Sie sind auf Seite 1von 3

“MI PERSONALIDAD EN EL BUSCADOR”

DE DAVID AURIS VILLEGAS

Por: Jhansen Philiips Flores Palacios

De la Universidad Católica Uladech – Cañete.

Volví a sentir unas inmensas ganas de vivir cuando descubrí que el sentido de mi vida era
el que yo le quisiera dar. Es preciso decir que podemos buscar nuevas aventuras, recorrer
caminos ya recorridos, experimentar nuevas formas de vida y buscar a nuestro yo interior y
ser feliz con el sin la necesidad de buscar a una segunda persona para ser feliz; que más
feliz podría ser que estando conmigo mismo. Es claro decir que este gran escritor nos
refleja a través de sus letras el pensar en nosotros mismos.

Se basa en la esperanza, tristeza y amor del autor en un contexto muy irrelevante a la


realidad. Auris, (2017, p.27): “Emergió desde los sueños, besó tus mejillas, abrazó mi
corazón, durmió tus sueños y sonrió con nuestros labios. Dibujó tu nombre sin conocerme”.
Cada persona tiene un sueño diferente, el de estar en un paisaje junto al mar bajo las
estrellas, el de estar en lo más alto de una colina y poder respirar el aire puro u observar las
estrellas con detenimiento, esto funciona para estar con nuestra alma gemela y no solo
hablamos de compartir el momento con una persona en especial sino buscarnos a nosotros
mismos, interrogarnos ¿Cuáles son nuestros sueños?, ¿A qué vine a este mundo? Es preciso
decir que todos venimos por un objetivo que cumplir y para ello debemos tener en claro
quiénes somos y sonreírnos a nosotros mismos, sentarnos frente a un espacio vacío y bello
como es la propia naturaleza donde en lo único en que podamos pensar es ¿Y cómo me
siento? ¿Estoy bien? ¿Soy yo mismo? O acaso digo ser otra persona, mientras mi interior
me grita que lo saque a la luz y yo lo escondo por temor al reproche de la sociedad. Estas y
otras interrogantes nos muestran silenciosamente estos geniales versos.

Escuchó los gritos de tu silencio y retornó al territorio de los sueños,


como el águila de los alpes, agitó recuerdos olvidados al nacer.
Surtido de amor encontró, tus olvidadas pantuflas, mientras
dormíamos y se marchó a la región de los recuerdos. (Auris Villegas,
2017, p.27)

Como dijimos anteriormente, todos buscamos un significado a nuestras vidas y el motivo


de nuestra existencia, en el verso nos dice que este personaje recordó lo que era antes y se
encerró en ese baúl de los recuerdos a comparar entre el ayer y el ahora. Y en el verso
“mientras dormíamos y se marchó” es lo que sucede en esta realidad tan cruel, que si
dormimos estando vivos hay muchas personas que pueden aprovecharse.

A continuación, (2017, p.28): “Al caer la tarde, sonrío nuevamente y entendimos que nada
buscaba; simplemente nos encontró, donde quizás nacimos”. Sonreír, soñar y pensar en
nosotros mismos es lo que nos haría mejor persona, despertar en un nuevo amanecer con
nuevos sueños, realizando cosas que nos haría sentir bien es una de las formas de ser
naturalmente feliz y seguir buscando nuestra alma gemela.

Por consiguiente, (2017, p.28): “Al fin partiremos. ¿Quién sabe a dónde? Tal vez te busca y
aún no lo sabes, tal vez te encontró y nunca lo sabremos”. Como todos tenemos el sueño de
buscar que alguien nos haga feliz, que cambie nuestro mundo y sean sonrisas tatuadas en
nuestro rostro por siempre y que saquen nuestro yo interior sin miedo de mostrarlo o temor
de ser reprochados. ¿Quién sabe a dónde? Quien sabe hasta dónde y cuánto podamos ser
felices con nosotros mismos.

Por último, (2017, p.28): “Sencillamente abre tu corazón y guarda el aliento satisfecho,
regálame una sonrisa y veras a ti misma, simplemente sonríe, y otros, te habrán soñado”.

Se refiere a nuestra verdadera personalidad, de mostrar nuestros sentimientos a cualquier


persona pero siempre con el mismo objeto de mostrar nuestro yo interior, nuestra alma
gemela que está dentro de nosotros.

Tanto este verso como el de los demás nos muestra la realidad, ya que si nuestro reflejo es
nuestro propio yo, ¿Por qué no mostrarlo a los demás? ¿Por qué avergonzarnos de nuestro
origen? la vida es como una montaña al escalar, encuentras piedras de todo tipo de tamaño,
y pues la vida a veces nos da patadas fuertes para que plantes los pies en la tierra y
conozcas quién eres y a qué vienes.
REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:

 Auris, D. (2017, p.27). Mañana al despertar piensa en mí. Lima, Perú: Ediciones Auris
Educa.

Verwandte Interessen