Sie sind auf Seite 1von 8

Actividades del tema V y VI

Realice una presentación en power point con los siguientes tópicos


del Folklore Mental-Espiritual

3.1. Cuentos

Un cuento (del latín compŭtus, cuenta1 ) es una narración breve creada por uno o
varios autores, basada en hechos reales o ficticios, cuya trama es protagonizada por
un grupo reducido de personajes y con un argumento relativamente sencillo.

3.2. Adivinanzas

3.3. Fábulas La fábula es una composición literaria breve, generalmente en prosa o


en verso, en la que los personajes principales son animales o cosas inanimadas que
presentan características humanas.

3.4. Leyendas Una leyenda es una narración de hechos naturales, sobrenaturales o


una mixtura de ambos que se transmite de generación en generación en forma oral o
escrita. Generalmente, el relato se sitúa de forma imprecisa entre el mito y el suceso
verídico, lo que le confiere cierta singularidad.

3.5. Mitos (Relatos Explicativos) es un relato tradicional que se refiere a


acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres sobrenaturales o
extraordinarios, tales como dioses, semidioses, héroes, monstruos o personajes
fantásticos, los cuales buscan dar una explicación a un hecho o un fenómeno.

3.6. Creencias una creencia es el estado de la mente en el que


un individuo supone verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de
un suceso o cosa;1 cuando se objetiva, el contenido de la creencia presenta
una proposición lógica, y puede expresarse mediante un enunciado lingüístico
como afirmación

3.7 Oraciones Conjunto de enunciados con que el creyente se dirige a Dios, a


una divinidad, a un santo, etc., especialmente la que tiene una forma fija y
establecida.

3.8 Ensalmos es un rezo, solo o acompañado de procedimiento o aplicación de


remedios, al que se atribuyen poderes mágicos para sanar a los enfermos. También
se pueden definir como fórmulas rituales de carácter mágico-religioso, que a veces
van acompañadas de oraciones, y aplicaciones de medicina alternativa, que procuran
la curación de enfermedades.
3.10. Medicina popular. La Organización Mundial de la Salud define a la medicina
popular como prácticas, enfoques, conocimientos y creencias sanitarias, que incluyen las
terapias con hiervas, partes de animales y/o minerales que mayormente se practican en
los países en vías de desarrollo. Otras formas de esta medicina se aplican sin ninguna
medicación, como la acupuntura o las terapias naturales o espirituales.

3.11. Receta de cocina tradicionales la receta de cocina implica una lista de


ingredientes y una serie de instrucciones para llevar a cabo la preparación de un
plato de comida determinado. Generalmente, se transmiten de generación en
generación, es decir, de abuelas a madres y de madres a hijas, aunque, también
existen libros especializados que se ocupan de agruparlas. Si bien la estructura
puede variar, lo que no puede faltar en una receta es orden y claridad y debe
indicar el título, los ingredientes y como efectuar la elaboración.

... 3.12. Danzas Folklóricas danza folklórica, que son los bailes típicos y
tradicionales de una cultura. La danza folklórica suele realizarse
por tradición (no es un arte innovador) y puede ser bailada por cualquier hombre y
mujer (no es exclusividad de los bailarines profesionales, aunque pueden existen
grupos profesionales de danza folklórica).

II- Realice la clasificación de los diferentes patrimonios culturales por la


UNESCO y plantee ejemplos de cada uno, tomando en cuenta la
cultura, folklore y patrimonio dominicano.

El Patrimonio Cultural de un pueblo comprende las obras de sus artistas,


arquitectos, músicos, escritores y sabios, así como las creaciones
anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores que dan
sentido a la vida, es decir, las obras materiales y no materiales que
expresan la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias,
los lugares y monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y
los archivos y bibliotecas."

El patrimonio cultural de una nación o región no está compuesto sólo


por monumentos y colecciones de objetos en museos, sino que también
por expresiones vivas, intangibles o inmateriales heredadas de nuestros
antepasados y transmitidas a nuestros descendientes. Según la
definición de la UNESCO, el patrimonio cultural inmaterial (PCI) se
compone por tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales,
rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la
naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía
tradicional.
La riqueza y diversidad del patrimonio cultural de la República
Dominicana es producto de la interacción de las culturas indígena,
africana y europea plasmadas a todo lo largo del territorio nacional a
través de manifestaciones tangibles de alto valor.

