Sie sind auf Seite 1von 3

LA SALUD

La salud es un concepto en constante evolución y fundamental en enfermería si la


consideramos una profesión de los cuidados de salud.
Hasta hace poco no era frecuente encontrar reflexiones enfermeras sobre este concepto, la
práctica se centraba en la "enfermedad" como la piedra angular por la que se medía la
salud.
El resultado era, objetivos enfermeros enfocados a la recuperación del "paciente" con
respecto a su lesión o incapacidad, actualmente no aceptamos ni un enfoque tan
reduccionista ni tan pesimista de la enfermería.
Sin embargo adoptar otros puntos de vista más progresistas implica un enfoque distinto del
concepto de salud, mas amplio y que contemple los factores que la afectan.
Puede decirse que no hay consenso sobre una definición de salud, no existe un único
concepto, probablemente no pueda asignársele una etiqueta un significado específico de
forma breve, concisa y contundente. No obstante muchos lo han intentado.
El concepto de salud como otros conceptos cruciales ha evolucionado de acuerdo con los
contextos de tiempo y lugar.
La O.M.S. propuso una definición amplia de salud, como "un estado de completo bienestar
físico, mental y social, y no simplemente la ausencia de enfermedad". Esta definición ha
sido cuestionada desde distintos ámbitos, unos consideran que no es practica, otros la ven
como una meta y otros consideran que no es alcanzable, sin embargo incluye tres
características que podemos considerar básicas:
 Refleja un concepto del individuo como persona con un enfoque global.
 Pone la salud en el contexto del ambiente.
 Iguala la salud con el ser productivo y creativo.
Aunque por otra parte se considera insuficiente ya que cada persona tiene sus normas para
evaluar su propio estado de salud, es decir la apreciación de cada persona en relación con
como se siente y capacidad para realizar las actividades de la vida cotidiana.
En 1.953, la comisión presidencial de EE.UU. para las necesidades de salud de la nación
afirmó: "La salud no es una condición; es una adaptación. no es un estado, sino un proceso.
El proceso adapta al individuo no sólo a nuestro entorno físico sino al social".
Sobre esta cuestión tan compleja se han elaborado diversos modelos para explicarla, a los
que se suman algunos teóricos de la enfermería como hemos visto anteriormente.
El modelo clínico, que propone la interpretación más restringida, la salud se identifica con
la ausencia de signos y síntomas de enfermedad o de lesión.
El modelo ecológico, que se basa en la relación de los seres humanos con su entorno. Tiene
tres elementos interactivos: el huésped, el agente y el ambiente, que interaccionan
dominantemente, considerando la salud un estado siempre cambiante. En relación a este
modelo, H. San Martín considera que " la salud y la enfermedad son la resultante del éxito
y del fracaso del organismo humano para adaptarse, física, mental y socialmente a las
condiciones variables del ambiente de la vida del hombre"
En el modelo del desempeño del rol, la salud se define según la capacidad del individuo
para cumplir los roles que la sociedad le exige. Según el cual las personas que pueden
desempeñarlos se consideran sanas aunque tengan manifestaciones clínicas de enfermedad
y fue definida por Parson en 1.972 como "un estado de óptima capacidad de un individuo
para el desempeño eficaz de sus roles y tareas".
El modelo adaptativo, cuyo objetivo lógicamente es la adaptación, se deriva de los escritos
de Dubos, que ve la salud como un proceso creativo.
En palabras de este autor, la salud es principalmente "una medida de la capacidad de cada
persona para hacer lo que quiere hacer y convertirse en lo que quiere convertirse",
haciendonos ver la salud como fenómeno que en lo cósmico, lo vital, lo histórico y lo
biográfico individual y colectivo aparecen con una unión indisoluble, definiéndola como
"el estado de adaptación al medio y la capacidad de funcionar en las mejores condiciones
en este medio"
Y por último el modelo eudemonistico, que incorpora una visión más amplia de la salud,
considerándola como una condición de realización del potencial de la persona, como la
cima de la personalidad totalmente desarrollada..
Pender, considera que la salud es "la realización del potencial humano inherente y
adquirido a través de las relaciones satisfactorias con los demás, mientras se hacen
adaptaciones según se necesite para mantener la integridad estructural y la armonía con el
ambiente".
Y para Collière "el concepto de salud que tiende a permitir que las personas administren el
patrimonio de su salud es apreciado tanto por los cuidadores como por los cuidados".
En la actualidad la línea más aceptada en materia de salud, se enfoca a valorar la capacidad
del individuo en su medio, es decir incrementar la calidad de vida más que la cantidad,
relacionandola con la capacidad de éste para cumplir sus funciones fundamentales y sus
propias necesidades en un proceso continuo de adaptación frente a un medio siempre
cambiante.
Hay que tener en cuenta por tanto las múltiples variables que pueden afectar el estado de
salud de las personas como:
 La estructura genética, que influye en las características biológicas.
 La raza y el sexo, que en ocasiones se asocia a ciertas patologías o vulnerabilidad
frente a ellas.
 Edad y estado de desarrollo, que influye tanto en la adquisición de ciertas
enfermedades como en los procesos de adaptación.
 Relación mente-cuerpo, la respuesta emocional a las distintas situaciones.
 Estilo de vida, que incluye patrones de comportamiento como los relacionados con:
alimentación, ejercicio, uso del tabaco, alcohol, drogas, estrés...
 Ambiente físico, que incluye la vivienda, medios de saneamiento, contaminación...
 Estándares de vida, que refleja el tipo de trabajo, ingresos y educación.
 Creencias culturales, que determinan la forma en que una persona percibe,
experimenta y afronta la salud.
 La familia o núcleo de relación, que además de trasmitir predisposiciones genéticas,
comunica modelos de vida y un clima afectivo concreto.
 El autoconcepto, que afecta a la forma en que una persona percibe y afronta las
situaciones.
 El tipo de trabajo, la satisfacción en el mismo.
 Geografía, lugar de residencia que determina cuestiones importantes como altitud y
clima.
 Relación entre política y salud que incide tanto en las condiciones de vida como en
los servicios de salud, que los distintos gobiernos articulan.
Las nuevas concepciones sobre la salud, ha llevado a los organismos nacionales e
internacionales a adoptar estrategias que aseguren a todos los ciudadanos este mayor grado
de bienestar y adaptación al medio.
En el año 1.977, en la Asamblea Mundial de la Salud, se estableció una meta en la que
están implicados todos los países miembros de la O.M.S. y que está relacionada con la
consecución progresiva de un nivel de salud para todos los ciudadanos del mundo, que les
permita desarrollar una vida social y económicamente satisfactoria.
Esta estrategia fue definida en la conferencia de Alma-Ata en el año 1.978 y confirmada en
la Asamblea Mundial de 1.979 por todos los estados miembros. Como resultado en 1.984,
los Estados Miembro de la Región Europea de la O.M.S. adoptaron 38 objetivos, como
medio para alcanzar la salud para todos sus ciudadanos.
Orienta a que se emprenda para ello acciones en cuatro aéreas:
 Estilos de vida y salud.
 Factores de riesgo que afectan a la salud y su entorno.
 Cambio en la naturaleza y dirección de los sistemas de cuidados de salud.
 Los tipos de apoyo político, directivo, tecnológico, mano de obra, investigación y
otros precisos para realizar las acciones necesarias en las otras tres aéreas.
Esto constituyó tanto un reto como una oportunidad para la enfermería como miembro
integrante del equipo de salud.