You are on page 1of 105

Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia

Universidad Nacional de Río Cuarto

Guía de Selección de

Descargadores de

Sobretensión

Autor: Ing. Germán R. Zamanillo

1
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

ÍNDICE:

Sección 1: Generalidades.

1.1 Recomendaciones para la aplicación y selección de descargadores Pág.9

1.2 Procedimiento general para la selección de descargadores Pág.9

1.3 Resistencia a la polución de la envoltura del descargador Pág.10

2.1 Datos característicos de descargadores con explosores Pág.12

2.1.1 General Pág.12

2.1.2 Tensión nominal Pág.12

2.1.3 Niveles de protección Pág.12

2.1.4 Corriente de descarga nominal Pág.13

2.1.5 Clase de descarga de larga duración Pág.13

2.1.6 Clase del limitador o alivio de presión Pág.13

2.1.7 Características de soportar contaminación Pág.13

2.1.8 Características de lavado bajo tensión Pág.13

2.2 Selección de descargadores con explosores conectados entre fase y tierra Pág.13

2.2.1 Tensión nominal Pág.13

2.2.2 Corriente de descarga nominal Pág.15

2.2.2.1 Factores que influyen en las corrientes de descarga de rayo Pág.15

2.2.2.2 Selección de la corriente nominal de descarga Pág.16

2.2.3 Capacidad de descarga de larga duración Pág.17

2.2.3.1 Descargadores de servicio intensivo Pág.17

2.2.3.2 Descargadores de 10 kA y 5 kA, de servicio no intensivo Pág.17

2.2.4 Clase de alivio de presión Pág.18

3.1 Datos característicos de los descargadores de óxido metálico sin explosores Pág.18

3.1.1 General Pág.18

3.1.2 Tensión de operación permanente Pág.18

3.1.3 Tensión nominal Pág.19

3.1.4 Corriente de descarga nominal Pág.19

2
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

3.1.5 Niveles de protección Pág.19

3.1.6 Clase descarga de línea Pág.19

3.1.7 Clase de alivio de presión Pág.19

3.1.8 Características de soportar contaminación Pág.19

3.1.9 Características de lavado bajo tensión Pág.20

3.2 Selección de descargadores de oxido metálico fase a tierra Pág.20

3.2.1 Tensión de operación permanente Pág.20

3.2.2 Tensión nominal Pág.20

3.2.3 Corriente de descarga nominal y clase de descarga de línea Pág.22

3.2.3.1 General Pág.22

3.2.3.2 Corriente de descarga nominal Pág.22

3.2.3.3 Capacidad de absorción de energía Pág.23

3.2.4 Clase de alivio de presión Pág.24

Sección 4: Aplicación de descargadores Pág.25

4.1 Principio de la coordinación de aislamiento Pág.25

4.2 Protección contra sobretensiones de frente lento Pág.25

4.3 Protección contra sobretensiones atmosféricas Pág.26

4.3.1 General Pág.27

4.3.2 Método simplificado para la protección contra rayos Pág.29

4.3.2.2 Protección de las subestaciones con Aislamiento Pág.31


de gas (GIS)

4.3.2.3 Protección de los cables conectados a subestaciones Pág.32

4.3.2.4 Protección de cables Pág.33

5.1 Descargadores entre fases Pág.33

5.2 Descargadores para maquinas rotativas Pág.33

5.3 Otras aplicaciones especiales de los descargadores Pág.34

6.1 General Pág.35

6.1.1 Indicadores de falla Pág.35

6.1.2 Desconectores Pág.35

6.1.3 Contadores de ondas de impulso Pág.36

3
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

6.1.4 Monitoreo de explosores Pág.36

6.1.5 Mediciones de temperatura Pág.36

6.1.6 Mediciones de corriente de fuga de descargadores de oxido metálico Pág.36

6.1.6.1 Propiedades de las corrientes de fuga de las resistencias no lineales Pág.37


de oxido metálico

6.1.6.1.1 Corriente de fuga capacitiva Pág.38

6.1.6.1.2 Corriente de fuga resistiva Pág.38

6.1.6.1.3 Armónicos en la corriente de fuga Pág.40

6.1.6.1.4 Pérdidas activas Pág.40

6.1.6.2 Corriente de fuga superficial Pág.41

6.2 Medición de la corriente de fuga total Pág.41

Anexo A Pág.42
Determinación de la sobretensión temporal debido a fallas a tierra

A.1 Factor de falla a tierra Pág.42

A.2 Eficacia de la puesta a tierra del neutro en las redes aéreas de distribución Pág.42

Anexo B Pág.46
Valores característicos de los descargadores de óxido metálico

B1 Valores p.u. y su relación con las solicitaciones esperadas Pág.47

B.2 Valores característicos de los descargadores Pág.49

B.3 Capacidad de absorción de energía Pág.51

AnexoC Pág.51
Guía para la conexión de descargadores en la protección de cables

C.1 Introducción Pág.51

C.1.1 Daños en los cables Pág.51

C.2 Sobretensiones por descargas de rayos y los efectos sobre los sistemas Pág.51
de cable

C.2.1 Descargas de rayos en líneas aéreas de distribución Pág.51

C.2.1.1 Descargas directas Pág.51

C.2.1.2 Tensiones resultantes debido al contorneo de líneas aéreas por Pág.52


descargas directas

C.2.1.3 Descargas inducidas Pág.53

C.2.1.4 Discontinuidad de la impedancia característica con descargador Pág.53

4
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

C.3. Operación del descargador Pág.53

C.3.1 Tensión residual del descargador Pág.53

C3.2 Longitud de las conexiones Pág.53

C.4. Esquema de protección con descargadores en sistemas de cables Pág.54

C.4.1 Esquema con descargador en los terminales de entrada del cable Pág.54

C.4.2 Esquema de protección con descargadores en los terminales de entrada Pág.54


y finales del cable

C.4.3 Esquema de protección con descargadores en los terminales de entrada, Pág.55


en puntos intermedios y al final del cable

C.4.4 Esquema adicional de protección con descargadores Pág.56

C.5. Datos sobre descargas de rayos Pág.56

C.5.1 Impulsos múltiples de corriente Pág.56

C.5.2 Magnitudes de las descargas de corriente Pág.56

C.5.2.1 Características de la primera descarga del rayo Pág.56

C.5.2.2 Características de las descargas subsecuentes del rayo Pág.56

C.5.2.3 Características de las descargas de corriente de rayos sobre Pág.57


descargadores en medidas de campo realizadas en sistemas de potencia

C.5.2.4 Implicación para los estudios de coordinación del aislamiento Pág.57

C.5.3 Pendiente de la descarga incidente Pág.57

C.5.4 Ondas bipolares Pág.57

C.6. Tensión transitoria aplicada al sistema de aislación del cable Pág.57

C.6.1 Tensión transitoria total aplicada Pág.57

C.6.2 Tensión residual del descargador Pág.58

C.6.3 Caída de tensión en los conductores de conexión Pág.58

C.6.4 Componentes de la tensión transitoria impuesta a los terminales de Pág.59


entrada del cable

C.6.5 Inductancia de los conductores Pág.59

C.6.6 Caída de tensión en los conductores Pág.59

C.7. Protección del final del cable Pág.59

C.7.1 Sin descargador al final del cable Pág.59

C.7.2 Con descargador al final del cable Pág.60

5
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

C.8. Margen de protección Pág.60

C.8.1. Descargadores solamente en la entrada del cable Pág.60

C.8.2 Descargadores en la entrada y al final del cable Pág.60

C.8.3 Descargadores en la entrada, en puntos intermedios y al final Pág.61


del cable

C.8.4 Margen de protección mínimo histórico Pág.61

C.9 Técnica de instalación y conexión de los descargadores Pág.61

C.10 Resumen de la protección de los terminales de cables conectados Pág.64


a líneas aéreas

ANEXO D Pág.65
Información necesaria de conocer para la compra de descargadores

D.1 Condiciones de servicio de descargadores con y sin explosores Pág.65

D.1.1 Condiciones normales de servicio Pág.65

D.1.2 Condiciones anormales de servicio Pág.66

D.2 Información típica suministrada en las solicitudes y ofertas de descargadores Pág.66


con y sin explosores

D.2.1 Información proporcionada en los pedidos de ofertas Pág.66

D.2.1.1 Datos del Sistema Pág.66

D.2.2 Condiciones de servicio Pág.67

D.2.3 Rol del descargador Pág.67

D.2.4 Características de los descargadores Pág.68

D.2.4.1 Con explosores Pág.68

D.2.4.2 Sin explosores Pág.68

D.2.5 Equipamiento adicional y accesorios para ambos tipos Pág.68


de descargadores

D.2.6 Condiciones anormales particulares Pág.68

D.3 La información facilitada por el oferente con la licitación Pág.68

Anexo E Pág.69
Comparaciones entre las normativas IEC e IEEE

E.1 Introducción Pág.69

E.2 Clasificación de los descargadores según IEEE e IEC. Pág.69

6
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Anexo F Pág.71
Parámetros para seleccionar los descargadores con y sin explosores
en sistemas de distribución

F.1 Introducción Pág.71

F.2 Elección de la tensión nominal de los descargadores Pág.71

F.2.1 Descargadores con explosores Pág.71

F.2.2 Descargadores sin explosores Pág.72

F.2.2.1 Determinación de la máxima tensión de operación permanente Uc Pág.72


del descargador, sin explosores

F2.2.2 Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia Pág.73


de red que soporta el descargador sin explosor

F.3 Requerimientos energéticos de los descargadores Pág.74

F.4 Corriente nominal de los descargadores Pág.74

F.5 Localización del descargador de sobretensión al final de una línea Pág.75

F.5.1 Tierra única entre la cuba del equipo protegido y los descargadores Pág.76

F.5.2 Tierras separadas entre la cuba del equipo y los descargadores Pág.77

F.6 Verificación del margen de protección Pág.78

F.6.1 Tensión soportada por el equipamiento Pág.78

F.6.2 Tensión resistida por el equipamiento Pág.78

F.6.3 Margen de Protección Pág.79

F.7 Resumen para la selección de los descargadores de oxido metálico Pág.80

Anexo G

EJEMPLOS DE SELECCIÓN DE DESCARGADORES DE OXIDO DE


ZINC SIN EXPLOSORES, PARA LOS SISTEMAS ELÉCTRICOS DE
DISTRIBUCIÓN DE: 10,5 kV; 13,8 kV; 24,9 kV; 34,5 kV; 69,0 kV Y 115 kV.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 13,8 KV, SUBESTACIONES PARA ELECTRIFICACIÓN Pág.81


RURAL Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO
GERMÁN BUSCH

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV, SUBESTACIONES PARA Pág.86


ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO
EN EL SISTEMA ELÉCTRICO 05_VMA_SIE

SISTEMA DE TENSIÓN DE 34,5 KV, SUBESTACIONES PARA Pág.89


ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO
EN EL SISTEMA ELÉCTRICO GERMÁN BUSCH

7
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO Pág.91


EN POSTE, CRUCES SUBTERRÁNEOS

SISTEMA DE TENSIÓN DE 10,5 KV, TERMINALES DE CABLE Pág.94


TRIFÁSICO EN POSTE

SISTEMA ELÉCTRICO DE 69 KV: 01_GUA-69. Pág.96

SISTEMA ELÉCTRICO DE 115 KV: ARBOLEDA. Pág.98

RESUMEN DE LA SELECCIÓN DE DESCARGADORES SIN EXPLOSORES Pág.99


PARA TODOS LOS NIVELES DE TENSIÓN DE LOS SISTEMAS ELÉCTRICOS CRE

SISTEMA DE TENSIÓN DE 10,5 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA: Pág.101

SISTEMA DE TENSIÓN DE 13,8 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA: Pág.101

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA: Pág.102

SISTEMA DE TENSIÓN DE 34,5 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA Pág.102

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO EN Pág.103


POSTE, PARA CRUCES SUBTERRÁNEOS

SISTEMAS DE TENSIÓN DE 10,5 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO EN Pág.104


POSTE, LÍNEA AÉREA – CABLE CON TERMINACIÓN EN
SUBESTACIONES DE TRANSFORMACIÓN NO EXPUESTAS A
DESCARGAS ATMOSFÉRICAS.

SISTEMA ELÉCTRICO DE 69 KV: 01_GUA-69. Pág.104

SISTEMA ELÉCTRICO DE 115 KV: ARBOLEDA. Pág.104

Anexo H Pág.104

Bibliografía Pág.104

8
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Guía de selección de descargadores de Sobretensión

Sección 1: Generalidades.

1.1 Recomendaciones para la aplicación y selección de descargadores

En los sistemas de redes de la gama I (por encima de 1 kV hasta 245 kV) que contiene líneas
aéreas o mixtas, los principales riesgos para el equipamiento surgen de las descargas de rayos
inducidas y directas sobre las líneas. En los sistemas de redes de cables no conectados a
líneas aéreas, las sobretensiones más susceptibles de producirse son ocasionadas por las
fallas u operaciones de maniobras; pudiendo en casos particulares también presentarse
sobretensiones originadas por rayos. En los sistemas de la gama II (mayores a 245 kV),
además de los factores de la gama I, las sobretensiones de maniobra son más importantes,
incrementándose con mayores tensiones del sistema. Las sobretensiones pueden causar
contorneo y graves daños a los equipos y, por ende, poner en peligro el suministro de energía
a los usuarios. Es fundamental para prevenir esto, una adecuada coordinación de los
descargadores con la aislación. Es por lo tanto recomendado usar descargadores, si hay
posibilidad de sobretensiones atmosféricas o fuertes sobretensiones de maniobra, que pueden
resultar peligrosas para el equipamiento.

Estos descargadores deben constituir una parte altamente confiable del sistema. Ellos están
diseñados para soportar las tensiones y las corrientes resultantes a través de ellos, con
suficiente confiabilidad teniendo en cuenta la contaminación y otros problemas relativos a su
emplazamiento. En cada uno de tales sistemas, las tensiones solicitantes son (véase IEC
60071-1):

- Tensión de operación;
- Sobretensiones temporales;
- Sobretensiones de frente lento;
- Sobretensiones de frente rápido;

Donde las tensiones de frente lento, debido a maniobras, son de particular importancia para los
descargadores en la protección de equipamiento de la gama II.
Como principio general, una buena protección de los equipos y el empleo de descargadores de
tensión nominal elevada, son exigencias contradictorias. Así, la selección de un adecuado
descargador constituye una optimización del proceso, que tiene que examinar un gran número
de parámetros, tanto del sistema como de los equipos.

Los descargadores de oxido metálico sin explosores, se adaptan particularmente bien para los
sistemas de neutro a tierra, porque ofrecen una mejor protección contra sobretensiones de
frente lento, siendo por ello ampliamente difundidos en tales sistemas. En algunos sistemas de
neutro aislado o conectados a tierra por medio de bobinas de compensación, donde las
sobretensiones temporales por fallas a tierra pueden tener larga duración, los descargadores
con explosores pueden ofrecer ventajas, si los niveles de protección que son requeridos deben
ser bajos. Si bien es el descargador tradicionalmente utilizado en todas las gamas de tensión,
la utilización de descargadores con explosores puede ser adecuada para los sistemas de la
gama I, especialmente en el rango de menor tensión.

1.2 Procedimiento general para la selección de descargadores

Para la selección de descargadores, se recomienda el siguiente procedimiento iterativo, que


también se muestra en el diagrama de flujo de la Figura 1:

- Determinar la tensión de régimen permanente del descargador, en base a la tensión de


servicio más alta del sistema;

9
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

- Determinar la tensión nominal del descargador con respecto a las sobretensiones


temporales;
- Estimar la amplitud y la probabilidad de la corriente de descarga de rayos, esperada a
través del descargador, determinar los requerimientos de descarga de línea de
transmisión y seleccionar la corriente de descarga nominal, el valor de corriente de
impulso de gran amplitud y la clase de descarga de línea del descargador;

NOTA: Si son necesarios valores de corrientes de impulso de gran amplitud, diferentes de los valores normalizados
(véase IEC 60099-4, nota del cuadro 6), estos valores serán seleccionados de acuerdo a la corriente de descarga del
rayo.

- Seleccionar la clase del limitador de presión, con respecto a la corriente de falla


esperada de frecuencia de red;
- Seleccionar un descargador que cumpla el requisito anterior;
- Determinar las características de protección a impulsos de rayos y a maniobras del
descargador;
- Localizar el descargador lo más cerca posible de los equipos que se deben proteger;
- Determinar la tensión soportada de coordinación a impulsos de maniobra del equipo
protegido, teniendo en cuenta las sobretensiones representativas de frente lento y la
configuración del sistema;
- Determinar la tensión soportada de coordinación a impulsos de rayos, considerando:

• La sobretensión de rayo representativa incidente, según lo determine el


desempeño de la línea aérea conectada al descargador y la tasa de falla
aceptable del equipamiento protegido;
• La configuración de la subestación;
• La distancia entre el descargador y el equipamiento protegido;

- Determinar el nivel de aislamiento nominal de los equipos de la norma IEC 60071-1;

- Si se desea que el nivel de aislamiento nominal del equipamiento sea menor (BIL o
nivel básico de aislación a impulso de tensión atmosférico), entonces es recomendable
estudiar soluciones, tales como la elección de una tensión de operación permanente
menor, una tensión nominal menor, una corriente de descarga nominal mayor, una
clase de descarga de línea mayor, un diseño de descargador diferente o una reducción
de la distancia entre el descargador y el equipo protegido.

NOTA: Una tensión de operación continua o de servicio permanente menor o una tensión nominal menor, pueden
disminuir la confiabilidad en servicio de los descargadores.

Los detalles de este procedimiento iterativo se explican en las secciones 2, 3 y 4 de este documento.

1.3 Resistencia a la polución de la envoltura del descargador

Los depósitos de polución sobre la envoltura del descargador, pueden causar su cebado, el
incremento de temperatura de los dispositivos de repartición de tensión de los descargadores
que tienen explosores, y el fuerte aumento de temperatura de los varistores de los
descargadores de oxido metálico.
Para evitar fallas de los descargadores en zonas contaminadas, se debe seleccionar los
descargadores capaces de soportar las condiciones de polución locales. Aunque no está
explícitamente especificado en la norma IEC 60099-1 y IEC 60099-4, los descargadores
utilizados en condiciones normales de operación deben soportar la contaminación media de
acuerdo con el nivel de polución II de la IEC 60071-2. Si el área de instalación del descargador
está sujeta a un mayor grado de contaminación, puede producirse una disminución en la
eficacia del descargador. Si se utilizan descargadores de inadecuada concepción en las zonas
fuertemente contaminadas (nivel de polución III) o muy fuertemente contaminadas (nivel de
polución IV), pueden prevenirse eficazmente los efectos mencionados anteriormente por medio

10
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

del lavado o engrasado periódico. Cuando se realiza el lavado bajo tensión, se requieren
descargadores diseñados especialmente para dicho servicio.

Figura 1 – Diagrama de flujo para la selección de descargadores

Sección 2: Descargadores con explosores tipo resistencia no lineal.

11
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Según IEC 60099-1

2.1 Datos característicos de descargadores con explosores

2.1.1 General
Las características básicas de los descargadores con explosores en serie, son: su tensión
nominal, sus tensiones de cebado, sus corrientes de descarga nominal y sus tensiones
residuales a estas corrientes. La protección está caracterizada por las tensiones de cebado:
para frente de onda, impulso de rayo e impulsos de maniobra (cuando es aplicable), siendo
también caracterizada por las tensiones residuales a corriente de descarga nominal y a
corrientes de impulso de maniobra (cuando es aplicable). Para una tensión nominal dada,
existen diferentes tipos de descargadores y por lo tanto diferentes niveles de protección.

Las características adicionales de los descargadores a ser consideradas son: la tensión de


operación continua, la clase de descarga de larga duración, la clase del alivio o del limitador de
presión, la capacidad de soportar polución, la aptitud al lavado bajo tensión y las propiedades
mecánicas especiales.

2.1.2 Tensión nominal


Es el valor máximo admisible de la tensión eficaz a frecuencia industrial, entre los bornes del
descargador, para la cual está diseñado, para operar correctamente en las condiciones de
ensayo de funcionamiento. La tensión nominal se utiliza como parámetro de referencia, para la
especificación de las características de funcionamiento.

NOTA: Algunos tipos de descargadores que se utilizan en la gama II, están diseñados para descebar a una tensión de
frecuencia de red mayor que la tensión nominal. Esta tensión es generalmente llamada "tensión de interrupción a
sobretensión temporal". Desde IEC 60099 -1 no se especifican las pruebas para garantizar el correcto funcionamiento
de tales descargadores, por ello los detalles de ensayos y de aplicación, deberán ser acordadas entre fabricante y
usuario.

En algunos casos, por ejemplo en los ensayos de contaminación según IEC 60099-3, el valor
máximo r.m.s. a frecuencia de red, que puede aplicarse continuamente entre los terminales del
descargador debe ser conocido. Para descargadores que se utilizan en la gama I según IEC
60071-1, esta tensión puede ser igual a la tensión nominal del descargador; en cambio para
aplicaciones en la gama II, es por lo general más bajo. Como la IEC 60099-1 no especifica las
pruebas para asegurar esta tensión, el valor aplicable se debe obtener del fabricante.

2.1.3 Niveles de protección


El nivel de protección a impulso de rayos, de un descargador, es el máximo de los siguientes
valores:

- La tensión de cebado a impulso de rayo, normalizada;

- La tensión residual a descarga nominal.

NOTA: Al considerar la protección de los equipos a sobretensiones de frente rápido, se asume que el esfuerzo
soportado por las aislaciones de los transformadores en baño de aceite, es al menos un 15% mayor que la tensión
soportada a impulso de rayos con onda plena para las sobretensiones de duración menores a 3 µs. Por lo tanto, las
tensiones máximas especificadas en la tabla 8 de la IEC 600099-1, para el cebado de frente de onda son un 15%
mayor que las de las descargas de rayo normalizadas.

Otros tipos de aislamientos como el de transformadores de medida, cables o subestaciones


con aislamiento de gas (GIS), pueden tener características de tensión resistida diferentes y la
tensión de cebado de frente de onda puede necesitar de consideración especial.

El nivel de protección a impulso de maniobra, es aplicable a la protección de equipos para


sobretensiones de frente lento. Es la máxima tensión de cebado a impulso de maniobra y la
tensión residual a impulso de maniobra.

12
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

NOTA: Cuando la característica de cebado a impulso de maniobra de un tipo de descargador no es conocida, se


obtiene sólo información aproximada acerca de ésta, a partir de la tensión de cebado a frecuencia de red.

2.1.4 Corriente de descarga nominal


Es el valor de cresta de la corriente de descarga de forma de onda 8/20, utilizada para clasificar
un descargador. Es también la corriente de descarga que se utiliza para cebar la corriente
subsiguiente de frecuencia de red, en el ensayo de funcionamiento y para definir el nivel de
protección de los descargadores para las sobretensiones de rayos.

2.1.5 Clase de descarga de larga duración


Es el número relacionado a la capacidad de absorción de energía de un descargador, durante
la descarga de líneas de gran longitud. El aumento del número de clase (véase la tabla 5 de la
IEC 60099-1), corresponde al incremento de la tensión del sistema y de la longitud de línea,
con el decrecimiento de la impedancia de onda y de los factores de sobretensión.

2.1.6 Clase del limitador o alivio de presión.


Es el número relacionado a la capacidad de un descargador de resistir los efectos de corrientes
de fallas internas, superando la avería sin explosión violenta del cuerpo. Se hace referencia a
la cláusula 8.7 de la IEC 60099-1.

2.1.7 Características de soportar contaminación


Para los descargadores destinados a ser utilizados en zonas de polución III y IV según IEC
60071-2, es necesario realizar el ensayo de contaminación, según IEC 60099-3. Estos ensayos
permiten obtener la información sobre la característica de cebado. La característica de
contorneo de la envoltura puede ser verificada de acuerdo con la IEC 60507.

2.1.8 Características de lavado bajo tensión


Para el lavado bajo tensión, puede necesitarse una concepción especial de descargador,
debiendo definir un ensayo. En el diseño de los equipos de lavado, se debe tener cuidado con
los siguientes puntos:

- Se debe utilizar agua con una resistividad adecuada;

- La presión y la configuración de los pulverizadores debe ser tal, que la totalidad del
descargador, en toda su longitud y circunferencia, sea rociado lo mas uniformemente
posible en un mismo momento. Por esta razón, es necesario considerar el límite
admisible para la velocidad del viento.

2.2 Selección de descargadores con explosores conectados entre fase y tierra

2.2.1 Tensión nominal


Es una práctica corriente para seleccionar un descargador, el de considerar que éste debe
soportar los esfuerzos de las sobretensiones temporales resultantes de una falla a tierra de una
de las fases; produciendo un aumento de la tensión sobre las fases sanas, al tiempo que opera
un descargador de estas fases. Se deben considerar otras causas de sobretensiones
temporales y la tensión nominal del descargador debe elegirse sobre la base de la mayor de
estas condiciones de sobretensión. En algunos casos, puede ser necesario considerar la
posibilidad de sobretensiones temporales derivadas de la simultánea ocurrencia de los distintos
fenómenos como la repentina pérdida de carga junto con una falla a tierra, teniendo en cuenta
su probabilidad de ocurrencia.
Las siguientes causas de sobretensiones temporales deberán siempre tenerse en cuenta:

- Fallas a tierra:
Estas sobretensiones se producen en gran parte de los sistemas. Una guía para la
determinación de las amplitudes de las sobretensiones temporales se encuentra en el anexo A.
La duración de la sobretensión corresponde a la duración de la falla (hasta la limpieza o
eliminación de la misma). En sistemas de neutro a tierra, es en general menor a 1s. En los
sistemas con neutro conectado por medio de bobina de compensación resonante, el tiempo de

13
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

eliminación de la falla es en general menor de 10 s. En los sistemas sin conexión a tierra, la


duración puede ser de varias horas.

- Rechazo de carga o pérdida de carga:


Después de la desconexión de las cargas, la tensión del lado de la fuente del interruptor
aumenta. La amplitud de la sobretensión depende de las características de la carga
desconectada y de la potencia de cortocircuito de la subestación de alimentación. Las
amplitudes de las sobretensiones temporales son particularmente elevadas después del
rechazo total de plena carga al nivel de los generadores, dependiendo de la magnetización y
de la condición de sobrevelocidad de la maquina. La amplitud de la sobretensión por perdida
de carga no suele ser constante a lo largo de su duración. En el caso de cálculos precisos,
deben tenerse en cuenta varios parámetros.
Los valores típicos siguientes pueden servir de indicación:

- En los sistemas de redes de extensión moderada o poco extendidos, una pérdida de


plena carga puede dar lugar a sobretensiones de fase a tierra con amplitud por lo
general por debajo de 1,2 p.u. La duración de la sobretensión depende del
funcionamiento del equipo de regulación de tensión y puede ser de hasta varios
minutos.

- En los sistemas extendidos, después de una pérdida de plena carga, las


sobretensiones fase a tierra puede llegar a 1,5 p.u. o incluso más cuando se presentan
efectos Ferranti o de resonancia. Su duración puede ser del orden de algunos
segundos.

- Para la perdida de carga a nivel de los generadores, las sobretensiones temporales


pueden llegar a amplitudes de hasta 1,4 p.u. para generadores turbodiesel y de hasta
1,5 p.u. para generadores de energía hidroeléctrica. La duración es de
aproximadamente 3 s.

Cuando se conoce la evolución de la amplitud en función del tiempo, la sobretensión puede


ser adecuadamente representada por la amplitud máxima con una duración igual al tiempo en
que la amplitud es superior al 90% de este valor.

En algunos sistemas, deben considerarse las siguientes causas de sobretensión temporal:

- Efectos de resonancia, por ejemplo cuando se conectan largas líneas en vacío;

- Elevación de tensión a lo largo de líneas de gran longitud (efecto Ferranti);

- Sobretensiones armónicas, por ejemplo durante las maniobras de transformadores;

- En el caso de una subestación de transformación con dos transformadores con barras


secundarias en común, durante la eliminación de defectos; o maniobras monofásicas
de un transformador trifásico con carga desequilibrada en el secundario.

Las sobretensiones temporales debido a ferroresonancia no deben constituir la base para la


selección de los descargadores, sino que se debe evitar la aparición de estas sobretensiones
en el sistema.

La combinación de causas, tales como las fallas a tierra y pérdidas de carga pueden conducir a
sobretensiones temporales más elevadas que aquellas de evento simple. Cuando tales
combinaciones se consideran lo suficientemente probables, los factores de sobretensiones
para cada causa deben ser combinados, teniendo en cuenta la configuración del sistema
existente.

NOTA 1: La selección de la tensión nominal del descargador, correspondiente a la mayor sobretensión temporal del
sistema, se basa en el supuesto de que la mayor tensión del sistema no es excedida bajo condiciones de explotación

14
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

normal. Si las tensiones anormales son probables que se produzcan en el sistema, aumentando la probabilidad de
funcionamiento de los descargadores bajo estas condiciones, puede ser necesario utilizar un descargador de tensión
nominal superior a la recomendada anteriormente, en función de las condiciones particulares.

NOTA 2: El empleo de descargadores en sistemas de frecuencias distintas de 50 Hz o 60 Hz puede requerir una


atención particular en la fabricación o la aplicación y debería ser un tema de discusión entre el fabricante y el usuario.

Los descargadores para sistemas de neutro aislado o resonante, sin dispositivo de eliminación
automática de fallas a tierra, deben ser capaces de soportar la tensión nominal del sistema
continuamente, debido a la posible larga duración de la sobretensión temporal. Los
descargadores para sistemas con equipamiento automáticos de eliminación de fallas a tierra,
solamente deben soportar la permanencia de la tensión máxima fase a tierra del sistema. Esta
reducción de valor se puede obtener del fabricante.

2.2.2 Corriente de descarga nominal


2.2.2.1 Factores que influyen en las corrientes de descarga de rayo
Como norma general, las corrientes de los descargadores debidas a las descargas de rayos,
son menores que la corriente del rayo.
En el caso de impactos directos a las líneas, las ondas viajeras se propagan en direcciones
opuestas desde el punto de impacto. El contorneo del aislamiento de la línea proporciona un
camino paralelo a tierra, que desvía una parte de la corriente de impacto. En el caso de los
impactos en más de un conductor, o contorneo entre conductores, dos o más descargadores
pueden operar y dividir la corriente. Sólo en el caso de un impacto muy cerca del terminal del
descargador, donde no existe contorneo por la operación del descargador, el descargador debe
conducir la mayor corriente de impacto del rayo. La probabilidad de que ocurra tal suceso
puede ser reducida significativamente por una adecuada protección. La información relativa a
los parámetros del rayo, puede obtenerse de datos estadísticos generales o locales. La
relación entre las corrientes de descarga de rayo y las corrientes de descarga de
descargadores, puede ser obtenida a partir de simulaciones numéricas de propagación de
ondas.

Las líneas aéreas pueden ser protegidas contra descargas de rayos directos a los conductores
por el uso de conductores de blindaje (hilos de guarda), los cuales están en condiciones de
interceptar las descargas de rayos y dirigir la corriente del rayo directamente a tierra por las
torres metálicas, estructuras o postes. Donde se emplean estructuras de postes de madera, se
adicionan conductores de baja impedancia para conectar los hilos de guarda a la puesta a
tierra.

Casi todas las descargas directas a los conductores de línea son eliminadas por el uso de
blindaje con hilos de guarda. Cuando una descarga directa ocurre (falla de blindaje), es casi
seguro que hay flameo de la línea en la gama I (por encima de 1 kV hasta 245 kV). El número
de fallas del blindaje, así como su gravedad puede ser controlado por el número y la ubicación
de los hilos de guarda.

La impedancia del camino de la corriente, incluyendo la impedancia de onda de la puesta a


tierra, resulta en una tensión sobre el extremo del soporte de línea. Una parte de esta tensión
es aplicada a los conductores de fase. La aislación de la línea es sometida a una tensión igual
a la diferencia entre el potencial del conductor de fase y el potencial del extremo del soporte y
puede resultar en un flameo o cebado. Este tipo de flameo es llamado descarga inversa o
cebado de retorno (back-flashover).

La tasa de incidencia de la descarga inversa es controlada por la selección de un apropiado


nivel de aislamiento, por el mantenimiento de la resistencia a tierra de la estructura a un valor
bajo aceptable, por disponer de una distancia suficiente entre los conductores y la estructura,
entre los conductores y el hilo de guarda y entre conductores, como así también en la
optimización de la geometría de la torre.

15
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Procedimientos análogos a los utilizados para el blindaje de las líneas también se pueden
utilizar para proteger a las estaciones. Los métodos de blindaje incluyen el uso de hilos de
guarda, mástiles metálicos y varillas soportadas desde la estructura de la estación. Estos
métodos pueden ser usados en forma combinada.

Las instalaciones no protegidas contra descargas directas de rayo, por ejemplo, en el caso de
transformadores de distribución, o en empalmes de líneas con cables, en las líneas de poste de
madera, etc., tanto el aislamiento como el descargador, pueden estar sujetos a estas
descargas, produciéndose corrientes de descargas extremadamente altas. En general, la
corriente de rayo y la corriente de descarga representativa, deben estar basadas en la
probabilidad de ocurrencia. El propósito de proteger la estación, es la de reducir el riesgo de
falla de la aislación a un nivel aceptable. En ciertas aplicaciones, esto puede ser alcanzado con
el solo blindaje de la estación.

