Sie sind auf Seite 1von 15

BUDISMO

INTRODUCIÓN

En el presente trabajo se hablara del budismo que es una religión, ve la vida como
un proceso en constante cambio y sus prácticas tratan de tomar ventaja de este
principio para utilizar los cambios inevitables a mejorar nuestra vida. El factor
decisivo para transformarnos es la mente y el Budismo ha desarrollado muchos
métodos para trabajar directamente con la mente. Uno de los principales es la
meditación, la cual es una forma de desarrollar estados mentales más positivos
caracterizados por calma, concentración, conciencia y emociones como la
amistad, ecuanimidad y felicidad.

Usando la mente clara y positiva que se desarrolla en la meditación, es posible


tener una mayor comprensión de uno mismo, de los demás y de la vida misma.
Además de la meditación, las enseñanzas abarcan los campos de la ética, el
estudio filosófico, el trabajo social y el desarrollo del ser humano en todos sus
aspectos: intelectuales, emocionales, espirituales y culturales.

El budismo es una «doctrina filosófica y espiritual » no teísta perteneciente a la


familia dhármica y, según el vedismo, de tipo nástika.
Fundador(es): Siddharta Gautama

Religiones relacionadas: Hinduismo, jainismo, sintoísmo

País o región de origen: India

País con mayor cantidad de seguidores: China

Templos: Pagodas, Viharas, Estupas, Wats

Ramas: Theravada, Mahayana y Vajrayana


Historia

El Budismo tiene más de 2500 años de historia. Durante la vida del Buda se
mantuvo en una zona más o menos limitada en el norte de la India, pero con el
paso de los siglos se difundió por una gran parte de Asia. A partir del siglo XIX
comenzó a establecerse en Occidente también.
En el curso de esta larga historia han surgido muchas escuelas diferentes del
budismo. Su apariencia externa puede ser muy distinta, pero todas estas escuelas
comparten los mismos principios básicos.
Se cree que el fundador del budismo fue un hombre llamado Siddhārtha
Gautama, que nació en el actual Nepal entre los siglos VI y V a. C. Los detalles
sobre su vida son inciertos, puesto que existen numerosas narraciones que se
contradicen entre ellas.

Gautama, que sería conocido posteriormente como “el Buda”, fue un sabio
estudiante de los Vedas, textos religiosos que surgieron en el subcontinente indio
hace entre 2 y 3 mil años y que son también muy relevantes para el hinduismo. No
se considera al Buda una divinidad, aunque sí una persona con características
sobrehumanas que alcanzó la iluminación a través de la meditación o
Dhyāna y transmitió sus enseñanzas a un gran número de discípulos.

Aunque su popularidad descendió en la India durante la Edad Media, el budismo


se expandió al resto de Asia e incluso a Grecia. Posteriormente el hinduismo, el
islam y el cristianismo sustituyeron a esta religión en muchos de los países donde
había sido predominante.

¿Qué es el Budismo?

El Budismo es un camino de enseñanzas prácticas. Las prácticas Budistas, tales


como la meditación, son un medio para que uno mismo se transforme,
desarrollando las cualidades de conciencia, bondad y sabiduría. La experiencia
desarrollada dentro de la Tradición Budista durante miles de años creó un recurso
incomparable para aquellos que desean seguir un sendero de desarrollo espiritual.
El sendero Budista nos lleva a lo que se conoce como Iluminación o Budiedad.

El budismo es la cuarta religión con más creyentes del mundo, superada sólo
por el cristianismo, el islam y el hinduismo. Se calcula que hay entre 488 y 535
millones de budistas en el planeta, es decir, aproximadamente el 8% de la
población mundial.
La mitad de los seguidores del budismo viven en China. Esta religión también es
muy relevante en Tailandia, Japón, Myanmar (o Birmania), Sri Lanka, Camboya y
otros países del sur y del sureste de Asia.

