You are on page 1of 15

TIFLOTECNOLOGÍA Y EL ACCESO A LA INFORMACIÓN

DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD VISUAL *


Lic. Rosa María Yataco Marín
Biblioteca Nacional del Perú – Sala para Invidentes
ryataco@bnp.gob.pe

RESUMEN:
El desarrollo tecnológico abre nuevas posibilidades para las personas a las que les
es difícil tener acceso de inmediato a la información contenida en un libro o en
cualquiera otra publicación. Este es el caso de las personas con discapacidad visual.
Este trabajo tiene como principal propósito dar a conocer a la comunidad académica las
posibilidades tecnológicas a que pueden acceder las personas con discapacidad visual
como herramientas de apoyo para los procesos de lectura y escritura.
Palabras clave: Discapacidad visual; Tiflotecnología; Tecnología; Acceso a la
información

I. INTRODUCCIÓN
El proceso de información y aprehensión de conocimiento requiere contar con
diversas fuentes de información (bibliográficas y no bibliográficas), que permitan a todas
las personas aumentar su bagaje cultural. Actualmente, existen diversos medios y
formas para poder acceder a la información; desde los libros, publicaciones periódicas,
material de referencia, etc., hasta los medios electrónicos como las bases de datos,
publicaciones electrónicas y el Internet. Sin embargo, la mayoría de ellos están basados
en el aspecto funcional de la visión.

En cualquier área de la actividad humana que pensemos, nos daremos cuenta que
un gran porcentaje de la información llega a través de la vista. Por ello, las personas
con discapacidad visual -personas ciegas y/o con baja visión- tienen que buscar formas
alternativas de acceso, para que la falta de visión no represente más limitaciones de las
* Ponencia presentada en el II Seminario Internacional de Bibliotecología e Información, organizado por el Instituto Cultural
Peruano Norteamericano el 28 de Mayo del 2010.
estrictamente necesarias. Cuando la ceguera es total, el oído y el tacto pasan a ser los
principales canales en la recepción de la información, mientras que para las personas
con baja visión, el residuo visual que poseen es un recurso más a utilizar. La capacidad
de la visión es el sentido que más información da a la persona, está ligada con la
mayor parte de las actividades de nuestra vida cotidiana.

II. DEFINICIONES PREVIAS AL CONCEPTO DE DISCAPACIDAD


 Persona con discapacidad:
El estado peruano promulgó la Ley General de la Persona con Discapacidad, Ley
N° 27050 (1998), la cual constituye una herramienta que otorga el marco legal de
protección y atención para que las personas con discapacidad puedan lograr su
desarrollo e integración social. Dicha ley define a la persona con discapacidad como:
“aquélla que tiene una o más deficiencias evidenciadas con la pérdida significativa de
alguna o algunas de sus funciones físicas, mentales o sensoriales, que impliquen la
disminución o ausencia de la capacidad de realizar una actividad dentro de formas o
márgenes considerados normales, limitándola en el desempeño de un rol, función o
ejercicio de actividades y oportunidades para participar equitativamente dentro de la
sociedad” (p. 2).

 Tipos de discapacidad
En el Perú, por lo dictaminado en la Ley General de la Persona con Discapacidad,
Ley Nº 27050 (1998), podemos entender que “cualquier persona que presente o
evidencie pérdida significativa de alguna función, ya sea física, mental o sensorial, es
considerada como una persona con discapacidad” (p. 2). Por tanto, podemos
considerar a la disminución de dichas funciones como tipos de discapacidad.

- Discapacidad física.- La discapacidad física se


puede definir como “una desventaja, resultante de
una imposibilidad que limita o impide el
desempeño motor de la persona afectada.
Generalmente son la consecuencia de lesiones
medulares, parálisis cerebral, distrofias
musculares, esclerosis múltiple, etc.” (Universidad
Complutense de Madrid, 2005, p. 7).