En otros casos, puede ser necesario proteger a todas las líneas entrantes a la estación. El
blindaje de las líneas a una distancia relativamente corta de la estación, ofrece los mismos
beneficios para la protección de la estación como una línea totalmente protegida. Con un
adecuado diseño del blindaje, del aislamiento, y del sistema de puesta a tierra, la probabilidad
de impactos directos a los conductores de fase, es reducida a niveles bajos y las tensiones a
través del aislamiento durante los eventos de las descargas de los sistemas protegidos son
reducidas por debajo de los niveles de descarga inversa. Como resultado, las corrientes de
descarga de los descargadores son reducidas, permitiendo que el descargador provea la mejor
protección para el aislamiento del equipamiento y reduciendo el esfuerzo del descargador.

2.2.2.2 Selección de la corriente nominal de descarga


Como norma general, la corriente de descarga nominal de un descargador es seleccionada
después de considerar:

- La importancia y el grado de protección deseado. Determinando los niveles de


protección en base a los mayores valores de amplitud de corriente y considerando el
incremento de la confiabilidad de la protección;

- El número de líneas conectadas durante la operación del descargador. Debido a las


reflexiones de ondas, la corriente de descarga del descargador es afectada por la
impedancia de onda de las líneas y cables conectados en paralelo.

- El aislamiento de la línea. Cuando el aislamiento de la línea es aumentado fuertemente


(por ejemplo: postes de madera enteramente aislados), las corrientes de descarga de
rayo son potencialmente mas elevadas, a menos que el impacto de rayo caiga tan
cerca del descargador que la impedancia y el aislamiento de la línea no puedan influir
sobre la onda. Cuando el descargador es usado en la estación con postes de madera
sin colocar a tierra el herraje o el soporte de los aisladores, es conveniente que al
menos un poste, preferiblemente el último de la línea, debe tener a tierra el herraje o
los soportes de los aisladores, con baja impedancia de tierra. En el caso de alta
impedancia de tierra, deberían ser aterrados varios postes con una distancia de cerca
de cinco vanos desde la estación;

- La probabilidad de aparición de corrientes de rayos de valores elevados. La magnitud


de las corrientes de rayo varía sobre un amplio rango de valores. Líneas áreas que se
encuentran en zonas de alta densidad de descargas a tierra tienen una mayor
probabilidad de ser impactadas por rayos con magnitudes de corriente elevadas;

- Las características de las líneas y de los fenómenos de las descargas. Las corrientes y
pendientes de las descargas de rayo son funciones de la tasa de descarga inversa y
las tasas de falla del blindaje de las líneas (o de la tasa de cebado de las líneas
desprotegidas) que están dentro de una distancia limitada de la estación. Las tasas de
falla mayor (menor) incrementan (decrementan) las probables corrientes de descarga
de rayo y las pendientes de la descarga.

16
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Para corrientes de descarga nominal de acuerdo a la norma IEC 60099-1, la experiencia indica
que se logra un grado satisfactorio de protección si se cumplen las siguientes
recomendaciones:

Gama I (por encima de 1 kV, a 245 kV): 5 kA o 10 kA

En los sistemas de gama I de IEC 60071-1, donde las distancias entre descargadores son
pequeñas (menos de 5 kilómetros), los descargadores para los transformadores de distribución
con una corriente nominal de descarga de 5 kA han demostrado ser lo suficientemente fiables,
aún cuando los transformadores están conectados a líneas con postes de madera con las
crucetas no colocadas a tierra.

En los sistemas con tensión de 72,5 kV y menores, los descargadores con una corriente
nominal de 5 kA pueden ser suficientes para áreas con baja densidad de descarga a tierra y
efectivo blindaje en las líneas aéreas entrantes con impedancias bajas de pie de torre. Los
descargadores con corriente nominal de 10 kA pueden ser preferibles para instalaciones
importantes (necesidad de la mejor protección), particularmente en áreas con alta densidad de
descarga a tierra o alta resistencias de tierra.

En los sistemas con tensiones más altas de 72,5 kV, son generalmente recomendables los
descargadores de 10 kA.

Gama II: (por encima de 245 kV): 10 kA o 20 kA

Para sistemas con tensiones de hasta 420 kV y menores, es generalmente suficiente contar
con descargadores con una corriente de descarga nominal de 10 kA.

Para sistemas con tensiones por encima de 420 kV, pueden ser requeridos descargadores de
20 kA.

2.2.3 Capacidad de descarga de larga duración.


En las instalaciones en donde están conectadas grandes longitudes de líneas o cables, o
grandes bancos de capacitores, el descargador debe ser capaz de soportar corrientes y
energías de descargas debido a las sobretensiones de maniobra. Las normas especifican
descargadores de 10 kA de servicio intensivo para varios rangos de tensiones de sistemas (ver
8.5.3 de la IEC 60099-1), que representan la disipación de energía típica a través de los
descargadores de los sistemas en cuestión. Los descargadores de servicio intensivo se utilizan
para los equipos de la gama II. Para equipos de la gama I, los descargadores de servicio
intensivo se utilizan solamente en estaciones de transformación importantes, donde se
requieren niveles de protección bajos o al poseer líneas aéreas largas, cables o bancos de
capacitores conectados a las barras. Para otros casos, por ejemplo cuando las líneas entrantes
son relativamente cortas (menores de 100 km), generalmente se utilizan descargadores de 10
kA servicio no intensivo o liviano o los de 5 kA.

2.2.3.1 Descargadores de servicio intensivo


Los requisitos de ensayo que figuran en el tabla 5 de la IEC 60099-1 son determinados o se
basan en el servicio involucrado en la descarga de líneas de transmisión y en el uso de un
descargador con tensión nominal igual a 1,4 veces la mayor tensión fase a tierra. Normalmente,
la clase de descarga de larga duración se basa en la tensión del sistema correspondiente, ver
tabla 1. Sin embargo, cuando varían apreciablemente las características de las líneas de la
tabla 1, la energía disipada en el descargador durante la condición de servicio, puede ser
comparada con la correspondiente del ensayo de la tabla 1. En tal caso, se recomienda el
estudio de las circunstancias particulares.

17
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Clase de Gama Longitud Valor aproximado Factor de


descarga de aproximada de aproximada de la de la impedancia Sobretensión
larga duración tensiones de línea característica de aproximado
redes más la línea
elevadas Km. Ω (p.u.)*
kV
1 Hasta 245 300 450 3,0
2 Hasta 300 300 400 2,6
3 Hasta 420 360 350 2,6
4 Hasta 525 420 325 2,4
5 Hasta 765 480 300 2,2
*La base para los valores p.u. es el valor pico de la mayor tensión del sistema fase a tierra.
Tabla 1 - Relación entre la clase de descarga de línea y las características de las líneas
de transmisión (ver tabla C.1 de la IEC 60099-1)

2.2.3.2 Descargadores de 10 kA y 5 kA, de servicio no intensivo


Para descargadores de 10 kA servicio liviano o no intensivo y de 5 kA, no se hace ninguna
diferenciación de las tensiones del sistema, solamente se especifica una prueba de corriente
con forma de onda rectangular.

2.2.4 Clase de alivio de presión


En caso de falla interna de un descargador, la falla de corriente a través del descargador no
debe causar destrucción violenta de la envoltura. Por lo tanto, la corriente de falla soportada
por descargador debe ser igual o mayor que la corriente de falla máxima que lo atraviesa en el
punto de instalación del descargador.
Si se requieren valores más altos de los que aparecen en el tabla 7 de IEC 60099-1, el usuario
debe consultar al fabricante.

Sección 3: Descargadores de óxido metálico sin explosores según IEC 60099-4

3.1 Datos característicos de los descargadores de óxido metálico sin explosores

3.1.1 General
Las características básicas de los descargadores de óxido metálico, son: la tensión de
operación permanente, la tensión nominal, la corriente nominal de descarga y la tensión
residual a la corriente nominal, la corriente de impulso a sobretensiones de maniobra y la
corriente de frente rápido.

Para cada tensión de operación permanente y tensión nominal dadas, existen diferentes tipos
de descargadores, y por tanto diferentes niveles de protección. Las otras características, que
deben tenerse en cuenta en cada aplicación particular son la clase de descarga de línea, la
clase del limitador de presión, la capacidad de soportar contaminación, la capacidad de lavado
bajo tensión y las propiedades mecánicas especiales.

3.1.2 Tensión de operación permanente


La tensión de operación permanente, es el máximo valor admisible de tensión sinusoidal, de
frecuencia de red, que puede ser aplicada continuamente entre los terminales del descargador.
La tensión de operación permanente del descargador completo puede ser menor que la tensión
utilizada en los ensayos de funcionamiento, para el procedimiento de envejecimiento y para la
verificación de la estabilidad térmica. La menor tensión de operación permanente puede
deberse a la característica del cuerpo del descargador de soportar contaminación o a la
distribución no lineal de tensión a lo largo de la columna de varistores, causada esta última por
la menor eficacia de los dispositivos de fijación de potenciales intermedios, debida a los efectos
de la proximidad de otros objetos.

18
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

3.1.3 Tensión nominal


La tensión nominal es la máxima tensión de frecuencia de red que es aplicada en el ensayo de
funcionamiento durante 10 s (véase el artículo 2.8 de la IEC 60099-4). Es además el parámetro
de referencia para establecer la tensión de frecuencia de red en función de la característica de
tiempo del descargador, y también usado para definir los requerimientos de las pruebas para el
ensayo de descarga de línea.

3.1.4 Corriente de descarga nominal


La corriente de descarga nominal es utilizada para clasificar el descargador. Es el parámetro
principal para las características de protección y para la capacidad de absorción de energía del
descargador.

3.1.5 Niveles de protección


El nivel de protección a impulsos atmosféricos de un descargador, es la máxima tensión
residual, a la corriente de descarga nominal. Esto es aplicable a la protección de los equipos
por sobretensiones de frente rápido.
El nivel de protección a impulsos de maniobra es la máxima tensión residual a una corriente
especificada de impulso de maniobra. Esto es aplicable a la protección de equipos para
sobretensiones de frente lento.

En lo que concierne a la eficacia de protección de los descargadores de oxido metálico contra


las sobretensiones de frente rápido, es necesario conocer el tiempo de retardo en los
mecanismo de conducción de los varistores por lo que ellos son ensayados a impulsos de
corriente de frente abrupto.

3.1.6 Clase descarga de línea


Se define por medio de un número, y está relacionada con la capacidad de absorción de
energía de los descargadores de 10 kA y 20 kA para la descarga de líneas largas. Existen en el
tabla 4 de la IEC 60099-4, cinco clases de acuerdo a esta norma, con un incremento del
número que indica el aumento de la capacidad de absorción de energía.
Para descargadores con clase de descarga de línea 2 y mayores, la corriente de descarga
resultante es utilizada en los ensayos de funcionamiento para verificar la estabilidad térmica
después de la absorción de energía. Los eventos del sistema que causan corrientes en los
descargadores que tienen formas de ondas diferentes, se pueden evaluar por la comparación
con la energía y la corriente de una descarga de línea equivalente.

3.1.7 Clase de alivio de presión


Está dad por un número, relacionado a la capacidad del descargador de soportar fallas de
corriente internas sin destrucción violenta del cuerpo. (Se hace referencia a la cláusula 5.11 de
IEC 60099-4 y la cláusula 8.7 de la IEC 60099-1.)

3.1.8 Características de soportar contaminación


La capacidad de resistir la contaminación de los descargadores se refiere a tres aspectos:

a) el cuerpo del descargador tiene que soportar el estrés de contaminación sin contorneo. Esto
puede ser verificado conforme a IEC 60507 o está garantizado por diseño de acuerdo a IEC
60815;

b) el descargador tiene que soportar el posible aumento de temperatura debido a los cambios
en la distribución de tensión causada por la actividad de contaminación en la superficie del
cuerpo. Se debe tener en cuenta el nivel de contaminación y la frecuencia de amplitud de las
sobretensiones causadas por fallas y operaciones de recierre durante las condiciones de
contaminación. Los procedimientos de ensayo adecuados para la verificación de esta
característica, se encuentran bajo consideración;

c) el descargador tiene que soportar descargas parciales internas, provocadas por los
gradientes de tensión en el cuerpo, debido a la contaminación, sin daño de los varistores o los
elementos de montaje internos.

19
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

3.1.9 Características de lavado bajo tensión


Cuando el lavado bajo tensión de los descargadores esta previsto, se requiere la garantía de
que el cuerpo del descargador no contorneara y que el aumento de la temperatura de los
varistores se encuentre dentro de la temperatura máxima especificada. Los procedimientos
adecuados para estos ensayos, aún no han sido definidos.

3.2 Selección de descargadores de oxido metálico fase a tierra


3.2.1 Tensión de operación permanente
El requisito básico es que la cresta de la tensión de operación permanente del descargador
debe ser mayor que la cresta de la tensión de operación. La cresta de la tensión de operación
se determina por la mayor tensión de frecuencia de red del sistema, incluyendo las posibles
tensiones armónicas. En los sistemas usuales, el incremento de la tensión de cresta por
armónicos puede ser tenido en cuenta mediante un factor de seguridad de 1,05 de la tensión
de frecuencia de red. Como regla general, la tensión de operación permanente debería ser:

- En los sistemas con eliminación automática de fallas a tierra, igual o superior al mas
alto valor de cresta de la tensión de operación fase a tierra divido por 2;
- En sistemas de neutro aislados o conectados por medio de bobinas de compensación
sin eliminación automática de fallas a tierra, igual o superior a la más alta tensión de
operación de línea.

NOTA: Para estos sistemas, el factor de seguridad de 1,05 se considera como cubierto por la característica “tensión de
frecuencia de red en función del tiempo del descargador”, tomando en cuenta la duración limitada de las fallas a tierra
de estos sistemas.

Si la mayor tensión de operación en la localización del descargador no se conoce con


exactitud, ésta debe ser reemplazada por la más alta tensión del sistema o por la más alta
tensión del equipo.

Si el descargador se instala más cerca de los objetos activos o aterrados, que lo recomendado
por el fabricante, debe investigarse si la distribución de tensión a lo largo del descargador es
suficientemente lineal, para la tensión de operación permanente seleccionada.

3.2.2 Tensión nominal


La tensión nominal de los descargadores, se selecciona en función de las sobretensiones
temporales del sistema, en el lugar de colocación del descargador, teniendo en cuenta su
amplitud y su duración. El requisito básico de que la “característica de tensión de frecuencia de
red versus tiempo del descargador” debe ser mayor que la “característica de la amplitud de la
sobretensión temporal versus duración del sistema”. La capacidad de resistir la contaminación
y la capacidad de lavado bajo tensión debe ser considerada cuando sea apropiado.

Las siguientes causas de sobretensiones temporales deberán tenerse en cuenta siempre:

- Sobretensiones por fallas a tierra


Estas sobretensiones se producen en una gran parte del sistema. Una guía para la
determinación de la amplitud de sobretensiones temporales esta dada en el anexo A.
La duración de la sobretensión corresponde a la duración de la falla (hasta la
eliminación de la misma). En sistemas con neutro aterrado esto es por lo general
menor a 1 s. En sistemas con neutro conectado por medio de bobina de
compensación, la duración de la falla es en general, menor a 10 s. En los sistemas sin
eliminación de fallas a tierra, la duración puede ser de varias horas.

- Rechazo de Carga
Después de la desconexión de las cargas, aumenta la tensión en el lado del circuito de
la fuente del interruptor de la compañía operadora. La amplitud de la sobretensión
depende de la carga desconectada y de la potencia de cortocircuito del alimentador de

20
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

la subestación. La sobretensión temporal tiene particularmente amplitud elevada,


después del rechazo de carga total a nivel de los generadores, dependiendo de las
condiciones de magnetización y sobre velocidad. La amplitud de las sobretensiones por
rechazo de carga usualmente no es constante durante la duración de las mismas. Para
poder realizar cálculos precisos, deben tener en cuenta gran cantidad de parámetros
que normalmente no se encuentran disponibles.

Como orientación, pueden utilizarse los siguientes valores típicos de dichas sobretensiones.

- En los sistemas moderadamente extendidos, un rechazo a plena carga puede dar lugar
a sobretensiones fase a tierra con amplitud por lo general por debajo de 1,2 p.u.. La
duración de la sobretensión depende de la operación del equipo de control de tensión y
puede ser de hasta varios minutos.

- En los sistemas extendidos, después de un rechazo a plena carga, la sobretensión de


fase a tierra puede llegar a alcanzar valores de 1,5 p.u. o incluso más cuando ocurre el
efecto Ferranti o de resonancia. Su duración puede ser del orden de algunos
segundos.

- Para rechazo de carga al nivel de los generadores las sobretensiones temporales


pueden alcanzar amplitudes de hasta 1,4 p.u. para los generadores turbodiesel y hasta
1,5 p.u. para generadores de energía hidroeléctrica. La duración es de
aproximadamente de 3 s.

- Cuando se conoce la evolución de la amplitud en función del tiempo, la amplitud


máxima brinda una adecuada representación de la sobretensión, con una duración
igual al tiempo durante el cual la amplitud, supera el 90% de este valor.

En algunos sistemas, deben tenerse en cuenta las siguientes causas de sobretensiones


temporales:

- Efectos de resonancia, por ejemplo cuando se cargan largas líneas en vacío o


resonancia entre sistemas;
- Elevación de tensión a lo largo de las líneas largas (efecto Ferranti);
- Sobretensiones armónicas, por ejemplo al maniobrar transformadores;
- Retroalimentación a través de los devanados de transformadores interconectados; por
ejemplo en una estación con dos transformadores con una barra del secundario común
durante la eliminación de una falla, o por interrupción unipolar en un transformador
trifásico con carga secundaria desbalanceada.

Las sobretensiones temporales debidas a ferroresonancia, no debe constituir la base para la


selección de los descargadores, ya que la presencia de este fenómeno debe ser eliminada por
medio de un diseño adecuado.

Las sobretensiones temporales por causas secuenciales, por ejemplo rechazo de carga
causado por una falla a tierra, deben tenerse en cuenta, cuando ambas sobretensiones tienen
severidades comparables. En tales casos, sin embargo, la cantidad de carga rechazada
depende de la localización de la falla y la localización del descargador tiene que ser examinado
cuidadosamente pues la falla a tierra puede no estar en el entorno de la ubicación de este
último.

La combinación de causas, tales como falla a tierra y rechazo de carga puede dar lugar a una
mayor sobretensión temporal que aquellos valores generados por un evento único. Cuando
tales combinaciones se consideran suficientemente probables, las sobretensiones para cada
causa tienen que ser combinadas tomando en cuenta la configuración del sistema existente.

La característica tensión de frecuencia de red versus tiempo del descargador, debe ser superior
a la amplitud de la sobretensión temporal versus el tiempo del sistema. Como una

21
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

aproximación, la amplitud y la duración de las sobretensiones temporales, donde la duración


esta comprendida entre 0,1 y 100 s, puede convertirse en una amplitud equivalente, Ueq, con
una duración de 10 s (correspondiente a la duración de la tensión nominal en el ensayo de
funcionamiento):
Ueq = Ut (Tt/10)m (1)
Donde:

Ut es la amplitud de la sobretensión temporal;


Tt es la duración de la sobretensión temporal en s;
Ueq es la amplitud del equivalente a 10 s de la sobretensión temporal; y
m es el exponente que describe la tensión de frecuencia de red versus la característica de
tiempo del descargador. Para diseños de descargadores diferentes el exponente varía entre
0,022 y 0,018 pudiendo utilizar un valor medio de 0,02.

La tensión nominal de los descargadores debe ser igual o superior a la máxima sobretensión
temporal equivalente obtenida.

NOTA 1: En algunas aplicaciones, se requiere un margen de seguridad entre la sobretensión temporal equivalente
máxima y la tensión nominal, con el fin de cubrir las posibles inexactitudes en la determinación de la sobretensión.
Valores normales de tales márgenes están entre el 5 % y el 15 %.

NOTA 2: Cuando se desean niveles de protección inferiores al del diseño del descargador adoptado, a fin de obtener
mayor margen de protección con respecto al BIL de los equipos, pueden seleccionarse tensiones nominales por debajo
de la sobretensión temporal equivalente de 10 s, siempre que el descargador sea capaz de absorber la energía
causada por los eventos del sistema. En este caso, los cálculos de absorción de energía deben llevarse a cabo para la
simulación de los eventos del sistema. Además de una cuidadosa modelización del sistema, es conveniente conocer la
dispersión de las características tensión-corriente del descargador.

NOTA 3: En algunos casos, se selecciona la tensión nominal de los descargadores teniendo en cuenta la absorción de
energía durante la descarga de línea de transmisión con la desventaja de un mayor nivel de protección de los
descargadores que produce un menor margen de protección con respecto al BIL del equipo a proteger.

3.2.3 Corriente de descarga nominal y clase de descarga de línea


3.2.3.1 General
En la IEC 60099-4, la capacidad de absorción de energía de los descargadores está vinculada
a la corriente de descarga nominal. Si el valor de corriente de impulso de gran amplitud no es
seleccionado desde la IEC 60099-4 (como se permite de acuerdo con la nota 1 de la tabla de
dicha norma), la capacidad de absorción de energía de los descargadores está relacionado con
la corriente nominal de descarga y al impulso de gran amplitud. Por otra parte, la absorción de
energía del descargador, debido al esfuerzo de la sobretensión transitoria del sistema, depende
de la característica tensión residual – corriente del descargador y estos, de la corriente de
descarga nominal. La corriente nominal de descarga y la clase de descarga de línea, se
determinan por ello mediante un proceso iterativo.

3.2.3.2 Corriente de descarga nominal


La corriente de descarga nominal se selecciona de acuerdo a la corriente de descarga
atmosférica que atraviesa el descargador, para la cual se desea proteger al equipamiento. Se
pueden aplicar aquí las mismas consideraciones que para los descargadores con explosores
del punto 2.2.2. Como regla general, los siguientes valores son adecuados en función de la
descarga de corriente de rayo esperada:

Gama I (superiores a 1 kV, hasta 245 kV): 5 kA ó 10 kA


En los sistemas de la gama I de IEC 60071-1 donde las distancias entre descargadores son
pequeñas (menos de 5 kilómetros), los descargadores para los transformadores de distribución
con una corriente nominal de descarga de 5 kA han demostrado ser lo suficientemente fiable,
incluso cuando los transformadores están conectados a líneas con postes de madera, cuyas
crucetas no se encuentran conectadas a tierra.

En los sistemas con tensión de 72,5 kV y menores, los descargadores con una corriente
nominal de 5 kA pueden ser suficientes para áreas con baja densidad de descarga a tierra y

22
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

efectivo blindaje en las líneas aéreas entrantes, con impedancias bajas de pie de torre. Los
descargadores con descarga de corriente nominal de 10 kA, pueden ser preferibles para
instalaciones importantes (necesidad de la mejor protección), particularmente en áreas con alta
densidad de descarga a tierra o alta resistencias de tierra.

En los sistemas con tensiones más altas de 72,5 kV, generalmente se recomiendan
descargadores de 10 kA.

Gama II: (por encima de 245 kV): 10 kA o 20 kA


Para sistemas con tensiones de hasta 420 kV y menores, generalmente es suficiente emplear
descargadores con corriente de descarga nominal de 10 kA.

Para sistemas con tensiones por encima de 420 kV, pueden requerirse descargadores de 20
kA.

3.2.3.3 Capacidad de absorción de energía


- Los descargadores de óxido de metálico deben ser capaces de absorber la energía debida a
las sobretensiones transitorias en el sistema. Las sobretensiones transitorias severas se
derivan de:

- Cierre o recierre de líneas largas;

- Desconexión de bancos de capacitores o cables con reencendido del interruptor;

- Descargas de rayo en los conductores de línea con un alto nivel de aislación o


descarga inversa cercana a la ubicación del descargador.

Con los niveles de protección conocidos de los descargadores, la energía que debe ser
absorbida por el descargador puede ser estimada utilizando la siguiente fórmula:
- Cierre y recierre de líneas
Tw
W = 2 . Ups (Ue Ups) (2)
Z
Donde:
W es la absorción de energía;
Ups es el nivel de protección a impulso de maniobra del descargador;
Ue es la amplitud de las sobretensiones, por ejemplo estimada según IEC 60071-2;
Z es la impedancia característica de la línea;
Tw es el tiempo de propagación a lo largo de la línea, igual a la longitud dividida por la
velocidad de propagación de la onda en la línea;

- Maniobra de capacitor o cable

1
W=
2
[
C (3Uo) ( 2 Ur ) 2
2
] (3)

Donde:
C es la capacitancia del banco de capacitores o del cable;
Uo es la cresta de la tensión de operación fase a tierra;
Ur es la tensión nominal de los descargadores (valor r.m.s.).
La energía puede ser compartida con otros descargadores de la misma fase. El grado de
intercambio debe estudiarse.

- Rayo

[
W = 2Uf N Upl(1 + ln(2 Uf / Upl)) ]UplZ Tl (4)

23
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Donde:
ln es el logaritmo natural;
Upl es el nivel de protección a impulso del descargador;
Uf es la tensión de descarga negativa del aislamiento de la línea (tensión de ruptura crítica
negativa del aislamiento de la línea);
Z es la impedancia característica de la línea;
N es el número de líneas conectadas al descargador;
Tl es la duración equivalente de la corriente del rayo incluyendo tanto al primero como a los
impactos subsiguientes.
Valor típico: de 3 × 10-4 s

Si las distancias entre subestaciones en el sistema de distribución son pequeñas, la energía


puede dividirse debido a la partición de corrientes.

NOTA: La fórmula se ha extraído de la integración de una sobretensión con decrecimiento exponencial.

En algunos casos, otros eventos distintos de los mencionados pueden dar lugar a una gran
absorción de energía por el descargador sin explosores, un ejemplo típico es el de la corriente
de operación de fusibles limitadores en una aplicación inusual, o si se instalan descargadores
con muy bajo nivel de protección. En los ensayos de funcionamiento (cláusula 8.5 de la norma
IEC 60099-4) el descargador tiene que absorber la siguiente energía antes de la aplicación de
la tensión nominal:

- descargadores 5 kA y 10 kA de clase de descarga de línea 1:

Estos descargadores están sujetos a un impulso de alta corriente en los ensayos de


funcionamiento. La energía producida por el impulso de alta corriente puede ser estimada por:

W = Ua . l . T (5)

Donde:
Ua es la tensión residual al impulso de alta corriente. Si esto no se conoce, puede ser estimado
como 1,5 veces la tensión residual a la corriente nominal de descarga;
I es la amplitud del impulso de alta corriente especificada;
T es el tiempo efectivo del impulso de alta corriente, de 6,5 µs;

- descargadores 10 kA de clase de descarga de línea superior o igual a 2, y descargadores de


20 kA.

Estos descargadores están sometidos a ondas de maniobra en la prueba de funcionamiento.


La energía absorbida por el impulso esta dada en el anexo E de la IEC 60099-4. La capacidad
de absorción de energía de un descargador es igual o mayor, que dos veces este valor.

Para una determinación más precisa de la absorción de energía, deben llevarse a cabo
estudios numéricos detallados, teniendo en cuenta todos los parámetros de las sobretensiones.

Si la absorción de energía requerida para el servicio es superior a la capacidad de absorción de


energía del descargador seleccionado, verificada por los ensayos de funcionamiento, deberá
seleccionarse una mayor corriente nominal de descarga, o superior clase de descarga de línea,
o un valor superior de impulso de alta corriente. Alternativamente, la tensión nominal del
descargador puede ser incrementada, siempre que se consiga una adecuada protección.

3.2.4 Clase de alivio de presión


En el caso de una falla interna de un descargador, la corriente de falla a través de él, no debe
causar destrucción violenta del cuerpo del descargador. Por lo tanto, la corriente de falla
soportada por el descargador debería ser igual o mayor que la corriente de falla máxima a
través del descargador en el punto de instalación del mismo.

24
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Si se requieren valores más altos que los que figuran en IEC 60099-1, en su tabla de corrientes
específicas para los ensayos de cortocircuitos y la cláusula 6.11 del IEC 60099-4, el usuario
debe consultar al fabricante.

Sección 4: Aplicación de descargadores

4.1 Principio de la coordinación de aislamiento


El principio de coordinación de aislamiento según IEC 60071-1 e IEC 60071-2 necesita de la
determinación de las tensiones soportadas nominales en cuatro pasos:

a) Sobretensiones representativas al emplazamiento del equipamiento.

b) Tensión soportada de coordinación del equipamiento durante su vida útil.

c) Tensión soportada requerida de los equipos en condiciones de ensayo normalizados. Esto


puede diferir de la tensión soportada de coordinación debido al envejecimiento del aislamiento
o debido a la dispersión de fabricación y armado. Estas diferencias son compensadas por un
factor de seguridad de 1,15. Para instalación a altitudes de hasta 1.000 metros, este factor
también cubre las correcciones atmosféricas necesarias para el aislamiento externo.

d) Tensión soportada nominal. Esto reconoce las posibles diferencias de las formas de onda de
las tensiones nominales soportadas y comprende la selección de valores en las tablas de
tensiones soportadas normalizadas.

4.2 Protección contra sobretensiones de frente lento


La protección contra las sobretensiones de frente lento, tiene gran importancia en la gama II.
En la gama I, el nivel de aislación estándar del equipamiento es usualmente tan alto que la
protección contra sobretensiones de frente lento generalmente no es necesaria (la excepción
son máquinas rotativas, véase el apartado 5.2).
La sobretensión representativa al emplazamiento del equipo protegido por el descargador, es
igual al nivel de protección a impulso de maniobras, ya que con la excepción de líneas de
transmisión, los efectos de propagación de ondas viajeras pueden no ser tenidos en cuenta y
las tensiones a bornes del equipamiento son iguales a la resultante en el descargador.

- Los descargadores de óxido metálico sin explosores son adecuados contra sobretensiones de
frente lento en sistemas con sobretensiones temporales moderadas, mientras que los
descargadores con explosores, operan a sobretensiones de frente lento solamente después de
la conducción de los explosores en serie. Como regla general, se puede asumir que con
descargadores de óxido metálico sin explosores, es posible alcanzar una limitación a
amplitudes de sobretensiones fase a tierra (valor cresta) de aproximadamente dos veces la
tensión nominal del descargador (valor eficaz). El nivel de protección de los descargadores con
explosores es sustancialmente mayor.

Esto significa que los descargadores de óxido metálico son adecuados para limitar
sobretensiones de frente lento debido a la energización o re-energización de líneas y
maniobras de corrientes inductivas o capacitivas, pero en general no limitan las sobretensiones
causadas por fallas a tierra y por eliminación de fallas, donde las amplitudes previsibles de
estas últimas son poco elevadas.

Las sobretensiones causadas por la energización y re-energización de líneas producen


corrientes a través de los descargadores de una amplitud del orden de 0,5 kA a 2 kA. En este
rango de corriente, el conocimiento exacto de la amplitud de corriente no es importante debido
a la extrema alinealidad del material de oxido metálico. La influencia del tiempo de frente de la
corriente puede ser ignorado para sobretensiones de frente lento. Por otra parte, también
pueden ignorarse los efectos de separación dentro de la subestación. Sin embargo el

25
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

aislamiento distante de la subestación, sobre las líneas aéreas, puede recibir las
sobretensiones de un nivel mucho mas elevado que el nivel de protección.

Los descargadores se instalan generalmente entre fase y tierra. Si se utilizan descargadores de


oxido metálico para limitar sobretensiones de frente suave a un nivel bajo, las sobretensiones
de fase a fase podrían alcanzar alrededor de dos veces el nivel de protección fase a tierra de
los descargadores, sin tener en cuenta o independientemente, del tratamiento del neutro del
transformador. La sobretensiones de fase a fase, constara de dos componentes de fase a tierra
con la mas frecuente subdivisión 1:1. Si se requieren niveles de aislamiento entre fases, menos
elevados, es necesario colocar descargadores adicionales entre fases.

El valor máximo supuesto de la sobretensión fase a tierra representativa, es igual al nivel de


protección del descargador. Para las sobretensiones fase a fase, puede ser hasta dos veces
este valor, cuando no se instalan descargadores entre fases.

En el caso de la protección con descargadores contra sobretensiones de maniobra, se produce


una desviación seria en la distribución estadística de las sobretensiones. Esta desviación es
más pronunciada en el nivel de protección menor, en comparación con las amplitudes de las
sobretensiones de frente suave previsible. En esta situación, pequeñas variaciones en el
aislamiento tienen un impacto importante en el riesgo de falla.

Para cubrir este efecto, se propone determinar el factor de coordinación determinista, que
depende de la relación entre el nivel de protección del descargador y el valor al 2% de las
sobretensiones previsibles.

Ups
≤ 0,7 Kcd = 1,1 (6)
Ue2
Ups Ups
0,7 〈 ≤ 1,2 Kcd = 1,24 0,2 (7)
Ue2 Ue2
Ups
1,2 〈 Kcd = 1,0 (8)
Ue2
Y la coordinación de la tensión soportada a impulso de maniobra es:

Ucw = Kcd . Ups (9)

Donde:

Ups es el nivel de protección a impulso de maniobra del descargador;


Ue2 es el valor al 2% de la amplitud de la sobretensión a frente lento previsible entre fase y
tierra;
Ucw es la tensión soportada de coordinación a impulso de maniobra del equipamiento;
Kcd es el factor de coordinación determinista.

NOTA: El factor de 1,0 a 1,1 tiene en cuenta la alta probabilidad de las sobretensiones con amplitudes igual al nivel de
protección debido al truncamiento de la distribución de las sobretensiones por el descargador. Esta probabilidad es
mayor, cuanto menor es el nivel de protección. Debido a la incertidumbre en resistir del equipo, el margen entre la
tensión soportada y el nivel de protección, debería ser incrementado con el aumento de la probabilidad de
sobretensión, para mantener un determinado nivel de riesgo.

