You are on page 1of 43

CIE 10 – DSM IV

Dra Alejandra Maddocks


Dra. Silvia Tártalo
SISTEMAS DIAGNOSTICOS OPERATIVOS
Las clasificaciones de los Trastornos mentales
y del comportamiento.

DIAGNÓSTICO

• El vocablo “diagnóstico” deriva del griego.


Abarca las nociones de poder de discernimiento,
capacidad de distinguir, resolver o decidir.

• En Medicina, el diagnostico es el proceso y conjunto


de procedimientos que -sobre la base de
observación de las características clínicas del
enfermo y la recolección de una serie de
informaciones provenientes de distintas fuentes -
permiten rotular el cuadro clínico y formular
hipótesis referidas a su etiología y patogenia.
Orienta un tratamiento y ayuda a predecir un
pronóstico.

El diagnóstico es el primer paso para:

• documentar los casos y organizar


experiencias clínicas;
• orientar el planteamiento pronóstico y
terapéutico y comunicarse entre los colegas;
• plantear una hipótesis o teoría científica en
base a la información que brinda;
• iniciar investigaciones y planear servicios y
políticas de salud.

DEFINICIONES

• Clasificación: Es el proceso por el cual se


realiza un ordenamiento de determinados
objetos de estudio, en base a sus relaciones.
• Taxonomía: Es el estudio teórico o ciencia
de las clasificaciones, y comprende, el
análisis de las variadas estrategias de
clasificación.
• Nosología: Es la ciencia de la clasificación
de las enfermedades. Debe considerarse
homóloga de la taxonomía en biología.

Nomenclatura
Comprende el conjunto de nombres utilizados para designar
los elementos o subclase de una clasificación.

Los propósitos de una clasificación, según Blashfield y


Draguns son:
• Ser base de comunicación dentro de una ciencia.
• Facilitar el trabajo con los objetos de estudio,
describiendo y simplificando relaciones entre ellos.
• Ser fuente de conceptos para ser usados dentro de una
teoría científica.
• Reducir la carga cognitiva.
• Recupera la información.
• Hacer predicciones.
• Generar hipótesis.

ORÍGENES DE LOS SISTEMAS DE


CLASIFICACIÓN
A partir de 1950, comenzaron a desarrollarse diferentes
actividades para mejorar el estado de la clasificación de
los trastornos mentales.

Con el progreso de la Psiquiatría, se impusieron avances


metodológicos como el uso de entrevistas estandarizadas
y la necesidad de una mayor formalización del proceso
diagnóstico, con criterios específicos para los diferentes
cuadros.

Así se fueron elaborando los manuales diagnósticos y de


clasificación de los trastornos mentales, de utilización
internacional.
El Manual diagnostico y estadístico de los Trastornos
mentales de la Asociación Psiquiatrica Americana
(DSM), fue diseñado para su uso en los Estados Unidos,
pero ha tenido repercusión internacional. Al igual que la
Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS
(CIE), se caracteriza por incorporar los principales
avances metodológicos en diagnostico psiquiátrico:
aproximación nosológica más descriptiva o
fenomenológica, uso de criterios específicos o explícitos
para la definición de trastornos mentales, y empleo de la
versión multiaxial.

• La elaboración de este manual fue coordinada con la


de la CIE 9, puesta en vigencia en 1978.
• Se llevó a cabo una extensa modificación
convirtiéndose en CIE 9-MC (Modificación
Clínica).
• También el DSM III evidencio criterios
diagnósticos poco claros por lo que apareció una
versión revisada en 1987 DSM III-R.
• El DSM IV (1994) jerarquizo el impacto de la
investigación clínica, y fue pensado para ser
compatible con la CIE 10 (1993).

El problema Categorial-Dimensional
El punto de vista categorial se relaciona con la
nosografía, .El enfoque dimensional, pone el
acento en rasgos, en magnitudes (obsesividad,
impulsividad, etc) que pueden aparecer en un
individuo y son de naturaleza variable.

La variación se vincula con la dimensión que


puede estar ligada a marcadores biológicos y/o
correlacionarse con la respuesta a determinados
fármacos. Este enfoque presupone, por lo tanto
un nivel transnosografico.

