Sie sind auf Seite 1von 42

“L A TAREA DEL ARQUITECTO CONSISTE EN

PROPORCIONAR A LA VIDA UNA


ESTRUCTURA MÁS SENSIBLE”.

HISTORIA DE LA ARQUITECTURA 4

DOCENTE:
ARQ. EDUARDO RIVERA NÚÑEZ MELGAR
ALUMNO (S):
AMACHE CCACYA ÁNGELA
BRAVO ARIAS MARY CARMEN
QUISPE MACHACA JOSÉ ANTONIO
1

Introducción

La Arquitectura de Alvar Aalto se funde paisaje y arte porque la síntesis de la arquitectura y


naturaleza inspira sus obras y proyectos, fue uno de los más destacados arquitectos del siglo
XX.
(Díaz Lorenzo, 2010) Aalto consiguió fusionar el lenguaje del modernismo con ideas
derivadas de la arquitectura vernácula finlandesa, de la antigua Grecia, e incluso de Japón.

1
2

1. BIOGRAFÍA

ALVAR AALTO
FINLANDIA
1898- 1976

Hugo Alvar Henrik Aalto. Nació el 3 de febrero de 1898 en Kuortane (Finlandia), en el


seno de una familia de cultura occidental clásica. Su padre, Johan Henrik Aalto, quien
realizaba proyectos medioambientales, le puso en contacto con la protección finlandesa para
con la naturaleza. Su madre, Selma Mathilda Hackstedt, era profesora.

Cursó estudios en la Escuela Politécnica de Helsinki (1916-1921), donde obtuvo el título de


Arquitecto. Gustav Nystrom, docente de la Escuela Politécnica, llevo el curso del Estudio
Grafico de la Arquitectura Finlandesa, por la cual los estudiantes se nutrían de las
tradicionales técnicas de la arquitectura finesa en madera procedentes de la edad media
(Iglesias y granjas, fueron las más habituales).

En 1917 se da Independencia de Finlandia, que desde inicios del Siglo XIV vivía una
sucesión de guerras y ocupaciones por parte de Rusia y Suecia.

1918 Seda la Guerra Civil en Finlandia, entre Rojos (Fuerza Social- Demócratas, dirigidos
por la Delegación Popular de Finlandia) y Blancos (Fuerza del Senado controlado por los
Conservadores Stato Quo: conservar la independencia y la monarquía constitucional sin
parlamentarismo).

1923 Abre su primer Estudio de Arquitectura en Jyvaskyla.

2
3

Para sus edificios, Aalto y su primera


mujer, Aino Marsio (1924), diseñaron la
decoración y los muebles, casi siempre de
madera laminada (Fig. 2).

En 1928 fue nombrado miembro del


Congreso Internacional de Arquitectura
Moderna CIAM. Según Ray (s.f). “la obra
escrita de Aalto no puede competir con el
volumen de su obra construida: alrededor
de doscientos edificios grandes (…) De
Figura 2. Alvar Aalto y Aino Marsio. En el diseño
de objetos, trabajan eren términos distintos hecho, es la obra de Aalto la que cumple
quedando patente la personalidad de cada uno con las polémicas exigencias de sus
de sus piezas.
colegas del CIAM” (p. 67).
El sanatorio antituberculoso de Paimio (1929-
1933), fue una pieza maestra, en la cual ubica a
Alvar Aalto como referencia mundial.

Junto a Aino Marsio y Marie Gullichsen fundaron


la empresa Artek (1935), dedicada a la producción
en serie de los diseños de la pareja de arquitectos.
Una de sus piezas clásicas de la producción
empresarial es el jarrón Aalto, también llamado
Figura 3. Jarrón Aalto, el objeto finlandés
Savoy (Fig. 3)
más reconocido en el mundo.

En 1940 llegó a Estados Unidos para ejercer como profesor invitado por el Massachusets
Institute of Technology (MIT), allí permaneció ocho años, durante los cuales proyectó la
Baker House (1947), una sorprendente residencia cuya planta serpentea junto al río Charles.

En 1948 regresó a Finlandia para dirigir la Oficina de Reconstrucción de este país,


devastado tras la II Guerra Mundial.

3
4

La obra de Alvar Aalto no sufre, en la coherencia de su particular 'estilo', el desgarro de la


gran conflagración. Su producción posterior a la Segunda Guerra Mundial sigue una
evolución natural, a partir de una incuestionable madurez creadora forjada a lo largo de la
década de los 30, y consolidada en su Villa Mairea (1)

En 1949 murió su esposa Aino, su fiel colaboradora.


Pero Aalto se casó de nuevo, en 1952, con Elissa
Kaisa Makkinheimo también arquitecta y
diseñadora, con quien construyó la Maison Carré, en
París (1959) (Fig. 4).

Ideó para Säynätsalo, una villa isleña, el Figura 4. Alvar Aalto y Elissa Kaisa
Ayuntamiento (1950-1952), de ladrillo y madera Makkinheimo

elevada sobre un pódium. De sus edificios en Helsinki, el más destacado es la Casa de la


Cultura (1967-1975), situada a la orilla del lago.

Dentro de los últimos proyectos de Aalto, en Finlandia, destacan un barrio residencial en


Rovaniemi, para la Fundación Nacional de la Vivienda; la ciudad jardín de Tapiola, varias
iglesias, ayuntamientos y otros edificios públicos.

En Alemania desarrolló el Centro Cultural de Wolfsburg. En Essen puede admirarse aún


el Gran Auditorio de Música y Ópera. Pero, en edificios culturales, tal vez su obra maestra
es el Gran Auditorio Finlandia, con su escultural sala de conciertos y su elegante foyer.

En 1957 proyectó un Museo de Bellas Artes de la ciudad de Bagdad, hermosísimo en los


planos, con una fachada revestida con baldosas azules de cerámica y un gran teatro al aire
libre sobre la cubierta, pero el rey Faisal fue depuesto al año siguiente y el proyecto de
modernización de la capital de Irak se volvió polvo.
________________________________
(1) (Pié Ninot & Tejedor Fernández, s.f.)

