Sie sind auf Seite 1von 9

Rechazo de productos farmacéuticos en nanofiltración y tratamiento de agua

potable con membrana de ósmosis inversa.

RESUMEN
Este documento investiga la eliminación de una amplia gama de productos
farmacéuticos durante la nanofiltración (NF) y la ósmosis inversa (RO) aplicada en una
planta de tratamiento de agua potable a gran escala (DWTP) que utiliza agua
subterránea. Los residuos farmacéuticos detectados en aguas subterráneas utilizadas
como agua de alimentación en las cinco campañas de muestreo fueron analgésicos y
antiinflamatorios como ketoprofeno, diclofenaco, acetaminofén y propifenazona,
betabloqueantes y metoprolol, un fármaco antiepiléptico carbamazepina, el antibiótico
sulfametoxazol, un regulador lipídico gemfibrozil y un diurético hidroclorotiazida. La
concentración más alta
en agua subterránea se registraron para hidroclorotiazida (58.6-2548 ng L 1),
ketoprofeno (<MQL-314 ng L 1), diclofenaco (60.2-219.4 ng L 1), propifenazona (51.5-
295.8 ng L 1) y carbamazepina (8.7-166.5 ng L 1). Se observó un excelente
rendimiento general de NF y RO, con altos porcentajes de rechazo para casi todos los
productos farmacéuticos investigados (> 85%). Se observaron deterioros en las
retenciones en membranas de NF y RO para acet-
aminofeno (44.8-73%), gemfibrozilo (50-70%) y ácido mefenámico (30-50%). Además,
dado que se detectaron varios residuos farmacéuticos en la corriente de salmuera de
los procesos NF y RO a concentraciones de varios cientos de nanogramos por litro, su
eliminación a un río cercano puede representar una posible implicación de riesgo de
este tipo de tratamiento.

INTRODUCCION

Se espera que la demanda y la competencia por los escasos recursos hídricos


aumenten en las próximas décadas. Según las predicciones del Grupo Consultivo
sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), 2.700 millones de personas vivirán
en regiones con escasez de agua para el año 2025. Las aguas superficiales y
subterráneas son los principales recursos renovables para la producción sostenible de
agua potable en todo el mundo. mundo. Sin embargo, la investigación es