Además de una religión, el budismo es una filosofía y un estilo de vida que


promueve determinados preceptos morales; en las religiones asiáticas, como el
hinduismo, el sijismo y el jainismo, se denomina “Dharma” a una serie de
normas de conducta que favorecen el mantenimiento y la estabilidad del orden
social y del cósmico.

El término "budismo" viene de la palabra buddhi, que significa “despertar” o


“inteligencia” en sánscrito. Según los budistas, sus enseñanzas tienen como
objetivos que quienes las siguen den un sentido a su vida, desarrollen la sabiduría
para comprender el mundo, tengan una conducta ética y sean conscientes de sus
acciones y de sus pensamientos.

¿Es una religión o una filosofía?

En occidente cuando pensamos en la religión solemos pensar en el monoteísmo


dado que las religiones principales que han influido en la cultura occidental han
sido monoteístas: el cristianismo, el islam y el judaísmo. Sin embargo, el budismo
se considera "no-teísta" y niega explícitamente el concepto de un dios creador. Al
mismo tiempo no es un sistema de pensamiento "materialista" como la ciencia,
dado que considera que el mundo temporal-espacial que experimentamos a través
de los sentidos no es suficiente para explicar la condición humana. Entonces es
difícil catalogar el budismo como religión o filosofía usando estos términos de la
forma que suelen usarse en occidente. A pesar de esto, contiene muchos
elementos que pueden considerarse "religiosos" o "filosóficos".

¿Que enseña el Budismo?

El Budismo ve la vida como un proceso en constante cambio y sus prácticas tratan


de tomar ventaja de este principio para utilizar los cambios inevitables a mejorar
nuestra vida. El factor decisivo para transformarnos es la mente y el Budismo ha
desarrollado muchos métodos para trabajar directamente con la mente. Uno de los
principales es la meditación, la cual es una forma de desarrollar estados mentales
más positivos caracterizados por calma, concentración, conciencia y emociones
como la amistad, ecuanimidad y felicidad. Usando la mente clara y positiva que se
desarrolla en la meditación, es posible tener una mayor comprensión de uno
mismo, de los demás y de la vida misma. Además de la meditación, las
enseñanzas abarcan los campos de la ética, el estudio filosófico, el trabajo social y
el desarrollo del ser humano en todos sus aspectos: intelectuales, emocionales,
espirituales y culturales.
¿Quién puede practicar el budismo?

Los Budistas no buscan "evangelizar" o coercer a otras personas para que


adopten su religión, pero sí ponen sus enseñanzas a la disposición de quienes
estén interesados. La gente tiene la libertad de tomar lo poco o mucho para lo que
se sientan listos. Muchas personas toman las prácticas de la meditación o la
filosofía de vida del Budismo para mejorar sus vidas sin considerarse
estrictamente Budistas.

Las escuelas budistas


La mayoría de budistas siguen las tradiciones Mahayana, Theravada o
Vajrayana. También son importantes el budismo zen, el tibetano y el nichiren.

1. Theravada

Se considera que la vertiente Theravada es la forma más ortodoxa de


budismo, es decir, la más cercana a la original. Predomina entre los budistas de
Sri Lanka, Myanmar, Tailandia y Camboya, y también es relativamente común en
China. El Theravada promueve la obtención de experiencia y de conocimiento, así
como el desarrollo de la racionalidad, y prioriza el papel de los monjes por encima
del de la gente común.

2. Mahayana

El budismo Mahayana es el más popular de todos, siendo especialmente


importante en países del este de Asia como China, Japón, Corea y Singapur. Su
interpretación de las enseñanzas de Buda es más libre que la del Theravada y ha
ido variando a lo largo de la historia. Según el Mahayana, el objetivo del
budismo es el bienestar de todos los seres vivos.

3. Vajrayana y budismo tibetano

El Vajrayana también es conocido como Mantrayana y budismo tántrico. Quienes


siguen las enseñanzas de esta escuela buscan alcanzar la trascendencia en
vida a través de la meditación, principalmente. El budismo tibetano se basa en el
Vajrayana.

