Sie sind auf Seite 1von 3

Introducción

La mezcla ideal es un modelo de mezcla en el cual el


volumen, la energía interna y la entalpía de la mezcla es igual
al de los componentes puros por separado, es decir el
volumen, la energía y la entalpía de mezcla es nula. Cuanto
más se acerquen a estos valores los de una mezcla real mas
ideal será la mezcla. Alternativamente una mezcla es ideal si
su coeficiente de actividad es 1. Este coeficiente es el que
mide la idealidad de las soluciones.

En la presentación de este trabajo veremos como se


relacionan algunas propiedades termodinámicas como por
ejemplo entalpía, la energía interna en mezclas de gases
ideales.

Definición de algunos términos.

Energía interna:
Esta es una función de estado. No puede conocerse su valor
absoluto, sino sólo la variación que experimenta entre el
estado inicial y el final del sistema.

Entalpía:
En las reacciones químicas que transcurren a presión
constante, se establece que: Qp = H2 - H1 = ΔH
Donde H es la magnitud energética denominada entalpía.

Al igual que la energía interna la entalpía es una función de


estado. No puede conocerse su valor absoluto, sino solo la
diferencia entre el estado inicial y final.
Entropía:
Es una magnitud que mide la parte de la energía que no
puede utilizarse para producir un trabajo; es el grado de
desorden que poseen las moléculas que integran un cuerpo,
o también el grado de irreversibilidad alcanzada después de
un proceso que implique transformación de energía.

Calor Específico:
El calor específico de una sustancia o sistema termodinámico
es una magnitud física que se define como la cantidad de
calor que hay que suministrar a la unidad de masa del
sistema considerado para elevar su temperatura en una
unidad (kelvin o grado Celsius) a partir de una temperatura
dada; en general, el valor del calor específico depende de
dicha temperatura inicial.

Potencial Químico:
En termodinámica, dentro de la física y en termoquímica
dentro de la química, potencial químico, cuyo símbolo es μ,
es un término introducido en 1876 por el físico
estadounidense Willard Gibbs, que él definió como sigue:
«Si suponemos que se añade una cantidad infinitesimal de
cualquier sustancia a una masa homogénea cualquiera en un
estado de tensión hidrostática, que la masa permanece
homogénea y su entropía y volumen permanecen constantes,
el incremento de la energía interna de la masa dividida por la
cantidad de la sustancia añadida es el potencial para esa
sustancia en la masa considerada.»
Gibbs apuntó también que para los propósitos de esta
definición, cualquier elemento químico o combinación de
elementos en unas proporciones dadas podrían ser
considerados una sustancia, tanto si pudieran existir por sí
mismos como un cuerpo homogéneo como si no pudieran
hacerlo.
Más simplemente, el potencial químico también se define
como la tendencia de un componente a escapar de una
determinada fase, así, si el potencial químico es alto, el
componente tenderá a salir lo más rápido posible de la fase
en que se encuentra y al contrario, si es bajo (incluyendo
valores negativos), tenderá a permanecer en ella.