You are on page 1of 8

TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

INTRODUCCIÓN.

1. LA DIMENSIÓN TEÓRICA Y EMPÍRICA DE LA SOCIOLOGÍA.

2. EL PLURALISMO TEÓRICO DE LA SOCIOLOGÍA.

JBF 1
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

INTRODUCCIÓN.

 El modelo general de actuación investigadora de los profesionales de otras disciplinas está perfectamente
dibujado. Como Hans Zetterberg recordará, los científicos parten del supuesto de que existía un orden
subyacente a las variadas manifestaciones de los hechos físicos. A través de observaciones y
experimentaciones descubrieron este orden cuando encontraron regularidad en el comportamiento de los
fenómenos físicos. Combinaron y relacionaron las leyes entre sí y obtuvieron las teorías de la Física. Estas
teorías sirvieron de base para los cálculos de los ingenieros, quienes en respuesta a necesidades prácticas
crearon las maravillas tecnológicas de nuestro tiempo.

1. LA DIMENSIÓN TEÓRICA Y EMPÍRICA DE LA SOCIOLOGÍA.

 Lo que define la ciencia es la finalidad y el método. La finalidad es práctica; no se trata de alcanzar la


sabiduría por la sabiduría, sino de obtener conocimientos útiles. El método debe ser objetivo y racional.
Objetivo porque los enunciados han de adaptarse a los hechos. Racional porque la ciencia se orienta a dar
una visión coherente de los hechos; es decir, una imagen teorética de la realidad, ya que buscar una
explicación en ciencia es buscar una teoría.

 Galileo primero formuló la teoría (sobre la base de informaciones y conocimientos precios) y luego la
verificó experimentalmente. Esta doble perspectiva – teórica y práctica – constituye el fundamento de toda
ciencia. Toda teoría debe basarse en hallazgos empíricos y verificables, y toda investigación empírica
debe desarrollarse en el marco de una teoría relevante.

 El desarrollo de teorías sistemáticas en Sociología se ve obstaculizada en la práctica por dos graves


handicaps en comparación con otras ciencias:

a. El derivado de todas las dificultades metodológicas y de la parquedad de las herramientas con que
proceder a cumplir su cometido investigador.

b. El concerniente a los problemas de cómo articular teóricamente los complejos hechos que son objeto
de su estudio y que, al ser básicamente dinámicos y mudables, pueden alterar continuamente la validez
de lo registrado.

 Las peculiaridades que presenta el campo de estudio de la Sociología, dan lugar a que los enfoques que
tienden a autolimitarse con una pre-concepción sobre el carácter estático y fijo de los hechos sociales sean
incapaces no sólo de comprender científicamente la realidad en su dinámica, sino también de plantearse la
misma posibilidad de tal comprensión científica.

 Los postulados fundamentales, e interrelacionados, en los que resulta factible basar una concepción de esta
naturaleza, pueden ser presentados resumidamente de la siguiente manera:

1. Desde la perspectiva humana, los hechos no son datos estáticos, sino dinámicos y dialécticos.

2. Todo hecho no debe entenderse como algo dado, cerrado y definitivo, sino como un momento
de un proceso.

3. La realidad de los humanos consiste precisamente en trascender los datos de lo real y modificar
constantemente el orden de lo dado, para construir una existencia dinámica y dialéctica, es decir,
histórica. Hemos surgido como seres humanos, sociales, libres y creadores, porque somos capaces de
trascender la condición real-originaria.

4. Todo hecho social es no sólo lo que aparece en un momento dado de nuestra observación, sino
también todas las posibilidades implícitas en su dinámica.

JBF 2
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

5. La característica fundamental del ser humano es su capacidad para actuar como sujeto, es decir,
como ser libre y creativo, y ello supone la posibilidad permanente de desafiar y cambiar el orden
existente.

6. La capacidad de transformar el orden dado forma parte de la realidad social, que ha de ser vista
tanto a partir de lo formalmente existente, como de los procesos de cambio y de las potencialidades que
encierra lo dado.