documentar con creciente frecuencia que muchos constituyentes químicos que


históricamente no se han considerado contaminantes están presentes no solo en
aguas residuales, sino también en aguas naturales a escala global (Kolpin et al., 2002;
Ternes,
1998; Snyder et al., 2003; Halling-Sørensen et al., 1998). Estas
Los "contaminantes emergentes" se derivan comúnmente de fuentes y vías de aguas
residuales municipales, agrícolas e industriales debido a un tratamiento a menudo
inadecuado en las plantas de tratamiento de aguas residuales (EDAR) convencionales
(Ternes, 1998). adjenovic' et al., 2007; Stumpf et al., 1999), por lo que se detectan en
los ríos corriente abajo (Kolpin et al., 2002; Abuin et al., 2006; Ellis, 2006). La dilución
que ocurre entre el punto de descarga (es decir, EDAR) y el uso corriente abajo y / o
pozos de agua subterránea puede no ser suficiente en algunos casos. Por ejemplo, se
detectaron residuos farmacéuticos de ácido clofíbrico, diclofenaco y propifenazona en
el agua del grifo de Berlín a bajo ng por nivel de litro (Heberer, 2002). Si su eliminación
en DWTP no es completa, pueden llegar al cliente a través de agua potable a
concentraciones de nivel de traza (Heberer, 2002; Heberer y Stan, 1997; Reddersen et
al., 2002; Frick et al., 2001), y tener efectos sutiles en la salud humana (Ku¨ mmerer,
2001). Se demostró la persistencia de residuos farmacéuticos para los tratamientos
comunes aplicados en DWTP, como la filtración de arena (Ternes et al., 2002), la
coagulación / floculación química (Vieno et al., 2006; Adams et al., 2002) y la cloración
(Gibs et al.,2007). La radiación ultravioleta (UV) podría ser otra opción, pero debido a
las altas dosis de UV requeridas no será económicamente competitiva con otros tipos
de tratamiento (Snyder et al., 2003). Las técnicas avanzadas como la ozonización, los
procesos avanzados de oxidación (AOP) y el carbón activado se consideran más
eficaces para eliminar los productos farmacéuticos polares (Ternes et al., 2002).
Además, las técnicas que han estado llamando la atención en los últimos años son
nanofiltración (NF) y ósmosis inversa (RO) impulsadas por presión. Estos dos
tratamientos parecen ser capaces de eliminar eficazmente la mayoría de los
compuestos orgánicos e inorgánicos y microorganismos del agua cruda (Chellam et
al., 1997; Gagliardo et al., 1998) y su aplicación en el tratamiento del agua potable ha
sido el foco de atención de muchos investigadores.
En lo que respecta a los productos farmacéuticos, se publicaron varios estudios que
investigaron los mecanismos de su rechazo en las membranas de NF / RO (Yoon et
al., 2006; Kimura et al.,
2003a; Kimura et al., 2003b; Kimura y otros, 2004; Nghiem et al., 2005; Snyder et al.,
2007; Kos utic et al., 2007). Sin embargo, estas investigaciones se realizaron
escasamente a escala de laboratorio y en muchos casos con agua desmineralizada.
Existen muy pocos estudios publicados sobre el rendimiento de un tratamiento de NF /
RO a gran escala en el rechazo de microcontaminantes tales como compuestos
disruptores endocrinos (EDC) y productos farmacéuticos (Snyder et al., 2007; Al-Rifai
et al., 2007). , principalmente informando su eliminación completa. Sin embargo, en
estos estudios las membranas NF y RO se emplearon como tratamiento terciario en
plantas de reciclaje de aguas residuales o para tratar aguas subterráneas salinas.
Además, la mayoría de los estudios se centran principalmente en las concentraciones
de permeado de microcontaminantes, mientras que las características del concentrado
rara vez se controlan. En un trabajo publicado previamente por Nghiem y Scha¨fer
(2006), se enfatizó la importancia del tratamiento con soluciones de limpieza de
membranas cuando se trata de agua contaminada con EDC.
En este estudio se investigaron los rendimientos de los tratamientos de agua potable
NF y RO a gran escala en el rechazo de residuos farmacéuticos. De los 31
compuestos incluidos en el método analítico, que pertenecen a diferentes grupos
terapéuticos y que tienen diversas propiedades fisicoquímicas, 12 se detectaron con
frecuencia en pozos de agua subterránea. La Tabla 1 resume las estructuras y las
propiedades fisicoquímicas (es decir, pKa y log KOW) de los compuestos encontrados.
Los resultados confirmaron un muy buen desempeño de NF y RO a gran escala en la
eliminación de residuos farmacéuticos contenidos en los explotados recurso de agua
subterránea. Además, también se informan las concentraciones de corriente de
salmuera de productos farmacéuticos rechazados en las membranas en DWTP,
mientras que se concentraron por un factor de 3-5 veces sobre el agua sin tratar.

2. Experimental

2.1. Materiales y estándares

Normas químicas para carbamazepina, lansoprazol, loratidina, famotidina,


trimetoprima, ofloxacina, atenolol, metoprolol, dihidrato de azitromicina, hidrato de
eritromicina, hidrocloruro de fluoxetina, hidrocloruro de ranitidina, sulfametoxazol,
clorhidrato de propranolol, indometacina, acetaminofén, ácido mefenámico, ácido
clofíbrico, el bezafibrato, la mevastatina y el hidrocloruro de sotalol se adquirieron en
Sigma-Aldrich (Steinheim, Alemania). Propifenazona, pravastatina y clorhidrato de
paroxetina provenían de LGC Promochem (Lon- don, Reino Unido). Ketoprofeno,
diclofenaco, gemfibrozilo, ibuprofeno y naproxeno fueron de Jescuder (Rub'ı, España).
La glibenclamida se adquirió en SIFA Chemicals (Liestal, Suiza), y la hidroclorotiazida
fue suministrada por PLIVA (Zagreb, Croacia). Todos los estándares farmacéuticos
utilizados fueron de alta calidad (> 90%).