4
5

Aalto fue nombrado miembro de la Academia Finlandesa y en 1957 la Universidad de


Princeton le otorgó el título de honoris causa. En 1957 recibió la medalla de oro del Instituto
Real de Arquitectos Británicos.

Alvar Aalto falleció el 11 de mayo de 1976 en Helsinki. Logró dotar al racionalismo puro,
tanto en sus edificios como en sus muebles, de un encanto y calidez poco comunes.

5
6

6
7

INFLUENCIAS:
1. JOHAN HENRISK AALTO, su padre, que por su oficio de Guardabosques le hizo
conocer y valorar los paisajes finlandeses, especialmente los bosques fineses, que en
muchas de sus proyectos se inspiró en ello.
2. ROMANTICISMO NACIONAL: Surge en 1831 con el Movimiento Social a causa
del dominio sueco y ruso durante más de seis siglos, a partir de la búsqueda y
consolidación de sus raíces en todas las artes y en la arquitectura (arquitectura
careliana como arquitectura tradicional finlandesa).
3. LARS SONK: Principal representante del Movimiento Nacional Romántico en
arquitectura, usaba los materiales tradicionales como la piedra y la madera, conjuga
tendencias internacionales interpretando la tradición social y contexto físico.

Catedral de Tampere diseñada por Lars Sonk.


4. CLASICISMO NORDICO: 1910-1930, Se inicia con el clasismo moderno de Carl
Pedersen en Dinamarca. Aalto recibe en la Universidad Politécnica el estudio del
Renacimiento y el Barroco Italiano, valoración del viejo paisaje agrícola finlandés y
sus granjas, Las primeras obras de Aalto reflejan este estilo.
5. FUNCIONALISMO: A mediados del siglo XX. En Noruega se construye el primer
edificio diseñado por Lars Backer Skansen, con formas industriales y procesos
productivos, superficies desnudas, grandes espacios libres y la estructura
independiente de la forma. Y el encuentro con Le Corbusier, Gropius y otros
funcionalistas en los congresos del CIAM.
6. ORGANICISMO: Conoce de cerca las obras de Frank Lloyd Wright, reafirmando
sus principios en la utilización de los materiales tradicionales y una arquitectura que
guarde armonía con su entorno.

7
8

PRINCIPIOS

1. LA MADERA: Sobre el hormigón como material expresivo primario.


2. PLANIFICACION DEL LUGAR: Un edificio dado queda invariablemente separado en
dos elementos distintos y el espacio entre ellos es articulado como un espacio apariencia
humana.
3. CREAR RELACION INTIMA, entre el hombre y la arquitectura.
4. LIBRE PLANIFICACION, Modificar un espacio a través de la filtración sensible de calor,
luz y sonido.
5. LA ENERGIA DINAMICA DE LA FORMA: Se vale de las formas moduladas para
distribuirle y ocasionalmente para conectarlas.

8
9

PRINCIPALES OBRAS

BIBLIOTECA DE VIIPURI (1927-1934)


La curva es usada de continuo por el arquitecto a partir de esta obra, ganó su importancia
histórica del techo ondulado de su salón de actos, construido en madera, un plano continuo y
plegado que da la sensación de alargar el espacio. Formalmente eran dos cuerpos
rectangulares y de distinto tamaño, colocados sesgadamente y unidos por un sistema de
entrada que producía que ésta fuera transversal en ambos cuerpos. El volumen mayor se
encontraba ocupado en gran parte por la sala de lectura y el menos por la sala de conferencias,
mientras que la biblioteca ocupaba la parte baja. En palabras de Alvar Aalto (La trucha y el
torrente, 1948), la biblioteca «se compone de varias de varias áreas de lectura y de entrega,
escalonadas en diferentes niveles, y en la cumbre se encuentran el centro administrativo y de
supervisión. Iluminación cenital uniforme y de una luz artificial que ilumina suavemente los
muros encalados.

9
10

SANATORIO DE PAIMIO (1929-1933)


El Sanatorio Paimio supone un claro punto de inflexión en la obra de Aalto, pasando de una
producción caracterizada por el respeto a la tradición hacia una arquitectura plenamente
relacionada ya con la cultura del Movimiento Moderno.
Formalmente el sanatorio se compone de dos volúmenes, uno rectangular muy alargado con
las habitaciones y otro de formas singulares con los espacios comunes, de manera que en la
intersección de ambos se halla el núcleo de comunicaciones verticales. El ala de pacientes,
muy regular, incluye terrazas para que éstos puedan tomar el aire. Las zonas comunes tienen
cada una distinta forma y orientación.
Actualmente está nominado para entrar en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.
El Sanatorio Paimio supone un claro punto de inflexión en la obra de Aalto, pasando de una
producción caracterizada por el respeto a la tradición hacia una arquitectura plenamente
relacionada ya con la cultura del Movimiento Moderno.

10
11

FINLANDIA HALL
Sin duda el edificio más importante de Alvar Aalto en Helsinki es el Finlandia Hall, no
solamente por el tamaño y la calidad de su fábrica, sino por la importancia que este complejo
tuvo en el planeamiento de la capital finesa. Si bien es cierto el plan de Aalto incluía a esta
sala de conciertos como parte de un plan urbano mucho mayor, lo cierto es que su presencia
ha sido el catalizador para el desarrollo de varias obras urbanas importantes, como el Museo
KIASMA o la nueva Sala de Música. El edificio de forma alargada semeja un barco anclado
al final de la Bahía de Töölö. Cerca de éste hay una pequeña colina que inicia un cinturón de
vegetación en torno a la bahía.
Este plan, que nunca fue llevado a cabo como tal, incluía una serie de equipamientos
culturales en torno a la bahía. Sin embargo, se llegó a realizar el Finlandia Hall, construido
entre 1967 y 1971. El edificio se caracteriza por su horizontalidad y asimetría, interrumpida
por el volumen de la sala de conciertos que y tiene una forma trapezoidal truncada. A su vez,
dicha horizontalidad es tratada mediante una secuencia de ventanas verticales que le dan
ritmo a la fachada.

