You are on page 1of 37

http://www.logon.org/spanish/s/p265.

html

El Origen Genético de las Naciones[265]

Uno de los mayores avances en genética humana es la medición del ADN tanto de varones como de
mujeres. Los hombres se miden por medio del cromosoma Y que es transmitido a su descendencia
de padre a hijo en una línea continua que muta con el tiempo. Este se denomina ADN Y. Sólo los
hombres son portadores de este por medio de su cromosoma Y , siendo ellos XY. Las mujeres
tienen cromosomas XX . La ciencia dice que este ritmo de mutación es más lento que el requerido
en la Biblia para que concuerde con su historia de que las naciones son descendientes de Noé.

La línea femenina se mide examinando su ADN Mitocondrial (denominado ADN mt) que poseen
tanto las mujeres como los hombres. Las Mitocondrias se agrupan en haplogrupos que se relacionan
con las líneas de mujeres en las cuales ocurren y esta línea es transmitida por la madre a su
descendencia en el cromosoma X , que poseen tanto hombres como mujeres.

El ADN-Y y el ADN mt se miden en dos formas diferentes. El ADN Y se mide con los
denominados polimorfos. A estos polimorfos se les otorga un valor numérico y, de acuerdo al valor
al ser evaluados, las sub agrupaciones que se forman se denominan clades y subclades de la
agrupación total que se denomina haplogrupo. Estos valores registran el cambio en las mutaciones
y líneas de ADN Y .

El ADN mt se determina con la información de la ubicación polimórfica por ejemplo 311C, que
quiere decir que la mutación ocurrió en el par base 16.311 y la base que cambió aquí fue en realidad
cambiada a citosina. El número 16.000 es el punto de comienzo de la numeración de ADN y por lo
tanto el nº 16.000 se descarta y los números utilizados son los que quedan. Por lo tanto 16.311 se
convierte en 311 y la letra es la que indica la sustancia química en ese punto en el polimorfo. Este
cambio en la ubicación polimórfica es el que determina la ascendencia genética , dado a que el
padre le transmite a su descendencia los polimorfismos de ADN que ellos tienen con los mismos o
con similares valores numéricos. Al ser examinados, los valores que no son exactamente iguales a
los de los padres son denominados mutaciones. De este modo los valores varían y han determinado
las agrupaciones tribales de las naciones en el mundo.

El sistema de ADN-Y que ha sido asignado a los varones de la especie humana se agrupa en una
serie de haplogrupos desde la letra A hasta la R. La acostumbrada y cuantiosa medición (utilizando
el sistema de Arizona ) es normalmente de 37 lugares como marcadores. Se realizan pruebas básicas
para los primeros doce, luego hasta 25, y luego se continua hasta 37 de estas ubicaciones
polimórficas, o lugares, para determinar emparentamiento y asociación de haplogrupo. Pueden
haber 100 o más marcadores analizados para detectar cambios (a.k.a. polimorfismos). Un ejemplo
de lo que puede ser una estructura de ADN Y típica es la siguiente:
1 393 x
2 390 x
3 19* x
4 391 x
5 385a x
6 385b x
7 426 x
8 388 x
9 439 x
10 389-1 x
11 392 x
12 389-2 x
13 458 x
14 459a x
15 459b x
16 455 x
17 454 x
18 447 x
19 437 x
20 448 x
21 449 x
22 464a** x
23 464b** x
24 464c** x
25 464d** x
26 460 x
27 GATA H4 x
28 YCA II a x
29 YCA II b x
30 456 x
31 607 x
32 576 x
33 570 x
34 CDY a x
35 CDY b x
36 442 x
37 438 x
*También conocido como DYS 394
** El 19/5/2003, estos valores fueron corregidos en 1 punto por un cambio en nomenclatura de laboratorio.

Hay valores que cuando son evaluados se asignan a la columna derecha del cuadro. Estos valores
ayudan a determinar si una persona pertenece a un haplogrupo típico celta o uno que se encuentra
entre los semitas, o amerindios o polinesios, chinos o de tipo racial japonés. Para determinar
apropiadamente la clase, se realiza lo que se conoce como prueba SNP , pero los valores de las
pruebas de marcadores 12, 25 y 37 apuntan a la dirección correcta. No existe ningún grupo nacional
que tenga un haplogrupo genético puro excepto algunas tribus de amerindios del grupo Q en
Sudamérica (en los gráficos realizados por Dr. J.D. McDonald). El gráfico de arriba, dependiendo
de los valores evaluados, podría ser el típico R1b celta de Europa o los nativos americanos, el ADN
de ambos pertenece a los dos últimos haplogrupos en la escala.

ADN mt
La mitocondria, fue secuenciada por primera vez en 1981, en la que se dio a conocer como La
Secuencia de Referencia Cambridge, Cambridge Reference Sequence (CRS). La CRS ha sido
utilizada como base para comparar con el ADN mt individual. En otras palabras, cualquier lugar en
un ADN mt individual que tenga una diferencia en comparación con la CRS que se describe como
mutación. Si un resultado no muestra ninguna mutación significa que el ADN mt corresponde a la
CRS. Las mutaciones ocurren cuando: a) una base reemplaza a otra base – por ejemplo una C
(Citosina) reemplaza una A (Adenina); b) una base no aparece más en esa posición, o es una
eliminación; y c) una nueva base se inserta entre las otras bases sin reemplazar a ninguna otra (una
inserción).

Esta es la forma en que el ADN mt o mitocondrial muta. El ADN original femenino de la especie
humana se limitaba a siete mujeres, pero en Europa solamente. En todo el mundo hay
aproximadamente 26 sub-ramas del árbol de la humanidad de los linajes femeninos.
Por esto, se podría argumentar que los linajes femeninos se pueden explicar dentro de los términos
bíblicos solamente en Europa. Por lo tanto se requiere que el ADN mt armonice con el relato de la
Biblia por medio de la explicación del total de las 26 líneas femeninas.

Dependemos de la ciencia para la organización de los haplogrupos. A medida que los polimorfos
mutan alteran los valores y entonces el ritmo de mutación bien puede ocasionar algún movimiento
entre los haplogrupos que aún no ha sido identificado.
Armonizando la Biblia y la Genética
Para que la Biblia responda al desafío que representa este importantísimo descubrimiento genético,
entonces debe ubicar esta estructura sobre los registros de la Biblia y explicar la distribución de las
naciones dentro de términos que puedan considerar y responder apropiadamente a los desafíos que
representan los árboles genéticos tanto del ADN-Y como del ADN mt de las especies.

Los linajes femeninos bien podrían tener un impacto en los masculinos, causando mutaciones que
aún no se conocen, un análisis de este sistema quizás revelará algunos aspectos importantes. Sin
embargo, por el momento, no ha sido demostrado científicamente ningún efecto directo causado por
las mujeres en las mutaciones masculinas más que la conocida re combinación.

Sin embargo, ahora sabemos que las mitocondrias son directamente responsables por las
mutaciones en la estructura genética humana. Estas se insertan dentro de genes activos y causan
mutación. Esto ocurre especialmente con ADN que ha sido dañado por contaminación o radiación,
lo que las hace susceptibles a mayores daños por ADN mitocondrial extraviado. Los genes activos
son más susceptibles al daño dado a que su ADN es descomprimido regularmente para producir
proteínas (New Scientist, 18 Septiembre 2004, art. "The enemy within that targets genes", “El
enemigo interior que ataca genes” p. 11).

"Miria Richetti y su equipo en el Instituto Pasteur en Paris identificaron 211 inserciones de ADN
mitocondrial en todo el genoma , 23 de ellas nuevas, 80 por ciento estaban en los genes pero los
genes solo constituyen un 3 por ciento del genoma. Los atacados son mayormente genes
transcriptos , probablemente porque tienen más rupturas en la doble cadena, dice Richetti” (ibid.).
Jef Boeke, en la Universidad John Hopkins opina que no es probable que el ADN Mitocondrial sea
una gran fuente de mutación genética humana. Sin embargo, parece que existió un caso de esto
relacionado directamente con el desastre radioactivo de Chernóbil.

Mediante la comparación de las secuencias de voluntarios de 21 grupos étnicamente diversos, el


equipo de Richetti encontró seis inserciones que no habían sido compartidas por todos ellos. (PLoS
Biology, vol. 2, e273). Los científicos sostuvieron que "estas deben haber ocurrido luego de que
nuestros ancestros se separaron de los chimpancés y por lo tanto pudieron dar a los científicos pistas
con respecto a los orígenes de los grupos étnicos y migraciones históricas" (ibíd.).

Estamos de acuerdo en que las mitocondrias son capaces de mutar la estructura genética humana, y
se sostiene que la incidencia de matrimonios entre miembros del mismo grupo con nuevas
mitocondrias ocasiona que las mutaciones se den a un ritmo acelerado.

Es por esto que las sociedades aisladas presentan la estructura básica y menos cambios que las
sociedades más abiertas que alternan con otros haplogrupos mitocondriales. Por ejemplo, los grupos
RxR1 entre los aborígenes australianos son también menos afectados. No es un indicador de tiempo,
sino más bien un indicador de matrimonios entre miembros del mismo grupo. Sin embargo la mayor
parte del haplogrupo aborigen C, es en realidad C4 y deriva de los grupos básicos C que se
propagaron a lo largo de la costa sur de Asia desde India hasta Vietnam. Todavía tienen algo del
básico C en sus bolsillos, pero los aborígenes evolucionaron dentro del grupo C4 y entonces se sub-
dividieron en dos sub-grupos C4 dentro de Australia. Los maorí evolucionaron en el grupo C2 y los
mongoles en el C3, que también ingresó en las Americas. Tanto el lenguaje aborigen como el maorí
contienen muchas palabras prestadas de los pueblos malayos, esto indica que en un momento estas
tuvieron un área en común y pertenecieron a un mismo grupo lingüístico. Los malayos son, sin
embargo, predominantemente Hg O pero también tienen otros grupos. Los maorí dejaron su isla de
origen alrededor de 1000 AD luego de la subida de las aguas y fueron a Nueva Zelanda dentro del
Período Cálido Medieval cuando los mares estaban más altos.

Parece haber un problema en lo que se es denominado el árbol Filogenético del cromosoma Y en


que el Haplogrupo A es la primera ramificación marcadamente divergente en el árbol, y por esto la
primera en diferir de los haplogrupos desde B hasta R. Todos los haplogrupos tienen una
ramificación en la cual difieren.

Ahora analizaremos una perspectiva general del relato de la Biblia. La Biblia dice simplemente que
Noé era perfecto en sus generaciones y que engendró a Jafet, luego a Cam y luego a Sem. La
progenie de los hijos de Noé está enumerada y las tribus y su distribución han sido registradas lo
cual nos brinda valiosos indicios para comparar con los registros de ADN.

Los relatos de la Biblia han sido redactados de manera que solo permiten ocho personas en el Arca.
Sin embargo, esta anotación puede referirse a ocho hombres, dado a que las mujeres jamás eran
mencionadas en genealogías antiguas salvo en muy raras ocasiones y a veces solo mediante la
omisión de un prefijo en el nombre del padre( Ver el artículo La Genealogía del Mesías [119] ).

Este escenario con ocho hombres es posible dado a que Canaán era lo suficientemente adulto
durante la primera cosecha de vino luego del Diluvio cuando Noé se emborrachó con vino nuevo
como para haberlo sodomizado o castrado. Las tradiciones judías debaten ambas situaciones. Este
es el motivo de la maldición bíblica sobre Canaán. Algunos sostienen que fue Cam, y Canaán cargó
con la maldición en lugar de Cam, pero esto parece ser para limitar a ocho bocas tanto a los
hombres como a las mujeres. Este último caso es importante para el registro del ADN porque solo
las mujeres de los hijos podrían entonces haber continuado engendrando hijos y el ADN
mitocontrial de la esposa de Noé se habría detenido a menos que hubiera mujeres por la esposa de
Noé allí también, que es una posibilidad si solo los hombres fueron mencionados.
Las líneas masculinas eran entonces Jafet y Sem con sus esposas, y Cam y los (cuatro) hijos de
Cam y sus esposas, llegando a un total de siete hombres y siete mujeres además de Noé y su esposa.

Esto entonces permitiría ocho mujeres incluyendo la esposa de Noé, proporcionando de este modo
las siete principales líneas de ADN mitocondrial; y esto parece concordar con las conclusiones
actuales acerca de los haplogrupos de ADN mitocondrial, pero solo para Europa. Se puede debatir
que algunas de las líneas de ADN mitocondrial son divisiones posteriores. La evidencia científica
indica que existieron siete denominadas “Evas” para el grupo genético de ADN mitocondrial en
el caucásico pero que hay 26 líneas femeninas en total. Por lo tanto, la explicación debe dar cuenta
de toda la secuencia. El argumento puede entonces continuar diciendo que había 26 mujeres en el
Arca que procrearon.

Esta visión colocaría a la Ciencia en armonía directa con los registros de la Biblia en lo
concerniente a los linajes femeninos. Además encontraremos que cuando analizamos los registros
del ADN mitocondrial de las líneas femeninas entonces podemos alinear las divisiones femeninas
con las divisiones del ADN Y masculinas. Entonces podemos ver la división de las familias de Noé
en su distribución en el mundo.

El grupo genético de Noé


Noé era considerado puro en sus generaciones. La Biblia también afirma que todas las personas en
el Arca pertenecían a la familia de Noé. Por lo tanto, para brindar una descripción apropiada de la
diversidad genética, Noé debió haber mantenido la capacidad de generar descendencia
genéticamente distinta, y estos descendientes tuvieron las características de la línea de la cual
provinieron, pero no la secuencia completa que Noé tuvo originalmente.

Las visiones convencionales con respecto a los sistemas de ADN-Y afirman que estos se enumeran
hacia atrás – 35.000 años y algunos dicen 60.000 hasta 130.000 años – y que los niveles de
mutación son lentos. Esta visión extendida se basa en modelos matemáticos que aparentan
presentar un modelo evolutivo. Además, no se ha considerado el impacto de los diversos sistemas
de ADN femeninos. Se mide el ADN mitocondrial, pero los efectos del cromosoma X femenino en
la estructura del ADN-Y masculina se consideran importantes y se debatirá que causan mutaciones
en la estructura de ADN Y en un ritmo más acelerado que lo que el modelo actual cree posible.

Una de las historias conocidas que podemos examinar es la de los judíos y podemos identificar un
número de naciones que provienen de ellos; y dentro de su estructura de ADN podemos ver un gran
número de personas que en realidad no son semitas de acuerdo a conocimientos actuales. Por
ejemplo, 52% de todos los levitas askenazi no son semitas de acuerdo a los modelos de ADN-Y y
las explicaciones actuales. De este modo, podemos tener evidencia aquí de un gran número de
convertidos al judaísmo que contrajeron matrimonio dentro de las tribus. Muy probablemente esto
apunta a la conversión de los jázaros como el origen de los levitas askenazi. Examinaremos este
aspecto debajo.

Además, sabemos que el clan Buba de los pueblos Lemba en Zimbabwe en las líneas de ADN-
Y son todos Cohenim de Levi, y los Lemba tienen ADN-Y predominante judío aunque son
negros, habiendo tomado esposas africanas luego de haber sido aislados durante o después del
cautiverio de Babilonia. Su judaísmo es más básico que el judaísmo post-cautiverio y su
determinación del calendario se basa en la conjunción determinada por adelantado. Ellos han
conservado sus creencias en una forma muy básica por hasta 2.500 años alejados de Judá.

Todas las áreas de distribución de ADN en este trabajo están de acuerdo con las poblaciones nativas
conocidas anteriores a la dispersión Europea alrededor de 1500, de acuerdo a pruebas.

Para que Noé sea el padre de la estructura humana se sostiene que el tuvo la capacidad de la
siguiente subestructura ADN Y, dado a que todos los seres humanos descienden de él. Cualquier
hombre en el planeta tendrá solo las mutaciones que suponen su rama y senda.
M91, SRY 10831a, M42, M94, M139, M60, M181, RPS4Y711, M216, YAP M145, M203, M174,
SRY 4064, M96, P29, P14, M89, M213 y el núcleo para los derivados posteriores.

Noé tenía ADN Y base que tuvo la capacidad de mutar en estos otros subgrupos. La división que se
desprendió de él es la que sigue:

Hijos de Cam:
ADN Y Haplogrupo (Hg) A: M91 y derivados posteriores
A1: M31
A2: M6, M14, M33, M49, M71, M135, M141, P3, P4, P5, MEH1, M196, M206
A3: M32
A3a: M28, M59
A3b M144, M190, M220
A3b1: M51
A3b2: M13, M63, M127
A3b2a: M171
A3b2b: M118

Este árbol es distinto a los otros haplogrupos ( Hgs) B a R.

