Sie sind auf Seite 1von 296

UMSS – FCyT -Indice-

__________________________________________________________________________________

INDICE

Capítulo 1 Pagina

LA LUZ Y EL SENTIDO DE LA VISION

1.1 INDTRODUCCION 1

l
1.2 LA LUZ 1
1.3 EL SENTIDO DE LA VISION 2
1.4
1.5
1.6
1.7
CARACTERISTICAS VISUALES DEL OJO
FACTORES OBJETIVOS DEL PROCESO VISUAL
CONCEPTOS Y UNIDADES
RELACION ENTRE CONCEPTOS
4

ir
8
9
13
a
1.8
1.9
TEMPERATURA DEL COLOR
FOTOMETRIA

Capítulo 2
r T 15
16

FUENTES LUMINOSAS
e
vw
riom.t
2.1 INTRODUCCION 1
2.2 LAMPARAS INCANDESCENTES 1
2.3 PARTES DE UNA LAMPARA INCANDESCENTE 4
2.4
2.5
2.6
TIPOS DE LAMPARAS INCANDESCENTES

Dn.c
APLICACIONES CON LAMPARAS INCANDESCENTES
LAMPARAS DE DESCARGA EN GAS
7
10
13
2.7
2.8
OTROS TIPOS DE LAMPARAS

F.zeo
RENDIMIENTO LUMINOSO Y LUMINANCIA MEDIA DE
67

Capítulo 3

P D
ALGUNOS TIPOS DE LAMPARAS

w
w
DISEÑO DE UN SISTEMA DE ILUMINACION
70

w
3.1
3.2
3.3
n
INTRODUCCION

o
CANTIDAD
CALIDAD
1
1
2

e
3.4
3.5

Z
3.6
3.7
SELECCIÓN DEL SISTEMA DE ALUMBRADO
DISEÑO DEL SISTEMA DE ILUMINACION EN
AREAS DE TRABAJO
LUMINARIAS
RENDIMIENTO DE LA LUMINARIA
9

11
19
25
3.8 COMPONENTES DE LAS LUMINARIAS 25
3.9 TIPOS DE LUMINARIAS 26
3.10 ASPECTOS IMPORTANTES PARA EL DISEÑO DE UN
SISTEMA DE ILUMINACION 33
3.11 ERRORES MAS COMUNES QUE HAY QUE EVITAR
EN EL DISEÑO DE UN SISTEMA DE ILUMINACION 35

__________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I
UMSS – FCyT -Indice-
__________________________________________________________________________________

Capítulo 4 Pagina

NIVELES DE ILUMINACION

4.1 INTRODUCCION 1
4.2 NIVEL DE ILUMINACION MINIMO PARA ZONAS DE
CIRCULACION 1
4.3 NIVEL DE ILUMINACION MINIMO PARA LOCALES

l
DE TRABAJO 1
4.4 NIVEL DE ILUMINACION OPTIMO PARA LOCALES
DE TRABAJO
4.5 ILUMINANCIAS RECOMENDADAS
4.6 VALORES DE SERVICIO DE ILUMINACION RECOMENDADA
PARA DIVERSAS CLASES DE TAREA VISUAL ir
1
2

3
a
4.7 RELACION ENTRE ILUMINACION GENERAL Y
LOCALIZADA
4.8 NIVELES DE ILUMINACION REQUERIDOS POR
DISTINTOS TIPOS DE AMBIENTES
r T 3

e
ir vm.tw
Capítulo 5

METODO DE LOS LUMENES

5.1 INTRODUCCION 1
5.2
5.3
5.4
CALCULO DEL NÚMERO DE LUMINARIAS
EJEMPLO DE APLICACION Dn.c
APLICACIÓN DEL METODO DE LOS LUMENES
o
1
5
7

Capítulo 6
F.zeo
6.1
6.2
INTRODUCCION
P D
METODO DE LAS CAVIDADES ZONALES

w
w
VENTAJAS DEL METODO DE LAS CAVIDADES ZONALES
1
1
w
6.3
6.4
n
PROCESO DE CALCULO
EJEMPLO DE APLICACIÓN

o
Capítulo 7
2
15

Z e
ALUMBRADO DE EDIFICIOS Y AREAS CON PROYECTORES

7.1
7.2
INTRODUCCION
PROYECTORES
1
1
7.3 APLICACIÓN DE LA ILUMINACION CON PROYECTORES 3
7.4 CALCULO DE LUMINANCIA 11
7.5 EJEMPLO DE APLICACIÓN 12
7.6 ILUMINACION DE FACHADAS CON PROYECTORES 13

__________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I
UMSS – FCyT -Indice-
__________________________________________________________________________________

Capítulo 8 Pagina

METODO PUNTO POR PUNTO


ILUMINACION PUBLICA (ALUMBRADO DE CALLES Y CARRETERAS)

8.1 INTRODUCCION 1
8.2 CLASIFICACION DE LAS VIAS PUBLICAS 1
8.3 NIVELES DE ILUMINACION RECOMENDADOS 2

l
8.4 CONDICIONES DE UNA BUENA ILUMINACION 3
8.5 CONSIDERACIONES ECONOMICAS 7
8.6
8.7
8.8
8.9
LAMPARAS Y LUMINARIAS
RECOMENDACIONES PARA EL ALUMBRADO PÚBLICO
CALCULOS DE ALUMBRADO EXTERIOR
EJEMPLOS DE APLICACIÓN ir
8
17
17
22
a
8.10 CURVAS ISOLUX Y DIAGRAMAS DE FACTOR
DE UTILIZACION

Capítulo 9
r T 27

e
ir v .tw
GENERALIDADES DE LAS INSTALACIONES ELECTRICAS

9.1 INTRODUCCION 1
9.2 CLASIFICACION DE LAS INSTALACIONES ELECTRICAS 1
9.3 PLANIFICACION DE UN PROYECTO 1
9.4
9.5
TENSIONES
SIMBOLOGIA
Dn. c o m 2
6

Capítulo 10

F.zeo
10.1
10.2
INTRODUCCION
P D
REQUERIMIENTOS PARA PRESENTACION DE PROYECTOS DE
INSTALACIONES ELECTRICAS INTERIORES

w
w
INFORMACION REQUERIDA
1
1
w
10.3

o
Capítulo 11 n
APROBACION DE PROYECTOS 8

Pagina

Z e
PROCEDIMIENTOS PARA LA REALIZACION DE TRAMITES

11.1 INTRODUCCION
11.2 PROCEDIMIENTOS PARA LA REALIZACION DE
TRAMITES
1

Capítulo 12

INTRODUCCION A LA PROTECCION

12.1 ASPECTOS FUNDAMENTALES 1


12.2 ATERRAMIENTO O PUESTA A TIERRA 2
12.3 CLASIFICACION DE LOS SISTEMAS 4

__________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I
UMSS – FCyT -Indice-
__________________________________________________________________________________

12.4 RANGOS DE TENSION EN INSTALACIONES


ELECTRICAS 8

Capítulo 13

SIMBOLOGIA

13.1 SIMBOLOGIA 1

Capítulo 14

a l
ESQUEMAS DE CONEXIONADO

14.1 CABLEADO DE CIRCUITOS DE ILUMINACION ir 1


14.2 CABLEADO DE CIRCUTOS DE TOMA CORRIENTES
14.3 CABLEADO DE CIRCUTOS DE FUERZA

r T 11
11

e
ir vm.tw
Dn.c o
F.zeo
P Dw
w
w
o n
Z e

__________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

CAPITULO 1

LA LUZ Y EL SENTIDO DE LA VISION

1.1 INTRODUCCION

Luz y el sentido de la visión, las dos caras de la misma moneda. Sin una la otra no tiene

mundo que nos rodea. Sin una visión que interpretara la luz, esta no serviría de nada.

a l
sentido. Sin luz los ojos no podrían percibir las formas, los colores de los objetos y, en definitiva, el

1.2 LA LUZ

r i
T
La luz, que llega a nuestros ojos y nos permite ver, es un pequeño conjunto de radiaciones
electromagnéticas de longitudes de onda comprendidas entre los 380 nm. y los 770 nm.