11
12

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE HELSINKI


Gran parte del edificio está ocupado por auditorios creados a la manera de anfiteatros.
Las zonas de estudiantes están opuestas a las de administración, cuya área está situada en un
extremo. Las aulas se organizan en torno a patios, que sirven además para separar las
diferentes áreas de estudio. A un lado de dos de ellos, uno totalmente interior y otro abierto,
están las zonas dedicadas al estudio de la geografía y la geodesia. Al otro lado, y separados
de la escuela de arquitectura por otros dos patios abiertos, existe una zona general. La escuela
de arquitectura, situada en un extremo, está dispuesta en torno a otro patio abierto. La
disposición en patios abiertos permite que cada área pueda ampliarse sin que las obras afecten
a las otras, de modo que no sea necesaria una reestructuración de las funciones del conjunto
del edificio. El proyecto, que se proyectó al tiempo que la infraestructura viaria que debía
comunicarlo con la ciudad, separa perfectamente e tráfico rodado del peatonal, que baja en
terrazas, de manera que los residentes pueden desplazarse de las clases a las viviendas sin
tener que atravesar carreteras. Las viviendas, formando parte del mismo conjunto, se ubican
en las plantas más elevadas.

12
13

TORRE DE APARTAMENTOS EN BREMEN


Alvar Aalto proyectó este edificio (Bremen, Alemania; 1958-62) con forma de abanico,
característica en él. Con esta forma singulariza cada apartamento, de manera que todos son
distintos aun sin perder las mismas propiedades (una fachada, salida al mismo espacio, igual
disposición de los espacios). Además, la disposición en abanico puede tener un origen
funcional en cuanto a las comunicaciones, ya que éstas, al encontrarse en su vértice, se
acortan, evitándose largos pasillos.

13
14

MOBILIARIO

Silla "Paimio" o Model No. 41, Taburete Y-leg Stool, producido Silla Model No. 31,
producido por Artek (1930-1931) por Artek (1946-1947) producida por Artek (1931)

Taburete Model No. 60 y 69, Tumbona Model No. 43 y silla Model No. 406,
porducido por Artek (1932-1933) producido por Artek (1936)-1932)

OBJETOS DECORATIVOS

14
15

ANALISIS DE LA OBRA
LA VILLA MAIREA 1937-38

En la Villa Mairea tuvo la oportunidad de


desahogar sus inquietudes, desarrollando un
trabajo sorprendente en todos los sentidos,
demostrando una gran capacidad de síntesis
y habilidad para construir un sueño de
enorme sensibilidad.

Por medio de este trabajo se tratara de dar


un paseo por los movimientos artísticos y
personas que influyeron en Alvar Aalto a lo
VILLA MAIREA largo de su trayectoria para tratar de
Vista desde el bosque descifrar algunos de los secretos que
encierra la Villa Mairea y poder entender
más a fondo lo que fue una postura ante el
trabajo y ante la vida.
- Los clientes
Como en casi todas las grandes casas de la historia de la arquitectura la relación entre el
arquitecto y el cliente resulta de crucial importancia. De hecho fue imprescindible el que
existiera un cliente inteligente y sensible para que en este caso los arquitectos alvar y Aino
pudieran desplegar todo el potencial arquitectónico que atesoraban allá por el año 1937. En
este año se produce el encargo de la casa de campo. Maire y Harry Gullichsen son una joven
pareja de clase alta, que soñaban con tener una segunda residencia en los extensos terrenos
de la familia de Harry en Noormarkku, cerca de la ciudad de Pori al oeste de Finlandia, donde
el padre y el abuelo de Harry ya contaban con lujosas residencias.

Estas villas reflejaban una especie de carácter feudal de la época y eran representación del
poder de la familia. Este reflejo del primer capitalismo y la industrialización también se
manifestaba en la forma de controlar y ordenar la naturaleza, realizando jardines
perfectamente delineados y totalmente ensimismados.

Sin embargo estos requisitos jamás de plantearon como tema de partida para villa Mairea,

15
16

que de alguna forma había de tener un carácter más modesto y una relación con la naturaleza
basada en la integración y el respeto hacia la misma.

La relación entre los arquitectos y los propietarios se remonta a principios de los años treinta,
formando en el año 1935 la firma Artek para difundir la obra escultórica, cristalería y el
mobiliario de Aalto. Un año después y previamente al encargo de villa Mairea, Alvar había
diseñado para la firma Ahlstrüm (el grupo industrial de pasta de papel más importante de
Finlandia), propiedad del padre de Marie, la fábrica de celulosa en Sunila, así como las casas
para los ingenieros de la fábrica. Ese mismo año Alvar realizó la reforma del apartamento
que la pareja tenía en Helsinki.

Con todo ello se fue trabando una fuerte relación, con una visión común entre la familia y el
estudio de Aalto. Esta manera de la ver la vida tenía que ver con la búsqueda de una nueva
arquitectura, que sin renunciar a lo vernáculo, fuese una reinterpretación del estilo
internacional imperante en la época. A su vez, compartían el entusiasmo por las vanguardias
artísticas, una fe ciega en la democracia, el progreso tecnológico y la utopía social.

Respecto a esta idea de respeto por la tradición Aalto comentaría en una de sus conferencias
“Nada viejo renace. Pero tampoco desaparece completamente. Y algo que haya existido,
siempre reaparecerá como una forma nueva”.

De esta forma los Gullichsen resultaban los clientes ideales; Harry se había convertido en
una especie de mecenas de Aalto y Maire se dedicaba a la protección y exhibición de arte.

16
17

Ésta cursó estudios de pintura en Paris en los años 20 y siempre estuvo ampliamente ligada
a la escena artística europea.
El hijo de los Gullichsen (hoy famoso arquitecto y discípulo de Aalto) manifestaría;
“la segunda guerra mundial dejó casi sin sentido la construcción de la propia villa, pues
después de semejante desastre, el estilo de vida con que se pensó y realizó la villa ya nunca
más volvería a tener sentido”.