Este grupo se encuentra mayormente en el Sudán >45%, Etiopía > 15%, y Sudáfrica > 30%. Se
encuentran muy pocos elementos del Hg A en Camerún aparentemente en Marruecos, y entre los
pigmeos en África Central. La mayoría de estos otros son ExE3b y B por los pigmeos y en
Sudáfrica ,o E3b por Marruecos.

En África predomina el ExE3b y E3b con el grupo B distribuido entre ellos. La incidencia de A en
África también se ve con el Haplogrupo C en su raíz, anterior a un grupo que permaneció en África
y una rama que se fue de África.

El haplogrupo B se compone de M60, M181 luego:


B1: M146
B2: M182
B2a: M150
B2a1: M109, M152, P32
B2a2: M108a
B2a2a: M43
B2b1: P6
B2b2: M115, M169
B2b3: M30, M129
B2b3a: M108b
B2b4: P7
B2b4a: P8
B2b4b: MSY2a, M211

El haplogrupo B aparece en porcentajes menores en Mali, Camerún, entre los pigmeos de África
Central, en Sudáfrica, en Sudán y en Etiopía. Los haplogrupos A y B no aparecen con ninguna
relevancia fuera de África o afro-americanos.

Haplogrupo C
El haplogrupo C es muy interesante. Deriva de los grupos de ADN M168 y P9 y luego hasta los
segmentos RPS4Y711 y M216 que forman el grupo básico C. El grupo básico C se encuentra entre
los aborígenes australianos. Las divisiones son:
C1: M8, M105, M131
C2: M38
C2a: P33
C3: M217, P44
C3a: M93
C3b: P39
C3c: M48, M77, M86
C4a
C4b
Los grupos C se encuentran entre los siguiente pueblos:
Aborígenes australianos >65% (C4)
Maorí >80% (C2)
Polinesios franceses >55%
Samoanos del oeste >30%
Se encuentran porcentajes menores en Iryan Jaya, Borneo (Kalimantan), Nueva Bretaña, y en las
Filipinas;
También se encuentran porcentajes más pequeños en China y en Japón.
Los mayores porcentajes se encuentran en norte de Asia:
Mongoles hasta 60%
Buriatos hasta 65%
Ewenkis hasta 70%
Koriaks hasta 35%
Altaians hasta 23%
Jázaros hasta 42%
Uzbekos hasta 15%
Kirguiz aproximadamente 10%
Yakuts 10%

Hubo un elemento (C3) que se trasladó a los nativos americanos (amerindios) en Alaska
(aproximadamente un 42%) y luego a los Chippewa o Na-Dene en Canadá (+- 6%) y los cheyennes
(>14%) y apaches (>12%) en EEUU. Hay un muy pequeño porcentaje en los esquimales de
Groenlandia lo cual indica extensivo contacto con el Ártico.

Es un hecho de gran importancia el haber sido capaces de desenterrar el punto de partida de estos
pueblos y tribus en Asia. Se descubrió que la cueva superior Choukoutien en China (descubierta en
1930 y excavada por Pei 1938-1940) había sido el hogar de un grupo familiar perteneciente al
mismo estrato compuesto por los tipos melanesio, esquimal y mongol. Weidenreich sostuvo que los
restos de Wadjak se asemejaban mas a los restos de adultos femeninos en la Cueva Superior
Choukoutien que a cualquier otro mediterráneo hasta el momento (R.M. y C.H. Berndt, Aboriginal
Man in Australia, Angus and Robertson, 1965, pp. 30, 32-33) (R.M. y C.H. Berndt, Hombre
Aborigen en Australia, Angus and Robertson, 1965, pp. 30, 32-33).

Anteriormente, Huxley (1870) había clasificado a los aborígenes australianos como la avanzada de
los pueblos dravídicos que dejaron el Mediterráneo y Egipto y se establecieron en India y
continuaron a Australia. El consideraba a las tribus de Dekkan Hill , y en menor medida a los
egipcios antiguos como los únicos vínculos con los australianos aborígenes (ibíd., p. 33). Él había
clasificado los hombres antiguos en cuatro tipos:negroides, mongoloides, Xanthochroics (amarillos)
y australoides. Además clasificó a los aborígenes de Tasmania como una rama melanesia de los
negroides. Wallace (1893) había afirmado que los australianos no eran ni negroides ni mongoloides
y los había clasificado como caucásicos antiguos (ibíd.). Sin embargo se ha demostrado que esto es
incorrecto, y que los aborígenes australianos son descendientes directos de la división del
Haplogrupo C que abandonó África o el Medio Oriente. Además están compuestos de otros dos
haplogrupos, a saber Hg K de los melanesios y RxR1 base, el cual es en efecto un haplogrupo
ariano base del cual descienden el R1a eslavo y los europeos R1b.

Ahora con la información del ADN sabemos que el descubrimiento en la Cueva Choukoutien de la
misma familia con estos tres tipos fue en realidad correcto. El ADN Y de los grupos tribales
muestra que todas estas personas en realidad descendieron de las mismas líneas paternas y la
australiana es la estructura C base que se mudó a Australia desde África via Norte, con los
melanesios y los polinesios desarrollándose en el Pacífico, los mongoles y las que se convirtieron en
las tribus lejanas del norte dirigiéndose hacia el Norte de Asia.

El autor no tiene conocimiento de ningún ADN publicado que pertenezca a los australoides antiguos
y que vincule a los aborígenes australianos existentes con los hallazgos anteriores en Australia. Hay
dos principales grupos de ADN Y en Australia y estos son Haplogrupos C4 y K con un antiguo
haplogrupo RxR1 >10% que solo se encuentra con relevancia en Camerún (>40%) en África, y con
grupos más pequeños en Uzbekistán y entre los dravídicos, y esto es extraño en cualquier caso. Este
grupo RxR1 justificaría la conexión con África y los dravídicos de India. Sin embargo, esta es la
única conexión que los aborígenes australianos tienen con los dravídicos. El grupo C4 es una
conexión mucho más fuerte y por esto los aborígenes en su mayor parte vinieron del grupo que
formó los grupos africanos y que también formó grupos en Camerún y en el noreste de África.

La mayor parte de los europeos pertenecen a los grupos R1a y R1b y pueden ser considerados
descendientes de esta conexión anterior RxR1 ADN. Sin embargo, se considera que el haplogrupo
RxR1 excluye cualquier origen antiguo posible para los aborígenes. La incidencia del 25% del hg
K muestra movimiento de los antiguos (proto-) melanesios hacia el interior de Australia desde el
norte. Los grupos C parecen haber venido desde África/Medio Oriente hasta Asia Central. Este
aspecto es explicado en la Biblia con la división de los cusitas (del reino de Kush o Nubia).
Los cusitas del oeste se dirigieron a África a través de Sudán y los cusitas del este fueron primero a
India y luego continuaron en grupos. Luego de que los arianos invadieran India en el año 1000 BCE
aparentemente abandonaron India. Los aborígenes se separaron del grupo base C en la costa de Asia
Meridional, probablemente por su existencia nómada, y se mudaron al sur al interior de Australia
probablemente en canoa. Los restantes se mudaron hacia el este y hacia el norte al interior de Asia,
y luego al Pacifico. Por lo tanto el origen africano puede explicarse mediante una separación en el
Medio Oriente más que un desplazamiento desde Asia, y por lo tanto existe un origen en Asia
central no solo para ese elemento de los aborígenes sino para el sistema mongol y pacífico del
grupo C en su totalidad. Se argumenta que los grupos base R se formaron en India/Pakistán en vez
de ser indicadores de un origen en el Medio Oriente con emigración hacia África y Australia.
Analizaremos este aspecto al abordar el hg R. Los diversos grupos lingüísticos (8) de los aborígenes
indican unas ocho oleadas hacia Australia para por lo menos tres sistemas tribales Hg y
posiblemente emigración más diversa.

No existen haplogrupos C en Sudamérica y por esto la supuesta vinculación entre los maorí y los
sudamericanos es un mito. El ADN-Y que predomina en América es en haplogrupo Q, con el hg C
llegando allí en cantidades mucho más reducidas y solo desde Alaska hasta el centro de Norte
América con los Na-Dené, cheyennes, apaches y continuando entre de los mayas en América
Central.
Se considera que el grupo C puede estar mal ubicado en los gráficos y quizás debía ser vinculado en
forma más cercana con los grupos K que integran los proto-melanesoides de los hgs K y M. Quizás
podría cambiar lugares con el haplogrupo E, pero teniendo en cuenta los argumentos A y
C mencionados en África esto puede no ser así. El desplazamiento de los grupos C involucraba
a los grupos más pequeños con Q que se mudaron a las Américas. La sabiduría convencional dice
que se mudaron hace 12-15.000 años pero el marco del tiempo de la Biblia dice otra cosa.

Los maorís le dijeron al escritor que las tradiciones de las canoas, que relatan el movimiento de las
tribus y relacionan su genealogía con la de las canoas que arribaron a Nueva Zelanda, de hecho
hacen que sea posible el origen Africano de los maorís. Sin embargo, la agrupación del ADN C ,
con la incidencia de O, parece requerir el origen en Asia Central y el desplazamiento desde la costa
China quizás coincidiendo con la expansión de los han. Sin embargo, sus conexiones lingüísticas
malayas indican un movimiento hacia el sur al interior del archipiélago Indo-Malayo donde los
maorís y los aborígenes se dividieron en C4 y C2 por aislamiento. Hay un rastro de ADN Y (O)
del este y sur de Asia en los maorí pero hay más elementos en los samoanos del oeste y , en un
grado apenas menor, entre los polinesios franceses. Esto bien puede indicar una influencia
malaya/filipina en las tribus del Pacífico del sistema C, pero tal influencia no es evidente en Irian
Jaya, Papúa Nueva Guinea, y Nueva Bretaña donde podríamos esperar encontrarla más fácilmente.
La llegada de los maorí a Nueva Zelanda fue bastante tardía y ellos reemplazaron a dos
civilizaciones previas en NZ en las primeras décadas del segundo milenio de la era actual. La
primera fue una cultura del tipo de la Papúa, que fue forzada a migrar, y la ultima parece ser casi
celta en sus estructuras de piedra. Su movimiento es por lo tanto bastante distinto del movimiento
australiano aborigen antiguo tanto de C como de RxR1.

Haplogrupo D
Este haplogrupo está compuesto por el grupo D y E en la división YAP con M145 y M203 como
raíz para ambos M174 separándose en el D:
D1: M15
D2: M55, M57, M64a, P37a, P41a, 12f2b
D2a: P12, P42
D2b: M116a
D2B1: M125
D2b2: M151

Este haplogrupo se limita a dos pueblos relevantes. Estos son Japón (>40%) y Tíbet (>50%). La
incidencia del hg indica que los japoneses y los tibetanos fueron en algún momento un pueblo solo
que ocupaba las estepas del este y se mudaron hacia el noreste a Japón y hacia el sur a las montañas
del Tíbet. La lengua de los japoneses es uralo-altaica y tiene mucho en común con el finlandés y el
húngaro, turco, altaico, mongol, manchú/tungu, coreano antiguo y con las lenguas del norte de
Siberia (y antiguamente con el vasco). Por esto podemos asumir que el haplogrupo D fue en el
pasado una tribu con un sistema lingüístico en común con los del haplogrupo C y otros que son
identificados abajo. El otro hg (O) para los japoneses y tibetanos indica que los chinos habían
procreado con ellos por siglos, sin duda influyendo en el sistema lingüístico y las costumbres de las
áreas por las que pasaron. Los japoneses tienen una incidencia superior de hg C que los tibetanos,
quizás por su exposición a los mongoles, los buriatos y los koriacs. Sin embargo, la incidencia de
los aborígenes Ainu puede también ser un factor en esto debido a el reemplazo de población en las
posteriores invasiones japonesas.

La otra incidencia significativa de D proviene quizás de la influencia del comercio de los japoneses
en tiempos antiguos en dirección a Sumatra y Malaya. La más significativa incidencia está en
Sumatra hasta 10%. La incidencia en Malaya es menor que 5% como es la agrupación R1a allí
también, y para F, C y M con una influencia levemente superior de K. Borneo tiene menos que un
5% del grupo D también, así como los uigures, altai, los mongoles, los kirguiz, uzbekos y los
esquimales siberianos.

Haplogrupo E
El haplogrupo E se encuentra en África en su mayoría. Continúa la división en M145 y M203 hasta
SRY 4064 M96 y P29, que forman el base E .
E1: M33, M132
E1a: M44
E2: M75
E2a: M41
E2b: M54, M85, M90
E3: P2, DYS 391p
E3a: M2, P1
E3a1: M58
E3a2: M116b
E3a3: M149
E3a4: M154
E3a5: M165
E3a6: M10, M66, M156
E3b: M35, M215 (omitido en algunos gráficos pero incluido en el árbol genealógico de ADN 2005,
Árbol Filogenético de cromosoma Y, ver: ww.familytreeDNA.com)
E3b1: M78
E3b1a: M148
E3b2: M81
E3b2a: M107
E3b2b: M165
E3b3: M123
E3b3a: M34
E3b3a1: M136

Los grupos E se encuentran en África, con menor incidencia en el Medio Oriente y en el sur de
Europa. Algunos especulan diciendo que la incidencia de E3a en el Reino Unido proviene de los
esclavos romanos en Gran Bretaña; otros los consideran como esclavos que llegaron
posteriormente. Ambas opiniones pueden ser correctas.

ExE3b tiene mayor concentración en Burkina Faso con bastante más que 90% quizás hasta
un 99%.

ExE3b aparece en un porcentaje en Mali (60%), Camerún (45%), entre los pigmeos (65%) y en
Sudáfrica (55% aprox.). Este grupo tiene baja incidencia en Sudan y Etiopía.
El grupo E3b aparece en un porcentaje muy alto en Marruecos (aprox. 75%) con una incidencia de
hg J de aprox. 10%. Hay una incidencia significativa en Mali (25%), Sudán (25%), y Etiopía (55%,)
Sudáfrica (menos de 10%). Un 15% de árabes de Medio Oriente y persas son E3b, y un 10% son
italianos e íberos, y entre un 5% y un 10% de alemanes y rusos son E3b. Hasta un 5% de georgianos
y armenios son también E3b. Los judíos del este de Europa son un 25% E3b. Ellos bien pueden
haberse convertido al Judaísmo desde Sudán y Etiopía, porque hay elementos semíticos en ambas
áreas. Estos pueden haber sido parte de la multitud mixta en el Éxodo. Mas probablemente, muchos
eran los canaanitas que fueron salvados y se unieron a Israel luego de la ocupación bajo Josué.
Examinaremos estos aspectos cuando analicemos los haplogrupos semíticos debajo.

Estos haplogrupos desde A hasta E son los hijos de Cam. Intentaremos identificar sus tribus en una
fecha posterior.

Como hemos señalado, el haplogrupo C pudo haber sido mal ubicado y posiblemente debería
aparecer en orden luego de donde se encuentra E en el árbol, al lado de F, y este lado de lo que es
denominado la divisiónYAP. Tanto D como E se definen por una inserción en el Y que D y E
comparten mientras C y F no tienen esta inserción. Estos aparecen todos juntos más frecuentemente
en los emplazamientos tribales.

Haplogrupo F
El haplogrupo F se origina con la división entre el Yap M145, M203 separación entre D y E y la
división RPS4Y 711 M216 para el grupo C . Es un grupo pequeño y a veces actúa como receptor de
todo porque los investigadores no hicieron suficientes pruebas para determinar el grupo
correctamente. Hay pequeños grupos F en Georgia/Armenia, Persia, Uzbekistán, entre los tártaros
de Kazán y en Kazajistán. La conclusión es que la raíz base F casi ha desaparecido pero los hijos
prolíficos sobrevivieron y crecieron rápidamente, creando los principales grupos nacionales y las
mutaciones que fluyeron de esta raíz.

Esta raíz determina todos los otros haplogrupos desde F hasta R.

La base F es P14, M89, M213.

En términos bíblicos, tanto Sem con Jafet transmitieron este haplogrupo núcleo a toda su
descendencia. Quizás Cam también se lo transmitió a uno de sus hijos. Los gráficos mostrarían a los
hijos de Cam ampliamente divergentes.

El enigma del ADN mt


Antes continuar analizando los haplogrupos de ADN-Y, formularemos un problema y sugeriremos
una solución.