4. Budismo zen

Por último cabe mencionar el budismo zen, que se practica en Japón y en


menor medida en otros países cercanos. Se trata de una subescuela del
Mahayana que enfatiza el papel de la meditación y de la experiencia directa en la
obtención del conocimiento.
Enseñanzas y conceptos principales
Las distintas tradiciones budistas comparten muchos de los principios y conceptos
fundamentales; se distinguen sobre todo en el énfasis que dan a distintos modos
de aplicar el Dharma, es decir, de conocer el mundo y fomentar el orden cósmico.

1. Las Tres Características de la Existencia (Tri-laksana)

Esta enseñanza describe las características del mundo material, el que


podemos percibir con los sentidos y que confundimos con la realidad, según el
budismo:

 Impermanencia (Anitya): todas las cosas, incluida la vida, cambian, decaen y


resurgen constantemente; nada es permanente, excepto los seres que alcanzan la
liberación (o Nirvana).

 Insustancialidad (Anatman): las cosas y los seres vivos no tienen una esencia, por
lo que el “yo” y el alma no existen.

 Sufrimiento o insatisfacción (Duhkha): este término incluye el dolor que surge de la


vida y del transcurso hacia la muerte.

2. Las Cuatro Nobles Verdades

El budismo habla de cuatro principios fundamentales que han sido promovidos por
quienes han alcanzado el Nirvana:

 El sufrimiento y la insatisfacción (Duhkha) son inevitables.

 Samudaya: el Duhka surge de los deseos.

 Nirodha: el Duhka desaparece cuando no hay deseos.

 Magga: seguir el Noble Camino permite la liberación del Duhkha.

3. El Noble Camino

Se conoce como “Noble Camino Óctuple” a la vía para alcanzar el Nirvana o


desaparición del sufrimiento. Estas ocho enseñanzas se agrupan en tres
conceptos principales:

 Sabiduría (Panna): comprender el mundo y pensar de forma correcta.

 Moralidad (Sila): hablar, actuar y ganarse la vida adecuadamente.


 Meditación (Samadhi): esforzarse, estar presente y concentrarse del modo
correcto al entrenar la mente.

4. Samsara, renacimiento, Nirvana y Karma

“Samsara” es el término que se utiliza en el budismo para describir el ciclo de


cambio continuo que estructura la existencia, tanto a nivel individual como
cósmico. Todos los seres vivos están inmersos en este ciclo de muerte y
renacimientohasta que alcancen la liberación o Nirvana, que consiste en la
adquisición del conocimiento profundo sobre el mundo (la iluminación) y por tanto
en el cese del sufrimiento o Duhkha.

Cada renacimiento tiene lugar en uno de los seis reinos del Samsara: el de
los dioses o Deva, el de los semidioses o Asura, el de los humanos (reino
Manusya), el de los animales (Tiryak-yoni), el de los espíritus hambrientos o
Pretas y el infierno, reino de los Naraka. El número y las características de los
distintos mundos varían en función de la escuela.

El concepto de Karma (“acción”) hace referencia a la creencia de que las obras,


las palabras y los pensamientos tienen consecuencias en una misma vida y en el
siguiente renacimiento. Según el budismo, el Karma determina en parte los
acontecimientos vitales, la personalidad e incluso la clase social en la que
nacemos, entre otros aspectos.

Tipos de Budismo

Budismo Theravada. Practicado por el 38% de los budistas, es el más ortodoxo


respecto a las antiguas tradiciones y según su filosofía, la salvación solo es
posible para quienes realizan el adecuado esfuerzo para alcanzarla. Esto deja a
los laicos fuera de la iluminación.

El budismo Therevada se practica en Sri


Lanka, Birmania, Tailandia, Camboya y Laos. Su doctrina respeta las tradiciones
del siglo III a.n.e. Siendo el Tipitaka su principal fuente de doctrina. Rechazan a
los bodhisattavas, puesto que su meta es convertirse en seres perfectos.

