Sie sind auf Seite 1von 11

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL

ASIGNATURA: HIDROLOGIA SUPERFICIAL

TEMA: EL METODO RACIONAL

ALUMNOS:

 FLORES SANCHEZ, ELMER


 LLANOS GARCIA, CRISTIAN.

GRUPO: “A”

DOCENTE: ING. LUIS VASQUEZ RAMIREZ

CICLO: 2016- I

Cajamarca, junio de 2016


Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

EL METODO RACIONAL

1. INTRODUCCION.
A pesar de que el método racional se comenzó a utilizar para el diseño de drenaje
urbano y agrícola hace ya más de cien años, actualmente sigue siendo uno de los métodos más
utilizados mundialmente para el cálculo de estructuras de drenaje pluvial. El motivo de esta
difusión y persistencia radica en su simplicidad y en la facilidad con la que es posible obtener
los datos para su aplicación, aunque es necesario tener presente las limitaciones y aplicar
correctamente su metodología.

Una de las precauciones que deben adoptarse al aplicar al método a una cuenca en
particular es comprobar si, para el periodo de retorno escogido, el caudal máximo viene dado
para toda área de la cuenca o bien es mayor si se considera únicamente una parte de la misma.
LOPEZ ALONZO (1995)

El método racional, el cual empezó a utilizarse alrededor de la mitad del siglo XIX, es
probablemente el método más ampliamente utilizado hoy en día para el diseño de
alcantarillados de aguas de lluvia( pilgrim, 1986; Linsley, 1986). A pesar de que han surgido
algunas críticas acerca de lo adecuado de este método, se sigue utilizando para el diseño de
alcantarillas debido a su simplicidad. VEN TE CHOW (1994).

2
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil
2. FUNDAMENTOS DEL METODO RACIONAL

La idea detrás del método racional es que si la lluvia con intensidad I empieza en forma
instantánea y continua en forma indefinida, la tasa de escorrentía continuara hasta que se
llegue el tiempo de concentración (tc), en el cual toda la cuenca está contribuyendo al flujo en
la salida. El producto de la intensidad de lluvia I y el área de la cuenca A es el caudal de entrada
al sistema, IA, y la relación entre el caudal y el caudal pico Q ( (0 ≤ c ≤ 1) . Este se expresa en
la formula racional:

Q=C . I . A
En áreas urbanas, el área de drenaje usualmente está compuesta de subáreas o
subcuencas de diferentes características superficiales. Como otro resultado, se requiere un
análisis compuesto que tenga en cuenta las diferentes características superficiales. Las áreas de
las subcuencas se denominan como Aj y los coeficientes de escorrentía de cada una de ellas se
denominan como Cj. La escorrentía pico se calcula al utilizar la siguiente forma de la forma
racional:
m
Q=I ∑ Cj∗Aj
j=1

Donde m es el número de subcuentas drenadas por un alcantarillado.

(Fuente: VEN TE CHOW pag. 510)

Las hipótesis fundamentales del método racional son las siguientes:

 La intensidad de precipitación es uniforme en el espacio y no varía en el tiempo.


 La duración de la precipitación que produce el caudal máximo dada una intensidad I es
equivalente al tiempo de concentración de la cuenca (tc).
 El tiempo de concentración se considera como el tiempo que tarda toda el área
drenante en contribuir a la escorrentía en la sección de salida, así como el instante en
que se produce el caudal máximo en dicha sección. El tiempo que transcurre entre el
cese de la lluvia y el final de la escorrentía coincide con el tiempo de concentración.
 El coeficiente de escorrentía se mantiene uniforme en el tiempo y en el área drenante
considerada.
 El periodo de retorno del caudal máximo calculado es el mismo que el de la intensidad
media máxima de cálculo.
 El almacenamiento de agua en la cuenca es insignificante, es decir, no se dan procesos
importantes de laminación de hidrogramas, ya sea en la red de drenaje o en
estructuras singulares. LOPEZ ALONZO (1995).

3
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

COEFICIENTE DE ESCORRENTIA.
El coeficiente de escorrentía C es la variable menos precisa del método racional. Su uso
en la formula implica una relación fija entre la tasa de escorrentía pico y la tasa de lluvia para la
cuenca de drenaje, lo cual no es cierto en la realidad. Una selección apropiada del coeficiente
de escorrentía requiere del conocimiento y la experiencia por parte del hidrólogo. La
proporción de la lluvia total que alcanzaran los drenajes de tormenta depende del porcentaje
de permeabilidad, de la pendiente y de las características de encharcamiento de la superficie.
Superficies impermeables, tales como los pavimentos de asfalto o los techos de edificios,
producirán una escorrentía de casi el ciento por ciento después que la superficie haya sido
mojada, independientemente de la pendiente. Inspecciones de campo y fotografías aéreas son
muy útiles en la estimación de la superficie dentro del área de drenaje.