Definición de trastorno mental

Así, según el DSM IV, trastorno es el padecimiento de


un individuo que es objeto de la práctica clínica o
significable clínicamente. Para esto debe representar
ciertas conductas (patrones comportamentales), o grupos
de síntomas (patrones psicológicos) que impliquen
algunos de los siguientes:

• Un malestar.
• Una interferencia en la actividad, o una

discapacidad, o un deterioro.
• Un riesgo aumentado de morir, de sufrir dolor,

discapacitarse, o perder la libertad.


• En la CIE 10 se utiliza el termino trastorno Se usa
para señalar la presencia de un comportamiento o
de un grupo de síntomas identificables en la
practica clínica, que en la mayoría de los casos se
acompañan de malestar o interfieran con la
actividad de un individuo.
Evaluación monoaxial y multiaxial

• El tradicional modelo diagnostico uniaxial


establece una simple formulación diagnostica
típicamente categorial, e implica el intento de
identificar y capturar, en una sola categoría, todo
lo importante en la consideración clínica del
paciente. En cambio los, los esquemas
diagnósticos multiaxiales buscan una formulación
mas abarcativa de los variados aspectos de la
condición clínica de cada enfermo

El DSM III propone efectuar el diagnostico en varios


ejes, principio sustentado y desarrollado en las
siguientes versiones del manual (DSM III R DSM IV)
. El CIE 10 adopta este concepto a partir de la
publicación de la versión Multiaxial para adultos en
1996.

Cada eje implica un nivel de procesamiento de la


información proveniente del campo clínico que refleja
un aspecto fundamental de los hechos clínicos
considerados.

El diseño multiaxial no solo pretende revelar mas


nítidamente la realidad clinica, sino que a su vez
facilita la comprensión y el trabajo interdisciplinario
propio del campo de la Salud Mental.
Objetivos de la evaluación multiaxial:

• Reflejar las diferentes facetas en las que se


organizan los hechos clínicos.
• Adoptar por lo tanto un procesamiento de
información en diferentes niveles (ejes).
• Enriquecer el diagnostico.
• Conservar precisión.
• Favorece la operatividad consecuente al
hecho de diagnosticar.
• Facilitar el trabajo interdisciplinario.
SISTEMAS
DIAGNOSTICOS
OPERATIVOS
Las clasificaciones de los
Trastornos mentales y del
comportamiento.
DIAGNÓSTICO
• El vocablo “diagnóstico” deriva del griego.
Abarca las nociones de poder de discernimiento,
capacidad de distinguir, resolver o decidir.
• En Medicina, el diagnostico es el proceso y conjunto
de procedimientos que -sobre la base de
observación de las características clínicas del
enfermo y la recolección de una serie de
informaciones provenientes de distintas fuentes -
permiten rotular el cuadro clínico y formular
hipótesis referidas a su etiología y patogenia.
Orienta un tratamiento y ayuda a predecir un
pronóstico.

El diagnóstico es el primer paso para:


• documentar los casos y organizar

experiencias clínicas;
• orientar el planteamiento pronóstico y

terapéutico y comunicarse entre los colegas;


• plantear una hipótesis o teoría científica en

base a la información que brinda;


• iniciar investigaciones y planear servicios y

políticas de salud.
DEFINICIONES

• Clasificación: Es el proceso por el cual se


realiza un ordenamiento de determinados
objetos de estudio, en base a sus relaciones.
• Taxonomía: Es el estudio teórico o ciencia
de las clasificaciones, y comprende, el
análisis de las variadas estrategias de
clasificación.
• Nosología: Es la ciencia de la clasificación
de las enfermedades. Debe considerarse
homóloga de la taxonomía en biología.
Nomenclatura
Comprende el conjunto de nombres utilizados para designar
los elementos o subclase de una clasificación.

Los propósitos de una clasificación, según Blashfield y


Draguns son:

• Ser base de comunicación dentro de una ciencia.