Los compuestos marcados isotópicamente utilizados como patrones internos fueron


13C-fenocetina obtenida de Sigma-Aldrich, meco-prop-d3 del Dr. Ehrenstorfer
(Augsburgo, Alemania), ibuprofeno-d3, atenolol-d7 y carbamazepina-d10 de CDN
Isótopos (Quebec, Canadá). ) Todos los disolventes (metanol, acetonitrilo y agua) eran
de grado HPLC y se adquirieron en Merck (Darmstadt, Alemania), así como en ácido
clorhídrico (HCl, 37%), acetato de amonio (NH4Ac) y ácido acético (HAc). El nitrógeno
para secar 99.995% de pureza fue de Air Liquide (España). Soluciones de stock de
estándares individuales (1 g L 1) e internas las normas se prepararon en metanol y se
almacenaron a 20 C. Las soluciones madre de ofloxacina, pravastatina y
sulfametoxazol se renovaron mensualmente antes de su uso debido a su estabilidad
limitada (Gros et al., 2006). Una mezcla estándar en la cual los compuestos estaban a
una concentración de aprox. Se prepararon 20 mg L 1 a partir de las soluciones
madre. Se prepararon diluciones adicionales de esta mezcla en metanol-agua (25:75,
v / v) y se usaron como soluciones patrón de trabajo. Se usó una mezcla de patrones
internos preparados por dilución de soluciones stock individuales en metanol para una
calibración estándar interna.

2.2. Nanofiltración y agua de ósmosis inversa

El DWTP muestreado ubicado en NE-Spain es capaz de tratar


720 m3 h 1 y suministra agua potable a alrededor de 50,000 habitantes. El DWTP
funciona con tres líneas de tratamiento que funcionan en paralelo, una equipada con
NF y dos líneas equipadas con bastidores de filtración de membrana RO (ver Fig. 1).
Las tres líneas se alimentan de pozos de agua subterránea, directamente
influenciadas por la infiltración del Río Beso, un río mediterráneo con un flujo
extremadamente irregular durante el año (el flujo promedio anual es de 4.3 m3 s 1).
Cada línea de tratamiento RO está diseñada para un flujo de alimentación de
486 m3 h 1, mientras que el flujo máximo de la línea NF es 360 m3 h 1. Los flujos de
permeado de las dos líneas RO y NF son 356.4 m3 h y 234 m3 h 1, proporcionando
así recuperaciones de permeado (es decir, conversiones de agua de alimentación para
permear) de 73% y 65%, respectivamente. El bastidor RO consta de dos etapas
paralelas, mientras que el primero tiene 40 módulos de membrana y el segundo 20
(cada uno consta de 6 membranas RO tipo BW30LE-440, Dow FilmTec). La línea NF
comprende también dos etapas, con 31 y 15 módulos de membrana, respectivamente,
equipados con seis membranas NF (NF90-400, Dow FilmTec) cada una. Las
características membránicas y las condiciones de operación de las membranas NF y
RO se resumen en la Tabla 2. El tratamiento consiste en pretratamiento (radiación UV,
filtración y acondicionamiento), filtración NF / RO y post-tratamiento (remineralización,
pH corrección, extracción por CO2 y post-cloración). El pH de las aguas subterráneas
era de alrededor de pH 7,4, mientras que el pH operativo de las etapas de NF y RO
estaba en el rango de pH 5,6-6,1. La temperatura del agua era alrededor de 17 C.
En el pretratamiento, la filtración del agua subterránea entrante se logra mediante dos
filtros de cartucho (selectividad de 1 mm, cada filtro tiene 180 cartuchos) que
funcionan de manera alterable: cuando el filtro en funcionamiento se abrupta por las
impurezas, el otro está configurado para funcionar mientras el primero está siendo
limpiado Antes y después de los filtros de cartucho, el agua está acondicionada con
bisulfito de sodio que previene el crecimiento bacteriano, reduce el contenido de
oxígeno en el agua (que causa la corrosión) y reduce su pH. Además, se agrega un
dispersante para disminuir la dureza del agua. Durante el pretratamiento, la radiación
UV se usa para esterilizar el agua entrante antes de su entrada al estante de la
membrana. Las lámparas UV utilizadas para la etapa de desinfección son lámparas de
mercurio de baja presión (lámparas LP Hg), mientras que la dosis UV aplicada es de
400 J m 2. Después de la etapa de filtración de membrana, el agua tratada de las tres
líneas se procesa antes de enviarla a sistema de distribución en una articulación paso
posterior al tratamiento. Los concentrados de los tratamientos NF y RO se eliminan en
el DWTP aguas abajo en el río Beso'S, mientras que sus características cumplen con
los requisitos de la legislación vigente sobre la eliminación del concentrado en las
aguas superficiales.

