Sie sind auf Seite 1von 9

Impacto social:

IMPACTO SOCIO AMBIENTAL DE RESIDUOS SÓLIDOS EN EL RIO RÍMAC


METODOLOGÍA

Este estudio se basa en información suministrada por pobladores de la ciudad de Huampaní,


entre 12 y 60 años de edad, los cuales tienen sus viviendas a orillas del río Rímac. Se utilizó un
diseño cualitativo para la recopilación de la información, ya que éste determina con mayor
facilidad las percepciones y experiencias de los pobladores en relación al problema de estudio.
IMPACTO SOCIO AMBIENTAL DE RESIDUOS SÓLIDOS EN EL RIO RÍMAC
Procedimiento
La recolección de información se llevó a cabo a través de entrevistas, con el propósito de
ampliar la información sobre los diferentes tópicos trabajados. Se solicitó una colaboración
voluntaria a los pobladores de Huampaní, explicándoles los objetivos de la investigación.
Análisis de datos
Discusión
De la presente investigación sostenemos que el impacto socio-ambiental en las familias
aledañas al rio Rímac, en la zona de Huampani, Chaclacayo, se ve caracterizado por una gran
indiferencia de parte de los mismos vecinos, así como de las autoridades responsables del
cuidado ambiental y representantes.
Conclusiones
Nuestro trabajo nos permite ampliar nuestro campo de visión en cuanto a la contaminación
del rio Rímac, demostrando que la calidad de vida de los vecinos aledaños al rio Rímac se ha
visto en riesgo, debido a la contaminación de residuos tóxicos y desmontes constantes en la
última década.
INTRODUCCIÓN
El Perú es un país que es muy reconocido por diferentes aspectos. Uno de esos es su geografía,
a lo largo del tiempo esta geografía ha ido cambiando por mano del hombre, que ha
beneficiado y destruido una de las cuencas más importantes del Perú, el Rio Rímac.
IDENTIFICACIÓN DEL PROBLEMA:
¿Cuál es el impacto social creado por la contaminación por residuos en el rio Rímac?
OBJETIVOS:
Determinar el impacto social en las familias de la localidad de Huampani en el distrito de
Chaclacayo a consecuencia de la contaminación ambiental del Rio.
Demostrar los elevados índices de contaminación en el Rio Rímac producidos por residuos de
la industria minero-metalúrgica y desechos domésticos.
Estrategias planteadas por autoridades políticas para enfrentar el problema de la
contaminación del Rio.

hipótesis
La calidad de vida de los que vecinos aledaños al rio Rímac se ha visto en riesgo debido a la
contaminación de residuos tóxicos y desmontes constantes en la ultima década.
variables a investigar
Historia e importancia del Río Rimac
Impacto social de las familias en el Río Rímac
Estrategias establecidas para combatir el problema de la contaminación

IMPACTO AGRÍCOLA
La EPA ha establecido estándares de seguridad para más de 80 contaminantes que pueden
encontrarse en el agua y presentan un riesgo a la salud humana (EPA, 2004).
Estos contaminantes se pueden dividir en dos grupos de acuerdo a los efectos que pudiesen
causar. Los efectos agudos ocurren dentro de unas horas o días posteriores al momento en que
la persona consume un contaminante. Casi todos los contaminantes pueden tener un efecto
agudo si se consume en niveles extraordinariamente altos en el agua potable, en esos casos los
contaminantes más probables que causen efectos agudos son las bacterias y virus. La mayoría
de los cuerpos de las personas pueden combatir estos contaminantes microbianos de la misma
forma que combaten los gérmenes, y típicamente, estos contaminantes agudos no tienen
efectos permanentes. Los efectos crónicos ocurren después que las personas consumen un
contaminante a niveles sobre los estándares de seguridad de EPA durante muchos años. Entre
los ejemplos de efectos crónicos de los contaminantes del agua potable, están el cáncer,
problemas del hígado o riñones o dificultades en la reproducción.

