You are on page 1of 1

¡Dios quiere salvarte la vida!

Texto: Tito 3:3-8


Introducción: En alguna ocasión, todos le hemos dicho a un amigo: “me salvaste la vida”. Quizás
en alguna situación peligrosa un amigo se arriesgó y le salvó a usted la vida.
Dios también quiere salvarle la vida. Entendemos la manera en que un amigo puede salvarnos la
vida, pero, ¿qué de manera lo hace Dios?
Hay cuatro preguntas que hay que contestar.
I. ¿De qué nos quiere salvar Dios? (v. 3)
*Nos salva de la condenación eterna que merecemos y de una vida destrozada
Por las cosas enumeradas en el v. 3. Porque antes también nosotros éramos insensatos y rebeldes;
andábamos perdidos y éramos esclavos de toda clase de deseos y placeres. Vivíamos en maldad y envidia,
odiados y odiándonos unos a otros
* El versículo 3 pone al descubierto que nuestro accionar merece la condenación de un Dios santo y
puro. Sin embargo el anhelo de Dios es salvarnos del infierno.
II. ¿Por qué nos quiere salvar Dios? (4-5a)
v.4 Pero Dios nuestro Salvador mostró su bondad y su amor por la humanidad,
5 y, sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y
regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo.[4]
*Dios quiere salvarnos porque El es bueno y nos ama. Viendo que no merecemos la salvación (“no
por obras que hubiéramos hecho”) nos salva por su misericordia y amor. *No hay ningún momento
en que Dios haya dejado de amarlo a usted y la manifestación de tal amor es su deseo de salvarlo.
III. ¿Cómo nos quiere salvar Dios? (5b-6)
v.5 y, sin que nosotros hubiéramos hecho nada bueno, por pura misericordia nos salvó lavándonos y
regenerándonos, y dándonos nueva vida por el Espíritu Santo.
v.6 Pues por medio de Jesucristo nuestro Salvador nos dio en abundancia el Espíritu Santo,
*Si no nos salvamos por las buenas obras ¿de qué manera nos salva Dios? La
Respuesta es Jesucristo.
*Jesucristo murió en la cruz para vencer el pecado y resucitó para vivir en nosotros. Por medio de la
sangre de Cristo, Dios nos limpia de pecado y nos imparte una vida nueva *(el lavamiento de la
regeneración y la renovación en el Espíritu Santo). Jesucristo viene a vivir en nosotros
personalmente en la persona del Espíritu Santo.
IV. ¿Para qué quiere nos salvar Dios (7-8)
V.7 para que, después de hacernos justos por su bondad, tengamos la esperanza de recibir en herencia la vida
eterna.
V.8 Esto es muy cierto, y quiero que insista mucho en ello, para que los que creen en Dios se ocupen en hacer
el bien. Estas cosas son buenas y útiles para todos
A. Dios nos salva para que vivamos con El para siempre (la vida eterna, v. 7)
B. Dios nos salva para que nos ocupemos en buenas obras hechas en el poder
De Cristo (la vida nueva: “para que los que creen en Dios procuren ocuparse
En buenas obras”, v. 8)
Nota: Dios no nos salva por las buenas obras, pero sí nos salva para que
Podamos hacer buenas obras en Cristo que sean de bendición para nuestra
Familia, para otros y que le traigan gloria a Dios.
Conclusión:
Porque Dios lo ama a usted, xq quiere salvarlo de la condenación que sus pecados merecen, pero
por medio de Jesucristo quiere dale una vida nueva y eterna.
Invitación: Versículo 8: “Palabra fiel es esta”, o sea, Dios anhela que usted
Entienda este mensaje y lo aproveche para un día irse con el y que el sea su Salvador.
El lo ama y desea salvarle la vida. Oiga la voz de Dios: ¡su vida está en juego
Hoy decide la vida eterna o una condenación eterna!