- Las vesiones anteriores


La directriz que los propietarios dieron a los arquitectos fue de carta blanca, total libertad
para plantear una casa diseñada por ellos hasta el último detalle. Para ello se les garantizó un
presupuesto sin límite y se les pidió que la villa resultase estandarte de su tiempo debiendo
albergar la colección de pintura de Maire, a la vez que servir de segunda residencia, donde la
familia pasaría largos periodos coincidiendo con las largas vacaciones que en esta época
disponían los hijos de la pareja todavía en edad escolar.

El encargo se realizó tanto a Alvar como Aino, a pesar de que fue Alvar quien llevo más la
iniciativa durante el proceso del proyecto. Las primeras propuestas ya estaban listas a finales
del año 1937. Por aquel entonces Alvar hablaba de la necesidad de experimentar (a modo de
laboratorio) en las villas de lujo que se le encargaban, soluciones que pudieran servir para
exportar a la vivienda social de carácter más modesto, profundizando en cuestiones de salud
pública, investigación en la tecnología y materiales más actuales, a la vez que reinterpretación
de técnicas de construcción tradicional.

17
18

La primera tentativa no resultó demasiado prometedora ya que los arquitectos habían


planteado una propuesta con fuertes relaciones con lo vernáculo, basada en un lenguaje
personal, y olvidándose completamente de las premisas de la ortodoxia de la arquitectura
moderna. El resultado fue una vivienda con una imagen muy similar a las granjas vernáculas
finlandesas, reflejando su atracción por el espíritu nacionalista de la época. Esta imagen no
convenció a los Gullichsen que les pidieron un esfuerzo extra para sin perder esta conexión
con la identidad del país y el respeto por la historia, planteasen una vivienda con un toque
más actual que resultase comprometida con el siglo XX.

La siguiente versión de la villa, se caracteriza por la aparición de una serie de componentes


modernos y por otra un planeamiento tradicional en la forma de asentarse en el terreno y
definir el espacio libre. En esta versión resulta llamativa la aparición de unas fuertes terrazas
en vuelo, que potenciaban el carácter horizontal de la vivienda.

Llegado este punto conviene comentar la visión de algunos críticos, que ven en los bocetos
de alto cierta inspiración e incluso considerable semejanza con la casa de la cascada de
Wright realizada para Edgar I.Kaufmaaen mILL Run, Pensilvania entre 1934 y 1937.

Esta semejanza formal en un primer momento parece evidente, y las fechas para confirmar
este dato parece que cuadran, pues la casa del arquitecto norteamericano era mundialmente
conocida y aclamada ya que se expuso en el MOMA de New York y fue publicada en
numerosas revistas de la época, incluidas algunas de gran prestigio como las revistas “Time”
y “life”, por lo que Aalto podía conocerla perfectamente. Por otro lado, se cuenta que Alvar
en esta etapa intentó convencer a los propietarios para cambiar la ubicación de la casa y
trasladarla a otra zona situada a unas millas de Noormarkku donde pasaba un arroyo, con lo
cual la semejanza con la casa de la cascada hubiera sido todavía más evidente. A pesar de la
insistencia de Alvar para el traslado no consiguió convencer a los Gullichsen, quienes
consideraban el lugar demasiado lejano, y la vivienda se mantuvo en la ubicación convenida
con anterioridad.

18
19

Casa de la cascada de Wright villa Mairea de Alvar Aalto

A pesar de todo ello, existe un texto en el que Alvar afirma rotundamente que no conocía de
la existencia de Frank Lloyd Wright hasta su llegada a Estados Unidos en el año 1939, justo
después de haber terminado la construcción de Villa Mairea. De todas formas, sí que existe
constancia del mutuo respeto y admiración que ambos arquitectos se manifestaron en
numerosas ocasiones. Como ya comentábamos hace un par de entradas Aalto era considerado
por Wright un genio de la arquitectura desde que conoció su pabellón para la feria de Nueva
York.
A pesar de encontrarse en una superficie con muy poca pendiente, se propone modificar la
topografía para provocar una diferencia de cotas de aproximadamente tres metros, que se
salvaría con una parte de la vivienda semienterrada por donde se produciría el acceso a la
vivienda.
Esta estrategia de jugar con la orografía e inventar nuevos accidentes topográficos, es muy
del gusto de Aalto y la repetirá más adelante en varios proyectos, como el ayuntamiento de
Saynatsalo o en el centro parroquial de Seinajoki.

De esta forma a través de este zócalo, con forma ondulante, se accedía a un primer nivel
donde se desarrollaba la vivienda con forma de L, por un lado quedaba la zona pública de la
casa y por otro la zona destinada para el servicio y los invitados, mientras que en un nivel
superior se desarrollaba el área de la zona de noche. Este esquema se mantendría durante
varias versiones, relacionando esta zona pública del primer nivel con un patio-jardín donde

19
20

como elemento exento se situaba el pabellón de la galería de arte. Entre ellos ya aparecía una
piscina con cierta forma orgánica, que venía a ser una metáfora de los lagos de la zona.

Alto pensaba que cada proyecto que realizase para que se pudiera considerar verdadera
arquitectura, además de cumplir el programa pedido por la propiedad, el arquitecto debía de
plantear posibilidades que se convirtieran en innovaciones dentro de este programa y que
fueran trasladables otros proyectos más adelante. Respecto a este aspecto conviene recordar
que los Aalto habían terminado su propia residencia como hacía dos años, donde
experimentaron con la mezcla de usos ya que en su propia vivienda también se ubicaba el
estudio de arquitectura que por entoldes disponían en una zona del extrarradio de Helsinki.

- Protomairea
Después de la sucesión de versiones precedentes, el proyecto queda terminado en abril 1938,
con una propuesta totalmente consensuada por los Aalto y los propietarios, en la que la sala
de exposiciones quedaba exenta de la vivienda como hasta enconces lo había estado en todas
las versiones, cosa que no terminaba de convencer a Alvar Aalto.

En estas etapas la sala de reuniones, contaba con parte de su superficie prácticamente a doble
altura y presentaba una gran compartimentación y la yuxtaposición de los usos parecía que
no tenía la fluidez necesaria. Todo ello quedo plasmado tanto en los planos definitivos de la
obra como en una maqueta a escala 1/100. A esta versión el crítico de arquitectura especialista
en la obra de Aalto, Göran Smchildt, denominó Proto-Mairea.

