You are on page 1of 2

Tema 56 Alteraciones comportamentales conductas graves y negativistas desafiantes.

Programas de prevención, intervencion y tratamiento ante problemas de desarrollo de la


personalidad en la infancia y la adocelescencia.
Necesidades educativas especiales por «Trastornos graves de conducta» cuando manifiesta
alteraciones mentales graves, producidas por enfermedades mentales como psicosis y
esquizofrenia. Las alteraciones emocionales consideradas son las producidas por la presencia
de trastornos derivados de graves problemas de ansiedad y afectivos, como la depresión o las
fobias entre otras. Se entenderá por alteraciones del comportamiento las producidas por el
trastorno negativista desafiante, el trastorno disocial y el síndrome de La Tourette. En todos
estos casos, su conducta manifiesta un patrón persistente de inadaptación que es más
frecuente y grave que el observado en escolares de su edad, ocurriendo los episodios con
continuidad y duración en el tiempo. La gravedad se constata por la repetición, intensidad y
tiempo de duración de cada manifestación. Estos síntomas deben estar presentes tanto en el
ámbito escolar como familiar, ser resistentes a una intervención no especializada en trastornos
de conducta y alteraciones emocionales.1

Para determinar la presencia de cada uno de los trastornos graves de conducta mencionados,
se tendrá en cuenta los criterios de identificación expuestos en el Manual Diagnóstico y
Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). Al efecto si los síntomas se manifiestan antes
de los 10 años se considera un trastorno infantil y despues de los 10 como un trastorno
adolescente.

Le corresponde a los EOEPs de zona realizar la evaluación psicopedagógica del alumnado


con NEAE por TGC de acuerdo a los criterios establecidos por el DSM-5 y contando siempre
con informe de Salud Mental. Contemplando en los diagnostico 2 categorias asociales: 2

 Trastorno disocial un patrón de conducta persistente en el que una persona transgreden los
derechos básicos de los demás y las principales normas sociales propias de la edad, que
se manifiesta por la presencia de por lo menos 3 de los 15 criterios establecidos en las
categorías de agresión a personas y animales, destrucción de la propiedad, engaño o robo
y incumplimiento grave de normas, mostrando por lo menos uno en los últimos seis meses.
 Trastorno negativista desafiante. Un patrón de enfado/ irritabilidad, discusiones/actitud
desafiante o vengativa hacia el entorno social inmediato que dura seis meses y se
manifiesta conforme a los siguientes criterios al menos dos veces en los últimos 6 meses:

El DSM-5 establece diferencias en función de si el trastorno se da con emociones prosociales


limitadas; falta de remordimientos o culpabilidad; insensible, carente de empatía;
despreocupado por su rendimiento; o afecto superficial o deficiente.

La escolarización de este alumnado en unidades o centros de Educación Especial sólo se


llevará a cabo cuando las necesidades del este alumnado no puedan ser atendidas en el marco
de las medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios.

1
DECRETO 25/2018, de 26 de febrero, por el que se regula la atención a la diversidad en el ámbito de las
enseñanzas no universitarias de la Comunidad Autónoma deCanarias.
2
A.P.A. (American Psychiatric Association) (2013) DSM-5: Manual diagnóstico y estadístico de los
trastornos mentales. Panamericana. Editorial Médica Panamericana.

1/2
Tema 56 Alteraciones comportamentales conductas graves y negativistas desafiantes.
Programas de prevención, intervencion y tratamiento ante problemas de desarrollo de la
personalidad en la infancia y la adocelescencia.
Intervecnion desde el Plan de atención a la diversidad que comprende la evaluacion inicial del
alumnado con NEAE por TC, la determinación de sus objetivos personales en cuanto a las
competencias básicas, y las correspondientes adaptaciones curriculares en base al estudio de
las necesidades del alumno Será fundamental definir el perfil del alumnado que atendemos
bajo cada una de las tres modalidades de escolarización, la modalidad de atención educativa
más recomendable para cada caso aula ordinaria a tiempo completo, aula ordinaria con apoyo
dentro del aula, con medidas de Refuerzo educativo, AC, ACUS, PDC,PCE, y jugando con los
agrupamientos flexibles y enfatizando el trabajo en las áreas y materias socializadoras musica,
Educación fisica, plástica y visual.

Intervencion desde el Plan de orientación academica y profesional En muchas ocasiones el


desinteres por los contenidos curriculares ordinarios puede incrementar las manifestaciones de
conductas negativas por parte del alumnado con TGC. En este sentido la orientación y
derivación al PMAR o la FPB pueden ser una alternativa efectiva especialmente en el caso de
alumnos que un desfase de conocimientos académicos.

Intervencion desde el Plan de acción tutorial. Poniendo en práctica un programa de Tutoría


compartida en el que se designa como tutores/mentores adicionales del alumno con TGC al
profesor y/o alumno que mejor acepte este, estableciendo un programa de mediación escolar
que favorezca la la implicación del alumno en el cambio de su conducta. Tambien dentro del
PAT deberían priorizarse con estos alumnos el trabajo en los siguientes bloques de
contenidos: gestión democrática de las normas, resolución de conflictos a través de técnicas no
violentas, competencia social: Habilidades sociales, habilidades cognitivas y desarrollo moral;
competencia emocional: autoestima, autoconcepto, autocontrol y autoeficacia.

Intervencion desde el Plan de convivencia. Bajo el marco del Plan de Convivencia del centro,
podrán llevarse a cabo actuaciones como las siguientes adaptacion del plan de acogida o
reincorporación de los alumnos tras expulsiones. Disponer de un Aula de Atención Personal
para un trabajo específico en el tiempo libre con los alumnos con TGC o de un Aula de
Convivencia como estrategia de atención en horario lectivo ante comportamientos que impidan
el desarrollo de las clases y como alternativa a la expulsión. Tambien existe la posibilidad de
crear un equipo de atención sistematica y personallizada en donde se intengre el tutor
orientadoer y los padres del alumno, e incluso los servicios sanitarios 3.

Plan de formación del profesorado. Sensibilizar y formar al profesorado en la atención al


alumnado con TGC para que puedan prevenir y afrontar las situaciones de riesgo que generan
salvaguardando la integridad del personal y la dinámica normal de las clases asumiendo su
responsabilidad social como educadores en la integración social del alumnado con TGC.

A nivel de aula el profesor debera crear un clima positivo, garantizar la seguridad del alumnado,
juzgar y sancionar la conducta no la persona, enseñarle técnicas de control comporamental.

3
2979 ORDEN de 27 de junio de 2014, por la que se regula la gestión del conflicto de convivencia por el
procedimiento de mediación en los centros educativos de enseñanza no universitaria de la CCAA.

2/2