Existen 26 haplogrupos de ADN mitocondrial que indican 26 líneas de ADN mt femeninas. Unos
siete Hgs originales o “Evas” femeninas se proponen para Europa. Sin embargo, cuando
examinamos el árbol de ADN mt encontramos algunos derivados de grupo interesantes. Los
denominados “súper grupos” en realidad están solo en tres grupos básicos. En otras palabras,
provienen de tres líneas femeninas principales. Esto es lo que podríamos esperar encontrar si
asumimos que había solo tres mujeres que continuaron procreando desde el Arca, a saber las
esposas Sem, Cam y Jafet. Estos haplogrupos son todos descendientes de un solo súper grupo
femenino, a saber haplogrupo L. Entonces en realidad, todas las mujeres son descendientes de
una línea femenina, hg L. Esta es súper L. Esta línea luego se divide en L1, y luego L2 y L3. La
línea L3 se diferenció, a partir de L3 surgieron las otras mutaciones de ADN mt . De este modo,
todas las mujeres provienen de una Eva cuya línea de ADN mt fue L.

Los grupos L: L1, L2 y L3 se encuentran todos en África y son los grupos más importantes casi
exclusivamente en África subsahariana. Solo desde Etiopía norte tenemos una mayor diversidad en
los registros de ADN mt. Esta es la razón básica por la cual los evolucionistas afirman que todos
venimos de África. El lugar de ubicación de los grupos de ADN puede verse en el trabajo de J. D.
McDonald quien los agrupó en gráficos de haplogrupos de cromosoma-Y y de ADN mt. Este
trabajo está disponible en:
http://www.scs.uiuc.edu/~mcdonald/WorldHaplogroupsMaps.pdf.

Los súper grupos M y N fueron los siguientes en diferenciarse o mutar. Desde un punto de vista
bíblico podemos argumentar fácilmente que L se formó con Eva y los otros grupos fueron
divisiones pre-Diluvio que ingresaron al Arca. Así, podemos argumentar correctamente que L, M, y
N ingresaron al Arca dentro del relato bíblico aceptado. Además es posible que la subdivisión del
súper grupo R pueda haber continuado dependiendo del número de mujeres en el Arca. Todos los
haplogrupos de ADN mt son subdivisiones de L, luego M y N y posteriormente R, que es en sí
mismo una mutación del Hg N. Por lo tanto la única discusión entre el relato de la Biblia y el ADN
moderno científico es la suposición de que los modelos matemáticos requieren un período mucho
más largo que la cronología de la Biblia para mutar. Esta suposición se basa en la premisa de que el
ADN mt no ocasiona mutaciones en el Genoma Humano y esta suposición es ahora considerada
falsa. La afirmación de la Biblia que “la muerte vino por pecado” es aparentemente demostrable
como una condición de sistema humano de ADN, como vimos previamente. Como se ha visto en la
investigación del Instituto Pasteur , el ADN mt causa mutación donde se ha provocado daño por
enfermedad, y también por radiación, como estamos descubriendo ahora. Estamos mutando
progresivamente nuestro ADN por medio de la influencia directa del ADN Mitocondrial en el
Genoma Humano. Comenzamos perfectos con Adán pero nos estamos debilitado con el tiempo. No
evolucionamos; degeneramos. Nuestro ADN ha mutado con la exposición al ADN mt en sus formas
variantes. Es lógico que ADN mt diverso debe causar aún mas mutación en el Genoma
Humano, afectando de este modo al Cromosoma Y.

Por lo tanto, del hg original L obtenemos el hg M y el hg N. Estos dos grupos son mutaciones
independientes directas de hg L.

De este modo, podemos asumir que Eva produjo la línea L y las tres esposas de Sem, Cam y Jafet
son por lo menos tres grupos L, M y N. Pueden haber existido mas divisiones teniendo en cuenta el
hecho de que Noé pudo haber tenido hijas que no fueron mencionadas y su línea de ADN mt pudo
haber sido L, o M o N. Inclusive podría haber sido R, si suponemos que toda la línea L proviene de
la esposa de Cam, dado a que la línea L casi se limita solamente a las tribus subsaharianas. Además
tenemos que tener en cuenta el hecho de que Eva tenía tez oscura y el hecho de que Adán
significa: el que era rojo. Así, la capacidad de desarrollo de color de piel fue un rasgo original de la
creación humana. La explicación de la disminución en la melanina, que causa pigmentación, es que
cuanto uno más alejado está del Ecuador más clara debe ser la piel para poder sobrevivir. Uno
obtiene menos vitamina D con un incremento en la melanina. Por lo tanto, uno necesita menor
capacidad para absorber vitamina D donde el sol es más fuerte, y mayor protección de la melanina,
pero uno necesita mayor capacidad de absorción de la vitamina D y menor protección cuando el sol
es más débil. Entonces los descendientes de Noé simplemente tuvieron menos melanina cuanto más
lejos hacia el norte se mudaron.

Las esposas de Sem y Jafet pertenecían a las subdivisiones de L, quizás M y N o quizás también R.

Los dos grupos M y N formaron los siguientes subgrupos:


El M produjo tres subdivisiones:
Subgrupo M incluyendo C y Z, que se separaron uno del otro, y D y G;
Subdivisión E ; y subdivisión Q.

Por lo tanto también podemos deducir que las esposas de los hijos de Noé fueron tomadas de un
linaje familiar, manteniendo pureza en las generaciones en la línea femenina también. La separación
de L2 y L3 también pudo haberse originado en la estructura familiar anterior al Diluvio. Las hijas
de Noé y las esposas de los hijos pudieron haber portado las tres subdivisiones de L y los
subgrupos centrales base M, N y quizás R.

Por lo tanto es posible que las mujeres del Arca – aún si fueran solamente la hija de Noé y las
esposas de Sem, Cam y Jafet – podrían fácilmente haber contenido la base para la diversidad
moderna de ADN mt. No nos sorprenderíamos al encontrar tal diversidad en una familia de hijos
casados aún hoy en día. En Palestina, Egipto y el sur de Pakistán hoy en día es común encontrar
estos grupos.

Súper grupo M
El súper grupo M se encuentra en mayores cantidades y porcentajes entre los indios y pakistaníes.
Desde allí el grupo se extiende hacia el norte y al este hasta los mongoles y han chinos y continúa
hasta Japón y Taiwán. Las divisiones de M en C y D ocurrieron en las estepas del este entre los Han
y los mongoles y los japoneses. Las divisiones C ocurrieron entre los mongoles y sub-grupos. Los
evenkis son predominantemente C con solo pequeños porcentajes de M, D y U. Los buriatos
de Siberia Central Este son C y D con algunos L3 y luego la mutación G. Esta mutación es llevada
al este a los nivikhs y es sumamente prolífica entre los itelmen del este de Siberia y continua dentro
de los chukchi de la lejana Siberia del este.

La mutación de M en el hg E ocurrió entre los taiwaneses aborígenes y en Kalimantan, siendo


prolíficos en Sabah. La variante Q ocurrió en Papúa Nueva Guinea. Por lo tanto las variaciones de
ADN mt ocurrieron cuando las tribus se desplazaron progresivamente hacia el este desde el Hindú
Kush a Mongolia, China, Asia Sudeste y Melanesia.

Esta fue la progresión original del ADN mt del súper grupo M después del Diluvio.

Súper grupo N
El súper grupo N se encuentra ahora mayormente en Asia central y este y entre los aborígenes
australianos. El grupo N se dividió en:
Subgrupo N , que incluyó los haplogrupos I y W;
La subdivisión A y X ;
La subdivisión Y ; y la subdivisión R.

Existen concentraciones de base N entre los aborígenes australianos en una distribución


aproximadamente similar dado a que el ADN-Y del hg C se encuentra allí. Este hecho indica que
estos pueblos vinieron a Australia probablemente de la distribución del este de los cusitas y
permanecieron aislados. Su ADN base no mutó a causa de otra intromisión mitocondrial. Su
estructura base no brinda argumentos para una ocupación de mucho tiempo sino más bien un
sistema de ADN aislado que no sufrió mutación forzada por matrimonios con otros haplogrupos de
ADN mt.
La estructura P en Australia puede haber llegado con el ADN-Y hg K y RxR1 de los melanesios.
Existen altas concentraciones tanto de ADN mt hg P como de Q con algo de M. Hay muy poco
ADN mt M en Australia, con un porcentaje similarmente pequeño de ADN mt N en Papúa Nueva
Guinea. Esto indicaría intercambio ocasional, probablemente por mujeres prisioneras. Se debate
que el ADN-Y K y el ADN mt P podrían haber estado allí con los papúas cuando los aborígenes de
Tasmania llegaron y en realidad precedieron a los aborígenes australianos con ADN-Y C y
ADN mt N. Esto es incierto pero los tasmanianos eran del tipo papúa como los moriori que
precedieron a los maorí en NZ.

La estructura de ADN mt N también se encuentra entre los japoneses, han chinos, han taiwanés,
altai, uzbekos, komi, persa, turcos y también en el sur de Rusia. El súper grupo N se dividió en los
subgrupos N, I y W.

El subgrupo I es un tanto raro y aparece como un porcentaje significativo , aunque pequeño, entre
los kurdos y en Turquía, probablemente de los kurdos de allí. Representa un porcentaje pequeño
en Egipto y luego penetra en Iberia, Francia, Reino Unido, Escandinavia e Islandia. Parece que la
división de N e I ocurrió en Medio Oriente antes de que los grupos N fueran al este y el hg I se
dirigiera al oeste. El hg W también se encuentra entre los kurdos, dado a que es U y K y HV y la
subdivisión H. Por esto estas dos divisiones y los subgrupos están representados allá pero el grupo
padre hg R no está representado. Los grupos N, I, y W están todos presentes en Palestina/Egipto. El
hg ADN Mitocondrial I probablemente vino de Medio Oriente con los anglosajones o con los
movimientos celtas anteriores, quizás aún antes de la caída de Troya en el Siglo XI AEC.

Los haplogrupos de ADN mt A y X predominan entre los indios americanos. El hg X, por ser una
subdivisión, ocurrió cuando se mudaron al noreste de Norte América.

El hg Y es una mutación que ocurrió en Asia del Norte y se encuentra entre los nivikhs.

Súper grupo R
El haplogrupo R se encuentra en sus mayores porcentajes entre los tailandeses , en India, Sur de
Pakistán, y en menores porcentajes entre los chinos y los hazara.

El súper grupo R se dividió de este modo :


B;
F;
HV, el cual se dividió en H y V;
P;
La subdivisión J y T ; y
U, de la cual surgió K.

Mientras en hg R se encuentra entre los tailandeses y otros como vemos arriba, la subdivisión B es
más reveladora. El hg B se encuentra entre los han chinos, y en mayores porcentajes en el sur de
China, con mayores porcentajes entre los aborígenes taiwaneses; pero también está presente entre
los han taiwaneses y los japoneses. El haplogrupo B se mudó al sur a Papúa Nueva Guinea y está
en su mayor concentración entre los polinesios, siendo más de un 90% de su ADN mt. El subgrupo
B se encuentra entonces cruzando el Pacífico en mayores concentraciones en la costa oeste de
América del Norte, Centro y Sur, lo que indica que el movimiento fue desde Asia central hasta el
sudeste de Asia a Polinesia y a las Américas; pero el ADN-Y allá en las Américas no es C
sino Q. Solo es C con Q en Alaska y luego sale y aparece en el centro de Norte América. Este
recorrido del hg C también debe haber cruzado hasta el norte o, las tribus ADN-Y Q deben haber
tomado a las mujeres del los hombres de ADN-Y C y los eliminaron. Esto puede haber sido así
dado al reciente hallazgo de un ADN-Y C base masculino- identificado como un aborigen
australiano en la costa oeste de Norte América antecediendo cualquier otro hallazgo hasta la fecha-
lo que parece indicar esta migración.
La presencia de los grupos A, X y D juntos señala el cruce del Pacífico desde el norte de Asia con
la división de A desde hg N que ocurrió en Taiwán y Japón y luego se propagó al norte a los
chukchi a lo lejos en el este de Siberia y cruzando a los aleutes en dos grupos. El grupo del norte se
convertiría en los esquimales de Alaska y el grupo del sur se convertiría en los amerindios de
Alaska. Los grupos del norte parecen haber sido la principal emigración del norte formando el na-
dené ojibwa (Chippewa) ADN mt (mayormente hg A). El grupo A se dirigió al este y al norte y
continúo dentro de Groenlandia, con los grupos D en dirección a Sudamérica junto con A, C y B
así como dentro del área del sur este de Estados Unidos. Los hombres Q por lo tanto tuvieron cuatro
líneas femeninas con ellos incluyendo la posterior mutación de ADN mt U que se encuentra en
Norte América pero también en el área de lo que ahora es Chile. De este modo, el establecimiento
en las Américas fue tardío, siendo el ADN-Y y las mutaciones de ADN mt las variantes desde la
segunda hasta la última.

El grupo HV mutó de R en Medio Oriente y tanto R como HV se encuentran en Persia y en el Sur


de Pakistán. La variante hg H se encuentra desde los uzbekos y los mansi, los hazara, y los komi en
las estepas del centro cruzando Europa hasta Islandia. El grupo H constituye la principal estructura
de ADN mt del oeste de los europeos. También se encuentra en Palestina, Egipto y noroeste de
África hasta Marruecos. La variante Hg V está en menores cantidades excepto entre los saami del
norte de Escandinavia donde los porcentajes se revierten dramáticamente. Los porcentajes de R
subdivisión J, T, U y K se encuentran en distribuciones similares en toda Europa a excepción de los
sami y kurdos, donde predomina U , a excepción de la variante K que se encuentra entre los kurdos.
La variante K está ausente en los sami, lo cual indica que no vieron esa variante sino que se
separaron de los otros grupos U antes de que esto ocurriera. Las otras tribus del norte de Rusia, los
ket y los komi, tienen una presencia significativa de U pero también tienen las variantes F y T , que
los sami no tienen. Los sami también tienen algún porcentaje de D así como de H y algunos del hg
Z.

La divisiones progresivas de ADN mt aparecen en el siguiente gráfico.


Note que a diferencia de los haplogrupos de cromosoma –Y , los haplogrupos de
ADN Mitocondrial no se relacionan de forma simple con un orden alfabético. Esto es
debido a la naturaleza histórica de su definición. Los grupos nativos americanos A, B,
C y D fueron colocados juntos por orden alfabético. Ellos no están, como hemos visto
arriba, relacionados en forma cercana en el árbol, M, N, y R son denominados “súper
haplogrupos” como hemos señalado. Vea que M y N son de hecho un tanto
heterogéneos.

Conclusiones
No existe nada en las variantes de ADN mt y en los haplogrupos para impedir que la historia de la
Biblia y el Génesis concuerde con los avances científicos que vemos aquí.

Los haplogrupos mitocondriales L, M, N y quizás R estaban presentes en las mujeres del Arca. Las
mutaciones ocurrieron cuando cada grupo abandonó Medio Oriente y con el transcurso del tiempo
se vincularon y reprodujeron con tribus y familias que también se estaban desplazando.

A continuación retomaremos la estructura del ADN-Y para intentar identificar a las tribus y a las
naciones involucradas y para ubicarlas en el relato del Génesis.

Los grupos ADN Y

Todos los otros grupos de ADN Y desde G hasta R2 derivan de un haplogrupo central F. Este grupo
F es fundamental para los linajes de Sem y Jafet. Comenzaremos con el linaje F, que es P14, M89,
M213. Esta es la línea base para G, H, I, J, y K.

Sabemos que los linajes en las naciones semitas conocidas son G, I y J. También hay otros linajes
de E3b africano o camita junto con parte de R1a y R1b. Estos linajes junto con G también se
extienden a Turquía, Georgia/Armenia e Italia.
El saber popular identifica los árabes del Medio Oriente como el haplogrupo J y los sacerdotes
judíos aarónicos, que tienen un linaje bien identificado y claro relacionado con Sem, se ubican en
J2. Esta división de haplogrupo identifica además al clan Buba de la tribu Lemba de Zimbabwe
como Sacerdotes Aarónicos, ellos han estado separados del resto de Judá/Levi por 2.500 años. Por
lo tanto la división J2 es al menos tan antigua como esta separación.

Además hay un número significativo de divisiones en el judaísmo que muestran que el judaísmo es
una religión y no solo un único linaje de haplogrupo.

Por ejemplo, mientras los sacerdotes aarónicos son identificados como J2, la estructura levítica de
judíos askenazi es de 52% R1a1, que es un linaje jafetita identificado presente en Rusia y las
estepas centrales y del este y entre los arios en India. Es eslavo. Además, 25% de todos los judíos
europeos del este son E3b, los cual indica un origen camita.