Contexto de la Agricultura Urbana


Aunque existen muchas definiciones sobre área urbana en la literatura, el Ministerio de Vivienda
y Construcción y Saneamiento considera área urbana al territorio ocupado por un centro
poblado urbano, es decir, por un conjunto de viviendas agrupadas con relativa continuidad,
alojando cuando menos a 2000 habitantes. El área urbana puede estar constituida por los
asentamientos o urbanizaciones existentes, relativamente consolidadas o en proceso de
consolidación, incluyendo las islas rústicas o espacios vacantes. Al presente se estima que
aproximadamente 800 millones de personas se dedican a la agricultura urbana (AU) en todo el
mundo (Smit et al., 1996). Se estima que casi 25 de cada 65 millones de personas que viven en
zonas urbanas de Eritrea, Etiopía, Kenya, Tanzania, Uganda y Zambia obtienen actualmente
parte de sus alimentos de la AU y que para el año 2020, al menos 35 a 40 millones de los
residentes urbanos dependerán de la AU para alimentarse (Denninger et al., 1998).

La AU es fuente de abastecimiento en sistemas de alimentación urbana y una de las diversas


opciones para garantizar la seguridad alimentaria de las familias. De igual modo, la AU es una de
varias herramientas para usar productivamente los espacios urbanos abiertos, recuperar
desechos sólidos y líquidos, generar ingresos y empleo, y manejar recursos de agua dulce de
manera más eficaz.

Varios estudios muestran que la agricultura urbana es una estrategia de los pobladores urbanos
para enfrentar la pobreza urbana y la inseguridad alimentaria (Antweiler, 2000; Armar-Klemesu,
2000; Maxwell, 1994; Nugent, 2000; O'Reilly and Gordon, 1995; Rakodi, 1991). Sin embargo,
varios estudios enfatizan los riesgos a la salud y al medio ambiente (Birley, 1995; Birley and Lock,
1999; Lock, 2000). Debido a esto, la AU es vista como una actividad marginal, y por lo tanto, no
es apoyada por los gobiernos y municipios locales, argumentando que la agricultura debería
limitarse a las zonas rurales ya que puede interferir con un uso más productivo de las tierras.

Uso de aguas residuales en la agricultura


La industrialización y el desarrollo urbano sin adecuada planificación incrementa los riesgos para
la salud humana por la exposición de la población a sustancias químicas contenidas en el aire,
agua, y alimentos. La naturaleza de este riesgo y su peligro potencial ha sido reconocida hace
poco tiempo (OPS, 1990) pero sus efectos están aún en evaluación.

El uso de aguas residuales urbanas en la agricultura es una forma eficiente para conservar el
agua, reciclar nutrientes y reducir la contaminación de las aguas superficiales. Con frecuencia
esta es la única opción con la que cuentan los agricultores (peri) urbanos. Existen significativos
riesgos para la salud asociados con el uso de aguas residuales no tratadas y la política oficial ha
sido tratar estas aguas antes de su utilización. Sin embargo, en la mayoría de los casos su uso se
hace sin planificación por parte de los agricultores pobres de los países en desarrollo, que
carecen de los recursos para ensamblar instalaciones para el tratamiento del agua. Por ello, las
autoridades tratan de restringir el uso de aguas residuales no tratadas o simplemente lo ignoran.
Ninguna de estas dos actitudes es adecuada y se necesitan soluciones innovadoras para
optimizar los beneficios y minimizar los impactos negativos para la salud.
La principal desventaja de usar agua de desecho no tratada para el riego es la presencia de
bacterias, virus y parásitos que pueden representar riesgos para la salud de los agricultores y las
comunidades que están en contacto prolongado con el agua de desecho, y también a los
consumidores de productos irrigados con esta agua. En 1989 la Organización Mundial de la Salud
(OMS) (Mara and Cairncross, 1989) formuló normas para el uso seguro de las aguas residuales
en la agricultura la cual esta en actual revisión (Carr et al., 2004). Las revisiones que se están
dando al presente son en conformidad con el Marco de Estocolmo que provee una herramienta
para controlar los riesgos para la salud de todas las exposiciones microbianas relacionadas con
agua. El Marco de Estocolmo promueve un enfoque flexible para fijar las normas, permitiéndoles
a los países adaptar las normas a sus propias circunstancias sociales, culturales, económicas y
ambientales (Carr et al., 2004).