Una vez comenzada la obra a mediados de 1938, Aalto seguía dando vueltas a estas
cuestiones que consideraba que no estaban completamente resueltas. El uso de la sala de
pintura y exposiciones ajena a la vivienda convencía totalmente a Maire y jamás se puso en
cuestión esta manera de coleccionar y mostrar arte.

-La versión definitiva


Las principales modificaciones vinieron a ser la incorporación del espacio de exposiciones y
sala de pintura a la zona publica de la vivienda, quedando integrada la sala de reuniones con

20
21

la sala de exposiciones y de esta forma los Gullichsen podrían convivir con sus pinturas.

Todos los cambios fueron dibujados con gran celeridad lo que no produjo retraso en las obras,
modificando ligeramente la estructura prevista con la aparición algún nuevo pilar, por lo que
se pudo mantener la ejecución de la cimentación original.

Ante este fructífero arrebato, Aalto tuvo que plantearse cómo contar todos los cambios
realizados a los Gullichsen. Estos entendieron los razonamientos de nuestro protagonista y
de esta forma demostraron la gran confianza que tenían en su criterio.

Así, el espacio principal (corazón de la vivienda) se vuelve multi-usos y será allí donde se
desarrollará la vida de la familia, se organizarán exposiciones y se celebrarán recepciones y
fiestas muy del gusto de la pareja. De esta forma los ambientes se vuelven más flexibles y
dinámicos, perdiendo parte de su compartimentación en la zona de día. Se incorpora la zona
de entrada al espacio principal, siendo este solamente separado esta zona por un muro curvo
que no llega hasta el techo, permitiendo una continuidad visual de los espacios.

Plantas de Villa Mairea, Alvar Aalto.

21
22

Incluso el despacho-biblioteca que se sitúa en la zona pública, queda definido por una serie
de oblicuos tabiques móviles que no terminan llegando al techo. Estos a la vez que sirven
para dividir momentáneamente el espacio eran capaces de albergar en su interior toda la
colección de arte de la señora Gullichsen, cosa que deja plenamente satisfecho a Aalto ya
que consideraba esta aportación a la tipología de la vivienda totalmente exportable para
futuras residencias.

A este sustancial cambio se le añadiría la eliminación de la zona de semisótano por donde se


accedía previamente, con lo que la vivienda se desarrollaba definitivamente en dos niveles.
Para salvar el pequeño desnivel existente en la original topografía aparecen una serie de
orgánicos escalones bajo una marquesina con forma de ameba, que hacen de transición entre
el exterior y el interior.
El nivel superior es mucho más sencillo y está formado por un vestíbulo donde desembarca
la escalera principal y de ahí se pasa a un segundo vestíbulo que funciona como sala de juegos
de los niños. A estas estancias de carácter más público, daban los dormitorios de los
propietarios separados por un baño, los dormitorios de los niños con ventanas que miran
hacia la llegada a la casa, otros elementos complementarios y las habitaciones de los
huéspedes (sobre el ala de servicios).

El taller de Maire Gullichsen queda definidamente ubicado en este nivel comunicándose


directamente por una sencilla escalera con el jardín de invierno del nivel inferior. Este taller
de pintura tiene una fuerte presencia en la composición exterior de la villa, aunque
curiosamente jamás fue utilizado por Maire.

22
23

Alzado de Villa Mairea, Alvar Aalto.

La disposición de este volumen superior no coincide exactamente con la planta de acceso, lo


cual provoca una serie de terrazas y voladizos perfectamente estudiados. De esta forma, al
igual que realizó antes en su propia vivienda, la zona pública de la vivienda, queda ubicada
en el nivel de acceso y la zona de noche en el nivel superior.

Tanto en su vivienda como en Villa Mairea, plantea la mezcla de usos en la sala de estar
principal, con una zona más pública, que en su vivienda resultó ser el estudio y en la
residencia de los Gullichsen, vino a ser la zona de exposiciones de Maire y el despacho de la
pareja.

23
24

La riqueza espacial de la villa no surge de la complejidad de la sección como venia


sucediendo dentro de la arquitectura moderna, sino que se deriva del cuidadoso diseño de la
planta de la casa. Mostrando nuestros protagonistas una gran habilidad en la articulación de
los tres ámbitos principales; el vestíbulo, el comedor y la estancia principal multi-usos. Con
esta ubicación final del programa la planta de la casa responde a conceptos vinculados a la
arquitectura moderna. La composición se realiza por partes, yuxtaponiendo un espacio
estrecho y largo que aloja el comedor además de los espacio servidores, y un cuadrado donde
se ubica la partes pública ya mencionada. Esta yuxtaposición no es del todo pura ya que
conscientemente es interrumpida por la zona de la escalera.

Este cuadrado (solo es legible en la planta) espacialmente pasa desapercibido y en él se


inscribe tanto el despacho de trabajo, como una especie de terraza-galería (jardín de invierno)
que se separa del espacio principal por una chimenea con una orgánica forma que recuerda
una oreja y una pared de ladrillo. Con estas particiones interiores el espacio continuo
principal queda conformado por dos ambientes muy diferentes, uno que da a la fachada
principal y otro más relacionado con el patio-jardín.

La mayoría de las líneas que conforman la casa pertenecen al mundo ortogonal, siendo la
zona destinada al estudio de pintura realizado a doble altura, donde aparecen unas formas
más curvas que consiguen desmarcar visualmente esta zona del resto de la casa.

El sistema estructural de la villa, responde al carácter de sus distintas zonas. La vivienda se


distribuye en forma de L, quedando en planta baja una zona más pública, con un sistema
estructural a base de una retícula no modulada de pilares, lo cual convierte esta zona en un
ámbito completamente abierto y moderno y otra zona dedicada al servicio, encerrada dentro
de un sistema murario, donde se organizan libremente los distintos departamentos. Con ello
los cierres de la zona más representativa de la casa obtienen una libertad y apertura casi
absoluta, muy del gusto del estilo internacional.