Budismo Mahayana. Esta variante del budismo es practicada por el 56 de los


budistas. Más liberal que el Theravada, consideran que todos pueden alcanzar la
salvación.

Mahayana significa “gran vehículo” y como línea religiosa, data del siglo I d.n.e.
Forma parte del budismo practicado
en China, Tíbet, Mongolia, Nepal, Corea y Japón. Su práctica rechaza varias
formas de devoción popular y considera que la meta de la vida no es llegar a ser
perfecto sino ayudar a los demás a alcanzar la iluminación. Equiparan así
compasión y sabiduría como medio para lograr la iluminación. Entre las escuelas
budistas mahayana se encuentran el Zen y Tierra Pura.

Budismo Tántrico. El budismo tántrico surgió dentro de la tradición budista


mahayana. Los tantras son textos que fueron trasmitidos secretamente hasta los
sigos V y VI d.n.e. Estos surgieron originalmente en la India. Los Tantras fomentan
la evocación de los dioses, búsqueda de poderes mágicos, cantos sagrados, uso
de Mudras (gestos corporales) y Meditación.

El budismo tántrico enfatiza el presente más que el nirvana en una meta futura.
Fue llevado al Tibet por Padmasambhava, en donde adquirió gran importancia.

Budismo Zen. Una de las direcciones del budismo. Surgió en China, en el siglo
VI; su base estriba en la representación de una esencia única de Buda y todos los
seres, en la representación del camino natural, tao, que es superior a todos los
métodos teóricos. A diferencia de otras escuelas, el budismo zen pregona la
«lucidez instantánea». El irracionalismo y el intuicionismo del budismo zen han
despertado gran interés entre los filósofos de Europa occidental y americanos.

Rueda del dharma

Fundador(es) Siddharta Gautama

Deidad o deidades principales Buda Gautama, Avalokiteshvara, Śakra devānām indra, Tārā, Adi-
Buda, Amitābha, Bhaisajyaguru, Guan Yin, Manjushri, Vairochanay otras. Para muchas
escuelas budistas estas deidades son únicamente símbolos para la meditación y la devoción.

Ramas Theravada, Mahayana y Vajrayana

Tipo No-teísta

Número de seguidores De 200/375 a 1400 millones


estimado
Seguidores conocidos como Budistas

Escrituras sagradas Común a todas las escuelas es el Canon Pali ("Tres Canastas"). Los budismos
Mahayana y Vajrayana añaden otros textos específicos a sus tradiciones.

Lengua litúrgica Sánscrito, Pali, tibetano, chino, japonés, coreano, depende de la tradición.

País o región de origen India

Lugares sagrados Lumbini (Nepal)


Bodh Gaya, Sarnath, Benarés (India) y Kushinagar(India)

País con mayor cantidad de China1


seguidores

Organización internacional Asociación Mundial de Budistascon sede en Bangkok, Tailandia

Símbolo La Rueda del dharma

Templos Pagodas, Viharas, Estupas, Wats.

Clero bhikṣus, gelongs, lamas, bonzos, roshis, etc.

Comunidades Sanghas

Religiones relacionadas Hinduismo, jainismo, sintoísmo


Las tres joyas budistas (Triratna)
Todo budista toma refugio en las Tres Joyas, Los Tres Refugios o Los tres
tesoros, siendo este acto lo que lo define como tal. Este refugio viene a significar
que una vez la persona ha comprendido el sentido de liberación que subyace en el
camino del Dharma, tomará refugio mientras dure su vida en:

1. Buda: naturaleza bodhi, nirvana o despertar.


2. Dharma: el budismo, la enseñanza de los budas.
3. Sangha. la comunidad de budistas.
En muchas escuelas budistas existe algún tipo de ceremonia oficiada por un
monje o maestro que ofrece la toma de refugio en las Tres Joyas. Esto es una
manifestación pública del compromiso pero no es algo indispensable. La persona
puede por ella misma tomar refugio con sinceridad y es suficiente para
considerarse budista.
Quienes no han tomado refugio pueden beneficiarse del budismo al considerarlo
una filosofía, un método de entrenamiento práctico espiritual. Por este motivo, y al
estar desligada de la devoción a deidades, a menudo hay personas de otras
religiones o sin religión que estudian la meditación budista.

