Sie sind auf Seite 1von 5

El poder de la mente renovada

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento,
para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:2)

Como vimos anteriormente el hombre es un ser espiritual porque fue formado de acuerdo a la imagen y
semejanza de Dios (Gen. 1:26-27, 2:7). Según la Palabra de Dios (1ra Tes. 5:23) el hombre posee una
naturaleza triple: es un ser espiritual, posee un alma y habita un cuerpo.

Es bueno recordar que antes de ser nuevas criaturas en Cristo Jesús, éramos dominados por nuestra carne
(Ef. 2:1-3). No había espiritualidad viva para ejercer dominio sobre nuestra carne. La carne no es más
que la asociación del alma con el cuerpo.

- Cuerpo: Entra en contacto con el mundo físico.

- Alma: Entra en contacto con el mundo del intelecto, sentimientos y las emociones.

- Espíritu: Entra en contacto con el mundo espiritual, (comunicación con Dios)

- Su voz: La conciencia.

Pneuma (Espíritu) Psuche ( Alma /Mente ) Soma (Cuerpo)

Debe nacer de nuevo Debe ser renovada Debe ser crucificado

1-Intuición 1-Intelecto 1-Visión

2-Comunicación con Dios 2-Sensibilidad 2-Audición

3-Conciencia 3-Emociones 3-Tacto

4-Afectos 4-Gusto

5-Deseos 5-Olfato

6-Sentimientos

7-Voluntad

La palabra psuche, en el griego aparece 105 veces en el Nuevo Testamento, siendo traducida como
oración, vida, alma (1Tes. 5:23) o mente.

Guarde esto: Dios creó el alma y el cuerpo para que sean mediadores de la expresión del espíritu
humano.
Para que una persona cambie el curso de su vida son necesarias dos cosas:

1- Nacer de nuevo: ser una nueva criatura, espiritualidad viva.

2- Cambiar la condición de su alma/psuche a través de la renovación de su mente con la Palabra de


Dios.

3 Juan 2-3 dice: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así
como prospera tu alma. Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de
tu verdad, de cómo andas en la verdad”.

El alma es la llave para un progreso en la vida espiritual, mental, física, financiera y de relación con las
personas, pues las decisiones son tomadas en el alma, (mente, emociones, voluntad). El nivel de su
pensamiento es el nivel de su decisión en la vida que usted lleva. La mente es el gatillo de todas las
acciones.

LA CALIDAD DE TUS PENSAMIENTOS HOY PUEDE SEMBRAR UNA COSECHA FUTURA


PRÓSPERA O MISERABLE

El verdadero progreso para una condición próspera comienza con una actitud de cambio en los
conceptos y paradigmas de los pensamientos (mente):
- Paradigmas de cómo vivir
- Paradigmas de comportamiento
- Paradigmas de educación
- Conceptos errados sobre Dios y Su Voluntad
- Conceptos errados sobre la salvación (por obras/por la fe)

SIN CAMBIO DE PENSAMIENTO NO HAY TRANSFORMACIÓN

3 Juan 3 muestra que no es posible tener un alma próspera sin relacionarse con la Verdad. Es imposible
alcanzar un alma próspera apartado de la Palabra de Dios. Autoayuda, hábitos religiosos y cosas por el
estilo no tienen poder. Cualquier cambio genuino y duradero exige la incorporación de la Palabra de
Dios como fundamento.

Guarde esto: Nosotros somos el producto de los pensamientos que tenemos. Por eso es preciso escoger
bien los pensamientos que vamos a tener.

- Los pensamientos generan acciones (actitudes, comportamientos, palabras)


- Las acciones generan hábitos
- Los hábitos determinan el carácter
- El carácter direcciona tu destino

Un alma próspera tiene una mente constantemente renovada con la Palabra de Dios, su voluntad
alineada y ajustada a la Voluntad de Dios, y sus emociones en equilibrio y control.

Romanos 12:2 “No os conforméis (modelos) a este siglo (pensamiento), sino transformaos
(metamorfosis) por la renovación de vuestro entendimiento (mente) para que comprobéis cuál sea la
buena voluntad de Dios agradable y perfecta”

LA INFLUENCIA DE NUESTRA MENTE

Vivir en este mundo es vivir bajo constante influencia. El mundo a nuestro alrededor, consientes
nosotros de eso o no, ejerce una influencia grande sobre nuestras mentes.

Es preciso tomar conocimiento de las influencias sobre nuestra mente para que podamos desarrollar un
alma próspera en todas las áreas.

Estas influencias pueden limitar tremendamente aquello que Dios desea que seamos y
consecuentemente, todo lo que envuelve a nuestra vida. Estas influencias pueden interferir en nuestro
proceso natural y espiritual, tanto como el desarrollo de nuestro potencial.
De modo general todo lo que ejerce influencia sobre nuestra mente está encuadrado en cuatro categorías:

1- La cantidad de información

2- La forma de relacionarnos

3- El ambiente en el que vivimos

4- La cultura de la tradición popular

La cantidad de información

La mayor influencia sobre nuestra alma, (mente sensibilidad, voluntad) es la cantidad de información
sobre nuestra mente. Nunca estaremos viviendo encima de la información que recibimos.