Estos riesgos para la salud pueden ser reducidos considerablemente si se trata el agua de
desecho antes de usarla para la agricultura. Existen excelentes tecnologías que pueden producir
agua de calidad. Sin embargo, estas tecnologías son prohibitivamente caras para muchas
ciudades en países en desarrollo. Otra desventaja es que los métodos de tratamiento
convencionales eliminan los nutrientes del agua de desecho, reduciendo así los beneficios
económicos para los agricultores.

Las opciones de manejo deberían permitir intervenciones en diferentes puntos de acceso a lo


largo de la cadena de uso de las aguas servidas – abarcando la fuente de la contaminación, el
manejo de las aguas servidas, las prácticas agrícolas, la manipulación y distribución de las
cosechas hasta llegar al consumidor.

Metales pesados en los Suelos


La disponibilidad de metales pesados en los suelos para las plantas es controlada por muchos
factores cubierto en detalle por varios estudios (Adriano, 1986; Alexander, 1995; Brusseau and
Kookana, 1996; Jones and Jarvis, 1981; Smith et al., 1998)

La cantidad de metales disponibles en el suelo esta una función del pH, el contenido de arcillas,
contenido de materia orgánica, la capacidad de intercambio catiónico y otras propiedades que
las hacen únicas en términos de manejo de la contaminación (Kimberly and William, 1999; Sauve
et al., 2000). A excepción del Molibdeno, Selenio y Arsénico, la movilidad de los metales pesados
disminuye con el incremento del pH debido a la precipitación de estos en forma de hidróxidos,
carbonatos o en la formación de complejos orgánicos inbio-disponibles (Smith, 1996).

Los metales pesados contribuyen fuertemente a la contaminación ambiental debido a que no


son bio-degradables, no son termo-degradables, generalmente no percola a las capas inferiores
de los suelos y pueden acumularse sutilmente a concentraciones tóxicas para las plantas y
animales (Bohn et al., 1985). La duración de la contaminación por metales pesados en los suelos
pueden ser por cientos o miles de años. El tiempo que le toma al Cd, Cu y Pb alcanzar la mitad
de su actual concentración en suelos es de 15–1100, 310–1500 y de 740–5900 años,
respectivamente, dependiendo del tipo de suelo y de sus parámetros físico químicos (Alloway
and Ayres, 1993).

Los metales pesados que ingresan en pequeñas cantidades en los suelos encuentran lugares
específicos de adsorción donde son retenidos fuertemente en los coloides orgánicos e
inorgánicos (Sauve et al., 2000). Adiciones continuas de metales pesados pueden acumularse en
los suelos hasta alcanzar niveles tóxicos para el crecimiento de las plantas (Chang et al., 1992).
Los suelos arenosos contienen menores concentraciones de metales pesados que los suelos
arcillosos (Ross, 1994).
No todos los metales pesados en los suelos son el resultado de la actividad humana. Las trazas
de metales pesados en los suelos son originados por procesos geológicos y formación de los
suelos (Kabata-Pendias and Adriano, 1995) y la concentración de los metales pesados en el suelo
es gobernado por el material parental, clima, topografía y actividades humanas. De acuerdo a
(Alloway and Ayres, 1993) los metales pesados pueden entrar a los suelos agrícolas con el uso
de pesticidas, fertilizantes, compost, estiércol, lodos y aguas residuales que contienen trazas de
estos metales.

La extracción de metales pesados con una solución salina (CaCl2, NH4Cl, Acetato de Amonio) es
un método rápido y simple para evaluar su disponibilidad para las plantas (Beckett, 1989). Sin
embargo, en algunos casos, las soluciones salinas no reflejan esta bio disponibilidad (Gupta and
Aten, 1993).