24
25

Con todo ello la villa es situada en el lugar, realizándose el correspondiente movimiento de


tierras de la parte del hasta aquel entonces definitivo semisótano, y la ejecución de una parte
muy importante de la cimentación. Pero llegado este momento, Aalto repentinamente decide
realizar una serie de cambios en la villa, que producirán una profunda transformación de los
espacios.

Así que los Aalto se encierran en el estudio con todo su equipo trabajando en bloque, todo
un sábado y domingo, y realizan sin consulta a los propietarios una serie de cambios que
terminarían de configurar la villa que hoy todos conocemos.

- Tradición e identidad
Aalto se enfrenta al proyecto de Villa Mairea después de una primera etapa muy vinculada
al estilo internacional, como pudieron ser el sanatorio de Paimio o la biblioteca de Viipuri,
para pasar más tarde a otra serie de proyectos donde la contaminación con la arquitectura
vernácula es cada vez más patente, como fueron el pabellón de Finlandia de Paris, en 1937
o su propia vivienda en 1936.
Al enfrentarse al proyecto de Villa Mairea, parece continuar esta evolución y la relación
con la arquitectura moderna queda en muchos casos camuflada por la incorporación de

25
26

fuertes tradiciones finlandesas, que hacen a la villa un estandarte del eclecticismo que a
partir de ahora caracterizaría toda la obra del arquitecto Finlandés. La villa queda impresa
tanto de la tradición de su propio país, como por las incorporaciones que realiza Aalto de
otras culturas, estudiadas sobretodo a partir de sus viajes.

Ya en 1924 Alvar y Aino se encontraban fascinados por la cultura mediterránea y realizan


el viaje de novios viajando por Italia, de la cual quedarían profundamente enamorados. De
este viaje Aalto más tarde afirmó, que fue allí donde aprendió como la ciudad en la colina
se encarnaba en un armónico compromiso entre la naturaleza y el hombre, adaptándose la
arquitectura a la topografía y formando el conjunto una especie de simbiosis cultural. Este
embrujo italiano, le llevaba por estas tierras durante largos periodos del año.

Cuaderno de viaje de Alvar Aalto en Italia.

Entre 1926 y 1928 visita Francia, Países Bajos Suecia y Dinamarca donde conoce de
primera mano la obra de importantes arquitectos como Le Corbusier, J.J.P.Oud, Duiker,
Dubok y Asplund. El maestro sueco sería referente durante toda su carrera, habiendo
querido entrar en sus primeros años como arquitectos Alvar en el estudio del Asplund y
siendo rechazo por este. A pesar de ello más adelante forjarían una buena amistad.

26
27

Participa en tres encuentros del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM)


Entre 1929 -1933 y finalmente durante el proceso de creación y construcción de la villa
realiza dos viajes a Estados Unidos donde realiza numerosas conferencias.
Por otro lado en esta época Aalto ya conocía por libros la cultura japonesa, de la cual estaba
absolutamente fascinado, aunque muy a su pesar nunca llegó a visitar el país nipón.
Se comenta modo a de anécdota que durante el proceso del proyecto de la villa Alvar
aparecía por estudio vestido con un kimono Japonés. De un modo u otro, es cierto que la
villa respira en cierta medida de esta sensibilidad y delicadeza japonesa.

- Naturaleza
La villa se puede entender en relación con la naturaleza, desde dos vertientes; por un lado
cómo la vivienda se relaciona con la naturaleza circundante y por otro cómo varios de los
elementos de la casa dan como resultado una alegoría del bosque finlandés.

Villa Mairea, Alvar Aalto – FOTOGRAFIA DE STEPIENYBARNO

27
28

Respecto a la relación de casa con lo natural cabe destacar como la villa lucha por
integrarse dentro del entorno. Se ubica en una zona con una ligera pendiente. Como ya se
ha comentado la topografía finalmente es respetada a pesar de los intentos de Aalto en los
primeros bocetos de modificarla. La villa no tiene una presencia fuerte en el paisaje (se
sitúa en él sin dominarlo), apareciendo entre los pinos sin llamar demasiado la atención,
pareciendo parte indisoluble del propio entorno donde se inserta, como si arquitectura y
naturaleza hubieran coexistido desde siempre en este lugar.

La villa como se explicará con detenimiento más adelante se desarrolla en torno a un patio-
jardín, donde se potencia la relación con el entorno al quedar éste abierto en varias de sus
fugas hacia el paisaje circundante.

En cuanto a los principales elementos metafóricos de que consta la villa podríamos destacar
los siguientes; la marquesina de entrada, las columnas del espacio principal, diversos
cierres y la piscina. Este tipo de referencia al bosque finlandés ya había sido empleado en el
pabellón de Paris un año antes. De esta forma Aalto realiza una incorporación de elementos
naturales mediante la representación, apropiándose de su valor simbólico.

Un singular elemento recibe al visitante y le marca de manera clara por donde se ha de


producir el ingreso a la villa, realizando de este modo la transición entre el exterior
(natural) y el interior (artificial). Este elemento en diálogo con el bosque, resulta ser una
marquesina de forma orgánica que descansa sobre un pilar de hormigón, que es camuflado
por una hilera de apoyos de troncos de árboles jóvenes (en algún caso con corteza) y unos
ramilletes de troncos inclinados y unidos con lianas que adquieren un carácter
eminentemente vernáculo. Esta marquesina queda sobre una serie de escalones de piedra
colocados de forma naturalista.

28
29

Villa Mairea, Alvar Aalto.

Una vez realiza la entrada a la casa, nos encontramos con dos cierres de carácter orgánico.
Por un lado la sucesión de postes de madera compuestos por finos cilindros que recuerdan
jóvenes abedules finlandeses, que tamizan la vista desde la entrada de los espacios
principales y por otro el cierre de la escalera que nos lleva al nivel superior, donde
nuevamente puede aparecer la alargada sombra del maestro norteamericano Frank Lloyd
Wright.