 En cualquier caso, todas estas dificultades y problemas nos permiten comprender por qué la disputa
metodológica ocupa aún un lugar tan prevalente en la actividad de los sociólogos, y por qué se
producen todavía una gran cantidad de investigaciones empíricas planteadas sin hipótesis previas y sin
encuadre teórico alguno.

 El mundo de los sociólogos parece separado por un foso de divorcio e incomunicación. A un lado se
encuentran los sociólogos eminentemente teóricos y al otro los eminentemente empíricos.

 Como ha subrayado John Rex, la especial atención puesta en su dimensión teórica como ciencia ha
respondido – y aún responde – tanto a los imperativos lógicos de toda construcción científica, como
a las necesidades prácticas de empezar a funcionar construyendo hipótesis teóricas susceptibles de
ser sometidas a prueba, e incluso a la misma necesidad de acotar un campo temático propio, diferenciado
de otras ciencias sociales.

 La Sociología – dirá Rex – no tiene un objeto de estudio que pueda identificar mediante algún tipo de
definición ostensible. Los datos con los que debe trabajar el sociólogo son los mismos que utilizan los
estudiosos de otras ciencias sociales y consisten en conductas humanas de uno y otro tipo, Pero la
tarea particular de aquél es idear medios para verificar las proposiciones relativas a la interacción
social. El paso más importante para la clarificación de los problemas de la investigación sociológica es de
orden metodológico, y consiste en distinguir los problemas de observación de los problemas de construcción
teórica.

 El problema que habrá que plantear entonces será el de qué tipo de teoría es posible en la Sociología
actual. De hecho, algunos de los grandes maestros de las generaciones actualmente vivas se han
continuado manifestando inequívocamente a favor de dar prioridad al trabajo de elaboración de la gran
teoría sociológica.

 Una concepción diferente sobre la labor teórica en la Sociología es la que ha formulado, por ejemplo,
Robert Merton, quien coincidirá con Parson en la importancia atribuida al desarrollo teórico de la
Sociología, pero postulará una vía más modesta e inmediata, orientada a trabajar en teorías de alcance
intermedio. Así – dirá Merton – sucede a menudo en las primeras fases de una disciplina nueva, que sus
expositores declaren típicamente extravagantes pretensiones de haber producido sistemas teóricos totales,
adecuados para todo el campo de problemas que abarca la disciplina.

 Una virtualidad importante del tipo de teorías intermedias que propone Merton es que pueden permitir
unificar y sistematizar muchas hipótesis y uniformidades empíricas, que van siendo formuladas y
acumuladas por un gran número de investigaciones empíricas concretas y que se encuentran muchas veces
dispersas.

 Como hará notar Merton irónicamente, decir que son necesarias teorías generales y teorías especiales
es ser correcto y trivial: el problema es dar destino a nuestros escasos recursos. Lo importante es
tener en cuenta que en la práctica la Sociología progresará en la medida en que su mayor interés esté
en producir teorías intermedias, y se frustrará si la atención se centra sobre la teoría general.

 Concluirá Merton, que nuestra principal tarea hoy es formular teorías especiales aplicables a campos
limitados de datos – dinámica de clases, de presiones de grupos antagónicos, o de la corriente de

JBF 3
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

poder y el ejercicio de la influencia interpersonal – y no buscar inmediatamente la estructura


conceptual “integrada” suficiente para sacar de ella todas esas y otras teorías.

 Junto a estas interpretaciones sobre la teoría, los especialistas en técnicas y métodos aplicados de
investigación a veces tienden a identificar el concepto de teoría con cualquier forma de generalización:
teoría se refiere a las relaciones entre hechos, o al ordenamiento de los mismos en alguna forma que
tenga sentido.