En 1991, el gobierno de China ha desarrollado pautas para monitorear y evaluar los niveles de
metales pesados en lugares contaminados (Chen et al., 1996; Wang et al., 1994). Estas pautas
están basadas principalmente en las propiedades del suelo y el efecto de los metales pesados
sobre la calidad de agua, en la actividad de los microorganismos en los suelos, en la salud
humana y en los rendimientos y calidad de las cosechas. Este grupo ha formulado 3 valores para
evaluar la calidad de los suelos. Los Valores A (límite superior de concentración frecuente de
metales pesados en suelos), Valores de B (nivel aceptable de metales pesados en suelos), y
valores de C (intervención, es necesario el control de la contaminación). Los niveles de
concentración de metales pesados consideran no solo el contenido total en suelos, si no también
el nivel asimilable por las plantas (i.e.. extracción por HCl de 0.1M) (Wang et al., 1994).

Cuadro 1. Estándares de evaluación para suelos contaminados por metales pesados.

IMPACTO GANADERO
Uso actual de la tierra
De acuerdo a las Categorías de Uso Actual de la Tierra establecidas por la Unión Geográfica
Internacional – UGI9, en el distrito de San Mateo se tienen las siguientes categorías de uso:
Categoría 1: Que hace referencia a la presencia de centros poblados, instalaciones públicas y
privadas, carreteras, terrenos semi-rústicos; Categoría 4: Terrenos con cultivos extensivos de
trigo y cebada principalmente (Subcategoría 4d); y la Categoría 6: Terrenos con Praderas
Naturales: referente a pastos naturales y gramíneas.
De la información obtenida en campo; la principal actividad que se lleva a cabo en el distrito de
San Mateo es la actividad minera, seguida de las actividades agrícolas y ganaderas. La actividad
minera se concentra principalmente al sur del distrito de San Mateo ocupando el suelo de la
margen derecha del río Rímac específicamente entre el límite del distrito y la quebrada Párac en
donde se lleva a cabo la actividad minera polimetálica, teniendo la presencia de pasivos
ambientales mineros en estado de abandono dejados por la antigua minería, los cuales en su
mayoría están asentados muy próximos a las quebradas tributarias del Párac tales como las
quebradas: Mayo, Puchas, Mancan, Tonsuyoc; a las lagunas Pacococha y Suerococha, así como
a los centros poblados y a terrenos agrícolas y ganaderos.
La agricultura se desarrolla en tres sectores principales. El primer sector que es el que abarca la
mayor extensión y ocupación del suelo para este tipo de actividad es el que se concentra en la
parte central del distrito, tanto en la margen izquierda del río Rímac entre Tamboraque y la
quebrada Piscapuquio así como en la margen derecha desde la naciente de la quebrada Párac
hasta la naciente de la quebrada Puchas. El segundo sector se ubica al sur del distrito, en las
nacientes de la quebrada Mayo y Chumajuna muy próximas a San Miguel de Viso; y el tercer
sector se localiza al norte del distrito cerca a los anexos de Cacray, Caruya y Chocna.
La actividad ganadera está asociada al ganado vacuno y ovino y se desarrolla en tres sectores
principales. El primer sector se encuentra en las partes altas de las quebradas Mayo y la
quebrada Chumajuna cercanas a las lagunas de Quimacocha y la laguna Curhuamay; el segundo
sector está ubicado entre las quebradas Puchas, Pachachaca y Pitoranga muy cerca de Millotingo
y el tercer sector se localiza en el río Blanco en el área de Yuracmayo entre las quebradas
Yanavisca y Aicagranga.

Es necesario realizar un manejo adecuado del ganado en aquellas zonas que se dedican
exclusivamente a la actividad ganadera, en lo que respecta a su ubicación y disposición de
excretas, ya que este es considerado un factor aportante de contaminantes biológicos a las
aguas del Rímac; los cuales son vertidos directamente por acción de la lluvia o de las corrientes
de agua.

IMPACTO ORNAMENTAL
2005
PRIMERA ETAPA DEBE CONCLUIR EN DICIEMBRE • La Municipalidad de Lima construye diez
espejos de agua entre los puentes Balta y Santa Rosa.
• Se está reforestando la zona con álamos y jazmines, y se colocarán piletas y ciclovías.
• Inversión total será de 250 mil soles.