2.3. Muestreo y preparación de muestras

Las tres líneas de tratamiento (es decir, una NF y dos líneas RO) que funcionan en
paralelo se tomaron como muestra en cinco campañas de muestreo realizadas
durante los meses de septiembre (uno), octubre (dos) y noviembre (dos), 2006. Los
puntos de muestreo fueron: (1) tres pozos de agua subterránea que se alimentaron
desde el mismo depósito central (ver Fig. 1), (2) después de los cartuchos de filtración
en el pretratamiento, (3) después de la radiación UV en el pretratamiento; (4) NF y RO
permea, y (5) NF y RO retenidos (es decir, concentrados). Dado que en la campaña de
muestreo de septiembre una de las líneas de tratamiento de RO estaba fuera de
servicio debido a la obstrucción de la membrana y los problemas de presión, en total
70 muestras fueron analizados (cinco muestras por línea de tratamiento). Para la
muestra, se utilizaron botellas de vidrio ámbar previamente enjuagadas con agua
ultrapura. Las muestras se filtraron inmediatamente después de la llegada al
laboratorio a través de filtros de fibra de vidrio de 1 mm seguidos por filtros de
membrana de nylon de 0,45 mm comprados en Whatman (Inglaterra). Todas las
muestras se tomaron como muestras de agarre de 500 ml. Todos los compuestos
diana se extrajeron en un solo paso de extracción, de acuerdo con el método analítico
publicado anteriormente (Gros et al., 2006). La extracción se realizó pasando 500 ml
de volumen de muestra a través de cartuchos Oasis HLB (200 mg, 6 ml) de Waters
Corporation (Milford, MA), en un sistema de vacío Baker (J.T. Baker, Países Bajos).
Los cartuchos fueron previamente acondicionados a pH neutro con 5 ml de metanol
seguido de 5 ml de agua desionizada (grado HPLC). La elución se realizó dos veces
con 4 ml de metanol a un flujo de 1 ml min 1. Los extractos se evaporaron bajo una
corriente de nitrógeno y se reconstituyeron con 1 ml de mezcla de metanol y agua
(25:75, v / v).

2.4. Análisis químico

El análisis de LC se realizó usando un sistema Waters 2690 HPLC (Milford, MA, EE.
UU.) Acoplado a un espectrómetro de masas de triple cuadrupolo Micromass Quattro
(Manchester, UK), equipado con una interfaz de electropulverización Z-spray. La
separación cromatográfica se logró con una columna con tapa final Purospher Star
RP-18 (125 mm2, tamaño de partícula 5 mm) y una columna de protección C18,
ambas suministradas por Merck (Darmstadt, Alemania). Los detalles del método
analítico específico de múltiples residuos aplicado para el análisis se publican en otra
parte (Gros et al., 2006), con la adición de hidroclorotiazida y glibenclamida.

Las recuperaciones del método se determinaron de la siguiente manera: las muestras


de aguas subterráneas se añadieron por triplicado con una mezcla estándar de
compuestos seleccionados a una concentración final de 50 ng L 1. Se tomaron
muestras enriquecidas junto con una muestra en blanco analizado por el método
mencionado anteriormente. Las recuperaciones se determinaron después de la resta
de las concentraciones en blanco de las medidas para las muestras enriquecidas, y la
comparación de las concentraciones obtenidas (calculadas mediante calibración
estándar interna) con los niveles iniciales de adición. Las recuperaciones de los
productos farmacéuticos incluidos en el método analítico estuvieron en el rango 43.6%
(mevastatina) -112.3% (glibenclamida), mientras que para la mayoría de los
compuestos fueron muy satisfactorios (> 75%). Las concentraciones medidas de
analitos objetivo se corrigieron para estas recuperaciones. Los límites de detección de
métodos (MDL) y los límites de cuantificación de métodos (MQL) se determinaron a
partir de muestras de agua enriquecidas, como la cantidad mínima detectable de
analito con una relación señal / ruido (S / N) de 3 y 10, respectivamente . Los MQL
estaban en el rango 0.2 (propifenazona) -71.3 ng L1 (ketoprofeno).