 Siguiendo a Lazarsfeld, podemos establecer algunos criterios que nos permitan precisar qué debemos
entender por teoría en Sociología, y de qué manera debemos hacerlo, de acuerdo con la experiencia
práctica de otras ciencias:

1. Se establece una serie de conceptos fundamentales. Algunos de ellos se prestan a medida; otros son
construcciones a priori, cuya validez se deja al principio sin determinar.
2. Después se definen las manipulaciones a que serán sometidas estas unidades elementales, y que
permitirán sacar nuevas conclusiones, que finalmente podrán verificarse haciendo observaciones
concretas.
3. En su forma más elaborada – dirá Lazarsfeld – estas teorías poseen generalmente dos propiedades
suplementarias:
a) Las manipulaciones y las conclusiones se expresan en forma matemática.
b) La tendencia al reduccionismo.

 Sin embargo, nadie piensa que la Sociología – dirá Lazarsfeld – ha llegado ya a un nivel de este tipo,
ocurriendo que lo que generalmente se llama teoría social se identifica a veces con alguna de las siguientes
operaciones:

a) Establecimiento de esquemas clasificatorios.


b) Formulación de conceptos teóricos que orientan el análisis hacia determinados hechos estratégicos.
c) Formulación de problemas de investigación que tienen una gran importancia social.
d) Formulación de ideas generales acerca de la manera en que se producen o pueden ser provocados
los cambios sociales.
e) Previsiones apoyadas en descubrimientos empíricos aún no verificados (hipótesis)
f) Puesta en relación de unos hechos empíricos con otros hipotéticos o ya verificados
(interpretación)

 Lo que hay que dilucidar es si todo esto puede ser considerado propiamente como teoría, o si no fuese más
correcto hablar realmente de reflexión analítica, que puede tender hacia una verdadera teoría, pero que en
la actualidad no constituye otra cosa que una etapa más en el camino hacia el desarrollo de la teoría
sociológica.

 En la mayor parte de los casos, la traducción de las realidades sociales en términos matemáticos
presenta dificultades que no tienen parangón en otras ciencias. La ley de la gravedad, por ejemplo,
puede formularse en términos claros, que son susceptibles de medición y verificación empírica. Sin
embargo, la elaboración de un índice de "alineación en el trabajo", o de desintegración social, no
puede ser objeto de una traducción y una medida tan clara.

 Raymond Boudon ha manifestado su convicción en que las "líneas de fuerza que presiden el desarrollo
de una metodología matemática... conducirán, necesariamente, a una extensión rápida de las
aplicaciones de las matemáticas" a las ciencias humanas, con el consiguiente impacto en el desarrollo
de la teoría sociológica.

 Para Boudon las grandes líneas de fuerza que estimularán este proceso son:

JBF 4
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

a) Las investigaciones tecnológicas (desarrollo de las calculadoras electrónicas y desarrollo técnico de


las propias matemáticas)
b) El considerable desarrollo de la investigación empírica que cada vez más permite disponer de
una mayor cantidad de datos.
c) Lo que él califica como "aumento de las necesidades exteriores" (mejora de los instrumentos de
medida y previsión en Demografía, en Economía, en Sociología; así como necesidades crecientes en
materias de sondeos y encuestas)
d) El desarrollo de técnicas y procedimientos específicos de investigación y recogida de datos.
e) Se hará notar también el efecto de "factores institucionales" (desarrollo de la enseñanza de la
metodología, de la estadística y de la matemática) y "factores sociales" (el interés creciente de los
matemáticos profesionales por las aplicaciones de las matemáticas a las ciencias humanas)

 A tales efectos resultan útiles las indicaciones formuladas por Galtung, que señala una serie de criterios y
dimensiones que deben reunir las teorías (generalidad, amplitud, evaluación de las hipótesis,
predicibilidad, comunicabilidad, reproducibilidad y fecundidad) Pero, hoy por hoy, la verdad es que la
mayor parte del quehacer práctico de los sociólogos se produce bajo imperativos mucho más relativos,
modestos e inmediatos.