Luigi Faura.
La zona del Rímac que colinda con el centro histórico, entre la vía de Evitamiento y lo que ahora
se conoce como el Parque de la Muralla, fue siempre un pandemónium. Era tierra de nadie.
Aunque para ser más exactos hay que decir que durante algún tiempo fue tomada por pirañitas,
drogadictos, violadores y recicladores. Ellos se convirtieron en los dueños de las riberas del río
Rímac.

Durante más de dos décadas esta zona ha sido utilizada por vecinos y peatones como un
basurero gigante, contaminando el recurso hídrico del río. La polución visual era escalofriante:
bolsas multicolores, sacos de basura, ropas viejas diseminadas sobre las piedras o viajando a
través del cauce del Río Hablador.

Pero esta horrible estampa de la Ciudad de los Reyes, pésimo panorama para visitantes y turistas
en su camino hacia el Palacio de Gobierno, la Plaza Mayor o el coso de Acho, está cambiando. Y
en lugar de basura y delincuencia, se abren paso la modernidad y la ecología.

Espejos de agua
Desde la primera semana de agosto de este año un grupo de trabajadores del municipio de Lima,
sobre volquetes y tractores oruga, está empeñado en recuperar este espacio. El objetivo:
cambiarle el rostro a la ciudad.

"Las Lagunas del Rímac es un proyecto no solo de encauzamiento del río y embellecimiento de
sus riberas. Lo que busca es que los conciudadanos se identifiquen con su ciudad y aprendan a
quererla, respetarla y cuidarla. Es casi una función pedagógica que, además, creará un
compromiso con el agua", asegura el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, durante el recorrido
que realizó con La República inspeccionando el avance de las obras.

La idea es utilizar el agua del Río Hablador para formar lagunas que adornarán esta parte del
malecón, el que junto al Parque de la Muralla y el Parque Universitario formarán el Corredor
Cultural del Centro Histórico.

Las "Lagunas del Rímac" comprenden 1,200 metros lineales del cauce del río, entre los puentes
Balta y Santa Rosa, que pasará por debajo de los puentes Ricardo Palma (Abancay) y Trujillo. En
este tramo, los obreros municipales están construyendo desniveles o peldaños a manera de una
escalera con el fin de que el agua pase de un represa a otra. De esta manera se formará un
camino de 10 pequeñas lagunas rectangulares.

"En estos espejos de agua, que proporcionará un impresionante paisaje a todo el malecón,
sembraremos tilapias, carpas, entre otros peces ornamentales. Además, hemos traído gansos.
Todo ello para darle un especial aspecto campestre", señala Castañeda.

En plena recuperación

El ingeniero encargado de la obra, Daniel Arias Gutiérrez, explica que, como parte de la primera
etapa de los trabajos, ya se limpió el cauce del río, se eliminó la presencia de personas de mal
vivir y se han sembrado 6 mil árboles que embellecerá y enriquecerá el empobrecido medio
ambiente del río Rímac.

"Hemos sacado 60 mil cubos de piedras y desmonte, y hemos trabajado el canto rodado para
adornar los muros de contención (que evitaría el desborde del río en épocas de lluvia. Ver
infografía)", afirma Arias.

En efecto, La República comprobó que a lo largo de las riberas se han sembrado jazmines y
álamos. Arias agregó que próximamente se sembrarán girasoles y sauces.

"Cuando vengan los visitantes de noche van a encontrar un espacio hermoso y fragante", indica.

Además, señala que el artista plástico Gustavo Martínez ha pintado 5 mil metros cuadrados en
los muros de la vía de Evitamiento, dándole un ambiente paisajístico, como el que tuvo esta
zona en la época de la Colonia.

"De lo último que se da cuenta el pez es de que vive dentro del agua", refiere el alcalde
explicando lo acostumbrados que hemos estado los limeños a la basura. "Pero cuando se hacen
obras la gente empieza a pensar: Mira qué bonito, se puede vivir mejor", asegura.