3. RESULTADOS Y DISCUSIONES:

Los compuestos detectados en las cinco campañas de muestreo en concentraciones


relativamente altas (> 100 ng L 1) en agua subterránea y flujo de alimentación a
bastidores de membrana NF y RO fueron los siguientes: un diurético hidroclorotiazida,
analgésicos y fármacos antiinflamatorios (es decir, ketoprofeno, diclofenaco y
propifenazona). ), un regulador de lípidos pravastatina y un fármaco antiepiléptico
carbamazepina (ver Tabla 3). Dos compuestos (es decir,
antiinflamatorio ácido mefenámico y agente hipoglucemiante glibenclamida) se
encontraron solo en tres campañas de muestreo. Se ha informado previamente que
algunos de estos residuos farmacéuticos están presentes en aguas superficiales y
subterráneas (Seiler et al., 1999, Sacher et al., 2001; Loos et al., 2007; Holm et al.,
1995). Además, se detectaron concentraciones sorprendentemente altas de
hidroclorotiazida en la primera campaña de muestreo realizada (alrededor de 2,6 mg L
1 en pozos de agua subterránea). Esto podría explicarse por eventos de lluvia menos
frecuentes durante el mes de septiembre de 2006, que reflejaron los valores de las
concentraciones de agua subterránea de todos
residuos farmacéuticos detectados. Además una descarga accidental de una industria
farmacéutica cercana podría haber ocasionado tal discrepancia con los datos
obtenidos de otras campañas de muestreo. El Río Beso fluye a través de áreas
densamente pobladas e industriales, recibe también efluentes de las compañías
farmacéuticas y está muy contaminado. Las concentraciones de los productos
farmacéuticos encontrados no variaron significativamente después de la etapa de
acondicionamiento, en comparación con las medidas en el agua subterránea. En
algunos casos aumentaron ligeramente, probablemente debido a la desorción de los
cartuchos de filtración que se limpian en períodos irregulares. Además, la radiación UV
no eliminó ninguno de los productos farmacéuticos seleccionados, ya que la dosis de
UV aplicada para la desinfección (es decir, 400 J m ^ {2}) fue insuficiente para una
descomposición de compuestos de bajo PM (Snyder et al., 2003). La corriente de
salida de la etapa de radiación UV fue la corriente de alimentación a los bastidores de
membrana NF y RO. El rechazo (R) de cada compuesto encontrado se calculó como:

Donde CF y CP son concentraciones de un compuesto en el alimento corriente (es


decir, efluente final del pretratamiento) y permeado, respectivamente. Los rechazos de
los productos farmacéuticos detectados en los tratamientos de NF y RO a escala real
se muestran en la Fig. 2