Una hipótesis acerca del origen de E3b es que los egipcios se relacionaron y procrearon junto con
los israelitas. Otra hipótesis es que la Multitud Mixta incluía E3bs, dado a que había cerca de dos
millones de israelitas y aproximadamente seis cientos mil de la Multitud Mixta. Esto constituiría un
25%. Sin embargo, cuando leemos los registros genéticos de los milesios, vemos que ellos afirman
también haber sido parte de la Multitud Mixta en el Éxodo. Ellos son R1b. Por lo tanto, la
explicación debe involucrar conversiones al judaísmo posteriores de linajes camita. Encontramos
estos en la ocupación de Canaán bajo Josué.

Canaán fue hijo de Cam y algunas sub-tribus fueron liberadas y se unieron a Israel en algunos casos
mediante subterfugios. Las conversiones etíopes también fueron significativas y por esto tenemos
más que suficientes explicaciones para los linajes E3b en un 25% de los askenazi. Los amorreos y
los hititas del sur también ingresaron y procrearon con Israel. Además hay niveles significativos de
E3b en Siria, Turquía y entre los griegos hasta un 30%. Los griegos son hasta un 30% Haplogrupo
J o semita conocido también hasta un 20% Hg I así también, el cual es además un haplogrupo
prevaleciente tanto entre los conocidos semitas como entre los europeos. Trataremos estos aspectos
más adelante.

Askenazi ADN mt

Otro aspecto importante es el ADN mt de los judíos askenazi. El ADN mt de los judíos askenazi es
clasificado como Cercano Oriente, pero necesitamos analizar la estructura. Como vimos con el
ADN mt, todos los otros grupos vienen del hg L3, que se dividió en dos grupos principales M y N.
De N surgió R y las divisiones posteriores de N y R. El hg N se dividió en el Medio Oriente y
formó el subgrupo Nu de N (N1), I y W. Sabemos que el hg I ocurrió entre los progenitores de los
kurdos en los que es ahora Kurdistán y en las colinas fronterizas de Irak e Irán o Persia donde los
media (que son los hijos de Madai) vivieron en un momento. Los otros grupos en este sub-grupo
formaron el N1 etc.

Un 10% del ADN mt de los judíos askenazi es N1b. Este tipo se distingue solo por una sola
transición del N1b ancestral (145-176G-223). Puede estar entre los más antiguos de ADN mt a
excepción de L2. El ADN L2 es, como hemos visto, un brote del ADN mt L primario. Es de origen
camita y ahora mayormente subsahariana y de Etiopía. Puede haber llegado con los canaanitas o la
multitud mixta. La primera esposa de Moisés era etíope también y los canaanitas bien pueden haber
poseído este ADN. Existe también un tipo de M1 en el Cercano Oriente, que es la subdivisión
primaria del grupo M. Las restantes son todas subdivisiones de R, y que constituyen un 60% de
ADN mt askenazi.

Los tipos de ADN mt del Cercano Oriente entre los judíos askenazi son N1b, H, J, K, L2, pre HV,
U7, M1, U1B (c de. Behar et al., Efectos Distintivos de Cuello de Botella en el Grupo Genético de
ADN Mitocondrial de Poblaciones de Judíos Askenazi, pp. 8,9,19; ver también Evidencia de ADN
mt de un Cuello de Botella Genético en la Historia Antigua de la Población de Judíos Askenazi,
Publicación Europea de Genética Humana, 2004, pp. 1-10).

Hay pequeños porcentajes de ADN mt como U5a y V, y que son considerados provenientes de
ingredientes europeos añadidos (Behar et al., p. 10). Sin embargo, V predomina entre los saami con
considerablemente menores porcentajes, con significativamente menos de 10% entre los europeos.

La última división es la de U, que se separó para formar K.

Un 32% del ADN mt de todos los judíos askenazis es K, que consiste en 4 sub tipos principales. El
mayor porcentaje de los no-Judíos está entre los drusos en un 16%. El que le sigue en mas alto
porcentaje de ADN mt askenazi-judío es H con un 21% y de los cuales un 7% es H ancestral. El
ADN mt askenazi judío británico es el CRS haplotipo modal. Por lo tanto podemos asumir que la
división original de HV puede haber ocurrido en la población antigua de estas
mujeres (antiguo Israel?). El hg J1 le sigue con un 7%. (Behar op. cit.)

Lo que es importante en este aspecto es que H constituye un 21% del ADN mt askenazi-judío y que
este ADN es la principal secuencia de ADN mt de toda la población europea con apenas menos de
50% en Islandia, hasta un 60% en las Islas Británicas, y un 65% de Iberia y 50% en Francia.
Disminuye lentamente a medida que la población de dirige al este. Cae hasta un 25% entre los
turcos y palestinos/egipcios y disminuye aún mas entre los kurdos, persas, pakistaníes del sur y los
hazara, con un incremento de más de un 22% entre los uzbekos y hasta un 30% en el norte de Rusia
entre los komi.

Por lo tanto es razonable asumir que las mismas mujeres que fueron la base de los europeos de oeste
también fueron la base para muchas de las mujeres askenazi, y que las mutaciones ocurrieron dentro
de aquellas tribus.

La mutación base de U en K parece haber ocurrido en Medio Oriente en el área del norte de Israel y
el Líbano, e incluyó una significativa parte de las mujeres que formaron el linaje de los drusos.
Ellos fueron los ancestros de un 32% de los judíos askenazi. El otro pueblo con una gran parte de K
son los kurdos de los cuales U forma la mayor parte. El hg U compone partes significativas de todo
el ADN mt europeo. Es más importante allá entre los saami. Los grupos HV, H, U, V y K son los
principales grupos de todos los europeos con hgs I y J. El grupo H forma más de un 50% de todos
los anglo-celtas, escandinavos y franceses y es aún mayor en Iberia. La considerable diferencia
entre los askenazi y los europeos es que la división K es mayor entre ellos que en Europa y por esto
el movimiento de K pudo haber ocurrido posteriormente dentro de Europa o pudo haber sido menor
en su mutación de U allá. Es posible que estas divisiones ocurrieran desde la ruptura de la
alianza de los partos y el desplazamiento de la horda al interior de Europa bajo Odín, comenzando
desde el fin del siglo II CE. Los dos grupos probablemente formaron la misma horda escita
compuesta por celtas e israelitas y judíos de la alianza hitita. La horda de partos y escitas entró en
Europa y las otras tribus formaron la horda jázara que se convirtió en el Imperio Jázaro, que se
convirtió al judaísmo alrededor de 740 CE, hasta el S XI al ser derrotados por los rus y su posterior
ingreso a Europa con los hunos. Esto explica el por qué del ADN no- semita levita en levitas
askenazi (que es la mayor parte de su ADN Y) es R1a1, que es eslavo y no celta.

Deberíamos recordar también que la identidad judía desde el tiempo del Talmud no sigue
exactamente el sistema de la Biblia dado a que ha sido adquirido o por ascendencia materna por
mujer judía o por una conversión autorizada rabínicamente (ver también Behar et al., Orígenes
Múltiples de los Levitas Askenazi: Evidencia de Cromosoma-Y para Ancestros del Oriente Cercano
y Europeos, Am. J. Hum. Genet. 73:000-000, 2003). Se considera que el ADN proviene de la
conversión jázara, y quizás hasta 50 hombres se enrolaron como levitas con la horda eslavo jázara.
Parece haber una sola aparición masculina que se expandió considerablemente luego de entrar en
Europa (ibíd.). Los Cohenim y levitas cada uno comprende un ~4% de la población judía. De
acuerdo a la Encyclopaedia Judaica (1972), los gentiles pueden convertirse en israelitas pero no
Levitas o Cohenim (c de. ibíd.). Obviamente esta norma no fue respetada en la conversión jázara.
Dentro de los haplotipos Askenazi Levita R1a1 los haplotipos micro satélites se agruparon en torno
a un haplotipo modal (16-12-25-10-11-13) que comprende un 74% de askenazi levitas dentro del
haplogrupo y un 38% de askenazi levitas en total. El haplotipo se distribuye regularmente en
general (Behar et al., ibíd., ver también gráfico 4).

Los judíos intentan limitar los orígenes de los askenazi a la pequeña área del noroeste de Europa
desde el noreste de Francia hasta el norte de Alemania. Ellos afirman que su origen es tan antiguo
como el siglo VI. Esta área era en ese momento el emplazamiento central de la horda de los partos
cuando se separó y se mudó a Gran Bretaña, Escandinavia, Francia y España e Italia. Es posible que
algunos elementos judíos de la horda se hayan mudado allí o siguieran a la horda posteriormente. El
problema es que las definiciones anteriores consideran que los yidis se desarrollaron desde el siglo
X, se consideraba que el idioma askenazi era aparentemente un lenguaje basado en letras hebreas
pero con palabras prestadas del lexicón alemán. Sin embargo, en efecto una lengua eslava reflexiva
(Wexler, 1993, c de ibíd.). Se relaciona con las lenguas sorbias y belarús. Esta hipótesis confirmada
ahora por la mayoría del ADN-Y eslavo de los askenazi levitas. Ahora se considera a la lengua
sorbia se le dieron letras hebreas y una lexicografía alemana. El ADN-Y R1a1 también se relaciona
con el idioma sorbio y el ADN-Y belarús. Estas tribus pueden ser identificadas como los hijos de
Askenaz y parte de la horda de los jázaros, que por lo tanto es demostrablemente eslava.

El término Sefardí, cuando se aplicó originalmente a los judíos, se relacionaba con los judíos de
España antes de su expulsión en 1492, y a los judíos que también estaban en Gran Bretaña. Sin
embargo, el uso actual se aplica a todos los judíos del norte de África y del Cercano Oriente que
siguen los ritos de adoración Sefardí.

El ADN Y de los levitas Cohenim o sacerdocio, en oposición a los levitas e israelíes por otra parte,
es un haplogrupo específico. El NRY (ADN Y) el de los askenazi y sefardí Cohenim
pueden demostrarse más vinculados entre ellos mismos que con otros israelitas y no israelitas
(Skorecki et al., 1997; Thomas et al., 1998, c de. ibíd.). El patrón de su ADN surge principalmente
de diferencias en la frecuencia del Haplotipo modal Cohen (CMH), definido por seis micro satélites
de mutación rápida (Thomas et al., 1998), y un grupo de haplotipos muy relacionados dentro de un
solo haplogrupo (J2) definido por polimorfismo de mutación lenta y ocurrencia única. Los
cromosomas que pertenecen a este haplotipo y su grupo relacionado fueron encontrados en alta
frecuencia entre los Cohenim, pero en una frecuencia mucho más baja entre los “israelitas”. Fue
descubierto que el patrón de grupo es compatible con la ascendencia con un ancestro común que
vivió hace entre 2.100 y 3.900 años. Ahora estas son las conclusiones que se basan en modelos
matemáticos que no reconocen una mutación más rápida de ADN-Y ocasionada por exposición a
ADN mt. En efecto, ellos estarían limitados en este haplotipo también por las limitaciones
en matrimonio de Cohenim fuera de levi.

La fecha más temprana posible para la formación del CMH sería 1900 AEC y por esto Abraham no
podría haber tenido este haplotipo. Además, la fecha menor, que es la más posible, indica que el
CMH fue establecido al final del período del Templo en 100 AEC. Bien pudo ser el resultado de la
interacción en Judea entre los edomitas que fueron convertidos al judaísmo bajo Juan Hircano
alrededor de 160 AEC y los judíos mismos allá. Este hecho bien puede explicar por qué el CMH no
se encuentra en forma extensiva fuera de las poblaciones rabínicas cuando sabemos que es un hecho
absoluto que existió una población extensiva levita entre las divisiones de los sacerdotes en Israel.
Todas menos tres de esas veinticuatro divisiones partieron con la horda israelita cuando fue llevada
a cautiverio por los asirios en el siglo VIII AEC y trasladados más allá del río Aras a lo que se
convirtió en el Imperio Parto y Escitia. Debería haber un número significativo del ADN-Y de los
levitas/Cohenim originarios con la horda donde sea que esté. La incidencia del CMH entre el clan
Buba de los Lemba en Zimbabwe indica o que la mutación en CMH y J2 fue durante el cautiverio
de Babilonia cuando los Lemba afirman haberse separado , y luego de la división de Israel en diez
tribus y las dos tribus de Judea, parte de Levi y parte de Benjamin, o su separación fue posterior y
más próxima a 160 AEC cuando algunos de los sacerdotes se mudaron a Egipto y construyeron el
Templo donde luego de la apostasía de Antíoco Epífanes o con la dispersión de Judea en el período
de alrededor de 135 AD luego del edicto de Adriano y/o durante la Rebelión de Bar Kojba. La
evolución desde los semitas F de los patriarcas hasta sus variantes (por ej. G, I y J) bien puede haber
llevado quinientos años o más en el Medio Oriente y en Escitia y ocurrió durante el primer milenio
AEC o en el primer siglo AD. La fecha más tardía es la más probable para la dispersión, esto es,
bajo Adriano.

Por lo tanto podemos deducir que el haplogrupo J no era el haplogrupo semítico original. Por lo
tanto los semitas pertenecen a más de un haplogrupo estándar descendientes de Abraham. El
haplogrupo original semítico fue el F y se dividió por lo menos en I y J , y probablemente en G, I
y J desde el Medio Oriente, en Parto/Escitia y en Europa. Se puede realizar un análisis de esta
hipótesis refiriéndonos a los resultados de Behar et al.,Orígenes Múltiples de los Askenazi
Levitas ibíd., Gráfico A. En este gráfico los askenazi levitas fueron examinados en 60 líneas
masculinas en nueve países. Estos países eran Austria-Hungría (AH) x 10, Belarús (Bel) x 4,
Francia (Fra) x 6, Alemania (Ger) x 10, Lituania (Lith) x 8, Países Bajos (Neth) x 5, Polonia (Pol) x
7, Rumania (Rom) x 4, y Rusia (Rus) x 6.

De las 60 líneas de ADN-Y examinadas solo ocho eran semitas verdaderos. Los otros resultados
fueron los siguientes :

12 Líneas camitas conocidas


DE (xE3) x 1 (Fra)
E3b x 11 (4 AH, 1 x Bel, 1 x Lith, 2 x Rom, 2 x Rus, 1 x Ger).

40 Líneas que se asumen como Jafetitas


K (x L, N, O, P) x 1 (1 x Ger).
N (xN3) x 1 (1 x Lith).
Q x 1 (1 x Rus).
R1 x 1 (1 x Ger). Esta es una línea muy rara que se encontró previamente en dos armenios.
R1a1 x 31 (4 x AH, 3 x Bel. 3 x Lith, 6 x Pol, 1 x Rom, 1 x Rus, 4 x Fra, 7 x Ger, 22 x Neth).
R1b x 5 (2 x AH, 1 x Rus, 1 x Fra, 1 x Neth).

Los linajes semitas son como vemos a continuación y ayudan a demostrar el punto de divergencia
de los linajes semitas tratados arriba.

F (x G, H, I, J, K) x 1 (1 x Rom)
I x 1 (1 x Neth).
J (x J2) x 2 (1 x Lith, 1 x Rus).
J2 x 4 (2 x Lith, 1 x Pol, 1 x Neth).

Las implicaciones de estas muestras de ADN-Y van bastante lejos. Existen solo 4 linajes que
comparten los mismos linajes J2 que el CMH. Solo 6 comparten el haplogrupo J. Por lo tanto solo
un 10% de los askenazi levitas examinados son reconocidos como ADN Y judío/israelita directo. El
F e I comprenden un 25% del ADN Y semita levita examinado.

De acuerdo a interpretaciones actuales, las cifras son asombrosas, dos tercios del ADN Y askenazi
levita no son semitas. Casi un 10 % son celtas y asombrosamente un 52% tienen ADN-Y eslavo.

Los estudios llegan a la conclusión, también por la homogeneidad del haplotipo R1a1 modal de que
el ancestro existió quizás hace solamente 663 años. El crecimiento podría haber provenido solo de
una persona. Esto pudo haber coincidido con el establecimiento de las comunidades judías de
Maguncia y Worms (c. de Encyc. Judaica, 1972). Los patrones con forma de estrella del ADN-
Y R1a1 indican el rápido crecimiento de la población de los judíos askenazi en los últimos 1000
años. La diversidad de los askenazi-levitas sugiere una intromisión genética después de que los
askenazi se separaran de las otras poblaciones judías (ver Behar et al., ibíd., y gráfico 5). El origen
de los askenazi levitas R1a1 es por lo tanto probablemente con los jázaros hablantes de lenguas
sorbias que se convirtieron al judaísmo y e ingresaron a los Levi y quienes luego se expandieron
rápidamente en Europa.
Con las pruebas realizadas a las poblaciones judías, podemos comparar los Sefardíes Cohenim y los
Askenazi Cohenim y encontramos que aún dentro de los Cohenim hay linajes camitas y jafetitas
(Behar et al., ibíd., gráfico 1). Mientras que el haplogrupo J tiene una frecuencia de .8684 de
askenazi Cohenim (AC) y .7536 de Sefardí Cohenim (SC), todavía existe una frecuencia de
sacerdotes no semitas de entre 14.16 y 24.64 por ciento.