1.2.1 El Espectr o electr omagnético

e r
La luz forma parte del espectro electromagnético que comprende tipos de ondas tan

ir vm.tw
dispares como los rayos cósmicos, los rayos gamma, los ultravioletas, los infrarrojos y las ondas de
radio o televisión entre otros. Cada uno de estos tipos de onda comprende un intervalo definido por
una magnitud característica que puede ser la longitud de onda (λ) o la frecuencia (f). Recordemos
que la relación entre ambas es:

λ=
c
f
Dn.co(1.1)

F.zeo
Donde c es la velocidad de la luz en el vacío (c = 3·108 m/s).

D
P w w
w
o n
Z e
(Fig. 1.1) Longitud de onda en metros

El ojo humano sólo es sensible a las radiaciones pertenecientes a un pequeño intervalo del
espectro electromagnético. Son los colores que mezclados forman la luz blanca. Su distribución
espectral aproximada es:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.1 / 1
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

TIPO DE LONGITUDES DE ONDA


RADIACIÓN (NM)
Violeta 380-436
Azul 436-495
Verde 495-566
Amarillo 566-589
Naranja 589-627
Rojo 627-720

(Tab. 1.1) Longitudes de onda de los colores del espectro electromagnético

a l
r i
Cuando la luz blanca choca con un objeto una parte de los colores que la componen son
absorbidos por la superficie y el resto son reflejados. Las componentes reflejadas son las que
determinan el color que percibimos. Si las refleja todas es blanco y si las absorbe todas es negro. Un

r T
objeto es rojo porque refleja la luz roja y absorbe las demás componentes de la luz blanca. Si
iluminamos el mismo objeto con luz azul lo veremos negro porque el cuerpo absorbe esta
componente y no refleja ninguna. Queda claro, entonces, que el color con que percibimos un objeto
depende del tipo de luz que le enviamos y de los colores que este sea capaz de reflejar.

e
ir vm.tw
1.3 EL SENTIDO DE LA VISION

El propósito del alumbrado es hacer posible la visión, cualquier estudio del mismo debe
empezar con unas consideraciones sobre el ojo y el proceso visual. Solo cuando el ingeniero
entiende el mecanismo del ojo y la forma en que este opera, puede llevar a cabo satisfactoriamente

Dn.co
su función principal, cual es la de proporcionar luz para la realización de las tareas visuales con un
máximo de velocidad, exactitud, facilidad y comodidad y con un mínimo de esfuerzo y fatiga.
El ojo humano es un órgano sensitivo muy complejo que recibe la luz procedente de los

F.zeo
objetos, la enfoca sobre la retina formando una imagen y la transforma en información
comprensible para el cerebro. La existencia de dos ojos nos permite una visión panorámica y

D
binocular del mundo circundante y la capacidad del cerebro para combinar ambas imágenes
produce una visión tridimensional o estereoscópica.

1.3.1 El mecanismo visual

P w w
w
o n
Z e
(Fig. 1.2) Formación de la imagen en el ojo

El ojo humano suele compararse con una cámara fotográfica, a la que se parece en muchos
aspectos. Ambos tienen una lente, que enfoca una imagen invertida sobre una superficie sensible a
la luz: la película en una maquina fotográfica, la retina en el ojo. El párpado corresponde al
obturador de la cámara. Enfrente de la lente fotográfica hay un diafragma, que puede abrirse o
cerrarse para regular la cantidad de luz que debe ingresar a la cámara. Delante de la lente, en el ojo,
esta el iris, que lleva acabo la misma función.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.1 / 2
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

Sin embargo, hay cierto riesgo en llevar esta analogía demasiado lejos, dadas las
importantes diferencias entre el ojo y la cámara. El ojo es un órgano viviente extraordinariamente
adaptable, y opera en un campo de niveles de iluminación variables entre limites que guardan entre
sí una relación de más de un millón a uno. Además, los continuos cambios necesarios para una
buena visión en condiciones continuamente variables se efectúan automáticamente, sin esfuerzo
consciente. Debido a este hecho, es muy fácil abusar del ojo. Si se toman fotografías con escasa luz
o con un foco deficiente, no se daña la cámara, pero si se utilizan los ojos con una luz insuficiente o
de baja calidad se produce, como mínimo, una fatiga innecesaria, pudiendo dar lugar a la
inflamación de los mismos y a dolores de cabeza. El uso indebido y constante de los ojos puede
incluso ser causa de malestar en otras partes del cuerpo.

a l
1.3.2 Par tes del ojo y sus funciones

r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 1.3) Partes del ojo y sus funciones
a) Párpado. Pliegue de piel que protege el ojo y que, en condiciones de luz muy brillante, ayuda a
regular la cantidad de luz que llega a él.

F.zeo
b) Cornea . Porción transparente de la membrana exterior que rodea al ojo; sirve como parte del

D
sistema refractor.

P w
c) Iris. Parte coloreada del ojo que funciona como un diafragma, controlando la cantidad de luz
que ingresa a él. w
w
n
d) Pupila . Abertura en el centro del iris, por la que entra la luz en el ojo. El tamaño de la abertura
se controla por la acción de músculos involuntarios.

e o
e) Cristalino. Cápsula transparente situada detrás del iris, cuya forma puede cambiar para enfocar
objetos a distintas distancias.

Z
f) Músculo ciliar . Músculo en forma de anillo que ajusta la tensión aplicada al cristalino,
cambiando así su curvatura y enfocando objetos cercanos o lejanos.

g) Retina. Superficie sensible a la luz, situada en la parte posterior del globo ocular. Contiene una
delicada película de fibras nerviosas que parten del nervio óptico y que terminan en una
pequeñisimas estructuras en forma de conos y bastoncillos.

h) Conos. Receptores de la retina que hacen posible la discriminación de los detalles finos y la
percepción del color. Son insensibles a los niveles bajos de iluminación; se encuentran
principalmente cerca del centro de la retina, con mayor concentración en la Fóvea, zona de 0,3
mm. De diámetro aproximadamente, que solo esta compuesta de conos. Es en la Fóvea donde el
ojo enfoca, involuntariamente, la imagen de un objeto que deba ser examinado minuciosamente.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.1 / 3
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

i) Bastones. Receptores de la retina, sensibles a niveles bajos de iluminación. No responden al


color y existen solamente fuera de la región Fóveana, aumentando su número a medida que
aumenta su distancia a la Fóveana, La parte más superficial de la retina, compuesta
principalmente de bastoncillos, no ofrece una visión precisa, pero es muy sensible al
movimiento y a las oscilaciones luminosas.

j) Púrpura retiniana (rhodopsin). Es un liquido purpúreo que se encuentra en los bastones,


sensible a la luz, y se decolora rápidamente cuando es expuesto a ella. Su regeneración es un
factor importante en la adaptación a la oscuridad.

a l
i
k) Punto ciego. Es el punto de la retina por donde entra en el ojo el nervio óptico, el cual conduce

r
las sensaciones de luz al cerebro. En este punto no hay bastones ni conos y por consiguiente un
estimulo de luz no provoca sensación alguna.

