Sie sind auf Seite 1von 6

1. ¿Qué es un proyecto multimedia?

Es una tecnología esencial para la organización de una página donde


se pueden
Mezclar toda clase de ideas como fotografías y animación
deslumbrantes, mezclando sonido, vídeo clips y textos informativos Y
así poder realizar un
Proyecto donde este la interacción.
2. ¿Cuales son los pasos para un proyecto multimedia?
De una forma general se podrían destacar siete pasos fundamentales
para el desarrollo de un proyecto multimedia:
 Idea original, el proyecto grosso modo.
 Creación del guión de la aplicación.
 Diseño de la interfaz de usuario.
 Creación del sistema de navegación.
 Creación e incorporación de los medios digitales.
 Programación de las acciones descritas por el guión.
 Creación del formato final de la aplicación.

3. ¿De que te gustaría hacer un proyecto multimedia? Realiza


un pequeño planteamiento
donde se defina: usuarios, objetivos, contenidos, etc.
En específico me gustaría crear un proyecto multimedia para un
periódico juvenil comunitario para el sector nororiental de Medellín

OBJETIVO GENERAL

Crear un periódico juvenil, de carácter formativo, para la comuna


nororiental de Medellín, con el que los jóvenes encontraran identidad
y apoyo a su generación.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

• Lograr que los jóvenes del sector se sientan parte activa de


su comunidad, otorgándoles espacios donde puedan opinar y se
tenga en cuenta sus puntos de vista.

• Enseñar a este público objetivo, mediante las diferentes


secciones del periódico, como cuidarse emocional y
corporalmente.

• Llevar a los jóvenes a encontrar soluciones ante la


problemática que se les presenta a su edad, impulsándolos en
la creación de sus proyectos de vida.
El periódico será tamaño tabloide, tendrá ocho páginas y su
circulación será mensual.

4. ¿Por qué es necesaria una arquitectura de la información?


El siglo XXI se ha caracterizado por la creciente necesidad de producir
información que esté disponible para un mayor número de usuarios.

La arquitectura de la información es de gran importancia ya que las


fallas en la AI producen:

Pérdidas económicas.
•El 56% de las solicitudes en motores de búsqueda de algunos sitios
de comercio electrónico fallan.
•Al buscar un producto, el 62% de los compradores en línea se rinden
por lo menos una vez y 42% opta por usar medios no electrónicos.

Pérdidas en productividad.
•Una compañía reportó que 35% del tiempo de sus empleados se
usaba buscando información.
•Una compañía de tecnología de la información reportó que el 41%
de sus empleados desconocía qué canal de información usar para
encontrar información.

Problemas legales.
•IAM.com vs. Razorfish (julio 2000), por construir un sitio web con
"problemas y técnicos y de navegación graves".

•Televisa vs. MarchFirst/USWeb (octubre 2000).


Por el diseño de su portal de Internet.

5. ¿Que papel cumple un comunicador social a la hora de


hacer posible la arquitectura de
la información?
Si se vende como estrategia de comunicación, un comunicador social
puede cumplir el papel de líder de Arquitecto de Información en un
proyecto. Hace posible que la información sea más coherente y más
amplia y tenga una
Orientación fundamental ya que el comunicador es el enfoque
principal para una buena información y así el lector sabrá lo que esta
leyendo y no tendrá duda de la información de está solicitando en el
proyecto multimedia
6. Buscar en Internet un ejemplo de:
Esquema exacto cronológico, esquema exacto alfabético,
esquema exacto geográfico y un ejemplo de uno de los
esquemas ambiguos
EXACTOS

Cronológicos

La secuencia temporal es el criterio organizacional en estos casos. La


información se agrupa en función de su cronología. En la vida diaria,
este esquema se traduce en textos de historia, archivos de boletines
de prensa, guías de televisión, etc.

En el plano de lo jurídico, se puede catalogar la información


fácilmente a partir de este factor: las colecciones de normativa y de
jurisprudencia frecuentemente lo siguen. Esto es natural, ya que la
interpretación histórica es una herramienta fundamental de
hermenéutica jurídica. Y, desde luego, el principio general de que la
ley posterior deroga a la anterior hace que la perspectiva cronológica
resulte crucial para los operadores jurídicos.

Alfabéticos

En la vida diaria, encontramos multitud de esquemas exactos


alfabéticos a nuestro alrededor. El directorio telefónico es un buen
ejemplo. Todas las piezas de información dentro de él tienen una
ubicación precisa y unívoca, en función de la posición que tienen a
partir del orden de las letras del alfabeto. No se esperaría que una
persona de apellido Rojas aparezca junto a aquellas cuyo apellido
comienza con "m". Las enciclopedias temáticas brindan otro caso
ilustrativo.

En derecho, podemos visualizar fácilmente la utilidad de emplear un


esquema alfabético para el diseño de un sistema de información.
Típicamente, los diccionarios jurídicos tendrán esa organización, así
como muchos índices temáticos. De particular interés para la
informática jurídica, los tesauros jurídicos tenderán a seguir un
esquema alfabético.

Geográficos

La información puede organizarse también, de manera exacta, con


base en un factor geográfico de origen (país, región, etc.). Alrededor
nuestro vemos mapas, cartas meteorológicas o topológicas,
estadísticas de población y mil otras formas de representar datos en
función del territorio.

Para el derecho, que dota a la jurisdicción territorial de una


importancia de primer orden, el esquema exacto geográfico permite
resolver problemas de soberanías, competencias judiciales,
nacionalidades, etc. De manera que para aquellas aplicaciones
destinadas a resolver problemas jurídicos de esa índole, el esquema
que aquí examinamos resulta idóneo.