4.3 Protección contra sobretensiones atmosféricas

26
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

4.3.1 General
Debido a la elevada pendiente de las sobretensiones atmosféricas, no pueden pasarse por alto
los efectos de propagación de ondas viajeras entre el descargador y el equipamiento. Como
regla general, la tensión a los bornes de los equipos protegidos es mayor que la tensión
residual del descargador (ver 4.3.2.). Por lo tanto, siempre es una buena practica, la de reducir
las distancias de separación entre el descargador y la mayoría de los equipos importantes a un
mínimo. Sin embargo, a veces es posible proteger a más de un equipo con un único
descargador instalado, siempre que pueda limitarse la pendiente como en el caso de que tanto
la estación y las líneas aéreas de alimentación estén efectivamente protegidas por hilos de
guarda.

La protección por cable de guardia de las líneas y de la estación es un factor importante en la


ubicación del descargador dentro de una estación. Normalmente es posible proporcionar
blindaje de la estación, aunque las correspondientes líneas asociadas estén sin blindaje. El
blindaje de la estación reduce la probabilidad de altas tensiones y escarpados frentes de onda
dentro de la estación, resultantes de descargas de rayos de alta corriente. Sin embargo, debe
reconocerse que la mayoría de las descargas será en las líneas, que crean ondas viajeras que
se propagan hasta la estación. Si las líneas están protegidas, las ondas entrantes en la
estación son menos severas que la de las líneas sin blindaje. Consecuentemente la magnitud
de la corriente de los descargadores es menor, resultando en una menor tensión residual y en
una mejor protección del equipamiento.

Las instalaciones no protegidas por hilo de guarda son sometidas a descargas de rayos más
elevadas y a una pendiente de frente de onda de tensión más alta. Es recomendable el reducir
al mínimo posible la distancia de separación entre los descargadores y las instalaciones en
donde no se utiliza blindaje completo.

En el caso de instalaciones protegidas con hilo de guarda con una sola línea aérea entrante no
protegida con hilo de guarda, los descargadores deben ser localizados tan cerca como sea
posible de los terminales del equipamiento a ser protegido (generalmente un transformador).
Cuando varias líneas aéreas entrantes sin blindaje se reúnen en la estación, la amplitud de las
sobretensiones y pendientes son limitadas por la división mientras que la frecuencia de
aparición aumenta. Sin embargo, es necesario considerar el caso en que una o más líneas
queden fuera de servicio, así como la probabilidad de ocurrencia de dichas actividades durante
tormentas eléctricas.

Si uno o más interruptores o seccionadores quedan abiertos en la estación, las entradas de las
líneas correspondientes a ciertas partes de la estación pueden quedar fuera de la protección de
los descargadores situados a nivel de los transformadores. Las descargas de contorneo de la
aislación de una línea desenergizada no es probable que cause daño al aislamiento de la línea,
pero el aislamiento de otros equipos como interruptores, transformadores de tensión y corriente
conectados del lado de la línea podrían ser dañados. Si estos casos son reconocidos como
posibles, se necesita protección adicional, pudiendo los descargadores ser instalados en las
respectivas líneas de entrada.

Las tensiones incidentes provenientes de líneas con hilo de guarda son de menor pendiente y
amplitud que las de las líneas sin blindaje. En muchos casos, esto permitirá una cierta
separación entre los descargadores y la aislación a proteger. En el caso de una sola línea
aérea protegida por cable de guarda, un conjunto de descargadores puede ser localizado en un
punto que provea protección para todo el equipamiento, dando preferencias al transformador.
El método en 4.3.2 puede ser utilizado para determinar la máxima distancia de separación
entre los descargadores y el transformador.

En estaciones con múltiples líneas aéreas blindadas (asociada a grandes instalaciones con
transformadores, interruptores y equipos de medición), los descargadores no siempre son
situados en los terminales de cada transformador. El método descrito en 4.3.2 puede usarse
para estimar las máximas distancias de separación. Las instalaciones más importantes, pueden
justificar un estudio detallado de transitorios.

27
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Tales estudios e interpretaciones de sus resultados están fuera del alcance de este texto.
Existen dos soluciones para la utilización de descargadores para la protección de equipamiento
contra las sobretensiones atmosféricas:

- Determinar la tensión soportada de coordinación a impulso atmosférico necesaria para


el nivel de protección y la distancia de separación del descargador. La tensión
soportada nominal de impulso atmosférico, luego se obtiene multiplicando el valor
determinado previamente por el factor de 1,15 (ver cláusula 4.1).

- Determinar la zona de protección del descargador, que es igual a la distancia de


separación máxima, para la cual las exigencias de la coordinación del aislamiento se
cumplen para el nivel de protección del descargador y para una tensión soportada dada
de coordinación. Esta se obtiene dividiendo la tensión soportada nominal de impulso
atmosférico del equipamiento por 1,15 (ver 4.1)

En principio, ambas alternativas requieren la determinación de la forma de la sobretensión


verdadera en el equipo protegido y su tensión asociada con esa forma. Puede asumirse, como
una simplificación suficiente y adecuada, que este requerimiento está cubierto bajo las
siguientes condiciones:

- Para descargadores con explosores:


La tensión de cebado sobre el frente de onda es comparada con la tensión soportada
de impulso atmosférico cortado del equipamiento;
y/o
La tensión de cebado a impulso atmosférico y la tensión residual a la corriente de
descarga nominal (8/20) se comparan con la tensión soportada a impulso atmosférico
del equipamiento.

En lo que concierne a los transformadores con aislamiento de papel impregnado,


ambas variantes dan aproximadamente el mismo resultado. Por otra parte, para los
grandes transformadores, la capacitancia de entrada reduce la pendiente de la
sobretensión que incide. Por lo tanto, la consideración de la tensión de cebado sobre
el frente de onda, puede omitirse.

Si el equipamiento situado en la línea de entrada de la subestación tiene un esfuerzo


soportado a impulso atmosférico cortado menor al 15 % por encima del impulso pleno
(BIL), puede ser necesaria la consideración de tensión de cebado sobre el frente de
onda.

Para subestaciones aisladas con gas (GIS) las ondas transmitidas y reflejadas dentro
de la subestación causan un decremento de la pendiente de la onda incidente,
provocando el cebado del descargador a tensiones menores que la tensión de cebado
sobre el frente de onda. Como una simplificación, por lo tanto, los efectos del cebado
de frente de onda del descargador puede no tenerse en cuenta o, alternativamente,
pueden llevarse a cabo cálculos de ondas viajeras.

- Para descargadores de oxido metálico sin explosores:


La tensión residual a descarga de corriente nominal y/o a impulso de corriente de frente
rápido, se compara con la tensión soportada a impulso atmosférico del equipamiento.
Las sobretensiones de rayo representativas de la protección esperada, provocan
habitualmente corrientes que atraviesan el descargador, donde los tiempos de frente
de la corriente son más próximos a 1 μs que a 8 μs.
Puede justificarse el uso de la tensión residual a impulsos de corriente de frente rápido,
lo que resulta entonces en una sobretensión aproximadamente el 5% mayor que la
tensión residual a corriente nominal de descarga. Los cálculos comparativos han
demostrado que este efecto es similar al efecto de cebado sobre el frente de onda de
los descargadores de carburo de silicio (Csi) que tienen explosores y se aplican las
mismas consideraciones.

28
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

NOTA: Para aislaciones en aire, estos procedimientos pueden dar lugar a un resultado demasiado conservativo debido
al retardo en el cebado o contorneo de la aislación, que suele expresarse como curvas tensión - tiempo. Resultados
más precisos puede obtenerse de cálculos de propagación de ondas, donde este retardo en el contorneo es tomado en
cuenta. Consideraciones similares se aplican a otros aislamientos para los que el comportamiento de la ruptura se
conoce.

4.3.2 Método simplificado para la protección contra rayos


La experiencia con equipamiento de subestación existente, ha demostrado que, si los factores
que influyen dados en 4.3.1 se tienen en cuenta, la tensión soportada de coordinación a
impulso de rayo puede ser determinada a partir de la fórmula empírica (10), que considera las
características fundamentales del comportamiento de las sobretensiones de rayo en las
estaciones (véase el IEC 60071-2).

A Lt
Ucw = Upl + × (10)
N Lsp + Lf

Donde:

Lf = Ra / r es la longitud de las líneas aéreas próxima a la estación, que da la tasa de eventos


de descargas de rayos igual a la tasa de falla aceptable. La fracción derecha multiplicada por
A/N es proporcional a la pendiente de las ondas incidentes representativas. Debe tenerse en
cuenta que en las formulas (10), (11) y (12), deben utilizarse unidades compatibles;
Ucw es la tensión soportada de coordinación a impulso de rayo;
A es la tensión de acuerdo con la tabla 2, describiendo la performance a descarga de las líneas
aéreas conectadas a la estación;
Upl es el nivel de protección a impulso de rayo;
N es el número de líneas conectadas a la subestación (N = 1 o N = 2);
Lt es la longitud total d + d1 + d2 + dA, de la figura 2;
Lsp es la longitud del vano;
Lf es la longitud de la sección de la línea aérea con una tasa de salida igual a la tasa de falla
aceptable;
Ra es la tasa de falla aceptable (número de fallas por unidad de tiempo) para el equipamiento
protegido;
r es la tasa de salidas de una línea aérea (número de salidas por unidad de tiempo y unidad de
longitud) por año, para el diseño correspondiente al primer kilómetro por delante de la estación.
Si N = 2, las tasas deben ser aumentadas.

Tasas de fallas usuales aceptables del equipamiento protegido son, como se indica en la IEC
60071-2, entre 0,1 y 0,4 % por año. En los ejemplos de la tabla 3, se emplea un valor típico de
0,25 % por año.

Para líneas de distribución, los valores típicos de las tasas de salidas son usualmente grandes
comparadas con las tasas de falla aceptable, por ejemplo: si la longitud Lf de la línea aérea es
pequeña, puede no ser tenida en cuenta. La formula (10) es entonces simplificada a:

A Lt
Ucw = Upl + × (11)
N Lsp

29
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura 2a Instalación sin malla de tierra (sistemas de distribución)

Figura 2b Instalación con malla de tierra (estaciones transformadoras)

Figura 2 Diagrama de acometida de los descargadores para la protección de


equipamiento.

Donde:

d es la distancia entre el terminal de alta tensión del equipo protegido y el punto de conexión
del conductor de alta tensión del descargador;
d1 es la longitud del conductor de alta tensión del descargador;
d2 es la longitud del conductor de tierra del descargador;
A es el descargador;
dA es la longitud del descargador;
Ze es la impedancia de tierra;
T es el objeto protegido;
U es la onda de sobretensión incidente.

30
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Las sobretensiones inducidas por descargas de rayos, necesitan ser consideradas en sistemas
de distribución, donde el equipamiento no esta protegido contra descargas de rayos directas a
los conductores o contra la descarga inversa. (Detalles y recomendaciones son objeto de
examen en CIGRE.)

NOTA: La formula (10), describe la caída de tensión p.u. en función del comportamiento con respecto a la descarga de
rayo de la línea aérea conectada al equipamiento, al diseño de la subestación y a la tasa de falla aceptable adoptada
para el equipamiento.
Usando el conocimiento existente del comportamiento de las descargas de rayo en líneas aéreas y de la atenuación de
los efectos corona, la constante A ha sido determinada de manera a obtener una adecuación entre las tensiones
soportadas calculadas con la formula (10) y la experiencia de servicio obtenida con zonas de protección en servicio por
largo tiempo (ver tabla 3) La formula no puede ser usada para determinar amplitudes de sobretensiones para un
determinado evento de descarga sobre líneas aéreas.

Cuando la tensión soportada nominal a impulso de rayo del equipamiento es seleccionada


(BIL), la zona de protección del descargador puede ser estimada de la formula (12).

N ⎡⎛ Urw ⎞ ⎤
Lp = ⎢⎜⎜ ⎟ − Upl ⎥ ( Lsp + Lf ) (12)
A ⎣⎝ 1,15 ⎠ ⎦

Donde:

Lp es la zona de protección;
Urw Es la tensión soportada a impulso de rayo nominal (véase el punto 4.1).
La formula (12) indica que para una determinada subestación, la zona de protección se
incrementa con:

- El incremento de la diferencia entre el nivel de protección del descargador y la tensión


soportada nominal (BIL) del equipo;

- El decrecimiento de la tasa de salida de las líneas aéreas próximas a la estación, esto


demuestra el efecto de la mejora de blindaje de los cables de tierra y la reducción de la
impedancia al pie de la torre;

- El incremento de la tasa de falla aceptable, lo que significa que el equipo que se sitúe
más allá de la distancia de protección todavía puede ser protegido, sin embargo con
una tasa de falla mayor.

La tabla 3 muestra ejemplos calculados para las zonas de protección, en donde los rangos
subrayados son aquellos generalmente adoptados. Las zonas de protección de 160 metros y
180 metros están avaladas por la experiencia de la protección de equipamiento a la entrada de
la línea por descargadores situados al nivel del transformador, cuando se prevé un blindaje por
cable de guardia perfecto de la línea aérea próxima a la estación.

4.3.2.2 Protección de las subestaciones con aislamiento de gas (GIS)


Los GIS están, en general, mejor protegidas que las subestaciones de exterior debido a su
impedancia característica mucho menor que la de las líneas aéreas. No se puede hacer una
recomendación general válida para la estimación de la mejora obtenida para el GIS en
comparación con las subestaciones de exterior. Sin embargo, la utilización de la fórmula dada
anteriormente para subestaciones de exterior resulta en estimaciones conservativas en
tensiones soportadas de coordinación a impulso de rayo o de la distancia de protección y una
reducción de la constante A a la mitad del valor indicado en el tabla 2.

31
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Tabla 2 - Factor A de las fórmulas (10) a (12) para diferentes líneas aéreas
A
kV

Líneas de distribución (cebado entre fases)

- Con aparamenta conectada a tierra


(cebado a tierra en baja tensión) 900

- poste de línea de madera


(cebado a tierra en alta tensión) 2 700

Líneas de transmisión (cebado monofásico a tierra)

- Un conductor único 4 500


- Un haz de dos conductores 7 000
- Un haz de cuatro conductores 11 000
- Un haz de seis a ocho conductores 17 000

NOTA: Para las líneas de distribución, las tensiones A son menores que las de línea de transmisión de un
conductor único, ya que en las líneas de distribución se producen los cebados entre fases o los cebados
múltiples entre fase y tierra que lleva a una repartición de corriente menor y a una limitación de la amplitud de
la onda incidente en el caso de aparamenta conectada a tierra.

Tabla 3 - Ejemplos para las zonas de protección calculadas por la formula 10 para las
estaciones de exterior
Tensión Nivel Tensión soportada Vano A Zona de protección Lp
del de r= r = 0,5* r = 2* r = 6*
sistema protección Nominal Coordinación 0,1* N N N N N=2
=1 =2 =1 =2
N=2
kV kV kV m kV m
kV m m m m m
24 80 125 109 100 2 700 – – – 2,4 4,8 3,0
10,
200 900 – – – 20,8 15,5
4
12,
123 350 550 478 300 4 500 160 23 46 24 –
0
420 900 1 425 1 239 400 11 000 180 28 56 16 32 –
Dimensión en 1 por cada 100 km y por año

Como regla general, los descargadores tienen que estar instalados en la línea de entrada para
proteger los GIS, incluso cuando el interruptor de línea está abierto. Descargadores adicionales
en los transformadores pueden ser necesarios, ya sea cuando la distancia de separación de los
descargadores de la entrada de línea está demasiado lejos, o cuando grandes sobretensiones
en el transformador se esperan durante condiciones en que los descargadores de entrada de
línea están desconectados.

Los descargadores instalados en lugares adecuados dentro del GIS pueden también ser
necesarios para GIS extendidos. Se obtiene una mejor protección a sobretensiones de frente
rápido por la instalación de descargadores dentro de la línea, al interior de la estación de GIS,
lo que elimina los efectos de las conexiones de los descargadores externos. Aunque estos
descargadores son más caros que los descargadores exteriores, los descargadores adicionales
pueden ser superfluos y esta puede ser la solución más económica.

Cuando las distancias de protección indican que deben instalarse descargadores adicionales
dentro de los GIS, la formula de aproximación no debe utilizarse y entonces de deben llevar a
cabo estudios de propagación de onda.

La protección de sobretensiones de frente rápido dentro de los GIS con descargadores,


usualmente no es posible debido a las muy altas frecuencias involucradas y al retardo en el
mecanismo de conducción de los descargadores de óxido metálicos. Los descargadores con
explosores no funcionan.

32
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

4.3.2.3 Protección de los cables conectados a subestaciones


De manera similar a los sistemas de GIS, las subestaciones que están conectadas a cables,
para las mismas dimensiones, están mejor protegidas que las estaciones de exterior, pero aquí
tampoco se pueden dar recomendaciones generales validas.
Los descargadores deberían ser instalados en el terminal de la unión cable-línea aérea para la
protección de la entrada del cable. Los efectos de la distancia de separación pueden ser
estimados prudentemente como en las subestaciones de exterior. Cuando más de una línea se
mantiene conectada a la subestación a través de cables durante las descargas de rayos, los
descargadores son suficientes para proteger la subestación. Si es probable que los cables
conectados a la subestación estén en condiciones de extremo final abierto durante las
descargas, y si el cable es de una longitud superior a un valor aproximado de cinco veces el
valor calculado con la fórmula (12), se recomiendan descargadores adicionales en el extremo
abierto. Esto también se aplica al extremo final abierto de los cables que están conectados a
líneas aéreas a través de una subestación.

4.3.2.4 Protección de cables


Es conveniente que los cables conectados entre dos líneas aéreas sean protegidos por
descargadores en ambos terminales, si la longitud del cable es superior a cinco veces el valor
determinado de acuerdo a la fórmula (12). Es conveniente que las conexiones de los
descargadores conectados a los terminales de cables sigan esta formulas. Para cables de 72,5
kV y superiores, es recomendado el uso de líneas aéreas con hilos de guarda cercanos al
cable (alrededor de tres vanos) y una baja impedancia de pie de torre en los terminales del
cable.

Sección 5: Descargadores para aplicaciones especiales

5.1 Descargadores entre fases


Pueden presentarse sobretensiones considerables entre los terminales de los transformadores
o reactores, cuando se los desconecta con carga reactiva. Puede excederse la tensión entre
fases, soportada por el reactor o transformador, sin la operación de los descargadores
conectados fase-tierra. Si pueden esperarse tales operaciones de desconexión, se deben
conectar descargadores entre fases, además de los descargadores que se colocan entre fases
y tierra. Los descargadores entre fases, deben tener tensión de operación permanente igual o
mayor a 1,05 veces la mayor tensión del sistema. Para descargadores de óxido metálico, este
valor cubre las sobretensiones temporales hasta 1,25 veces la mayor tensión del sistema. No
se encuentra especificada la tensión nominal para sobretensiones temporales mayores. Para
descargadores con explosores, es necesaria la selección del valor de tensión nominal, para
cubrir sobretensiones temporales.

En el caso de transformadores con bobinado de baja tensión en triangulo, puede ser necesario
instalar descargadores entre fases en el lado de baja tensión, para limitar las sobretensiones
transferidas inductivamente.
Estos descargadores pueden también proteger el lado de alta tensión del transformador, por la
absorción de la energía magnética cuando éste es desconectado.

Los transformadores de horno pueden necesitar descargadores entre fases, además de los
descargadores de fases a tierra. Estos descargadores son sometidos a exigencias particulares
y se deben definir sus características.

5.2 Descargadores para maquinas rotativas


A pesar de que no está especificada la recomendación de coordinación de aislamiento de
máquinas rotativas, se utilizan descargadores para proteger a los generadores y motores de las
sobretensiones. Se utilizan a menudo descargadores especiales para estas aplicaciones y los
requerimientos tienen que ser definidos por acuerdo entre el fabricante y el usuario. En
particular, a los descargadores de generador se les debe prestar atención al desempeño del

33
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

alivio de presión, ya que las corrientes de cortocircuito pueden ser sensiblemente superiores a
aquellas de las normas IEC 60099-1 o IEC 60099-4.

Para las máquinas que están conectadas a líneas aéreas, ya sea directamente o por medio de
cables de corta longitud, es recomendable el instalar capacitores (0,1 a 0,3 µF), lo mas cerca
posible a los bornes de la maquina, entre las fases y tierra, para ampliar el frente de
sobretensión a aproximadamente 10 µs o más, y además deben colocarse descargadores,
para proporcionar protección adicional. También se puede instalar un segundo grupo de
descargadores, sobre las líneas aéreas entrantes a la estación generadora o en la unión línea
aérea–cable.

NOTA: Además de limitar las sobretensiones que entran a las maquinas de la estación, los descargadores en la línea
aérea producen una menor descarga de corriente a través de los descargadores situados sobre las maquinas,
resultando en una menor tensión residual de estos últimos descargadores, proporcionando protección adicional a la
maquina.

Las características de los descargadores se seleccionan de acuerdo a la sección 2 y 3,


teniendo además en cuenta el nivel de tensión de impulso soportado por el aislamiento o el
valor recomendado por el fabricante, que se compara con el nivel de protección del
descargador. Generalmente, solo pueden alcanzarse pequeños márgenes entre los niveles de
protección y las tensiones soportadas.

Las máquinas conectadas a líneas aéreas a través de transformadores, pueden no necesitar


protección con descargadores además de la protección del transformador, siempre y cuando la
máquina se encuentra conectada por cables suficientemente largos, o en caso de que se
encuentren instalados capacitores con valores como los previamente mencionados. Si se
instala un interruptor entre el transformador y la máquina rotante, los capacitores deben
conectarse en los terminales del transformador correspondiente al alternador.

Para las máquinas conectadas a transformadores en estrella-triangulo, se puede lograr una


considerable mejora de la protección por medio de la instalación de descargadores
suplementarios entre fases. Los descargadores instalados a los bornes de la maquina o a los
bornes del transformador directamente conectado a la maquina, no están sometidos a grandes
corrientes de rayo. Por lo tanto, se pueden lograr niveles bajos de protección empleando
tensión de cebado baja (en el caso de descargadores con explosores) y tensión residual baja a
descargas de corriente de 500 A o menores.

Los descargadores no deben estar instalados entre fases en los casos de grandes
turbogeneradores, donde las impedancias características son bajas y los juegos de barras
monofásicas están aislados, por lo cual los cortocircuitos entre fases deben evitarse. Los
descargadores situados en el nivel de alta tensión de los transformadores, deben proporcionar
suficiente protección.

5.3 Otras aplicaciones especiales de los descargadores


La selección e instalación de descargadores destinados a proteger los equipos o elementos
que se describen a continuación, deben ser adaptadas a las exigencias particulares, y deben
ser determinados tanto por el usuario como por el fabricante de los aparatos a proteger:

- Las vainas de cables deben conectarse a tierra en ambos terminales. Si esto no es


posible para cables unipolares, debido a la reducción de la capacidad de carga del
cable, la vaina del cable no conectado a tierra debería protegerse con descargadores.
La tensión nominal de estos descargadores, debe ser mayor que la tensión inducida
vaina-tierra, para la máxima corriente de falla. Esto cubre la tensión de operación
continua requerida. La corriente de descarga nominal debería ser la misma que la del
descargador de fase-tierra del terminal del cable. El nivel de protección debería ser tan
bajo como sea posible, porque el esfuerzo soportado de la vaina durante la vida útil no
esta bien definido y no esta garantizado por ningún ensayo normalizado;

34
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

- Transformadores especiales, por ejemplo bobinados serie de autotransformadores y


transformadores de convertidores;

- Reactores serie, por ejemplo reactores limitadores de corriente, reactores de alta


frecuencia y capacitores en serie;

- Circuitos resonantes;

- Sistemas de tracción de corriente alterna;

- Líneas aéreas.

Sección 6: Diagnóstico de los indicadores de descargadores de oxido metálico, en


servicio

6.1 General
Aparte de las breves ocasiones en que un descargador funciona como dispositivo de limitación
de las sobretensiones, se espera que se comporte como un aislante. Las propiedades aislantes
son esenciales para la extensión de la vida útil del descargador y para la confiabilidad de la
operación de los sistemas eléctricos.
Desde la introducción de los descargadores, se han utilizado varios métodos de diagnóstico e
indicación para detectar el posible deterioro o la avería de sus propiedades aislantes. Los
métodos de diagnóstico, van desde la identificación de fallas de los indicadores de desconexión
por la señal de falla total del descargador hasta a la aplicación de instrumentos capaces de
medir pequeños cambios en la corriente de fuga resistiva o de detectar la potencia de perdidas
de los descargadores de oxido metálicos.

El objetivo de esta sección es proporcionar una orientación a los usuarios en caso de utilización
de cualquier método de diagnóstico, y además brindar un panorama general de los métodos
clásicos de diagnóstico. También se da información detallada sobre la medición de corrientes
de fuga de descargadores de oxido metálico.

NOTA 1: Es conveniente que los equipos de diagnóstico sean diseñados y aplicados para garantizar la seguridad
personal en cada una de las medidas. Es conveniente que los equipos instalados permanentemente sean planeados e
instalados, tomando en cuenta las restricciones de servicio y fallas de corriente.

NOTA 2: Para aplicar varios de los métodos de diagnóstico, es necesario disponer de un terminal de tierra aislado del
descargador. Es conveniente, que la conexión de tierra tenga un nivel de tensión soportada lo suficientemente alta,
como para soportar la caída de tensión inductiva que aparece entre el terminal de tierra del descargador y la estructura
aterrada, durante una descarga impulsiva.

6.1.1 Indicadores de falla


Los indicadores de falla deben dar una clara indicación visual de la falla de un descargador, sin
necesidad de desconectar el descargador de la línea. El dispositivo puede ser parte integrante
del descargador, o una unidad separada instalado en serie con el descargador. El principio de
funcionamiento de los mismos, esta usualmente basado en la amplitud y duración de la
corriente del descargador, o en la temperatura de los resistores no lineales de óxido metálicos.

6.1.2 Desconectores
Los desconectores, son utilizados con frecuencia en descargadores de media tensión, en
donde dan una indicación visual de descargador defectuoso, siendo desconectado del sistema.
El principio de funcionamiento típico es de un artefacto explosivo activado por la corriente de
falla; sin embargo, el desconector no está destinado a la extinción de la corriente de falla. El
desconector puede ser una parte integral del descargador o soporte aislante, o una unidad
separada instalada en serie con el descargador. La ventaja del dispositivo es que la línea sigue
en funcionamiento después de la desconexión del descargador. La principal desventaja es la
falta de protección contra sobretensiones hasta que el descargador fallado sea detectado y
sustituido.

35
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

6.1.3 Contadores de ondas de impulso


Los contadores de descarga son activados por los impulsos de corrientes donde la amplitud es
superior a cierto nivel, o determinadas combinaciones de amplitud de corriente y duración. Si
el intervalo entre las descargas es muy corto (menos de 50 ms), el contador de onda puede no
contar todos los impulsos de corriente. Algunos contadores requieren corriente subsiguiente de
red y pueden no contar impulsos cortos de corriente a través de descargadores de oxido
metálico. Dependiendo del principio de funcionamiento y la sensibilidad del contador, puede dar
una indicación acerca de las sobretensiones que aparecen en el sistema, o puede proporcionar
información sobre el número de descargas correspondientes a una solicitación de energía
significativa del descargador. El contador no proporciona información específica sobre el estado
de los descargadores.
Por razones de seguridad, el contador de onda debe ser instalado más allá del alcance de la
mano del personal, y debe encontrarse donde pueda ser leído desde el nivel del suelo con el
descargador en servicio. La instalación debe hacerse sin alargar considerablemente la
conexión a tierra y sin reducir su sección transversal. El descargador estará equipado con un
terminal de tierra aislado y un conductor entre el descargador y contador aislado de tierra.

6.1.4 Monitoreo de explosores


El monitoreo de los explosores es usado para indicar el numero de descargas y estimar la
amplitud y duración de las corrientes de las mismas a través del descargador. Es necesario
tener experiencia para interpretar las marcas sobre los explosores. Algunos explosores pueden
ser examinados con el descargador en servicio, mientras que otros tipos requieren que el
descargador esté fuera de servicio. Los descargadores deben ser equipados con un terminal
de tierra aislado. Alternativamente, el dispositivo puede ser integrado a una parte del
descargador. El explosor no da ninguna información directa acerca de la condición real del
descargador, pero puede ayudar a tomar decisiones sobre la continuidad de operación.

6.1.5 Mediciones de temperatura


La medición a distancia de la temperatura del descargador puede ser llevada a cabo por medio
de métodos de imagen térmica. Las medidas son estrictamente indicativas en cuanto al estado
del descargador, ya que la diferencia de temperatura entre los resistores y la superficie del
cuerpo puede ser sustancial. No obstante, las mediciones comparativas hechas sobre
descargadores adyacentes o unidades de descargadores, pueden permitir la detección de
calentamiento excesivo.

Las mediciones directas de temperatura de los varistores de óxido de metálico dan una idea
exacta del estado de los descargadores, pero requiere que los descargadores estén equipados
con transductores especiales en el momento de la fabricación. Por lo tanto, este método se
utiliza únicamente en aplicaciones especiales de descargadores.

6.1.6 Mediciones de corriente de fuga de descargadores de oxido metálico


Cualquier deterioro de las propiedades aislantes de un descargador de oxido metálico, causará
un aumento de la corriente de fuga resistiva o de las pérdidas activas, a un valor de tensión y
temperatura dados. La mayoría de los métodos de diagnóstico para determinar la condición de
los descargadores de oxido metálico sin explosores se basan en mediciones de la corriente de
fuga. Los procedimientos de medición pueden dividirse en dos grupos: las mediciones en línea,
cuando el descargador esta conectado al sistema y energizado con la tensión de servicio
durante el funcionamiento normal, y las mediciones fuera de línea, cuando el descargador está
desconectado del sistema y energizado con una fuente de tensión en el lugar o en laboratorio.

Las medidas fuera de línea, se pueden hacer con fuentes de tensión que son especialmente
adecuadas para este fin, por ejemplo generadores de ensayos móviles de corriente alterna o
corriente continua. Se puede obtener buena exactitud mediante el uso de los métodos de
medida fuera de línea, a condición de utilizar tensión de ensayo suficientemente elevada. Las
principales desventajas son el costo del equipamiento y la necesidad de desconectar el
descargador del sistema.

36
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Las mediciones efectuadas en condiciones normales de tensión de servicio, representan el


método más común. Por razones prácticas y de seguridad, la corriente de fuga es normalmente
accesible solamente en el terminal de tierra del descargador. Para permitir las mediciones de la
corriente de fuga que pasa en la conexión de tierra, el descargador deberá estar equipado con
un terminal de tierra aislado.

NOTA: El aislamiento del terminal de tierra debe, también después de la degradación a largo
plazo, ser suficiente para impedir que circulen corrientes provocadas por la inducción
electromagnética, ya que estas corrientes pueden interferir con la medición de la corriente de
fuga.

La medición de corriente de fuga en línea, se realiza usualmente utilizando instrumentos de


forma temporal o permanente. Se conectan usualmente instrumentos portátiles al terminal de
tierra del descargador, por medio de una pinza amperométrica o permanentemente instalados
mediante transformadores de corriente.

Las mediciones a largo plazo de la corriente de fuga pueden ser necesarias para análisis más
profundos, sobre todo si los cambios significativos del estado de un descargador son revelados
por mediciones provisorias. Las mediciones a distancia pueden ser efectuadas por sistemas
informatizados de supervisión del equipamiento de la estación.

6.1.6.1 Propiedades de las corrientes de fuga de las resistencias no lineales de oxido


metálico
La corriente de fuga de corriente alterna puede ser dividida en una parte predominantemente
capacitiva y en una parte resistiva significativamente menor. Este hecho puede observarse en
la figura 3, que muestra una típica medición de laboratorio de la corriente de fuga, de una sola
resistencia no lineal de oxido metálico, cuando es energizada a una tensión equivalente a Uc
del descargador completo.

Figura 3 – Corriente de fuga típica de un resistor no lineal de oxido metálico en las


condiciones de laboratorio.

37
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura 4 – Corriente de fuga típica de descargadores en servicio

En la figura 4 se muestran los resultados de las mediciones de corriente de fuga llevados a


cabo en dos descargadores diferentes funcionando a niveles de tensión ligeramente inferiores
a Uc. La figura 4 también ilustra la influencia de diferentes niveles de contenido armónicos de
la tensión del sistema.

6.1.6.1.1 Corriente de fuga capacitiva


La corriente de fuga capacitiva medida en el terminal de tierra de un descargador es causada
por la permitividad de los resistores no lineales de oxido metálico, las capacidades parasitas y
los electrodos de repartición de tensión, si es que son utilizados. La capacitancia específica de
un elemento de resistor no lineal es típicamente 60 pF.kV/cm2 a 150 pF.kV/cm2 (tensión
nominal), resultando en una corriente de fuga capacitiva de valor cresta del orden de 0,2 mA a
3 mA bajo condiciones normales de servicio.

No hay evidencias de que la corriente capacitiva cambie significativamente debido al deterioro


de las característica de tensión-corriente, de los resistores no lineales de oxido metálicos. Por
lo tanto, es poco probable que las mediciones de la corriente capacitiva puedan en forma fiable
indicar la condición de los descargadores de oxido metálico.

6.1.6.1.2 Corriente de fuga resistiva


A determinados valores de tensión y temperatura, la componente resistiva de la corriente de
fuga es un indicador sensible de los cambios en la característica tensión corriente, de los
resistores de oxido metálico bajo tensión. La corriente resistiva puede, por lo tanto, ser utilizada
como herramienta de diagnóstico para la indicación de cambios en la condición de servicio de
los descargadores de oxido metálico, bajo tensión. Las características generales de tensión-
corriente resistiva y capacitiva para tensiones de corriente alterna se muestran en la figura 5.
También se muestran en la figura 5 por razones comparativas, las características generales
para las tensiones en corriente continua.