• Facilitar el trabajo con los objetos de estudio,
describiendo y simplificando relaciones entre ellos.
• Ser fuente de conceptos para ser usados dentro de una
teoría científica.
• Reducir la carga cognitiva.
• Recupera la información.
• Hacer predicciones.
• Generar hipótesis.
ORÍGENES DE LOS SISTEMAS DE
CLASIFICACIÓN
A partir de 1950, comenzaron a desarrollarse diferentes
actividades para mejorar el estado de la clasificación de
los trastornos mentales.

Con el progreso de la Psiquiatría, se impusieron avances


metodológicos como el uso de entrevistas estandarizadas
y la necesidad de una mayor formalización del proceso
diagnóstico, con criterios específicos para los diferentes
cuadros.

Así se fueron elaborando los manuales diagnósticos y de


clasificación de los trastornos mentales, de utilización
internacional.
El Manual diagnostico y estadístico de los Trastornos
mentales de la Asociación Psiquiatrica Americana
(DSM), fue diseñado para su uso en los Estados Unidos,
pero ha tenido repercusión internacional. Al igual que la
Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS
(CIE), se caracteriza por incorporar los principales
avances metodológicos en diagnostico psiquiátrico:
aproximación nosológica más descriptiva o
fenomenológica,
• uso de criterios específicos o explícitos para la

definición de trastornos mentales, y empleo de la


versión multiaxial.
• La elaboración de este manual fue coordinada con la
de la CIE 9, puesta en vigencia en 1978.
• Se llevó a cabo una extensa modificación
convirtiéndose en CIE 9-MC (Modificación
Clínica).
• También el DSM III evidencio criterios
diagnósticos poco claros por lo que apareció una
versión revisada en 1987 DSM III-R.
• El DSM IV (1994) jerarquizo el impacto de la
investigación clínica, y fue pensado para ser
compatible con la CIE 10 (1993).
El problema Categorial-Dimensional
• El punto de vista categorial se relaciona con
la nosografía, .El enfoque dimensional,
pone el acento en rasgos, en magnitudes
(obsesividad, impulsividad, etc) que pueden
aparecer en un individuo y son de
naturaleza variable.

• La variación se vincula con la dimensión


que puede estar ligada a marcadores
biológicos y/o correlacionarse con la
respuesta a determinados fármacos. Este
enfoque presupone, por lo tanto un nivel
transnosografico.
Definición de trastorno mental
Así, según el DSM IV, trastorno es el padecimiento de
un individuo que es objeto de la práctica clínica o
significable clínicamente. Para esto debe representar
ciertas conductas (patrones comportamentales), o grupos
de síntomas (patrones psicológicos) que impliquen
algunos de los siguientes:

• Un malestar.
• Una interferencia en la actividad, o una
discapacidad, o un deterioro.
• Un riesgo aumentado de morir, de sufrir dolor,
discapacitarse, o perder la libertad.
• En la CIE 10 se utiliza el termino trastorno Se usa para
señalar la presencia de un comportamiento o de un
grupo de síntomas identificables en la practica clínica,
que en la mayoría de los casos se acompañan de
malestar o interfieran con la actividad de un individuo.

Evaluación monoaxial y multiaxial


• El tradicional modelo diagnostico uniaxial
establece una simple formulación
diagnostica típicamente categorial, e
implica el intento de identificar y capturar,
en una sola categoría, todo lo importante en
la consideración clínica del paciente. En
cambio los, los esquemas diagnósticos
multiaxiales buscan una formulación mas
abarcativa de los variados aspectos de la
condición clínica de cada enfermo
El DSM III propone efectuar el diagnostico en varios
ejes, principio sustentado y desarrollado en las siguientes
versiones del manual (DSM III R DSM IV) . El CIE 10
adopta este concepto a partir de la publicación de la
versión Multiaxial para adultos en 1996.

Cada eje implica un nivel de procesamiento de la


información proveniente del campo clínico que refleja
un aspecto fundamental de los hechos clínicos
considerados.