El coeficiente de escorrentía también depende de las características y las condiciones


de suelo. La tasa de infiltración disminuye a medida que la lluvia continúa y también es influida
por las condiciones de humedad antecedentes en el suelo.

Otros factores que influyen en el coeficiente de escorrentía son la intensidad de lluvia,


la proximidad del nivel freático, el grado de compactación del suelo, la porosidad del suelo, la
vegetación, la pendiente del suelo y el almacenamiento por depresión. Debe escogerse un
coeficiente razonable para representar los efectos integrados de todos estos factores. En la
tabla 15.1.1 se dan algunos coeficientes escogidos para diferentes tipos de superficie, utilizados
por AUSTIN, Texas. VEN TE CHOW (1994)

4
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

Tabla 15.1.1. Coeficientes de escorrentía Fuente: VEN TE CHOW (1995)

5
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil
INTENSIDAD DE LLUVIA
La intensidad de lluvia I es la tasa promedio de lluvia en pulgadas por hora para una
cuenca o subcuenca de drenaje particular. La intensidad se selecciona con base a duración de
la lluvia de diseño y el periodo de retorno. La duración de diseño es igual al tiempo de
concentración para el área de drenaje en consideración. El periodo de retorno se establece
utilizando estándares de diseño o es escogido por el hidrólogo como un parámetro de diseño.

Se supone que la escorrentía alcanza su pico en el tiempo de concentración (tc) cuando


toda la cuenca está contribuyendo al flujo en su salida. El tiempo de concentración es el tiempo
requerido por una sola gota de agua para fluir desde el punto más remoto en la cuenca hasta el
punto de interés. Puede utilizarse un procedimiento de tanteos para determinar el tiempo
crítico de concentración donde existen varias rutas posibles que deben considerarse. El tiempo
de concentración de cualquier punto en un sistema de drenaje de aguas de lluvia es la suma
del tiempo de entrada t0 (el tiempo que se toma para fluir desde un punto remoto hasta la
entrada de la alcantarilla) y del tiempo de flujo tf en los alcantarillados localizados aguas arriba
conectados al punto de salida.

t c =t 0 +t f (15.1.3)

El tiempo de flujo está dado por la ecuación:


n
Li
t f =∑ (15.1.4)
i=1 Vi

Donde Li es la longitud del iesimo tubo a lo largo de la trayectoria de flujo y Vi es la


velocidad del flujo en el tubo.

El tiempo de entrada, o tiempo de concentración para el caso de que no exista


alcantarillado aguas arriba, puede obtenerse mediante observaciones experimentales o
puede estimarse utilizando ecuaciones como las presentadas en la tabla 15.1.2. Pueden
existir varias rutas posibles de flujo para diferentes cuencas drenadas por un alcantarillado;
el mayor tiempo de concentración de todos los tiempos para las diferentes rutas se supone
que es el tiempo de concentración crítico del área drenada.

Debido a que las áreas que llegan a la mayor parte de las obras de captación de aguas
lluvias son relativamente pequeñas, también es bastante común determinar el tiempo de
entrada con base en experiencias bajo condiciones similares. El tiempo de entrada disminuye
a medida que tanto la pendiente como la impermeabilidad de la superficie aumentan, y se
incrementa a medida que la distancia sobre la cual tiene que viajar el agua se incrementa y a
medida que la retención en las superficies de contacto aumenta. Todos los tiempos de
entrada determinados con base en la experiencia deben verificarse mediante cálculos
directos de la escorrentía superficial en el terreno. VEN TE CHOW (1994)

6
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

(Fuente: VEN TE CHOW pag. 513)


7
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

(Fuente: VEN TE CHOW pag. 514)

AREA DE DRENAJE
Debe determinarse el tamaño y la forma de la cuenca o subcuenca bajo
consideración. El área puede determinarse utilizando planímetros en mapas topográficos,
o mediante trabajos topográficos de campo cuando los datos topográficos han cambiado o
cuando el intervalo entre las líneas de nivel en los mapas es demasiado grande para
distinguir la dirección del flujo. Deben medirse el área de drenaje que contribuye al sistema
que se está diseñando y la subárea de drenaje que contribuye a cada uno de los puntos de
entrada. El esquema de la divisoria del drenaje debe seguir las fronteras reales de la
8
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil
cuenca, en lugar de las fronteras comerciales de los terrenos, como puede utilizarse en
alcantarillados de aguas residuales. Las líneas divisorias del drenaje están influidas por las
pendientes de pavimentos, la localización de conductos subterráneos y parques
pavimentados o no pavimentados, la calidad de pastos, los céspedes, y muchas otras
características introducidas por la urbanización.