38
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura 5 – Característica tensión –corriente típicas de resistencias no lineales de oxido


metálico

La componente resistiva bajo tensión, de corriente alterna se define como el valor de corriente
al instante de máxima tensión (dU/dt = 0), como indica la figura 3. La corriente de fuga resistiva
de un resistor no lineal de óxido metálico, es del orden del 5% al 20 % de la corriente capacitiva
bajo condiciones de operación normal, correspondiendo alrededor de 10 µA a 600 µA de
corriente resistiva pico a la temperatura de + 20 °C.
En la región de corriente de fuga, la corriente resistiva depende de la tensión y la temperatura.
Las Figuras 6 y 7 muestran los valores típicos de tensión y temperatura dependientes, bajo
tensión alterna, normalizados a Uc y a +20 °C, respectivamente.

Figura 6 – Dependencia normalizada típica a la tensión a 20 ºC

39
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura 7 – Dependencia normalizada típica a la temperatura a Uc

La distribución de tensión a lo largo de un descargador puede ser desigual, debido


principalmente a la influencia de las capacidades parasitas a tierra y a los equipos adyacentes.
La tensión a través de los resistores no lineales de oxido metálico en la extremidad del
descargador puede, por lo tanto, apartarse tanto en magnitud como en fase, del valor medio a
lo largo del descargador. Este fenómeno afecta a la medición de la corriente de fuga resistiva
de dos maneras. En primer lugar, la corriente resistiva medida en la conexión a tierra depende
de la magnitud de la tensión a través de los resistores no lineales de oxido metálico en la
extremidad del descargador, sin embargo, la corriente resistiva medida puede diferir de la
corriente resistiva media a lo largo del descargador. En segundo lugar, el cambio de fase de la
tensión a través de los resistores no lineales de oxido metálico en la extremidad del
descargador, afecta los valores de la corriente resistiva medida por los métodos que son
utilizados a través del descargador completo, como una referencia para el ángulo de fase.

Otro fenómeno similar que puede influir en la medición de la corriente resistiva al utilizar ciertos
métodos, es la corriente capacitiva inducida en el conductor de tierra de los descargadores, por
las fases adyacentes.

6.1.6.1.3 Armónicos en la corriente de fuga


La característica no lineal tensión-corriente, de los descargadores de oxido metálico da lugar a
armónicos en la corriente de fuga, cuando el descargador es energizado con tensión
sinusoidal. El contenido de armónicos depende de la magnitud de la corriente resistiva y del
grado de no linealidad, que es a su vez función de la tensión y la temperatura. Como ejemplo,
el contenido de tercer armónico en la corriente resistiva es típicamente 10% a 40%.

El contenido de armónicos, por consiguiente, puede utilizarse como indicador de la corriente


resistiva. Los valores típicos de las variaciones de tensión y temperatura del componente
armónico de tercer orden, se muestran en las figuras 6 y 7.
En la forma de onda de la corriente de fuga, se encuentra incluido el contenido de armónicos
de la tensión del sistema. Las corrientes armónicas capacitivas producidas por los armónicos
de tensión, pueden ser del mismo orden de magnitud que las corrientes armónicas creadas por
la no-linealidad de las resistencias de los descargadores. La Figura 4 muestra la contaminación
armónica en la corriente de fuga, causada por el contenido armónico de la tensión del sistema.

6.1.6.1.4 Pérdidas activas


Los valores de las pérdidas de potencia, son indicativos del estado del descargador, de la
misma manera que la corriente de fuga resistiva. Los valores típicos de las pérdidas de

40
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

potencia son de 5 mW / kV a 300 mW / kV a Uc y +20 °C. La dependencia con la temperatura y


tensión, es prácticamente la misma que la de la corriente resistiva, como se mostró en las
figuras 6 y 7.

6.1.6.2 Corriente de fuga superficial


Al igual que con cualquier otro aislante al aire libre, la corriente de fuga superficial puede
temporalmente presentarse sobre el cuerpo del descargador, por lluvia o condiciones de alta
humedad, combinadas con la contaminación superficial. Además, la corriente de fuga
superficial interna puede aparecer debido a la penetración de humedad. Durante las
mediciones, las corrientes superficiales pueden interferir con las corrientes de fuga de las
resistencias, sin embargo, la sensibilidad a las corrientes superficiales externas e internas, es
diferente según el método de medición empleado. La influencia de la corriente de fuga
superficial externa se puede evitar, ya sea mediante la realización de las mediciones en
condiciones secas, o por cualquier otro método apropiado, por ejemplo, derivando a tierra la
corriente de fuga superficial.

6.2 Medición de la corriente de fuga total


La corriente de fuga total depende principalmente de la corriente capacitiva, ya que la parte
resistiva es sólo una fracción de la componente capacitiva. Por otra parte, las componentes de
corriente capacitivas y resistivas difieren en fase, por lo tanto, es necesario un gran aumento en
la corriente resistiva de las resistencias no-lineales de oxido metálico, para poder observar un
cambio significativo en el nivel total de la corriente fuga. Además, el total de la corriente de fuga
es sensible a la instalación, ya que la corriente capacitiva depende de las capacitancias
parasitas.

La medición de la corriente de fuga total en tiempo real, se utiliza ampliamente en la práctica,


por medio de miliamperímetros convencionales incorporados al contador de descargas o con
instrumentos portátiles, que indican valores RMS, medios o pico de la corriente de fuga total.

La Figura 8 muestra la sensibilidad de los valores RMS, medio y pico de la corriente de fuga
total, a las variaciones en la corriente resistiva. La baja sensibilidad a los cambios de nivel de
corriente resistiva, hace que la medición de la corriente de fuga total no sea adecuado como
un indicador de diagnóstico, salvo en los raros casos en que la corriente resistiva es del mismo
rango que la corriente capacitiva.

41
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura 8 – Influencia de la corriente de fuga total por incremento de la corriente de fuga


resistiva

Anexo A

Determinación de la sobretensión temporal debido a fallas a tierra

A.1 Factor de falla a tierra


El factor de falla a tierra k es la relación de la mayor tensión eficaz fase a tierra de frecuencia
de red, en una fase y en un lugar particular, durante una falla a tierra (afectando una o más
fases en un punto cualquiera) con la tensión de frecuencia de red fase a tierra eficaz que
debería ser obtenida sin la falla (véase el punto 3.17 de la IEC 60071-1). El factor de falla a
tierra se calcula usando las impedancias complejas Z1, Z2 y Z0, o de secuencia positiva,
negativa y cero del sistema, teniendo en cuenta la resistencia R de falla.
Se aplica lo siguiente:

Z1 = Z2 = R1 + jX1: resistencia y reactancia de secuencia positiva y negativa;

Z0 = R0 + jX0: resistencia y reactancia de secuencia cero del sistema.

El factor de falla a tierra se calcula para la ubicación de la falla

NOTA: es conveniente de hacer notar que en sistemas muy extensos, con neutro conectado
por medio de bobinas de compensación, el factor de falla a tierra puede ser mayor en otros
sitios, que en el lugar de la falla.

La Figura A.1 muestra la situación general, cuando R1<<X1 y R = 0.

42
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

La gama de valores altos de X0/X1, positivos y / o negativos, corresponde a redes con neutro
aislado o conectadas a tierra por medio de bobinas de compensación resonante.

La gama de valores bajos positivos de X0/X1, corresponde a redes con neutro a tierra.

La gama de valores bajos negativos X0/X1, indicada por la parte sombreada, no es


conveniente en aplicaciones prácticas, debido a la presencia de condiciones de resonancia.
Para los sistemas con neutro a tierra, las figuras A.2, A.3, A.4 y A.5 indican los factores de falla
a tierra, en forma de familias de curvas, correspondientes a valores particulares de R1/X1.

Las curvas se calculan para los valores de resistencia de falla, que dan por resultado el factor
más elevado de falla a tierra.

Figura A.1 – Factor de falla a tierra k en función de X0/X1, para R1/X1 = R = 0

43
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Las curvas se dividen en regiones representando las condiciones de funcionamiento más


críticas con la marcación siguiente:
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase que
está en adelanto en relación a la fase fallada;
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase que
está en retraso, en relación a la fase fallada;
La tensión más elevada aparece sobre la fase sana.

Figura A.2 – Relación entre R0/X1 y X0/X1 para valores constantes del factor de falla a
tierra k, dondeR1 = 0

Las curvas se dividen en regiones representando las condiciones de funcionamiento más


críticas con la marcación siguiente:
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase
que está en adelanto en relación a la fase fallada;
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase
que está en retraso, en relación a la fase fallada;
La tensión más elevada aparece sobre la fase sana.

Figura A.3 – Relación entre R0/X1 y X0/X1 para valores constantes del factor de falla a
tierra k, donde R1 = 0,5 X1

44
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Las curvas se dividen en regiones representando las condiciones de funcionamiento más


críticas con la marcación siguiente:
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase
que está en adelanto en relación a la fase fallada;
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase
que está en retraso, en relación a la fase fallada;
La tensión más elevada aparece sobre la fase sana.

Figura A.4 – Relación entre R0/X1 y X0/X1 para valores constantes del factor de falla a
tierra k, donde R1 = X1

Las curvas se dividen en regiones representando las condiciones de funcionamiento más


críticas con la marcación siguiente:
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase que
está en adelanto, en relación a la fase fallada;
La tensión máxima aparece, durante una falla a tierra, en la fase que
está en retraso, en relación a la fase fallada;
La tensión más elevada aparece sobre la fase sana.

Figura A.5 – Relación entre R0/X1 y X0/X1 para valores constantes del factor de falla a
tierra k, donde R1 = 2 X1

A.2 Eficacia de la puesta a tierra del neutro en las redes aéreas de distribución
De acuerdo al valor que adquiere el factor de falla a tierra, se pueden clasificar las redes, según
el estado eléctrico de la conexión del neutro con respecto a tierra. Antiguamente se daba la
magnitud de la sobretensión temporaria en función de la tensión de línea UL. En la tabla A1, se
muestran las relaciones entre el factor de falla a tierra, la magnitud de las sobretensiones
máximas esperadas, el tiempo de duración de las mismas y la denominación del sistema con
respecto a la puesta a tierra.

45
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

TABLA A1
Factor de falla a tierra Sobretensión Tiempo de duración Sistema de Puesta a
(k) temporal máxima máximo tierra o Neutro de la
esperada red
Efectivamente puesto
k< 1,4 80% de la VL 5s a tierra
No efectivamente
1,4 < k <1,73 VL 10 s puesto a tierra
k ≥1,73 VL Indefinidamente Aislado de tierra

Para los sistemas efectivamente puestos a tierra, los factores de falla a tierra, pueden ser
menores a 1,4 si el sistema de distribución es tetrafilar (tres fases y neutro que acompaña por
debajo de la línea). Este es el caso donde el conductor neutro se coloca a tierra entre 3 a 6
veces por kilómetro de línea, teniendo al menos cada conexión, una resistencia individual de
puesta a tierra menor o igual a 25 Ω.

Para sistemas no efectivamente puestos a tierra, con una puesta a tierra única en la
subestación de rebaje y con un valor de la misma que no exceda 1Ω, el factor de falla a tierra
puede estar comprendido entre 1,5 y 1,6.

Los valores de la tabla A1 son orientativos, si no se conocen las impedancias de secuencia del
sistema bajo estudio. Caso contrario, se puede determinar el valor de sobretensión temporaria
a la que estarán sometidos los descargadores, en función de su localización, mediante las
figuras A.1, A.2, A.3, A.4 y A.5.

Anexo B

Valores característicos de los descargadores de óxido metálico

B1 Valores p.u. y su relación con las solicitaciones esperadas


Para una correcta selección de descargadores de sobretensión de oxido de zinc (OZn) sin
explosores, se debe conocer perfectamente su principio de funcionamiento y rangos de
utilización. Los descargadores son una herramienta indispensable para la coordinación de la
aislación en los sistemas eléctricos. Las sobretensiones que pueden aparecer en estos
sistemas, como así también las tensiones de trabajo, serán vistas por los descargadores
durante todo el tiempo que las mismas persistan. Una forma de caracterizar estas
sobretensiones en los sistemas eléctricos es la de cuantificarlas en valores p.u., respecto a la
tensión de fase en valor de cresta. La forma de las ondas y su duración, dependerán de la
fuente de origen de las perturbaciones y estará relacionada con la configuración del sistema. El
valor por unidad se define como sigue:

2
1p.u. = .VL (B1)
3
Donde:

VL = tensión nominal de línea.

Los valores típicos p.u. para sistemas de distribución y subtransmisión son los siguientes:

• Sobretensiones atmosféricas, valores entre 5 y 7 p.u.


• Sobretensiones de maniobra, valores entre 2 y 4 p.u.
• Sobretensiones temporales, valores entre 1,5 y 2 p.u.
• Tensión de operación permanente, valores entre 0,9 y 1,1 p.u.

46
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura B.1 Tensiones que solicitan un sistema eléctrico.

En la figura B.1 se pueden observar en valores p.u. las sobretensiones debidas a las descargas
atmosféricas, maniobras, temporales y la tensión máxima de operación, que pueden solicitar a
un sistema eléctrico, junto con los valores aproximados en el eje de tiempos de:
microsegundos, milisegundos, segundos y período ilimitado de vida útil, que corresponden
respectivamente a los valores p.u. En la figura B.2 se pueden observar los valores de tensión
que se puede esperar de obtener, sin la protección con descargador. Estos valores alcanzan
magnitudes de varias veces los valores p.u. para los distintos eventos producidos por las
sobretensiones. Si se considera la curva de tensión resistida de aislamiento del equipamiento
(tales como transformadores, interruptores, seccionadores, etc.), se pone de manifiesto que no
resisten los esfuerzos dieléctricos producidos por las sobretensiones de origen atmosférico, ni
las de maniobra, ya que sus representaciones son mayores que los valores soportados por el
equipamiento. En estos puntos es donde intervienen los descargadores, si están
adecuadamente seleccionados, mientras que en servicio normal la tensión que aparece en el
equipamiento estará siempre por debajo de la tensión resistida por el equipamiento,
manteniendo un adecuado margen de seguridad. Por lo tanto el efecto y por lo tanto la
protección brindada por los descargadores, involucra solamente las sobretensiones debidas a
descargas atmosféricas y a maniobras.

Figura B.2 - Tensiones soportadas por el equipamiento y limitada por los descargadores.

47
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

B.2 Valores característicos de los descargadores


Todavía existen en los sistemas de transmisión descargadores con pastillas de carburo de
silicio con explosores (CSi), pero en la actualidad los descargadores son de pastillas de óxidos
metálicos sin explosores con una característica tensión corriente (U-I) extremamente alineal, lo
que hace innecesario la colocación de explosores en serie. Esto es debido, a que las corrientes
que atraviesan el descargador, dentro de la gama de tensiones de frecuencia industrial
aplicadas, son muy pequeñas, comportándose el descargador como un “aislador”. Pero ante la
inyección de corriente al descargador por efectos de sobretensiones atmosféricas o de
maniobras del orden de los kA, produce la conducción del mismo, con tensión residual entre
sus terminales lo suficientemente baja, como para proteger la aislación del equipamiento
asociado ante los efectos de la sobretensión, siempre que el valor resultante sea menor que la
tensión resistida por el equipamiento.

En la figura B.3 se da un ejemplo de la característica U-I de un descargador típico de oxido


metálico, conectado entre fase y tierra en un sistema de 110 kV con neutro rígido a tierra. En el
eje de las ordenadas se representan los valores de las tensiones de cresta en escala lineal y
en las abscisas los valores de las corrientes de cresta en escala logarítmica.
En la figura, la característica se traza para una gama de corrientes desde 10 µA hasta 80 kA,
es decir, más de nueve décadas de magnitud. Sobre la figura, se explican algunos términos
importantes.

Figura B.3 - Característica tensión-corriente de un descargador para sistemas 110 kV


efectivamente conectado a tierra (Um = 123 kV)

La tensión de frecuencia industrial que se aplica permanentemente al descargador, es la


máxima tensión fase a tierra del sistema. En este caso el valor de cresta es:

Um = Us . 1,1

Û = 2 . Um / 3 = 2 . 121kV / 3 = 100 kV (B2)

Para ese valor de tensión aplicada, la denominada corriente permanente circula a través del
descargador. La misma, en condiciones normales de funcionamiento (considerando las
condiciones normales de funcionamiento como un estado en donde el descargador no ha

48
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

tenido ninguna solicitación anormal ni de frecuencia de red ni descarga por sobretensiones del
tipo atmosféricas o de maniobra), esta conformada principalmente por una gran componente
capacitiva y una considerablemente menor componente resistiva. Por lo general, la corriente
permanente es en su mayor parte capacitiva. Sin embargo en la característica U–I solo se
representa la componente resistiva. Esta corriente resistiva, está en el orden de los cientos de
μA, mientras que la corriente total esta en el orden de 1 mA de cresta aproximadamente.

Otro punto característico significativo, es la tensión de operación permanente del descargador.


Para este punto, formalmente bajo normas IEC se utiliza la denominación UC; en los
descargadores de procedencia de EEUU, bajo normas IEEE, se utiliza el termino MCOV
(Maximun Continuous Operating Voltage, que es la tensión máxima de operación permanente).
Ésta es la tensión de frecuencia industrial a la que puede operar el descargador sin restricción
alguna. Asumiendo que se energiza el descargador a una tensión equivalente a su tensión de
operación permanente, son validas todas las propiedades de los descargadores, que se hayan
demostrado en los ensayos de tipo. Como se aprecia en la figura B.3, la tensión de operación
permanente del descargador es mayor que la máxima tensión permanente de operación del
sistema que aparece entre fase y tierra. Se recomienda cuando corresponda, una tolerancia de
al menos un 5%. Con ello se toman en cuenta posibles armónicas en la tensión del sistema.

El nombre del próximo punto característico es algo engañoso. La tensión nominal (Ur) de un
descargador de óxido metálico, no es como en principio se podría asumir, una tensión que
puede aplicarse ilimitadamente al descargador (como la ya mencionada tensión de operación
permanente). En lugar de ello, ésta caracteriza la capacidad de un descargador de operar
frente a sobretensiones temporales del sistema, y solo puede aplicarse un periodo de tiempo
de 10 segundos. Algunos fabricantes permiten un tiempo mayor, por ejemplo de 100 segundos.
La característica muestra que bajo estas condiciones, existe una corriente permanente (mas
precisamente, su componente resistiva) de aproximadamente 1 mA. La cual, conduciría a un
significativo incremento de la temperatura del descargador, pero no en un lapso de 10 o hasta
100 segundos. La causa real de este límite de tiempo, es el elevado incremento repentino en la
temperatura y la frecuente elevación de la corriente permanente (en la representación
simplificada de la figura B.3, no se muestra la dependencia respecto de la temperatura de la
característica U-I); por ejemplo, luego de que el descargador ha derivado un impulso de
corriente a tierra (es decir, luego de “operar o actuar “). En el caso de una aplicación
prolongada de la tensión nominal, podría imposibilitar que el descargador se refrigere,
volviéndolo térmicamente inestable y continuaría calentándose hasta llegar a la
autodestrucción (llamada avalancha térmica).

La tensión de operación permanente y la nominal de un descargador se relacionan


directamente entre si. El valor de esta relación es casi siempre 1,25, con solo unas pocas
excepciones, y además, no depende del fabricante. Resulta entonces en el ejemplo elegido,
una tensión nominal en valores eficaz de Ur = 1,25 . Uc ≈ 96 kV.

Con esto se concluye la descripción del tramo de la característica U-I correspondiente a la


tensión de frecuencia industrial. Continúa luego la curva dentro de un área, en la cual aún
incrementos mínimos de tensión llevan a un significativo incremento de la corriente. Se reserva
esta parte de la curva para eventos transitorios, con duraciones comprendidas entre
microsegundos y milisegundos, en otras palabras, para sobretensiones de maniobra y
atmosféricas. La aplicación de tensión de frecuencia industrial en esta área de la característica,
destruiría al descargador en fracciones de segundo.

La característica en la región de corrientes superiores a aproximadamente 100 A, describe las


propiedades de protección del descargador. Su parámetro más importante, es el nivel de
protección a impulso atmosférico representado en la figura B.3. Este representa la caída de
tensión, que se produce entre los terminales del descargador, cuando circula la corriente
nominal de descarga a través del mismo. La corriente mencionada, es un impulso atmosférico
de corriente de forma normalizada, cuya amplitud se asigna según las diferentes clases, desde
1,5 kA a 20 kA, de acuerdo a la norma IEC 60099-4. Para descargadores de alta tensión (en
sistemas con Us = 123 kV) son comunes solamente las clases 10 kA y 20 kA. La corriente de

49
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

descarga revela poco acerca de las propiedades del descargador. Dos descargadores de 10 kA
(igual corriente de descarga), pueden tener propiedades muy diferentes. Por lo tanto al
seleccionar un descargador, la corriente nominal de descarga no puede considerarse
independientemente.

B.3 Capacidad de absorción de energía


No solo es necesario verificar la operación bajo régimen permanente o estable (característica
U-I en la gama de la corriente permanente) y la elección de niveles de protección
suficientemente bajos (característica U-I en la gama de las altas corrientes), si no también es
necesario verificar que el descargador posea la capacidad de absorción de energía necesaria
para cada aplicación individual. En el proceso, deben considerarse dos aspectos diferentes:

La energía que se inyecta instantáneamente durante una descarga única, no podrá exceder el
valor para el cuál los resistores de óxido metálico, estén termo-mecánicamente sobre
solicitados. Por eso, en este contexto se habla de la capacidad de absorción de energía con un
único impulso a través del descargador. La energía que se inyecta durante solo unos pocos
micros o milisegundos, provoca elevaciones de temperatura extremas y repentinas, asociadas
con fuerzas excesivas de flexión y compresión actuando sobre la cerámica del resistor de óxido
metálico. Esta solicitación puede producir desde grietas pequeñas y tenues, hasta causar la
rotura de los resistores. El esfuerzo es soportado por las fracciones diminutas y no
homogéneas de la cerámica de los resistores de óxido metálico, las que son inevitables, a
pesar de las últimas tecnologías de fabricación desarrolladas. Estas pueden causar
sobrecalentamiento de la cerámica localmente limitado, en el caso de densidades de corriente
y de energía extremadamente elevadas, respectivamente. Dado que el calor no puede
disiparse lo suficientemente rápido en el material circundante, aparecen esfuerzos termo-
mecánicos adicionales. Por medios similares pueden desarrollarse canales de calor en las
ubicaciones de las fracciones no homogéneas, conduciendo a la perforación eléctrica del
resistor. La capacidad de absorción de energía de un único impulso es, de este modo, una
propiedad característica del resistor de óxido metálico, independiente del resto del diseño del
descargador. La especifica el fabricante con un margen de seguridad suficiente con respecto a
los límites reales.

Los conceptos relacionados con la capacidad de absorción de energía térmica son totalmente
diferentes. Esta se define como el máximo nivel de energía inyectada dentro del descargador,
para el cual el equipo todavía puede refrigerarse hasta su temperatura normal de operación. La
figura B.4 ilustra este problema. Las pérdidas de potencia resultantes de la tensión de
frecuencia de red permanentemente aplicada, dependen de la temperatura. Estas pérdidas se
elevan desproporcionadamente cuando se incrementa la temperatura.

Por otra parte, debido a su diseño, el descargador solo puede disipar en el medio circundante
una cantidad limitada de calor. De hecho, este valor de flujo de calor también se incrementa
con la temperatura, no obstante, dista mucho de lo que se incrementan las pérdidas de
potencia. Ambas curvas de potencia tienen dos puntos comunes de intersección. El de la
izquierda es un punto de operación estable. En este punto, se disipa al exterior exactamente
tanto calor como el que se produce en el resistor de oxido metálico: prevalece el balance
térmico. Una descarga perturba este balance. La energía que se introduce eleva rápidamente
la temperatura, y el punto de operación se desplaza a la derecha siguiendo la curva de
pérdidas de potencia (línea continua). Mientras que el punto de intersección de la derecha de
las curvas no sea alcanzado, fácilmente puede disiparse el calor generado por las pérdidas de
potencia, y el descargador puede regresar al punto estable de operación. Sin embargo, si se
alcanza o excede el punto de intersección de la derecha, ya no es posible el enfriamiento.
Entonces el descargador se torna térmicamente inestable y sigue calentándose hasta la
autodestrucción. Por lo tanto, este punto de intersección representa el límite de estabilidad
térmica. La capacidad de absorción de energía térmica se especifica de manera tal, que la
elevación de temperatura conexa lleva al descargador a una temperatura que manifiesta un
margen de seguridad adecuado al límite de estabilidad térmica. El límite de estabilidad térmica
real depende del diseño global del descargador, teniendo un valor típico entre 170 ºC y 200 ºC

50
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura B.4 – Característica de estabilidad térmica

Anexo C

Guía para la conexión de descargadores en la protección de cables

C.1 Introducción
C.1.1 Daños en los cables
Los cables de media tensión que son conectados a líneas de distribución aérea, están sujetos
a solicitaciones de descargas atmosféricas. Las sobretensiones causadas por éstas, pueden
contribuir a la falla del cable o a la reducción de su vida útil La vida útil, puede ser extendida
con una apropiada protección contra sobretensiones. Como se ha visto anteriormente, los
aspectos significativos para la protección de los cables debe incluir:

a) Un descargador apropiado, conectado en el terminal de entrada del cable.

b) Reducida longitud del conductor de conexión del descargador.

c) Determinación del BIL del sistema, con la posibilidad de reducir la capacidad normal
para los sistemas envejecidos y

d) Uso de descargadores en el final y puntos intermedios del cable, cuando sea


necesario, para mantener el margen de protección deseado dentro de lo proyectado.

C.2 Sobretensiones por descargas de rayos y los efectos sobre los sistemas de cable

C.2.1 Descargas de rayos en líneas aéreas de distribución


Los cables de media tensión pueden estar sujetos a severas sobretensiones transitorias, como
resultado de las descargas de rayos sobre o cerca de las líneas aéreas de distribución que se
conectan a ellos. Las descargas de rayos que terminan en líneas aéreas de distribución, son
denominadas descargas directas. Descargas a tierra, o a otros objetos tales como árboles o
estructuras, en la vecindad de las líneas aéreas producen campos electromagnéticos que
pueden inducir sobretensiones sustanciales. Estas descargas, que no impactan las líneas pero
son lo suficientemente cercanas como para inducir sobretensiones, son llamadas descargas
inducidas.

C.2.1.1 Descargas directas


Para una descarga directa, la tensión en la línea aérea es el producto de la impedancia
característica de la línea y la magnitud de la corriente de descarga. La impedancia

51
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

característica de una línea de distribución típica, es de aproximadamente 400 Ω. A menos que


el impacto sea en el final de la línea, la corriente puede propagarse en ambas direcciones
desde la localización del impacto. Por lo tanto, la descarga de corriente que impacta se divide
en dos, y la tensión de la línea es:

IDesc arg a . Z Línea


ef = (C1)
2
Donde

ef Es la tensión a tierra del conductor de la línea aérea impactado


Z Línea Es la impedancia característica de la línea aérea
IDesc arg a Es la magnitud de la descarga de corriente

Debido a que la corriente de cresta de la descarga de rayo es del orden de la decena de kA, la
tensión de cresta de la línea para un impacto directo, es del orden de los megavolt. Este gran
valor de tensión, excede el nivel de aislación típico de la línea de distribución, y resulta
usualmente en un cebado o flameo de la línea. Este fenómeno no se produce, cuando la línea
está protegida por un descargador, localizado a corta distancia del punto de incidencia de la
descarga.

Las tensiones desarrolladas en una línea desprotegida, antes de cebarse el arco, se propaga a
lo largo de la línea como una onda viajera. En la discontinuidad de la impedancia característica,
de la transición línea aérea a cable, parte de la onda es reflejada y no toda la onda se propaga
dentro del cable. La tensión, que se propaga en el cable, desde una línea aérea terminada en
el cable sin un descargador en el punto de transición, puede calcularse por:

2 . Z Cable
e Cable = . ef (C2)
Z Linea +Z Cable
Donde

Z Cable Es la impedancia característica del cable

Asumiendo una impedancia característica típica de cables de 40Ω, solamente cerca del 18 %
de las tensiones incidentes, deberían entrar al cable a causa de la discontinuidad de la
impedancia característica. Sin embargo, como la tensión en la línea antes del cebado puede
ser de 1.000 kV o más, la tensión pasante a través del cable resulta excesiva.

C.2.1.2 Tensiones resultantes debido al contorneo de líneas aéreas por descargas


directas
Los cebados o contorneos de las líneas aéreas con conductor neutro que la acompaña, no
eliminan la fuente de sobretensión aplicada al cable. En la ubicación de la descarga, ambos
conductores, la fase aérea y el neutro se deberían elevar al mismo potencial con respecto a
tierra después del contorneo. A menos que la impedancia de tierra del neutro, en la ubicación
del impacto sea baja, ambos conductores deberían tener un gran valor de tensión con
respecto a una tierra remota. Por ejemplo, una descarga de 50 kA en la ubicación donde el
neutro es puesto a tierra a través de 50 Ω debería elevar el conductor de fase y el neutro a
2.500 kV.

La onda de tensión se propaga a considerable distancia desde la ubicación del impacto, a lo


largo de ambos conductores, de la fase y el neutro. En ubicaciones adyacentes donde el neutro
es aterrado, debería haber una reducción en la tensión del neutro. La tensión en el conductor
primario impactado es reducida a través del acoplamiento inter-fases, pero no en la misma
extensión que la reducción de tensión de neutro. Como resultado, se incrementa la diferencia
de tensión entre el conductor primario y el neutro. Esta tensión fase-neutro es aplicada al cable

52
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

en la transición línea aérea cable, modificada por la discontinuidad de la impedancia


característica del cable. La magnitud de tensión de este fenómeno solo, puede ser excesiva,
incluso si el cebado fuera instantáneo en la ubicación de la descarga en la línea.
Este mismo fenómeno ocurre, cuando se produce contorneo en la línea aérea protegida por un
descargador en la fase de impacto, cerca de la ubicación de la descarga. El neutro es elevado
al mismo potencial como la fase, menos la tensión de descarga residual. La diferencia de
tensión tiende a incrementarse en adyacencia de la ubicación de la tierra del neutro. La
ubicación de descargadores en puntos distintos a la terminación, del cable no protege al
mismo.

Figura C.1 Discontinuidad de la impedancia característica para línea aérea que termina en
cable y para línea aérea con derivación a cable.

C.2.1.3 Descargas inducidas


La mayoría de las descargas de rayo que ocurren en una línea de distribución son inducidas,
particularmente cuando la línea es protegida por la cercanía de árboles y estructuras. Las
tensiones de descarga, inducidas en líneas aéreas son usualmente de varios cientos de
kilovolt, o algo menos. En la transición del cable, la discontinuidad de la impedancia, permite
que solamente una porción de la tensión inducida se propague dentro del cable. La ecuación
(C1) se aplica para el cálculo de la tensión del cable, para los casos en donde la línea aérea
termina en un cable. Para los casos comunes en donde el cable es una derivación de la línea
aérea continuando ésta, el porcentaje de la tensión reflejada dentro del cable es ligeramente
menor. Considerando la magnitud de las ondas inducidas y la reducción de tensión debido a la
mencionada discontinuidad de la impedancia característica, las ondas inducidas no son
generalmente críticas en la aislación de media tensión. En contraposición con la tensión
residual, producida en un descargador descargando un impacto directo en un empalme.

C.2.1.4 Discontinuidad de la impedancia característica con descargador


Un descargador localizado en la discontinuidad del empalme, se presenta como una fuente de
tensión virtual al sistema de cable, siempre que la tensión refractada sea suficiente para
colocar al descargador en conducción. La tensión residual del descargador se propaga dentro
del cable.

C.3. Operación del descargador


C.3.1 Tensión residual del descargador
El descargador responde a las sobretensiones por medio de la derivación a tierra de la
descarga de corriente y limita la tensión del sistema. El descargador desarrolla una tensión
residual entre sus terminales, como función de la magnitud y forma de onda de la corriente de
descarga, clase de descargador, diseño y tensión nominal.

C3.2 Longitud de las conexiones

53
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Una variable significativa bajo control del diseñador del sistema, es la longitud total de la
conexión. Esta comprende al conductor hacia la línea y al conductor a tierra. La longitud del
conductor hacia la línea, es la distancia desde el conductor de fase al terminal de conexión del
descargador. La longitud del conductor a tierra es la distancia que la corriente de descarga
fluye desde el terminal de tierra del descargador, a la conexión común de tierra/neutro con la
protección metálica del cable. Figura C.2

Figura C.2 – Caída de tensión de los conductores de línea y de tierra durante la descarga
de corriente que contribuyen a la tensión transitoria aplicada total.

C.4. Esquema de protección con descargadores en sistemas de cables

C.4.1 Esquema con descargador en los terminales de entrada del cable


La máxima tensión producida por un descargador en los terminales del cable, es la suma de la
tensión residual del descargador (también conocida como nivel de protección a descarga de
rayos) y la caída de tensión inductiva (L . di/dt) de los conductores de conexión. Esta tensión
puede ser reflejada en el punto abierto del cable y ser del doble de magnitud. Por el
mantenimiento de la longitud de los conductores lo mas corto posible, la tensión transitoria
impresa, desarrollada por la instalación del descargador se puede minimizar. Este esquema de
descargador, provee el menor margen de protección para el sistema de cable, comparados a
los descriptos en 5.2 y 5.3.
En la figura C.3 se muestra la configuración de conexión de los descargadores cuando existe
una línea aérea con derivación a cable, que es menos solicitante que en los casos cuando la
transición es línea aérea a cable solamente, sin continuidad de la línea aérea.