Estos son los no-aarónicos y en efecto Cohenim no-israelita :


Camita
BR (ex DE JR) en un .0263 para AC y .0290 para SC.
Encontramos E (ex E3a) en un .0395 de AC y .0435 de SC.
Asumidos Cohenim Jafetita
K (x L, N3, O2b, P) en un .0263 de AC y .0290 de SC.
P (xR1a) .0263 de AC y .0870 de SC.
R1a1 .0132 de AC y .0580 de SC.

De las poblaciones base judías solo un 37% son verdaderos semitas en las muestras de frecuencia
(Behar et al., Gráfico 1).

Hg J es de askenazi israelita (AI) .3700 y para los sefardí israelitas (SI) es de .3651.

Los grupos camitas son:


Y (xBR, A3b2) .0159 de SI
BR (x DE JR) .1400 de AI y .0794 de SI

E (xE3a) .2200 para AI y .1905 de SI

Asumidos linajes jafetitas :


P (xR1a) .1500 para AI y .2063 para SI.
R1a1 .0400 de AI y .0159 para SI

Vea que hay porcentajes mucho menores de jázaros convertidos entre los israelitas base que entre
los levitas askenazi. Las conclusiones que podríamos extraer de estas estadísticas es que las
familias de la nobleza, y quizás de los Kagan y los Beck de los jázaros, fueron convertidos y
obtuvieron estatus levita, y/o que los convertidos que permanecieron fieles al judaísmo se fueron
al oeste a Europa con los hunos, que fueron seguidos por los búlgaros. Los eslavos paganizados
permanecieron separados o detrás para ser barridos por los Russ y luego los mongoles de 1215, y
vinieron posteriormente como los sorbios y los belarús después de los hunos y los polacos.

Lo que es seguro es que los que adhirieron al Judaísmo Rabínico no son completamente judíos o
israelitas, y un 63% de todos los judíos son o camitas o jafetitas convertidos al Judaísmo; esto es, a
menos que pueda ser demostrado que algunos aspectos de K son semitas en vez de jafetitas, lo que
haría revisar por completo la secuencia de ADN-Y.

Lo que resulta interesante en los linajes K2 es que de los hombres del haplogrupo 117 K2 en el
banco de datos de la Universidad de Arizona, un 15% son judíos. El ADN Y K2 se originó en el
Medio Oriente. Dr. Wells opina que el ADN Y K2 es fenicio antiguo. Esto significaría que los
fenicios eran bíblicamente de Jafet, pero sabemos históricamente que son edomitas que se
mezclaron con los camitas. Por lo tanto son semitas y camitas. Las únicas naciones jafetitas
dedicadas al comercio marítimo que se aliaron con ellos fueron los barcos de Tarsis y de
los Kittim, los Dodanim y los de Javan. Si el K2 tiene efectivamente un importante ADN-Y
fenicio, entonces esto demuestra que los Antiguos Reyes del Mar eran una suma de alianzas de
comercio de las tres divisiones étnicas de los hijos de Noé. Esto luego se reflejó en las conversiones
al Judaísmo entre socios de negocios.
Los hijos de Sem
Los hijos de Sem son Elam y Asur, Arfaxad y Lud y Aram.

Sabemos con certeza que los elamitas se convirtieron en los persas, los hijos de Asur se convirtieron
en los asirios, los hijos de Arfaxad se convirtieron en los hebreos y los hijos de Aram se
convirtieron en los asirios y dieron origen al nombre del lenguaje arameo. Ellos también luego se
dirigieron al norte a Armenia.

Del muestreo de ADN del proyecto asirio, vemos que los asirios modernos son L, G, J y algunos
son R1b1, pero parece que el R1b1 analizado son ingleses por parte de padre y asirios por parte de
madre. Por lo tanto, el norte de Aram (en el área de Armenia y Georgia) y Asur dieron lugar al
haplogrupo G, que es donde se encuentra en sus mayores porcentajes.

Josefo brinda información clara acerca de los hijos de Aram cuando dice que de los cuatro hijos de
Aram, Uz fundó Traconítide y Damasco, que es el país entre Palestina y Celesysria, Ul fundó
Armenia y Gather Bactria, y Mesa los Mesaneans que ahora se denomina Charax Spasini. De
acuerdo a este registro el haplogrupo semita G parece provenir de Aram y Asur. Josefo registra que
Abraham se estableció primero con un ejército en Damasco (ibíd., Whiston, tr., p. 32).

Josefo dice que Joctán de los hebreos tuvo trece hijos: Almodad, Salef, Hazar-mavet, Jera,
Adoram, Uzal, Dicla, Ebal, Abimael, Seba, Ofir, Havila, y Jobab. El afirma que estas personas
habitaron Asia desde el Río Indio Cophen y las tierras que lo rodean. Este es el Kabul moderno y el
valle de su río. La tierra que se extiende más allá de Indús es Bactria. De este modo, si esta es la
realidad, ellos aparentemente cruzaron la Península Árabe y la mayoría continuó hasta India. El
resultado pudo ser los grupos compuestos de Joctán en lo que es Afganistán, Gather en Bactria y
luego Lud en Punjab. El haplogrupo semita H en India derivaría entonces de una mutación que
ocurrió entre los hebreos de Joctán y los semitas de Lud. La cuña de oro de Ofir se refiere a las
tierras de uno de los hijos de Joctán que se estableció en Afganistán o India, y por esto el área de
Ofir puede ser desde el Kush indú al interior de India o inclusive Sri Lanka (Ceylon).

Afganos y otros pashtun

El artículo de Wikipedia que se refiere a los pashtun dice:


" De acuerdo a la mayoría de los antropólogos, los pashtun, hablantes del idioma pashto parecen ser
mayormente de origen iraní (además de haber sido modificados por otros invasores e inmigrantes
por siglos) y son muy similares a los persas, kurdos, tayicos y baluchis. Estos antropólogos creen
que los pashtun se originaron en el este de Irán dado a que el idioma pashto es clasificado como una
lengua del este de Irán relacionada en forma distante con el idioma osetio entre otras lenguas iraníes
(para mayores detalles ver Ethnologue, El Etnólogo).

Los pashtun, hablantes de pashto se refieren a ellos mismos como pashtuns o pukhtuns dependiendo
de si son hablantes de dialecto del sur o del norte respectivamente. Estos pashtuns componen el
núcleo de la etnia pashtun que son predominantemente pueblos iraníes y se encuentran en el sur y
el este de Afganistán y el oeste de Pakistán. Muchos de los pashtuns hablantes de pashto se
mezclaron con varios invasores, grupos vecinos, y emigrantes (como también lo hicieron los otros
pueblos iraníes) incluyendo posiblemente los Ghilzai que pudieron haberse mezclado con tribus
turcas, los durrani que interactuaron de manera considerable con los tayicos (otro pueblo iraní), y
las tribus pashtun del norte de Peshawar que se relacionaron con grupos dárdicos. En términos de
fenotipo, los pashtun hablantes de pashto en su totalidad son predominantemente un pueblo
caucásico con facciones mediterráneas, pero el cabello rubio y los ojos azules y verdes no son raros
especialmente entre tribus lejanas de las montañas."
También dice que:
"Desde el siglo I AEC hasta el siglo V AD en las regiones donde los pashtums habitaron se vieron
inmensas migraciones de pueblos euroasiáticos incluyendo los arianos, persas, sakas, escitas,
cusitas, hunos y griegos. Posteriores invasiones incluirían árabes musulmanes, y tribus turcas de
Asia Central así como los ataques devastadores de los mongoles."
Estaría presente entonces el R1a jafetita y R1bs camita C ADN- Y.
El artículo dice que a partir de:
"(muestras al azar de poblaciones pashtun en el oeste de Pakistán) la evidencia antropológica de que
los pashtun hablantes de pashto son un pueblo indo-europeo que está relacionado con otros grupos
iraníes así como hablantes de lenguas dárticas como los kalash y los nuristaníes, parece muy
probable pero de ninguna manera concluyente en este momento. Las pruebas, aún en su etapa
inicial no han demostrado ninguna conexión considerable entre las poblaciones pashtun generales
analizadas y los marcadores genéticos que se encuentran entre los griegos, judíos o árabes. Lo que
puede haber ocurrido es que los pashtuns han sido modificados levemente en el transcurso del
tiempo por el contacto con varios invasores, al mismo tiempo mantuvieron en general su base
genética del este de Irán. En última instancia, serán necesarios más estudios y un muestreo del ADN
más amplio antes de que las conclusiones puedan ser consideradas concluyentes y en general
representativas con respecto a los pashtun hablantes de pashto."

Estas conclusiones provienen de la premisa de que de que los haplogrupos semitas son todos J
como se encuentran entre las tres poblaciones mencionadas.

Los pashtun son clasificados como iraníes, que como hemos visto son principalmente haplogrupo I,
pero varían como grupo compuesto de ADN Y de Asia central. Se ha intentado clasificar a los
pashtun en el S XVI como uno de los Bani de Israel, de las Diez Tribus Perdidas y como José. Esto
fue descartado basándose en sus otras afinidades indo-iraníes y su lenguaje. Sin embargo, es un
hecho histórico que en el área de Khandahar, Kabul y también Bactria, del otro lado del Cush
indú, se establecieron provincias o satrapíes del Imperio Persa y por lo tanto sus lenguajes fueron
afectados por este hecho. Las similitudes de ADN con Elam y la ascendencia histórica que fue
informada y la afinidad con Joctán indica que el ADN original de los semitas incluyendo los
hebreos Joctán no fue J sino F, y el principal derivado semita es I y los derivados secundarios son J,
y luego H y G. Todos los semitas del este, Elam y Joctán eran Hg I, en vez de J. Por lo tanto, estas
mutaciones ocurrieron en el transcurso del segundo milenio AEC y los modelos matemáticos
extendidos de los evolucionistas están errados.

Se afirma que las tribus Durrani y Galzay son descendientes directas de los Ibrani o hebreos y
probablemente de los hijos de Joctán. Algunos también afirman que los Rabbani, Shinwari, Levani,
Deftali, y Jaji de Afganistán, y los Efridi y Yusufzai de Pakistán también son tribus hebreas.

Lud
Lud es una fuente de incertidumbre y existen dos explicaciones para la identificación y la ubicación
de los hijos de Lud. Retomaremos este enigma pronto.

Otros emplazamientos de los hebreos


El origen y el emplazamiento de los hebreos se identifica con Abraham como proveniente de Ur o
Caldea, y los hijos de Arfaxad se identifican con los grupos acadios en la llanura Mesopotámica
entre los hijos de Asur o los asirios y los hijos de Elam, que estaban en el este de la cuenca del
Tigris hasta la meseta persa.

El otro grupo de los media (Medes) que estaban asociados con los persas y ocuparon el alto país del
norte de Elam y Gutea no son semitas – son los hijos de Madai, una tribu jafetita y se identifican
hoy en día como los kurdos. Volveremos a ellos luego. Los Guteans o Guti también pueden ser
asociados con los godos como parte de la posterior horda escita.

El profesor Cyrus Gordon también afirma que los antiguos minoicos eran semitas y su lenguaje
linear A semita. Su trabajo acerca del linear A ha ocasionado controversia.

Los hijos de Arfaxad son Sela y Heber (de los cuales deriva el nombre Hebreo). Sus hijos Peleg y
Joctán presenciaron la separación de los hebreos. Los hijos de Joctán fueron trece y ocuparon toda
el área este de la península árabe (Gen. 10:21-32) pero muchos se fueron a Afganistán o Pakistán,
como vemos arriba. Los hijos de Abraham con Agar y algunos de los hijos de Cetura , como
Madián, posteriormente se unieron a ellos. La línea de Abraham a través de Peleg fue Reu, Serug,
Nahor, Terah hasta Abraham, Nahor y Haran. Abraham fue llevado fuera de Ur de Caldea y
enviado a la tierra de Canáan.

De esto se deduce que los linajes de los países semitas nos darán pistas acerca de la distribución de
los haplogrupos semitas y sus mutaciones. Es tentador decir simplemente que el haplogrupo J es el
haplogrupo semita y el resto no son semitas, pero esto no puede ser cierto dadas las distribuciones y
las mezclas de los grupos de naciones.

Por ejemplo, en la estructura genética de los persas o los elamitas el haplogrupo predominante es el
hg I. Supera al J solo por un 10%, y tiene un elemento de F y G con este. Estos grupos constituyen
la mitad del ADN Y de los persas. Los árabes de Medio Oriente también tienen una cantidad
significativa de I y una parte de G. Los haplogrupos G, I y J constituyen la mitad de los
georgio/armenios y los turcos, mientras que F, G, I y J son la mitad de los italianos, y los
haplogrupos I y J comprenden la mitad del ADN-Y de los griegos. En Europa el equilibrio del hg I
aumenta de forma significativa.

Los grupos G (M201), H (M69), I (M170, M258, y P19) y J (12f2.1) parecen ser conocidos linajes
semitas, siendo K (M9) la raíz base de todos los hijos de Jafet. El hg J disminuye al trasladarse al
oeste en Europa pero el hg I permanece más o menos altamente significativo tan lejos en el oeste
como los anglo sajones y luego disminuye entre los vascos, galeses, irlandeses y escoceses – pero
no obstante se encuentra en cantidades de hasta un 15% entre estos reconocidos celtas.

Los anglo sajones llegaron del Medio Oriente como parte de la horda cuando cayó el Imperio Parto
de la que es ahora el área de Irak y el área al norte de éste. Esto ocurrió al final del siglo II AD.
Ellos se mudaron al área del nor oeste de Europa y la horda se dividió en varias oleadas. Los anglo-
sajones, los jutos y las tribus asociadas de los lombardos, daneses, noruegos, sajones y fris, se
separaron pero retuvieron una similar diversidad. Los franceses del norte también son del Medio
Oriente. Los normandos constituyen un elemento y son predominantemente R1b pero contienen
otros grupos de ADN como el I. Los otros son los francos en dos grupos. Estos son los francos
rifatitas y los francos salios. Los francos salios podían haber heredado por medio de la línea
masculina solamente pero los francos rifatitas pudieron heredar a través de ambas. Como sabemos,
Rifat era hijo de Jafet, y sabemos que los de la nobleza de estos pueblos también afirman ser
descendientes de Antenor I Rey de los cimerios y también de los troyanos. Ellos fueron
considerados descendientes del grupo que permaneció en el Medio Oriente con los hijos de Héctor.
El nombre de sus principales ciudades, París y Troya fue puesto en su honor. Muchos de estos
pueblos se establecieron cruzando el canal en Gran Bretaña y aquellas tribus (por ej. los parisii)
eran también R1b celta. Más de un 35% de los franceses del norte son haplogrupos I y J.
Aproximadamente un 35% de los anglos-sajones son hg I de Medio Oriente con una pequeña
cantidad de J. Aproximadamente un 40% de los ingleses son del Medio Oriente y aparentemente
semitas. La mayor parte de los celtas del noroeste y de los anglosajones son R1b y parte de las
mismas divisiones genéticas como las tribus jafetitas conocidas. La excepción obvia está al este,
donde los eslavos son R1a, y las mayores divisiones R1a dentro de la horda entrando al noroeste
estaban entre los noruegos en un 30%.

Alianzas de Israel con Jafet


De acuerdo a los registros históricos de los británicos, los galeses llegaron del Medio Oriente luego
de la caída de Troya. Se encontraron con los córnicos, que eran también sobrevivientes de la caída
de Troya, en el norte de África. Ahora sabemos que fue el reino troyano de Wilusia. De acuerdo a
sus historias ellos encontraron a los hijos de Magog que ya estaban en Gran Bretaña y los
subyugaron. Ellos eran hijos de Rifat, y en Medio Oriente fueron parte del imperio hitita aliado
con los hatti y kalti mas al este.
Los galeses son conocidos como los pueblos kimry y en una época ocuparon toda Gran Bretaña y
parte de Francia como y con los galos. Ellos se limitaron a América, la actual Brittany. Todos ellos
eran celtas (Gimirrade Gomer). Ellos son el origen de los cimerios (es decir gomerios) que re
invadieron Anatolia y establecieron Galacia. Ellos formaron la guardia de los 400 hombres que
Cesar presentó a Herodes. Ellos probablemente sean el origen del R1b en Turquía con >15% y en
menor cantidad en Siria. Los turcos también son parte del grupo de lenguas uralo-altaicas y algunas
pueden ser R1a y R1b también con el mismo origen. Estos dos grupos y Q están estrechamente
relacionados y la división entre grupos aparece por muy poca mutación. De este modo los indios
americanos son parientes lejanos de los celtas y los eslavos.