¿En qué creen los budistas?

Es una religión única en el mundo por derecho propio, aunque tiene mucho en
común con el hinduismo en que las dos pueden ser llamadas religiones
“orientales,” que creen en el karma (causa y efecto éticos), māyā (la ilusoria
naturaleza del mundo), y samsara (el ciclo de la reencarnación) entre otras cosas.
Los budistas creen que la última meta en la vida es alcanzar la “iluminación” como
ellos perciben su existencia.
Su fundador Siddhārtha Gautama nació dentro de la realeza en la India cerca de
600 años antes de Cristo. Según la historia, él vivió una vida de lujos y aún se
casó y tuvo hijos teniendo muy poco contacto con el mundo exterior. Sus padres
intentaron alejarlo de la influencia de la religión y de cualquier exposición al dolor y
al sufrimiento. Sin embargo no pasó mucho tiempo, antes que su frágil refugio
fuera penetrado y pudo entrever a un hombre viejo, uno enfermo y un cadáver. Su
cuarta visión fue la de un pacífico monje ascético (quien se negaba al lujo y la
comodidad). Viendo su apacible carácter, decidió convertirse él mismo en asceta.
Abandonó su vida de riqueza e influencia y buscó la iluminación a través de la
austeridad. Él era muy hábil en esta suerte de auto-mortificación e intensa
meditación. Fue un líder entre sus semejantes. Eventualmente dejó que sus
esfuerzos culminaran en un gesto final.

Él se “consintió” a sí mismo con un plato de arroz y luego se sentó bajo una


higuera (también llamada el árbol bodhi) para meditar hasta que alcanzara la
“iluminación” o muriera en el intento. A pesar de su congoja y tentaciones, para la
mañana siguiente, él ya había alcanzado la iluminación, por lo que fue conocido
como “el iluminado” o el “Buda.” Basándose en su nuevo logro, comenzó a
enseñar a sus compañeros monjes, entre quienes ya había ganado gran
influencia. Cinco de sus compañeros se convirtieron en los primeros de sus
discípulos.

¿Qué había descubierto Gautama?

Que la iluminación yace en el “camino medio”, ni en lujosas complacencias, ni en


la auto-mortificación. Más aún, él descubrió lo que sería conocido como las
“Cuatro Nobles Verdades” –

(1) vivir es sufrir (Dukha),

(2) el sufrimiento es causado por el deseo (Tanha, o “atadura”),

(3) uno puede eliminar el sufrimiento mediante la eliminación de todas las


ataduras,

(4) esto se alcanza siguiendo el óctuplo noble sendero.

El “óctuple sendero” consiste en tener una correcta:

1) comprensión,

2) pensamiento,
3) palabra,

4) acción,

5) ocupación (siendo un monje),

6) esfuerzo (recanalizar los malos instintos y alimentar los buenos),

7) atención (meditación),

8) concentración (enfoque).

Las enseñanzas budistas fueron reunidas en la Tripitaka o “tres canastas.” [Win


Corduan, Neighboring Faiths (IVP; 1998) :220-224].

Tras estas enseñanzas distintivas, hay enseñanzas comunes con el hinduismo,


llamadas Reencarnación, Karma, Maya, y una tendencia a comprender la realidad
como Panteísmo en su orientación. El budismo también ofrece una elaborada
teología de deidades y seres exaltados. Sin embargo, al igual que el hinduismo, el
budismo puede ser difícil de precisar considerando su opinión sobre Dios.