T
l) Fóvea o mancha amarilla. Es una pequeña depresión, poco profunda, situada en la retina donde
solo hay un tipo de células nerviosas: los conos. Es el área de mayor agudeza visual ya que aquí

r
se concentran las imágenes procedentes del centro del campo visual.

1.3.3 Defectos estr uctur ales del ojo

e
a) Astigmatismo
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
(Fig. 1.4) Defecto visual – astigmatismo –

P w w
Incapacidad de enfocar líneas horizontales y verticales al mismo tiempo. La distancia focal
del ojo astigmático es diferente para dos planos perpendiculares. Esta condición resulta de

w
irregularidades en la curvatura de la cornea y del cristalino.

b) Miopía

o n
Z e
(Fig. 1.5) Defecto visual – miopía –

La distancia focal del ojo miope es demasiado corta, por lo que los rayos paralelos
convergen delante de la retina y no en ella. Las personas miopes ven los objetos cercanos
claramente, pero los distantes aparecen borrosos.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.1 / 4
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

c) Hiper metr opía

(Fig. 1.6) Defecto visual – hipermetropía –

a l
r i
En este caso, la distancia focal del ojo es demasiado grande y el foco esta detrás de la retina.
Las personas que sufren de hipermetropía no ven con claridad los objetos cercanos.

d) Pr esbicia

r T
e
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 1.7) Defecto visual – presbicia –

F.zeo
(Perdida del poder de acomodación del cristalino). En personas de edad media o avanzada,
el cristalino se vuelve progresivamente menos elástico, y el proceso para una acomodación más
cercana se va haciendo más difícil. El resultado es una condición parecida a la hipermetropía.

D
P w w
1.4 CARACTERISTICAS VISUALES DEL OJ O

1.4.1 Acomodación
w
o n
Cuando el cristalino presenta su forma más aplanada, el ojo normal esta enfocado sobre
objetos en el finito. Para enfocar un objeto más cercano, particularmente dentro de los 6 metros, es
preciso aumentar la convexidad del cristalino mediante la contracción de los músculos ciliares.

Z e
Cuanto más cercano este el objeto, más convexo debe hacerse el cristalino; esto es parte del proceso
conocido por acomodación.
La acomodación incluye también cambios en el diámetro de la pupila. Cuando el ojo se
enfoca sobre objetos distantes la pupila es relativamente grande. Cuando la atención se fija en un
objeto visual cercano la pupila se contrae algo, logrando así una apreciación más penetrante, pero
admitiendo menos luz en el ojo.

1.4.2 Adaptación

El ojo es capaz de trabajar en un amplio campo de niveles de iluminación, mediante un


proceso conocido como adaptación, que incluye un cambio en el tamaño de la abertura de la pupila,
al mismo tiempo que unas variaciones fotoquímicas en la retina.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 5
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

a l
(Fig.1.8) Tiempo de acomodación del ojo

r i
T
El tamaño de la abertura de la pupila obedece principalmente a la cantidad de luz recibida
en el ojo. En una luz muy tenue la pupila se dilata, pero a medida que la luz aumenta la abertura se
contrae. Esto es particularmente perceptible cuando se pasa de una zona bien iluminada a otra más

e r
oscura, o cuando una fuente de luz muy brillante entra dentro del ámbito de la visión. El cambio en
la retina implica un equilibrio del grado de regeneración de las sustancias fotoquímicas presentes en
aquella frente a las necesidades del ojo en una situación dada.

ir vm.tw
El tiempo requerido para el proceso de adaptación depende del previo estado de adaptación
y de la magnitud del cambio. En general la adaptación a un nivel más alto de iluminación se lleva a
cabo más rápidamente que en sentido contrario. La mayor intensidad de adaptación suele tener
lugar durante el primer minuto, mientras que el proceso de adaptación a la oscuridad se verifica

Dn.co
muy lentamente en los 30 primeros minutos y para la completa adaptación a la oscuridad puede ser
necesaria una hora. Estos son hechos que los ingenieros deben considerar en la iluminación de
cines, túneles o cualquier lugar en donde la gente pase bruscamente de un nivel de luz a otro.

1.4.3 Cur va de sensibilidad del ojo

F.zeo
D
El ojo no es igualmente sensible a la energía de todas las longitudes de onda o colores.
Experimentos en un gran número de personas sometidas a la observación han establecido una curva

P w w
de sensibilidad del ojo que da la respuesta del ojo normal a iguales cantidades de energía con
distintas longitudes de onda. La máxima sensibilidad esta en el amarillo verdoso, con una longitud
de onda de aproximada de 5550 Angstroms, mientras que comparativamente la sensibilidad en los
w
n
extremos azul y rojo del espectro es muy baja. Esto quiere decir, que se necesitan unas 9 unidades
de energía roja de una longitud de onda de 6500 Angstroms para producir el mismo efecto visual

o
que una unidad de amarillo verdoso. Es obvio que la curva de sensibilidad se debe tener siempre en
cuenta para evaluar la energía visual en función de la sensación.

e
Z
(Fig. 1.9) Curva de sensibilidad del ojo

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 6
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

1.4.4 Efecto Pur kinje

La curva normal (Fotópica) de sensibilidad del ojo esta basada en la “visión de conos”, esto
es, en los niveles ordinarios durante el día, en los que la sensación de la visión incumbe
principalmente a los conos. En niveles de iluminación muy bajos, donde el brillo es del orden de
0.00000107 lamberts o menos, los conos no pueden operar y los bastones se cargan de todo el
proceso visual. La visión mediante los bastones, denominada, visión Escotópica, se verifica de
acuerdo con una nueva curva de la misma forma que la Fotópica, pero desplazada 480 Angstroms

la sensibilidad máxima del ojo de los 5.550 a los 5.070 Angstroms.

a l
hacia el extremo azul de espectro. Esta traslación, que es conocida como efecto Purkinje, desplaza

Visión
r i
T
Visión Fotópica
Escotópica

e r
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 1.10) Efecto Purkinje

El resultado es que en la oscuridad, a pesar de que la visión carece por completo de color, el

F.zeo
ojo se vuelve relativamente muy sensible a la energía del extremo azul del espectro y casi ciego a
la del rojo. Si un rayo de luz roja y un rayo de luz azul, de intensidades iguales a niveles en que el
trabajo visual esta a cargo de los conos, se reducen en la misma proporción hasta niveles en que el

D
trabajo visual corresponde a los bastones, la luz azul aparecerá mucho más brillante que la roja. Las
implicaciones del efecto Purkinje son importantes en las instalaciones de alumbrado que presentan

P w w
niveles muy bajos de iluminación, y el hecho de no tenerlo en cuenta puede conducir a serios
errores en la medida de los valores del brillo e iluminación.

w
1.4.5

n
El Campo visual

o
El campo visual normal se extiende aproximadamente 180º en el plano horizontal y 130º en

e
el plano vertical, 60º por encima de la horizontal y 70 por debajo, La Fóvea, donde tiene lugar la
mayor parte de la visión y todas las discriminaciones de detalles finos, subtiende un ángulo de
menos de un grado a partir del centro. Los límites de lo que puede ser llamado campo central – el

Z
campo visual ó su fondo- varían con el tipo de trabajo.