- Discapacidad mental.- La definición de


discapacidad mental propuesta por Luckasson
(2002), plantea que la “discapacidad mental es
una discapacidad caracterizada por limitaciones
significativas en el funcionamiento intelectual y la
conducta adaptativa tal como se ha manifestado
en habilidades prácticas, sociales y conceptuales”
(p. 124). Por lo tanto, podemos definir a quienes
viven con esta discapacidad como personas con
dificultades en el plano intelectual; esta es
manifestada en personas con retardo mental,
síndrome de Down, Alzheimer, etc.

- Discapacidad sensorial.- “Se da cuando los


sistemas afectados corresponden a los órganos de
percepción es decir el aparato visual, aparato
auditivo, el aparato de fonación, siendo la
deficiencia de origen neurológico o del aparato
mismo”. (Tovar, 2006, p. 68). Desde un punto de
vista más práctico el concepto de discapacidad
sensorial englobaría una discapacidad auditiva o
una discapacidad visual.

 Tipos de discapacidad visual: Encontramos dos categorías:


a. Ceguera: La OMS (2001) la define como: “Aquella visión menor de 20/400 ó
0.05, considerando siempre el mejor ojo y con la mejor corrección. Se considera que
existe ceguera legal cuando la visión es menor de 20/200 ó 0.1 en el mejor ojo y con la
mejor corrección” (p. 213). Son muchas las sociedades en el mundo que consideran
una persona ciega o con ceguera a quien no puede ver en su totalidad.

b. Baja visión o visión subnormal: El Instituto Nacional de Oftalmología -INO-


(2004), la define como “la visión insuficiente para realizar una tarea deseada, aún con
los mejores lentes correctivos. Desde el punto de vista funcional, puede considerarse
como personas con baja visión aquellas que poseen un resto visual suficiente para ver
la luz, orientarse por ella y emplearla con propósitos funcionales. Las personas con
problemas de baja visión poseen un residuo visual lo cual les permite realizar algunas
acciones, como movilizarse o trasladarse de un lugar a otro sin problemas; pero no
pueden realizar otras como son la lectura de textos impresos (p.1).

III. DISCAPACIDAD VISUAL EN CIFRAS


Para el diseño e implementación de políticas públicas y el desarrollo de programas
que buscan lograr equidad de oportunidades y cerrar las brechas de la exclusión de las
personas con discapacidad, se hace necesaria información estadística. El Instituto
Nacional de Estadística e Informática -INEI- (2006), a través de la Encuesta Nacional
Continua -ENCO-, reveló cuántos peruanos con discapacidad hay en el país, qué tipo
de discapacidad los afecta, así como las diferencias debidas a la edad, género y nivel
educativo.
En dicha encuesta se muestra que en el Perú, el 8,4% de la población presenta
algún tipo de discapacidad, esto significa que ocho de cada cien personas a nivel
nacional declaran tener al menos una discapacidad. Según esta encuesta, la presencia
de alguna discapacidad es mayor en el área urbana con 8,9%, que en el área rural con
6,9%, siendo en general las mujeres, tanto del área urbana como de la rural las que
reportan mayores tasas de discapacidad.

Tomando en cuenta el tipo de discapacidad, la de mayor prevalencia es la visual


con 4,5%, seguida de la motora con 2,7% y la auditiva con 2,2%. La discapacidad
menos prevalente se da en la del habla y de la comunicación que reportan 0,7% y
0,6%, respectivamente.

IV. TIFLOTECNOLOGÍA
Según la mitología griega, Tiflos era una isla a la que se desterraba a las personas
ciegas para que sobrevivieran a su merced. Actualmente, se utiliza el prefijo TIFLO para
diferentes cuestiones que tienen que ver con las personas con discapacidad visual. Así,
la Tiflología sería la ciencia que estudia la educación y rehabilitación de los ciegos, y la
Tiflotecnología es la tecnología adaptada para este sector de la comunidad.

Atendiendo al significado de las palabras que la componen, "tiflo" y “tecnología”,


podríamos decir que la tiflotecnología es “el conjunto de técnicas, conocimientos y
recursos encaminados a procurar a las personas con discapacidad visual los medios
oportunos para la correcta utilización de la tecnología con el fin de favorecer su
autonomía personal y plena integración social, laboral y educativa”. (Morales y Berrocal,
2002).