Irlanda
Los habitantes antiguos de Irlanda eran los nemedios y luego los formorianos, Firbolgs (o pueblo
de cuero) y los Tuatha de Danaan.

Los descendientes antiguos vinieron de España y fueron anotados como Gadelians, los
descendientes de Gaodhal, sexto de Jafet (op. Cit., p61.). Los Gadelians venían de los escitas que se
extendieron desde los boristenes hasta los masagetas (principal horda gótica) y desde los saces (por
lo tanto escitas) hasta el Mar Caspio. Ellos eran nómades (op. cit., p. 61).

Genéticamente podemos identificarlos como hijos de Gomer y de Magog. Las variaciones de ADN
Y muestran que los judíos askenazi son más R1a1 que R1b y por lo tanto las variantes deben haber
ocurrido después de las divisiones de los grupos tribales. Un 52% de todos los askenazi levitas son
hijos de Gomer. Por lo tanto las profecías que se refieren a Gomer son directamente relevantes
para Israel hoy en día.

Una variante antigua RxR1 ADN-Y se encuentra en África, específicamente en Camerún. Pudo
haberse originado con los movimientos tribales de las tribus jafetitas al África, o desde el este
donde los grupos aborígenes australianos RxR1 partieron hacia Australia siguiendo a los nómades
cusitas hg C que estaban delante de ellos, o aún posteriormente en el momento en de los vándalos
que invadieron el norte de África desde España y luego fueron derrotados.

Sabemos ahora por la historia irlandesa y las genealogías que los milesios eran hijos de Magog, y
ellos responden a las pruebas como R1b. Sin embargo, sabemos que ellos vinieron a Irlanda
bastante tarde y reemplazaron a la tribu que estaba allá anteriormente. Esa tribu gobernó Irlanda por
cientos de años y fue conocida como los Tuatha de Danaan, denominada la tribu de Dan o los
Danaans. Se afirma que ellos navegaron con los filisteos, antiguos griegos y aparentemente los
fenicios (Danaans y Danites – Los hebreos fueron griegos? BAR, Junio 1976). Es muy posible que
esta tribu explique la incidencia del haplogrupo I en Irlanda como los anglo-sajones no ocuparon
Irlanda cuando entraron en Gran Bretaña, mientras que los normandos son predominantemente R1b
con parte de I por los anglo-sajones, pero el porcentaje de hg I no podría representar
proporcionalmente el porcentaje en Irlanda. La proporción de I es casi tan alta como la proporción
de I en Escocia, pero el ADN-Y predominante allá también es R1b. Puede haber una infusión de
porcentaje de hg I desde Noruega en ambas áreas. Si los registros históricos y su interpretación de
que los Tuatha de Danaan son en efecto descendientes de Dan de Israel son correctos, entonces
tenemos una conexión demostrable que muestra que las tribus del norte pertenecen al haplogrupo I.
De este modo un 40% de los anglo-sajones serían semitas y probablemente de Israel, como afirman
los archivos. El argumento en contra de este aspecto es que, de los judíos, menos de un 2% son
haplogrupo I. Cuando consideramos, sin embargo, que solo un 37% de los judíos son semitas, eso
lleva el muestreo hasta un 6% de judíos reconocidos y por esto bien puede representar el residuo de
las otras tribus que permanecieron o volvieron a Judea.

También hay una incidencia conocida de los fenicios K2 de los barcos de Tarsis que están presentes
en Tiro, Malta y el Gales. Thomas Jefferson, el presidente de EE.UU., sostenía que era descendiente
de galeses y pertenecía a ese subclade galés del haplogrupo K2 .
La primer colonia en Irlanda fue comandada por Partholan, que pertenecía a la línea antigua de los
griegos antes de que la tierra de Grecia fuera invadida y poblada por los E3b hijos de Cam de
África. La segunda colonia fue comandada por Nemedio, quien luchó bien para consolidar su
colonia. Sin embargo, los formorianos invadieron y derrotaron a Nemedio en Cork y asumieron el
poder en Irlanda (MacGeoghegan y Mitchell, Historia de Irlanda, 1867, p. 54).

Los filborgs son identificados por MacGeoghegan como los belgas y existió una tribu de belgas en
Gran Bretaña. Los formorianos fueron derrotados o sino abandonaron la tierra y los firbolgs se
apoderaron de ella. Ellos fueron reemplazados por los Tuatha de Danaan, los descendientes de
Nemedio que volvieron a Irlanda cruzando Alemania y vía Noruega y Dinamarca (MacGeoghegan,
ibíd., p. 55).

MacGeoghegan afirma que ellos pudieron haber descendido de los Dumnoniae de Cornwall. El
declara que ellos fueron descendientes de Jobath, nieto de Nemedio, que condujo una parte de la
colonia hacia el norte de Alemania desde Irlanda originalmente (ibíd., p. 55). Por lo tanto los
pobladores originales de Irlanda fueron una alianza de griegos antiguos y Tuatha de Danaan o la
tribu de los daanitas, que eran los hijos de Nemedio. Estos eran antiguos marinos daanitas aliados
con los Antiguos Reyes de Mar.

MacGeoghegan también sostiene que Briotan Maul, nieto de Nemedio por Feargus, se estableció
con su tribu en Gran Bretaña, que de acuerdo al Psalter of Cashel recibió su nombre por El y está
registrado que ellos se establecieron allí como los británicos. MacGeoghegan dice que esto es al
menos tan creíble como el relato de Geoffrey de Monmouth. Esto explicaría la distribución
del haplogrupo I (subclade de las islas) entre los pictos R1b en Escocia. Ellos no vinieron de
Noruega y son casi exclusivos de las Islas Británicas. Los pictos fueron también antiguos
pobladores de Gran Bretaña virtualmente mil años antes que los escoceses.

Al mismo tiempo, o por la derrota o por la partida de los formorianos, otro grupo de 5000 hombres
llegó y dividió Irlanda en una Pentarquía, con Slaingey como gobernador de de Leinster jefe de la
Pentarquía de Slaingey, Rory (Rughruighe), Gan, Gannan, y Sengan – todos hijos de Dela, de
la raza de los nemedios. El pueblo era entonces conocido por tres distintos nombres: Gallenians,
Damnonians, y belgas. Ellos gobernaron por ochenta años bajo nueve reyes, el último de los cuales
fue Eogha. El se casó con la hija de un príncipe español. Ella fue enterrada en el Tailton en
Meath, así llamado en su nombre.

Los belgas fueron los que se establecieron más cerca de los Dumnonians en Inglaterra también y
es posible que los tres nombres señalaran una alianza entre las tres tribus que se mudaron desde
Europa hasta Inglaterra y luego continuaron hasta Irlanda. Los Gallenians aparentemente eran
galos, por lo tanto también gálatas. Sin embargo, es posible que sea por los nemedios bajo los
grupos de Tuatha de Danaan que vemos que el haplogrupo I penetra junto con el R1b (AMH) de los
celtas. Este grupo vino de Dinamarca mucho antes que el posterior R1b danés de la horda de los
partos (los daneses posteriores eran DYS 390/391 23/11, y hay dos grupos I en Dinamarca que
también difieren , siendo uno del tipo anglo-sajón ; ver debajo). El movimiento pudo también
haber incluido a los hunos o inclusive antes que ellos por los grupos de comercio marítimo en el
segundo milenio AEC. Ellos eran grandes comerciantes de ámbar y sistemas de comercio en el
Báltico en esos tiempos. Como hemos visto arriba, sabemos que los K2 comerciantes tarsis /fenicios
estaban en Gales y Cornwall y que esa línea aún existe allí.

Fue desde esa época que los Tuatha de Danaan descendieron sobre Irlanda bajo Nuagha
Airiodlamh, que derrotó a los filrborgs bajo Eogha en County Mayo. Los filborgs fueron expulsados
y buscaron refugio en las islas del norte (ibíd., p. 55). Estas personas que se establecieron en las
islas eran R1b. Además, como hemos señalado, existe el subclade de I1b2a–islas y este haplogrupo
se encuentra casi exclusivamente en las Islas Británicas y mayormente en Escocia. No es vikingo
noruego. El mismo Haplogrupo I se encuentra entre los vascos. Se ve con certeza que no proviene
de Escandinavia sino que los Tuatha de Danaan vinieron del Medio Oriente hasta España y algunos
permanecieron entre los vascos. El mayor elemento continuó hasta Irlanda y desde allí se dirigieron
a Escocia y las Islas. Ellos se encuentran entre los pictos también, entonces deben haber ido allá
antes que los escoceses se fueran de Irlanda a Alba, como se llamaba Escocia antes que Niall de los
Nueve Prisioneros le cambiara el nombre. Ellos no llegaron de Europa con los escoceses o los
milesios. La importancia de la Tribu de Dan como de Tuatha de Danaan es que no se limita a
Irlanda como pensaron muchos de los británicos-israelitas. Este grupo se concentra en Escocia y
también en menor cantidad entre los galeses, con algunos en Inglaterra y quizás entre los vascos. En
el capítulo 7 del Apocalipsis vemos que Dan y Efraín dejan de existir como entidades separadas y
emerge el compuesto José, pero esta vez sin Manases quien está separado.

Las Islas son las de la costa de Escocia y allí por siglos no hubo ninguna colonización ni de Thule o
Islandia.

Los milesios llegaron vía España a Irlanda y una sub-tribu entró en Inglaterra desde España y fue
conocida como los brigantes. Ellos se establecieron en el oeste de Inglaterra en lo que es
ahora aproximadamente el área de Lancashire.

Los irlandeses – hasta la llegada de los milesios alrededor de 500 AEC, como fue mencionado
anteriormente – se componían de tres grupos llamados los formorianos, los filborgs y los Tuatha de
Danaan o Tribu de los daanitas.

Sabemos con certeza que los milesios eran R1b celta y conocemos sus genealogías y tenemos el
ADN que corresponde a esas genealogías. Estos celtas concuerdan con las otras secuencias de ADN
Y R1b celta pero difieren de acuerdo a regiones y tribus.

El factor determinante principal en los Haplogrupos celtas R1b en el oeste de Europa se encuentra
en las divisiones del haplogrupo R1b1. Cuatro subclades de R1b derivan de repeticiones de los
marcadores DYS 390 y 391.

El Haplotipo Atlántico Modal (HAM), que tiene un valor de 24/11 para 390/391, se encuentra en la
costa Atlántica desde España hasta Escocia. Estos celtas son los habitantes antiguos de Europa
descendientes de Jafet por divisiones anteriores y se encuentran entre los vascos.

Los anglo-sajones entraron en Gran Bretaña después de la ocupación romana de Gran Bretaña en
410 AD y antes de la conquista Normanda. Los anglo-sajones tienen los dos haplogrupos R1b y I.
El R1b (R1b1) subclade de los anglo-sajones se distingue por los marcadores DYS 390 y 391 que
tienen valores de 23/11. Esta opinión está abierta a debate y puede no representar una identificación
clara. Estos valores se encuentran en el noroeste de Europa entre las otras naciones de la horda que
se estableció en Flandes (Bélgica), Países Bajos, noroeste de Alemania y Dinamarca. Los fris y los
anglo-sajones comparten ambos este marcador identificador entre otros. Ellos y los sajones de
Alemania son virtualmente el mismo pueblo.

Los otros subclades de R1b son repeticiones de 24/10, que se encuentran en toda Europa, y las
repeticiones de 23/10, que se encuentran en el sureste de Alemania y dentro de Austria. Por lo tanto
son todos de distintos linajes de los celtas o hijos de Gomer que llegaron originariamente de Escitia
y el Imperio Parto.

Las variantes del haplogrupo I que se encuentran entre los anglo-sajones de I1a son I1a AS (1-
8). El I1a AS es la variante mas común del haplogrupo I1 y toma su nombre porque se encuentra
donde los anglo sajones se establecieron originalmente cuando llegaron del Medio Oriente.
Disminuye a medida que nos desplazamos hacia el sureste de Alemania y mas allá. Es probable que
las variantes de este haplogrupo marquen las determinaciones ancestrales de parte de las Diez
Tribus. Estas naciones están invariablemente interrelacionadas con los celtas hititas descriptos
arriba. El AMH es un grupo anterior distinto de los anglo-sajones que tenían marcadores distintivos
tanto en R1b1 como en I1a AS.
La determinación de las Islas I1a AS para los registros daneses contra alemanes en el continente
brindará mas información. El I1a- (nórdico) es la forma más populosa encontrada en Suecia y en
Dinamarca y está en segundo lugar en Noruega. Se encuentra solo en pequeñas cantidades en
Europa Continental al sur de los mares Báltico y Norte y se ubica en segundo lugar con respecto a
I1a –AS en Dinamarca. Así, los grupos I se mezclan en Dinamarca, pero los dinamarqueses son
predominantemente de tipo anglo-sajón (ver el artículo- Variaciones de Población dentro del
Haplogrupo Y 1 y sus Haplotipos modales extendidos (y también variedades R1b), por Ken
Nordvedt en www.northwestanalysis.net)

Population Varieties within Y-Haplogroup I and their Extended Modal Haplotypes (and also R1b
Varieties) by Ken Nordtvedt on www.northwestanalysis.net)

El I1a uN (ultra Nórdico) alcanza su pico máximo en Noruega. Se distingue del I1a Norse
(nórdico) por un cambio en DYS 385 b de 14 a 15. Además se separa en dos variedades basados en
el valor repetido de DYS 461. El I1a uN1 tiene modales 12, 28 en DYS 461 y 449, que es común a
la mayoría de I1a. El I1a uN2 tiene las repeticiones 11, 29 en DYS 461 y 449 y se asocia más
fuertemente con Noruega y con Suecia y Dinamarca. Estas divisiones pueden haber ocurrido
después del período de Gran Emigración en Escandinavia desde los siglos III y IV AD.

El I1a1 (el viejo I1a4) es un pequeño subclade de I1a que se encuentra en un 10% de I1a del este de
Europa.

El I1b1 Din (Dinaric) toma su nombre por una cadena montañosa en los Balcanes cerca del lugar en
donde es más prolífico. Además se ha extendido en una gran parte del este de Europa.

El I1b1 –oeste (del oeste) es una variedad de I1b, P37.2 + (antiguo) se encuentra en cantidades
prolíficas a través del Báltico alemán y la costa del Mar del Norte entrando en las Islas Británicas.
Se identifica notablemente por 15 repeticiones de DYS 388 en vez de las habituales 13 repeticiones
del I1b1 Dinaric. Esta variedad también fue recientemente encontrada en Estonia.
El I1b1-Islas es una variedad de I1b1 recientemente descubierta , que parece habitar mayormente en
las Islas Británicas. Los marcadores identificadores son DYS 385, 463, y 464.

El I1b1a (antiguo) I1b2, subclade de I1b1 M26+ representa un gran porcentaje de la población de
Sardinia y se extiende dentro de Iberia. No se encuentra en ninguna cantidad significativa en el
norte de Europa.

El I1b2a – Cont (Continental) (antiguo I1c) es la principal variedad de I1b2a. Tiene mayor
densidad en el noroeste de Alemania, los Países Bajos y hasta el interior de Dinamarca, con parte en
el sur de Suecia y Noruega.

Una cantidad significativa se encuentra en las Islas Británicas por los inmigrantes/invasores
germanos y escandinavos.

La raíz de I1b2a- es una variedad poco común de I1b2a que se extiende desde Italia e Iberia hasta el
interior de Dinamarca y se divide en dos variedades basadas en cuatro de los marcadores.

El I1b2* es otra variedad que se encuentra desde Italia e Iberia hasta en Dinamarca y también se
divide en dos variedades basadas mayormente en el marcador DYS 448.

El I1b* (antiguo I1(y) es una pequeña variedad dentro del árbol y es 10/10 DYS 459a,b como una
de sus características modales y 19.19 o 19.21 en YCA11a,b y 12,29 en DYS389i,ii.

Se considera que las variedades de subclades del haplogrupo I van a determinar el pueblo hebreo y
las divisiones R1a y R1b van a determinar las ramas de la alianza hitita formada con Escitia y el
Imperio Parto y las Estepas entrando progresivamente en Europa.
Ahora está siendo argumentado y aceptado que los haplogrupos I y J son subgrupos de F que alguna
vez fueron un grupo combinado IJ, siendo un pueblo solo.