(Fig. 1.11) Campo visual horizontal y vertical

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 7
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

1.5 FACTORES OBJ ETIVOS DEL PROCESO VISUAL

Las investigaciones han demostrado que la visión depende de cuatro variables primarias,
asociadas al objeto visual: tamaño, luminancia, contraste de luminancia entre el objeto u sus
alrededores y tiempo disponible para verlo.

1.5.1 Tamaño

El tamaño del objeto es el factor que generalmente tiene más importancia en el proceso

a l
visual. Cuanto más grande es un objeto en relación con el ángulo visual (o ángulo subtendido por el

i
objeto desde el ojo) más rápidamente puede ser visto.

T r
e r
ir vm.tw
1.5.2 Luminancia (br illo fotométr ico) Dn.co
(Fig. 1.12) Efecto del tamaño en función del ángulo visual

F.zeo
Uno de los factores primordiales para la visibilidad es la luminancia. La de un objeto

D
depende de la intensidad de la luz que incide sobre él y de la proporción de ésta que se refleja en
dirección al ojo. Una superficie blanca tendrá un brillo mucho mayor que la misma iluminación. Sin

P w w
embargo, añadiendo suficiente luz a una superficie oscura, es posible hacerla tan brillante como una
blanca. Cuanto más oscuro es un objeto o una labor visual, más grande es la iluminación necesaria
para conseguir igual brillo, en circunstancias parecidas, para la misma visibilidad.
w
1.5.3
n
La Agudeza visual

o
Es la capacidad de distinguir entre objetos muy próximos entre sí. Es una medida del detalle

e
más pequeño que podemos diferenciar y está muy influenciada por el nivel de iluminación. Si este
es bajo como ocurre de noche cuesta mucho distinguir cosas al contrario de lo que ocurre de día.

Z
(Fig. 1.13) Influencia del nivel de iluminación sobre la agudeza visual.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 8
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

1.5.4 Contr aste

Tan importante para la visión es el nivel general de luminancia como el contraste de


luminancia o color entre el objeto visual y su fondo. La diferencia en el esfuerzo visual requerido
para leer las dos mitades de la tarjeta, es una simple demostración de la efectividad del contraste.

a l
r i
T
(Fig. 1.14) Contraste de colores

Los altos niveles de iluminación compensan parcialmente los contrastes de bajo brillo y

1.5.5 Tiempo

e r
resultan de gran ayuda cuando no pueden evitarse las condiciones de deficiencia de contrastes.

ir vm.tw
La visión no es un proceso instantáneo; requiere tiempo. De nuevo puede recurrirse a la
cámara fotográfica para ilustrarlo. Es posible tomar una fotografía con una luz muy tenue si la
exposición es suficientemente larga, pero para una exposición rápida es necesario emplear una gran
cantidad de luz.

Dn.co
El ojo puede ver detalles muy pequeños con niveles bajos de iluminación, si se da tiempo
suficiente y se prescinde de la fatiga visual. Pero para una visión rápida se requiere más luz.

1.6 CONCEPTOS Y UNIDADES

F.zeo
D
La luz, al igual que las ondas de radio, los rayos X o los Gamma es una forma de energía. Si
la energía se mide en joules (J) en el Sistema Internacional, para qué necesitamos nuevas unidades.

P w w
La razón es más simple de lo que parece. No toda la luz emitida por una fuente llega al ojo y
produce sensación luminosa, ni toda la energía que consume, por ejemplo, una lámpara
incandescente se convierte en luz. Todo esto se ha de evaluar de alguna manera y para ello
w
n
definiremos nuevas magnitudes: el flujo luminoso, la intensidad luminosa, la iluminancia, la
luminancia, el rendimiento o eficiencia luminosa y la cantidad de luz.

1.6.1

e o
Flujo Luminoso

Para hacernos una primera idea consideraremos dos lámparas incandescentes, una de 25 W

Z
y otra de 60 W. Está claro que la de 60 W dará una luz más intensa. Pues bien, esta es la idea: ¿cuál
luce más? ó dicho de otra forma ¿cuánto luce cada lámpara incandescente?

(Fig. 1.15) Efecto del flujo luminoso de una lámpara de 25 (W) y 60(W)

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 9
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

Cuando hablamos de 25 W o 60 W nos referimos sólo a la potencia consumida por la


lámpara incandescente de la cual solo una parte se convierte en luz visible, es el llamado flujo
luminoso. Podríamos medirlo en watts (W), pero parece más sencillo definir una nueva unidad, el
lumen, que tome como referencia la radiación visible.
El flujo luminoso es la cantidad total de luz emitida por segundo. Se define también como
la unidad de potencia de 1/ 683 (W) emitidos en la longitud de onda de 555 (nm) con una
frecuencia de 540 x 1012 (Hz).
Se define el flujo luminoso como la potencia (W) emitida en forma de radiación luminosa a

watts y lúmenes se le llama equivalente luminoso de la energía y equivale a:

a l
la que el ojo humano es sensible. Su símbolo es Φ y su unidad es el lumen (lm). A la relación entre

1 watt-luz a 555 nm = 683 lm

r i
r T
1.6.2 Intensidad Luminosa

e
ir vm.tw
El flujo luminoso nos da una idea de la cantidad de luz que emite una fuente de luz, por
ejemplo una lámpara, en todas las direcciones del espacio. Por el contrario, si pensamos en un
proyector es fácil ver que sólo ilumina en una dirección. Parece claro que necesitamos conocer
cómo se distribuye el flujo en cada dirección del espacio y para eso definimos la intensidad
luminosa.

Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n (Fig. 1.16) Diferencia entre flujo e intensidad luminosa.

Se conoce como intensidad luminosa de una fuente al flujo luminoso emitido por unidad de

e
ángulo sólido que contiene la dirección dada.

Z
Φ
= 1[cd ]
Flujo luminoso 1( Lm )
I = = =
Angulo Sólido ω 1(ω )

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 10
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

La candela es la cantidad física básica internacional en todas las medidas de luz. Su valor
esta determinado por la luz emitida por un patrón de laboratorio llamado cuerpo negro, trabajando a
una temperatura especifica.
La intensidad luminosa es una propiedad característica de una fuente de luz, y de la información
relativa al flujo luminoso en su origen.