El campo de aplicación de la tiflotecnología es muy amplio, debido, sobre todo, al


tipo de usuario (la persona con discapacidad visual) que la utiliza como un medio
imprescindible para el acceso a la información en distintos medios. Aunque dentro de
este término entren instrumentos no electrónicos, en la actualidad se aplica
principalmente al estudio y manejo de equipos electrónicos de lectura, acceso y
procesamiento de la información. (Meroño, 2000).

Por ello, los recursos tiflotécnicos se emplean tanto como ayuda al estudio (regletas
y punzones para escritura Braille), como en labores de la vida diaria (bastones), en el
trabajo, etc., y constituyen herramientas decididamente accesibles para las personas de
este colectivo.

V. TIFLOTECNOLOGÍAS PARA EL ACCESO A LA INFORMACIÓN


El acceso a la información y a la cultura a través de los medios convencionales
(impresión, tinta, computadora, etc.), se ve muy limitado para el colectivo de personas
con discapacidad visual. Estas personas, deseosas de informarse y, para no verse
relegadas del resto de las personas a causa de su discapacidad, han sabido adaptar
recursos, herramientas y tecnologías a sus necesidades especiales de información. Un
claro ejemplo es la creación del sistema de lecto-escritura Braille, el cual les permite
acceder a información impresa en alto relieve. En la actualidad, las personas con
discapacidad visual no solo adquieren conocimiento a través de información impresa en
este sistema, sino a través de otros formatos como el sonoro o el digital.

Actividades tan cotidianas como la lectura de un libro, de una revista, de una página
web, etc., no serían posibles en muchos casos para estas personas si no dispusieran
de medios alternativos de lectura y acceso. Actualmente, las personas que forman parte
de este colectivo, pueden acceder a la información a través de diferentes formatos y
tecnologías o “tifloteconologías”, las cuales son adaptadas a sus necesidades o
características.

Hemos venido mencionando que la tiflotecnología es empleada en diversos ámbitos


y contextos por una persona con discapacidad visual, y que no es exclusiva del ámbito
del acceso a la información académica o con fines de culturización. De igual modo, son
muchos los recursos tiflotécnicos existentes que permiten a una persona con
discapacidad visual acceder a la información y el conocimiento, pero básicamente lo
podemos dividir en dos categorías:

a. Adaptaciones de bajo nivel de especialización, que son materiales más


sencillos y de fácil manejo. Aquí podemos encontrar a los ampliadores de imagen (útil
únicamente para las personas con residuo visual o baja visión), la síntesis de voz, las
grabadoras de sonido y la salida Braille (ya sea con máquina de escribir o impresoras).

b. Adaptaciones de alto nivel de especialización, que por su especial complejidad


requieren de una capacitación previa de parte del usuario para su correcto manejo
(Maheux, 2003). En esta categoría podremos encontrar a los revisores de pantalla, los
revisores de documentos y los tomadores de notas.

Para efectos de la presente investigación, los dividiremos de acuerdo al uso que se


le da:

 Ayudas técnicas que permiten el acceso a la informática y al Internet:


- Ampliadores de caracteres: Los magnificadores de pantalla son programas
diseñados especialmente para su utilización por personas con baja visión,
que no son totalmente invidentes, ya que aunque no pueden ver el tamaño
normal de los caracteres de una computadora, su residuo visual es suficiente
para ver esos caracteres si son de alguna forma agrandados (Navarro, 2004,
p. 15).

- Lectores de pantalla: Son programas que permiten acceder a la información


de pantalla, utilizando para ello dispositivos o sintetizadores de voz (Morales,
2003, p. 5). Este sintetizador de voz será el encargado de traducir a voz los
elementos que aparezcan en el monitor. El usuario, mediante su uso, puede
explorar la pantalla, situarse en el lugar preciso de la misma, accionar
comandos de lectura, conocer la distribución de la información, etc.

- Navegadores de Internet: Suelen combinar voz y ampliación de imagen,


facilitan en gran medida la lectura correcta de los textos, la búsqueda rápida de enlaces
(links) y otros elementos dentro de una misma página, el envío y la recepción de correo
electrónico, y la lectura de las descripciones de los gráficos siempre que el diseñador
de la página las haya introducido.