Algunas corrientes del budismo podrían legítimamente ser llamadas ateístas,


mientras que otras pudieran ser panteístas, y aún otras teístas, tales como el
Budismo de la Tierra Pura. Sin embargo, el budismo clásico, tiende a guardar
silencio acerca de la realidad de un ser superior y por lo tanto es considerado
ateísta.

El budismo actual es muy diverso. Está más o menos dividido en dos grandes
ramas de Theravada (pequeños vasos) y Mahayana (grandes vasos).

El Theravada es la forma monástica en la que se reserva la iluminación última y el


nirvana para los monjes, mientras que el budismo Mahayana, extiende sus metas
de iluminación también a los laicos, esto es a los que no son monjes. Bajo estas
categorías se pueden encontrar numerosas ramas, incluyendo el Tiantai,
Vajrayāna, Nichiren, Shingon, Tierra Pura, Zen y Ryobu entre otros.

Por tanto, es importante para los extraños que buscan entender el budismo, que
no pretendan conocer todos los detalles de una escuela del budismo en particular,
cuando todo lo que han estudiado es el clásico budismo histórico. [Corduan, 230].

Es importante estar conscientes de que Buda nunca se consideró a sí mismo


como un dios, o un ser divino de cualquier tipo. Más bien, él se consideró a sí
mismo como un ‘señalador de camino’ para otros. Sólo después de su muerte, él
fue exaltado al nivel de un dios por algunos de sus seguidores, aunque no todos
sus seguidores lo vieron de esa manera. Sin embargo con el cristianismo, está
claramente establecido en la Biblia que Jesús es el Hijo de Dios (Mateo 3:17) - “Y
hubo una voz de los cielos, que decía: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo
complacencia” y que Él y Dios son uno (Juan 10:30) - “Yo y el Padre uno somos.”
Uno no puede considerarse realmente un cristiano sin profesar la fe en Jesús
como Dios.

Jesús enseñó que Él es el camino, y no simplemente uno que muestra el camino,


como lo confirma Juan 14:6, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene
al Padre, sino por mí.”

Para cuando Gautama murió, el budismo había adquirido una mayor influencia en
la India. Trescientos años después de su muerte, el budismo se había extendido
tanto, que abarcaba casi toda el Asia.

Las escrituras y los dichos atribuidos a Buda, fueron escritos cerca de


cuatrocientos años después de su muerte. Este período posterior entre su muerte
y los escritos o comentarios conteniendo sus mensajes, ocasionó que surgieran
muchos desafíos de estudiosos, sobre la autenticidad y confiabilidad de los
escritos budistas.

El Buda vivió y murió mucho antes del tiempo de Jesús. Sus viajes nunca lo
llevaron más allá de doscientos kilómetros de su hogar. La Biblia y su mensaje
parecen no haber sido conocidos por Buda, y de hecho, él nunca habló de Dios, o
Jesús; consecuentemente, los budistas generalmente no hablan de Dios como lo
hacen los cristianos. En su forma clásica, el budismo no habla de ningún Dios
personal o Ser Divino.

El pecado es mayormente entendido como ignorancia. Y donde fue entendido lo


consideraron como un “error moral,” el contexto dentro del cual el “bien” y el “mal”
son entendidos, es inmoral. El karma es entendido como un balance natural y no
es impuesto personalmente. La naturaleza no es moral; por lo tanto el karma no es
un código moral, y a última instancia, el pecado no es moral.

Por lo tanto podemos decir, de acuerdo al pensamiento budista, que nuestro error
no es a última instancia moral, puesto que ultimadamente es sólo un error
impersonal y no una violación interpersonal. La consecuencia de este
pensamiento es devastadora. Para el budista, el pecado es más semejante a un
error que a una transgresión contra la naturaleza de un Dios omnipotente. Este
entendimiento del pecado no está de acuerdo con la conciencia moral innata de
que el hombre está condenado por su pecado ante un Dios santo (Romanos 1-2).