Gran Circuito turístico


El proyecto Las Lagunas del Rímac promete integrarse con el Museo de Sitio del Parque de la
Muralla, donde en los próximos meses se instalará una réplica del sistema de alcantarillado de
la Lima colonial, similar al encontrado durante las excavaciones por la construcción de la Vía
Expresa de Grau.

Además, se conectaría con el futuro teatrín o pequeño coliseo de la avenida Tacna (que, a decir
de Castañeda, podría también albergar eventos deportivos como los Guantes de Oro y estaría
listo entre junio y julio del 2006), y con el Malecón del Río que a lo largo de sus tres kilómetros
albergará vivanderas, ciclovías, piletas y un pequeño tren o carrito de golf que recorrerá todo el
circuito, al lado de la vía de la estación de Desamparados y que incluso bordeará Polvos Azules
y entrará al mencionado teatrín.

La primera entrega
La primera etapa de la obra comprende un tramo de 600 metros y va desde el puente Ricardo
Palma al puente Trujillo, la cual se entregará la primera semana de diciembre. El segundo tramo
consta de 500 metros y va desde el puente Trujillo hasta el puente Santa Rosa.

La tercera etapa va entre los puentes Balta y Ricardo Palma, cuya distancia es de 120 metros.

La inversión estimada de toda la obra es de 250 mil soles. Para tener lista la primera etapa el
municipio está invirtiendo 50 mil soles.

Las obras pendientes


Las obras grandes, aquellas que cambiarán el rostro de la ciudad y mejorarán la calidad de vida
de los limeños, están siendo postergadas por el concejo de Lima sin explicación alguna. Lo justo
sería que, así como el alcalde hizo al momento de anunciarlas, explique hoy, por ejemplo, por
qué la Vía Expresa Grau tardará más de lo planeado, por qué la convocatoria para licitar el
segundo tramo del Tren Eléctrico no se hizo en octubre y por qué las exploraciones del suelo
para la estación subterránea del Paseo de Héroes Navales no tienen cuándo concluir. La
población merece una explicación. ¿O es que los plazos no importan?

2010
Esta actividad se realizó con la colaboración de los vecinos del asentamiento humano El Planeta,
en ese sector, quienes sacaron sus desmontes y trastos de 08.00 a 13.00 horas.

La Gerencia de Participación Vecinal tuvo a su cargo esta campaña de limpieza que permitió
recoger la basura, desmontes y maleza de los diferentes puntos de la zona, en el marco del
operativo vecinal denominado “Campaña de Limpieza Integral”.

Según la comuna, es la primera vez que se realiza un operativo de esta envergadura en dicha
zona del Cercado de Lima.

En los tres últimos operativos de limpieza, realizados en los asentamientos humanos María del
Perpetuo Socorro, 1º de Setiembre – Palermo y El Planeta, se han recogido a la fecha un
promedio de 340 toneladas de trastos y desmontes.

Además, se sembraron plantas ornamentales en el parque Micaela Bastidas y en las cuadras 18


y 19 de la avenida Materiales en el Cercado de Lima.

Según informó Susel Paredes, Subgerente de Organizaciones Vecinales de La Municipalidad


Metropolitana de Lima, esta campaña de limpieza integral no solo se desarrollará en la margen
izquierda del río Rímac, sino también en otras zonas del Cercado de Lima.

RIOVERDE*
El Proyecto Río Verde no solo era una gran oportunidad para que los vecinos shipibos de
Cantagallo, que vivían en precarias condiciones, tengan moradas en donde puedan vivir
tranquilos. El proyecto en mención también apuntaba a agregarle valor a la ribera del río Rímac
permitiendo obtener más áreas verdes, conectaba espacios para que los peatones y ciclistas
transiten a lo largo de los malecones y permitía a todos los limeños tener espacios de
esparcimiento, educación, cultura y diversión. Era un esfuerzo para integrar el río con la ciudad.

¿Qué contemplaba el proyecto Río Verde?

