Sie sind auf Seite 1von 2

QUE SE PRODUCE Y QUE SE REPRODUCE EN LA EDUCACIÓN

Tomaz Tadeu Da Silva


En los últimos 20 años la educación contribuía a reproducir una estructura social desigual.

Las divisiones escolares contribuyen a reproducir divisiones sociales amplias a través de


la vivencia de diferentes tipos de relaciones sociales en la escuela. Estas no son propiamente
los elementos del currículum, sino más bien, la estructura de las relaciones practicas vivida en el
ambiente de la escuela.

Uno de los grandes méritos de la llamada “nueva sociología de la educación”, fue haberse
volcado hacia el interior de la escuela o de la sala de aula, que antes había sido examinada en
rara ocasión. Fue en esta mirada que se revelaron muchas características que contribuyen a la
perpetuación de desigualdades sociales fundamentales.

La teorización critica en educación plantea la posibilidad de rupturas, contradicciones,


transformaciones, en fin, la posibilidad de que existan también elementos que produzcan y no
solamente que reproduzcan.

De modo general, en los análisis marxistas se plantea una contradicción esencial entre
las necesidades de legitimación y las necesidades de acumulación del capitalismo, procesos en
los cuales la escuela se encuentra centralmente implicada.

El autor plantea la idea de que las personas no reciben los materiales simbólicos y
culturales tal como son transmitidos. Existe un espacio cultural en el que elementos y materiales
simbólicos son transformados, reelaborados y traducidos de acuerdo con parámetros
pertenecientes al nivel cultural de las personas involucradas. No existe nunca reproducción pura.

La potencialidad de la ruptura y de la lucidez con relación al orden social podría ser usado
con fines políticamente subversivos. No son procesos producidos por la educación, sino en
reacción a la educación, en la escuela, o sea, en el interior del orden proporcionado por la
moderna educación institucionalizada.

La educación es al mismo tiempo producción y reproducción.


La tensión entre producción y reproducción está presente en la dinámica social. Podemos
afirmar que precisamente en esto consiste la tarea de una teoría critica de la educación:
desarrollar una teoría de la reproducción y en la producción en educción

Una teoría critica debe estar siempre atenta a las relaciones entre la teoría y la práctica.

Sin una teoría de la reproducción estaremos ciegos actuando de forma errónea e


inconscientes acerca de lo que determinan nuestras acciones. Sin una teoría de la producción
seremos incapaces, ignorantes de nuestro papel en una dinámica social que, de cualquier forma,
estará en movimiento, produciendo y reproduciendo.