La Colonización de Europa desde el Medio Oriente y Escitia


Israel fue llevado al cautiverio bajo los asirios alrededor de 720 AEC y fue llevada hacia el norte a
lo que se convirtió en el Imperio Parto y Escitia. Allá forjaron una unión con el pueblo celta que
formaron los hititas del norte.

Hubo miembros de la horda hitita y escita que se mudaron a Europa y a Gran Bretaña e Irlanda y a
otros lugares de Europa después de la caída de Troya.

Bajo Odín, y luego de su derrota por los persas en el Imperio Parto en el siglo II de la era actual, los
partos y parte de la horda escita se mudaron al noroeste de Europa y establecieron varias naciones
incluyendo los anglo-sajones, los juto, fris y holandeses, sajones de Alemania, dinamarqueses,
noruegos y algunos de los suecos, lombardos, godos, suevos, dalmacios, vándalos y otros. Ellos
establecieron las naciones del oeste de Europa, desde España y Portugal hasta Dinamarca y
Noruega, cruzando hasta Gran Bretaña y Thule (Islandia ) y Groenlandia.

Los eslavos llegarían últimos, y por lo tanto la división es del oeste de Europa bajo el R1b de los
hijos de Jafet, los que están mezclados con los semitas hebreos y los hijos de Asur.

Los eslavos de Rosh, Mesech y Tubal son todos R1a, R1a1, eslavos y escandinavos. El reino ruso
fue establecido por el varego Rus de Escandinavia quien estableció reinos con base en Kiev
y Novgorod desde 850-950 AD.

Desde Escitia hasta Irlanda

Los nemedios son los progenitores de los Tuatha de Danaan. El momento de la ocupación de
Irlanda es de interesante.

MacGeoghegan, brinda información de historia antigua, dice que Fenius Farsa, rey de los
escitas tuvo dos hijos, el mayor y heredero del trono fue Nenual.

El segundo fue Niul, que sabía las lenguas que se multiplicaron con la confusión en la torre
de Babel. Niul hizo un viaje a Egipto donde se casó con Scota hija del faraón (Cincris) de Egipto y
se estableció en la tierra de Capacirunt en el límite con el Mar Rojo. Niul tuvo, con Scota, un hijo
Gaodhal. El fue supuestamente mordido por una serpiente y entregado a Moisés en el momento
del Éxodo. La mordedura se puso verde y por esa marca le pusieron el nombre Godel-Glas o
Gadelas (glas significa verde en el idioma escocés, así llamado por Scota, su madre).

Por lo tanto ellos fueron parte de la multitud mixta en el Éxodo. Las genealogías milesias
también parecen afirmar esto.

Ellos se establecieron en el área de Egipto asignadas a ellos por el faraón para la progenie de su
hija. Luego de tres generaciones fueron atacados por los Egipcios bajo el Faraón -En-Tuir y
entonces fueron obligados a irse, bajo su líder Sur, hijo de Easur, hijo de Godel, a Creta donde Sur
murió y fue sucedido por su hijo Eibher, conocido de modo diferente como Heber-Scot
(MacGeoghegan, ibid., pp. 56-57).

Heber-Scot se mudó desde ese lugar al Río Tanais en Escitia vía los mares Egeo y el Mar Negro.
Ellos vivieron allí por cuatro generaciones entre los escitas bajo Agnamon, Tait, Adnoin y
Lamphion.
Los escitas se extendieron a lo lejos hasta la región autónoma Uigur de lo que hoy en día es China
en el segundo milenio AEC. Hemos encontrado sus momias bien conservadas y sus kilts de tartán,
muchas similares a las tartans escocesas de caza.

Los gadelianos fueron sospechados y perseguidos y buscaron refugio entre los amazonas bajo
Adnoin, luego partieron bajo su hijo Lamphion a Gaethluighe. Algunos piensan que esto es Gotia,
pero de acuerdo a O’Flaherty es Getulia en Africa, donde permanecieron por ocho generaciones
bajo ocho reyes, siendo los descendientes de Lamphion; el último fue Bille padre de Gallamh o
Mileag-Espaine (en latín) llamado Milesio, que fue ancestro de los milesios o los antiguos
irlandeses. Ahora sabemos que las amazonas eran mujeres casadas de las tribus escitas que pelearon
con sus hombres a caballo.

Milesio volvió a Escitia por un corto tiempo donde fue recibido por Riffloir, el rey descendiente
de Fenius-Farsa por parte del hijo mayor de Nunnual. Él lo nombró general y le dio su hija Seaug
en matrimonio, con la cual tuvo dos hijos, Donn y Aireach con el apellido Feabhrua. Después de la
muerte de su esposa se peleó con su suegro, entonces se fue con sus hijos y su tropa de gadelianos
por Egipto donde recibió el comando de la fuerza que participó en la guerra con los etíopes.

Le entregaron una esposa del faraón Nectonibus, que también se llamaba Scota, con la cual tuvo dos
hijos, Heber-Fionn y Amhergin.

En ese momento él tenía doce hombres jóvenes educados en artes y ciencias para retornar a España.

Luego de siete años en Egipto él regresó a España. Los gadelianos partieron hacia Irlanda luego de
una sequía de muchos años.

Por lo tanto, vemos las relaciones y conexiones entre los escitas y los irlandeses y los escoceses.
Las lenguas de P y Q Brythonic son diferentes, pero están históricamente relacionadas a los
personajes bíblicos Gomer y Magog.

Teniendo en cuenta el marco del tiempo podemos identificar otra conexión de ADN Y que parece
ser nemedio o Tuatha de Danaan. Los irlandeses milesios tienen una estructura de ADN Y base
R1b, que es común a los celtas. Además tiene un haplogrupo ADN Y que es I y parece ser de
origen semita.

Este mismo haplogrupo está presente en los anglo-sajones y los europeos generalmente en niveles
de hasta 40%, como vemos en los croatas y también con los noruegos. Sin embargo ambas naciones
tienen mayormente un haplogrupo eslavo R1a mayor que el R1a celta, que no obstante está presente
en ambos grupos.

Al analizar las historias y la estructura de ADN podemos reconstruir el movimiento de las tribus y
podemos encontrar las conexiones que de otro modo sería imposible.

Cómo pudo este hg I semita aparecer entre los europeos?

La respuesta se puede encontrar en las páginas de la Biblia.


Ellos eran los hijos de Cetura que se mudaron al norte antes del Éxodo y que también se
convirtieron en los griegos espartanos, como sabemos por Josefo. Estas personas fueron las que
continuaron hasta entrar en Irlanda, y parte de este grupo pudo haber formado los grupos de los
nemedios o los Tuatha de Danaan. Se considera que los Tuatha de Danaan estaban relacionados con
los griegos, y es posible que los daanitas estuvieran relacionados con los hijos de Cetura y por lo
tanto esto explica el haplogrupo I y algo del haplogrupo J de los griegos. El E3b es una intromisión
posterior de los cananita fenicios de África.

Estas personas llegaron en oleadas desde el Medio Oriente. Los croatas también tienen un gran
porcentaje en el haplogrupo I, tan alto como el de los escandinavos. De este modo en a lo largo de
los Balcanes tenemos un alto porcentaje de población hg I de distintos orígenes, pero con mucho en
común ancestralmente.

La alianza Hitita
Desde muy antiguamente en la carrera del Rey David él formó alianzas con los reinos del norte de
Tiro y Sidón y también con los hititas, que eran ambos hijos de Rifat e hijos de Magog. Ellos fueron
debilitados por la pérdida del Reino Wilusa cuya capital estaba en Troya. Así, los hijos de Askenaz
fueron expuestos a Israel en esta época y los israelitas se unieron a ellos y los convirtieron.

Tanto los hijos de Askenaz como los hijos de Rifat, así como los hijos de Togarma, son todos hijos
de Gomer. Sin embargo Magog también tiene R1b. Por lo tanto las divisiones de R1a y R1b
ocurrieron luego de que las tribus se separaran. Algunos se convirtieron en R1a y otros en R1b. Los
hijos de Askenaz se convirtieron en R1a, o si no los grupos R1a se denominaron ellos mismos
askenazi aunque eran eslavos, lo que es muy posible por la exposición que tuvieron a los jázaros.

Saul consolidó el área de Israel pero David la expandió hasta los Éufrates.

El estaba en Capadocia y al norte de ahí en Escitia entre Mesech y Tubal al comienzos del siglo XI
AEC. Sabemos esto por los Salmos (s. 120:5).

Ahora, había dos Mesech en la Biblia. Uno era hijo de Jafet; el otro era el hijo de Aram, hijo de
Sem, que vivía en Siria. Es posible que David estuviera en Siria entre los hijos de Mesech, hijo de
Aram, que se había identificado con los hijos de Kedar.

El compuesto de Mesech y Tubal identifica a los hijos de Jafet y no al hijo de Aram.

El área en Capadocia en Turquía, que fue conquistada por Mesech milenios antes, se llamaba
originalmente Kus en honor a Cush el hijo de Cam y padre de Nimrod. El rey del imperio hitita tuvo
su capital allá y los babilonios se referían a él como Rey de Kus.

El imperio hitita estaba dividido en las divisiones del norte y sur. Estaban compuestos por los hijos
de Cam y los hijos de Jafet, ambos de Gomer y Magog y Madai o los Medes, y las alianzas de
comercio con ellos basadas en y con Sidón, de Tarsis y también los hijos de Heth. Homero, en
la Ilíada, dice que la hueste troyana hablaba muchos idiomas.

Los habitantes de Tiro y el Líbano se convertirían en ADN Y K2 descendientes de las alianzas


marítimas de los hijos de Jafet (hijos de Javan Tarsis y Elisha, y Kittim y Dodanim o Rhodanim).
Estos no eran los hijos de Heth, y los vemos en los descendientes del Líbano a Malta hoy en día.

Haplogrupo H
El haplogrupo H se limita mayormente a la India tanto en el norte como en el sur y en una menor
medida al norte hasta los uzbecos y los kirguiz. La mayor incidencia en el sur indica que estaba allá
antes de la invasión aria. Si este es un haplogrupo semita tenemos que identificar la nación semita
que mutó en este haplogrupo aislada en la India.

La tribu semita que calificaría es la tribu de los hijos de Lud. Ellos no deben confundirse con los
Ludim que son los hijos de Mizraim o Egipto. Josefo identifica a estas personas con los lidios que
ocuparon el área de la costa de Ionian en Anatolia o Turquía moderna. Esto tiene sentido dado a que
estaban entonces en el oeste de Aram y sur de Asur y Arfaxad entre las tribus semitas y al norte de
los camitas. Se conoce más de esta sección, pero ellos y sus descendientes no son hg H.

Existió una tribu llamada los lullubi en el área del nor este de lo que ahora es Irak que entró en
guerra con los akadios. Se considera que fueron un clan de lo que ahora los kurdos llaman los lullu,
pero no sería el mismo pueblo dado a que la masa de los kurdos son hijos de Madai de Jafet o los
Medes (media) – pero bien pudieron haber sido incorporados en el transcurso de ese tiempo.
Otros, sin embargo, señalan que los hijos de Lud se desplazaron al este de Elam. Esto puede
ponerlos en el área del río Indo. La antigua ciudad en el Punjab es Ludhiana, aparentemente llamada
así por Lud. La explicación entonces sería que la mayoría se separó y se fue al este y establecieron
las ciudades de la India.

Esto también explicaría por qué las ciudades antiguas de Harappa y Mohenjo Daro en la cuenca del
río Indo tuvieron contactos con los asirios alrededor de 1750 AEC y adoptaron sus sistemas de
adoración. Los haplogrupos C que podemos esperar encontrar aquí con los hijos de Cush son
superados por los otros grupos H, L y J en el sur con mayores elementos arianos en el norte de
India, de R1a, con el más antiguo RxR1 de los pueblos dravídicos en mayor cantidad que R1a en el
sur. La India es por lo tanto una combinación de los tres linajes, con los hijos de Cush mudándose al
norte y al este.

Los hijos de Abraham


Abraham tuvo varios hijos y también las tribus se relacionaron con él por Lot, su sobrino. Lot fundó
Moab y Ammon en lo que es ahora Jordán. Isaac tuvo dos hijos Jacob y Esaú, y los hijos de Esaú
fundaron Edom y se convirtieron en los edomitas o idumeanos que compartieron el sistema de
comercio con los fenicios. Ellos luego se convirtieron al judaísmo con Juan Hircano en la era de los
maccabi luego de 160 AEC. Ellos fueron incorporados a Judea y se convirtieron en los judíos del
sur opuestos a los Galileans.

Jacob tuvo doce hijos: José y Benjamin con Raquel; Dan y Naptali con Bila la sierva de Raquel;
Reuben, Simeón, Levi, Judá e Isacar fueron engendrados por Lea; y Gad y Aser hijos de Zilpa,
sierva de Lea. Sabemos que de los hijos de Lea los hijos de Levi evolucionaron en el linaje J2 (en
el transcurso de 1700 años).

Sin embargo, para que el elemento irlandés de los Tuatha de Danaan sea de Dan la tribu ellos
debían ser Hg I. (Otra explicación puede ser que ellos hayan sido completamente erradicados y los
elementos de hg I sean de Noruega e Inglaterra. La objeción a esta opinión es que el porcentaje de
R1a tendría que ser tan grande como es en Escocia, pero es diminuto en comparación. Por lo tanto
el hg I allá no es de Escandinavia o Inglaterra y tampoco es milesio entonces es Tuatha de
Danaan.) Muchos de los otros hijos de Israel también debían ser hg I , y entonces las mutaciones
habrían ocurrido no solo entre las esposas pero también entre los hijos de las mismas madres. La
otra explicación es que las mutaciones ocurrieron en Egipto y que las tribus se escindieron allá. Las
mismas bifurcaciones tuvieron que ocurrir entre los hebreos Joctán y los elamitas y los hijos
de Cetura.

Por las proporciones de ADN entre los elamitas y los árabes, parece que el antiguo ADN
evolucionó independientemente entre los hijos de F hasta I como el haplogrupo predominante, pero
también en J y G.

Está registrado [c de. abajo] que los hijos de Cetura eran Zimran, Jocsán, Medán, Madián, Isbac, y
Sua. Los hijos de Jocsán fueron Sheba y Dedan. Los hijos de Dedan fueron Asshurim, Letushim y
Leummim. Los hijos de Madián fueron Ephah y Epher, Hanoch, Abidah and Eldaah.

Sabemos ahora que los midianitas fueron llevados a la guerra primero en los días antes de que Israel
fuera llevado al cautiverio en Egipto y posteriormente después del Éxodo debido a la idolatría. Ellos
ocuparían el área de Arabia con los hijos de Ismael y los hebreos de Joctán antes que ellos.

Sabemos por la obra de Josefo que los espartanos eran los hijos de Cetura. Por lo tanto la gran
cantidad de AND Y hg I en Grecia puede ser por los hijos de Cetura, con el hg J llegando después
con las conquistas en Asia Menor y por los árabes en siglos posteriores. Existen significativas
poblaciones semitas de hg J alrededor del Mediterráneo pero la incidencia de I es mayor en toda
Europa. Grecia también tiene el porcentaje mayor de población E3b fuera de África.
Si el haplogrupo I es completamente semita como parece, entonces los búlgaros y los romanos
tienen el mayor porcentaje de semitas en Europa. Sin embargo, el noroeste de Europa y
Escandinavia no están lejos detrás de ellos. Los anglo-sajones llevaban con ellos cuando llegaron
del Medio Oriente un sistema de calendario basado en el semita denominado Al manach o “la
cuenta” – y nuestra palabra Almanaque deriva de ese sistema. En Cambridge se preserva un
Almanaque original bimensual de 59 días basado en las Lunas Nuevas.

Aparentemente la Horda de los partos estaba compuesta por la horda celta y semita. Ellos se habían
convertido en un solo pueblo compuesto por pequeñas tribus que se mudaron y re combinaron para
establecerse en las áreas de Europa. Su idioma fue teutónico y ellos incorporaron a los celtas que
los habían precedido, pero ellos mismos eran un gran porcentaje de celtas por las alianzas hititas
que habían hecho en el Medio Oriente.

Analicemos ahora las divisiones que parecen pertenecer al haplogrupo K del cual las tribus Jafetitas
parecen descender.

Los hijos de Jafet


Los haplogrupos K, L, M, N, O, P, Q y R parecen ser tribus jafetitas. Dios dijo que bendeciría a
Jafet. Le anunciaron que Dios lo ensancharía y que habitaría en las tiendas de Sem. Así, podríamos
esperar encontrar una mezcla de Jafet y Sem en los mismos agrupamientos nacionales. De este
modo los agrupamientos hgs I , R1b y R1a cumplen con estos criterios.