Angulo Sólido

La unidad de ángulo sólido es el estereoradian, que puede definirse como:

l
En la superficie de una esfera de R (cm) de radio, cabe imaginarse un área de R 2 (cm2). Si el

a
i
radio de la esfera se mueve, siguiendo el contorno de esa área, describirá un cono que contiene una

r
unidad de ángulo sólido, o sea, un estereoradian. La medida del ángulo sólido se obtiene dividiendo
el área por el cuadrado del radio, esto es:

ω= 2
A( cm 2 )
2
R ( cm ) R
A
= 2 → estereorad ian

r T
Considerando que el área de toda la superficie de una esfera es 4πR2, tendríamos que el

e
ángulo sólido alrededor del centro es:
4πR 2

ir vm.tw
ω= = 4π → estereorad ian
R2
1.6.3 Iluminancia

Dn.co
Quizás haya jugado alguna vez a iluminar con una linterna objetos situados a diferentes
distancias. Si se pone la mano delante de la linterna podemos ver esta fuertemente iluminada por un
círculo pequeño y si se ilumina una pared lejana el circulo es grande y la luz débil. Esta sencilla

F.zeo
experiencia recoge muy bien el concepto de iluminancia.

D
P w w
w
o n (Fig. 1.17) Concepto de iluminancia

Se define iluminancia como el flujo luminoso recibido por una superficie.

Z e
Un lux es la iluminación en un punto (A) sobre una superficie que dista, en dirección
perpendicular, un metro de una fuente puntual uniforme de una candela.

(Fig.1.18) Definición gráfica de la unidad lux

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 11
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

De la definición de lumen se deduce que un Lumen uniformemente distribuido en un metro


cuadrado de superficie produce una luminancia de un Lux. (Si un flujo de 1 lumen incide en un área
de 1m2, la iluminancia en esta área es de 1 lux).

Lúmenes Φ
E = = ⇒ Lux
area A
A

a l
i
1.6.4 Luminancia

T r
Hasta ahora hemos hablado de magnitudes que informan sobre propiedades de las fuentes
de luz (flujo luminoso o intensidad luminosa) o sobre la luz que llega a una superficie
(iluminancia). Pero no hemos dicho nada de la luz que llega al ojo que a fin de cuentas es la que
vemos. De esto trata la luminancia. Tanto en el caso que veamos un foco luminoso como en el que
veamos luz reflejada procedente de un cuerpo la definición es la misma.

r
Se llama luminancia a la relación entre la intensidad luminosa y la superficie aparente vista

e
por el ojo en una dirección determinada. Su símbolo es L y su unidad es la cd/m2. También es

ir vm.tw
posible encontrar otras unidades como el stilb (1 sb = 1 cd/m2) o el nit (1 nt = 1 cd/cm2).

Dn.co
F.zeo
D
La luminancia se expresa de dos formas en candelas por unidad de superficie o en lúmenes
por unidad de superficie.

P w w
1.6.5 Rendimiento Luminoso ó Eficiencia Luminosa

w
n
Ya mencionamos al hablar del flujo luminoso que no toda la energía eléctrica consumida
por una lámpara (incandescente, fluorescente, etc.) se transformaba en luz visible. Parte se pierde

o
por calor, parte en forma de radiación no visible (infrarrojo o ultravioleta), etc.

Z e
(Fig. 1.19) Energía eléctrica consumida para producir luz visible

Para hacernos una idea de la porción de energía útil definimos el rendimiento luminoso
como el cociente entre el flujo luminoso producido y la potencia eléctrica consumida, que viene con

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 12
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

las características de las lámparas (25 W, 60 W..). Mientras mayor sea mejor será la lámpara y
menos gastará. La unidad es el lumen por watt (lm/W).

1.6.6 Cantidad de luz

a l
r i
Esta magnitud sólo tiene importancia para conocer el flujo luminoso que es capaz de dar un
flash fotográfico o para comparar diferentes lámparas según la luz que emiten durante un cierto

T
periodo de tiempo. Su símbolo es Q y su unidad es el lumen por segundo (lm·s).

e r
ir vm.tw
1.7 RELACION ENTRE CONCEPTOS

La relación entre conceptos es clara si imaginamos que, en el centro de una esfera de radio
R = 1m. hay un foco o fuente de luz en forma de punto, de modo que la superficie esférica interior
está iluminada uniformemente.

Dn.co 1(
lm)

F.zeo
E=-
--
--
--
--
-
2-
--
-=1(
lux
)
A =1
m 1(
m)
E= 1lux

R =1
m

D
P w w 1me
tro

w
o n (Fig. 1.20) Ejemplo gráfico de la relación entre conceptos

Si esta fuente de luz tiene una intensidad luminosa en todas las direcciones de 1 candela, un

Z e
ángulo sólido de 1 estereoradian, transmitirá un flujo luminoso de 1 lumen, por lo que el área de la
superficie esférica delimitada por el ángulo sólido de 1m2 tendrá una iluminación de 1 lux.
La luminiscencia de una superficie reflectora depende de la iluminación y del factor de
reflexión de la mencionada superficie.

1.7.1 La iluminación media de una super ficie

Es igual al flujo luminoso total incidente en ella, dividido por el área.

F
Em = (1.2)
A
O sea iluminación en lux = lúmenes / m2

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 13
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

Ejemplo:

Si un flujo luminoso de 40.000 lúmenes incide en una superficie de 5m2, la iluminación


media es:
40 . 000
Em = = 800 ( lx )
5
1.7.2 La iluminación en un punto

La iluminación de un punto perteneciente a un plano perpendicular a la dirección de la

a l
i
intensidad es igual a la intensidad luminosa en la dirección de ese punto, dividida por el cuadrado
de la distancia entre la fuente de luz y el punto de referencia.

E=1lux
E=1
/4lux
E=1
/9lux

T r
Fue
1ca
ntedeluz
nde la

e r
ir vm.tw
1me
tro
2 metros
3 me tr
os

Dn.co
(Fig. 1.21) Representación gráfica de la ley de la inversa de los cuadrados

F.zeo
Este criterio se conoce también como “ Ley de la inversa de los cuadrados” y expresa que:
“La iluminación es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre la fuente de
luz y la superficie iluminada”.

1.7.3 Ley del Coseno


D
La ley de la inversa del cuadrado constituye la base del cálculo por el método Punto por
Punto para proyectos de alumbrado.

P w w
w
n
La iluminación es proporcional al coseno del ángulo de incidencia (ángulo formado por la
dirección del rayo incidente y la perpendicular a la superficie).

o
Z e Fue
nte

I
Fue
nte

I
D
E : Iluminación en lux
I : Intensidad luminosa
en candelas
D : Distancia en metros
ϕ : Angulo de incidencia
D ϕ

Supe
rficie Supe
rficie

Para un ángulo de
I × Cos ϕ (1.3) E =
I incidencia de 0º, se
E = tiene. Cos 0º =1
D2 D2

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 14
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

Dada la curva normal de distribución luminosa, el ángulo más conveniente es el que forman
la vertical y la dirección de la luz incidente que se puede determinar a partir de las relaciones
siguientes:

Super
fici
e
F uent
e F uent
e

l
D
D
ϕ

a
I
ϕ I

i
.
H H

Super
fici
e
R

T r
EH =

Como:
I × Cosϕ
D2
EV =
I × Senϕ

Como :
D2

e r
ir vm.tw
I×R
H (1.5)
Cosϕ = (1.4) EV =
D D3
I ×H I × Cos 2ϕ × Senϕ
EH = 3 EV =