El diseño multiaxial no solo pretende revelar mas


nítidamente la realidad clinica, sino que a su vez facilita
la comprensión y el trabajo interdisciplinario propio del
campo de la Salud Mental.
Objetivos de la evaluación multiaxial:

• Reflejar las diferentes facetas en las que se


organizan los hechos clínicos.
• Adoptar por lo tanto un procesamiento de
información en diferentes niveles (ejes).
• Enriquecer el diagnostico.
• Conservar precisión.
• Favorece la operatividad consecuente al
hecho de diagnosticar.
• Facilitar el trabajo interdisciplinario.
El problema Categorial-Dimensional
• Un aspecto importante en la evolución de las
clasificaciones fue la aparición del punto de
vista “dimensional”.
• Prácticamente en cualquier sistema
clasificatorio se planteaba la dificultad de que
algunas categorías no resultaban claramente
delimitables.
El problema Categorial-Dimensional
Como alternativa surgieron los modelos
dimensionales, que incluyen variaciones
cuantitativas y cierta heterogeneidad dentro
de las diversas categorías, con un espectro
continuo entre lo normal y lo patológico
El problema Categorial-Dimensional
• El punto de vista categorial se relaciona con
la nosografía, la cual clasifica entidades
nosológicas.
• El enfoque dimensional, en cambio pone el
acento en rasgos, en magnitudes
(obsesividad, impulsividad, etc) que pueden
aparecer en un individuo y son de naturaleza
variable.
• La variación se vincula con la dimensión que
puede estar ligada a marcadores biológicos
y/o correlacionarse con la respuesta a
determinados fármacos.
• Este enfoque presupone, por lo tanto un nivel
transnosográfico.

Un enfoque categorial es adecuado cuando


• los miembros de una clase son homogéneos
• los límites entre clases son claros
• las diferentes clases son excluyentes

Limitaciones del enfoque categorial

• El DSM-IV es una clasificación categorial que


divide los trastornos mentales en diversos tipos
basándose en series de criterios con rasgos
definitorios.
La formulación de categorías es el método habitual
de organizar y transmitir información en la vida
diaria, y ha sido el enfoque fundamental empleado
en todos los sistemas de diagnóstico médico.
• Un enfoque categorial es siempre más
adecuado cuando:
•todos los miembros de una clase diagnóstica son
homogéneos
•existen límites claros entre las diversas clases
•las diferentes clases son mutuamente excluyentes

• En el DSM-IV no se asume que cada categoría


de trastorno mental sea una entidad separada.
• Tampoco hay certeza de que todos los

individuos que padezcan el mismo trastorno


sean completamente iguales.
• Es muy probable que las personas con el

mismo diagnóstico sean heterogéneas, incluso


respecto a los rasgos definitorios del
diagnóstico.
• Los casos límite son difíciles de diagnosticar,
como no sea de forma probabilística.
Esto permite una mayor flexibilidad en el uso del

sistema y pone énfasis en la necesidad de recoger


mayor información clínica adicional más allá del
diagnóstico
• En reconocimiento a la heterogeneidad de los
casos clínicos, el DSM-IV incluye series de
criterios politéticos, en los cuales sólo se
necesita presentar unos pocos síntomas de la
amplia lista general
Juicio clínico
• El DSM-IV es una clasificación de los trastornos
mentales confeccionada para uso clínico,
educacional y de investigación.
• Las categorías y los criterios diagnósticos, así
como las definiciones del texto, deben ser
utilizados por personas con experiencia clínica.
• no es aconsejable que los profesionales con escasa
información y experiencia clínica hagan uso del
manual.
• Los criterios diagnósticos específicos deben servir
como guías y usarse con juicio clínico, sin
seguirse a rajatabla.

