para
todo en la vida para el servicio, aún para la vida en el hogar.
3. ALABAR Y ADORAR, Éxodo 5:1, Éxodo 7:16:
En este primer versículo, podemos observar que Moisés y Aarón llegan a decirle a Faraón, que el Señor pide que deje
ir a su pueblo para que le celebren fiesta. Y en el segundo pasaje el Señor pide que deje ir a su pueblo para que le
Sirva. Esto nos deja ver que el cristiano que Sirve, debe ser un cristiano que hace fiesta, que Alaba y Adora al Señor,
recordando que los que adoran son los hijos, como lo dice la Biblia al Día en Filipenses 3:3 “Uno no se vuelve hijo de
Dios cortándose el cuerpo sino adorando al Señor en espíritu, […] Los cristianos nos gloriamos en lo que Jesucristo
hizo por nosotros y comprendemos que nos es imposible salvarnos por esfuerzo propio ”. Por eso el Señor a quienes
anda buscando son a aquellos adoradores en espíritu y en verdad (Jn. 4:23).
a. Columna de Humo, Cantares 3:6:
También es importante saber que el orden es, alabar, adorar y servir. Ya que el servicio también es una forma
de adoración que hace subir un olor agradable delante del Señor, como perfume, como polvos aromáticos del
mercader (Cnt. 3:6). En estos pasajes hemos visto que ha sido en el Desierto, porque salimos de la tierra de
Egipto, para luego pasar el desierto y de allí entrar a la tierra prometida de Canaán. Este grupo que está
sirviendo en el desierto sube como columna de humo.

b. Adoración y Servicio, Mateo 4:10:


Cuando el Señor le responde a Satanás cuando está siendo tentado, vemos que le dice que “Al Señor tu Dios
adorarás y Sólo a Él Servirás”. Esto nos muestra que entraremos por sus Atrios con alabanza (Sal. 100:4), en el
Lugar Santo sube el incienso aromático que es las oraciones y la adoración (Sal. 141:2, TLA 2 Cr. 13:11), y en el
Lugar Santísimo la adoración es completa sirviéndole al Señor.

4. DON DE SERVIR - DIAKONÍA, Romanos 12:7

También debemos saber que el Servir es un Don, del griego diakoníaG1248, es decir la actividad que tenemos como
servidores dentro de la congregación. Esto es diferente a ser diacono, ya que este privilegio lo vemos en 1 Timoteo
3:8, del griego diakonos G1249 que significa siervo, sirviente. En este pasaje encontramos las características que
debe tener un diacono, indicando que su vida debe ser irreprensible.

5. SER DISCIPULOS, Hechos 6:2:

Es importante notar que los varones que se escogen para servir, están dentro de los discípulos. También cabe
mencionar que se requiere tener tres aspectos importantes como lo son, buena reputación, llenos del Espíritu Santo y
llenos de sabiduría. A los servidores como vemos aquí, tienen la facultad de poder encargarse de algunas tareas,
como este ejemplo, el servir mesas, el repartir con sabiduría.

6. CULTIVAR Y CUIDAR, Génesis 2:15

Cuando el Señor formó a Adán, lo puso para cultivar el Edén, es decir un trabajo. Nuestro servicio debe ser como
Adán en el Edén que era deleite. Después de salir del edén el trabajo ya era con el sudor de la frente (Gn. 3:19).
También es de notar que la tierra no da fruto si Dios no envía la lluvia, y no hay hombre que sirva en la obra (Gn.
2:5), esto es figura del alma de los cristianos, que no da fruto si no hay quien sirva. Cuando habla aquí de trabajo,
es la palabra H5647 abád, que significa trabajar, esclavizar. Por eso vemos en la escritura dos tipos de siervos, los
cuales son:

a. Siervos Asalariados, Juan 10:12-13 – MishtotosG3411: El asalariado es aquel que ve venir el lobo y
abandona las ovejas, este tipo de siervos solo desean ser vistos.Estos son algunos que en su vida no tuvieron
ningún tipo de reconocimiento y busca en el servicio ser reconocido, y esta no es la actitud que se debe tener.
La palabra griega Mishtotos, viene de la G3904 mishto que es rentar, contratado y G3408 mishtospaga por
servicios, asalariado.

b. Siervos por Amor, Romanos 1:1 –Doulos G1401: Estos son aquellos siervos, que siendo esclavos deciden
quedarse con el amo porque le aman, entonces el amo le horadaba la oreja con una lezna, para quedarse
juntos por siempre (Dt. 15:16-17). Entonces estos siervos tienen señal en el oído, que es aquellos que aman el
escuchar la Palabra de Dios, y le sirven al Señor porque le aman.