Figura C.3 – Esquema con descargador en los terminales de entrada del cable para una
línea aérea pasante.

Como se puede observar, se tiene un descargador en la acometida del cable únicamente,


existiendo la posibilidad de duplicación de la tensión, al final del mismo, dependiendo de la
longitud del cable. La misma será, como máximo igual al doble de la tensión aplicada entre el
terminal y la vaina de cable, resultante del sistema de protección de la entrada.

C.4.2 Esquema de protección con descargadores en los terminales de entrada y finales


del cable

54
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Para reducir la magnitud de la onda reflejada en el circuito del cable subterráneo, debe
analizarse la situación en el otro extremo del cable. La conexión de descargadores en los
bornes del final del cable, solo se realiza para limitar la reflexión de la tensión transitoria.
Usualmente tiene menor capacidad de absorción de energía que el descargador de los
terminales de entrada, y es intencionalmente seleccionado para tener una mayor característica
U-I que los descargadores de entrada. Esto es requerido para asegurar la coordinación, en
otras palabras, la mayoría de la corriente debe ser descargada en el terminal de entrada y no
por el descargador del terminal de salida.

Figura C.4 – Esquema con descargadores en los terminales de entrada y salida del
cable.

Como se puede observar, con este esquema, no existe la posibilidad de duplicación de la


tensión al final del mismo, por la aplicación de los descargadores situados en este punto y la
tensión resultante, en definitiva dependerá de la corriente de descarga incidente que atraviesen
estos descargadores, que será mucho menor a la de los descargadores de la entrada.

C.4.3 Esquema de protección con descargadores en los terminales de entrada, en puntos


intermedios y al final del cable
Se obtiene una protección mejorada por medio del uso de descargadores en los terminales de
entrada, en puntos intermedios del cable y en los terminales de salida del cable. Este esquema
es más caro que los otros previamente vistos. Bajo el mismo supuesto de coordinación, como
la explicada previamente para descargadores en los terminales de entrada y salida, los
descargadores en puntos intermedios deberían limitar la tensión reflejada en el cable. No se
recomienda la localización de descargadores en puntos intermedios, demasiado cerca de los
descargadores de los terminales de salida, ya que su efectividad se puede ver comprometida.
Se sugiere una separación mínima de 50-100 m. Pueden obtenerse nuevas mejoras en la
protección, mediante la utilización de múltiples descargadores en puntos intermedios. El
margen real de protección puede variar dependiendo de cada caso específico, mas adelante se
tratará en detalle. La Figura C.5 muestra un esquema de protección más conservativo,
colocando descargadores a cada transformador, logra una protección más segura del cable.

55
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura C.5 – Esquema con descargadores en los terminales de entrada, salida y puntos
intermedios del cable.

C.4.4 Esquema adicional de protección con descargadores


Una forma de disminuir la corrientes incidentes para todos los casos, es la de colocar antes del
empalme o derivación, descargadores adicionales sobre los vanos anteriores de la línea aérea,
para reducir la magnitud de éstas. Es claro que es aconsejable el utilizar este método, cuando
solamente se colocan descargadores en la acometida. Por otro lado, el blindar la línea con
hilos de guarda, uno cinco vanos anteriores y posteriores a la derivación es equivalente a este
método, ya que se evitan impactos de descargas directas a los descargadores de los
terminales de entrada.

Figura C.6 – Esquema con descargadores adicionales en los postes anteriores a la


derivación del cable.

C.5. Datos sobre descargas de rayos

C.5.1 Impulsos múltiples de corriente


Estudios sobre las descargas de rayos, proponen que las descargas a tierra no son únicas, es
decir no son eventos individuales. Estas consisten en una serie de descargas rápidas. El
número de descargas son a menudo, entre 2 y 20, con una media de 3 a 4, con un tiempo
medio entre descargas del orden de los 35 ms. El primer rayo o descarga tiene el mayor pico
de corriente. Las descargas subsecuentes tienen una mayor pendiente de elevación para llegar
al pico, pero con valores de este último mucho mas bajo. El descargador puede que no siempre
esté en condiciones de superar a las condiciones reales del rayo

C.5.2 Magnitudes de las descargas de corriente


Registros de datos, que no fueron medidos en sistemas de potencia, muestran picos de
corriente de magnitud que exceden los 100 kA. Los datos disponibles, sugieren que al menos
el 90% de las descargas no exceden los 10 kA. Esto datos sugieren que una pendiente de 8 µs
para estimar el margen de protección es inadecuada.

C.5.2.1 Características de la primera descarga del rayo


Los siguientes datos son valores medios, con respecto al primer impacto del rayo, no medidos
en sistemas de potencia.

¾ Valor de cresta de la corriente: 31,1 kA

¾ Máxima pendiente: 24,4 kA/µs

¾ Tiempo de subida: 1,28 µs

¾ Tiempo de la cola: 77,5 µs

C.5.2.2 Características de las descargas subsecuentes del rayo

56
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Los siguientes datos son valores medios con respecto a los impactos subsecuentes del rayo,
no medidos en sistemas de potencia.

¾ Valor de cresta de la corriente: 12,3 kA

¾ Máxima pendiente: 39,9 kA/µs

¾ Tiempo de subida: 0,31 µs

¾ Tiempo de la cola: 30,2 µs

C.5.2.3 Características de las descargas de corriente de rayos sobre descargadores en


medidas de campo realizadas en sistemas de potencia
Los datos obtenidos de medidas de campo, sobre descargadores de distribución, en líneas
aéreas de media tensión, son los siguientes.

a) El 90% de todas las magnitudes de corriente medidas estaban dentro de la gama de:

1) Primera descarga: 0,3 a 2,4 kA

2) Descargas Subsecuentes: 0,3 a 2,6 kA

b) Máxima descarga de corriente:

3) Primera descarga: 28 kA

4) Descargas Subsecuentes: 20 kA

C.5.2.4 Implicación para los estudios de coordinación del aislamiento


Se estima que el 2 % de los descargadores, descargan anualmente corrientes de impulso de
20 kA o mayores. Es una práctica común usar de 10 kA para circuitos protegidos y 20 kA para
circuitos desprotegidos, como valor para el cálculo del margen de protección en la
coordinación.

C.5.3 Pendiente de la descarga incidente


Se ha usado tradicionalmente la onda de corriente representativa de 8/20 µs, pero distintos
autores indican que pueden encontrarse pendientes del orden de 1 µs. La pendiente de
descarga inicial, tiende a ser menor que las de subsecuentes descargas. Estudios recientes
con descargas iniciadas con cohetes, indican un valor medio de pendiente de descarga
inducida de 1,5 µs para líneas aéreas experimentales de distribución. Los cálculos usando
pendientes menores tal como 8 µs, deberían estimar márgenes mayores de protección que los
que pueden estar disponibles realmente. Las descargas de rayos son un fenómeno muy
variable y no ha sido posible establecer una fuerte correlación entre las pendientes o relación
entre las pendientes y magnitud de corriente. Es usual el considerar pendientes del orden de 1
a 2 µs.

C.5.4 Ondas bipolares


Es posible tener ondas con ambas polaridades, componentes positivas y negativas que pueden
resultar en reflexiones de tensiones de ambas polaridades. En el peor caso, cuando no hay
protección del final del cable, las tensiones se pueden cuadruplicar.

C.6. Tensión transitoria aplicada al sistema de aislación del cable

C.6.1 Tensión transitoria total aplicada

57
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Es preocupación del proyectista, la tensión total desarrollada sobre el sistema de aislación del
cable, durante la descarga de corriente. La tensión transitoria aplicada es la suma de las caídas
de todos los elementos en juego. La tensión residual del descargador, las caídas inductivas en
las conexiones del descargador y la tensión debida a las reflexiones de onda.

C.6.2 Tensión residual del descargador


El descargador desarrolla una tensión a través de sus terminales durante la descarga de
corriente, siendo esta tensión proporcional a la magnitud y forma de onda de la corriente de
descarga, del tipo de descargador (clase), del diseño y tensión nominal del mismo.

C.6.3 Caída de tensión en los conductores de conexión


Los descargadores son dispositivos que desvían la corriente del rayo a tierra, con conexiones
físicas, que conectan entre las fases del sistema de potencia al sistema de tierra. Durante la
descarga de corriente, aparece una caída de tensión en la conexión a las fases y otra en la
conexión a tierra, las cuales se le suman a la tensión residual del descargador.

Esta caída de tensión inductiva puede ser estimada por la siguiente ecuación:

di di di
L = L LL + L GL (C3)
dt dt dt

di
L Es la caída de tensión inductiva de la conexión total de los conductores, en kV.
dt

L LL Es la inductancia de conexión a las fases (µH/metro) X Longitud total (metros).

L GL Es la inductancia de conexión a tierra (µH/metro) X Longitud total (metros).

di
Es la pendiente de la onda de corriente, en kA/µs
dt

Figura C.7 Caída de tensión en los conductores de conexión, desde la línea al


descargador y desde este a tierra, durante la descarga que contribuye a la tensión
transitoria impuesta.

No se consideran sistemas dinámicos complejos en la conexión de tierra. Dependiendo de la


impedancia característica del paralelo disponible de los conductores de tierra (tierra del poste y
sistema de neutro aéreo), la corriente puede fluir solamente en un conductor o repartirse por los
caminos paralelos a tierra. Si el conductor de tierra posee cierta capacidad, condición que
puede existir donde los campos magnéticos se cancelan, se reduce efectivamente la longitud
del conductor de tierra. Los métodos sugeridos en este anexo para estimar los márgenes de

58
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

protección, no consideran condiciones complejas, pero incluye simplificaciones asumidas que


se hacen notar en las Figuras C.8 a C.12.

C.6.4 Componentes de la tensión transitoria impuesta a los terminales de entrada del


cable
En la figura anterior se muestran los componentes que contribuyen a la tensión total transitoria
aplicada al terminal del cable por el sistema de protección. Estos componentes son:

a) Tensión residual durante la descarga de corriente, del descargador.

b) Caída de tensión inductiva de la conexión de los conductores a la línea.

c) Caída de tensión inductiva de la conexión de los conductores a tierra.

La ecuación de la caída de tensión con todos sus componentes es como se mencionó


anteriormente:

di
TTVTP = LPL TP + L TP (C4)
dt

TTVTP : Es la tensión transitoria total impuesta al terminal del cable por el sistema de
protección, en kV.

LPL TP : Es el nivel de protección a los terminales del descargador, es decir la tensión residual
durante la descarga de corriente, en kV.

di
L TP : Es la caída de tensión inductiva total de los conductores de conexión del descargador,
dt
en kV.

C.6.5 Inductancia de los conductores


La inductancia típica de los conductores de conexión es de 1,31 µH/m.

C.6.6 Caída de tensión en los conductores


Un valor típico de caída inductiva en estos conductores, es de 5,25 kV/m para una pendiente
de la onda de corriente de descarga de 4 kA/µs. Estos valores fueron determinados
empíricamente (*). En la tabla 1, se dan los valores de las caídas de tensión inductivas por
unidad de longitud, de los conductores de conexión, para pendientes entre 1 y 8 µs y corrientes
de impulso de 10 y 20 kA, para fines comparativos. Estos valores pueden ser sustituidos en la
ecuación (C4) luego de ser multiplicados por la longitud total de las conexiones. Por
interpolación, pueden estimarse otros valores de picos de corriente y pendientes, debido a que
la caída de tensión de los conductores de conexión es una función lineal.

Tabla 1 - Caída de tensión inductiva por unidad de longitud


Tiempo de 10 kA 20 kA
Subida, µs kA/µs L(di/dt)m, kV/m kA/µs L(di/dt)m, kV/m
1 10 13,12 20 26,25
2 5 6,56 10 13,12
4 2,5 3,28 5 6,56
8 1,25 1,64 2,5 3,28

C.7. Protección del final del cable

C.7.1 Sin descargador al final del cable

59
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Si en el final del cable no se usa protección con descargadores, la onda de tensión transitoria
total impuesta en la ecuación (C4) puede duplicarse, para longitudes de cable suficientemente
largos y someter a una alta sobretensión al sistema del cable.
Históricamente no ha sido utilizada la protección al final del cable en los sistemas de tensión de
15 kV con un BIL de 95 kV o sistemas de tensión menores a éste. Tradicionalmente, los
estudios del margen de protección utilizan un tiempo de subida de 8 µs y también ignoran las
caídas de tensión debido a los efectos de la conexión de los conductores. Estos estudios
pueden estimar una protección adecuada, pero minimizando realmente el margen real. Cuando
se consideran ondas más rápidas y las caídas de tensión inductivas, con descargador en el
terminal del cable de entrada, y sin protección en el final, puede que no se proporcione una
adecuada protección.

C.7.2 Con descargador al final del cable


Se mejora la reflexión real al final del cable. La situación simplificada considerada en este
punto, solamente consiste en la suma de los siguientes términos:

a) La tensión residual del descargador que protege al terminal de entrada.


b) La caída de tensión total de los conductores que conectan al descargador en el
terminal de entrada.
c) El 50 % de la tensión residual, del descargador que protege al terminal del final del
cable, para una corriente de descarga de 1,5 kA con onda 8/20 µs.
d) La caída de tensión inductiva total de los conductores del descargador que protege al
terminal del final del cable.

Para un punto de vista práctico, esto es aproximadamente un 30% de tensión transitoria


impuesta total del descargador de los terminales de entrada. Para la protección del final del
cable, se emplean descargadores de servicio liviano, por ello sus características U-I se
establecen por encima de los descargadores de los terminales de entrada. Esto es para evitar
que el descargador descargue la mayoría de la corriente, que pueda exceder su capacidad. La
característica U-I mayor da por resultado reflexiones parciales.

La protección del final del cable no ha sido históricamente usada en sistemas de 15 kV con un
nivel básico de aislación de 95 kV. Los descargadores al final de los cables, se utilizan
comúnmente en sistemas de 25 kV y son altamente recomendados en sistemas de 35 kV.

C.8. Margen de protección

C.8.1Descargadores solamente en la entrada del cable


El margen de protección puede ser estimado con la ecuación siguiente:

⎛ BIL ⎞
PM TP = ⎜⎜ − 1 ⎟⎟.100 (C5)
⎝ (2.TTVTP ) ⎠
Donde

PM TP Es el margen de protección total en el terminal donde se coloca el


descargador, en %.

BIL Es el nivel básico de tensión de aislación a impulso, del equipo


protegido, en kV.

di
TTVTP Es LPL TP + L TP , en kV, visto en la formula (C4), en el terminal de
dt
entrada del cable.

C.8.2 Descargadores en la entrada y al final del cable

60
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Cuando se utilizan descargadores en el final del cable, en conjunto con descargadores en el


terminal de entrada, la ecuación (3) puede ser utilizada para la reflexión parcial de la onda. El
margen de protección estimado, da un valor proporcional, en donde ocurre la máxima tensión
en un punto interior del cable.
⎛ BIL ⎞
PM OP = ⎜ − 1 ⎟ . 100 (C6)
⎜ TTV
⎝ (
TP + (0,5.TTVOP )

⎠ )
Donde

PM OP Es el margen de protección total en el terminal de entrada y al final del cable, en


donde se colocan los descargadores, en %.

di
TTVOP Es LPL OP + L OP , en kV.
dt

LPL OP Es la tensión residual del descargador que protege al terminal del final del cable, en
kV.

di
L OP Es la caída de tensión en los conductores de conexión del
dt
descargador del terminal final del cable, en kV.

C.8.3 Descargadores en la entrada, en puntos intermedios y al final del cable


El uso de descargadores adicionales, puede mejorar mucho más el margen de protección, con
tal que se mantenga una separación mínima asegurada entre ellos. Los descargadores
adicionales previenen la duplicación de tensión y limitan las sobretensiones en el cable a
valores de la tensión máxima del sistema de protección del terminal de entrada.

⎛ BIL ⎞
PM MA = ⎜⎜ − 1 ⎟⎟.100 (C7)
⎝ TTV TP ⎠
Donde

PM MA Es el margen de protección total, en % para el terminal de entrada del cable y circuito


del cable, con múltiples descargadores.

C.8.4 Margen de protección mínimo histórico


Hay que recordar que el nivel básico de aislación para cualquier equipamiento debe ser mayor
o igual en un 20 %. Sin embargo el BIL del los cables para un mismo nivel de tensión, por lo
general debería ser mayor, por ejemplo que el de los transformadores en ese mismo nivel. Esto
último es debido al envejecimiento normal de los cables, ya que este BIL disminuye en mayor
proporción que el de los transformadores u otros equipos. Por lo tanto conviene que se fije un
margen de protección más conservador, alrededor del 30 %.

C.9 Técnica de instalación y conexión de los descargadores


Existen distintas formas de conectar los descargadores en la protección de los cables, como se
indicó anteriormente, las mayores variables en el cálculo de los márgenes de protección son los
conductores de conexionado de los descargadores, que producen caída inductiva. Se tratarán
a continuación varias opciones al respecto.

La conexión de los descargadores, antes del fusible, hace que se tenga que agregar una
longitud apreciable de los mismos, aumentando en gran medida la caída de tensión inductiva
sobre los conductores de conexión. Lo que se ve en la figura C.8 es un cable unipolar con
pantalla de tierra no concéntrica, utilizada como conductor neutro o cable con pantalla

61
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

semiconductora conectada a tierra. Existe un conductor desde la fase arriba del fusible hasta el
descargador y otro conductor desde el terminal del descargador hasta el cable de neutro que
es la pantalla del cable o el conductor de neutro conectado a tierra.

Figura C.8

Como se muestra en la figura C.8, la conexión del descargador es demasiada larga, por ambos
lados del descargador, lo cual impone sobre los terminales del cable y la vaina una caída de
tensión adicional a la propia del descargador, la cual reduce considerablemente el margen de
protección. Además si la impedancia de la pantalla de tierra del cable, es menor que la del
conductor neutro y sus puestas a tierra, se ve aumentada la distancia de conexión y por ende
la caída inductiva. En caso que la pantalla sea semiconductora no sucede esto.
Esquemáticamente, se pueden observar en la figura C.9 los elementos involucrados, las
caídas de tensión en los conductores son debidas a la inductancia de los mismos, que es
mayor en caso de tener curvas pronunciadas en su instalación. La otra caída de tensión es la
residual en el descargador cuando circula por el, la corriente de descargas del rayo.

Figura C.9

La figura C.10 muestra una instalación comparable a la de la figura C.8, pero con la diferencia
de que la pantalla de tierra es aislada y existe un conductor separado para la conexión de
tierra, por otro lado el descargador esta conectado aguas abajo del fusible, directamente al
conductor de fase. Como puede verse, con técnicas adecuadas de ubicación de los

62
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

descargadores, evitando conectar aguas arriba del fusible que protege al cable, se pueden
disminuir las conexiones por donde circula la corriente de descarga como para que no aumente
tanto la caída de tensión entre el conductor de la fase y la vaina metálica del cable, logrando
así un aumento del margen de protección. En esta figura se puede observar, que en función de
realizar una colocación más cercana del descargador a los terminales del cable, se pude
eliminar por completo la caída de tensión producida entre el conductor de la fase y el
descargador. Se puede observar también que todavía existe la conexión desde el descargador
a tierra, que se conecta a la vaina del cable y que por ahí circula la corriente de la descarga del
rayo.

Figura C.10

Como se ve en la figura C.11, también se puede eliminar esta última conexión de forma tal, que
no exista esta caída adicional aplicada al cable, en la conexión del conductor a tierra, entre el
descargador y la vaina del cable.

63
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura C.11

El esquema sintético mostrado anteriormente, que resulta de este último tipo de conexión,
muestra que sobre las partes activas del conductor y su vaina solamente aparece aplicada la
tensión residual del descargador y ésta depende de la corriente de la descarga que lo
atraviesa. Se observa en la figura C.12, el esquema sintético de esta ultima conexión. Se
puede deducir por lo visto anteriormente que, con una técnica correcta de conexión de los
descargadores, se puede obtener un margen adecuado de protección, sin costos adicionales
importantes y de esta forma minimizar la solicitación a que se ven sometidos los cables.

Figura C.12

C.10 Resumen de la protección de los terminales de cables conectados a líneas aéreas


Cuando la protección de los terminales del cable con descargadores se realiza en la
canalización vertical del poste solamente, la tensión obtenida en el terminal del poste por el
descargador de óxido metálico, es la suma de la tensión de la descarga del descargador y la
caída de tensión inductiva en los conductores que se conectan al descargador. Esta tensión se

64
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

propaga en el circuito del cable y puede llegar a ser el doble de su valor en éste y en los
transformadores conectados, debido a las reflexiones en los puntos tales como interruptores
abiertos y/o en los transformadores conectados al fin del cable. Se sugieren las reglas
siguientes, propuestas por varios autores, dirigidas hacia la determinación de las tensiones en
los terminales del fin del cable, para permitir el cálculo de los márgenes de protección:

a) No asuma ninguna atenuación. Esta aceptación llega a ser conservadora para las
longitudes de cable mayor a 900 m.

b) Asuma que las tensiones de la onda incidente se duplicarán en los puntos abiertos y en
los transformadores que estén al final del cable.

c) Asuma que un número significante de las descargas de rayos tendrá tiempos de subida
más rápidos que los 8 µs usados para las características publicadas por los fabricantes, para
la tensión de descarga en los descargadores. Las tensiones de descargas pueden ser,
significativamente mayores bajo estas condiciones. Experimentalmente se han medido
valores medios de 1,5 µs, por lo que se debería considerar el uso de valores de 1 a 2 µs
para los cálculos.

d) Utilice una onda de corriente de 10 kA al considerar esquemas de protección de


sistemas blindados y una onda de corriente de 20 kA para sistemas sin blindaje (hilo de
guarda).

e) Calcule la caída de tensión inductiva en los conductores que conectan los


descargadores como:

Tensión total = Longitud del conductor (m) X Inductancia por unidad de longitud (L) X
pendiente de la onda (di/dt).
Donde:
L es 1,3 µH/m, y la pendiente de la onda (di/dt) es calculada dividiendo la corriente de cresta
para el momento en que llega a ésta (Ejemplos: la di/dt para un impulso de 10 kA en 8 µs es
de 1,25; la di/dt para un impulso de 10 kA de cresta en 1 µs es de 10).

La tensión inductiva variará en función de la corriente y de la pendiente del impulso. Con 10


kA y una pendiente de 8 µs, la tensión inductiva tendrá un valor de 1,625 kV/m. También con
10 kA, la tensión inductiva puede ser tan alta como 13 kV/m cuando la pendiente es de 1 µs.
Una onda de descarga de 20 kA duplicara las tensiones anteriores. Las conexiones se deben
mantener tan cortas como sea posible. Incluso con los mejores descargadores en la
canalización vertical del poste, el sistema no estará protegido si los conductores son largos.

ANEXO D

Información necesaria de conocer para la compra de descargadores

D.1 Condiciones de servicio de descargadores con y sin explosores

D.1.1 Condiciones normales de servicio


Los descargadores conformes a estas normas deberán ser adecuados para la operación
normal bajo las condiciones de servició siguiente:

a) Temperatura ambiente en el rango de - 40 ° C hasta + 40 ° C;


b) La radiación solar;

NOTA: Los efectos de la máxima radiación solar (1,1 kW / m2) se toman en cuenta para las
pruebas de precalentamiento, en los ensayos de tipo. Si hay otras fuentes de calor cerca del
descargador, la aplicación de los descargadores debería ser objeto de un acuerdo entre el
fabricante y el comprador.

65
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

c) La altitud no superior a 1.000 metros;


d) Frecuencia de la corriente alterna. Fuente de alimentación no menor de 48 Hz y no superior
a 62 Hz;
e) Tensión de frecuencia de red aplicada continuamente entre los terminales de los
descargadores, no excede la tensión de operación permanente de los descargadores;
f) Condiciones mecánicas (en estudio);
g) Condiciones de polución (ningún requisito en este momento);
h) La velocidad del viento ≤ 34 metros / s;
I) Erección vertical.

D.1.2 Condiciones anormales de servicio


Los descargadores sujetos a otras condiciones que las de aplicación normal o de servicio
podrán requerir consideraciones especiales de diseño, de aplicación o fabricación.
El uso de esta guía en el caso condiciones anormales de servicio es objeto de acuerdo entre el
fabricante y el comprador. Las siguientes son las condiciones típicas anormales de servicio,
que pueden requerir atención especial en la fabricación o la aplicación del descargador y
debería ser un llamado de atención del fabricante:

1) La temperatura por encima de +40 ° C o inferior a -40 ° C.


2) Aplicación a una altura superior a 1.000 metros.
3) Existencia de gases o vapores que pueden causar el deterioro de la superficie del
aislamiento o del montaje.
4) El exceso de la contaminación por humo, polvo, niebla salina o de otros materiales
conductores.
5) La excesiva exposición a la niebla, humedad, caída de agua o vapor.
6) Lavado del descargador bajo tensión.
7) Mezclas explosivas de polvo, gases o vapores.
8) Condiciones mecánicas anormales (terremotos, vibraciones, altas velocidades de viento,
altas cargas de hielo, altos esfuerzo en voladizo).
9) Inusual transporte o almacenamiento.
10) Frecuencia nominal por debajo de 48 Hz y por encima de 62 Hz.
11) Fuentes de calor cercanas al descargador.
12) Velocidad del viento > 34 m / s
13) Montaje no vertical y montaje suspendido.
14) Efecto de torsión aplicado al descargador.
15) Efecto de tracción aplicado al descargador.
16) El uso del descargador como soporte mecánico.

D.2 Información típica suministrada en las solicitudes y ofertas de descargadores con y


sin explosores

D.2.1 Información proporcionada en los pedidos de ofertas


D.2.1.1 Datos del Sistema

− Mayor tensión del sistema.


− Frecuencia.

66
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

− Máxima tensión a tierra bajo condiciones de falla (factor de falla a tierra o sistema de
aterramiento del neutro).
− Duración máxima de las fallas a tierra.
− Máximo valor de las sobretensiones temporales y su duración máxima (falla a tierra,
perdida de carga, ferroresonancia).
− Nivel básico de aislamiento (BIL) de los equipos que se desea proteger.
− Corriente de cortocircuito del sistema en la ubicación de los descargadores.

D.2.2 Condiciones de servicio


Para condiciones normales, véase D.1.1
Condiciones anormales:
A) Condiciones ambientales:

− Naturales para el nivel de contaminación, véase el IEC 60071-2.

B) Del Sistema:

− Posibilidad de sobre velocidad de los alternadores (características tensión versus


tiempo);
− Frecuencia nominal distintas de 48 Hz a 62 Hz;
− Posibilidad de rechazo de carga con falla a tierra simultánea. Aislación del neutro
durante una falla, para una parte del sistema normalmente conectado a tierra.
− Transformación durante fallas, de una parte del sistema efectivamente puesto a tierra
pasando a neutro aislado;
− Incorrecta compensación de las corrientes de falla a tierra.

D.2.3 Rol del descargador


A) del sistema de conexión a:

− Fase a tierra;
− Neutro a tierra;
− Fase a fase.

B) Tipo de equipamiento que protege:

− Transformadores (conectado a la línea directamente o por intermedio de conductores);


− Máquinas rotativas (conectada a la línea directamente o por intermedio de
transformadores);
− Reactores o bobinas de inductancia;
− Reactores alta frecuencia o bobinas de inductancia de AF;
− Otros equipos de subestaciones;
− Subestaciones con aislamiento de gas (GIS);
− Bancos de condensadores;
− Cables (tipo y longitud), etc.

C) Longitud máxima de conductores de alta tensión, entre los descargadores y el equipo a


proteger (distancia de protección).

67
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

D.2.4 Características de los descargadores

D.2.4.1 Con explosores


− Tensión nominal;
− Tensión de cebado a frecuencia industrial (valor mínimo);
− Tensión de cebado a impulso de rayo (valor máximo);
− Tensión de cebado a frente de onda (valor máximo);
− Tensión de cebado a impulso de maniobra (valores mínimo y máximo);
− Corriente nominal de descarga de rayo y tensión residual;
− Para descargadores de 5.000 A si es serie A ó B;
− Para descargadores de 10.000 A si es de servicio liviano o pesado;
− Para descargadores de servicio pesado, la respectiva clase de descarga de larga
duración;
− Clase de alivio de presión (capacidad de cortocircuito);
− Longitud y distancias de aire de los cuerpos de los descargadores, seleccionados
sobre la base de la experiencia de servicio con descargadores y/u otros tipos de
equipos en el área concreta.

D.2.4.2 Sin explosores


− Tensión de operación continúa;
− Tensión nominal;
− Tensión residual a impulso de corriente de frente escarpado;
− Corriente de descarga nominal normalizada y tensión residual;
− Corriente de impulso de maniobra y tensión residual;
− Para descargadores de 10.000 A y 20.000 A, la clase de descarga de larga duración
respectiva;
− Clase de alivio de presión o limitador de presión (capacidad de corriente de
cortocircuito máxima);
− Longitud y distancias de fuga de la envoltura de los descargadores, selección
fundamentada por la experiencia de servicio de los descargadores y/o de otros tipos de
equipamientos en la zona considerada.

D.2.5 Equipamiento adicional y accesorios para ambos tipos de descargadores

− Descargadores blindados;
− Tipo de montaje: pedestal, caballete, soporte colgante (en que posición), etc., y si se
requiere de aislamiento de la base para la conexión de contador de descargas. Para
descargadores montados en soporte, si el soporte se conecta a tierra o no;
− Orientación de montaje si es distinta a la vertical;
− Desconector de cable a tierra / indicador de falla si es requerido;
− Sección transversal de la conexión.

D.2.6 Condiciones anormales particulares

Por ejemplo: operaciones muy frecuentes.

D.3 La información facilitada por el oferente con la licitación

68
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

− Todos los puntos de D.1.4 y D.1.5.

Además:

Para descargadores sin explosores:

− Tensión y corriente de referencia a la temperatura ambiente;


− Características de tensión a frecuencia de red versus tiempo;

Para todos los tipos de descargadores con y sin explosores:

− Tensión residual a impulso de rayo a 0,5, 1 y 2 veces la corriente nominal de descarga.


Si los ensayos de recepción de los descargadores completos no pueden realizarse a
una de estas corrientes la tensión residual deberá ser especificada para una corriente
en el rango de 0,01 a 0,25 veces la corriente de descarga nominal;
− Tensión residual a maniobras;
− Función del limitador de presión;
− Distancias. Especificaciones de montaje;
− Las posibilidades de montaje, planos de perforación, aislamiento de base soporte;
− Tipo de terminales de descargador y tamaño de los conductores;
− La longitud máxima permitida del conductor y el contador de descargas y entre el
contador y tierra;
− Dimensiones y peso;
− Resistencia a la flexión.

Anexo E

Comparaciones entre las normativas IEC e IEEE

E.1 Introducción
Mientras que los ensayos de las características de protección son esencialmente idénticas en
las normas IEC e IEEE, los ensayos de durabilidad y capacidad no lo son. Las comparaciones
de los ensayos de capacidad de la IEC con respecto a la IEEE se han llevado a cabo para
sistemas nominales diferentes.

E.2 Clasificación de los descargadores según IEEE e IEC.


La clasificación de los descargadores de sobretensión dependerá de la norma a la cual hayan
sido ensayados estos descargadores, si es europea (IEC) o americana (ANSI/IEEE), en razón
que las mismas son diferentes en algunos puntos. En líneas generales, puede decirse sin
entrar en discusión, cual de las normas es más o menos severa, que la norma ANSI no ha
considerado suficientemente algunas características de importancia en los descargadores de
óxido metálico. Como se comento anteriormente, la forma de clasificación de descargadores es
distinta para cada norma, lo cual hace complejo el establecimiento de equivalencias directas.
La norma ANSI clasifica a los descargadores en clases de la siguiente forma:

− Estación.
− Intermedios.
− Distribución, servicio pesado.

69
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

− Distribución, servicio liviano.


− Secundarios.

En donde los descargadores de clase distribución de servicio pesado tienen una corriente
nominal de 10 kA y los de servicio liviano de 5 kA. El rango de tensión de los primeros es de 3
a 36 kV y los segundos de 3 a 30 kV. Los descargadores de clase intermedio, son de corriente
nominal de 5 kA y el rango de tensión va de los 3 a los 120 kV. Los más utilizados son los
primeros (distribución), estos tienen un nivel de protección más alto que los de la clase
intermedio, es decir que aparece entre sus bornes una tensión más alta cuando descargan la
corriente asociada a la sobretensión (solicitando más al equipamiento a proteger) y
produciendo un menor margen de protección. Los clase intermedio, en cambio poseen una
menor tensión entre sus bornes cuando descarga la corriente y por lo tanto producen un
margen mayor de protección, éstos se utilizan sobre todo en los sistemas con neutro aislado.
La gran diferencia entre ellos, es que los de la clase distribución de servicio pesado están
diseñados para soportar corrientes de corta duración, del orden de los 100 kA y los de servicio
liviano e intermedios solamente de 65 kA.

La norma IEC clasifica a los descargadores según su corriente nominal de descarga y tipo de
descarga de línea, en clase de 1 al 5 en:

− 1.500 A, clase 1, 2 y 3.
− 2.500 A, clase 1, 2 y 3.
− 5.000 A, clase 1, 2 y 3.
− 10.000 A, clase 1, 2 y 3.
− 20.000 A, clase 4 y 5.

El rango de tensión de los descargadores de 2.500 A, es desde los 3 a los 36 kV, el rango de
los descargadores de 5.000 A, es desde los 3 a los 132 kV y el rango de los descargadores de
10.000A, es desde los 3 a los 360 kV.