Parque Cantagallo: En el lugar donde habitan actualmente los vecinos de Cantagallo se iba a
realizar un gran parque de 25 hectáreas que incluía circuitos recreacionales y piscinas públicas
con agua descontaminada proveniente del Río Rímac previa descontaminación. Este parque iba
a incluir el Museo y el Anfiteatro de Cantagallo.
Museo de Cantagallo: El museo de Cantagallo iba a promover la Ciencia y Tecnología de manera
lúdica e interactiva. Consistía de un amplio edificio de cuatro pisos en los cuales iban a promover
las novedades existentes en el campo de ciencia, tecnología e innovación entre los adultos y los
niños y hubiera sido una vitrina para investigadores y científicos peruanos. La construcción de
dicho complejo contaba con el aval del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación
Tecnológica -CONCYTEC-.
Anfiteatro de Cantagallo: El anfiteatro era un espacio para el desarrollo de grandes eventos,
como los megaconciertos, con una acústica que permita al público gozar del espectáculo y en
un lugar accesible para el público proveniente de diversas partes de la ciudad.
Alameda Barrios Altos: Con ello se hubiera ganado áreas verdes al otro lado del río y también
hubiera permitido el acceso peatonal y ciclístico a la feria de libros del Jr. Amazonas, al Barrio
Shipibo, al Parque de la Muralla -que iba a tener un Teleférico que conectaba con el Cerro San
Cristóbal– y al cementerio Presbítero Maestro.
Feria y Barrio Shipibo: Para integrar a los shipibos al entorno ellos iban a ser reubicados en
Campoy y en Barrios Altos en departamentos de material noble. A través de la feria los shipibos
tenían un espacio donde desarrollarían sus actividades y comerciarían sus productos con los
visitantes del parque.
Las ciclovías y los pasos peatonales que incluían 15 puentes peatonales: Se iba a conectar, a
través de una red de veredas y puentes para peatones y ciclistas los distritos de San Martín de
Porres, Rímac y San Juan de Lurigancho permitiendo otra fuente de acceso al centro para los
vecinos que viven en el distrito más poblado de Lima al centro de la capital.
IMPACTO ECONÓMICO
Contaminación en río Rímac cuesta S/. 30 millones más a Sedapal
El río Rímac la principal fuente de abastecimiento para Lima y Callao; sin embargo, en 173 puntos
de su recorrido mineras, empresas y personas arrojan contaminantes en el agua que debe llegar
a miles de hogares.

Por esta razón, Sedapal ha incrementado en S/. 30 millones más sus costos de operación para
eliminar los agentes contaminantes del agua y garantizar su calidad.

Marco Vargas Medina, gerente general de dicha empresa, detalló que desde hace tres años se
debe invertir, anualmente, dicha cantidad en la compra de carbón activado, un producto
químico utilizado para la purificación de agua potable.

Uno de los puntos de mayor contaminación es el río Huaycoloro, que desemboca en el Rímac y
está cerca de la planta de captación de La Atarjea.

"Hay muchas industrias que vierten sus desagües industriales, eso incrementa terriblemente
nuestros costos de operación. Desde hace tres años usamos el carbón activado, pero también
hay otros insumos químicos que tenemos que añadir", comentó a la agencia Andina.

Manifestó que otro problema observado en los últimos tiempos, debido al cambio climático, es
la aparición de algas dentro de la cuenca del Rímac, lo que hace que se tenga que adicionar más
elementos químicos.

PIDE SANCIONES POR CONTAMINAR

Vargas Medina explicó que existe un comité integrado por la Autoridad Nacional del Agua, el
Ministerio del Ambiente, entre otros, para solucionar pronto el problema de la contaminación
en el Rímac. Por eso hizo un llamado a los integrantes de dicho grupo para que se apliquen
severas sanciones contra los responsables.

"Cada una de las industrias y comercios deben pagar sus costos ambientales, deben realizar un
tratamiento ambiental antes de verter esos desechos", puntualizó.

Solo en el año 2010 potabilizar el agua potable para los habitantes de la capital demandó a
Sedapal una inversión de 12.7 millones de soles.