29
30

CASA DE LA CASCADA – WRIGHT VILLA MAIREA – ALVAR AALTO

Cuando nos ubicamos en el espacio principal de la zona de día, nos vemos inmersos en un
metafórico bosque finlandés donde las columnas se sitúan sin seguir una trama ortogonal y
geométrica. Para acentuar su carácter natural, van apareciendo según interesa
espacialmente, para dividir los diferentes espacios.

A Aalto le gustaba hablar de cómo los pies derechos quedaban inmersos dentro de un orden
arquitectónico natural. Estas divisiones se realizan de una manera muy sutil para no perder
la flexibilidad y fluidez del espacio principal. Los pilares aparentemente pierden su
condición estructural al pasar a tener un aparente orden aleatorio. Formalmente van
emparejándose o situándose de manera aislada y en muchos casos aparecen atados en parte
de su superficie por cuerdas, lo que acentúa el carácter rustico de las mismos. Este bosque
llega incluso a una cierta perversión estructural, al aparecer columnas que no tienen función
de soporte, como la doble columna que aparece en el interior del despacho. También es
curioso ver como el color de las columnas va cambiando según las intenciones de Aalto
para con cada espacio.

Con todos estos mecanismos arquitectónicos se pretende reproducir la sensación de estar en


un auténtico bosque natural, donde tienes diversos senderos que tomar, a pesar de estar
dentro de un elemento artificial como es la villa. Los cambios de cota que se realizan en el
pavimento dentro del ámbito público de la casa, contribuyen a recrear la sensación de estar
paseando por una orografía natural.

30
31

Villa Mairea, Alvar Aalto

El concepto de encerrar la naturaleza en un patio abierto todavía se acentúa más con la


presencia del gran pino que Alvar respetó en el claro del bosque, y que sirve para articular
el espacio de porche – sauna – piscina. A su vez este árbol resulta la representación del
arquetipo que todo finlandés tiene en su interior, de cómo el hombre debe vivir en
comunión con el bosque.

Como último elemento metafórico se puede destacar la piscina con sus formas onduladas
que hacen referencia a los lagos de la zona y en general de toda Finlandia. La forma de la
misma fue evolucionando desde unas primeras formas con varios lados rectos, en las

31
32

versiones previas de la casa, hasta terminar adquiriendo un carácter mas orgánico. Toda
esta relación con la naturaleza era entendida por Alvar como un símbolo de libertad.

VILLA MAIREA – ALVAR AALTO – FOTOGRAFIA DE STEPIENYBARNO

- Los materiales
El proyecto de la villa resulta especialmente atractivo por el ecléctico uso de los materiales.
Algunos autores señalan la influencia de las técnicas pictóricas imperantes en la época
como el “collage”, y sobre todo la influencia de artistas más cercanos al cubismo a la hora
de “componer” los alzados de la casa. Nosotros lo vemos más como si cada detalle de la
casa pudiera tener su sentido propio si lo miramos de manera individual, a pesar de formar
cada uno de los detalles parte un todo indisoluble.

Todo ello se pude apreciar por la cantidad de colores, formas y texturas que componen las
fachadas de la casa. En ellas se van superponiendo tanto planos blancos, zócalos de piedra
como otros de cerámica azul, así como recubrimientos de madera y piedra.

Estas influencias dan como resultado una paleta de materiales bastante amplia, y un uso de

32
33

los mismos jugando con el contraste de sus propios caracteres. También hay críticos que
han querido ver cierta cercanía al arte povera, sobre todo en la zona de la sauna, donde su
carácter es más tradicional. Incluso, como ya hemos comentado se puede admitir cierta
influencia de la arquitectura japonesa, donde materiales como la piedra y la madera, son
ubicados de manera clara y sencilla. El carácter de estos materiales, nuevamente juega a la
ambigüedad entre lo más tradicional y un cierto compromiso formal con el estilo
internacional. El uso de la madera en gran parte de la obra de Aalto y en especial en villa
Mairea. Se justifica de una manera clara por un respeto hacia la tradición del país, cuya
principal materia en esta época era la madera. Durante el verano los árboles eran talados y
viajaban por lagos y ríos hasta llegar a las fábricas de celulosa.

La madera se trata de diferentes maneras para conseguir distintos efectos, como por
ejemplo el taller de pintura donde los listones de madera se separan entre ellos creando
fuertes líneas de sombra, remarcando todavía mas el carácter de hito que alcanza esta parte
de la casa dentro de su conjunto.

En el interior de la casa la sucesión de materiales es innumerable; lajas de piedra, tarima,


azulejos, ladrillo, acero, hormigón, postes de madera, paredes encaladas, suelos de gres,
pilares lacados, paredes con paneles de madera e incluso paredes revestidas de telas como
en el invernadero.

En varias paredes de la casa, se usa el ladrillo encalado en clara referencia a las culturas
mediterráneas, contrastando con la madera de los techos, combinación que le da una calidez
especial. Este techo de madera realizaba dos funciones; por un lado daba unidad al conjunto
desde el punto de vista espacial y por otro dotaba a la casa de un plenum que permite
introducir aire fresco del exterior y ventilar el espacio sin necesidad de abrir las ventanas.

33
34

VILLA MAIREA – ALVAR AALTO – FOTOGRAFIA DE STEPIENYBARNO

En la villa nos encontramos dos tipos de revestimientos de madera, por una lado tenemos
listones de madera de teca en la parte superior de las ventanas del salón que hace de
antepecho de la ventana y por otra listones de madera de pino rojo en la parte del estudio-
taller.
- La definición del hueco
Aalto en 1926 mostraba con entusiasmo el cuadro de la anunciación de Fray Angelico
comentado cómo el cuadro es un ejemplo idóneo de entrada a una habitación. La trinidad
patente que domina la pintura (ser humano, habitación y jardín) nos ofreciéndonos una
imagen ideal e inalcanzable de hogar.

