Sie sind auf Seite 1von 12

ALUMNO; JOSÉ LUIS ALVARADO BELLO

MATRICULA; 68231

GRUPO; L031

MATERIA; DERECHO FINANCIERO

MTRA. JANNETTE MENDEZ GONZALEZ

TEMA; ACTIVIDAD DE APRENDIZAJE 3. LOS


ALMACENES GENERALES DE DEPÓSITO

HEROICA PUEBLA DE ZARAGOZA A 24 DE


JUNIO DEL 2018.
INTRODUCCIÓN
Los Almacenes Generales de Depósitos, tienen antecedentes históricos que se
remontan a tiempos muy antiguos, por lo tanto no se trata de una actividad muy
reciente, aunque la terminología utilizada haya sido diferente se trataba de una
actividad similar, se conoce que se trataba en Venecia de bodegas donde
guardaban la mercadería, que casi siempre eran construidas cerca de ríos con
caudal navegable, cerca de mares y puertos; con el paso del tiempo tuvieron
mejoras tanto en infraestructuras, como en buscar formas de garantizar legal o
documentalmente el amparo del Depósito como el de las condiciones de la
mercadería y otros acuerdos.

Almacenes Generales de Depósitos, es un tema muy importante a desarrollar el


cual nos permite un buen aprendizaje y análisis, para ser profesionales útiles a la
sociedad, pudiendo interpretar las normas en su debido momento, siempre con el
objeto de satisfacer una anhelada Justicia.

Los Almacenes Generales de Depósito (AGD) son organizaciones auxiliares de


crédito. Su objetivo principal es el almacenamiento, guarda, control, conservación,
manejo, distribución o comercialización de los bienes o mercancías que se destinan
a su custodia amparados por un certificado de depósito y un bono de prenda. Es
una institución mexicana basada en el artículo 11 de la Ley General de
Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito. Para que un almacén pueda
funcionar como almacén general de depósito, deberá ser registrado y auditado por
la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
El cliente del almacén deposita sus mercancías en un AGD y este a su vez expide
un Certificado de Depósito y en su caso un Bono de Prenda, los que acreditan la
propiedad del bien y la disponibilidad que tendrá el titular depositante sobre el bien.

Es importante señalar que la función del Almacén es la de guardar o conservar,


manejar, controlar y distribuir o comercializar los bienes y mercancías que se
encuentran bajo su custodia o que se encuentren en tránsito, amparados por
certificados de depósito, así como certificar la calidad y valuar los bienes y
mercancías.

pág. 1
DESARROLLO

Los almacenes generales de depósito tendrán por objeto el almacenamiento,


guarda o conservación, manejo, control, distribución o comercialización de bienes o
mercancías bajo su custodia o que se encuentren en tránsito, amparados por
certificados de depósito y el otorgamiento de financiamientos con garantía de los
mismos. También podrán realizar procesos de incorporación de valor agregado, así
como la transformación, reparación y ensamble de las mercancías depositadas a fin
de aumentar su valor, sin variar esencialmente su naturaleza. Sólo los almacenes
estarán facultados para expedir certificados de depósito y bonos de prenda.

Los almacenes facultados para recibir mercancías destinadas al régimen de


depósito fiscal, podrán efectuar en relación a esas mercancías, los procesos antes
mencionados en los términos de la Ley Aduanera.

Los certificados podrán expedirse con o sin bonos de prenda, según lo solicite el
depositante, pero la expedición de dichos bonos deberá hacerse simultáneamente
a la de los certificados respectivos, haciéndose constar en ellos, indefectiblemente,
si se expide con o sin bonos.

El bono o bonos expedidos podrán ir adheridos al certificado o separados de él.

Los almacenes llevarán un registro de los certificados y bonos de prenda que se


expidan, en el que se anotarán todos los datos contenidos en dichos títulos,
incluyendo en su caso, los derivados del aviso de la institución de crédito que
intervenga en la primera negociación del bono. Este registro deberá instrumentarse
conforme a las reglas de carácter general que emita la Comisión Nacional Bancaria
y de Valores.

Los almacenes generales de depósito podrán expedir certificados de depósito por


mercancías en tránsito, en bodegas o en ambos supuestos, siempre y cuando esta
circunstancia se mencione en el cuerpo del certificado. Estas mercancías deberán
ser aseguradas en tránsito por conducto del almacén que expida los certificados

pág. 2
respectivos, el cual deberá asumir la responsabilidad del traslado hasta la bodega
de destino, en donde seguirá siendo depositario de la mercancía hasta el rescate
de los certificados de depósito y los bonos de prenda, en el caso de que los
productos hayan sido pignorados.