 La mayoría de las investigaciones sociológicas no han permitido hasta la fecha establecer otra cosa que una
serie de generalizaciones, que pueden ser clasificadas de acuerdo a tipologías como la siguiente:

1. Asociaciones empíricas, o correlaciones de distintos grados de variación limitada entre algunos


fenómenos (como por ejemplo, la comisión de más delitos en las ciudades que en el campo)

2. Generalizaciones en las que se formulan las distintas condiciones bajo las que surgen
determinadas instituciones o formas sociales (por ejemplo, el estudio de las condiciones para el
desarrollo del capitalismo que realizó Max Weber)

3. Generalizaciones sobre la existencia de una asociación de los cambios que se producen en


determinadas instituciones con los que acontecen en otras instituciones (por ejemplo, las
relaciones entre los cambios políticos, sociales y culturales, con los cambios en los sistemas de
estratificación social)

4. Generalizaciones sobre la recurrencia de determinados ritmos o fases de varias clases (por


ejemplo, sobre las etapas del desarrollo económico)

5. Generalizaciones sobre las principales tendencias sobre la evolución de la humanidad en su


conjunto (como, por ejemplo, la ley de los tres estadios de Comte, la teoría marxista sobre la evolución
hacia una sociedad sin clases, etc.)

6. Las Leyes que establecen las aplicaciones sobre las asunciones referidas al comportamiento
humano, pero en las que se acaba dejando para ulterior investigación "el problema de en qué
grado las asunciones se corresponden con los hechos, y en qué medida las desviaciones
pueden ser explicadas en relación con factores perturbadores.

 Finalmente, hay que hacer referencia a la manera en que el trabajo teórico y el trabajo empírico se
conectan mutuamente entre sí; sobre la manera ñeque ambos aspectos - el teórico y el empírico - han de
concebirse como dos caras de una misma moneda, es decir, como dos aspectos de un mismo proceso
teórico-práctico de investigación, que se complementan mutuamente, constituyendo una guía valida para
orientar al sociólogo en su quehacer cotidiano.

 La clase relación de teoría e investigación es de contribuciones mutuas. La teoría puede apuntar hacia
áreas en que la investigación promete ser fructífera, puede resumir los resultados de un número de estudios
determinados. Los resultados de la investigación pueden aclarar conceptos teóricos y pueden sugerir
formulaciones teóricas nuevas o extender su área en las antiguas.

JBF 5
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

 De igual manera la teoría "define las clases de datos que se han de obtener", presenta un esquema
de conceptos por medio del que se sistematizan, clasifican y relacionan entre sí los fenómenos
pertinentes, resume los hechos en:

1. Una generalización empírica.


2. Sistemas de generalización, predice hechos y señala claros que hay en nuestro conocimiento.

 Podemos decir como conclusión que el proceso de investigación sociológica debe conjugar adecuadamente
las dimensiones teóricas y empíricas propias de la lógica científica.

 En el plano concreto, lógicamente, el proceso de investigación social es mucho más complejo y


presenta más especificidades, sobre todo en fase de verificación, en función de las distintas técnicas de
investigación disponibles.

2. EL PLURALISMO TEÓRICO DE LA SOCIOLOGÍA.

 Las tesis de Kuhn, aunque reflejan bastante bien la manera en que funcionan en la práctica algunas
ciencias, plantean sin embargo la cuestión de hasta qué punto este modelo explicativo puede ser aplicado al
conjunto de las disciplinas científicas.

 El mismo Kuhn relata en su obra La estructura de las revoluciones científicas la manera en que la
experiencia de "pasar un año en una comunidad de científicos sociales, hizo que me enfrentara a
problemas imprevistos sobre las diferencias entre tales comunidades y las de los científicos
naturales entre quienes había recibido mi preparación".

 La translación de estos debates al campo de la Sociología choca de entrada con el gran handicap de que en
esta disciplina no se ha producido hasta la fecha una única línea de desenvolvimiento teórico-empírico
predominante, de forma que, como ya señalábamos al principio, uno de los principales rasgos que
caracterizan a la Sociología actual es el del pluralismo teórico, o si queremos decirlo de otra forma, el de
su carácter "poliparadigmático".