34
35

VILLA MAIREA – ALVAR AALTO FRAY ANGELICO

Esta idea de pérdida de límites entre en interior y el exterior era algo que obsesionaba la
arquitectura aaltiana, y en la villa se pone de manifiesto tanto en espacio exterior (como se
explicará en la parte dedicaba al patio), como en el interior de la vivienda. A Alvar le
interesa la idea de refugio, de cómo la arquitectura ha de actuar para que el usuario tenga la
sensación de cobijo, de encontrarse en espacios definidos y acotados y a la vez tener una
fuerte relación con el paisaje.

La villa responde al paisaje con la cantidad y cualidad de sus huecos. Cada apertura se
realiza de una manera consecuente en función de un compromiso entre lo que está pasando
dentro de la casa y lo que se puede percibir del exterior. Además la villa se entiende con
cierto efecto escenográfico, donde Aalto propone una especie de recorrido donde al
complejo mundo interior va añadiendo una sucesión de visiones según le va interesando, lo
que le otorga a cada espacio un carácter particular y propio.

35
36

Todas las espacias de la sala tienen huecos que garantizan la relación de la villa con el
exterior. Cada uno de ellos está perfectamente dimensionado en tamaño y proporciones.
Cada ventana de la casa tiene una dimensión provocada por que la misión de conseguir luz
y garantizar las vistas en función del uso interno de la sala es diferente en cada ventana.
Hacia el espacio central donde se desarrollarán las actividades mas intimas de la casa, no se
asoma ni ningún hueco del ala de servicios ni de la zona de huéspedes. Volcándose las
vistas e iluminación de estos espacios hacia el exterior de la villa.

Desde el espacio principal aparecen dos tipos de huecos que llaman poderosamente la
atención, por un lado tenemos los que dan a la fachada principal y por otro los que se
orientan hacia el jardín interior.

El primer tipo de hueco viene a ser una ventana corrida, que enmarca el paisaje de pinos del
entorno y que desmaterializa en parte la villa desde el exterior.

Visto el hueco desde el interior, están pensados para ser disfrutados desde la altura de una
persona sentada, ya que parten desde un pequeño zócalo que recorre toda la parte baja de la
ventana.

A su vez, disponen de una serie de elementos que tamizan la luz, para poder dejar el
espacio en una agradable penumbra.

36
37

Los ventanales que relacionan el espacio principal de la zona de día con el jardín, son
grandes huecos con un sistema tecnológico puntero para la época. Mediante esta tecnología
consigue que los paños acristalados se puedan ir corriendo hasta dejar la zona interior en
total comunicación con el exterior, para poder disfrutar la naturaleza de una manera más
intensa.

Villa Mairea, Alvar Aalto

- El patio jardín

La villa se constituye en forma de C, atrapando en su interior un patio-jardín. El hecho de


ser una C y no estar el patio totalmente delimitado es consecuencia de una larga evolución
durante las versiones de la villa.

Como se mencionaba anteriormente incluso en la pro-Mairea el espacio exterior quedaba


mucho mas delimitado casi a modo de claustro, lo que hacia que quedase la villa demasiado
aislada del impresionante paraje que la rodeaba.

37
38

Alvar Aalto ya había experimentado dos años antes del proyecto de Villa Mairea, las
bondades del patio en uno de sus proyectos mas queridos, el pabellón de Finlandia en
Paris.

El patio allí propuesto recordaba claramente a una casa romana, a pesar de “naturalizar” las
columnas que conformaban el claustro.

En villa Mairea Aalto quería seguir incorporando este espacio claustral al volcase la
vivienda y se convertiese en el corazon del proyecto.

Aún así, era muy consciente de que debía de alguna forma readaptarlo, al ser una
importación de culturas mediterráneas y no tanto de su propia tradición.

38
39

Villa Mairea, Alvar Aalto

Por lo tanto el patio de la villa ya no podía ser tan cerrado como los atrios que había
conocido de primera mano en su viaje a Italia, sino que debía adaptarse al clima y la
identidad finlandesa.

Con todo ello Aalto entra en el terreno de la dualidad y lo ambiguo que tanto le gustaba, y
que manejaba con absoluta maestría. El patio jardín queda constituido como un espacio
acotado a la vez que abierto, una especie de claro en el bosque.

En este corazón de la casa inserta una piscina, que nos recuerda a la forma de su famoso
jarrón “savoy” como protagonista del espacio y deja uno de sus lados relativamente abierto
al paisaje circundante (solo acotado por un pequeño montículo).

Este matiz lo hace muy finlandés, ya que la cultura del país respira del contacto directo con
la visión del bosque, a la vez que no se necesita de la precisión del límite para marcar el
espacio. En la cultura finlandesa no se termina de saber muy bien cuando empiezan y
terminan los límites de las edificaciones.

39
40

Por otro lado la parte delimitada por la C, está formada tanto por la propia casa como por la
prolongación del muro de la zona servidora, y que crea un porche bajo la cubierta vegetal.

Este elemento típico de las construcciones de la zona, desemboca en la zona de la sauna y


adquiere un claro carecer tradicional.

A esta C construida se le agrega otra C vacía y es la suma de las dos la que da este
sorprendente resultado de matices.

Todo este concepto de espacio exterior como protagonista de la vivienda le aleja de manera
clara de la ortodoxia de la arquitectura moderna que por aquel entonces no era muy
partidaria de dar tanto protagonismo a espacios cercanos conceptualmente al patio.

Esta adaptación del atrio a la arquitectura de Aalto iría sufriendo una interesantísima
evolución que le llevaría a principios de los años cincuenta a crear sus obras cumbres, con
esta ambigüedad claustral como leit motiv del proyecto.

40
41

Bibliografía
Díaz Lorenzo, J. (3 de Setiembre de 2010). Alvar Aalto: Palabras y hechos. ARTE,
ARQUITECTURA Y PATRIMONIO.

Pié Ninot, R., & Tejedor Fernández, L. (s.f.). Alvar Aalto, equilibrio y síntesis. Málaga.

Ray, N. (s.f). Alvar Aalto: Práctica y pensamiento. En Ensayos y documentos (pág. 67).

Chao, Enrique. El Arquitecto que vino del frio. Construcción y Tecnología (2006).

Norberg Christian. Los principios de la arquitectura moderna sobre la nueva tradición del
siglo XX.

41

Verwandte Interessen