You are on page 1of 1

Padre Francisco,

Nos dirigimos a Ud. con respeto y humildad en nuestra calidad de representantes de la


Región de Aysén en la el Congreso Nacional de Chile. Somos parte de una comunidad en el
extremo sur del país, aún lejana y aislada de las oportunidades que tienen todos los chilenos.

Hace algunos días, un reportaje de la televisión pública da a conocer testimonios


tristes, estremecedores y brutales, que además de conmoción han generado indignación y
espanto público. Se trata de los casos de Hogar Villa San Luis dependiente de la Obra Don
Guanella de Coyhaique.

Se adjunta contenido público de las denuncias:

Posteriormente, el Obispo Luis Infanti de La Mora, máximo e histórico representante de


la Iglesia en Aysén, entrega las siguientes declaraciones: https://www.biobiochile.cl/noticias/
nacional/region-de-aysen/2018/06/29/obispo-de-aysen-niega-encubrimiento-de-abusos-pidio-
perdon-y-advirtio-que-no-renunciara.shtml

Padre Francisco, por amor a la Iglesia, por respeto, empatía y compasión por las
familias que han sufrido y los niños de Aysén que han sido abusados, clamamos por su
intervención. En el contexto de la crisis que vive la Iglesia de Chile, por los fieles y cristianos
que siguen creyendo en ella como institución, por amor y consuelo para nuestros niños,
solicitamos la salida del Obispo Luis Infanti De La Mora. Lo anterior, aportará a un necesario
proceso de restablecimiento de la confianza y reparación humana de las víctimas. Mantener al
Sr Infanti sólo contribuye a alejar a la comunidad de la Iglesia, una Iglesia en la que muchos
ciudadanos creen, pero que este Obispo no representa siendo un actor político y social, jamás
religioso, que le ha hecho mucho daño a la Región que nos vio nacer y crecer.

El Obispo Luis Infanti De La Mora tenía conocimientos de estas denuncias y abusos. Su


silencio lo presenta como un cómplice y encubridor que no puede seguir siendo líder de la
Iglesia en la zona.

Si le queda vergüenza y dignidad, el Obispo debe renunciar. Si la Iglesia quiere ser


noble representante de Dios entonces le pedimos humanidad, misericordia y empatía con
quienes sufren porque no basta con un perdón ... ese no le devuelve la integridad a seres
humanos que nunca olvidarán estos repulsivos hechos en nuestra comunidad”.