Sie sind auf Seite 1von 8

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

TEMA: La Posesión.
CURSO: Derecho Reales.
CICLO: VI
TURNO: Noche.
SEMESTRE ACADEMICO: 2018-I.
DOCENTE:
Lic. Vera Gutierrez, Fanny.
INTEGRANTES:
 AGUILAR GARCIA, YOSMEL
 ALLAUCA PALACIOS, YENI
 BALTAZAR PINEDA, DIANA
 COPERTINO GAVINO, YOLI
 MATIAS SANTOS, ESTHER
 SALAZAR RODRIGUEZ, BETTSI BANESA

HUARAZ-PERÚ
2018
ÍNDICE

Introducción

CAPITULO I

La posesión

1.Definición

1.2 Noción de la posesión

1.3 Adquisición y conservación de la posesión

CAPITULO II.

Clases de posesión y sus efectos

CAPITULO III.

Posesión precaria

Conclusiones

Bibliografía
Introducción

La presente investigación estará referida a la posesión se entiende, como aquel señorío de


hecho (poder físico) que tiene una persona sobre una cosa, por lo tanto, se estima como
un hecho jurídico que produce una consecuencia jurídica. La posesión puede
comprenderse como una situación de hecho, y no de derecho como sucede así con
el Derecho de Propiedad, ya que, poseer consiste en la simple aprehensión de la cosa, o
en otras palabras "tener la cosa", esto sin mediar un título, como el de propiedad.
Eventualmente, como consecuencia jurídica producida por la posesión, se puede
mencionar a la misma propiedad, ya que ésta, se puede originar por posesión mediante la
prescripción (artículo 853, Código Civil).

Bien cabe resaltar, que con ese poder de hecho que tiene una persona sobre un bien, ésta
realiza acciones que objetivamente ponen en manifiesto la intención suya de conducirse
como verdadero dueño del bien (en el caso en que realmente no lo sea).
También es el poder físico que se ejerce en forma directa y exclusiva sobre la cosa, para
su aprovechamiento total o parcial, de un hecho independientemente de la consideración
de si el derecho pertenece o no a quien lo ejercita, como derecho suyo o bien.
CAPITULO I

La posesión

1.2 Definición.

Es la tenencia de una cosa determinada con ánimo de señor o dueño, sea que el dueño o
el que se da por tal, tenga la cosa por sí mismo, o por otra persona que la tenga en lugar
y a nombre de él.

Colin y Capitant “La posesión es la relación de hecho entre una persona y una cosa, en
virtud de la cual la persona puede cumplir sobre la cosa actos materiales de uso y
transformación, con la voluntad de someterla al derecho real al cual dichos actos
corresponden normalmente”

Según Planiol “La posesión es un estado de hecho que consiste en tener una cosa de
manera exclusiva y ejecutar sobre ella los mismos actos de uso y goce de propietarios”.

Para J.J Gómez R., “La posesión es la subordinación de hecho, exclusiva, total o parcial,
de los bienes al hombre”.

Para Arturo Valencia Zea (La posesión es un derecho real auxiliar y provisional) define
la posesión como un “poder de hecho sobre cosas que normalmente corresponde al
ejercicio de un derecho patrimonial (derechos reales o derechos personales). Ese poder
de hecho adquiere sustantividad cuando se contemplan a partir de él varios efectos, en el
que al poseedor se le respeta su poder de hecho aun sin que tenga un poder jurídico o
derecho subjetivo.

Jóse J. Gomez define La posesión como "la subordinación de hecho exclusiva, total o
parcial de los bienes al hombre". Es una subordinación porque así se aprecia el vínculo
entre quien posee y la cosa, es una subordinación de hecho, para efectos de separar el
derecho del hecho de la posesión, es decir que el derecho es la subordinación jurídica y
la posesión es la subordinación material.

1.3 Noción de la posesión.

La posesión es el ejercicio de hecho de uno o más poderes inherentes a la propiedad.


Artículo 896 C.C. Servidor de la posesión No es poseedor quien, encontrándose en
relación de dependencia respecto a otro, conserva la posesión en nombre de éste y en
cumplimiento de órdenes e instrucciones suyas.

Artículo 897 C.C. Adición del plazo posesorio El poseedor puede adicionar a su plazo
posesorio el de aquel que le trasmitió válidamente el bien. Artículo 898 C.C.

