Sie sind auf Seite 1von 1

EL TRABAJO DEL SUEÑO resumen FREUD

El trabajo que traspone el sueño latente en el manifiesto; es el trabajo del sueño


El trabajo que desde el sueño manifiesto quiere alcanzar el latente, es el trabajo de
interpretación
El material del trabajo del sueño, son los pensamientos que son transportados a otra forma y
en esta traducción, hallan empleo los recursos de la fusión y la combinación.
El trabajo del sueño, procura una manera muy insólita de trascripción de los pensamientos
oníricos.

Operaciones del trabajo onírico:

1) Condensación: Por tal entendemos el hecho de que el sueño manifiesto tiene menos
contenido que el latente. La condensación se produce porque : Ciertos elementos latentes se
omiten por completo, de muchos complejos del sueño, solo un jirón se traspasa al manifiesto y
elementos latentes que tienen algo en común aúnan en el sueño manifiesto; son fundidos en
una unidad. Por ejemplo, la condensación de personas diferentes en una; y lo mismo puede ser
para objetos y lugares. La condensación hace impenetrable al sueño, tiene un efecto de
censura de factores mecánicos o económicos. Un elemento manifiesto corresponde a varios
latentes y a la inversa, a la manera de un entrelazamiento.
2) Desplazamiento: Es en un todo, obra de la cesura onírica, sus 2 exteriorizaciones son: Que
un elemento latente no es sustituido por un componente propio, si no, por algo mas alejado,
que es una alusión. Y que el acento psíquico se traspasa de un elemento importante a otro
importante, de modo que el sueño aparece como algo extraño. La alusión se entrama por
medio de los lazos mas extrínsecos y remotos con el elemento al que sustituye; por eso es
incomprensible y alcanza su meta cuando logra hacer inhallable el camino de regreso de la
alusión a lo genuino.
3) Figuración plástica de palabras: Consiste en la trasposición de pensamientos en
imágenes visuales, no todos los pensamientos oníricos experimentan esta trasposición, y no
solo así se trasponen los pensamientos.
4) Elaboración secundaria: Le compete producir, a partir de los resultados mas inmediatos
del trabajo del sueño, algo como un todo mas o menos entramado.
5) Desfiguración onírica y sustitución por lo contrario: Hay que hacer evocar ocurrencias al
soñante hasta que hayan penetrado desde el sustituto hasta lo genuino y después se
sustituyen los símbolos por su significado, basándose en el conocimiento propio y la sustitución
por lo contrario, tomando el ultimo como el primero y viceversa.

El planteamiento de los procedimientos para la interpretación de los sueños por medio del
trabajo onírico, permite el manejo adecuado y previsor de la sobreinterpretación, teniendo en
cuenta, la posible contaminación dada por el analista
Después de esta exposición, finalizamos la clase con los siguiente: “ Los recuerdos puedes
olvidarlos, pero ellos no te olvidan.”