Para los efectos de aseguramiento de la mercancía en tránsito, según se prevé en


el párrafo que antecede, el almacén podrá contratar directamente el seguro
respectivo, apareciendo como beneficiario en la póliza que al efecto fuere expedida
por la compañía aseguradora correspondiente, o bien en el caso de mercancía
previamente asegurada, podrá obtener el endoso en su favor de la póliza respectiva.

Los documentos de embarque deberán estar expedidos o endosados a los


almacenes.

Además de las actividades señaladas en los párrafos anteriores, los almacenes


generales de depósito podrán realizar las siguientes actividades:

Prestar servicios de guarda o conservación, manejo, control, distribución,


transportación y comercialización, así como los demás relacionados con el
almacenamiento, de bienes o mercancías, que se encuentren bajo su custodia, sin
que éstos constituyan su actividad preponderante;

Certificar la calidad así como valuar los bienes o mercancías;

Empacar y envasar los bienes y mercancías recibidos en depósito por cuenta de los
depositantes o titulares de los certificados de depósito, así como colocar los
marbetes, sellos o etiquetas respectivos;

Otorgar financiamientos con garantía de bienes o mercancías almacenados en


bodegas de su propiedad o en bodegas arrendadas que administren directamente
y que estén amparados con bonos de prenda, así como sobre mercancías en
tránsito amparadas con certificados de depósito;

pág. 3
Obtener préstamos y créditos de instituciones de crédito, de seguros y de fianzas
del país o de entidades financieras del exterior, destinados al cumplimiento de su
objeto social;

Emitir obligaciones subordinadas y demás títulos de crédito, en serie o en masa,


para su colocación entre el gran público inversionista;

Descontar, dar en garantía o negociar los títulos de crédito y afectar los derechos
provenientes de los contratos de financiamiento que realicen con sus clientes o de
las operaciones autorizadas a los almacenes generales de depósito, con las
personas de las que reciban financiamiento en términos de la fracción VI anterior
así como afectar en fideicomiso irrevocable los títulos de crédito y los derechos
provenientes de los contratos de financiamiento que celebren con sus clientes a
efecto de garantizar el pago de las emisiones a que se refiere la fracción VII de este
Artículo.

Gestionar por cuenta y nombre de los depositantes, el otorgamiento de garantías


en favor del fisco federal, respecto de las mercancías almacenadas por los mismos,
a fin de garantizar el pago de los impuestos, conforme a los procedimientos
establecidos en la Ley Aduanera;

Prestar servicios de depósito fiscal, así como cualesquier otros expresamente


autorizados a los almacenes generales de depósito en los términos de la Ley
Aduanera; y

Las demás operaciones análogas y conexas que, mediante reglas de carácter


general, autorice la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, oyendo la opinión del
Banco de México y de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Las funciones principales del Almacén General de Depósito es: la de guardar o


conservar, manejar, controlar y distribuir o comercializar los bienes y mercancías
que se encuentran bajo su custodia o que se encuentren en tránsito, amparados por

pág. 4
certificados de depósito, así como certificar la calidad y valuar los bienes y
mercancías.

Además, puede realizar otras funciones como:

Prestar servicios técnicos para la conservación y el buen mantenimiento de la


mercancía.

Otorgar financiamiento con garantía de las mercancías depositadas.

Procesos de incorporación de valor agregado o la transformación, reparación y


ensambles de las mercancías a fin de aumentar su valor.

Prestar el servicio de Apoderado Aduanal y algunos almacenes pueden operar


como depósito fiscal para el diferimiento de los impuestos derivados de la
importación.

Expedir Certificados de Depósito y Bonos de Prenda sobre las mercancías


depositadas o en tránsito, como garantía a terceros, así como para la obtención de
financiamiento con garantía prendaria.

Tipos de Almacenes Generales de Depósito

Hay varios tipos de Almacenes Generales de Depósito: Almacén de depósito, fiscal


y financiero.