Entre los bienes culturales inmuebles del patrimonio nacional le


corresponde a la República Dominicana el privilegio de contar con las
primeras edificaciones civiles, militares y religiosas levantadas por los
europeos en el Nuevo Mundo.

Convertida en la capital del imperio español, en el siglo XVI es sede de


las primeras instituciones trasladadas por el conquistador español al
continente americano, siendo punto de partida de gran parte de las
empresas de exploración, conquista y colonización.

Tiene el privilegio de ofrecer a través de sus monumentos el nacimiento


del arte hispanoamericano manifestado en su patrimonio cultural de
proyección mundial: La Ciudad Colonial de Santo Domingo, declarada
por la UNESCO en 1990.

Dentro de sus manifestaciones inmateriales los Congos de Villa Mella


han sido declarados por la UNESCO en el año 2001 como patrimonio
oral e intangible de la humanidad.

Patrimonio Cultural

Según establece el artículo 101 de la Constitución de la República


Dominicana toda la riqueza artística e histórica, sea quien fuere su
dueño, formará parte del Patrimonio Cultural de la Nación y estará bajo
la salvaguarda del Estado, estableciendo la Ley cuanto sea oportuno
para su conservación y defensa.

Igualmente la Carta Magna atribuye al Congreso Nacional disponer todo


lo concerniente a la conservación de monumentos y objetos antiguos y a
la adquisición de estos últimos.

La Ley Número 318 del 14 de junio de 1968 sobre el Patrimonio Cultural


de la Nación subdivide éste en:

a) Patrimonio monumental

b) Patrimonio artístico

c) Patrimonio documental y
d) Patrimonio folclórico.

La Ley Número 41-00 que crea la Secretaría de Estado de Cultura en su


Artículo 1, inciso 2, establece que el Patrimonio Cultural de la Nación
comprende todos los bienes, valores y símbolos culturales tangibles e
intangibles que son expresión de la Nación dominicana, tales como las
tradiciones, las costumbres y los hábitos.

Así como el conjunto de bienes, incluidos aquellos sumergidos en el


agua, materiales e inmateriales, muebles e inmuebles, que poseen un
especial interés histórico, artístico, estético, plástico, arquitectónico,
urbano, arqueológico, ambiental, ecológico, lingüístico, sonoro, musical,
audiovisual, fílmico, científico, tecnológico, testimonial, documental,
literario, bibliográfico, museográfico, antropológico y las
manifestaciones, los productos y las representaciones de la cultura
popular.

Uno de los principios fundamentales de esta Ley establece que


constituye una obligación primordial del Estado y de las personas
valorar, proteger, rescatar y difundir el patrimonio cultural de la Nación,
asignándole a la Secretaría de Estado de Cultura el objetivo fundamental
de preservar el patrimonio cultural de la Nación como elemento
fundamental de la identidad nacional.

El Estado, a través de la Secretaría de Estado de Cultura, fomenta la


protección, la conservación, la rehabilitación y la divulgación del
patrimonio cultural de la Nación, con el propósito de que éste sirva de
testimonio de la identidad cultural nacional, tanto en el presente como
para las generaciones futuras.

Igualmente protege el patrimonio cultural de la Nación, tomando todas


las disposiciones necesarias para efectuar evaluaciones de su situación,
creando los mecanismos adecuados para evitar su dispersión,
estableciendo una política de préstamo y recuperación de los bienes ya
prestados.

Para ello, la salida del país de cualquier bien mueble considerado como
integrante del patrimonio cultural de la Nación, requiere del permiso
previo de la Secretaría de Estado de Cultura.

En caso de exportación o sustracción ilegal, el bien es decomisado y


entregado a la misma, realizando todos los esfuerzos tendientes a
repatriar los bienes de interés cultural que hayan sido extraídos
ilegalmente del territorio dominicano.
La Secretaría de Estado de Cultura evalúa la reglamentación existente
en materia de protección del patrimonio, tomando las disposiciones de
lugar. Para ello identifica técnicamente y científicamente los sitios en
que puede haber bienes arqueológicos o que sean contiguos a áreas
arqueológicas, haciendo las declaratorias respectivas y elaborando un
plan especial de protección en colaboración con las demás autoridades y
organismos de nivel nacional.