 Si partimos, pues, del hecho de que la Sociología no posee actualmente un paradigma común y
compartido, la cuestión estribará entonces en determinar si tal situación puede equipararse a la de
aquellas fases de evolución de otras ciencias en las que varios paradigmas se enfrentaban y
pugnaban por hacerse hegemónicos, o más bien, si lo que ocurre es que un componente de
pluralidad teórica forma parte de la misma lógica interna del quehacer sociológico.

 Por ejemplo, Friedrichs ha señalado cómo en análisis de Kuhn adolece de una cierta miopía intelectual y
de una carencia de un nivel paradigmático adicional. Su miopía se debe a su posición como observador
situado en el mundo de las ciencias naturales y consiste en no tomar en cuenta la paradoja fundamental
que diferencia la lógica de las ciencias sociales de la de las físicas naturales.

 El segundo problema o carencia de la teoría de Kuhn - según Friedrichs - es que sólo presta atención
"a la imagen que los científicos tienen de su objeto de estudio". "Una ciencia social quizás deba
enfrentar una dimensión paradigmática más importante, si se propone aprehender o extrapolar
cambios radicales en aquélla, al considerar el nivel correspondiente a la imagen básica que el
científico social tiene de sí mismo como agente científico.

 Los paradigmas que dictan a un sociólogo la concepción de su objeto de estudio pueden ser a su vez un
reflejo o una función de una imagen más fundamental: el paradigma en cuyos términos el sociólogo se
ve a sí mismo.

JBF 6
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

 Con el trascurso del tiempo se han ido decantando algunos enfoques sociológicos fundamentales, pero, sin
embargo, el desarrollo de la Sociología y la formación de los sociólogos continúan produciéndose en
el contexto de una clara imagen de pluralismo.

 El grado real de pluralismo teórico que continúa persistiendo en el funcionamiento práctico de la Sociología
responde también a la vocación de muchos sociólogos por defender y presentar tal pluralismo como
una de las características fundamentales de esta disciplina.

 Muchos teóricos sociales consideran que el pluralismo teórico de la Sociología no debe interpretarse
como un indicador de sub-desarrollo científico, sino como un rasgo adecuado que se deriva de la
singularidad de su propio objeto de estudio, que puede ser abordado en mejores condiciones a partir
de enfoques plurales.

 El predicamento de este tipo de interpretaciones entre los sociólogos queda reflejado por la práctica
bastante generalizada entre los profesores de Sociología de no organizar la enseñanza de su
disciplina en el marco de enfoques paradigmáticos cerrados, sino más bien a partir de esquemas de
instrucción en los que se considera que el estudiante debe conocer con cierto detalle las principales
corrientes e interpretaciones teóricas que se han producido a lo largo de la historia de la Sociología. Como
dirá Nisbet "éste es el rasgo que diferencia a la Sociología de algunas ciencias físico-naturales".

 Sin embargo, la peculiar característica de considerar la historia de la Sociología casi en un mismo plano
de significatividad puede llegar a tener unos efectos desorientadores entre los estudiantes de
Sociología, especialmente cuando la historia no se acota ni se pondera adecuadamente en su perspectiva
temporal. Una indiferenciación excesiva puede dar a lugar así a un problema práctico, ya que ni es factible
enseñar la Sociología en lo que tiene de común a partir del conocimiento preciso de todos los
antecedentes que es posible identificar en el pensamiento social, ni su historia es un proceso plano,
sin avances ni desarrollos.

 Entonces, ¿cuáles son los límites y la extensión del pluralismo sociológico actual?

 En principio, el pluralismo sociológico no tiene más límites que los que impone el desarrollo del quehacer
práctico de la Sociología y su traducción en la literatura pertinente.

 A su vez, en el otro extremo de estas interpretaciones plurales, no faltan quienes consideran que solamente
existen dos bloques paradigmáticos: la Sociología del consenso, que se identifica con el enfoque
funcionalista y la Sociología del conflicto, que se identifica básicamente con el marxismo.