Alguien dice “seremos los mismos de aquí a cinco años, excepto por dos cosas, por los libros que
leamos o por las personas con quien nos hemos asociado”.

Es preciso desarrollar una conciencia de importancia sobre la información espiritual de nuestra vida
porque de ella dependerá tener un alma próspera.

Desarrollar un alma próspera es un proceso que requiere tiempo. Es nuestro deber también seleccionar la
calidad de la información que irá a contribuir para el desarrollo de un alma próspera.

La mente no es automáticamente recreada cuando somos hechos nuevas criaturas, tal como pasa con
nuestro espíritu. Por eso es preciso aprender a cuidar nuestra mente. No se entregue a todo lo que usted
oye. Podemos controlar lo que entra a nuestros ojos y oídos.

Si todo lo que recibe nuestra mente es basura, (propagandas de TV, noticias, consejos de radio, etc.) no
podemos esperar desarrollar un pensamiento equilibrado, motivado, vivo, con buen ánimo, conquistador
y con la visión de Dios. Nuestra mente es sensible a cualquier clase de información.

Es importante tener cuidado porque la información que pasa a nuestra mente nos puede construir o
destruir. Puede crecer hasta robar la vida, la fe y el ánimo.

Guarde esto: la información traída y almacenada en su mente determinará el tipo de persona en la que
usted se transformará.

En Proverbios 23:7 vemos que somos el producto de:

- Los pensamientos que continuamente tenemos

- La imaginación mantenida

- Las memorias del pasado que escogemos recordar

Vuelvo a recordarles que nuestro destino esta decidido por la calidad de nuestros pensamientos, de
nuestra imaginación, y de las memorias que guardamos.

“Nuestros peores amigos o nuestros enemigos son los pensamientos que retenemos de nosotros mismos”
Dr. Frank Crane.

Romanos 10:11 “Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.”

Mentes confundidas son el común en el mundo en que vivimos. Si la mente es confundida imagine la
calidad del alma formada.

Guarde esto: “El alma es más vulnerable que el estómago, porque ella puede ser envenenada sin sentir
dolor de inmediato” H. McInnes
Debemos apartarnos de cosas que ejercen efecto negativo sobre nuestra alma, (mente), tales como
ciertos materiales de lectura, ciertos programas de TV, programas de radio y algunos lugares.

Guarde esto: todo aquello que recibimos como información nos crea un obstáculo, una barrera para que
recibamos la Verdad, y ésta se vuelva un pensamiento errado. Y si pensamos en forma errada, vamos a
creer en forma errada. Automáticamente nuestra confesión será errada. No podremos producir el poder
de Dios en nuestras vidas.

Es necesario, a pesar de que a nuestra comodidad no le guste, censurar lo que vemos u oímos como
información para nuestra mente.

Muchas personas no saben que son controladas por el espíritu de este mundo a través de sus mentes.
Simplemente se entregan a una disposición carnal para de no hacer nada con la mente, ya es un síntoma
de que esa persona está controlada por el pensamiento de este mundo.

Su mente desempeñará un importante papel en vivir una vida victoriosa. ¿Pero quién la está
controlando?

Creer o no creer: ¿Sabe porqué una buena parte de los cristianos tienen dificultades para obedecer la
Palabra de Dios? Porque guardan un espacio mental muy pequeño volcado a la Palabra de Dios.

La verdadera lucha es mental. El pensamiento dominante en su mente es el que vencerá a los otros.
¿Cómo ser fuerte en Dios si nuestra mente es débil frente a Él?

TEST DE CALIDAD DE INFLUENCIA MENTAL

1) ¿Cuánto tiempo por día mire usted TV?


a. Menos de una hora
b. Más o menos una hora
c. Más de una hora
2) En una base diaria ¿usted que lee más?
a. Diarios
b. Revistas informativas, cultural o educacional
c. Revistas de chismes
d. Biblia
3) ¿Usted cambia fácilmente de opinión por influencia de otra(s) persona(s)?
a. Siempre
b. Casi siempre
c. De vez en cuando
d. Difícilmente
4) ¿Usted es fácilmente perturbado por lo que ve u oye?
a. Mucho
b. Poco
c. Casi nada
La verdad es que vivir en el Reino de Dios no es estar inmune o libre de privaciones, luchas y
tribulaciones. Más es descansar en la certeza de que Dios proveerá (Jehová Jiré), por Su poder, cada una
de nuestras necesidades.
Guarde esto: Lo que importa es vivir en el Reino, obedeciendo la voluntad del Señor, que es Su
Palabra.