7. HOMBRE BAJO AUTORIDAD, R60 Lucas 7:6

Un cristiano que sirve en la congregación, es un cristiano bajo autoridad y así mismo obtiene autoridad, no para
enseñorearse de las personas, sino para guiarlas. Esto muestra que se debe estar bajo sujeción, como vemos el
ejemplo del Centurión quien era hombre sujeto y a la vez tenía hombres a su cargo. Esto significa que debemos
mostrar que tenemos la condición y disposición de hacer la obra que se nos solicita realizar. La sujeción a una
autoridad no es impuesta, sino se hace por amor y por fe al Señor.
8. SOLDADO, 2 Timoteo 2:4:

Existen tres tipos de cristianos, Sembradores que son aquellos que riegan y siembran la semilla que es la Palabra, los
Atletas porque se cuidan y guardan así mismo para obtener la recompensa, el galardón. Pero existe otro tipo que va
más allá, y que están en constante servicio, y son los Soldados, quienes tienen la condición de sujetarse sin
cuestionar las indicaciones que reciben. Los Soldados ya no se relacionan con cuestiones mundanas, para sí poder
agradar al que lo reclutó como Soldado que es nuestro Señor Jesucristo.

a. Sujetos con Respecto, 1 Pedro 2:18:


La Palabra nos enseña que debemos sujetarnos a nuestros amos con todo respeto, no importando si el amo es
bueno, afable o insoportable. Esto nos deja ver que los servidores deben ser como soldados, sujetos a sus
autoridades. La Biblia nos da dos ejemplos, uno donde la autoridad no era ya conforme la voluntad de Dios
como Saúl con David, y aun siendo Saúl duro con David él nunca levanto su mano contra el ungido de Jehová
(1 S. 24:6). Otro ejemplo en la Biblia nos habla que aunque la ira del gobernante se levante contra ti, no
abandones tu puesto (Ecl. 10:4).

9. AGRADAR AL SEÑOR, Colosenses 3:22:

Hay siervos que lo que buscan es ser vistos y agradar a los hombres. Pero nosotros hemos sido llamados para
obedecer a nuestras autoridades, y servir con sinceridad de corazón temiendo al Señor. El apóstol Pablo nos enseña,
que si aún queremos agradar a los hombres no seríamos siervos del Señor (Gá. 1:10), indicándonos que nuestro
comportamiento debe ser agradar al Señor (1 Ts. 4:1), dando fruto en toda buena obra y creciendo en el
conocimiento de Dios (Col. 1:10).

10. TRABAJAR, BLA, BLS Juan 5:16:

Nosotros tenemos el ejemplo del Señor Jesucristo que siempre reposaba trabajando para el Señor. Y siempre cuando
le cuestionaban, contestaba que así como el Padre trabaja él también trabaja. Nosotros de igual manera, debemos
tener presente, que es un deleite y una impuesta necesidad trabajar en la obra del Señor. Cómo el apóstol Pablo que
le era impuesta necesidad proclamar el Evangelio en todo momento (1 Co. 9:6), indicándonos que todo lo que hac[ia
es por amor amor al Evangelio que es Cristo, y para participar de él (1 Co. 9:23).

11. FIEL, Mateo 25:21

Otra característica que debe tener un servidor, es ser fiel, y muchas veces fiel en lo poco, sabiendo que la
recompensa que tendremos no es solamente que nos pondrán en lo mucho, sino que tendremos el galardón de
entrar en el Gozo de nuestro Señor, y esto es recibir también diferentes recompensas departe del Señor.

CONCLUSIÓN
No debemos olvidar que, quien sirve al Señor tiene promesa, ya que Isaías 54:13 habla de aquella Iglesia de fieles, que
sirven en la obra, y nos indica que el Señor ensañará a nuestros hijos y grande será el bienestar de nuestros hijos. Así
que también nos habla que estaremos lejos de opresión, sin temor y terror, y si alguien quiere atacarnos caerá. Así que
el anhelo que debe estar en nuestro corazón es poder adorar al Señor y Servirle con todas nuestras fuerzas.