La prueba de descarga de línea, se realiza mediante un ensayo de larga duración con onda
rectangular, donde la corriente de cresta va desde los 50 A para descargadores de 1.500 A,
clase 1 a los 2.000 A, para descargadores de 20.000 A clase 5. Con tiempos de duración para
llegar a la cresta de corriente desde 500 a 3.200 μseg de respectivamente.

La corriente nominal de descarga (kA de cresta), es la corriente de impulso de descarga de la


forma 8/20 μseg, la cual es un parámetro característico de los descargadores. Si bien esta
forma de onda no se corresponde con la forma real promedio de las descargas atmosféricas Su
forma fue seleccionada con el advenimiento de los descargadores de CSi. Los varistores
(resistores no lineales de óxido metálico) al ser sometidos a ondas de este tipo, producían una
onda de tensión de aproximadamente la misma forma de onda que coordinaba bien con las
usadas en los ensayos del nivel básico de aislación (BIL), para la evaluación de la aislación de
transformadores y otros equipos del sistemas eléctrico.

Estos valores de corriente nominal significan en los descargadores, que pueden soportarla en
forma “repetida” sin dañarse ni cambiar sus características. Pero en los descargadores pueden
circular valores más altos a su corriente nominal y no dañarse, siempre y cuando se les permita
recuperase térmicamente, sin superar los valores limites de diseño.

70
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Anexo F

Parámetros para seleccionar los descargadores con y sin explosores en sistemas de


distribución

F.1 Introducción.
Como se ha visto en el anexo B, se puede decir que los descargadores deben ser capaces de
soportar en forma continua, la tensión de operación de frecuencia de red normal del sistema,
descargar toda la energía de los transitorios que puedan ocurrir y operar en el mismo
medioambiente que el equipamiento a proteger.

La selección de los valores nominales de los descargadores, se basa en las siguientes


consideraciones principales:

− Tensión nominal del descargador Ur.

− Máxima tensión de operación permanente Uc.

− Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red en el lugar de


ubicación de los descargadores.

− Requerimientos energéticos en el lugar de ubicación.

− Corriente nominal o clase de descargador.

F.2 Elección de la tensión nominal de los descargadores.


La elección de la tensión nominal del descargador se realiza en función de la máxima tensión
que se puede alcanzar debido a una sobretensión temporaria en el punto de aplicación del
descargador, verificándose la condición de que la tensión nominal del descargador sea mayor
que la máxima sobretensión temporaria esperada. Desde la llegada de los descargadores de
oxido metálico sin explosores, para uso masivo en sistemas de media tensión, se introdujo el
concepto de la tensión de operación permanente del descargador, que en los últimos años se
ha extendido también a los descargadores con explosores.

En la actualidad se define, indistintamente para ambos tipos de descargadores, a la tensión de


operación permanente Uc, como la tensión de frecuencia industrial con la cual el descargador
puede funcionar permanentemente sin ningún tipo de inconvenientes. Sin embargo, la
interpretación técnica que corresponde hacer de esta magnitud, como así también de la tensión
nominal, difiere según se trate de descargadores con o sin explosores.

F.2.1 Descargadores con explosores.


Para los descargadores con explosores, la habilidad medida para soportar la tensión de
operación permanente de frecuencia de red (es decir la tensión Uc), es generalmente la tensión
nominal del descargador. Esta se define como la máxima tensión que puede ser aplicada a
través de los terminales del descargador durante la prueba de descarga, con corriente de
impulso nominal sin probabilidad de falla del mismo. Por lo tanto, en este caso, la tensión
nominal del descargador, también constituye la tensión con la cual puede operar el
descargador en forma permanente y es además la tensión a la cual el descargador puede
extinguir la corriente subsiguiente de frecuencia de red, luego de drenar la sobretensión a
tierra. Debe satisfacerse siempre la condición siguiente:

Tensión nominal del descargador con explosores > Utemp

Donde:
UTemp: es la sobretensión temporaria máxima que se puede presentar en el punto de instalación
del descargador cuando aparece una falla a tierra en la fase o fases contiguas (sin falla).

71
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

F.2.2 Descargadores sin explosores


Para los descargadores de óxidos metálicos sin explosores la situación es distinta, ya que los
resistores no lineales (varistores) siempre están conduciendo corriente. El calentamiento
originado por esta circulación de corriente, bajo ninguna circunstancia debe exceder los límites
admisibles, para que los resistores no lineales de óxido metálicos no experimenten avalancha
térmica. Por el contrario la tensión nominal de un descargador de óxido metálico sin
explosores, es la tensión máxima que puede soportar el descargador durante al menos los 10
segundos posteriores a la evacuación de la máxima energía que puede descargar (bajo norma
IEC). Es decir que en este caso, la tensión nominal es una sobretensión temporaria resistida
por el descargador. Por lo expuesto, el comportamiento de un descargador de óxido metálico
sin explosores frente a las sobretensiones de frecuencia industrial, está caracterizado por una
curva que relaciona la tensión soportada a frecuencia del sistema con la tensión nominal del
descargador a frecuencia industrial de 50 Hz versus tiempo o la tensión de operación
permanente del descargador a frecuencia industrial de 50 Hz versus tiempo. Esta información
debe estar en los catálogos comerciales de los descargadores, figura F1. Otra forma de
informar de los fabricantes en su catalogo, es también por medio de los valores en una tabla,
donde figuran la sobretensión temporaria por unidad de Uc o de Ur y los tiempos admisibles en
segundos. Generalmente se dan para dos casos, uno en estado frío o sin haber sufrido
ninguna descarga previa y otro habiendo disipado el descargador la máxima energía que
puede manejar.

F.2.2.1 Determinación de la máxima tensión de operación permanente Uc del


descargador, sin explosores.
La tensión máxima de operación fase-tierra del sistema, debería ser menor o igual al valor de
tensión de operación permanente del descargador. Este valor de regulación del sistema, en
general no puede superar el 10% de la tensión nominal del sistema, para la mayoría de los
sistemas; en algunos países este valor puede ser del 5%. Adicionalmente, en el caso de existir
contaminación armónica en la tensión se puede considerar un 5% adicional, a la máxima
tensión de operación del sistema. Esto significa que se debe verificar lo siguiente:

Um
Uc ≥ 1,1. Uf . 1,05 = . 1,05
3
Donde:

Uc: es la tensión de operación permanente del descargador.


Uf: es la tensión de fase nominal.
Um: es la tensión de línea máxima de servicio normalizada.
Nota: el factor 1,05 se utiliza solamente en el caso de alto contenido de armónicos en la tensión
del sistema.

Se puede observar que para el caso de descargadores con explosores, no existen muchas
opciones de selección, en cambio para el caso de descargadores de sobretensión de OZn sin
explosores, dependerá de la marca comercial de los mismos, pues las gráficas de capacidades
frente a sobretensiones temporarias no necesariamente son iguales entre las distintas marcas.
Eso hace que para un mismo caso de sobretensión temporaria, según la marca del
descargador, se deban colocar descargadores con distinta UC, disminuyendo o incrementando
el margen de protección con respecto al equipo a proteger.

En otras palabras, es muy importante conocer la capacidad frente a sobretensiones


temporarias de los descargadores específicos a usar, para poder evaluar si soportaran la
sobretensión temporaria de fase máxima, aplicada sobre ellos en casos de cortocircuitos de las
otras fases. Siempre tratando de elegir el descargador con la tensión UC lo mas baja posible,
sin que ello implique que se destruyan por sobretensiones de frecuencia de red. Pues a menor
valor de UC, se tendrá menor valor de tensión residual sobre el descargador para una misma
corriente nominal, que significa un aumento del margen de protección.

72
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

F2.2.2 Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que


soporta el descargador sin explosor.
Como se expresó anteriormente, la Utemp es la sobretensión temporaria máxima que se puede
presentar en el punto de instalación del descargador y la misma tendrá una duración máxima
denominada tmáx, tiempo que estará dado por las protecciones por sobrecorriente que
despejan la falla en ese lugar. Por ello, se tendrá que cumplir con:

Uw(tmáx) > Utemp

Donde:
Uw(tmáx): es la tensión que soporta el descargador para un tiempo igual a tmax
Utemp: es la sobretensión esperada en el lugar de colocación del descargador.

Donde se debe verificar, empleando las características tensión de frecuencia industrial - tiempo
del descargador elegido, que valor de Uw(tmáx) es soportado para el tiempo tmáx que dure la
sobretensión (que es el tiempo que tardan en abrir, las protecciones por sobrecorriente).

El valor de Utemp se determina para cada caso y se utiliza la peor condición para estas
sobretensiones temporarias a frecuencia industrial, que son las debidas a fallas a tierra en el
sistema. Este valor Uw(tmáx) se debe sacar del catalogo de descargador elegido, a partir del
gráfico de capacidad de soportar sobretensiones temporarias. En el gráfico de la figura F.1 se
puede observar en la abscisa derecha la relación Uw/Uc, en la izquierda Uw/Ur y en ordenadas
la duración máxima admisible en segundos.

Debe considerarse el hecho muy importantes, que es que estas características Uw/Uc o Uw/Ur
versus tiempo, difieren de una marca a otra de descargador.

La magnitud que alcanzan las sobretensiones, se expresa en términos relativos mediante el


factor de falla a tierra k (ver anexo A) que se calcula durante una falla a tierra, como la relación
de la mayor tensión fase - tierra de una fase sana a la tensión nominal fase - tierra de la red,
como se vio anteriormente. De este modo, se puede deducir la sobretensión temporaria
máxima a 50 Hz mediante la expresión siguiente:
Um
Utemp = k .
3

Fig. F.1.- Capacidad frente a sobretensiones temporarias.

El factor de falla a tierra se calcula de las impedancias de secuencia del sistema, para cada
punto seleccionado y usando para el caso de involucrar máquinas rotativas, las reactancias

73
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

subtransitorias. Si para alguna configuración del sistema, la reactancia de secuencia cero es


menor que tres veces la reactancia de secuencia positiva y además la resistencia de secuencia
cero no excede la reactancia de secuencia positiva, el factor de falla a tierra no será mayor que
1,4 en ninguna parte del sistema, es decir:

Si Xo ≤ 3 X1 y Ro ≤ X1 k ≤ 1,4

La correcta ponderación del factor de falla a tierra, es un elemento de vital importancia para la
selección del descargador de sobretensión, principalmente en los descargadores de óxido
metálico sin explosores, donde también adquiere una relevancia crítica el conocimiento realista
de los tiempos de actuación de las protecciones que despejan las fallas a tierra (tmáx).

F.3 Requerimientos energéticos de los descargadores.


En este punto se tendrán en cuenta, el tipo de equipamiento a proteger y el sistema de
distribución, si es urbano o rural. No es lo mismo proteger un transformador, que un banco de
capacitares, donde la energía almacenada es mucho mayor y por lo tanto la capacidad de los
descargadores deberá ser también mayor. En el caso de un sistema de distribución urbano, la
cantidad de descargadores que existen sobre la línea es mucho mayor que en un sistema de
distribución rural, lo que hace que en los primeros, la corriente nominal de los descargadores
pueda ser menor que en el restante caso, pues la corriente asociada a la sobretensión se
distribuye entre unos pocos elementos. En donde existen menor cantidad de descargadores
que drenen a tierra, las corrientes de descarga de las ondas impulsivas por equipo serán
mayores, debiendo prever de colocar descargadores de mayor corriente nominal.

F.4 Corriente nominal de los descargadores.


La elección de la corriente nominal de los descargadores es crucial en la selección de los
equipamientos de protección, ya que de ella depende la continuidad de la misma durante la
vida útil del equipo a proteger. La corriente que puede circular por los descargadores sin
dañarlos es superior al valor nominal, pero a mayor corriente se obtiene mayor caída de tensión
residual sobre los mismos y además para descargas sucesivas se solicita más al descargador.
La corriente que por ellos circula dependerá de qué tan cerca este el impacto del rayo sobre las
líneas y de cuantos descargadores existan en las proximidades de ese punto de impacto.
Como puede verse en la figura F.2, la ocurrencia de corrientes de cresta que circulan por los
descargadores, dependerá de la cantidad de subestaciones de distribución que se tengan en
el sistema. Las correspondencias con las distintas curvas son las siguientes:

− La curva 1, es de corrientes medidas a través de descargadores de distribución en


circuitos urbanos, teniendo más de 8 consumidores por km.

− La curva 2, es de corrientes a través de descargadores de distribución en circuitos


semi-rurales, teniendo no más de 8 consumidores por km.

− La curva 3, es de corrientes a través de descargadores de distribución en circuitos


rurales, teniendo una media de dos consumidores por km.

− La curva 4, es de corrientes a través de torres de líneas de transmisión.

Como se puede observar en la figura, a mayor cantidad de usuarios en el sistema de


distribución, menores son las posibilidades de superar corrientes de descargas grandes, a
pesar de que los valores altos de corriente de cresta son poco probables. En conclusión, salvo
descargas directas sobre las subestaciones, por los descargadores no circulan corrientes
elevadas.

Cuando la cantidad de usuarios es menor, existen menos descargadores para evacuar las
corrientes de rayo, éstas se elevan, o circulará mayor corriente por los mismos.

74
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

En los casos de distribución rural con muy pocas subestaciones, estos valores pueden ser muy
grandes.

Se puede observar que para el caso de torres de transmisión, las corrientes que se han medido
sobre ellas son las más grandes, pero hay que recordar que sobre las torres existen los hilos
de guardia, en los cuales impactan las descargas de mayor valor de corriente de cresta.

En las curvas 2 y 3 se han estimado los valores de corrientes extrapolando los valores (líneas
de puntos), manteniendo las pendientes de los valores medidos sobre los descargadores. Para
el peor de los casos, que son los sistemas de distribución rural, las corrientes de descarga no
superan los valores homólogos que se utilizan para verificar el correcto funcionamiento de los
descargadores en los ensayos de fábrica.

Figura F.2

Por lo que se puede observar, la elección de la corriente nominal de los descargadores debería
ser de 10 kA para sistemas rurales y de 5 kA para sistemas de distribución semi-urbanos. Para
los sistemas urbanos, la elección debería ser de descargadores con corrientes nominales de
2,5 kA. Solamente para el caso de proteger bancos de capacitores, se deben colocar de 10 kA.
En razón de que cuando aparece una sobretensión, según sea ésta de maniobra o descarga
atmosférica, los capacitores absorben los transitorios aumentando su tensión y acumulando
energía, que luego le entregan a los descargadores que los están protegiendo, viéndose
fuertemente solicitados los mismos.

F.5 Localización del descargador de sobretensión al final de una línea.


Debido a que la propagación de una onda de sobretensión tiene una velocidad finita, la acción
de un descargador a una distancia determinada del equipo a proteger, no se manifiesta hasta
haber transcurrido un cierto tiempo. Esta circunstancia, vale tanto para los equipos protegidos
que se encuentren antes o después del descargador. Supongamos el caso, en que el equipo a
proteger se encuentre a una distancia x antes del descargador, la onda de sobretensión que se
propaga en forma de cuña con una pendiente p (kV/µs) incide inicialmente sobre el equipo y
comienza a elevar la tensión en este punto si es fin de línea. Cuando dicha onda actúa sobre el
descargador y éste la limita ejerciendo su acción protectora, vuelve hacia el equipo protegido,
una onda reflejada de sentido opuesto (recordar que la actuación de un descargador es un
cortocircuito para la onda). La acción protectora depende de la sobretensión que se producirá
en el momento en que la onda reflejada alcance el equipo a proteger y por lo tanto, dependerá
de la distancia x y la pendiente p, de acuerdo a la siguiente expresión:

75
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

2px
U x = U res + U Y + + U Rdt
v
Donde:

UX : es la tensión resultante en el equipamiento a proteger.


Ures: es la tensión resultante en el descargador debida a la corriente de descarga.
UY : es la tensión resultante en el conexionado entre la línea y el descargador más la caída
entre éste y la conexión de la tierra o el equipo a proteger (que depende de la inductancia de
los conductores y de la corriente de descarga).
URdt : es la caída de tensión en la puesta a tierra (que depende de la resistencia de puesta
a tierra y de la corriente de descarga que circule).
p : es la pendiente del frente de onda incidente (en kV/μseg).
X : es la distancia entre el descargador y el equipo a proteger (en metros).
v : es la velocidad de propagación de la onda en el medio (en m/μseg).
El término UX, tiene como valor limite teórico, el doble del valor que resultaría de la sumatoria
de los términos Ures, UY, y URdt, lo cual significa que el descargador esta demasiado lejos del
equipo y el término, si es fin de línea o si encuentra la onda incidente un circuito abierto, se
duplicaría.

Cuando existe la posibilidad de que el sistema a proteger, esté en condición de fin de línea,
debido a que termina en un transformador o que por condiciones de falla, abre un
reconectador, o interruptor (en forma parcial o total), o también abre un seccionalizador luego
de la actuación coordinada con un reconectador, el sistema se comporta como fin de línea
aguas arriba y abajo de los mismos.
Para ese tipo de configuraciones, pueden tenerse dos posibilidades con respecto al equipo a
proteger:

− Una tierra única para la cuba del equipo y la del descargador.

− Tierras separadas entre la cuba del equipo y la del descargador.

F.5.1 Tierra única entre la cuba del equipo protegido y los descargadores.
La tensión resultante sobre el equipo cuando es fin de línea es:

2px
U x = U res + U Y +
v
En líneas aéreas se toma para v, que es la velocidad de propagación de la onda de
sobretensión un valor de 300 m/μs; para el caso más común que es que no tenga hilo de
guarda, la pendiente p de la onda incidente toma un valor de 1.000 kV/μs. En caso de poseer
descargadores, en los vanos anteriores o una disminución del nivel básico de aislación (BIL) de
la línea, ex profeso en los últimos vanos de esta, antes de la subestación, se puede tomar un
valor de 400 kV/μs,

La caída inductiva en los conductores que conectan al descargador, desde la línea y desde
éste a la cuba del equipo, dependerá de la inductancia L, que toma valores de 1,3 μH/m a 1,6
μH/m, cuando no existen rulos ni ángulos vivos en el cableado, de la longitud de los mismos (y1
+ y2) y de la variación de corriente en el tiempo. La tensión Uy vale:

Uy = (Uy1 + Uy2) = (y1 + y2) L ( dId / dt) = (y1 + y2) L ( Id / tc),

76
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura F.3.- Esquema de conexión de un descargador y el equipo a proteger con puesta a


tierra (PAT) única.

Donde se toma generalmente como Id a la corriente cresta nominal del descargador, para el
tiempo tc, siendo éste el tiempo para alcanzar esa corriente. Se puede suponer que ( dId / dt)
es igual a: Id / tc, con tc = 8 μs, que es el tiempo para alcanzar la cresta de corriente en los
ensayos de los descargadores y es un dato que viene en los catálogos de los fabricantes.

El valor de Ures, sale del catalogo del fabricante del descargador, elegido por medio de Uc
seleccionado inicialmente y para la misma corriente Id del caso anterior.

F.5.2 Tierras separadas entre la cuba del equipo y los descargadores.


Para la siguiente configuración, de tierras separadas de la cuba del equipo y la del
descargador, se le agrega un término que es la caída de tensión URdt en la resistencia de
puesta tierra del descargador. Esta se calcula evaluando la resistencia de la PAT de la
conexión de los descargadores y la corriente Id utilizada en el punto F.5.1, junto con los demás
términos. La formula a utilizar, de la tensión aplicada en el equipo a proteger es entonces:

2px
U x = U res + U Y + + U Rdt
v
Es de hacer notar, que en los sistemas de media tensión hasta los niveles de 33 kV, la caída
de tensión URdt puede ser significativa para los valores de puesta a tierra del orden de los 10Ω,
que es algo, bastante común encontrar en estos tipos de sistemas.

Figura F.4.- Esquema de conexión de descargador y equipo protegido con PAT


separadas.

77
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

F.6 Verificación del margen de protección.


Hasta ahora hemos seleccionado los descargadores, para que en condiciones normales y
anormales del sistema, el mismo no se deteriore y cumpla su cometido ante descargas
incidentes que provienen de la línea o inciden directamente sobre él. Luego de realizar esta
selección, como se menciono anteriormente, se debe verificar que la solicitación dieléctrica que
se aplica al equipamiento a proteger, sea menor a lo que podría soportar dicho equipo (esta
tarea es muy importante para salvaguardar la vida del equipo a proteger). Ello se verifica con lo
que se denomina margen de protección, que es comparar el nivel básico de aislación del
equipo (BIL) que es una tensión resistida, con el valor de la tensión resultante de las descarga
en función de todos los elementos que intervienen, para cada configuración seleccionada. El
valor mínimo del margen de protección, debe ser al menos igual o mayor que el 20%, para la
mayoría de los equipos como transformadores, interruptores, etc., para poder asegurar una
adecuada coordinación de la aislación.

F.6.1 Tensión soportada por el equipamiento.


Después que ha sido determinado si el descargador puede sobrevivir en el sistema, recién se
verifica la habilidad del mismo para proteger al equipamiento especifico. Esto se hace
comparando las características protectivas del descargador, con el nivel básico de aislación o
BIL del equipo a proteger. La descarga de tensión del descargador por ejemplo, es comparada
con el BIL del transformador, para determinar el margen mínimo de protección, que se
recomienda que sea al menos del 20% para la mayoría de los equipos de media tensión, en
cambio para cables se recomienda un margen de protección del 30%. La selección de un
margen mínimo no es arbitraria, pues con el tiempo y en razón del uso normal de los equipos,
los mismos pueden sufrir deterioro, de tal forma que su tensión de ruptura puede disminuir y
por ende la tensión resistida (caso típico de los transformadores cuando existe sobrecarga
prolongada debilitando la aislación de los mismos). Esto hace que tengamos una tensión
resistida por el equipamiento cuando es nuevo y una tensión soportada menor, cuando el
equipamiento ha sido utilizado. Se puede realizar la comparación no solamente con respecto al
BIL, si no también con respecto a ondas de frente escarpado u ondas cortadas y a
sobretensiones de maniobra o nivel básico de aislación a maniobras (SIL). Cabe aclarar, que
generalmente no se le realizan estos ensayos a los transformadores de distribución.

F.6.2 Tensión resistida por el equipamiento.


Nótese que las características de la tensión de prueba, resistida por el equipamiento, es un
valor discreto, llamado nivel básico de aislación o en forma resumida BIL, que se realiza
cuando el equipamiento es nuevo y no ha sido utilizado (solicitado térmicamente por ejemplo).
Para una tensión de sistema determinada, puede haber mas de un valor del BIL, definido por
las normas para un mismo nivel de tensión. También existen pruebas de impulso resistidas con
las que algunas veces son ensayados algunos equipos, como la tensión de impulso de onda
cortada o la de frente escarpado. Estas pruebas simulan las condiciones que pueden ocurrir
cuando por ejemplo en una línea aparece ruptura dieléctrica de los aisladores o actúan los
descargadores a cuernos de los transformadores, cortando abruptamente la sobretensión de
descarga atmosférica y solicitando en gran medida las primeras espiras de los
transformadores. También se puede presentar cuando actúa un interruptor y existe
reencendido, produciendo ondas de frente muy escarpado o cuando la descarga atmosférica
es muy cercana al equipamiento a proteger (siempre se la realiza sobre equipamiento nuevo).
También hay ensayos para sobretensiones de maniobra, que por lo general se aplican a los
equipamientos de las subestaciones de transmisión, pero no se aplican normalmente en
sistemas de distribución.

78
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Figura F.5.- Coordinación de la aislación: tensión soportada por el equipamiento,


comparada con la característica de protección de un descargador.

La verificación de sobretensiones de maniobra para equipamiento de distribución, se realiza


por medio de un ensayo de frecuencia de red, que si es superado, se supone que puede
resistir estas solicitaciones. En la figura F.5, se ven las características tensión resistida-tiempo
completa, de un aislamiento compuesto como el de un transformador y también está dibujada
la característica tensión-tiempo de un descargador. En la figura F.5, se muestran tres márgenes
de protección, el MP1 que es el nivel de tensión de prueba con onda cortada, el MP2 que es el
nivel de prueba con el BIL y el MP3 que es el nivel de las sobretensiones de maniobra o SIL.

F.6.3 Margen de Protección


La diferencia entre la característica de tensión residual del descargador Ux a la descarga de
corriente analizada y el nivel de tensión soportado por el equipamiento, suministra para todo
instante de tiempo, lo que se llama margen de protección, representado por la expresión
siguiente:

MP = Tensión soportada por el equipamiento _ 1


Tensión residual del descargador

En la figura anterior se muestran los puntos de tensión de ensayo soportada por un


transformador en baño de aceite, con los de la característica de descarga de un descargador
sin explosores, la tensión soportada por el equipamiento es comparada para establecer el
mínimo margen de protección.

La obtención de los márgenes de protección provistos por descargadores con y sin explosores
están resumidos en la tabla F.1. Si no se tienen los valores de tensión resistida a maniobra
(SIL), se pueden utilizar los valores de las pruebas de nivel básico de aislación o BIL,
afectadas por el coeficiente 0,83. Estos valores de BIL, SIL y tensión resistida a onda cortada,
deberían ser suministrados por los fabricantes de los equipos a proteger.

79
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Tabla F.1
Descargadores de CSi Descargadores de OZn

MP1 = Tensión de onda cortada soportada _1 MP1 = Tensión de onda cortada soportada _1
Cebado a Impulso 1,2 x 50 μseg Tensión equivalente de frente de onda

MP2 = Tensión de ensayo de BIL soportada _1 MP2 = Tensión de ensayo de BIL soportada _1
Tensión residual del descargador Tensión residual del descargador

MP3 = 0,83 BIL soportado del transformador _1 MP3 = 0,83 BIL soportado del transformador _1
Tensión de cebado a impulso de maniobra Tensión equivalente a impulso de maniobra

Los valores de las tensiones de: Cebado a Impulso 1,2 x 50 μseg, residual del descargador
para ondas de corriente impulsiva y de cebado a impulso de maniobra, deberán ser obtenidas
de los catálogos de los descargadores de CSi.
Los valores de las tensiones: equivalente de frente de onda, residual del descargador para
ondas de corriente impulsiva y equivalente de impulso de maniobra, deberán ser obtenidos de
los catálogos de los descargadores de OZn.
Solamente puede hablarse de cebado del descargador, cuando el mismo tiene explosores, por
lo general son descargadores de CSi, aunque existen también de OZn para usos especiales
(generalmente debido a efectos de ferroresonancia). Los valores tabulados en las tablas de
descargadores, cualquiera sea su tipo constructivo, son determinados por medio de ensayos de
laboratorio.

F.7 Resumen para la selección de los descargadores de oxido metálico

1) Determinación de la máxima tensión de operación permanente UC en el lugar de


colocación del descargador y primera selección del descargador.
Um
Uc ≥ 1,1 Uf =
3
2) Determinación de la magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red en el
lugar de colocación del descargador. Teniendo dos caminos:

a. Se puede obtener en forma aproximada, valorando el sistema de puesta a


tierra de la red mediante la tabla A1 del anexo A, en donde se puede decir que
ningún punto de la red tendrá un valor mayor al factor de sobretensión, y la
magnitud de la sobretensión temporaria se expresa por la siguiente fórmula:
Um
Utemp = k .
3

En donde el k se puede elegir, según la condición del neutro del sistema de la


tabla A1 del anexo A. La duración de la falla dependerá del lugar seleccionado,
por el tiempo de despeje tmáx de la protección por sobrecorriente que
corresponde para ese lugar.

b. Se puede determinar exactamente la magnitud de sobretensión en cada lugar


de instalación, para cada uno de los casos de fallas a tierra mediante los
gráficos de las figuras A1, A2, A3, A4 y A5 del anexo A, en función de las
componentes de secuencia para el sistema bajo estudio. El tiempo de duración
de la sobretensión se determina de la misma manera que en el caso anterior.

80
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

3) Determinación de la características tensión de frecuencia industrial - tiempo, del


descargador seleccionado, que suministra el valor de Uw(tmáx) el cual soporta para el
tiempo tmáx que dure la sobretensión en ese lugar.

4) Comparación de la máxima sobretensión temporal que soporta el descargador


seleccionado, con la sobretensión temporal en el lugar de colocación del descargador.

Uw(tmáx) > Utemp esperada en el lugar de colocación del descargador.

Aceptación del descargador elegido, o en caso contrario selección del inmediato


superior y nueva verificación.

5) Verificación del margen de protección del descargador seleccionado en el punto 4, con


un margen mínimo del 20 % con respecto al nivel básico de aislación (BIL) del equipo a
proteger, para la corriente nominal del descargador o una corriente superior a la
misma, en caso de proteger cables se recomienda tomar un margen mas grande, del
orden del 30%.

Anexo G

EJEMPLOS DE SELECCIÓN DE DESCARGADORES DE OXIDO DE ZINC SIN


EXPLOSORES, PARA LOS SISTEMAS ELÉCTRICOS DE DISTRIBUCIÓN DE: 10,5 kV; 13,8
kV; 24,9 kV; 34,5 kV; 69,0 kV Y 115 kV.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 10,5 KV, SUBESTACIONES PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL


Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO 02_ZOO

Datos característicos del sistema:


Línea aérea no blindada.
Sistema multiaterrado, tres conductores de fase y neutro que acompaña por debajo.
Subestación para electrificación rural.
Se estudia del manual de estructuras del CRE, una Subestación tipo banco transformador
monofásico 10,5 kV (NT CRE 003, G-312).
Nivel de tensión nominal Unom = 10,5 kV,
Nivel máximo de tensión Umáx = 11 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 2.1 - Tensión
máxima del sistema: Tensión nominal más la regulación.
Nivel máximo de tensión fase Umáxf = 6,52 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 3.5 -
Tensión de frecuencia de red fase a tierra, regulación ± 7,5 %
Corriente cortocircuito monofásica máxima: 17 kA,
BIL del equipamiento: 95 kV
El tiempo de despeje para una falla franca monofásica en los barrales de distribución o sus
cercanías, para la CC máxima, es de 0,76 s. El alimentador posee 2 re-cierres programados.
El primer re-cierre se realiza luego de 3 segundos del primer disparo, el segundo re-cierre se
realiza luego de 10 segundos del segundo disparo.

Determinación de la tensión de operación permanente Uc del descargador


Se determina la máxima tensión permitida por la variación porcentual de la tensión nominal del
sistema, para el caso de estudio, se selecciona el mayor de los dos valores aportados por el
Informe rev5CRE:
Umáx1 = 11/ √3 kV = 6,35 kV (cláusula 2.1),
Umáx2 = 6,52 kV (cláusula 3.5).
En caso de existencia de contenidos armónicos en el sistema se debe prever un 5% adicional
para la determinación de Uc.
Se debe verificar siempre, para la tensión de operación permanente, lo siguiente:

Uc ≥ Umáxf

81
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

El descargador seleccionado debe tener una Uc mayor o igual a 6,52 kV. Del catalogo Marca
Balestro, el primer descargador que cumple con esto, es el PBP 09/5 con una UC=7,65 kV.
Nota1: del manual de estructuras de la CRE, para un nivel de 10,5 kV las Notas Técnicas de la
CRE 003: G-107, G-312, G3-10, GH-10, normaliza el uso de descargadores de In = 5 kA, Ur =
10 kV, que tiene un Uc = 8,4 kV.

Nota 2: cualquiera que sea la marca de descargador, el mínimo valor de tensión admisible Uc
es igual a 7,65 kV con una Ur = 9,0 kV para todas las marcas, ya que estos valores están
normalizados.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
Se debe cumplir que:
Uw(tmáx) > Utemp

La Utemp para el sistema eléctrico 02_ZOO_10,5_kV, se extrae del Informe rev5CRE, sobre una
fase sana, que para una impedancia de falla de 10 o 20 Ω es igual a 6,07 kV, con una duración
de la falla en los barrales de distribución o sus cercanías, de 0,76 s y con la posibilidad de dos
re-cierres programados. El tiempo total de exposición de los descargadores a una sobretensión
temporal en caso de la falla ser permanente, es de 3 veces 0,76 o sea 2,28 s (se considera
esto a pesar de haber un tiempo muerto de 13 segundos entre el inicio de la falla y el segundo
re-cierre ya que el descargador no llega a enfriarse en ese tiempo.

Nota 1: en general se deberían analizar las distintas posibilidades que pueden ocurrir en el sistema y que muchas
veces pueden ser simultáneas o consecutivas, produciendo sobre el descargador una solicitación adicional. Como
ejemplo, una falla a tierra que produce sobretensiones sobre las fases sanas con un desenganche del alimentador y
una sobre velocidad del alternador. Los descargadores que están aguas arriba del interruptor que abre después de los
dos re-cierres, pueden ser sometidos al principio a una sobretensión temporal debido al corto circuito y luego, durante
el tiempo que dure la sobre velocidad de la maquina, a una tensión por encima de lo nominal.

Nota 2: para la pérdida de carga a nivel de los generadores, las sobretensiones temporales pueden llegar a amplitudes
de hasta 1,4 p.u. para generadores turbo-diesel y de hasta 1,5 p.u. para generadores de turbina hidráulica. La duración
es de aproximadamente 3 s.