Por otra parte, la falta de familiarización


con el manual o su aplicación demasiado
flexible o estricta disminuyen su utilidad
como lenguaje habitual de comunicación.
• El juicio clínico puede justificar el diagnóstico
de un individuo a pesar de que sus signos y
síntomas no cumplan con todos los criterios
diagnósticos, siempre que persistan por largo
tiempo y no se consideren graves.
CIE-10
• La décima revisión de la
Clasificación estadística
internacional de enfermedades y
problemas de salud (CIE-10),
llevada a cabo por la OMS, se
publicó en 1992.
• La CIE-10 consiste en un sistema
oficial de códigos y en una serie
de documentos e instrumentos
relacionados con la clínica y la
investigación.
• Los códigos y los términos del
DSM-IV son totalmente
compatibles con los de la CIE-9-
MC y la CIE-10
• La enorme cantidad de consultas
entre los autores del DSM-IV y de
la CIE-10 ha sido muy útil a la
hora de aumentar la congruencia
y reducir las diferencias poco
significativas entre los términos
de los dos sistemas.
• La CIE-10 es mucho más amplia
que la CIE-9 y más afín al DSM IV.
Los códigos numéricos (001-999)
de la CIE-9 han sido sustituídos
en la CIE-10 por un sistema de
codificación alfanumérico de
códigos de una letra seguida de
dos números, que completan el
nivel de tres caracteres (A00-
Z99). El capítulo que trata de los
trastornos mentales en la CIE-9
sólo tenía treinta categorías de
tres caracteres (290-319).
• En el capítulo V (F) de la CIE-10
hay cien categorías. Sin
embargo, varias de estas
categorías no se utilizan ahora,
para permitir la introducción de
cambios en la clasificación sin la
necesidad de rediseñar el
sistema entero.
• La CIE-10 en conjunto ha sido
diseñada para ser la clasificación
nuclear de cada una de las
familias de enfermedades y de
circunstancias relacionadas con
la sanidad.
• La utilización de caracteres
adicionales, hasta cinco o seis,
permite detallar más
específicamente alguna de sus
partes.
• Por el contrario, en
ocasiones, puede ser
necesario condensar las
categorías para conseguir
unos grupos
suficientemente amplios
como para, por ejemplo, la
aplicación en atención
primaria o en la práctica
general.
• La "familia" de clasificaciones de
información no contenida en la
CIE-10 pero con importantes
aplicaciones médicas o
sanitarias, incluye, la
clasificación de Deficiencias,
Discapacidades y Minusvalías, la
Clasificación de Procedimientos
en Medicina y la Clasificación de
los Motivos de Contacto de
Enfermos con Personal
Sanitario.
Objetivos mínimos de la edición:

a)la correspondencia con la terminología


psiquiátrica moderna e internacional
representada por la CIE-10,
b)la adaptación a un lenguaje técnico preciso
y a la tradición psiquiátrica española
c)el superar en lo posible anglicismos y
barbarismos, especialmente cuando éstos no
añaden nada nuevo a la precisión
terminológica.
• En la versión española el vocablo
trastorno se utiliza con mayor amplitud
que en la inglesa, ya que por un lado
define el ámbito de la nosología y por otro
conserva la ambigüedad indispensable
para incorporar los avances del
conocimiento.
• No todas las variaciones de la

personalidad se incluyen en el Capítulo F


(V) y por ello no se habla, por ejemplo, de
personalidad histérica o paranoide
• Los demás tipos y si acaso grados, de la

personalidad no morbosos pero


relevantes para la medicina, figuran en el
Capítulo Z de la CIE-10 junto con otros
factores que influyen en el estado de
salud y en el contacto con servicios
médicos.
• Por otro lado, no tienen el mismo grado

patológico el morbus Alzheimer, la


neurastenia o la piromanía.
• En castellano, como en otras lenguas

latinas, la palabra delirio incluye el delirio


confusional y el delirio esquizofrénico.
• La necesidad de distinguir delirium de
delusion (o Delir y Wahn en alemán) ha
obligado a utilizar delirium por un lado e
ideas delirantes por otro.
• La decisión adoptada ha permitido no
utilizar nunca la palabra delirio, y
conserva la palabra delirante para idea
delirante.
• Parecido problema plantea la palabra
afectivo y trastornos afectivos tal y como
se utilizan en el DSM-III.
• El DSM-III-R y la CIE-10 han adoptado la

expresión Mood (affective) disorders.