 Ayudas técnicas que permiten la lectura de textos en soporte tradicional:


- Lupa-Tv: Herramienta diseñada para facilitar el acceso a la información a
personas con baja visión. Para Morales (2003) “es un sistema de ampliación
de texto e imágenes consistente en cámara CCD (dispositivo electrónico
sensible), que es conectado a un monitor de computadora de 14, 17 ó 19” (p.
6). Los textos a ampliar se colocan sobre una mesa de lectura, pudiéndose
conseguir una ampliación lineal sobre la mesa de hasta 60 veces según el
modelo y tipo de monitor utilizado.

- Escáner y OCR: Estos recursos permiten a las personas con discapacidad


visual a acceder al contenido de un texto impreso convencional. Bajo la
denominación de Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR), nos referimos
a programas capaces de interpretar y reconocer la digitalización de un
documento realizada por un escáner, presentándola en un periférico: pantalla,
impresora, síntesis de voz, etc. Esta digitalización viene a ser como una
especie de fotografía del documento original que un computadora
convencional puede reconocer.

- Ayudas técnicas que permiten la escritura y tratamiento de la información


en Braille:
- Braille hablado: Sistema portátil de almacenamiento y proceso de información.
La entrada de datos se lleva a cabo mediante un teclado braille de 6 puntos y la salida
se produce a través de una síntesis de voz en español.

- Máquina Perkins: Máquina para la escritura en sistema braille que permite


escribir un Máximo de 31 líneas de 42 caracteres. La cabeza productora de
relieve es la que se traslada por lo que el carro no se desplaza y su utilización
requiere menos espacio.

- Impresoras Braille: Estos dispositivos son exclusivos para uso de personas


ciegas o con discapacidad visual avanzada. Estas impresoras funcionan como
impresoras en vista normales, sólo que la salida es en Braille. Utilizan unos
martillos electromecánicos que definen los caracteres Braille en el papel. Hay
gran variedad de modelos y se pueden conectar a cualquier ordenador. Para
esto, los textos impresos tienen que ser previamente digitalizados (Meroño,
2000).

 Ayudas técnicas que permiten el manejo de información audible:


- Conversores de texto a voz: Softwares que permiten convertir texto digital a
voz, pudiendo guardar el resultado obtenido en archivos de sonido, ya sea en
formato MP3 o WMA; o transferir esos textos convertidos a voz a dispositivos
digitales portátiles de acceso.

- Libros hablados: El libro hablado es una entrega oral del texto impreso.
Debe permitirle al oyente recibir exactamente el mismo beneficio que el locutor
recibe del libro impreso. Para lograr este ideal el lector-locutor debe ser
absolutamente fiel al texto reproduciendo cada palabra impresa sin alterarlo.
Debe intentar, dentro de lo posible, corregir los errores originales de imprenta.
VI. SALA PARA INVIDENTES “DELFINA OTERO VILLARÁN” DE LA BIBLIOTECA
NACIONAL DEL PERÚ
La Sala para Invidentes ‘Delfina Otero Villarán’, fue inaugurada el 20 de julio del
2001, con el objetivo de facilitar el acceso a la lectura e información a personas con
discapacidad visual. Su misión es participar en el desarrollo educativo de estas
personas y que, de esta manera, logren mayores grados de independencia, inclusión
social y calidad de vida. Uno de los objetivos de la Sala para Invidentes es poder recibir
a toda persona con discapacidad visual que necesite o desee acceder a la lectura e
información; pero las personas que asisten de manera más continua son, en su gran
mayoría, estudiantes de diferentes niveles académicos, como escolares,
preuniversitarios, universitarios hasta estudiantes de postgrado y profesionales.

La colección se encuentra distribuida en tres formatos: libros y revistas en sistema


Braille, libros y revistas en audio y libros en formato digital accesible. Entre los servicios
que ofrece, podemos mencionar el de lectura en sala, lectura asistida, grabación y
digitalización de textos, conversiones de texto a audio y talleres dirigidos a los usuarios
y al público regular (sin discapacidad), con la finalidad de sensibilizarlos hacia este
sector de la comunidad.