(Fuente: VEN TE CHOW pag. 515)

CAPACIDA DE LA TUBERIA
En la escogencia de los diámetros de las tuberías de alcantarillado de aguas lluvias, se
calcula el mínimo diámetro requerido y se selecciona el siguiente diámetro comercial
disponible. Los tubos comerciales están disponibles en diámetros de 8, 10, 12, 15, 16 y 18
pulg, en incrementos de 3 pulg entre 18 y 36 pulg e incrementos de 6 pulg entre 3 y 10 pies.

Una vez que se ha calculado el caudal de diseño Q que entra en el tubo de


alcantarillado utilizando la fórmula racional, se determina el diámetro del tubo D re-
querido para conducir dicho caudal. Es usual suponer que el tubo fluye lleno bajo

condiciones gravitacionales, pero que no se presuriza, luego la capacidad del tubo


puede calcularse utilizando las ecuaciones de Manning o de Darcy-Weisbach para el flujo
D2
en canales abiertos. Para la ecuación de Manning, el área es A=π y el radio
4
A D
hidráulico es R= = . La pendiente de fricción Sf se supone igual a la pendiente de
P 4
lecho para la tubería, S0, si se supone flujo uniforme y el caudal puede calcularse, para flujo
lleno en la tubería, como
1
1.49
Q= ∗Sf 2∗A∗R2/ 3
n
Esta se resuelve para el diámetro requerido D:

(2.16 Qn)/ √ S 0
3/8
D=¿ ¿
La cual es válida para Q en pies cúbicos por segundo y D en pies. Cuando se utiliza el
sistema internacional SI de unidades, con Q en metros cúbicos por segundo y D en
metros, el coeficiente 2.16 de la ecuación ( 15. 1 .6) debe reemplazarse por

2.16 X 1.49 = 3.21.

Utilizando la ecuación de Darcy-Weisbach (2.5.4), con A, R y Si iguales a los usados


en la ecuación de Manning.
1/ 2
8 gR Sf
Q= A
f( ) ………. (15.1.7)

Resolviendo esta ecuación para la D se obtiene:


1/ 5
0.811 f Q2
D= ( g S0 ) ………. (15.1.8)

9
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil
Donde f es el factor de fricción de Darcy- Weisbach y g es la aceleración debido a la
gravedad. La ecuación (15.1.8) es válida para cualquier sistema de unidades dimensionalmente
consistentes.

(Fuente: VEN TE CHOW pag. 516)

VALIDEZ DEL METODO RACIONAL


El método racional es criticado por algunos hidrólogos debido a su forma
simplificada de calcular los caudales de diseño. Sin embargo, el método racional es aun
ampliamente usado para el diseño de sistemas de alcantarillado de aguas lluvias en los
Estados Unidos y en otros países debido a su simplicidad y al hecho de que las di- menciones
requeridas de los alcantarillados se determinan a medida que el cálculo avanza. Los
procedimientos más realistas para la simulación de flujos involucran el tránsito de
hidrogramas de caudal, los cuales requieren que las dimensiones de las estructuras de
conducción del flujo sean conocidas de antemano. El diseño del sistema de alcantarillado de
aguas lluvias producto del método racional puede considerarse como un diseño
preliminar cuya bondad puede verificarse transitando hidrogramas de caudales a través
del sistema. (VEN TE CHOW 1995).

10
Hidrología Superficial
Universidad Nacional de Cajamarca
“Norte de la Universidad Peruana”
Fundada por Ley 14015 del 13 de Febrero de 1962

FACULTAD DE INGENIERIA
Escuela Académico Profesional de Ingeniería Civil

3. BIBLIOGRAFIA
 VEN TE CHOW: “Hidrología aplicada”, en NOMOS S.A. edit. 1994 COLOMBIA pág. 510-
517.
 LOPEZ ALONSO, Raúl: “método racional en zona urbana, bases conceptuales y
aplicación a nivel de subcuencas”, en GOMEZ, M (edit) (1995).

11
Hidrología Superficial