Almacén de Depósito: Los almacenes de depósito son los que tienen por objeto el
almacenamiento, guarda o conservación, manejo, control, distribución o
comercialización de bienes o mercancías bajo su custodia o que se encuentren en
tránsito, amparados por certificados de depósito y el otorgamiento de
financiamientos con garantía de los mismos. Sólo los almacenes estarán facultados
para expedir certificados de depósito y bonos de prenda. Se destinan a recibir
depósitos de cualquier clase de mercancías y realizan las demás actividades a que

pág. 5
se refiere la Ley, a excepción del depósito fiscal y del otorgamiento de
financiamiento.

Depósito Fiscal: Los que además de realizar las actividades del almacén de
depósito, pueden recibir mercancías en el régimen de depósito fiscal el cual se
refiere a mercancías que producen del exterior o han sido producidas en el país
para ser vendidas en el extranjero y por las cuales no se han cubierto todavía los
impuestos correspondientes, sino que se pagarán al retirarse los bienes del
almacén. Estos almacenes están sujetos al control de las autoridades aduaneras de
conformidad con la ley de la materia.

Depósito Financiero: Son los que además de estar facultados para realizar las
actividades del almacén de depósito y del depósito fiscal, otorgan financiamiento
sobre las mercancías que tienen en custodia.

El Certificado de Depósito, es un título de crédito que otorgan los almacenes a favor


del depositante de los bienes y representa las mercancías depositadas. Este título
se puede transmitir por vía del endoso, y otorga al tenedor del mismo, el derecho
de disponer de las mercancías amparadas en el título y exigir al almacén la entrega
de las mercancías o el valor de las mismas.

Los almacenes podrán expedir certificados por mercancías en tránsito, en bodegas


o en ambos casos.

El Bono de Prenda es un anexo del Certificado de Depósito y sirve al comerciante


para obtener financiamientos con la garantía específica sobre los bienes
depositados.

Se utilizan también para realizar operaciones de compraventa, o para que el dueño


de la mercancía tenga la seguridad de que la Almacenadora la está custodiando.

Características de los Certificados de Depósito

pág. 6
Literalidad: La mercancía descrita en el título no puede ser sustituida si no se
sustituye el título.
Seguridad: Si la mercancía desaparece y el cliente no liquida el crédito, la
Almacenadora es responsable de liquidar el valor del certificado.
Uso como garantía de crédito: Generalmente un crédito prendario se
documenta con un pagaré, adjuntando un Certificado de Depósito como
garantía y como constancia de que la custodia de la mercancía es
responsabilidad de la Almacenadora.

Ventajas de los Certificados de Depósito

En caso de que el acreditado no liquide el crédito, el banco puede exigir la entrega


de las mercancías de inmediato o bien, hacer el trámite para adjudicársela.

Para adueñarse de la mercancía o poder venderla existen tres opciones:

Aceptar en dación de pago o en abono a cuenta.


Adjudicar la mercancía a través de un juicio ejecutivo mercantil.
Obtener la autorización judicial de la venta de la prenda.

En cualquier caso la Almacenadora tiene la obligación de mantener y defender la


prenda. Si la Almacenadora pierde la mercancía o se le echa a perder por causas
imputables a ella, tiene que reponerla por una mercancía idéntica o liquidarla al valor
declarado en el certificado. En ningún caso puede suplirla por una mercancía
diferente salvo que el tenedor del certificado acepte.

Los almacenes generales de depósito deberán cumplir con los requisitos,


características y normas que con base en los programas oficiales de abasto y las
disposiciones legales aplicables, se señalen respecto de las instalaciones, equipo y
procedimientos utilizados para el acopio, acondicionamiento, industrialización,
almacenamiento y transporte de productos alimenticios de consumo generalizado.

pág. 7
Los almacenes generales de depósito que hayan de recibir mercancías destinadas
al régimen de depósito fiscal quedarán sujetos al control de las autoridades
aduaneras de conformidad con la Ley de la materia.

CONCLUSIÓN

La aparición de los modelos justo a tiempo demostró la importancia de una


administración eficiente de los procesos de inventarios para reducir costos e
incrementar las ganancias de una empresa. Con el aumento del comercio mundial
y la evolución de estos modelos justo a tiempo, los almacenes se convirtieron en
parte angular de la administración de las cadenas de suministro internacionales. De
la misma manera, la evolución tecnológica, el incremento de la competencia
internacional y los requerimientos de la logística han llevado a la automatización y
diversificación de las actividades de los almacenes, con el propósito de que estos
servicios se tornen procesos de valor agregado que incrementen la competitividad
de las empresas.