EH =
D
I × Cos3ϕ
H2 Dn.co H2

1.8 TEMPERATURA DEL COLOR


F.zeo
D
La temperatura del color es un término que se utiliza para describir el color de una fuente

P w w
luminosa comparándola con un cuerpo negro, que es el teóricamente “radiante perfecto”. Como
cualquier cuerpo incandescente, un cuerpo negro cambia de color al aumentar su temperatura,
poniéndose primero rojo oscuro y después rojo claro, naranja, amarillo y, finalmente blanco, blanco
w
azulado y azul.

o n
Z e
(Fig. 1.22) Espectro de frecuencias

Se ha de tener en cuenta que la temperatura del color no es una medida de la temperatura


real, ya que define solamente el color, y que se puede aplicar únicamente a fuentes que se parezcan
mucho al cuerpo negro.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 15
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

1.9 FOTOMETRIA

Cuando se habla en fotometría de magnitudes y unidades de media se definen una serie de


términos y leyes que describen el comportamiento de la luz y sirven como herramientas de cálculo.
Pero no hemos de olvidar que las hipótesis utilizadas para definirlos son muy restrictivas (fuente
puntual, distribución del flujo esférica y homogénea, etc.). Aunque esto no invalida los resultados y
conclusiones obtenidas, nos obliga a buscar nuevas herramientas de trabajo, que describan mejor la
realidad, como son las tablas, gráficos o programas informáticos. De todos los inconvenientes
planteados, el más grave se encuentra en la forma de la distribución del flujo luminoso que depende
de las características de las lámparas y luminarias empleadas.

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
(Fig. 1.23) Influencia de la luminaria en la forma del haz de luz.

A menudo no le daremos mucha importancia a este tema, como pasa en la iluminación de


interiores, pero será fundamental si queremos optimizar la instalación o en temas como la

Dn.co
iluminación de calles, decorativa, de industrias o de instalaciones deportivas.

A continuación veremos los gráficos más habituales en luminotécnia:

F.zeo
Ø Diagrama Polar o curva de distribución luminosa.

D
Ø Diagramas Isocandela

P w w
Ø Alumbrado por proyección.
Ø Alumbrado público. Proyección azimutal de Lambert.
w
1.9.1
o n
Ø Curvas Isolux.

Diagr ama Polar o Cur vas de distr ibución luminosa

e
Par a luminar ias en inter ior es

Z (Fig. 1.24)
Curva de Intensidad luminosa
de luminarias para interiores

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 16
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

La intensidad luminosa I, viene dada bajo la forma de un diagrama polar en candelas por 1.000
lúmenes (cd / 1.000 lm) de flujo nominal de la lámpara, el diagrama proporciona la distribución de la luz de
la luminaria en dos planos:
En un plano vertical según el eje longitudinal de la luminaria, el plano C90 – C270, indicado como:

a l
r i
r
(Fig. 1.25) Plano vertical según el eje longitudinal de la luminaria T
e
Si la distribución de la luz de una luminaria es rotatoriamente simétrica, sólo se da la
distribución de la luz en un plano C. El diagrama de la intensidad luminosa da una idea aproximada

ir vm.tw
de la forma de la distribución de la luz de una luminaria.
Para distribuciones asimétricas de la luz, dos planos no son suficientes a efectos de cálculos.
No obstante, en el diagrama de intensidades luminosas sólo se dan dos planos, ya que esto a sido
internacionalmente aceptado.

Par a luminar ias en exter ior es


Dn.co
F.zeo
En estos gráficos la intensidad luminosa se representa mediante un sistema de tres
coordenadas (I, C,γ). La primera de ellas I representa el valor numérico de la intensidad luminosa

D
en candelas e indica la longitud del vector mientras las otras señalan la dirección. El ángulo C nos
dice en qué plano vertical estamos y mide la inclinación respecto al eje vertical de la luminaria. En
este último, 0º señala la vertical hacia abajo, 90º la horizontal y 180º la vertical hacia arriba. En este

P w w
caso, los ángulos entre 0º y 180º quedan en el lado de la calzada y los comprendidos entre 180º y
360º en la acera; 90º y 270º son perpendiculares al bordillo y caen respectivamente en la calzada y
en la acera.
w
o n
Z e

(Fig. 1.26) Sistema polar para la iluminación

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 17
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

Con un sistema de tres coordenadas es fácil pensar que más que una representación plana
tendríamos una tridimensional. De hecho, esto es así y si representamos en el espacio todos los
vectores de la intensidad luminosa en sus respectivas direcciones y uniéramos después sus
extremos, obtendríamos un cuerpo llamado sólido fotométrico. Pero como trabajar en tres
dimensiones es muy incómodo, se corta el sólido con planos verticales para diferentes valores de C
(suelen ser uno, dos, tres o más dependiendo de las simetrías de la figura) y se reduce a la
representación plana de las curvas más características.
En la curva de distribución luminosa , los radios representan el ángulo γ y las

posibles identificados por el ángulo C, solo se suelen representar los planos verticales

a l
circunferencias concéntricas el valor de la intensidad en candelas. De todos los planos verticales

i
correspondientes a los planos de simetría y los transversales a estos (C = 0º y C = 90º) y aquel en

r
que la lámpara tiene su máximo de intensidad. Para evitar tener que hacer un gráfico para cada
lámpara cuando solo varía la potencia de esta, los gráficos se normalizan para una lámpara de

T
referencia de 1000 lm. Para conocer los valores reales de las intensidades bastará con multiplicar el
flujo luminoso real de la lámpara por la lectura en el gráfico y dividirlo por 1000 lm.

e r
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
(Fig. 1.27) Curva polar de intensidades luminosas

D
1.9.2 Matr iz de Intensidades luminosas

También es posible encontrar estos datos en unas tablas llamadas matriz de intensidades

P w w
luminosas donde para cada pareja de valores de C y γ obtenemos un valor de I normalizado para
una lámpara de flujo de 1000 lm.
w
o n
Z e γ\ C

10º
20º
90º
140
120
110
120º
140
130
120
150º
140
130
120
180º
140
135
125
210º
140
160
210
240º
140
200
290
270º
140
230
310
30º 100 110 115 160 300 320 330
40º 90 100 110 180 400 330 260
50º 70 80 100 200 450 190 110
60º 60 70 120 280 470 90 60
70º 30 20 60 230 300 60 20
80º 5 8 10 15 35 40 15
90º 0 0 0 0 0 0 0
(Fig.1.28) Matriz de intensidades luminosas
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 18
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

1.9.3 Diagr ama Isocandela

A pesar de que las curvas de distribución luminosa son herramientas muy útiles y prácticas,
presentan el gran inconveniente de que sólo nos dan información de lo que ocurre en unos pocos
planos meridionales (para algunos valores de C) y no sabemos a ciencia cierta qué pasa en el resto.
Para evitar estos inconvenientes y conjugar una representación plana con información sobre
la intensidad en cualquier dirección se definen las curvas isocandela.
En los diagramas isocandelas se representan en un plano, mediante curvas de nivel, los
puntos de igual valor de la intensidad luminosa. Cada punto indica una dirección del espacio

a
definida por dos coordenadas angulares. Según cómo se escojan estos ángulos, distinguiremos dos
l
i
casos:

Ø Proyectores para alumbrado por proyección.