Como sistematizado por Bellona et al. (2004), rechazo del soluto en las membranas
NF / RO se verán afectadas por el soluto y la membrana propiedades, composición de
la alimentación y condiciones de operación. El soluto puede ser rechazado en las
membranas NF y RO por uno o combinación de tres mecanismos básicos: exclusión
de tamaño (tamizado, efecto estérico), exclusión de carga (eléctrica, Donnan) y
interacciones físico-químicas entre soluto, solvente y membrana. El rechazo de trazas
orgánicas sin carga por NF y las membranas de RO se consideran
predominantemente influenciadas por el impedimento estérico (exclusión por tamaño),
mientras que el rechazo de polar trace organics se rige principalmente por
electrostática interacciones con membranas cargadas (Berg et al., 1997). En el trabajo
de Nghiem et al. (2004), radio de poro de NF- 90 membranas se determinó que era
0,34 nm, que clasificó ellos como membranas NF '' apretadas ''. La retención de
productos farmacéuticos en estas membranas se informó que estaba dominado por
efectos de impedimento estérico (Nghiem et al., 2005). Sin embargo, otro estudio con
membranas NLE-90 y RO XLE Dow FilmTec informaron un mayor rechazo de
compuestos cargados negativamente en una superficie de membrana con carga
negativa (Xu et al., 2005). Por otra parte, rechazo de compuestos cargados
negativamente en la membrana NF-90 se encontró que era dependiente de la carga
superficial de la membrana, el grado de desprotonación de el compuesto y la
presencia de cationes divalentes (Bellona y Drewes, 2005). Por otro lado, de acuerdo
con el agua pura fundente, rechazo de sal y espesor de la capa de rechazo, el BW30
RO membranas de Dow FilmTec (Minneapolis, MN) pueden clasificarse como
membranas RO '' apretadas '' (Tang et al., 2006). Sin embargo, la retención de sal en
estas membranas resultó ser solo ligeramente más alto que en las membranas NF-90
(Masson et al., 2005).
Productos farmacéuticos que estaban presentes en sus productos no iónicos formas
fueron drogas hidrofílicas carbamazepina, acetaminofeno, hidroclorotiazida y
propifenazona, y un hidrofóbico glibenclamida compuesta Glibenclamida es un débil
ácido (pKa ¼ 6.3) (Sheppard y Robinson, 1997) que fue más probablemente presente
tanto en forma no disociada como aniónica. Sin cobrar las moléculas de glibenclamida
podrían potencialmente adsorberse sobre la superficie de la membrana y dentro de los
poros, como estaba previamente demostrado para otros compuestos hidrofóbicos
(Kimura et al., 2003a; Nghiem et al., 2004; Van Der Bruggen et al., 1999; Kiso y otros,
2001a, b). Por lo tanto, las moléculas acumulado en la superficie de la membrana
debido a la exclusión de tamaño eventualmente podría difundir a través de la matriz de
polímero de la membrana hacia el lado del permeado Por ejemplo, experimentos con
células de membrana mostraron que los EDC pueden adsorberse y posteriormente
difuso a través del polímero de membrana NF / RO (Nghiem et al., 2004; Ng y
Elimelech, 2004; Scha¨ fer et al., 2003). Por lo tanto, el fenómeno de adsorción y
difusión puede ser una posible explicación para rechazos levemente menores de
glibenclamida en tratamientos NF y RO (Rw85%) en comparación a rechazos de otros
productos farmacéuticos sin carga con MW mayor que el límite de peso molecular
(MWCO) de las membranas. Además, las concentraciones de agua subterránea de
glibenclamida estaban en nanogramos bajos por rango de litros (ver Tabla 3), por lo
incertidumbre de la evaluación de las prestaciones de la membrana NF / RO en tal
nivel bajo se incrementa, y podría ser la explicación de un rechazo levemente
empeorado.
Por otro lado, rechazo de moléculas hidrofílicas sin carga (es decir, carbamazepina,
acetaminofeno, hidroclorotiazida y propifenazona) debe ser mejorado, considerando su
mayor afinidad hacia el agua y por lo tanto más grande hidratada radio (Braeken et al.,
2005). Considerando el MWCO de los investigados Membrana NF (200 Daw200 gmol
1), todas las encontradas los compuestos deben ser bien rechazados por el
mecanismo de impedimento estérico a excepción del paracetamol (es decir, MW =
151,16 g mol 1). Esto puede explicar su rechazo limitado en membranas de NF y RO
(es decir, R = 44,8% y 73,1%, respectivamente). Por otra parte, como en el caso de la
glibenclamida, acetaminofeno fue detectado en pozos de agua subterránea a muy bajo
concentraciones (es decir, <MQL-34,7 ng L 1).