Mood, humor, es una palabra mucho más
adecuada que afectivo y permite concebir
estos trastornos de un modo menos
restrictivo.
• Por eso, Bipolar affective disorders se ha

traducido como Trastorno bipolar (y no


como Trastorno afectivo bipolar) y la
palabra afectivo aparecen siempre entre
paréntesis.
• Se continúan utilizándo los términos
psicótico y neurótico.
• La versión inglesa utiliza a menudo la
palabra persistent, cuya traducción
castellana podía ser crónico.
• Sin embargo, se ha preferido
“persistente” por el matiz negativo de la
cronicidad ("enfermos crónicos") y por
soslayar la tendencia que existe en
muchos países de excluir la patología
crónica del ámbito de la sanidad para
pasarlos al de las prestaciones sociales.
• Ansiedad y angustia se utilizan como
sinónimos en la CIE-10 (corresponden al
inglés anxiety).
• En la mayoría de los casos figura
ansiedad, ya que se utiliza con mas
frecuencia en medicina en general.
• Angustia parece significar una mayor
gravedad psiquiátrica, fuera del alcance
de la experiencia y posibilidades de
intervención del médico general y de
especialistas no psiquiatras.
• Las secciones de psiquiatría infantil han
abandonado muchas palabras
tradicionales (dislexia por ejemplo)
porque han sido utilizadas de manera muy
poco precisa.
• Algo parecido sucede con autismo.
• La desventaja de tener que decir trastorno
específico de la lectura o trastorno
generalizado del desarrollo frente a
dislexia o autismo se ve compensada por
una mayor precisión.
Evaluación mono y
multiaxial
El tradicional modelo diagnóstico
uniaxial establece una simple
formulación diagnóstica
típicamente categorial, intentando
de identificar y capturar, en una
sola categoría, todo lo importante
en la consideración clínica del
paciente.
En cambio los esquemas
diagnósticos multiaxiales buscan
una formulación mas abarcativa de
los variados aspectos de la
condición clínica de cada enfermo.
El DSM III propone efectuar el
diagnóstico en varios ejes,
principio sustentado y desarrollado
en las siguientes versiones del
manual (DSM III R y DSM IV) .
• El CIE 10 adopta este concepto a partir de
la publicación de la versión Multiaxial
para adultos en 1996.
• Cada eje implica un nivel de
procesamiento de la información
proveniente del campo clínico que refleja
un aspecto fundamental de los hechos
clínicos considerados.

El DSM IV considera 5 ejes y la CIE-


10, 3 ejes.
• facilita una evaluación sistemática de los
distintos trastornos, problemas
psicosociales, y del nivel de actividad,
que podrían pasar desapercibidos si la
evaluación se centrara en el problema
objeto de la consulta.
• proporciona un formato adecuado para
organizar y comunicar información
clínica.
• promueve la aplicación del modelo
biopsicosocial en clínica, enseñanza y
educación.
Objetivos de la evaluación
multiaxial
Reflejar las diferentes facetas en las que se
1)

organizan los hechos clínicos.


2)Adoptar por lo tanto un procesamiento de
información en diferentes niveles (ejes).
3)Enriquecer el diagnostico.
4)Conservar precisión.
5)Favorece la operatividad consecuente al
hecho de diagnosticar.
6)Facilitar el trabajo interdisciplinario

CIE-10

I) Eje clínico.
Abarca toda la patología (psiquiátrica, médica
general y de la personalidad).
II) Discapacitación social.
Es un eje muy simple que valora 4 áreas de
funcionamiento social (personal, familiar,
laboral, social amplia).
III) Factores ambientales y del estilo de vida.
Incluye el Capitulo Z de la CIE 10 y abarca
circunstancias del pasado y actuales. A
diferencia del DSM no codifica el grado de
estrés.
DSM-IV
Eje I: Trastornos Clínicos

•Otros problemas que pueden ser

objeto de atención clínica


nEje II: Trastornos de la

personalidad
•Retraso mental

nEje III: Enfermedades médicas

nEje IV: Problemas psicosociales y

ambientales
nEje V: Evaluación de la actividad

global

Esquizofrenia, trastorno
esquizotipico y trastornos de
ideas delirantes (CIE-10)
nF20 ESQUIZOFRENIA
–Esquizofrenia paranoide
–Esquizofrenia hebefrénica

–Esquizofrenia catatónica

–Esquizofrenia indiferenciada
–Depresión post-esquizofrénica
–Esquizofrenia residual

–Esquizofrenia simple

–Otra esquizofrenia

–Esquizofrenia sin especificación

Esquizofrenia, trastorno
esquizotipico y trastornos de
ideas delirantes (CIE-10)
nF21 TRASTORNO ESQUIZOTÍPICO
nF22 TRASTORNO DE IDEAS