AMBIGUOS

Dividen la información en categorías que no admiten definiciones


precisas. Por esta razón y a diferencia fundamental de los esquemas
exactos, los datos que forman parte de una organización ambigua
pueden ser encontrados dentro de más de una clasificación a la vez.
Si bien esto obviamente podría dificultar el manejo y búsqueda de
información, esta modalidad responde a la realidad inevitable de que
no siempre es posible (o conveniente) encasillar un dato dentro de
una ubicación única y excluyente.

Son ejemplos de esquemas ambiguos: los tópicos, los orientados a la


tarea o a la audiencia, los metafóricos y los híbridos.

Tópicos o temáticos

Son el resultado de clasificar la información a partir de


compartimentos definidos más o menos arbitrariamente. La pericia
con que se definan esos compartimentos determinará la mayor o
menor utilidad que el sistema tenga para sus usuarios, porque de ella
depende qué tan fácil o difícil resulte buscar y asimilar la información
que éstos requieran. Alrededor nuestro, encontramos esquemas
ambiguos temáticos en las llamadas "páginas amarillas" del directorio
telefónico (que agrupan los datos en secciones arbitrarias tales como
tiendas de departamentos, restaurantes, vendedores de
computadoras, etc.), los medios de prensa (que segregan la
información en categorías tales como noticias nacionales, de finanzas,
deportivas, etc.), los libros de texto y muchas otras fuentes.

En la Internet, frecuentemente encontramos esquemas tópicos, por


ejemplo, en los sitios web de las diversas compañías y organizaciones
en general. En ellos, se suele dividir la presentación de la información
al visitante en compartimentos tales como historia de la compañía,
productos y servicios que se ofrece, contactos, listado de
departamentos que la componen, etc.

Un sistema de información sobre doctrina jurídica probablemente


tendrá que recurrir a un esquema temático. Igual deberá hacerlo una
aplicación que pretenda almacenar legislación o jurisprudencia en
función de las diversas ramas del derecho, o de determinados
conceptos jurídicos.

La ambigüedad intrínseca de estos sistemas de información


determina la necesidad de ofrecer al usuario un mecanismo eficiente
para la localización de los datos de su interés. Un libro de texto suele
suplir para ese propósito un índice de contenido. Un sitio web
ofrecerá un mapa de navegación. Una base de datos jurídica deberá
emplear aplicaciones asociadas que generen vistas, o cuadros de
búsqueda.

Orientados a la tarea

Cuando un esquema organizacional está orientado a la tarea, se


ofrece al usuario listados de opciones que fueron diseñadas pensando
en cada una de las actividades que se espera que aquél realice
mientras usa el sistema. Esta técnica aparece actualmente en
innumerable cantidad de paquetes de software, en los que las diversas
funciones suelen estar agrupadas en menús o barras de herramientas
orientadas a una tarea en particular (editar, dar formato, administrar
los archivos, etc.).

Una aplicación jurídica podría emplear este esquema para facilitar


actividades determinadas. Por ejemplo, un sistema de gestión de
expedientes judiciales podría ofrecer herramientas para agregar un
expediente nuevo, ingresar la identificación de las partes, consultar si
existen otros asuntos planteados por alguna de esas partes, etc.

Orientados a la audiencia

La organización de la información estará orientada a la audiencia


cuando los datos son agrupados en función de los intereses
específicos de uno o más sectores de usuarios. Las tiendas de libros
generalmente emplean este método, clasificando sus productos de
secciones destinadas a jardinería, novelas de acción, manualidades,
textos sobre historia, actividades recreativas, etc. El esquema se
entiende ambiguo porque, bajo determinadas circunstancias, un libro
podría figurar en más de una sección a la vez. Por ejemplo, "Don
Quijote de La Mancha" podría encontrarse tanto en el área de clásicos
de la literatura como en la de autores españoles.

En Internet, los foros de discusión de Usenet y las diversas listas de


correo suelen estar orientadas a la audiencia, porque usualmente se
especializan en la discusión de tópicos que son sólo de interés de
grupos determinados de usuarios.
En derecho, podríamos pensar fácilmente en bases de datos de
normativa, jurisprudencia o doctrina, destinadas a especialistas en
determinadas áreas puntuales, como, por ejemplo, la responsabilidad
por mala práctica profesional, propiedad intelectual, etc.

Metafóricos

En un sistema de información dado, la manera en que los datos están


organizados (y, por ende, la manera por la que los usuarios llegan a
ellos) podría aparecer representada a través de una metáfora. En
este caso, el empleo del sistema debería resultar más o menos
intuitivo para el usuario. [4]

Muchos ambientes informáticos modernos emplean este esquema,


popularizado inicialmente por la compañía Apple a través de sus
sistemas Macintosh y desarrollado posteriormente en el llamado
"escritorio" de Microsoft Windows. [5] La representación de relaciones
de parentesco a través de un "árbol" genealógico ilustra también
adecuadamente el concepto.

Hasta la fecha, no conocemos ningún sistema de información jurídica


basado en metáforas, [6] pero es concebible que determinadas
actividades rutinarias en este campo (como la gestión judicial) se
presten de manera idónea para su empleo.

Híbridos

Tal y como el empleo de los esquemas organizacionales exactos no


precluye la posibilidad de aplicarlos en forma combinada para una
mayor efectividad, también es viable recurrir a dos o más esquemas
ambiguos dentro de un único sistema de información. Por ejemplo,
los llamados iconos -de frecuente empleo en informática- no son más
que la representación metafórica de un tópico o acción.

7. Principales características que debe tener una página de inicio

Buscador, registro de usuario, logotipo, links de las páginas


siguientes, noticias
(Información reciente) y actualizada, imágenes, en algunas páginas
el numero de
Visitantes, promociones,