Ø Luminarias para alumbrado público. Proyección azimutal de Lambert.

T r
En los proyectores se utiliza un sistema de coordenadas rectangulares con ángulos en lugar

e r
de las típicas x e y. Para situar una dirección se utiliza un sistema de meridianos y paralelos similar
al que se usa con la Tierra. El paralelo 0º se hace coincidir con el plano horizontal que contiene la
dirección del haz de luz y el meridiano 0º con el plano perpendicular a este. Cualquier dirección,

ir vm.tw
queda pues, definida por sus dos coordenadas angulares. Conocidas estas, se sitúan los puntos
sobre el gráfico y se unen aquellos con igual valor de intensidad luminosa formando las líneas
isocandelas.

Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
(Fig. 1.29) Diagrama Isocandela de proyección

o n
En las luminarias para alumbrado público, para definir una dirección, se utilizan los
ángulos C y usados en los diagramas polares. Se supone la luminaria situada dentro de una esfera y

e
sobre ella se dibujan las líneas isocandelas. Los puntos de las curvas se obtienen por intersección de
los vectores de intensidad luminosa con la superficie de esta. Para la representación plana de la

Z
superficie se recurre a la proyección azimutal de Lambert.
En estos gráficos, los meridianos representan el ángulo C, los paralelos y las intensidades,
líneas irregulares , se reflejan en tanto por ciento de la intensidad máxima. Como en este tipo de
proyecciones las superficies son proporcionales a las originales, el flujo luminoso se calcula como
el producto del área en el diagrama (en estereorradianes) por la intensidad luminosa en esta área.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 19
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

a l
r i
(Fig. 1.30) Diagrama isocandela de luminaria de alumbrado público

r T
Además de intensidades y flujos, este diagrama informa sobre el alcance y la dispersión de
la luminaria. El alcance da una idea de la distancia longitudinal máxima que alcanza el haz de luz
en la calzada mientras que la dispersión se refiere a la distancia transversal.

e
ir vm.tw
1.9.4 Cur vas Isolux

Las curvas vistas en los apartados anteriores (diagramas polares e isocandelas) se obtienen a
partir de características de la fuente luminosa, flujo o intensidad luminosa, y dan información sobre
la forma y magnitud de la emisión luminosa de esta. Por contra, las Curvas Isolux hacen referencia

Dn.co
a las iluminancias, flujo luminoso recibido por una superficie, datos que se obtienen
experimentalmente o por cálculo a partir de la matriz de intensidades usando la fórmula:

F.zeo (1.6)

D
Estos gráficos son muy útiles porque dan información sobre la cantidad de luz recibida en

P w w
cada punto de la superficie de trabajo y son utilizadas especialmente en el alumbrado público donde
de un vistazo nos podemos hacer una idea de como iluminan las farolas la calle.
Lo más habitual es expresar las curvas isolux en valores absolutos definidas para una
w
n
lámpara de 1000 lm y una altura de montaje de 1m.

o
Z e
(Fig. 1.31) Curva Isolux

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 20
UMSS – FCyT La Luz y el Sentido de la Visión
________________________________________________________________________________________

Los valores reales se obtienen a partir de las curvas usando la expresión:

(1.7)

También puede expresarse en valores relativos a la iluminancia máxima (100%) para cada
altura de montaje. Los valores reales de la iluminancia se calculan entonces como:

a l
r i
Ereal = Ecurva · E máx

con:

r T
e
ir vm.tw
H : siendo a un parámetro
suministrado con las gráficas .

Dn.co
F.zeo
D
P w w
(Fig. 1. 32) Curva Isolux de Philips

w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 1 / 21
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

CAPITULO 2

FUENTES LUMINOSAS

2.1 INTRODUCCION

Existen dos tipos de fuentes luminosas:

Ø Naturales (sol, cometas)

a l
i
Ø Artificiales (Lámparas incandescentes y de descarga en gas)

r
Para iluminar espacios carentes de luz es necesaria la presencia de fuentes de luz

T
artificiales, las lámparas, y aparatos que sirvan de soporte y distribuyan adecuadamente la luz, las
luminarias. De esta forma es posible vencer las limitaciones que la naturaleza impone a las
actividades humanas.

e r
La primera finalidad de una fuente de luz consiste en producirla, y la eficacia con que una
lámpara realiza este cometido se expresa en lúmenes emitidos por vatios consumidos, relación
llamada eficacia luminosa.

2.2 LÁMPARAS INCANDESCENTES

ir vm.tw
Las lámparas incandescentes fueron la primera forma de generar luz a partir de la energía

Dn.co
eléctrica. Desde que fueran inventadas, la tecnología ha cambiado mucho produciéndose
sustanciosos avances en la cantidad de luz producida, el consumo y la duración de las lámparas. Su
principio de funcionamiento es simple, se pasa una corriente eléctrica por un filamento metálico
muy fino y de gran resistencia hasta que este alcanza una temperatura tan alta que emite radiaciones

F.zeo
visibles para el ojo humano. El filamento toma por efecto Joule una temperatura aproximada de
500ºC, por lo que la radiación emitida contiene una gran proporción de rayos infrarrojos (energía

2.2.1 La Incandescencia D
calorífica), en consecuencia el rendimiento luminoso es muy bajo oscilando entre 10 y 20 (lm/W).

P w w
Todos los cuerpos calientes emiten energía en forma de radiación electromagnética.
w
n
Mientras más alta sea su temperatura mayor será la energía emitida y la porción del espectro
electromagnético ocupado por las radiaciones emitidas. Si el cuerpo pasa la temperatura de

obtendremos luz.

e o
incandescencia una buena parte de estas radiaciones caerán en la zona visible del espectro y

Z
(Fig. 2.1) Espectro electromagnético
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 1
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

La incandescencia se puede obtener de dos maneras. La primera es por combustión de


alguna sustancia, ya sea sólida como una antorcha de madera, líquida como en una lámpara de
aceite o gaseosa como en las lámparas de gas. La segunda es pasando una corriente eléctrica a
través de un hilo conductor muy delgado como ocurre en las lámparas incandescentes corrientes.
Tanto de una forma como de otra, obtenemos luz y calor (ya sea calentando las moléculas de aire o
por radiaciones infrarrojas). En general los rendimientos de este tipo de lámparas son bajos debido a
que la mayor parte de la energía consumida se convierte en calor.

a l
r i
r T
e
(Fig. 2.2) Consumo de energía para producir luz visible incandescente

ir vm.tw
La producción de luz mediante la incandescencia tiene una ventaja adicional, y es que
la luz emitida contiene todas las longitudes de onda que forman la luz visible o dicho de
otra manera, su espectro de emisiones es continuo. De esta manera se garantiza una buena
reproducción de los colores de los objetos iluminados.

2.2.2
Dn.co
Car acter ísticas de una lámpar a incandescente

F.zeo
Entre los parámetros que sirven para definir una lámpara tenemos las características
fotométricas: la intensidad luminosa y el rendimiento o eficiencia. Además de estas, existen otros
que nos informan sobre la calidad de la reproducción de los colores y los parámetros de duración de
las lámparas.