1. Desde la perspectiva de los que contemplan un panorama de gran diversidad teórica es evidente
que resulta imposible prever a corto plazo un desarrollo monoparadigmático de la Sociología.

2. Desde las ópticas que reducen el panorama sociológico solamente a dos o tres enfoques
antagónicos y enfrentados, la posibilidad de una evolución de la Sociología en la perspectiva
apuntada por Kuhn resulta más verosímil, especialmente en la medida en que de la confrontación
actual pueda salir vencedor uno de estos paradigmas, o en la medida en que de tal enfrentamiento
surjan nuevos enfoques con capacidad suficiente como para afirmarse hegemónicamente.

 No obstante, hay quienes contemplan el pluralismo teórico de la Sociología actual solamente como un
aspecto secundario de una situación en la que es posible identificar otros elementos de identidad más
importante, como son los metodológicos.

 Aunque la mayoría de los autores han llegado a confundir su teoría particular del sistema social con la teoría
del conocimiento de lo social que abrazaban, pro lo menos implícitamente en su práctica sociológica, el
proyecto epistemológico puede permitirse esa distinción preliminar para vincular autores cuyas
oposiciones doctrinarias ocultan el acuerdo epistemológico.

JBF 7
TEMA 12 – TEORÍA E INVESTIGACIÓN EMPÍRICA EN SOCIOLOGÍA.

 Ritzer dirá que hay cuatro niveles fundamentales de la realidad social que están formados por la
intersección de dos continuos sociológicos básicos:

1. El objetivo (real material)


2. El subjetivo (existente en el reino de las ideas)
3. El macroscopio (gran escala)
4. El microscopio (pequeña escala)

 Esta conceptualización de los cuatro principales niveles de la realidad social, no sólo nos ayuda a
comprender los paradigmas existentes, sino que también perfila la necesidad de un nuevo y más integrado
paradigma sociológico.

a) El paradigma de los hechos sociales se ocupa de los niveles macro-objetivo y macro-subjetivo.


b) El paradigma de la definición social se ocupa de los micro-subjetivo, así como de parte del mundo
micro-objetivo que se relaciona con los procesos mentales.
c) El paradigma conductista se ocupa de aquella parte del mundo micro-objetivo que no implica
procesos conscientes.

 Estos paradigmas - concluirá Ritzer - constituyen un corte horizontal de la realidad social, mientras que el
paradigma integrado establece un corte vertical.

Nivel de realidad social. Paradigmas sociológicos.


Macro-subjetivo.
Hechos sociales. Paradigma
Micro-objetivo.
Sociológico
Micro-subjetivo. Definición social.
integrado
Micro-objetivo. Conducta social.

 No todo el pluralismo de la Sociología verdaderamente existente está recogido en su esquema. Pero, a su


vez, junto a esta objeción, habría que preguntarse también hasta qué punto lo que hace Ritzer con su
intento de ofrecer una imagen paradigmática integrada de la Sociología no es realmente otra cosa que
proporcionar la simple descripción de un campus profesional común, en el que se anotan, uno tras otro, los
principales enfoques teóricos que operan en la práctica sociológica.

 La pregunta central que queda en el aire es si la inexistencia de un hábeas teórico integrado y único debe
considerarse como un rasgo coyuntural o temporal de la Sociología, o más bien como un componente
constitutivo de su forma de ser, que suscita dudas sobre su verdadera cientificidad.

 En suma, el pluralismo teórico de la Sociología puede ser explicado y justificado de diversas maneras y en
función de distintas metodologías y consideraciones sustantivas que tienen que ver con algunos rasgos
característicos importantes de la Sociología. Por ello, lo que habría que hacer para dar por zanjado este
debate, quizás, no es tanto debatir el tema de la caracterización multiparadigmática de la Sociología,
sino, como apunta Urry, cuestionarse la misma pertinencia de discutir su cientificidad precisamente
en los estrictos términos formulados por Thomas Kuhn.

JBF 8