DELIRANTES PERISTENTES
nF23 TRASTORNOS PSICÓTICOS

AGUDOS Y TRANSITORIOS
nF24 TRASTORNO DE IDEAS

DELIRANTES INDUCIDAS
nF25 TRASTORNOS

ESQUIZOAFECTIVOS
nF28 OTROS TRASTORNOS PSICÓTICOS

NO ORGÁNICOS
nF29 PSICOSIS NO ORGÁNICA SIN

ESPECIFICACIÓN
Esquizofrenia y otros
trastornos
psicóticos (DSM-IV)
En esta sección se incluyen los
siguientes trastornos:
nEsquizofrenia
nTrastorno esquizofreniforme

nTrastorno esquizoafectivo

nTrastorno delirante

nTrastorno psicótico breve

nTrastorno psicótico compartido

nTrastorno psicótico debido a

enfermedad médica
nTrastorno psicótico inducido por

sustancias
nTrastorno psicótico no especificado

CIE-10
TRASTORNOS NEURÓTICOS
n

SECUNDARIOS A SITUACIONES
ESTRESANTES Y SOMATOMORFOS
DSM-IV
nTRASTORNOS DE ANSIEDAD
nTRASTORNOS SOMATOMORFOS

nTRASTORNOS DISOCIATIVOS

CIE-10: TRASTORNOS
NEURÓTICOS SECUNDARIOS A
SITUACIONES ESTRESANTES Y
SOMATOMORFOS

nF40 Trastornos de ansiedad fóbica


nF41 Otros Trastornos de Ansiedad

nF42 Trastorno Obsesivo Compulsivo

nF43 Reacciones a Estrés Grave y

Trastornos de Adaptación
nF44 Trastornos Disociativos (de

conversión)
nF45 Trastornos Somatomorfos

nF48 Otros Trastornos Neuróticos


DSM-IV: TRASTORNOS DE
ANSIEDAD
nCrisis de angustia
nAgorafobia

nTrastorno de angustia sin agorafobia

nTrastorno de angustia con agorafobia

nAgorafobia sin historia de trastorno de

angustia
nFobia específica

nFobia social

nTrastorno obsesivo-compulsivo

DSM-IV: TRASTORNOS DE
ANSIEDAD
nTrastorno por estrés postraumático
nTrastorno por estrés agudo

nTrastorno de ansiedad

generalizada
nTrastorno de ansiedad debido a

enfermedad médica
nTrastorno de ansiedad inducido

por sustancias
Trastorno de ansiedad no
n

especificado
DSM-IV: TRASTORNOS
SOMATOMORFOS
nTrastorno de Somatización
Trastorno Somatomorfo
Indiferenciado
nTrastorno de Conversión

nTrastorno por Dolor

nHipocondría

nTrastorno Dismórfico Corporal

nTrastorno Somatomorfo no

Especificado
DSM-IV: TRASTORNOS
DISOCIATIVOS
nAmnesia Disociativa
nFuga Disociativa

nTrastorno de Identidad Disociativo

(antes personalidad múltiple)


nTrastorno de Despersonalización
nTrastorno Disociativo no

Especificado
CIE-10
TRASTORNOS DEL
n

COMPORTAMIENTO ASOCIADOS A
DISFUNCIONES FISIOLÓGICAS Y A
FACTORES SOMÁTICOS
DSM-IV
nTRASTORNOS DEL SUEÑO
nTRASTORNO SEXUALES Y DE LA

IDENTIDAD SEXUAL
CIE-10: TRASTORNOS DEL
COMPORTAMIENTO ASOCIADOS A
DISFUNCIONES FISIOLÓGICAS Y A
FACTORES SOMÁTICOS
nF50 Trastornos de la Conducta
Alimentaria
nF51 Trastornos no Orgánicos del Sueño

nF52 Disfunción Sexual no Orgánica

nF53 Trastornos Mentales y del

Comportamiento en el Puerperio no
clasificados en otro lugar
nF54 Factores Psicológicos y del