El hg K es la división raíz para todas los posteriores divisiones de haplogrupos desde L hasta R2.

La mayoría de K está en Papúa Nueva Guinea y Melanesia y en el Han chino. Hay porcentajes más
pequeños entre los uigures, uzbekos y mongoles y entre los polinesios. Parte de K también aparece
entre los italianos. Por lo tanto esta división raíz se desplazó progresivamente al este, y una pequeña
cantidad permaneció en el Mediterráneo en Grecia y en Italia. Los otros grupos mutaron a partir de
este haplogrupo.

Estos son los hijos de Jafet: Gomer y Magog, Madai, Javan, Tubal, Mesech y Tiras.

Los hijos de Gomer eran : Askenaz, Rifat y Togarma. Estos son los Gimirra mencionados por los
asirios que eran cimerios de Herodoto. Ellos son los progenitores de los celtas. Los askenazi
formaron la horda de Khazar . Los rifatitas fueron los celtas del oeste o troyanos de Wilusia. Ellos
se convirtieron en los antiguos británicos desde 1000 AEC, desplazando o subyugando a los celtas
magogitas de Gran Bretaña. Los anglos-sajones y jutos luego en su momento los desplazaron desde
el siglo V de la era actual. Ellos resistieron la invasión de los hunos en Gran Bretaña en el siglo X
cuando Humber rey de los hunos fue asesinado allá en la Batalla del río Humber así llamado en su
honor.

Magog es vinculado con Gomer en Ezequiel 38:2,6. Magog es por lo tanto también un progenitor
de los celtas, y ellos son los milesios que posteriormente invadieron Irlanda en el siglo IV/V AEC y
los celtas escitas que llegaron a Escocia en el siglo V AD. Josefo dice que Magog fue el progenitor
de los escitas (A de J, Bk. 1, cap. vi). La diferencia de estos grupos en el idioma celta se denomina
P y Q británico; no es el mismo idioma. Sin embargo, ellos vinieron de Anatolia y las áreas al norte
de lo que era Escitia. Los miembros de la alianza hitita hablaban muchos idiomas y los griegos
describen las formaciones de la hueste de los troyanos como hablantes de muchas lenguas.

Además sabemos por los registros históricos en el Reino Unido que los vascos eran parte de los
habitantes originarios del área ibérica de lo que es ahora el norte de España y se supone que son
descendientes de Godel. Godel o los Godelians son descendientes de Jafet. La historia dice que
ellos son descendientes de Tubal y de Tarsis (Tarshish), el hijo y nieto de Jafet (Enciclopedia
Católica, Vol. XIV, p. 176). Tarsis era el hijo de Javán y no Tubal. Así, de acuerdo a la historia
había dos supuestos grupos jafetitas en España. La Biblia identifica a los Tarsis (2Cr. 9:21;
20:36,37; S. 48:7; Isa. 2:16; 23:1,10,14; 60:9; Jer. 10:9; Ezeq. 27:12,25; 38:13; Jonás 1:3; 4:2).
Estos eran los íberos , que estaban divididos en los vascos en el sector del norte y los tartesios en el
sur (ibíd.). Los celtas entonces se impusieron sobre estas dos poblaciones anteriores o aborígenes.
Entonces los celtas estaban en el norte y en el oeste y los íberos estaban en el este y sur, con la
fusión de los “celt-íberos” en el centro de Aragón y Castilla. Sin embargo, ellos también tienen un
elemento de I entre ellos, si bien más pequeño que el encontrado en Irlanda con un >7% aprox. Los
fenicios también establecieron colonias allá en las costas en Cádiz, que era su ciudad más
importante, y además en Carteya, Calpe, Málaga, y Sexi. Los rodianos también establecieron una
colonia en Rosas al sur de Cabo Cresus alrededor de 910 AEC, y los Phocians en Emporium. Los
cartagineses se establecieron en las Islas Baleares en el siglo VII AEC. En el siglo VI ayudaron a
los fenicios en contra de los tartesios y tomaron posesión de la ciudad principal de Cádiz y
comenzaron a comerciar en Beatica. Ellos comenzaron a conquistar España después de las pérdidas
de Sicilia en la Primera Guerra Púnica pero la perdieron completamente luego de la Segunda Guerra
Púnica.

Se afirma que el idioma vasco pertenece al grupo de las lenguas uralo-altaicas y por lo tanto está
relacionado con el finés y el altaico asiático, mongol, manchu-tungus y japonés. Los vascos no
obstante son R1b y algunos I.

Los comentarios mencionados arriba con respecto a los íberos muestran que Tubal fundó a los
íberos, y Josefo dice (ibid.) que ellos eran los hijos de Thobel – por lo tanto se sostiene que Tubal y
Thobel son el mismo. Originalmente los hijos de Mesech estaban en Capadocia (ibíd.). Los íberos
posteriores eran godos del oeste (visigodos) que llegaron con la horda en el siglo II AD.

Hemos identificado a los Medes como los kurdos de tiempos modernos, y Bullinger sostiene que
esto es así. El afirma que ellos eran los Amada o Amadai de los monumentos asirios (alrededor
de 840 AEC), y por lo tanto ahora las tribus kurdas que estaban al este de Asiria.

Togarmah es descripto como ubicada en la parte más lejana al norte y parecería ser el haplogrupo
N y sus variantes. Los hijos de Togarma, si este fuera el caso, serían la subdivisión de M214 desde
K siguiendo la división de N en N (LLY22). Los chinos y los malayos son Malayo O (M175). Los
grupos uralo-altaico y el Han chino serían entonces hijos de Jafet con una gran mezcla de mongoles
cusitas de los haplogrupos C y D y sus mujeres.

Los hijos de Javan eran: Elisa, Tarsis, Quitim y Dodanim. La Biblia entonces dice que por ellos las
islas de los gentiles estuvieron divididas en sus tierras; cada uno de acuerdo a su lengua, de acuerdo
a sus familias en sus naciones (Gen. 20:2-5).

Son estos grupos con el E3b fenicio de Tiro, Sidón, y Cartago que formaron el imperio de comercio
de los Antiguos Reyes de Mar. Los sacerdotes de los cretenses tenían piel más clara que otros,
como vemos ahora en los relieves del palacio de Cnosos, y también parecen haber adorado al
Becerro de Oro, por los aros en el museo de Creta. Hay un porcentaje significativo de E3b en torno
a las costas del Mediterráneo.

Los hijos de Javán fueron identificados como jonios de las tablas cuneiformes y Tel el-Armana. Los
griegos fueron conocidos con este nombre al principio, pero las divisiones modernas de ADN de los
griegos demuestran que estamos en presencia de los originarios griegos jonios.

Se considera que los hijos de Elisa son los Alasia de los egipcios – en otras palabras, los habitantes
de la costa de Cilicia. Bullinger piensa que Tarsis puede probablemente ser Tarsus. Sin embargo,
Tarsis estaba en Iberia o lo que ahora es el sur de España. Fue desde este puerto que se realizó la
mayor parte del comercio trasatlántico en tiempos antiguos. Los quitim fueron progenitores de los
antiguos imperios de comercio marítimo realizados desde Chipre. Se considera que los Dodanim
son Rodanim (1Cr. 1:7, c.de Septuaginta).
Mesech y Tubal se relacionan entre sí. Los Tabali son asociados cómo y con Tubal. Mesech se
asocia con Muska de los monumentos asirios. Los consideramos rusos, y sus haplogrupos son
mayormente R1a con una pequeña cantidad de R1b e importante N, I, y J, y algo de E3b en el norte
de Rusia.

Estas tribus estaban originariamente en el norte de Asia Menor al norte de los magogitas, pero con
la derrota de los hititas y la caída de Troya ellos entraron en Anatolia en Capadocia. Este es el
conflicto al que hace referencia el Rey David cuando está con Mesech (y quizás Tubal). Las tribus
estaban mucho más al sur en Georgia/Armenia cuando él escribió alrededor de 1000 AEC. El área
en torno a Georgia también fue denominadaIberia por Iber. Este puede ser el origen del nombre, y
explica el uso de este nombre en España.

Sin duda David estaba intentando contener a Mesech (y quizás Tubal) cuando el menciona que
cuando él busca la paz ellos buscan la guerra (s. 120:7). El también menciona los campamentos de
Kedar. Ezequiel 38:2 se refiere al líder de Ro’sh, Mesech y Tubal. Ro’sh también significa jefe
o eminencia y por lo tanto se traduce Jefe líder o príncipe más que un nombre; pero puede ser el
origen del término Rus. Los vikingos rus formaron desde 850-950 AD el Reino Varego de los rus
alrededor de Kiev y Novgorod. Existen elementos R1a en Suecia y Noruega y muchos más allí que
en cualquier lugar del oeste de Europa, pero los eslavos son los verdaderos grupos R1a, con el
mayor porcentaje entre los polacos. Los Ro’sh fueron relacionados con Rusia y las ciudades de
Muskva (Moscú) y Tobolsk estaban relacionadas con las tribus. Ellos se mudaron al norte después
de su contención a principios del primer milenio AEC. No obstante, ellos también tienen una
población significativa de haplogrupo I. Cuando Ezequiel se refiere a Gog y el príncipe Ro’sh de
Mesech y Tubal él dice que ellos están en las tierras de Magog. Antiguamente esa área estaba al
norte de Anatolia y al este del área troyana en lo que ahora es Turquía, Armenia y Georgia.

Tiras fue habitante originario de Tracia (de Tirasia), pero la tribu descendiente de él no parece haber
permanecido allí porque los haplogrupos parecen ser semitas.

Existe un haplogrupo que evolucionó del haplogrupo P (M45, M74, P27, 92R7, P69?): esto es Q
(M242, MEH2, P36). Es decir cerca del haplogrupo súper grupo R. El hg Q aparece entre los
selkups y altaicos en Rusia y luego se dirige directamente a Siberia y cruzando el Océano Pacífico a
América. Existe otra forma en la cual la tribu pudo haberse desplazado y esta es por mar cruzando
el Atlántico.

Sabemos que es un hecho que la navegación transatlántica se realizaba con regularidad alrededor de
1000 AEC entre Egipto y América. Pruebas forenses recientes realizadas a las momias en el museo
de Berlín dieron positivo con respecto al consumo de cocaína y tabaco en todas las momias del
museo. En el Museo Británico sospecharon que los resultados habían sido contaminados y
examinaron a todas sus momias para comparar y ellos no encontraron nada de cocaína en ellas, pero
cada una dio positivo para el consumo de tabaco. Ahora, esos productos solo crecen en América.
Las momias eran todas del alrededor de 1000 AEC o aproximadamente. El comercio parece haberse
realizado durante el segundo milenio AEC hasta el primer milenio AD, como Ciro Gordon muestra
a partir de la evidencia. El comercio se realizaba cruzando el Pacífico y el Atlántico.

Quizás los amerindios se trasladaran como se describe arriba, pero con certeza se dedicaban al
comercio cruzando el Atlántico con los tarsis ibéricos y los Antiguos Reyes de Mar en la época del
Rey David y continuando hasta los romanos. Existe evidencia del comercio romano allí en el siglo I
de la era actual. Se supone que los rebeldes de Bar Kojba también fueron allá en el siglo II de la era
actual y se han encontrado sus monedas y tumbas en el medio oeste de Estados Unidos (ver también
profesor Ciro Gordon, Antes de Colón ; Cyrus Gordon, Before Columbus, Touchstone, 1972).

Una de las cosas más extrañas acerca de los cruces transatlánticos es que hay registros de tribus que
parecen estar relacionadas con los galeses o con los antiguos británicos, pero en nuestros registros
recientes no aparece el haplogrupo R1b en cantidad alguna. Estos aspectos necesitan ser
investigados. El ADN de las variadas tribus indias y especialmente aquellos en Virginia y el nor-
este necesitan ser contabilizados, dado a que se ha informado el hallazgo allá de inscripciones
Ogam – y por lo tanto el ADN debería revelar contacto si este ocurrió. Los análisis de ADN Y
realizados en indios norteamericanos hasta hoy en día solo han revelado la presencia de Q, Q3 y C3
.

Como ya hemos visto; el haplogrupo R tiene base RxR1 desde África a la India hasta Australia.

El hg R1a comprende la mayoría de los eslavos e indo/arianos mientras que el haplogrupo R1b
comprende el grueso de los europeos del oeste, tanto celtas como anglo-sajones/normandos. El hg
R1a se extiende al interior de Alemania y Noruega en mayores cantidades que lo que se encuentra
en cualquier lugar del oeste de Europa. En Islandia vemos que R1a, R1b y I comienzan a fusionarse
con Q pero solo aquí (desde la fusión con los esquimales allá y continuando hasta algunas familias
en Noruega).

Si el haplogrupo I es el haplogrupo semita definitivo entonces los semitas están dispersos por toda
Europa, mezclados con Jafet. Los vascos, galeses e irlandeses son los pueblos con haplogrupos
(R1b) más distinguidos y simples pero aún así tienen hasta cuatro haplogrupos separados, mientras
los vascos y los galeses/córnicos tienen solo dos haplogrupos.

Puede argumentarse que los haplogrupos de Sem y Jafet son ambos F y que todos sus hijos son
simples variantes de ellos sin distinción, y por esto desde G hasta J pertenecen a ambos grupos, con
K formando la siguiente división, una que no aparece en el conocido semita J. Por lo tanto K debe
incluir todo Jafet, pero entonces puede debatirse que desde G hasta I son accesibles para ambos.
Estos argumentos no parecen resistir escrutinio simplemente sobre la base de población.

Los evolucionistas argumentan que estos linajes todos salieron de pantanos y avanzaron lentamente
con ancestros vivos hasta hace 30.000 años. Por lo tanto J es el linaje semita y los otros son todas
actividades evolutivamente independientes, pero admiten que todo se origina en un único ancestro.
Ellos argumentan que el Diluvio es un mito y que cualquiera que tome a los relatos de la Biblia con
seriedad simplemente ignora la realidad científica.

Siendo la Biblia la palabra inspirada de Dios debe explicar el básico origen de las naciones de una
forma racional y verdadera. Lo que hemos visto aquí es que el ADN de conocidos grupos tribales
concuerda con el ADN de otros grupos que son identificados con sus parientes bíblicos.

El otro argumento es que todo está ocurriendo simplemente más rápido que lo que pensamos y que
estas variaciones ocurrieron en forma independiente en numerosos lugares, y que la secuencia de
ADN no indica el origen de los pueblos. A corto plazo esta hipótesis no está de acuerdo con pruebas
reconocidas y con ejemplos históricos.

Lo que se ha propuesto aquí concuerda con la historia conocida y con el registro de la Biblia.
Provee una explicación utilizando la genética que se explica dentro del relato de la Biblia y es una
alternativa aceptable ante los modelos evolutivos que utilizan marcos de tiempo extendidos.

Lo que también es posible es que el haplogrupo I sea el principal haplogrupo semita que abarca a
los hebreos y se extiende hasta los israelitas del norte y también hasta los elamitas. Mientras no
hemos encontrado al haplogrupo I entre los asirios modernos, mas bien solo G y J con L, parte de
hg I pudo haber aparecido antiguamente. La profecía de que Israel y Asiria vendrán de la mano
saliendo del norte en los Últimos Días en la restauración puede ser porque ambos están dispersos en
Europa y algunos bien pueden ser hg I; pero pruebas modernas muestran que no hay hg I en esos
grupos identificados como modernos asirios. El haplogrupo J es por lo tanto una evolución
posterior del Medio Oriente en los países árabes luego del cautiverio de Babilonia e incluye a los
judíos e ismaelitas y edomitas incorporados a Judá. Aún en términos evolutivos, que están estirados
hasta las fechas más antiguas posibles AEC, se reconoce que el haplogrupo Modal J2 Cohen
(CMH) tiene posiblemente 2.100 años de antigüedad. Por lo tanto el hg I bien pudo precederlo por
siglos e identificar a las diez tribus de Israel, que luego se dispersan en toda Europa. La bendición
de Jafet ubica a sus descendientes dentro de las tiendas de Sem y así la profecía se cumple y las
bendiciones de Sem llegan a Jafet,aún cuando Jafet es mayor en términos de porcentaje en cada
nación.

Lo que es seguro es que la abrupta expansión de los haplogrupos I y R1b y también R1a en Europa
hacen que sea prácticamente imposible que casi todas las personas en Europa no sean descendientes
de Abraham, Isaac y Jacob por línea paterna o materna. Por lo tanto la alianza hitita con Israel los
ha convertido en un solo pueblo disperso en una enorme área con varias entidades lingüísticas.
Abraham se ha convertido efectivamente en el padre de muchas naciones.