Puesto que el pecado es un error impersonal y corregible, no está de acuerdo con


la doctrina de la depravación, que es una doctrina básica del cristianismo. La
Biblia nos dice que el pecado del hombre es un problema de eterna e infinita
consecuencia. La opinión del budista sobre el pecado difiere grandemente. Por lo
tanto no hay necesidad de un Salvador que rescate a la gente de sus pecados
condenables. Para el cristiano, Jesús es el único medio de rescate de la
condenación eterna por nuestros pecados personales (e imputados).

Para el budista sólo hay una vida ética y el valerse de la meditación hacia seres
exaltados para la esperanza de alcanzar tal vez la iluminación y eventualmente el
nirvana. Pero lo más probable, es que uno tendría que pasar a través de un
número de reencarnaciones para pagar la vasta acumulación de deuda del karma.
Para los verdaderos seguidores del budismo, la religión es una filosofía de
moralidad y ética, encapsulado dentro de una vida de renunciación al
egocentrismo. Uno puede apelar a incontables Bodhisattvas (“Budas en proceso”)
o Budas (Gautama es visto después como uno entre muchos Budas) [Ibid.,229].

Pero la realidad última es impersonal y no relacional, por lo que no es amorosa.


No sólo Dios es visto como algo ilusorio, sino que al disolver el pecado en un error
no moral y al rechazar toda la realidad material como māyā (“ilusión”) aún nosotros
mismos perdemos nuestro “ser.” La personalidad misma se convierte en una
ilusión.

Cuando se le preguntó ¿cómo comenzó el mundo, qué o quién creó el universo?,


se dice que el Buda guardó silencio porque en el budismo, no hay principio ni fin.
En vez de ello hay círculos interminables de nacimiento y muerte. Uno podría
preguntarse ¿qué clase de Ser nos crearía para vivir, soportar mucho dolor y
sufrimiento, y luego morir, una y otra vez? Puede llevarle a uno a considerar, ¿cuál
es el objeto, por qué molestarse? Los cristianos saben que Dios envió a Su Hijo a
morir por nosotros, solo una vez, para que nosotros no tengamos que sufrir por
una eternidad. Él envió a Su Hijo para hacernos saber que no estamos solos, y
que somos amados. Los cristianos saben que hay más en la vida que sufrir, y
morir (2 Timoteo 1:10 “…pero que ahora ha sido manifestada por al aparición de
nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la
inmortalidad por el evangelio.”
El budismo enseña que el nirvana es el estado más alto del ser, un estado de
existencia pura. Y es alcanzado por medios relativos al individuo. El nirvana
desafía la explicación racional y el orden lógico y por lo tanto no puede ser
enseñado, sólo realizado. En contraste, Jesús fue muy específico. Él nos enseñó
que nuestros cuerpos físicos mueren, pero nuestras almas ascienden para estar
con Él en el cielo (Marcos 12:25) - “Porque cuando resuciten de los muertos, ni se
casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los
cielos.” Para los budistas no hay un Padre misericordioso en el cielo, quien envió a
Su Hijo a morir por nuestras almas, por nuestra salvación, para proporcionarnos el
camino para alcanzar Su gloria. El Buda enseñó que la gente no tiene almas
individuales porque el ser individual o ego es una ilusión.
CONCLUSIÓN

 El Budismo es un medio de transformación individual y social que ofrece


simplemente sus prácticas y enseñanzas a cualquier persona que desee
aprender.
 Este camino de enseñanzas prácticas, tales como la meditación, son un
medio para que uno mismo se transforme
 El budismo es una religión no-teísta, pero también representa una filosofía,
un método de entrenamiento espiritual y un sistema psicológico..

BIBLIOGRAFÍA

https://viviendolasalud.com/cuerpo-y-mente/budismo

http://www.budismo-valencia.com/budismo

https://es.wikipedia.org/wiki/Budismo

http://conceptodefinicion.debudismo

https://www.gotquestions.org/Espanol/Budismo-Budistas.html

https://www.ecured.cu/Budismo