Recursos tiflotécnicos:
- Lector de pantalla: Jaws (acrónimo de Job Access With Speech) es un software
lector de pantalla para ciegos o personas con visión reducida. Es un producto del
Blind and Low Vision Group de la compañía Freedom Scientific de San
Petersburgo, Florida, Estados Unidos. Con el uso de este programa, el usuario
invidente manipula en forma personal la computadora y hace uso del Internet o
realiza algún trabajo académico sin la ayuda de una persona con visión. Este
programa va diciendo lo que la persona va digitando y si quiere que el lector de
voz lea más rápido puede acelerar la pronunciación o de lo contrario puede
hacer que lea más lento.
- Ampliador de pantalla: MAGIC. Es un magnificador o ampliador de pantalla,
diseñados especialmente para su utilización por personas con baja visión, que aunque
no pueden ver el tamaño normal de los caracteres de una computadora, su residuo
visual es suficientemente bueno para si poder ver esos caracteres agrandados. Este
programa puede agrandar el contenido lógico de la pantalla de la computadora desde 2
hasta 16 unidades su tamaño original.

- Ampliador de pantalla: ZOOMTEXT: Su función se basa en la ampliación de la


información en pantalla, y el control de la misma mediante la utilización de un ratón
(mouse) o de combinaciones de teclas.

- Escáner con reconocedor OCR OPENBOOK: Software especializado para


lectura de documentos impresos por medio de su reconocedor de caracteres, que envía
las señales gráficas y las convierte en voz, solución para personas con discapacidad
visual. Funciona en computadoras Pentium con multimedia. Su trabajo es realizado de
la mano con un escáner convencional.

- Convertor de texto a voz: TextAloud con voces Loquendo: TextAloud es un


software que convierte cualquier texto digital en palabras habladas. Esta conversión
puede ser almacenada en archivos de formato MP3. Utiliza las voces sintéticas que por
defecto cuenta Windows. En la Sala para Invidentes se trabaja con el conjunto de voces
LOQUENDO, que son un tipo de voces con un acento un poco más humano, ya no tan
robotizado. Al momento de realizar la conversión de texto a voz, el usuario puede elegir
la voz de su preferencia, teniendo opciones como sexo, acento (español mexicano,
chileno, argentino, etc.), así como la velocidad de lectura.
VII. CONCLUSIONES
- El deseo de toda persona con discapacidad visual es la de lograr acceder a la
información al mismo tiempo, con el mismo coste y con la misma capacidad de elección
que el resto de los ciudadanos.
- La información impresa no es, per se, de ninguna utilidad para una persona con
discapacidad visual. Para acceder a ella, se debe contar con algún dispositivo de
acceso, o se debe transformarla en un formato que pueda entender, como el sistema
Braille o la grabación sonora.

- La inclusión social de las personas con discapacidad, requiere no sólo la


adaptación de infraestructuras y transportes, sino que supone también la apuesta
decidida por adaptar los medios de comunicación como instrumentos fundamentales
para el acceso a la información y el conocimiento y, por ende, de inserción e integración
en una sociedad como la actual, caracterizada por la difusión tecnológica.

- Se debe conocer el estado actual de la patología presentada por el usuario, para


de esta manera poder brindarle la herramienta adecuada a su necesidad o grado de
visión. No sería conveniente, por ejemplo, brindarle un programa ampliador de pantalla
a un usuario con un residuo visual casi nulo, puesto que este esforzaría muchísimo ese
resto visual que posee, acelerando la pérdida completa del sentido de la vista, la cual
aún le sirve en un aspecto funcional (traslado y movilización).