CIUDAD COLONIAL

ZONA COLONIAL, SANTO DOMINGO

III- Los Cocolos San Pedro de Macorís

LOS COCOLOS

Francisco Comarazamy describió a los primeros inmigrantes de las islas


inglesas del Caribe de este modo: "Aquellos inmigrantes eran gentes de
costumbres familiares. Por lo general sabían leer y escribir y profesaban
la religión anglicana y asistían a las misas dominicales y cantaban en
coro versículos de las santas escrituras. Vestían bien y tenían sus trajes
negros y sus calzados de charol para ocasiones ceremoniales. Tenían su
logia odfélica y mantenían un club denominado "Black Star Line",
asociación afiliada a la Universal Negro lmprovement Association.
Jugaban cricket con la misma destreza de un lord inglés... Eran gentes
de categoría en su conducta social". Una de las manifestaciones
culturales que identifican a San Pedro de Macorís surgió como expresión
de uno de esos pueblos de inmigrantes llegados a finales del siglo XIX.
Se trata del baile de los Gulotas, que en menos de un siglo se convirtió
en un elemento importante de la cultura macorisana.
LOS GULOYAS

San Pedro de Macorís tiene un calendario de festividades durante todo el


año, salpicado con las pintorescas expresiones de los cocolos. Una de las
más notables muestras de esa cultura es el baile, de un origen
sincrético; nutrido de raíces africanas, inglesas, caribeñas y
dominicanas. Se puede hablar de diferentes danzas de los cocolos, tales
como el baile de David y Goliat y los Momices, pero la más conocida de
todas es la de los gulotas, personajes vestidos con un impresionante
traje que salen a recorrer las calles de la ciudad de San Pedro de
Macorís en diferentes fechas de año.

La parafernalia guloya incluye un majestuoso sombrero confeccionado


con plumas de Pavo Real, de varios pies de largo, y que conforme crece
se estrecha de forma estilizada. Las fechas de salida a las calles de
estos bailarines son: 1° de enero, 27 de febrero, 16 de agosto y 29 de
junio, cuando se celebran las festividades de San Pedro, patrón de la
ciudad. Uno de los escenarios guloyas es el barrio Miramar. El más
conocido de los jefes guloyas fue, hasta su muerte, Teófilo Shiverton
(Primo el Guloya), artífice de la coreografía que se conoce.

Los Congos del Espíritu Santo Villa Mella


Los Congos de Villa Mella es una cofradía del Espíritu Santo compuesta
por los congos y creada por el folklorista dominicanoSixto Minier. Esta
cofradía constituye una de las expresiones socio-culturales de mayor
trascendencia y singularidad de laRepública Dominicana. Está
profundamente arraigada a la historia, geografía y cultura del país y,
muy especialmente, de la comunidad de Mata Los Indios, Villa Mella .

La Cultura de las cofradías tiene una larga historia, remontándose en


sus orígenes a los tiempos coloniales. Cofradías como las del Espíritu
Santo existen desde el 1503. Existía una en Baní en el siglo XVIII y la de
Villa Mella tiene miembros activos cuyos familiares se remontan al 1850.
Esta última, desde su fundación ha estado presidida por Sixto Minier y
por Pío Brazobán y sus ancestros.
La función principal de la cofradía es celebrar las fiestas de la Virgen del
Rosario y del Espíritu Santo así como la realización de las ceremonias
funerarias de los difuntos que de una u otra forma están ligados a la
tradición de los Congos. A estos difuntos les son dedicados 21 "toques"
con sus instrumentos característicos e son el Congo,
Conguito, maracas, canoas y Canoíta). Además, la cofradía coordina y
participa en eventos de carácter comunitario, social y festivo, dentro y
fuera de su comunidad de origen.
Los congos de Villa Mella presentan una fuerte influencia africana,
especialmente del antiguo Dahomey y de la región Congo-angoleña.
Los instrumentos de percusión característicos de los congos de Villa
Mella son: un congo o palo mayor, un conguito o palo menor (también
llamado Alcahuete), una canoíta y varias maracas. Los dos primeros
instrumentos son tambores. La canoita está constituida por dos
pequeños palos uno de los cuales está ahuecado con forma de canoa y
el otro hace las veces de baqueta percutora.
Los Congos suelen presentarse en celebraciones religiosas y seculares,
manteniendo características propias de la música cantada africana como
la alternancia, en forma responsorial, de un coro y solista.

III- Los Cocolos San Pedro de Macorís

Los Congos del Espíritu Santo Villa Mella