Sie sind auf Seite 1von 2

4.

La conducta y su ausencia
4.1 Conducta lato Sensu
La conducta lato sensu, es decir en un sentido amplio según Betancourt “…se define como el
comportamiento humano voluntario, positivo o negativo, encaminado a un propósito..”1

Tomando en cuenta está definición se puede decir que la conducta es la forma en que una
persona se comporta tomando decisiones segundo a segundo aceptando las consecuencias de
ellas, sean buenas o malas.

4.2 Delito de acción, el resultado y relación de la causalidad.


4.2.1 Delito de acción
Betancourt nos explica que la acción del delito “...se define como aquella actividad que realiza
el sujeto, produciendo consecuencias en el mundo jurídico…la actividad voluntaria realizada
por el sujeto, consta de un elemento físico, y de un elemento psíquico…”2

El elemento físico sería el movimiento de la persona, y el psíquico sería la voluntad de la


persona, lo que desea que suceda.

4.2.2 El resultado
Tomando las palabras de Maggiore de que el resultado es “…la consecuencia de la acción…”3

Que nos indica esto, que toda acción tiene una reacción.

4.2.3 Relación de causalidad


Entre el acción y el resultado debe haber una relación, pues debe de haber un punto en la que
se explique porque se llegó a tal resultado de dicha acción.

Para esto Betancourt nos clasifica varias teorías acerca de la relación causal:

“A) Teoría de la equivalencia de las condiciones

Está teoría parte de la idea de que todo resultado es producto de varias condiciones. Así, por
ejemplo, para que una planta crezca (resultado), es necesario que se den las condiciones
siguientes: buena tierra, semillas, lluvias, y la acción humana de sembrar.

Pero la teoría no llama ‘condición’ a cualquier hecho, sino sólo a aquellos sin los cuales el
resultado no se hubiese producido.

Para saber si un hecho es ‘condición’, se lo elimina mentalmente y, si el resultado no se


produce, el hecho es ‘condición del resultado’.

El hecho de que todas las condiciones sean esenciales para el resultado, y de que todas ellas
tengan el mismo valor (equivalentes), hace que la teoría sostenga que, cualquiera de esas
condiciones, es ‘causa’ (condición y causa, son considerados sinónimos); y por tanto, para que

1
López Betancourt, Eduardo. “Teoría del Delito”, México, Porrúa, 2007 pp. 83
2
López Betancourt, Eduardo. “Teoría del Delito”, México, Porrúa, 2007 pp. 88
3
Magiore, Giuseppe, “Derecho Penal, I, 5ª Ed, Ed. Temis, Bogotá, 1989, pp. 337
al hombre pueda imputársele un resultado, basta que él haya hecho o puesto alguna de esas
‘condiciones sine qua non’.

En síntesis: si un resultado se produce por varias ‘condiciones’, basta que el sujeto haya puesto
una de ellas, para que se considere que, su acción, es ‘causa’ del resultado, y por tanto, que él
es el autor.

La teoría es criticada a raíz de que, por ella, el hombre, sería responsable hasta el infinito, ya
que no admite que pueda haber una ‘concausa’ (o sea: alguna condición que pueda
desaparecer la relación de causalidad entre la acción del hombre y el resultado).

EJEMPLO: Si yo hiero levemente a una persona (condición puesta por el agente), la cual es
llevada a un hospital; luego el hospital se incendia (concausa) y el herido muere (resultado); mi
acción conforme a la teoría, es ‘causa’ del resultado: yo soy autor de la muerte, y no se admite
que otra condición (concausa: el incendio) pueda eliminar el nexo causal entre mi acción y el
resultado

B) Teoría de la adecuación

Según esta teoría no toda condición del resultado es causa en sentido jurídico, sino sólo
aquella que normalmente es adecuada para producir el resultado.

El juicio de adecuación lo conforma la probabilidad o previsibilidad objetiva de producción del


resultado. Es decir, es adecuada la condición si también lo es para el hombre prudente y
objetivo que, puesto en el momento de la acción (ex ante), con todos los conocimientos de la
situación que tenía el autor al actuar o que debería haber tenido (posibilidad del dolo eventual
y culpa consciente), entiende que era muy probable o previsible objetivamente que tal
resultado típico se produjera.

La teoría de la adecuación introduce un elemento valorativo que excede del eminentemente


natural o nomológico planteado por la doctrina de la equivalencia: la previsibilidad o
probabilidad del resultado.

C) Teoría de la relevancia

Una postura complementaria de la adecuación es la teoría de la causalidad relevante. De


acuerdo con ella, sólo es causal la condición relevante, no ya en base a la probabilidad, sino a
las exigencias del sentido del tipo penal correspondiente.”4

4
López Betancourt, Eduardo. “Teoría del Delito”, México, Porrúa, 2007 pp. 97-98