Sie sind auf Seite 1von 2

Profesor David G.

Cano 6º EP Colegio Santo Domingo

La Narrativa

La Narrativa es la especialidad literaria que se dedica a contar historias, eventos y sucesos


en diferentes modalidades. Las principales modalidades son: El cuento, la novela, la leyenda
y el mito.
Todas estas modalidades tienen un factor común que es el hecho de que narran. La
narración requiere un principio y un fin y una secuencia de las acciones en el tiempo, que
constituyen el hilo narrativo.

Los orígenes de la narrativa


El relato largo en verso narrativo, la abundante cantidad de romances en prosa y los fabliaux
franceses florecieron en Europa durante la Edad Media y su contenido se alimenta de los
recuerdos contados y transmitidos por la tradición sobre los héroes legendarios y sus proezas.
Estas obras contribuyeron al desarrollo de lo que más adelante será la novela pero que en esta
época no tiene nombre como género, y se les conoce tanto como libro. En la India, en el periodo
védico, las formas líricas y de leyenda estaban al servicio de la oración o la exposición de los
rituales, al contrario que en épocas del periodo sánscrito, en el que las formas didácticas, líricas y
dramáticas se desarrollaron mucho más allá de su primitivo estado hasta otro de gran pureza
literaria, estética y moral.

La forma y el estilo de la literatura sánscrita clásica son, por lo general, diferentes a los
de la védica. La sánscrita clásica utilizó la prosa únicamente para textos científicos y de
gramática y filosofía, además de cuentos, romances y algunas obras teatrales en los que no
demostró una evolución comparable a la que tuvo en el periodo anterior, sino más bien al
contrario, se fue haciendo cada vez más difícil y poblándose de largas y retorcidas
construcciones retóricas. La literatura del periodo sánscrito clásico estaba compuesta por
poesía épica, dramática, lírica y didáctica, y por prosa didáctica, dramática y narrativa.

Modalidades narrativas.
En los cuentos tradicionales se encuentran varios personajes que se repiten, y cumplen con
misiones parecidas en narraciones cortas, con más o menos los mismos acontecimientos. El
cuento contemporáneo en cambio puede ser mucho más corto y más profundo, con
personajes de la actualidad y sucesos muy inmediatos. Con un principio y un fin cercanos o
inmediatos. En el mundo mágico de los cuentos de hadas se conocen los duendes, gnomos,
elfos, genios, trasgos, trolls, enanos, banshees, silfos, espíritus y ondinas. La imaginación
folclórica no concibe la tierra de las hadas como un mundo aparte, sino que hace vivir a los
duendes en parajes tan comunes como las colinas, árboles o arroyos, y además usan ropas,
adornos, muebles, casas y otros objetos semejantes a los de los humanos.

En la novela, el relato es mucho más lento, las descripciones mucho más complejas, y los
personajes son trabajados con muchos detalles, no sólo en su aspecto físico y sus acciones,
también en su psicología.

En la leyenda hay una narración parecida a la del cuento pero puede variar de una versión a
otra porque está transmitida por vía oral de las personas que las relatan, y llena de detalles
de costumbres de los pueblos. También tiene elementos mágicos parecidos al cuento. En las
Profesor David G. Cano 6º EP Colegio Santo Domingo

leyendas a veces se da una mezcla de hechos reales y de ficción. La leyenda retrata en


general a un héroe humano, como ocurre en el caso de la Ilíada y la Odisea (véase Homero)
o la Eneida (véase Virgilio). Son legendarias también las historias que nutrieron muchas
novelas de caballería durante la edad media y que han servido de fuente a escritores de
épocas posteriores: así ocurre con la leyenda del rey Arturo.
El mito es parecido a la leyenda pero usa más lenguaje simbólico para explicar el origen de
algunos elementos de una cultura. Los mitos explican según la tradición popular, cómo se
originaron ciertas costumbres o ritos. Un legado importante para la cultura occidental es la
mitología griega cuyos personajes sirven para ilustrar ejemplos del comportamiento
humano, a estos personajes, los romanos le asignaron nombres diferentes al de los griegos.