Se seleccionarán descargadores de tres marcas distintas. De la información adicional


suministrada por el fabricante de descargadores Balestro, mediante una curva: para un tiempo
de 3 s, la relación UW/UC es de 1,35, con lo que se determina que el descargador en cuestión,
soporta una tensión de 10,32 kV durante 3 s. Esto es:

Balestro
PBP 09/10, Ur = 9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s) = 1,35 . 7,65 kV = 10,32 kV

PBP 09/5, Ur = 9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s) = 1,35 . 7,65 kV = 10,32 kV

UW(3s) = 10,32 kV > Utemp = 6,07 kV, cumple

Si se realizan estos cálculos, con las otras dos marcas de descargadores para un tiempo de 3 s
y la misma tensión nominal de descargador, los resultados son los siguientes:

Ohio Brass DynaVar


PDV-100, Ur = 9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s) = 1,500 . 7,65 kV = 11,47 kV

PDV- 65, Ur = 9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s) = 1,480 . 7,65 kV = 11,32 kV

PVR, Ur = 9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s) = 1,425 . 7,65 kV = 10,90 kV

Cooper Power Systems


UltraSiIL Housed VarSTAR

Normal Duty (5kA), Ur=9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s)=1,520 . 7,65 kV = 11,63 kV

82
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Heavy Duty (10 kA), Ur=9,0 kV, UC=7,65 kV, UW(3 s)= 1,520 . 7,65 kV = 11,63 kV

HD Riser Pole (10kA), Ur=9,0kV, UC=7,65 kV, UW(3 s)=1,460 . 7,65kV= 11,16 kV

Determinación del margen de protección


Se utiliza la formula siguiente para determinar el margen de protección:

MP = ( BIL - 1) . 100
Ux

Se considera del manual de estructuras de la CRE, una subestación tipo banco transformador
monofásico 10,5 kV (NT CRE 003, G-312) por considerar que de todas las configuraciones en
ese nivel de tensión, era la más desfavorable por estar más lejos los descargadores de los
equipos a proteger y tener la longitud mayor de cables de tierra (que vincula los descargadores
y la cuba de los transformadores). Se tiene la consideración de líneas aéreas no blindadas (sin
hilo de guarda). Para la determinación de la tensión resultante en el equipamiento a proteger
UX, entre las partes activas y la cuba del equipo, durante la incidencia de una onda de corriente
por descarga atmosférica, se debe evaluar la formula siguiente:
2px
U x = U res + U Y +
v
El valor de Ures se obtiene del catalogo del fabricante de descargadores y es la tensión
resultante en el descargador debida al corriente de descarga que se seleccione. Para líneas
rurales sin blindaje (hilo de guarda) y a campo abierto, la corriente de descarga recomendada
es: Id = 20 kA, con blindaje, (hilo de guarda) es de: Id=10 kA.
La caída de tensión inductiva UY se obtiene de las distancias del conexionado, por donde
circula la Id, la inductancia por unidad de longitud y la variación de la Id utilizada para la
selección del valor Ures en el paso anterior, para un tiempo de 8 µs (onda de ensayo 8/20µs).
Evaluando la formula siguiente:

Uy = (Uy1 + Uy2) = (y1 + y2) L ( dId / dt) = (y1 + y2) L ( Id / tc)

Del manual de estructuras, NT CRE 003, plano G-312, la distancia mínima de conexión del
cable de tierra del descargador a la cuba del los transformadores, es de 96 pulgadas, eso es
aproximadamente 2,5 m. La distancia desde la fase al borne superior del descargador es de
aproximadamente 1 m.

y1 = 1m, y2 = 2,5 m

Uy = (y1 + y2) . L . (Id / tc) = 3,5 m . 1,31 µH/m. (20 kA/ 8µs) = 11,46 kV

Si la línea de media tensión no continúa y termina en la subestación (que es el caso de NT


CRE 003, plano G-312), se considera a esto, como fin de línea, por lo que existe duplicación
en el banco de transformadores. Al no existir blindaje, la pendiente de la onda incidente, para
una descarga cercana (en el mismo vano) puede ser del orden de los 1000 kV/µs, la distancia
X, desde la unión del cable energizado del descargador a la botella de MT de los
transformadores, es de aproximadamente de 3 m, se considera que la onda incidente viaja a la
velocidad de la luz sobre la línea, esto es: v = 300 m/µs. La caída de tensión debido a la
duplicación de la onda incidente para esa distancia es igual a:

2 . p . X / v = 2 . 1000 kV/µs . 3 m . 1 / 300 m/µs = 20 kV

Del catalogo Marca Balestro, del modelo PBP 09/10, con una Ur=9 kV, UC=7,65 kV la Ures para
Id = 20 kA es igual a 33,7 kV.

Ux = 33,7 kV + 11,5 kV + 20,0 kV = 65,2 kV

83
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

MP(PBP 09/10) = ( 95,0 kV - 1) . 100 = 45,7%


65,2 kV

Si se utiliza el descargador de Ur = 10,0 kV, Uc = 8,4 kV, como aconseja el manual de


estructuras, NT CRE 003, G-312 para este nivel de tensión, se obtiene un valor de Ux para 20
kA siguiente:

Ux = 37,4 kV + 11,5 kV + 20,0 kV = 68,9 kV

MP(PBP 10/10) = ( 95,0 kV - 1) . 100 = 37,8 %


68,9 kV

Vemos que disminuye el margen de protección, con respecto al descargador seleccionado


inicialmente, pero el margen aun es superior al 20% recomendado.

Nota: si consideramos la misma disposición constructiva de la subestación, lo que cambia de un descargador a otro de
la misma marca, es la caída de tensión residual, que disminuirá, si aumenta la corriente nominal del descargador. Para
una misma corriente nominal de descargador, la tensión residual aumenta cuando aumenta Uc y generalmente son
distintos los valores de una marca a otra de descargador para una misma corriente nominal.

El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para cada uno de los descargadores de la tabla 1,
para una corriente de descarga de Id = 20 kA.

Tabla 1, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 10,5 kV, con un BIL de 95 kV para el equipamiento principal

Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(3s) (kV) MP (%)


Balestro
PBP 10/10 10 10,0 8,40 1,28 10,8* 37,8
PBP10/5 5 28,9 **
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 1,50 12,6 37,6
PDV- 65 5 10 8,4
1,47 12,3 30
PVR 10 1,43 12,0 54,9
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 1,52 12,7 34,9
Heavy Duty 10 10 8,4 43
Riser Pole 10 1,47 12,3 52

*De las distintas marcas, del mismo tipo de descargador de corriente de descarga nominal de 5
kA y 10 kA, los descargadores de esta marca, son los que soportan la más baja aplicación de
sobretensión temporal durante 3 s.
** Se solicitó información adicional al fabricante, para la realización del cálculo, ya que el
catalogo de la marca Balestro no informa la caída de tensión residual para los descargadores
de Id =5 kA para descargas de corriente de 20 kA.
Nota: para los casos de subestaciones para electrificación rural, con poca densidad de subestaciones por unidad de
longitud de la línea y medio o alto nivel ceráunico, es recomendable la utilización de descargadores de corriente
nominal de 10 kA. En cambio para las subestaciones urbanas o semi-urbanas, se pueden utilizar equipos de corriente
nominal de 5 kA. En caso de subestaciones para electrificación rural con muy baja densidad ceraunica, pueden ser
seleccionados descargadores de 5 kA.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 13,8 KV, SUBESTACIONES PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL


Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO GERMÁN BUSCH

Datos característicos del sistema:


Línea aérea no blindada.
Sistema multiaterrado, tres conductores de fase y neutro que acompaña por debajo.
Subestación para electrificación rural.

84
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Se asimila del manual de estructuras de la CRE, la misma configuración de una Subestación


tipo banco transformador monofásico 10,5 kV (NT CRE 003, G-312) para la determinación de la
ubicación de los descargadores y de las distancias a los elementos a proteger.
Nivel de tensión nominal Unom = 13,8 kV,
Nivel máximo de tensión Umáx = 15 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 2.1 - Tensión
máxima del sistema: Tensión nominal más la regulación.
Nivel máximo de tensión fase Umáxf = 8,68 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 3.5 -
Tensión de frecuencia de red fase a tierra, regulación ± 9 %
Corriente cortocircuito monofásica máxima: no se poseen datos.
BIL del equipamiento: 95 kV
El tiempo de despeje para una falla monofásica: no se tiene.

Determinación de la tensión de operación permanente Uc del descargador


Umáx1 =15/ √3 kV = 8,66 kV (cláusula 2.1),
Umáx2 = 8,68 kV, (cláusula 3.5).
Esto significa que se debe verificar lo siguiente:

Uc ≥ Umáxf = 8,68 kV

Se selecciona de las tablas de las distintas marcas de descargadores, un descargador de Ur =


12,0 y Uc = 10,2.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico Germán Busch, del anexo A tabla A1 de la guía de selección
de descargadores, se puede tomar un k ≤ 1,4 con un tiempo máximo de 5 s:

Utemp = 1,4 . 8,68 kV = 12,15 kV

Nota: un sistema de distribución tetrafilar en MT, tres fases y neutro que acompaña por debajo
de la línea, se puede considerar como un sistema efectivamente puesto a tierra, con un factor
de falla a tierra k, menor o igual a 1,4 en todo su recorrido. Siempre y cuando el conductor
neutro que acompaña las tres fases, se coloque a tierra entre 3 a 6 veces por kilómetro de
línea, teniendo al menos cada conexión a tierra, una resistencia individual de puesta a tierra
menor o igual a 25 Ω. Para sistemas no efectivamente puestos a tierra, con una puesta a tierra
única en la subestación de rebaje (AT/MT) y con un valor de la misma de que no exceda 1Ω, el
factor de falla a tierra puede estar comprendido entre 1,5 y 1,6 en algún lugar de la línea.

Se seleccionara los descargadores de tres marcas distintas. Se puede ver de la tabla 2 en la


columna de UW(5s) , todos los descargadores cumplen con:

UW(5s) > Utemp = 12,15 kV

Por lo tanto, soportan ampliamente la sobretensión fase - tierra que puede aparecer sobre los
bornes de los descargadores, durante los 5 s de aplicación de la sobretensión a frecuencia de
red.

Determinación del margen de protección


Para la determinación del margen de protección, se considera que el tipo de conexionado del
sistema de 13,8 kV es similar al descripto en el manual de estructuras de la CRE, para un nivel
de 10,5 kV de la Nota Técnica de la CRE 003: G-312. Se considera también que la línea no
tiene blindaje y por lo tanto tiene la posibilidad de recibir descargas del orden de los 20 kA.
Esto hace que las caídas inductivas en el conexionado para el peor caso y la duplicación de
tensión, sean igual que lo calculado anteriormente:

Uy = 11,5 kV, 2 . p . X / v = 20 kV

85
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para cada uno de los descargadores de la tabla 2,
para una corriente de descarga de Id = 20 kA.

Tabla 2, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 13,8 kV, con un BIL de 95 kV para el equipamiento principal
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(5s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 12/10 10 12 10,2 1.25 13.12* 24,6
PBP 12/5 5 15,9 *****
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 1,48 15,09 26,1
PDV- 65 5 12 10,2 1,45 14,79 18***
PVR 10 1,40 14,28 40,3
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 1,50 15,3 18,1***
Heavy Duty 10 12 10,2 25,9
Riser Pole 10 1,45 14,79 34,5
*De las distintas marcas del mismo tipo de descargador, de corriente de descarga nominal de 5
kA y 10 kA, los descargadores de esta marca, son los que soportan la más baja aplicación de
sobretensión temporal durante 5 s.
** Se solicito información adicional al fabricante para la realización del cálculo, ya que el
catalogo de la marca Balestro, no informa la caída de tensión residual para los descargadores
de Id =5 kA para descargas de corriente de 20 kA.
*** No cumplen con la premisa de tener al menos un margen del 20%. Para utilizar estos
descargadores se deberían minimizar las distancias del conexionado (acercar los
descargadores al elemento a proteger). Algunos autores admiten un 15% de margen de
protección.

Nota: para los casos de subestaciones para electrificación urbana con media o alta densidad de subestaciones por
unidad de longitud de la línea, los márgenes de protección son superiores a los de la tabla 2, aun con descargadores
de corriente nominal de 5 kA. Esto se debe a que en general las descargas de corrientes de rayo, se dividen entre
varias subestaciones, incluso si la subestación es de fin de línea, las caídas inductivas y las residuales de los
descargadores son más bajas. Siempre y cuando, el impacto no sea directamente sobre el poste donde se encuentre
los descargadores y el equipamiento a proteger.

86
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV, SUBESTACIONES PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL


Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO 05_VMA_SIE

Datos característicos del sistema:


Línea aérea no blindada
Sistema multiaterrado, tres conductores de fase y neutro que acompaña por debajo.
Subestación para electrificación rural
Se estudia del manual de estructuras de la CRE, una Subestación tipo banco transformador
monofásico 24,9 kV (NT CRE 003, plano VG-312).
Nivel de tensión nominal Unom = 24,9 kV,
Nivel máximo de tensión Umáx = 27,1 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 2.1 -
Tensión máxima del sistema: Tensión nominal más la regulación.
Nivel máximo de tensión fase Umáxf = 15,67 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 3.5 -
Tensión de frecuencia de red fase a tierra, regulación ± 9 %
Corriente cortocircuito monofásica máxima 6,36 kA,
BIL del equipamiento: 125 a 150 kV, cláusula 2.6. Se realiza el cálculo para ambos valores.
El tiempo de despeje para una falla franca monofásica en los barrales de distribución o sus
cercanías, para la CC máxima, es de 0,78 s. El alimentador posee 2 re-cierres programados.
El primer re-cierre se realiza luego de 3 segundos del primer disparo, el segundo re-cierre se
realiza luego de 10 segundos del segundo disparo. Esto significa que se debe verificar lo
siguiente:
Uc ≥ Umáxf = 15,67 kV

De los catálogos, el primero que cumple con esto, es el que tiene una Ur = 21,0 kV y UC=17,0
kV.

Nota: la especificación técnica NT CRE 015/04, VGH-25, VG3-25, VG-312 y VG-107 normaliza
el uso de descargadores de In = 5 kA, Ur = 18 kV, que tiene un Uc = 15,3 kV. Esto hace que si
se dan las condiciones de máxima tensión de regulación, los descargadores se vean afectados
por tener aplicado entre sus bornes una tensión superior a su Uc, llegando a la destrucción.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico 05_VMA_SIE, se extrae del Informe rev5CRE, siendo de
14,68 kV con una duración de la falla en los barrales de distribución o sus cercanías, de 0,78 s
y con la posibilidad de dos re-cierres programados. Se considera el tiempo total de exposición
de los descargadores a una sobretensión temporal en caso de que la falla ser permanente, de
3 veces 0,78 o sea 2,34 s, por cuestiones prácticas se consideran 3s.

Se seleccionarán los descargadores de tres marcas distintas. Se puede ver de la tabla 3 en la


columna de UW(3s) , que todos los descargadores cumplen con:

UW(3s) > Utemp = 14,68 kV

Por lo tanto, soportan ampliamente la sobretensión fase tierra que puede aparecer sobre los
bornes de los descargadores, durante los 3 s de aplicación de la sobretensión a frecuencia de
red.

Nota: esto se cumple aún en los casos, que debido a una falla a tierra como en el sistema eléctrico
13_MON_SADE_24,9_kV, se tiene una tensión a tierra sobre las fases sanas durante el cortocircuito, de 17,44 kV
mientras dure éste.

Determinación del margen de protección


De manual de estructuras, NT CRE 003, plano VG-312, la distancia mínima de conexión del
cable de tierra de los descargadores, a la cuba del los transformadores, es de 116 pulgadas,
eso es aproximadamente 2,95 m. La distancia desde la fase al borne superior del descargador
es de aproximadamente 1 m, la caída inductiva es:

y1 = 1m, y2 = 2,95 m

87
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Uy = (y1 + y2) . L . (Id / tc) = 3,95 m . 1,31 µH/m. (20 kA/ 8µs) = 12,9 kV,

La caída de tensión por duplicación, debido a una separación X de 3 m, considerando una línea
sin blindaje es:

X = 3 m, p = 1000 kV/µs, v = 300 m/µs

2 . p . X / v = 2 . 1000 kV/µs . 3 m . 1 / 300 m/µs = 20 kV

El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para cada uno de los descargadores de la tabla 3,
para una corriente de descarga de Id = 20 kA.

Tabla 3, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 24,9 kV, con un BIL de 125 kV para el equipamiento principal
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(3s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 21/10 10 21,0 17,0 1,28 21,7* 12,7***
PBP 21/5 5 3,1 *****
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 21,0 17,0 1,50 25,5 21,5
PDV- 65 5 1,47 25 11,7***
PVR 10 1,43 24,3 34,2
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 21,0 17,0 1,52 25,8 12,8***
Heavy Duty 10 21,5
Riser Pole 10 1,47 25 31,5
*De las distintas marcas del mismo tipo de descargador, de corriente de descarga nominal de 5
kA y 10 kA, los descargadores de esta marca, son los que soportan la más baja aplicación de
sobretensión temporal durante 5 s.
** Se solicito información adicional al fabricante para la realización del cálculo, ya que el
catalogo de la marca Balestro, no informa la caída de tensión residual para los descargadores
de Id =5 kA, para descargas de corriente de 20 kA.
*** No cumplen con la premisa de tener al menos un margen del 20%. Para utilizar estos
descargadores se deberían minimizar las distancias del conexionado (acercar los
descargadores al elemento a proteger). Algunos autores admiten un 15% de margen de
protección.

Nota: se puede lograr un aumento del margen de protección para los casos que no llegan al 20% de varias maneras:

− Aumentando el nivel básico de aislación, a descargas atmosféricas (BIL), de los equipos a proteger de un
valor de 125 kV a 150 kV para la disposición NT CRE 003, plano VG-312. En general esto no es económico y
se puede tener en cuenta para cuando se colocan equipos nuevos o se renuevan los mismos, para este tipo
de disposición, ver la tabla 4 para un BIL de 150 kV.

− Colocar los descargadores por debajo de los seccionadores fusibles, haciendo que disminuyan las caídas
inductivas y las debidas a duplicación en caso de que la línea termine en ese punto. Es de hacer notar que si
la línea aérea de media tensión, continúa como en el caso NT CRE 003, plano VGH-25, la corriente de
descarga se divide y las caídas de tensión son menores, no solamente por la disminución de la corriente de
descarga, si no también por ser las distancias mas cortas, haciendo que el MP sea más grande.

− Colocando descargadores de tensión nominal Ur = 18 kV, que tiene un Uc = 15,3 kV siempre y cuando se
asegure que la tensión de fase máxima durante la regulación nunca supere el nivel de 15,3 kV, ver tabla 5
para un BIL de 125 kV o utilizar descargadores con explosores que no se ven afectados por tensiones
superiores a este nivel de 15,3 kV, por periodos mayores a los descargadores de oxido de zinc sin
explosores.

88
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Tabla 4, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 24,9 kV, con un BIL de 150 kV para el equipamiento principal
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(3s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 21/10 10 21,0 17,0 1,28 21,7 35,2
PBP 21/5 5 23,7
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 21,0 17,0 1,50 25,5 45,9
PDV- 65 5 1,47 25 34,0
PVR 10 1,43 24,3 61,1
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 21,0 17,0 1,52 25,8 35,3
Heavy Duty 10 45,9
Riser Pole 10 1,47 25 57,8

Tabla 5, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 24,9 kV, con un BIL de 125 kV para el equipamiento principal
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(3s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 18/10 10 18,0 15,3 ** 1,28 19,6 25,1
PBP 18/5 5 15*
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 18,0 15,3** 1,50 23 27,1
PDV- 65 5 1,47 22,5 18,4*
PVR 10 1,43 21,8 43,8
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 18,0 15,3** 1,52 23,2 17,5*
Heavy Duty 10 26,5
Riser Pole 10 1,47 22,5 36,7

*Se puede observar que los descargadores de sobretensión con una corriente nominal de 5 kA
para la disposición de una Subestación tipo banco transformador monofásico 24,9 kV (NT CRE
003, plano VG-312) con una descarga de 20 kA, no superan ni igualan el 20% recomendado de
MP. Algunos autores admiten un 15% de margen de protección.
** Estos descargadores pueden no sobrevivir en el sistema eléctrico de 24,9 kV, ya que el
sistema tiene una regulación de tensión de fase permitida de ± 9 % de la tensión nominal,
existiendo la posibilidad de tomar valores de tensión de fase máxima iguales a15,67 kV,
con lo que los descargadores se destruyen por efectos térmicos a frecuencia de red.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 34,5 KV, SUBESTACIONES PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL


Y URBANA: EJEMPLO DE CÁLCULO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO GERMÁN BUSCH

Datos característicos del sistema:


Línea aérea no blindada
Sistema multiaterrado, tres conductores de fase y neutro que acompaña por debajo.
Subestación para electrificación rural
Se estudia del manual de estructuras de la CRE, una Subestación tipo banco transformador
monofásico 34,5 kV (NT CRE 003, plano ZG-312).
Nivel de tensión nominal Unom = 34,5 kV,
Nivel máximo de tensión Umáx = 37,6 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 2.1 -
Tensión máxima del sistema: Tensión nominal más la regulación.
Nivel máximo de tensión fase Umáxf = 21,71 kV, aportado del Informe rev5CRE, cláusula 3.5 -
Tensión de frecuencia de red fase a tierra, regulación ± 9 %
Corriente cortocircuito monofásica máxima: sin datos.
BIL del equipamiento: 150 kV, cláusula 2.6.
El tiempo de despeje para una falla monofásica: no se tiene.

89
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Determinación de la tensión de operación permanente Uc del descargador


Umáx1 =37,6/ √3 kV = 21,7 kV (cláusula 2.1),
Umáx2 = 21,71 kV, (cláusula 3.5).
Esto significa que se debe verificar lo siguiente:

Uc ≥ Umáxf = 21,7 kV

De los catálogos, el primero que cumple con esto, es el que tiene una Ur = 27,0 kV y UC=22,0
kV.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico Germán Busch, del anexo A tabla A1 de la guía de selección
de descargadores, se puede tomar un k ≤ 1,4 con un tiempo máximo de duración del
cortocircuito de 5 s

Utemp = 1,4 . 21,71 kV = 30,39 kV

Se seleccionarán los descargadores de tres marcas distintas. Se puede ver de la tabla 6 en la


columna de UW(5s) que salvo los de la marca Balestro, de In igual a 5 y 10 kA, todos los
restantes descargadores cumplen con:

UW(5s) > Utemp = 30,4 kV

Por lo tanto, estos soportan ampliamente la sobretensión fase-tierra que puede aparecer sobre
los bornes de los descargadores, durante los 5 s de aplicación de la sobretensión a frecuencia
de red.

Determinación del margen de protección


De manual de estructuras, NT CRE 003, plano ZG-312, la distancia mínima de conexión del
cable de tierra de los descargadores a la cuba de los transformadores, es de 126 pulgadas, eso
es aproximadamente 3,20 m. La distancia desde la fase al borne superior del descargador es
de aproximadamente 1,2 m, la caída inductiva es:
y1 = 1,2 m, y2 = 3,20 m

Uy = (y1 + y2) . L . (Id / tc) = 4,40 m . 1,31 µH/m. (20 kA/ 8µs) = 14,4 kV,

La caída de tensión por duplicación, debida a una separación X de 3 m, considerando una línea
sin blindaje es:
X = 3 m, p = 1000 kV/µs, v = 300 m/µs

2 . p . X / v = 2 . 1000 kV/µs . 3 m . 1 / 300 m/µs = 20 kV

El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para cada uno de los descargadores de la tabla 6,
para una corriente de descarga de Id = 20 kA.

90
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Tabla 6, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 34,5 kV, con un BIL de 150 kV para el equipamiento principal
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(5s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 27/10 10 27,0 22,0 1,25 27,5* 9,5***
PBP 27/5 5 1 *****
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 27,0 22,0 1,48 32,5 12,9***
PDV- 65 5 1,45 31,9 2,8***
PVR 10 1,40 30,8 29,9
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 27,0 22,0 1,50 33,0 9,1***
Heavy Duty 10 16,9***
Riser Pole 10 1,45 31,9 29,3
*De las distintas marcas del mismo tipo de descargador, los de ésta, no soportan la
sobretensión temporal esperable durante 5 s. Por lo que no pueden ser admitidos en este tipo
de circuito, si existe la posibilidad de que el cortocircuito dure ese tiempo.
** Se solicito información adicional al fabricante para la realización del cálculo, ya que el
catalogo de la marca Balestro no informa la caída de tensión residual para los descargadores
de Id =5 kA para descargas de corriente de 20 kA.
*** No cumplen con la premisa de tener al menos un margen del 20%. Para utilizar estos
descargadores se deberían minimizar las distancias del conexionado (acercar los
descargadores al elemento a proteger). Algunos autores admiten un 15% de margen de
protección.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO EN POSTE,


CRUCES SUBTERRÁNEOS

Datos característicos del sistema:


Línea aérea no blindada
Sistema multiaterrado, tres conductores de fase y neutro que acompaña por debajo.
Se estudia del manual de estructuras del CRE, NT CRE 019 UV5, Código 4P3F-25
Longitud de la traza = 37,2 m
Nivel de tensión nominal Unom = 24,9 kV,
Nivel máximo de tensión Umáx = 27,1 kV, cláusula 2.1, informe rev5CRE
Nivel máximo de tensión fase Umáxf = 15,67 kV,
BIL del equipamiento: 125 kV,

Determinación de la tensión de operación permanente Uc del descargador

Uc ≥ Umáxf = 15,67 kV

De los catálogos, el primero que cumple con esto, es el que tiene una Ur = 21,0 kV y UC=17,0
kV.

Nota: la especificación técnica NT CRE 019 UV5, normaliza el uso de descargadores de In = 5


kA, Ur = 18 kV, que tiene un Uc = 15,3 kV. Esto hace que si se dan las condiciones de máxima
tensión de regulación, los descargadores se vean afectados por tener aplicada entre sus
bornes una tensión superior a su Uc, pudiendo llegar a su destrucción.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico en estudio, del anexo A tabla A1 de la guía de selección de
descargadores, se toma un k ≤ 1,4 con un tiempo máximo de 5 s

Utemp = 1,4 . 15,67 kV = 21,9 kV

91
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Se seleccionarán los descargadores de tres marcas distintas. Se puede ver de la tabla 7, en la


columna de UW(5s) que salvo los de la marca Balestro, de In igual a 5 y 10 kA, todos los
restantes descargadores cumplen con:

UW(5s) > Utemp = 21,9 kV

Determinación del margen de protección


Del anexo C de la guía de selección se puede determinar el margen de protección para el caso
de colocación de descargadores en la entrada y la salida de los terminales del cable. El valor
del margen de protección a la entrada de los terminales, está dado por la formula siguiente:

MP = (BIL - 1) . 100
Ux

De manual de estructuras, NT CRE 019, plano UV5, la distancia mínima de conexión del cable
de tierra de los descargadores, por donde circula la corriente de descarga a la malla del cable,
es de aproximadamente 0,30 m. La distancia desde la fase al borne superior del descargador
es de aproximadamente 0,70 m, la caída inductiva es:

y1 = 0,70 m, y2 = 0,30 m

Uy = (y1 + y2) . L . (Id / tc) = 1,0 m . 1,31 µH/m. (20 kA/ 8µs) = 3,25 kV,

El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para cada uno de los descargadores de la tabla 7,
para una corriente de descarga de Id = 20 kA.

Tabla 7, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 24,5 kV con un BIL de 125 kV para la determinación del margen de protección
en los terminales de entrada del cable del cruce subterráneo.
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(5s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 21/10 10 21,0 17,0 1,25 21,2* 53,8
PBP 21/5 5 36,5 **
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 21,0 17,0 1,48 25,1 70,8
PDV- 65 5 1,45 24,6 51,9
PVR 10 1,40 23,8 97
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 21,0 17,0 1,50 25,5 54
Heavy Duty 10 70,8
Riser Pole 10 1,45 24,6 91,2
*De las distintas marcas del mismo tipo de descargador, los de ésta, no soportan la
sobretensión temporal esperable durante 5 s. Por lo que no pueden ser admitidos en este tipo
de circuito, si existe la posibilidad de que el cortocircuito dure ese tiempo.
** Se solicitó información adicional al fabricante, para la realización del cálculo, ya que el
catalogo de la marca Balestro no informa la caída de tensión residual para los descargadores
de Id =5 kA para descargas de corriente de 20 kA.

Nota: los valores del margen de protección de la tabla 7, están dados a la entrada de los terminales, considerando que
la onda incidente ingresa por este lado, desde la línea aérea. Si la longitud del cable es lo suficientemente larga, puede
existir duplicación en el final del mismo, de la tensión Ux aplicada a la entrada. Si al final del cable se encuentra un
transformador o circuito abierto (por seccionamiento), puede provocar que el margen de protección a la salida sea
mucho menor, nulo o incluso supere el BIL del cable. Para el caso en cuestión, en donde la longitud del cable es corta
(es un cruce subterráneo) y por lo tanto se conecta a línea aérea en la salida no se tiene el efecto de duplicación. A
pesar de ello es conveniente para los cruces subterráneos la colocación de descargadores en ambos extremos del
cable. Para el caso de colocación de descargadores al inicio y al final del cable, ver la formula C6 del anexo C.

El valor de Ures para el descargador de la entrada, se obtiene de cada catálogo, para cada uno
de los descargadores de la tabla 6, para una corriente de descarga de Id = 20 kA. El valor de

92
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Ures para el descargador de la salida se obtiene de cada catálogo, para cada uno de los
descargadores de la tabla 6, para el 50% de la caída de tensión, y para la corriente de
descarga de Id = 1,5 kA.

Tabla 8, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 24,5 kV con un BIL de 125 kV para la determinación del margen de protección
en los terminales de salida del cable del cruce subterráneo, con colocación de
descargadores a la entrada y la salida del cable.
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(5s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 21/10 10 21,0 17,0 1,25 21,2* s/d **
PBP 21/5 5 s/d **
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 21,0 17,0 1,48 25,1 27,8
PDV- 65 5 1,45 24,6 14,1***
PVR 10 1,40 23,8 47,3
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 21,0 17,0 1,50 25,5 15,7***
Heavy Duty 10 26
Riser Pole 10 1,45 24,6 41,1
*De las distintas marcas del mismo tipo de descargador, los de ésta, no soportan la
sobretensión temporal esperable durante 5 s. Por lo que no pueden ser admitidos en este tipo
de circuito, si existe la posibilidad de que el cortocircuito dure ese tiempo.
** De la información adicional solicitada al fabricante para la realización del cálculo, no se pudo
obtener la caída de tensión resultante en los descargadores de In de 5 y 10 kA para una onda
de descarga impulsiva de 1,5 kA 8/20 µs, necesaria para los cálculos del MP a la salida del
cable.
*** No cumplen con la premisa de tener al menos un margen del 20%. Para utilizar estos
descargadores se deberían minimizar las distancias del conexionado (acercar los
descargadores al elemento a proteger). Algunos autores admiten un 15% de margen de
protección.

93
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

SISTEMA DE TENSIÓN DE 10,5 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO EN POSTE

Datos característicos del sistema:


Línea aérea no blindada
Sistema multiaterrado, tres conductores de fase y neutro que acompaña por debajo.
Se estudia del manual de estructuras del CRE, NT CRE 019 UV2
Código 6P3F-15
Longitud de la traza = 347,3 m
Nivel de tensión nominal Unom = 10,5 kV,
Nivel máximo de tensión fase Umáxf = 6,52 kV.
Corriente cortocircuito monofásica máxima: s/d.
BIL del equipamiento: 95 kV

Determinación de la tensión de operación permanente Uc del descargador


Uc ≥ Umáxf = 6,52 kV
De los catálogos, el primero que cumple con esto, es el que tiene una Ur = 9,0 kV y UC= 7,65
kV. A pesar de ello se selecciona un descargador Ur = 10 kV y Uc = 8,4kV según la
especificación técnica NT CRE 019 UV2, que normaliza el uso de este tipo de descargadores
con una In = 5 kA.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico en estudio, del anexo A tabla A1 de la guía de selección de
descargadores, se toma un k ≤ 1,4 con un tiempo máximo de 5 s

Utemp = 1,4 .6,52 kV = 9,12 kV

Se seleccionarán los descargadores de tres marcas distintas. Se puede ver de la tabla 9 en la


columna de UW(5s) , todos los descargadores cumplen con:

UW(5s) > Utemp = 9,12 kV

Determinación del margen de protección


Del anexo C de la guía de selección, se puede determinar el margen de protección para el
caso de colocación de descargadores en la entrada y la salida de los terminales del cable. El
valor del margen de protección para la entrada, salida y puntos intermedios, menor o igual a la
formula C6 del anexo C, siguiente:

⎛ BIL ⎞
PM OP = ⎜ − 1 ⎟ . 100 (C6)
⎜ TTV
⎝ (
TP + (0,5.TTVOP )

⎠ )
De manual de estructuras, NT CRE 019, plano UV2, la distancia mínima de conexión del cable
de tierra de los descargadores, por donde circula la corriente de descarga a la malla del cable,
es aproximadamente mayor a 36 pulgadas, esto es cerca de 1 m. La distancia desde la fase al
borne superior del descargador es alrededor de 2 m, la caída inductiva es entonces:

y1 = 1 m, y2 = 2 m

Uy = (y1 + y2) . L . (Id / tc) = 3,0 m . 1,31 µH/m. (20 kA/ 8µs) = 9,75 kV,

El valor de TTVTP = Ures + Uy, es la caída de tensión residual del descargador mas la caída
inductiva en la conexión del descargador, para la corriente de descarga esperada sobre el
descargador (todo esto de la entrada línea - cable) y se obtiene de cada catálogo, para cada
uno de los descargadores de la tabla 9, para una corriente de descarga de Id = 20 kA y del
plano UV2, del NT CRE 019. El valor de TTVOP se obtiene también del catálogo, pero para una

94
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

tensión residual de 1,5 kA, sobre el descargador situado al fin del cable y de las caídas
inductivas de conexionado del descargador al final del cable, afectado por el 50 % del total.

