Sie sind auf Seite 1von 4

ACCION GEOLÓGICA DE LOS RIOS

Los ríos son corrientes de agua permanente que discurren por un cauce fijo. Su
caudal es variable y están alimentados por el agua de la lluvia, los torrentes y los
glaciares.

En el curso fluvial típico se distinguen tres zonas: curso alto, curso medio y curso
bajo.

CURSO ALTO.- Es la zona más elevada en el perfil de un río. En él las aguas


se van reuniendo, predominando en este tramo los fenómenos erosivos; el río
excava su cauce y éste toma forma de V,

CURSO MEDIO.- Predomina fundamentalmente el transporte de los materiales


arrancados en el curso alto. El tamaño de los fragmentos transportados depende
del caudal y de la velocidad de la corriente. El valle tiene forma de V bastante
más abierta (artesa fluvial). En el curso medio- bajo comienzan los fenómenos
de sedimentación.

CURSO BAJO.- El valle es totalmente abierto, la velocidad de las aguas


disminuye por lo que la sedimentación predomina en este tramo, formándose
amplias vegas a ambos lados del río.

EROSIÓN FLUVIAL

Las aguas fluviales constituyen un agente erosivo de primera magnitud. Fluyen,


en gran parte, en forma de ríos que discurren sobre la superficie, o de corrientes
subterráneas, desgastando los materiales que hay por donde pasan y
arrastrando los restos o sedimentos en dirección al mar.

Tipos de erosión fluvial

Regresiva o remontante: es un proceso de expansión de una cuenca


hidrográfica mediante la erosión en la parte alta de ríos o barrancos. La acción
erosiva de un río se debe a la energía del agua. Los trozos de rocas que son
arrancados actúan desprendiendo nuevos fragmentos.

Lateral: se produce en los meandros y es causada por la fuerza centrífuga de


las curvas de estos erosionando la parte exterior y depositando los sedimentos
en la parte interior de la curva.

Vertical: el final del proceso erosivo fluvial tiene lugar en la desembocadura del
río. En esta desembocadura pueden darse dos casos: delta o estuario. El delta
es el resultado de la oposición del agua del mar a la penetración de las aguas
fluviales. Dicha oposición frena el avance de las aguas del río disminuyendo su
capacidad de arrastre de sedimentos.

Transporte

Se puede definir como el movimiento de las rocas destruidas por la erosión


fluvial, este puede ser: lento, rápido.

Los ríos realizan la labor transportadora de forma selectiva, es decir seleccionan


las partículas que se encuentran y las desplazan por medio del impulso mecánico
derivado de la escorrentía.

Modalidades de transporte

Suspensión: son los materiales que van disueltos en el agua y que por lo tanto
no se ven pero van flotando en el agua. Un ejemplo es la arcilla que cuando llega
al mar se deposita a causa de las cargas estáticas del agua salada.

Arrastre: transporta los sedimentos por la parte baja de los ríos. En general son
sedimentos grandes que la corriente de agua no pude levantar.

Saltación: transporta sedimentos medianos, ya que van por la parte baja de los
ríos pero este sí es capaz de levantarlos cuando la fuerza del agua aumenta
poco.

Flotación: este método de transporte lleva a los sedimentos que tienen


flotabilidad.

Disolución: transporte de sustancias disueltas en agua (iones), que no se ven


a simple vista.

Rodadura: las partículas ruedan por la parte baja de los ríos. Hay mayor facilidad
para arrastrarlas que en el caso del arrastre.

Sedimentación

Se puede definir como la deposición de las partículas transportadas en el agua.


Esta se produce en el curso bajo donde la pendiente se reduce tanto que la
fuerza del agua disminuye tanto que las partículas transportadas se depositan
selectivamente.

Modalidades de la sedimentación.

Precipitación, se produce cuando existe una saturación del agua y tras esto se
produce estancamiento -evaporación del material.
Decantación, cuando la corriente disminuye la velocidad de carga y esta se
deposita y esta se deposita en remansos y estancamientos.

EROSIÓN PRODUCIDA POR OTRAS AGUAS

Aguas salvajes o aguas de arroyada: aguas continentales que proceden de la


lluvia o del deshielo y corren libremente sobre el terreno hasta incorporarse a un
torrente o a un río.

Torrente: es un curso de agua con cauce fijo, poca longitud, mucha pendiente y
con caudal irregular y estacional, pues está relacionado con la lluvia, con el
deshielo o con una combinación entre ambos.

ACCIDENTES EN EL CURSO DE UN RIO

Los accidentes en el curso de un rio son: cañones, cascadas, rápidos, meandros


y marmitas.

Cañones

Las corrientes veloces producidas por la fuerte pendiente que corren sobre
terrenos áridos y de roca infra yacente dura, excavan su perfil en forma de un
valle estrecho y profundo en paredes casi verticales a los que se les llama
Cañones o Gargantas.

Cascadas y cataratas

Las cascadas son saltos de agua que se producen en el lecho de un rio donde
existe un brusco desnivel, o pendiente muy abrupta por una fractura del terreno
o falla geológica. También se deben a la alternancia de materiales duros con
otros menos resistentes.

Rápidos

Son saltos de agua constituidos por una serie de peldaños por los que el agua
corre con gran rapidez, formando en algunos casos remolinos.

Una de las formas que se originas los rápidos es debido a que el pie de las
cascadas y cataratas, el agua cae con fuerza, produciendo remolinos que
excavan la base. Se forma así un entrante en la base de la cascada, mientras
que en la parte superior se crea una cornisa. Esta termina por derrumbarse, de
forma que se nivela la cascada y desaparece: en este tramo, el rio sigue
discurriendo con mayor velocidad, originando el mencionado rápido.

Meandros
Un meandro es una curva descrita por el curso de un rio cuya sinuosidad es
pronunciada.

Se distinguen dos tipos de meandro: Meandros de valle –meandros encajados-


y Meandros de Llanura Aluvial – de llanura de inundación-.

Se forma con mayor facilidad en los ríos de las llanuras aluviales con pendiente
muy escasa, dado que los sedimentos suelen depositarse en la parte convexa
del meandro, mientras que en la cóncava, debido a la fuerza centrífuga,
predomina la erosión y el retroceso de la orilla.

Marmitas

Conocidas también como “marmitas de gigantes”, son huecos casi circulares que
se encuentran en el fondo y en los lados rocosos del cauce de algunos ríos.

Se inicia con un incipiente pulido que puede deberse a remolinos que da lugar a
pequeñas depresiones superficiales y semimetricas a veces menores de 50 cm
de profundidad y 50 cm de diámetro.