Comportamiento en Trastornos o
Enfermedades clasificados en otro lugar
nF55 Abuso de Sustancias que no

producen acostumbramiento
DSM-IV: TRASTORNOS DEL
SUEÑO
nTrastornos Primarios del Sueño
(disomnias y parasomnias)
nTrastorno del Sueño Relacionado

con Otro Trastorno Mental


nTrastorno del Sueño Debido a una

Enfermedad Médica
nTrastorno del Sueño Inducido por

Sustancias
DSM-IV: TRASTORNOS
SEXUALES Y DE LA
IDENTIDAD SEXUAL
nDisfunciones Sexuales
nParafilias
nTrastornos de la Identidad Sexual
nTrastorno Sexual no Especificado

CIE-10
nTRASTORNOS DEL HUMOR
(AFECTIVOS)
DSM-IV
TRASTORNOS DEL ESTADO DE
n

ÁNIMO
CIE-10: TRASTORNOS DEL
HUMOR (AFECTIVOS)
nF30 Episodio Maníaco
nF31 Trastorno Bipolar

nF32 Episodio Depresivo

nF33 Trastorno Depresivo

Recurrente
nF34 Trastornos del Humor

(afectivos) Persistentes
nF38 Otros Trastornos del Humor

(afectivos)
nF39 Trastorno del Humor (afectivo)
sin Especificación
DSM-IV: TRASTORNOS DEL
ESTADO DE ÁNIMO
nTrastorno Depresivo Mayor
nTrastorno Distímico

nTrastorno Depresivo no

Especificado
nTrastorno Bipolar I

nEl trastorno Bipolar II

DSM-IV: TRASTORNOS DEL


ESTADO DE ÁNIMO
nTrastorno Ciclotímico
nTrastorno Bipolar no Especificado

nTrastorno del Estado de Ánimo

Debido a Enfermedad Médica


nTrastorno del Estado de Ánimo

Inducido por Sustancias


nTrastorno del Estado de Ánimo no

Especificado
Trastornos de
Personalidad
nFactores de Personalidad
nCatell
nDSM IV: Sujetos Extraños
Esquizoide, Esquizotípico, Paranoide
nDSM IV: Sujetos Inmaduros
Antisocial, Límite, Histriónico,
Narcisista
nDSM IV: Sujetos Temerosos
TOC, Evitativo, Dependiente, Pasivo-
Agresivo
Clasificación de los Trastornos de la Personalidad
(Millon)

nPersonalidades con dificultades para


el placer (Esquizoide)
nPersonalidades con problemas
interpersonales (Antisocial)
nPersonalidades con conflictos
intrapsíquicos (Compulsivo)
nPersonalidades con déficit
estructural (Límite)

TRASTORNOS DE LA
PERSONALIDAD Y DEL
COMPORTAMIENTO DEL ADULTO
nF60 Trastornos específicos de la personalidad
nF60.0 Trastorno paranoide de la personalidad

nF60.1 Trastorno esquizoide de la personalidad

nF60.2 Trastorno disocial de la personalidad

nF60.3 Trastorno de inestabilidad emocional de

la personalidad
nF60.30 Tipo impulsivo

nF60.31 Tipo límite

nF60.4 Trastorno histriónico de la


personalidad
nF60.5 Trastorno anancástico de la

personalidad
nF60.6 Trastorno ansioso (con conducta

de evitación) de la personalidad
nF60.7 Trastorno dependiente de la
personalidad
nF60.8 Otros trastornos específicos de la

personalidad
nF60 Trastorno de la personalidad
sin especificación
nF61 Trastornos mixtos y otros
trastornos de la personalidad
nF61.0 Trastornos mixtos de la
personalidad

Registro de diagnósticos
en otros capítulos de la
CIE-10
nCap. VI: Enfermedades del sistema
nervioso
nCap.XVII: Malformaciones,

deformaciones y anomalías
cromosómicas congénitas
nCap.XVIII: Síntomas, signos y hallazgos

clínicos y de laboratorio no clasificados


en otra parte
nCap.XIX: Lesiones, intoxicaciones y otras
secuelas de causas externas
nCap.XX: Causas externas de morbilidad y

mortalidad
nCap.XXI: Factores que influyen en el

estado de salud y el contacto con los


servicios de salud