Tabla 9, comparativa de distintas marcas y tipos de descargadores para el sistema de


tensión de 10,5 kV con un BIL de 95 kV para la determinación del margen de protección
en cualquier parte del cable. Con descargadores en la entrada y salida
Marca/Modelo In (kA) Ur (kV) UC (kV) UW/UC UW(5s) (kV) MP (%)
Balestro
PBP 10/10 10 10,0 8,40 1,25 10,5 s/d *
PBP 10/5 5 s/d *
Ohio Brass DynaVar
PDV-100 10 1,48 12,4 37,6
PDV- 65 5 10 8,4 1,45 12,1 30
PVR 10 1,40 11,7 54,9
Cooper Power Systems
Normal Duty 5 1,50 15,1 34,9
Heavy Duty 10 10 8,4 43
Riser Pole 10 1,45 12,1 52
* De la información adicional solicitada al fabricante, para la realización del cálculo, no se pudo
obtener la caída de tensión resultante en los descargadores de In de 5 y 10 kA para una onda
de descarga impulsiva de 1,5 kA 8/20 µs, necesaria para los cálculos del MP a la salida del
cable

95
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

SISTEMA ELÉCTRICO DE 69 KV: 01_GUA-69.

Con hilo de guarda.


Unom = 69 kV
Umáx = 72,5 kV
Umáxf = 41,8 kV
Tensión normalizada resistida a impulso atmosférico (BIL) equipamiento = 325 kV
Factor de falla a tierra k=1,4
Máxima duración de la sobretensión temporaria: 10 s
Corriente de descarga requerida In =10 kA
Clase de descarga de línea requerida: 2
Nivel de contaminación: I
Máxima corriente de cortocircuito monofásico a tierra: 28,6 kA
Se considera la existencia de contenidos armónicos en la tensión del sistema, que incrementan
el valor de cresta de la tensión, por lo que se tiene en cuenta un 5% adicional.

Uc ≥ 1,05 . Umáxf = 43,9 kV

El descargador seleccionado debe tener una Uc mayor o igual a 43,9 kV. Del catálogo Marca
Balestro, tipo PBPE-LT para líneas de transmisión, el primero que cumple con esto, es el PBPE
72/10/2-LT, con un Ur = 72 kV y una UC= 58,0 kV.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico 66 kV, se puede tomar un k ≤ 1,4 con un tiempo máximo de
10 s de duración.
Utemp = 1,4 . 43,95 kV = 63,5 kV

Del catalogo Marca Balestro, tipo PBPE-LT para líneas de transmisión, con una sobretensión
temporal soportada con aplicación previa de energía de 1,26 pu de Uc para 10 s (esta
información es suministrada por el fabricante en el catalogo, por medio de una tabla).
Esto es:
Uw(10s) = 1,26 . 58,0 kV = 73,08 kV

Se debe cumplir que:


Uw(tmáx) > Utemp

Uw(tmáx) = 73 kV > Utemp = 63,5 kV, cumple

Determinación del margen de protección


El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para una corriente de descarga de Id = 10 kA que
es igual a 180 kV

MP = ( BIL - 1) . 100
Ures

( 325 kV - 1) . 100 = 80,5 %


180 kV

Nota 1: el sistema de tensión de 66 kV, posee blindaje con hilo de guarda, con lo que la
corriente de descarga atmosférica que puede incidir sobre las fases, es de 10 kA.

Nota 2: si se seleccionan los descargadores tipo estación clase 2, marca Balestro, el


descargador seleccionado seria PBPE 72/10/2, con idénticos resultados en lo que respecta a
sobretensión temporal soportada, con aplicación previa de energía y tensión residual a
descarga de corriente nominal 10 kA con forma de onda 8/20 µs; respecto los tipo línea PBPE-
LT 72/10/2.

96
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Verificación de la capacidad de corriente de cortocircuito máxima.


La verificación de la corriente de cortocircuito que puede manejar el descargador sin poner en
riesgo a las personas y materiales, se hace comparando el valor declarado por el fabricante y el
valor máximo posible de la línea bajo estudio, teniendo que ser el primero mayor o igual a la
corriente de cortocircuito a tierra de la línea.
La clase de corriente de cortocircuito (de falla) declarada por el fabricante del descargador es:
20 kArms durante 0,2 s.
La máxima corriente de cortocircuito monofásico a tierra de la línea del sistema eléctrico de 69
kV, 01_GUA-69 es: 28,6 kA
El descargador seleccionado PBPE 72/10/2-LT, con un Ur = 72 kV y una UC= 58,0 kV, no
cumple con la clase de corriente de cortocircuito para esa línea. Se debe buscar un
descargador de otra marca. Pero si cumple para el resto de las líneas aéreas de 66 kV, en
donde las corrientes de cortocircuitos a tierra son menores a 20 kArms.

Como el descargador anterior no cumple con la verificación de la corriente de cortocircuito que


puede manejar, se busca el de otro fabricante. El descargador seleccionado debe tener una Uc
mayor o igual a 43,9 kV. Del catálogo Marca Cooper Power Systems, modelo VariSTAR® Type
AZF, clase intermedia, el primero que cumple con esto, es el AZF1A60 que tiene una Uc = 48
kV y una Ur = 60 kV, con una sobretensión temporal soportada con aplicación previa de
energía de 1,33 pu de Uc para 10 s (esta información es suministrada por el fabricante en el
catalogo, por medio de una curva).
Esto es:
Uw(10s) = 1,33 . 48 kV = 63,8 kV

Se debe cumplir que:


Uw(tmáx) > Utemp

Uw(tmáx) = 63,8 kV > Utemp = 63,5 kV, cumple

Determinación del margen de protección


El valor de Ures se obtiene del catalogo para una corriente de descarga de Id = 10 kA, que es
igual a 161 kV

MP = ( BIL - 1) . 100
Ures

( 325 kV - 1) . 100 = 101 %, cumple


161 kV

La clase de corriente de cortocircuito declarada por el fabricante del descargador es: 40 kArms
durante 0,2 s.

97
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

SISTEMA ELÉCTRICO DE 115 KV: ARBOLEDA.

Con hilo de guarda.


Unom = 115 kV
Umáx = 123 kV
Umáxf = 71 kV
Tensión normalizada resistida a impulso atmosférico (BIL) equipamiento = 550 kV
Factor de falla a tierra k=1,4
Máxima duración de la sobretensión temporaria: 10 s
Corriente de descarga requerida In =10 kA
Clase de descarga de línea requerida: 2
Nivel de contaminación: I
Máxima corriente de cortocircuito monofásico a tierra: 3,9 kA

Se considera la existencia de contenidos armónicos en la tensión del sistema, que incrementan


el valor de cresta de la tensión, por lo que se tiene en cuenta un 5% adicional.

Uc ≥ 1,05 . Umáxf = 74,6 kV

El descargador seleccionado debe tener una Uc mayor o igual a 74,6 kV, del catalogo Marca
Balestro, tipo PBPE-LT para líneas de transmisión, el que cumple con esto, es el PBPE
120/10/2-LT, con un Ur = 120 kV y una UC= 98,0 kV.

Duración y magnitud de la sobretensión temporaria de frecuencia de red que soporta el


descargador
La Utemp para el sistema eléctrico 115 kV, se toma un k ≤ 1,4 con un tiempo máximo de 10 s de
duración.

Utemp = 1,4 . 74,6 kV = 104 kV

Del catalogo Marca Balestro, tipo PBPE-LT para líneas de transmisión, con una sobretensión
temporal soportada con aplicación previa de energía de 1,26 pu de Uc para 10 s (información
suministrada por el fabricante en el catálogo, que para un tiempo de 10 s la relación UW/UC es
de 1,26). Esto es:

Uw(10s) = 1,26 . 98,0 kV = 123,5 kV

Se debe cumplir que:


Uw(tmáx) > Utemp

Uw(tmáx) = 123,5 kV > Utemp = 104 kV, cumple

Determinación del margen de protección


El valor de Ures se obtiene de cada catalogo para una corriente de descarga de Id = 10 kA que
es igual a 304 kV

( 550 kV - 1) . 100 = 80,9 %


304 kV

Nota 1: el sistema de tensión de 115 kV, posee blindaje con hilo de guarda, con lo que las corrientes de descarga
atmosférica que pueden incidir sobre las fases son de 10 kA.

Nota 2: si se seleccionan los descargadores tipo estación clase 2, marca Balestro, el descargador seleccionado seria
PBPE 120/10/2, con idénticos resultados en lo que respecta a sobretensión temporal soportada, con aplicación previa
de energía y tensión residual a descarga de corriente nominal 10 kA con forma de onda 8/20 µs; con respecto a los tipo
línea PBPE-LT 120/10/2.

98
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

Verificación de la capacidad de corriente de cortocircuito máxima.


La verificación de la corriente de cortocircuito que puede manejar el descargador, sin poner en
riesgo a las personas y materiales, se hace comparando el valor declarado por el fabricante y el
valor máximo posible de la línea bajo estudio, teniendo que ser el primero mayor o igual a la
corriente de cortocircuito a tierra de la línea.
La clase de corriente de cortocircuito (de falla) declarada por el fabricante del descargador es:
20 kArms durante 0,2 s.
La máxima corriente de cortocircuito monofásico a tierra de la línea del sistema eléctrico de 115
kV, Arboleda para el periodo 2006 -2011 es: 4,2 kA.
El descargador seleccionado PBPE 120/10/2-LT, con un Ur = 120 kV y una UC= 98,0 kV,
cumple satisfactoriamente con la clase de corriente de cortocircuito para esta línea. De la
misma manera también cumple para las otras dos líneas de 115 kV.

RESUMEN DE LA SELECCIÓN DE DESCARGADORES SIN EXPLOSORES PARA TODOS


LOS NIVELES DE TENSIÓN DE LOS SISTEMAS ELÉCTRICOS CRE

SISTEMA DE TENSIÓN DE 10,5 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA:

El manual de estructuras de la CRE, para un nivel de 10,5 kV, y las Notas Técnicas del CRE
003: G-107, G-312, G3-10, GH-10, normalizan el uso de descargadores de In = 5 kA, Ur = 10
kV, que tienen un Uc = 8,4 kV. De la misma forma la especificación tecnica NT CRE 015/04,
define las características principales de los descargadores, a utilizarse en las redes de
distribución aéreas para los distintos niveles de tensión nominal, de los sistemas de distribución
de la CRE.

Por cálculo, en general se podrían utilizar descargadores con tensión nominal Ur = 9,0 kV y
Uc = 7,65 kV, pero la utilización de uno de mayor tensión nominal como indica la NT CRE
015/04 con una Ur = 10 kV y Uc = 8,4 kV es correcta para proteger equipamiento con un BIL de
95 kV.

Como se puede ver en la tabla 1, todas las marcas de descargadores de 5 kA y 10 kA, tienen
un margen de protección mayor al 20% para la peor condición: en lo que respecta a:

− La disposición constructiva de la subestación, fin de línea, descargadores alejados de


los elementos a proteger, etc.,

− La descarga de corriente impulsiva de 20 kA, por ser líneas sin blindaje (debido a los
niveles de tensión del sistema) y suponiendo un impacto en el mismo vano en donde
se encuentra el equipamiento a proteger.

La selección de descargadores para este nivel de tensión, con corrientes nominales de 5 kA, se
puede decir que es adecuada para la mayoría de los casos, haciendo la salvedad
principalmente en aquellos casos en donde se proteja un banco de capacitores, donde sería
recomendable la colocación de descargadores de In = 10 kA. Para los casos de subestaciones
para electrificación rural, con poca densidad de subestaciones por unidad de longitud de la
línea y nivel ceráunico medio o alto, es recomendable la utilización de descargadores de
corriente nominal de 10 kA. En cambio para las subestaciones urbanas o semi-urbanas se
pueden utilizar descargadores de corriente nominal de 5 kA. En caso de subestaciones para
electrificación rural con muy baja densidad ceraunica, pueden ser seleccionados
descargadores de 5 kA sin problemas.

En general para un mismo tipo de disposición constructiva del equipamiento a proteger, la


diferencia de seleccionar un descargador de una u otra marca, es fundamentalmente la caída
de tensión residual en el descargador para la descarga de corriente de rayo. Ya que las caídas
inductivas y por duplicación de la tensión, por ser fin de línea en los conductores y sobre el
transformador (puede ser también interruptor, reconectador, seccionalizador, en la condición de
abierto), son idénticas según la hipótesis de cálculo utilizada. Por lo que dentro de una misma

99
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

marca y modelo, la tensión residual disminuirá, si aumenta la corriente nominal del


descargador. Además, para una misma corriente nominal de descargador, la tensión residual
aumenta cuando aumenta Uc y también son distintos los valores de una marca a otra de
descargador, para una misma corriente nominal y tensión Uc.

Hay que hacer notar, que la marca de descargadores utilizada por CRE y específicamente el
modelo PBP10/5 de Balestro, es de todos los de la tabla 1, el que resulta con menor margen
de protección y lo más importante es el que soporta para un mismo tiempo la menor
sobretensión temporal entre sus bornes. Esto es muy importante para los casos en donde, por
tiempos prolongados se encuentren sometidos a este tipo de solicitaciones. La más común es
la debida a fallas a tierra del sistema, de una o dos fases, lo que provoca una sobretensión
sobre la/s fase/s sana/s durante el tiempo que tardan las protecciones en abrir la falla. En
general se deberían de analizar las distintas posibilidades que pueden ocurrir en el sistema
bajo estudio y que muchas veces se pueden dar en forma simultáneas o consecutivas (un
efecto dispara el siguiente), produciendo sobre el descargador una solicitación adicional. Como
ejemplo, una falla a tierra que produce sobretensiones sobre las fases sanas con un
desenganche del alimentador y una sobre velocidad del alternador. Los descargadores que
están aguas arriba del interruptor que abre después de los dos re-cierres, pueden ser
inicialmente sometidos a una sobretensión temporal debido al corto circuito y luego, durante el
tiempo que dure la sobre velocidad de la maquina, a una tensión por encima de la nominal.
Estas solicitaciones pueden dañar severamente a los descargadores, los cuales no se
recuperan una vez desaparecida la solicitación, por lo que al reconectar el sistema pueden
entrar en avalancha térmica. Por lo tanto, es muy importante conocer la respuesta de los
descargadores cuando soportan sobretensiones durante un tiempo definido. En el caso de
estudio, el descargador utilizado por CRE no tenia los valores en el catalogo, pero fue
solicitado a fabrica y enviaron los mismos junto a otras características solicitadas.

La verificación de la corriente de cortocircuito que deben manejar los descargadores en el


sistema eléctrico 02_ZOO_SIEME, en el nivel de tensión de 10,5 kV, da como resultado que los
descargadores de la marca Balestro tipo PBP10/5 y PBP10/10 y el Ohio Brass DynaVar PDV-
65, no verifican la capacidad de corriente de cortocircuito máxima en el lugar de colocación. La
corriente de cortocircuito monofásica es de aproximadamente 17 kA y la capacidad de corriente
de cortocircuito informada por el fabricante Balestro, ante nuestra solicitud, es para los
descargadores tipo PBPXX/5 de In=5 kA es de 5 kArms y los PBPXX/10 de In=10 kA de 10
kArms, para una frecuencia de 50 o 60 Hz y con una duración de 0,2 s. Para el descargador
Ohio Brass DynaVar PDV- 65 de 5 kA, en su catalogo puede leerse que ha sido ensayado con
una corriente de 5 kArms durante 0,2. Para el resto de los descargadores de la tabla 1, si
cumple con poseer una corriente de cortocircuito manejable mayor a los 17 kA. Los
descargadores Ohio Brass DynaVar PDV-100 y PVR, poseen una prueba de corriente de falla
soportada de 20 kArms durante 10 ciclos, igualmente los descargadores Cooper Power
Systems: Normal Duty, Heavy Duty, Riser Pole soportan 20 kArms durante 10 ciclos. El
ensayo de corriente de cortocircuito soportado para una duración especifica de tiempo,
demuestra la habilidad que tiene el descargador para manejar esa energía sin poner en riesgo
a las personas y los elementos circundantes al descargador.

Para los sistemas eléctricos en el nivel de 10,5 como 01_GUA, 03_FER, 04_TRO_1_SIE,
01_GCH, 01_GCH_Ciud1, 01_GCH_Ciud2, 02_ZOO, 04_TRO_T1, 08_CAÑ_TOSH los
valores de corriente de cortocircuitos a tierra, son mayores a los 10 kArms, en el sistema
08_CAÑ_UNION, la Icc es mayor a 9 kArms por lo que los descargadores Balestro se ven
superados. Para el resto de los sistemas de 10,5 kV, se lo puede utilizar sin inconvenientes.

En la especificación tecnica NT CRE 015/04, se debería definir la corriente de cortocircuito


soportada por los descargadores dentro de sus características principales. Esto es para los
descargadores a utilizarse en las redes de distribución aéreas, para los distintos niveles de
tensión nominal de los sistemas de distribución de la CRE, definiéndolas en el punto 3
“condiciones generales”, para permitir su comparación con las corrientes de cortocircuito a
tierra en donde se colocarán estos descargadores.

100
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

SISTEMA DE TENSIÓN DE 13,8 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA:

En la especificación tecnica NT CRE 015/04 se define para este nivel de tensión, la utilización
de descargadores de Ur = 12 kV y Uc =10,2 kV, con una In=5 kA, para proteger equipamiento
con un BIL de 95 kV. Para el caso del estudio del sistema eléctrico Germán Busch, como se
observa en la tabla 2, ninguno de los descargadores evaluados de 5 kA de corriente nominal
cumplieron con la premisa de tener al menos un 20% de margen de protección mínimo. A
pesar de esto, los valores fueron superiores al 15 %. Algunos autores admiten un margen de
protección del 15%. Estos valores pueden ser mejorados con solamente acortar las distancias
del conexionado, es decir colocando por ejemplo los descargadores aguas abajo del fusible, a
bornes del elemento a proteger (cerca de los bornes del elemento a proteger). De la misma
forma que se realizó en el nivel de 10,5 kV, se efectuaron los cálculos para la peor condición,
en lo respecta a:

− La disposición constructiva de la subestación, fin de línea, descargadores alejados de


los elementos a proteger, etc.,

− La descarga de corriente impulsiva de 20 kA, por ser líneas sin blindaje (debido a los
niveles de tensión del sistema) y suponiendo un impacto en el mismo vano.

Cabe acotar, que para los casos de subestaciones para electrificación urbana con media o alta
densidad de subestaciones por unidad de longitud de la línea, los márgenes de protección son
superiores a los de la tabla 2, aún con descargadores de corriente nominal de 5 kA, esto se
debe a que en general las descargas de corrientes de rayo, se dividen entre varias
subestaciones. Incluso, si la subestación es fin de línea o existe la posibilidad que quede en
circuito abierto por la acción de la apertura de un interruptor, reconectador, seccionalizador,
etc., las caídas inductivas y las residuales de los descargadores son más bajas. Siempre y
cuando el impacto no sea directamente sobre el poste donde se encuentran los descargadores
y el equipamiento a proteger.
Es importante aclarar, que los sistemas de distribución tetrafilar en MT, tres fases y neutro que
acompaña por debajo de la línea, se puede considerar como un sistema efectivamente puesto
a tierra, con un factor de falla a tierra k, menor o igual a 1,4 en todo su recorrido. Siempre y
cuando el conductor neutro que acompaña las tres fases, se coloque a tierra entre 3 a 6 veces
por kilómetro de línea, teniendo al menos cada conexión a tierra, una resistencia individual de
puesta a tierra menor o igual a 25 Ω. Para sistemas no efectivamente puestos a tierra, con una
puesta a tierra única en la subestación de rebaje (AT/MT) y con un valor de la misma de que no
exceda 1Ω, el factor de falla a tierra puede estar comprendido entre 1,5 y 1,6 en algún lugar de
la línea.

Debería verificarse la característica de la corriente de cortocircuito soportada por los


descargadores de la tabla 2, con los niveles de corriente de cortocircuitos del sistema eléctrico
Germán Busch en los lugares de colocación de estos.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA:

En la especificación técnica NT CRE 015/04, como así también en las especificaciones


técnicas NT CRE VGH-25, VG3-25, VG-312 y VG-107, se normaliza el uso de descargadores
de In = 5 kA, con Ur = 18 kV y una Uc = 15,3 kV para un BIL de 125 kV. Esto indica, que si se
dan las condiciones de máxima tensión de regulación, los descargadores se vean afectados
por tener aplicado entre sus bornes una tensión superior a su Uc de valor Umáxf = 15,67 kV,
llegando a la destrucción, cuando se encuentren en el sistema de tensión de 24,9 kV. Por lo
que se deberían normalizar descargadores sin explosores, con tensiones nominales Ur = 21,0
kV y UC=17,0 kV.

Como se observa en la tabla 3, los descargadores evaluados de 5 kA de corriente nominal, no


protegen para la disposición constructiva de la subestación NT CRE 003, plano VG-312, para

101
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

una descarga de corriente impulsiva de 20 kA, por no poseer blindaje la línea aérea (debido a
los niveles de tensión del sistema), y suponiendo un impacto en el mismo vano, con
equipamiento con un BIL de 125 kV.
El descargador de la marca Balestro tipo PBP 21/5 tiene un margen de protección del orden del
3%, el tipo PBP 21/10 con la disposición VG-312 tampoco cumple, pero puede ser mejorado
con solamente acortar las distancias del conexionado entre el descargador y el equipo a
proteger, consiguiendo un valor del orden de 20%.
Se puede lograr un aumento del margen de protección para los casos que no llegan al 20% de
varias maneras:

− Aumentando el nivel básico de aislación a descargas atmosféricas (BIL) de los equipos


a proteger, de un valor de 125 kV a 150 kV para la misma disposición NT CRE 003,
plano VG-312, ver la tabla 4 para un BIL de 150 kV.

− Adecuar la disposición NT CRE 003, plano VG-312, para un BIL de 125 kV, colocando
los descargadores por debajo de los seccionadores fusibles, haciendo que disminuyan
las caídas inductivas y las debidas a duplicación, en caso de que la línea termine en
ese punto.

Se puede ver en la tabla 4 que con la disposición constructiva de la subestación NT CRE 003,
plano VG-312, aumentando solamente el BIL a 150 kV, todos los descargadores de
sobretensión de 5 y 10 kA cumplen con la premisa de tener al menos un 20% de margen de
protección mínimo.

Se puede observar en la tabla 5, que si seleccionan los descargadores sugeridos en la


especificación técnica NT CRE 015/04, con Ur = 18 kV y una Uc = 15,3 kV para un BIL de 125
kV. Los descargadores de 10 kA cumplen con la premisa de tener un MP mayor al 20%, los de
5 kA rondan los valores entre 15% y el 18 %. Como se explicó anteriormente, estos
descargadores pueden no sobrevivir en el sistema eléctrico de 24,9 kV, ya que el sistema tiene
una regulación de tensión de fase permitida de ± 9 % de la tensión nominal. Existiendo la
posibilidad de tomar valores de tensión de fase máxima del orden de los 15,6 kV, valor
superior a la tensión de operación permanente Uc de 15,3 kV, con lo que los
descargadores se destruyen por efectos térmicos a frecuencia de red.

En el ejemplo de cálculo del sistema eléctrico 05_VMA_SIE, como así también en los sistemas
05_VMA_SIE, 05_VMA_ARTR, 06_PIN_TOSH, 06_PIN_ARTR y 07_NJE, 09_MAP, la
utilización de descargadores de In = 5 kA para la protección de equipos de un BIL de 150 kV,
de las marcas Balestro (PBP 21/5) y Ohio Brass (PDV- 65), no cumplen con tener una
característica de corriente de cortocircuito soportada, mayor a la corriente monofásica de
cortocircuito a tierra en el lugar de colocación del descargador. Estos descargadores han sido
ensayados con 5 kARMS durante 0,2 s contra (como ejemplo) los 6,4 kA de corriente monofásica
de cortocircuito a tierra del sistema eléctrico 05_VMA_SIE. Aproximadamente en la mitad de
los sistemas eléctricos de este nivel de tensión, las corrientes monofásicas de cortocircuito a
tierra superan los 5 kARMS. Para el resto de los sistemas de 24,5 kV, se los puede utilizar sin
inconvenientes, en la protección de equipamiento con un BIL de 150 kA.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 34,5 KV PARA ELECTRIFICACIÓN RURAL Y URBANA

Si hay posibilidad de que en el sistema eléctrico Germán Busch de 34,5 kV, existan tiempos de
actuación de las protecciones, para fallas a tierra, del orden de los 5 s y/o posibilidad de dejar
de ser un sistema de distribución tetrafilar en MT, de tres fases y neutro que acompaña por
debajo de la línea, por robo del neutro, puede pasar de ser un sistema efectivamente puesto a
tierra, con un factor de falla a tierra k, menor o igual 1,4 a un sistema no efectivamente puesto a
tierra, con un factor de falla a tierra k, que puede estar comprendido entre 1,5 y 1,6 en alguna
parte de la línea. También se deberían analizar las distintas posibilidades que pueden ocurrir
en el sistema eléctrico, como fallas a tierra seguidas de sobre velocidad del alternador, que

102
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

producen solicitaciones a los descargadores por aplicación de tensiones por encima de la


tensión Uc.
Como se puede observar de la tabla 6, de todas las marcas del mismo tipo de descargador, los
de Balestro, no soportan la sobretensión temporal esperable durante 5 s (UW(5s) < Utemp), por lo
que no pueden ser admitidos en este tipo de sistema eléctrico, si existe la posibilidad de que el
cortocircuito dure ese tiempo. Es de hacer notar que con un k de 1,27 (sistema efectivamente
puesto a tierra), ya se supera el valor de UW(5s) para estos descargadores.
Se puede ver también que con la hipótesis de cálculo para las peores condiciones, en lo que
respecta la disposición constructiva de la subestación: tipo banco transformador monofásico
34,5 kV (NT CRE 003, plano ZG-312) e impacto directo sobre el poste (20 kA, onda 8/20 µs),
casi ninguno de los descargadores cumplen con la premisa de tener al menos un margen del
20%, salvo los de la marca Ohio Brass DynaVar, tipo PVR y los de Cooper Power Systems tipo
Riser Pole, ambos de 10 kA. Para la utilización de los otros tipos de descargadores, se deben
minimizar las distancias del conexionado (acercar los descargadores al elemento a proteger) y
realizar nuevamente los cálculos.

A esta altura, es necesario preguntarse si existe un alto número de equipos de MT dañados por
descargas atmosféricas, ya que los descargadores utilizados In = 5 kA, con Ur = 27 kV y una
Uc = 22 kV marca Balestro, dan un margen de protección del orden del 1%, totalmente
inadmisible. Es de hacer notar que para los sistemas de 24,5 y 34,5 con niveles de BIL
respectivamente de 125 y 150 kV para el equipamiento, y con distribución multi-aterrrada (4
hilos), realmente las líneas aéreas, tienen un BIL del mismo orden o menores que los de los
equipos principales instalados. Por ello, los impactos a las líneas aéreas que no sean en el
mismo vano o sobre el poste del equipamiento a proteger, son generalmente drenados a tierra
antes de llegar a las subestaciones, por lo que solamente llegan ondas de corriente de valores
menores a los planteados de 20 kA. Esto está asociado a continuas salidas de servicio y
numerosas actuaciones de los re-cierres de los interruptores durante las tormentas eléctricas
con reposición automática del servicio.

En la especificación técnica NT CRE 015/04, como así también en la NT CRE 003, plano ZG-
312, se normaliza el uso de descargadores de In = 5 kA, con Ur = 27 kV y una Uc = 22 kV,
para un BIL de 150 kV, lo que es correcto.

No se debe elevar la tensión nominal de los descargadores de 27 kV a 30 kV como recomendó


el fabricante de la marca Balestro en este nivel de tensión de 34,5/19,9 kV.

Se debe verificar la característica de la corriente de cortocircuito soportada por los


descargadores de la tabla 6, con los niveles de corriente de cortocircuito del sistema eléctrico
Germán Busch en el nivel de 34,5 kV, en los lugares de colocación de estos.

SISTEMA DE TENSIÓN DE 24,9 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO EN POSTE,


PARA CRUCES SUBTERRÁNEOS

El manual de estructuras de la CRE, NT CRE 019 UV5, Código 4P3F-25, se normaliza el uso
de descargadores de In = 5 kA, Ur = 18 kV, que tiene un Uc = 15,3 kV. De la misma forma que
se analizó anteriormente, para este nivel de tensión, si se dan las condiciones de máxima
tensión de regulación, los descargadores se verán afectados por tener aplicado entre sus
bornes una tensión superior a su Uc, llegando a la destrucción. Por lo que se debe normalizar
la utilización de descargadores con Ur = 21,0 kV y UC=17,0 kV. Es recomendable la colocación
en ambos extremos del cable. Aún con las distancias cortas, como se puede observar en la
tabla 7, los descargadores de corriente nominal de 5 kA cumplen ampliamente con la
protección, con un margen mayor al 20% para un BIL del cable de 125 kV.

Se debe observar, que con la hipótesis de cálculo de una duración de 5 s de la actuación de las
protecciones debido a cortocircuitos a tierra y con un k = 1,4 (sistema efectivamente puesto a
tierra), los descargadores Balestro con una tensión Uc = 17 kV no soportan la sobretensión

103
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

temporal entre sus bornes (aún con tiempos de 3 s). Por lo que no pueden ser admitidos en
este tipo de circuito, si existe la posibilidad de que el cortocircuito dure ese tiempo. Cabe acotar
en este momento, que los valores que dan los fabricantes, acerca de las sobretensiones que
pueden soportar los descargadores UW(temp), se da para la condición de haber disipado la
máxima energía que el descargador puede manejar, previamente a la aplicación de la tensión
de frecuencia de red.

SISTEMAS DE TENSIÓN DE 10,5 KV, TERMINALES DE CABLE TRIFÁSICO EN POSTE,


LÍNEA AÉREA – CABLE CON TERMINACIÓN EN SUBESTACIONES DE
TRANSFORMACIÓN NO EXPUESTAS A DESCARGAS ATMOSFÉRICAS.

El manual de estructuras de la CRE, NT CRE 019 UV2, Código 6P3F-15, normaliza


correctamente los descargadores con una In = 5 kA, Ur = 10 kV y Uc = 8,4 kV, para cables en
los sistemas de tensión de 10,5 kV con un BIL de 95 kV.

SISTEMA ELÉCTRICO DE 69 KV: 01_GUA-69.

El descargador marca Balestro, tipo estación clase 2, PBPE 72/10/2 o tipo línea PBPE-LT
72/10/2, protegen adecuadamente los equipos en este nivel de tensión en lo que respecta al
margen de protección, pero no verifica la corriente de cortocircuito que puede manejar el
descargador sin poner en riesgo a las personas y materiales, ya que el valor declarado por el
fabricante (20 kA, 0,2 s) es menor que el valor de Icc a tierra de la línea bajo estudio (28,6 kA),
teniendo que ser el primero, mayor o igual a la corriente de cortocircuito a tierra de la línea.
Para el resto de las líneas en este nivel de tensión los descargadores Balestro, cumplen.

SISTEMA ELÉCTRICO DE 115 KV: ARBOLEDA.

l descargador marca Balestro, tipo estación clase 2, PBPE 120/10/2 o tipo línea PBPE
120/10/2-LT, protegen adecuadamente los equipos en este nivel de tensión en lo que respecta
al margen de protección, como también cumple satisfactoriamente con la clase de corriente de
cortocircuito de frecuencia de red para esta línea. De la misma manera también cumple para
las otras dos líneas de 115 kV.

Anexo H

Bibliografía

IEC 60099-1:1999. Surge arresters – Part 1: Non-linear resistor type gapped surge arresters for
a.c. systems.

IEC 60099-4: 2004. Surge arresters – Part 4: Metal-oxide surge arresters without gaps for a.c.
systems.

IEC60099-5: 1996+A1:1999. Surge arresters – Part 5: Selection and application


recommendations.

IEC 60071-1:2006. Insulation co-ordination – Part 1: Definitions, principles and rules.

IEEE Std C62.22-1997. IEEE Guide for the Application of Metal-Oxide Surge Arresters for
Alternating-Current Systems.

104
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar
Instituto de Protecciones de Sistemas Eléctricos de Potencia
Universidad Nacional de Río Cuarto

IEEE Std C62.11-1999 - IEEE Standard for Metal-Oxide Surge Arresters for AC Power Circuits
(> 1 kV).

IEEE Std 1299, E62.22.1-1996 - IEEE Guide for the Connection of Surge Arresters to Protect
Insulated, Shielded Electric Power Cable Systems.

IEEE Std 1410-1997 - IEEE Guide for Improving the Lightning Performance of Electric Power
Overhead Distribution Lines

Volker Hinrichsen, Descargadores de Sobretensiones de Óxido Metálico. Fundamentos.


Siemens

Lightning Protection Manual For Rural Electric Sistems, National rural electric cooperative
associaton.

Coordinación de aislación en sistemas rurales, Ing. Jose E. Barcia, revista Electrotecnia,


Septiembre- Octubre de 1976.

High voltage engineering and testing, H. M. Ryan, IEE Power, series 17

Andrew R. Hileman, Insulation coordination for Power Systems, Taylor & Francis Group.

Catalogo de la marca Balestro de descargadores de Oxido de Zinc poliméricos tipo PBP


Aclaraciones de la firma Balestro.

Catalogo de la marca Ohio Brass DynaVar, descargadores, aparatos eléctricos 235-35, tipo
PDV-100, PDV- 65 y PVR

Catalogo de la marca Cooper Power Systems, tipo Normal Duty, Heavy Duty y Riser Pole

Catalogo de la marca Ohio Brass DynaVar, descargadores, aparatos eléctricos 235-70, tipo
Intermediate Class Arrester, VariSTAR® Type AZF

105
I.P.S.E.P. - Ruta Nacional 36 Km. 601. - (5800) Río Cuarto, Córdoba, Arg. Tel./Fax: +54-358-4676171
E-Mail: ipsep@ing.unrc.edu.ar