La carbamazepina tenía una eliminación excelente en tratamientos NF y RO (R>


98%). Esto estaba de acuerdo con los resultados de las aplicaciones a gran escala de
membranas de RO (Snyder et al., 2007; Al-Rifai et al., 2007), mientras que algunos
estudios previos a escala de laboratorio informan diversas retenciones de
carbamazepina en membranas de NF / RO (es decir, 10-91%) (Nghiem et al., 2006;
Amy et al., 2005; Kimura et al., 2004). Sin embargo, un estudio a escala piloto de
Bellona y Drewes (2007) mostró un 95% de rechazo de carbamazepina en
FilmTec Membranas NF-4040 a 700 ng L 1 nivel de pico, mientras que no se observó
la retención de paracetamol sin carga. Tan lejos como propifenazona, también fue
altamente rechazada (es decir, R 97%). Hidroclorotiazida con un valor pKa de 7.9 para
el grupo sulfonamida también estaba en estado no disociado, y sus rechazos medios
en el tratamiento de membrana NF y RO fueron 90% y 96%, respectivamente. Por lo
tanto, tamizado de hidrofílico residuos farmacéuticos presentes como moléculas
neutrales convertidas ser una forma eficiente de su rechazo en NF / RO membranas.

La especiación de las moléculas, es decir, el cambio de su carga como una función del
pH, influirá significativamente en su rechazo en membranas. Carga para la mayoría del
compuesto de capa delgada Membranas NF y RO en soluciones neutrales es
negativo, debido a la disociación de grupos sulfónicos y carboxílicos en el piel de
membrana Por ejemplo, punto isoeléctrico de NF-90 la membrana tiene un pH
aproximado de 4 (Nghiem et al., 2005). Por lo tanto, mayor rechazo de solutos con
carga negativa podría ser esperado debido a la repulsión electrostática con superficie
de la membrana (Xu et al., 2005; Nghiem et al., 2006).

En base a sus valores log KOW (es decir, 3 <log KOW <5), ketoprofeno,
diclofenaco, ácido mefenámico y gemfibrozilo pueden ser
considerado como moderadamente hidrofóbico en su forma neutral.
Sin embargo, dado que estaban ionizados al pH operativo (es decir,
pH 5.6-6.1) de bastidores de membrana NF y RO, sus hidrofobicidades
fueron significativamente reducidos. Ketoprofeno y diclofenaco
tuvo excelentes rechazos tanto en NF como RO (R> 95%), similar
a los resultados informados previamente de RO a gran escala (Al-Rifai
et al., 2007). En pruebas a escala piloto de Dow / FilmTec NF-4040
membranas, el rechazo de estos dos productos farmacéuticos fue
se informa que es prácticamente el 100% (Bellona y Drewes, 2007).
Además, en pruebas de flujo cruzado a escala de laboratorio con membranas NF-90
(Xu et al., 2005; Amy et al., 2005) rechazos de ketoprofeno
y el diclofenaco se informó que era mayor que 90%. En
otro estudio con membranas de RO la retención de negativamente
el diclofenaco cargado fue del 95% (Kimura et al., 2003b).
Sin embargo, rechazos de otros dos medicamentos aniónicos gemfibrozil y el ácido
mefenámico se deterioró ligeramente (es decir, 50-70% y 30-50%, respectivamente).
Por otra parte, el ácido mefenámico mayormente permeado Membranas NF (solo 30%
de eliminación). Sin embargo, para este compuesto significa rechazos se calcularon en
base a solo tres hallazgos positivos y con grandes variaciones entre ellos. Por otra
parte, las concentraciones de mefenamic de la corriente de alimentación ácido eran
muy bajos (es decir, <MQL-21.8 ng L 1), lo que podría ser la razón de la disminución
en la eficiencia de rechazo (Kimura et al., 2003b). Además, los iones de Ca2þ que
estaban presentes en el agua de alimentación a aproximadamente 140 mg L 1
concentración podría haber bajado la carga superficial de la membrana, y así influir en
la retención de algunos productos farmacéuticos con carga negativa (Bellona y
Drewes, 2005; Nghiem y Scha¨fer, 2006). Bellona y Drewes (2005) reportó una
reducción del 20-25% de la membrana efectiva carga superficial en presencia de
cationes divalentes (es decir, 120 mg L 1 Ca2þ).
En algunos estudios previos, polar (registro inferior KOW) y
se descubrió que los compuestos cargados tienen una mejor eliminación en los
procesos de NF / RO debido a las interacciones con las superficies de la membrana
(Bellona et al., 2004; Braeken et al., 2005; Amy et al., 2005; Ozaki
y Li, 2002). Kim et al. (2007) explicaron el rechazo mejorado
de compuestos hidrofílicos cargados como consecuencia de
convección dominada por el transporte de moléculas.