1.4 Adquisición y conservación de la posesión.

Adquisición de la posesión

La posesión se adquiere por la tradición, salvo los casos de adquisición originaria que
establece la ley. Artículo 900.

Tradición

La tradición se realiza mediante la entrega del bien a quien debe recibirlo o a la persona
designada por él o por la ley y con las formalidades que ésta establece. Artículo 901.

Sucedáneos de la tradición.

Artículo 902. La tradición también se considera realizada:

1.- Cuando cambia el título posesorio de quien está poseyendo.

2.- Cuando se transfiere el bien que está en poder de un tercero. En este caso, la tradición
produce efecto en cuanto al tercero sólo desde que es comunicada por escrito.

Conservación de la posesión.

Artículo 904. Se conserva la posesión, aunque su ejercicio esté impedido por hechos de
naturaleza pasajera.
CAPITULO II

2. Clases de posesión y sus efectos.

POSESIÓN INMEDIATA Y MEDIATA. Artículo 905.

Es poseedor inmediato el poseedor temporal en virtud de un título. Corresponde la


posesión mediata a quien confirió el título.

POSESIÓN ILEGÍTIMA DE BUENA FE. Artículo 906.

La posesión ilegítima es de buena fe cuando el poseedor cree en su legitimidad, por


ignorancia o error de hecho o de derecho sobre el vicio que invalida su título.

Duración de la buena fe del poseedor Artículo 907.

La buena fe dura mientras las circunstancias permitan al poseedor creer que posee
legítimamente o, en todo caso, hasta que sea citado en juicio, si la demanda resulta
fundada.

POSESIÓN DE BUENA FE Y LOS FRUTOS. Artículo 908.

El poseedor de buena fe hace suyos los frutos.

POSESION ILEGITIMA.

Es la que es contraria a la Ley, también requiere de un titulo que adolece de un vicio de


forma o de fondo que conlleva de nulidad o anulabilidad.

CAPITULO III

3. Posesión precaria

Gonzales Barrón, sostiene que la posesión precaria es legítima, pues “no se realiza en
contradicción a la voluntad del concedente”, esto es, que la situación del precario se
origina en la licencia del dueño (recordemos esta afirmación pues será punto de nuestra
crítica al notarse una clara contradicción con sus posteriores afirmaciones).

Vásquez Ríos concluye que “para la Doctrina, el poseedor precario es el tenedor de una
cosa, es el típico detentador de un bien que posee en nombre de otro”. Lo que lo lleva a
sostener que en el caso del art. 911 se ve un nuevo concepto, diferente al de la doctrina
que él cita según la cual el precario no era más que un tenedor del bien.

El Dr. Torres Vásquez se adhiere al concepto que, de precario, muestra el art. 911 del
c.c., así sostiene: Poseedor precario “es el que ocupa un bien sin título, ya sea porque
nunca lo tuvo o porque el que tenía ha fenecido”. De esto, se desprende que son dos las
causales de la posesión precaria:

a. La falta de título debido a que nunca existio


b. El título que originó la posesión ha fenecido.

si la posesión se sustenta en un título nulo (posesión ilegítima), el poseedor no puede


ser demandado en la vía de desalojo por ocupante precario, sino que se le demandará
acumulativamente la nulidad o anulabilidad del título y la REIVINDICACIÓN del
bien”.

Conclusiones

 Se ha tratado punto por punto cada aspecto que involucra a la posesión, en la


conclusión se presentará un enfoque general. Qué es lo que nos dice el
Ordenamiento Jurídico con respecto ha este tema: En el ordenamiento jurídico se
entiende por posesión la situación fáctica de tenencia de una cosa o disfrute de la
persona como titular de la posesión, permitiendo ejercer nuestros derechos dentro
de esta.

 La posesión requiere o necesita dos elementos para configurarse y ellos son el


corpus, que es la cosa en sí y el animus domini que es la intención de comportarse
como su dueño, es decir la posesión requiere la intención y la conducta de un
dueño. He ahí donde surge la siguiente interrogante ¿Cómo adquirimos una
posesión? En derecho romano podía adquirirse la posesión por intermediario.

 Tengamos en cuenta que el poseedor: es aquel que tiene la disposición de la cosa


conindependencia de que sea propietario o no y la situación del poseedor es
protegida por el iushonorarium.

Bibliografía