- La legislación peruana impulsa la iniciativa de facilitar el acceso de las personas


afectadas a los medios oportunos. En este sentido, merece especial atención las
siguientes disposiciones legales:

o LEY Nº 27050 - Ley General de la Persona con Discapacidad. Artículo


24 “Adecuación de Bibliotecas”: El CONADIS coordinará lo necesario para que
las bibliotecas públicas y privadas, inicien programas de implementación de
material de lectura con el sistema Braille, el libro hablado y otros elementos
técnicos que permitan la lectura de personas con discapacidad visual, auditiva o
parálisis motora.
o LEY Nº 27861 - Ley que exceptúa el pago de derechos de autor por la
reproducción de obras para invidentes. Decreto Legislativo Nº 822 , Ley sobre
el Derecho de Autor, adiciónase el inciso g) al artículo 43º, del el cual queda
redactado de la siguiente manera: Respecto de las obras ya divulgadas
lícitamente, es permitida sin autorización del autor: g) La reproducción de las
obras de ingenio para uso privado de invidentes, siempre que esta se efectúe
mediante el sistema Braille u otro procedimiento específico y que las copias no
tengan como propósito utilización lucrativa”

- Las instituciones educativas, como las universidades, centros superiores y


colegios, albergan a estudiantes con discapacidad visual en su comunidad. A pesar de
esto, sus bibliotecas no cuentan con servicios especiales ni personal capacitado para
atender y tratar a este tipo de personas, dificultando el acceso a la información y el
aprovechamiento pleno de las colecciones bibliográficas que posee la biblioteca; a
pesar de contar con dispositivos que respaldan e invitan a la comunidad a aplicar esta
labor.

- Incluir dentro de los programas curriculares de las escuelas de bibliotecología,


cursos que permitan formar profesionales de la información para la atención de
personas con discapacidad visual.

VIII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS


 Instituto Nacional de Oftalmología, Oficina de Planeamiento Estratégico
(2004). Plan estratégico 2004-2006 [en línea]. Lima: INO. Recuperado el 12
de julio de 2008: http://www.ino.org.pe/Descargas/plan%20estrategico
%20INO%2020042006.pdf
 Ley General de la persona con discapacidad. Ley N° 27050 (18 de diciembre
de 1998). En: Normas Legales pp. 21456. Diario Oficial “El Peruano”.
Congreso de la República.

 Luckasson, R. (2002). Mental Retardation: Definition, classification and systems


of supports. (10a. ed.). Washington, DC: American Association on Mental
Retardation.

 Maheux, V. (2000). Las adaptaciones informáticas para discapacitados visuales


[en línea]. Madrid (España): Discapnet. Recuperado el 28 de junio de 2008:
http://www.discapnet.es/NR/rdonlyres/egppjoukvwexnvmcgls7sxyzu7s3zzs6b
trc436hr2dcqyfafms5d245utoztvsndz7oail
7hmepugamnp2vkyqf6nd/Adap_visuales.html

 Meroño, C. (2000). Ayudas técnicas para personas ciegas y deficientes visuales


[en línea]. Murcia (España): Tecnoneet. Recuperado el 29 de junio de 2008:
http://www.tecnoneet.org/docs/2000/10-2000.pdf

 Morales, M. y Berrocal, M. (2003, octubre). Tiflotecnología y material


tiflotécnico. Ponencia presentada en el I Congreso Virtual INTEREDVISUAL
sobre Intervención Educativa y Discapacidad Visual, Málaga, España.

 Navarro, C. (2004). Implementación del Sistema MexVox V2.0 para invidentes


para su uso en Puebla. Tesis para optar el título de Licenciado en Ingeniería
en Sistemas Computacionales, Escuela de Ingeniería, Universidad de las
Américas, Puebla, México.

 Organización Mundial de la Salud. (2001). Clasificación Internacional del


Funcionamiento, de la discapacidad y de la salud. Madrid: Instituto de
Migraciones y Servicios Sociales.
 Perú, Instituto Nacional de Estadística e Informática (2006). Resultados de la
Encuesta Nacional Continua –ENCO-. Lima: Autor.

 Tovar, T. (2006). Aprender vida: La educación de las personas con


discapacidad. Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú.

 Universidad Complutense de Madrid, Oficina para la Integración de las


Personas con Discapacidad (2005, mayo). Pautas básicas para facilitar la
prueba de acceso a estudios universitarios de las personas con discapacidad
en la Universidad Complutense de Madrid [en línea]. Madrid: UCM.
Recuperado el 16 de agosto de 2008:
http://www.ucm.es/cont/descargas/documento4140.pdf