Entre el productos farmacéuticos que estaban presentes en su estado cargado,


sulfametoxazol, atenolol y metoprolol representan hidrófilo drogas. Sulfamethoxazole
posee dos ionizable grupos amina y puede llevar un positivo, neutral o negativo carga
(Nghiem y Scha¨fer, 2004). Teniendo en cuenta su experiencia valor para la segunda
constante de ionización (es decir, pKa2 5.6) (ver Tabla 1), y el pH del agua entrante,
sulfametoxazol probablemente estará presente tanto sin carga como molécula cargada
negativamente En rechazos medios de DWTP a gran escala de sulfametoxazol en
membranas NF y RO fueron 96.4% y 100%, respectivamente. Tal alta eficiencia de
membranas fue probablemente el resultado de una combinación de exclusión de
tamaño mecanismos y fuerza eléctrica repelente entre los solutos y la membrana. Sin
embargo, alrededor del 95% de retención sin carga sulfametoxazol se informó para
FilmTec NF-4040 membrana que opera a escala piloto (Bellona y Drewes, 2007). Por
otro lado, bloqueadores beta sotalol y metoprolol fueron protonados al pH operacional,
mientras que para estos dos productos farmacéuticos muy altos rechazos de NF y RO
fueron observado (es decir, R> 90%). Esto es algo sorprendente ya que estos iones
cargados positivamente podrían acumularse en la membrana con carga negativa y
difuso a través de ella más fácilmente (Verliefde et al., 2007). Sin embargo, Verliefde
et al. (2007) observaron mejores rechazos en las membranas NF de positivamente
productos farmacéuticos cargados presentes en concentraciones más altas, que se
suponía que se debían al efecto de protección de iones positivos acumulados en la
superficie de la membrana que disminuir la intensidad de la atracción electrostática y
mejorar su rechazo En nuestro estudio, las altas tasas de rechazo de los dos
bloqueadores beta detectados posiblemente pueden ser explicados por steric efectos,
considerando los MWCO de las membranas NF y RO.

Por otro lado, tanto el tratamiento NF como el RO generan


una gran cantidad de flujo de desechos concentrados como subproducto
en el DWTP Beso's. Los resultados informados en la Tabla 3 indican que
la salida de un DWTP fue salmuera con la mayoría de los encontrados
farmacéutico en concentraciones de varios cientos de nanogramos
por litro Estos concentrados se descargan en
el río cercano. Sin embargo, dado que representan solo el 1% de
el flujo de agua del río, el efecto de dilución se considera adecuado
suficiente para minimizar su impacto ambiental.

CONCLUSIONES:

El mecanismo de exclusión de tamaño provocó muy alto rechazos (es decir,> 85%)
para solutos no cargados de carbamazepina, hidroclorotiazida, propifenazona y
glibenclamida que tienen un MW mayor que el MWCO de NF / RO membranas,
mientras que en el caso del paracetamol la retención se redujo (es decir, 44.8-73%),
probablemente debido a su pequeño tamaño molecular (es decir, MW <MWCO).

Los mayores rechazos en Se registraron procesos NF / RO para productos


farmacéuticos cargados negativamente ketoprofeno, diclofenaco y sulfametoxazol (R>
95%). Por otro lado, gemfibrozil con carga negativa y el ácido mefenámico se
eliminaron en membranas de NF y RO con una eficacia relativamente pobre (es decir,
50-70% y 30-50%, respectivamente), para lo cual no se encontró una explicación
plausible. Finalmente, el sotalol y el metoprolol con carga positiva se conservaron en el
membranas con muy alta eficiencia (R> 90%). El estudio demostró que las
membranas de NF y RO se aplicaron en una escala completa DWTP para ser muy
eficiente en la eliminación de casi todo el residuos farmacéuticos detectados. Además,
la presencia de muchos productos farmacéuticos en concentraciones sustanciales en
el corriente de salmuera ha sido confirmada. Aunque las características de salmuera
cumplen con las regulaciones existentes en Europa al verter el agua residual en las
aguas superficiales, el lanzamiento de contaminantes no regulados tales como
productos farmacéuticos podría representar un motivo de preocupación.