Se sabe que un proceso eficiente y eficaz de almacenamiento de bienes o


mercancías permite tenerlos en el momento preciso y en el lugar adecuado, de tal
modo que generen ventajas competitivas, susceptibles de ser transformadas en
ganancias.

Estos procesos de almacenamiento no por fuerza se tienen que realizar por la


misma empresa, sino que se pueden subcontratar. En el caso de México, hay
compañías dedicadas al almacenaje de mercancías, llamadas almacenes generales
de depósito, los cuales ofrecen diversos servicios que son compatibles con las
necesidades del comercio internacional y cuentan con instalaciones idóneas para
utilizarse en los procesos logísticos.

Asimismo, estos almacenes tienen las ventajas de ser instituciones auxiliares de


crédito, cuyos servicios pueden ser aprovechados por las empresas para financiar
diversos procesos, con garantía en las mercancías resguardadas y sin trastornar
las cadenas de suministro.

pág. 8
A la par de los servicios de almacenaje y el crédito, las actividades financieras se
han incrementado en los últimos años, aumentando sus beneficios, lo cual muestra
que se han convertido en una alternativa crediticia para las empresas que utilizan
estos almacenes. No obstante, se corre el riesgo de que si aumenta en demasía
esta función crediticia, se descuide su actividad principal, que es el almacenaje,
fundamental para el funcionamiento de las cadenas internacionales de
abastecimiento.

Para finalizar, es necesario resaltar que una infraestructura de almacenamiento, con


procesos administrativos eficientes, facilita el comercio internacional. En este
sentido, la consolidación y modernización de aquélla en México es un requisito para
detonar todo el potencial que ofrece el comercio internacional en términos de
crecimiento económico. Sin esta infraestructura administrada de manera adecuada,
simplemente es muy difícil aprovechar los tratados comerciales del país.

Almacenaje

Guarda y conservación de productos nacionales o nacionalizados bajo las más


estrictas medidas de seguridad.

Ventajas:

 Contar con instalaciones, equipo y sistemas de primer mundo operadas por


expertos.
 Permite concentrarse en la parte medular de su negocio y tercerizar la
logística.
 Aprovechamiento de la infraestructura de terceros lo que incrementa
sustancialmente la capacidad de respuesta de surtido.

Depósito Fiscal

Régimen Aduanero que permite el almacenamiento de mercancías procedentes del


extranjero sin el pago previo de los impuestos de importación ni el IVA o de
mercancías nacionales para exportación:

pág. 9
Ventajas:

o Diferir el pago de las contribuciones al Comercio Exterior e IVA hasta el


momento de su retiro.
o Liquidez por realizar pagos parciales de los impuestos de acuerdo a flujos de
entrega.
o Permite retornar mercancía al extranjero sin pagar las Contribuciones en
México.

o Cumplimiento de regulaciones y normas de las Autoridades Mexicanas.

pág. 10
BIBLIOGRAFÍA
Cámara de Diputados (zo16). Dictamen de la comisión de presupuesto y cuenta pública con
proyecto de decreto de presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2o17.
Disponible en http://gaceta.diputados.gob.mx/. Ingresado el 11 de noviembre de 2017

Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) (2016). Paquete económico para el


ejercicio fiscal 2018. Disponible en http://www.ppef.hacienda.gob.mx/es/PPEF2018.

De la Garza, F. S. (2003). Nociones generales del derecho financiero. En Derecho financiero


mexicano. (25ª ed.). (pp. 17-79). México Porrúa.pdf

González, Ó. y García N. J. (2008). El sistema financiero mexicano. En Aprenda a cuidar su


dinero. (pp. 1-12). México Patria.pdf

Méndez, J. S. (1999). El sistema financiero mexicano situación actual. Revista Contaduría y


Administración, 193, 85-101.pdf

Quintana, E. A. (2000). Conceptos de Derechos de usuarios de la Banca. En Derechos de los


Usuarios de la Banca. (pp. 3-15). México UNAM.pdf

González, V. (2011). Desarrollo del Sistema de Ahorro para el Retiro.pdf09) González, V.


(2011). Desarrollo del Sistema de Ahorro para el Retiro.pdf

Villafani, M. y González, C. (2006). Resumen, El sector bancario mexicano, Sociedades


financieras de objeto limitado, Banca Múltiple y México banca múltiple y microfinanzas.pdf

pág. 11