D
P w w
2.2.3 Car acter ísticas Cr omáticas

Los colores que vemos con nuestros ojos dependen en gran medida de las características
w
o n
cromáticas de las fuentes de luz. Por poner un ejemplo, no se ve igual una calle de noche a la luz de
las farolas iluminadas por lámparas de luz blanca que con lámparas de luz amarilla.
A la hora de describir las cualidades cromáticas de las fuentes de luz hemos de considerar
dos aspectos. El primero trata sobre el color que presenta la fuente. Y el segundo describe cómo son

Z e
reproducidos los colores de los objetos iluminados por esta. Para evaluarlos se utilizan dos
parámetros: la temperatura de color y el rendimiento de color que se mide con el IRC.
La temperatura de color hace referencia al color de la fuente luminosa. Su valor coincide
con la temperatura a la que un cuerpo negro tiene una apariencia de color similar a la de la fuente
considerada. Esto se debe a que sus espectros electromagnéticos respectivos tienen una distribución
espectral similar. Conviene aclarar que los conceptos temperatura de color y temperatura de
filamento son diferentes y no tienen porque coincidir sus valores.
El índice de rendimiento en color (IRC), por contra, hace referencia a cómo se ven los
colores de los objetos iluminados. Nuestra experiencia nos indica que los objetos iluminados por un
fluorescente no se ven del mismo tono que aquellos iluminados por lámparas incandescentes. En el
primer caso destacan más los tonos azules mientras que en el segundo lo hacen los rojos. Esto se
debe a que la luz emitida por cada una de estas lámparas tiene un alto porcentaje de radiaciones
monocromáticas de color azul o rojo.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 2
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

(Fig. 2.3) Efecto del color de la fuente sobre el color de los objetos

a l
i
Las lámparas incandescentes tienen una temperatura del color del orden de 2.700 (K) y un

r
IRC de 100.

2.2.4 Car acter ísticas de dur ación

r T
La duración de una lámpara viene determinada básicamente por la temperatura de trabajo
del filamento. Mientras más alta sea esta, mayor será el flujo luminoso pero también la velocidad de
evaporación del material que forma el filamento. Las partículas evaporadas, cuando entren en

e
contacto con las paredes se depositarán sobre estas, ennegreciendo la ampolla. De esta manera se

ir vm.tw
verá reducido el flujo luminoso por ensuciamiento de la ampolla. Pero, además, el filamento se
habrá vuelto más delgado por la evaporación del tungsteno que lo forma y se reducirá, en
consecuencia, la corriente eléctrica que pasa por él, la temperatura de trabajo y el flujo luminoso.
Esto seguirá ocurriendo hasta que finalmente se rompa el filamento. A este proceso se le conoce
como depreciación luminosa.

Dn.co
Para determinar la vida de una lámpara disponemos de diferentes parámetros según las
condiciones de uso definidas.

F.zeo
Ø La vida individual es el tiempo transcurrido en horas hasta que una lámpara se
estropea, trabajando en unas condiciones determinadas.

D
Ø La vida promedio es el tiempo transcurrido hasta que se produce el fallo de la mitad
de las lámparas de un lote representativo de una instalación, trabajando en unas

P w
condiciones determinadas.
w
Ø La vida útil es el tiempo estimado en horas tras el cual es preferible sustituir un
conjunto de lámparas de una instalación a mantenerlas. Esto se hace por motivos
w
n
económicos y para evitar una disminución excesiva en los niveles de iluminación en
la instalación debido a la depreciación que sufre el flujo luminoso con el tiempo.

o
Este valor sirve para establecer los periodos de reposición de las lámparas de una
instalación.

Z e Ø La vida media es el tiempo medio que resulta tras el análisis y ensayo de un lote de
lámparas trabajando en unas condiciones determinadas.

La duración de las lámparas incandescentes está normalizada; siendo de unas 1.000 horas
para las normales, para las halógenas es de 2.000 horas para aplicaciones generales y de 4.000 horas
para las especiales.

2.2.5 Factor es exter nos que influyen en el funcionamiento de las lámpar as incandescentes

Los factores externos que afectan al funcionamiento de las lámparas son la temperatura del
entorno dónde esté situada la lámpara y las desviaciones en la tensión nominal en los bornes.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 3
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

La temperatura ambiente no es un factor que influya demasiado en el funcionamiento de las


lámparas incandescentes, pero sí se ha de tener en cuenta para evitar deterioros en los materiales
empleados en su fabricación. En las lámparas normales hay que tener cuidado de que la temperatura
de funcionamiento no exceda de los 200º C para el casquillo y los 370º C para el bulbo en el
alumbrado general. Esto será de especial atención si la lámpara está alojada en luminarias con mala
ventilación. En el caso de las lámparas halógenas es necesario una temperatura de funcionamiento
mínima en el bulbo de 260º C para garantizar el ciclo regenerador del tungsteno. En este caso la
máxima temperatura admisible en la ampolla es de 520º C para ampollas de vidrio duro y 900º C
para el cuarzo.
Las variaciones de la tensión se producen cuando aplicamos a la lámpara una tensión

a l
i
diferente de la tensión nominal para la que ha sido diseñada. Cuando aumentamos la tensión

r
aplicada se produce un incremento de la potencia consumida y del flujo emitido por la lámpara pero
se reduce la duración de la misma. Análogamente, al reducir la tensión se produce el efecto

T
contrario.

e r
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 2.4) Efecto de las variaciones de tensión (%) sobre las características
de funcionamiento de las lámparas incandescentes

2.3 PARTES DE UNA LÁMPARA INCANDESCENTE


F.zeo
D
Las lámparas incandescentes están formadas por un hilo de tungsteno que se calienta por

P w w
efecto Joule alcanzando temperaturas tan elevadas que empieza a emitir luz visible. Para evitar que
el filamento se queme en contacto con el aire, se rodea con una ampolla de vidrio a la que se le ha

w
hecho el vacío o se ha rellenado con un gas. El conjunto se completa con unos elementos con

n
funciones de soporte y conducción de la corriente eléctrica y un casquillo normalizado que sirve
para conectar la lámpara a la luminaria.

o
Z e

(Fig. 2.5) Partes de una Lámpara Incandescente


________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 4
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

a) Ampolla

La ampolla es una cubierta de vidrio que da forma a la lámpara y protege el filamento del
aire exterior evitando que se queme. Si no fuera así, el oxígeno del aire oxidaría el material del
filamento destruyéndolo de forma inmediata.
Las ampollas pueden ser de vidrio transparente, de vidrio blanco translúcido o de colores
proporcionando en este último caso una luz de color monocromática en lugar de la típica luz blanca.

a l
r i
r T
e
(Fig. 2.6) Algunas formas típicas de ampollas

más económico).
ir vm.tw
Es una cubierta de vidrio sellada, fabricada con vidrio Cal-soda (el vidrio más común y el

Para lámparas de altas temperaturas (halógenas) se emplean vidrios de mayor resistencia,

Dn.co
por ejemplo de cuarzo (dióxido de silicio fundido).
La ampolla puede ser sometida a diferentes acabados:

F.zeo
Ø De color
Ø Espejada
Ø Mate
Ø Opalina

D
P w w
1) La coloración, se logra aplicando una capa de pintura en la parte interna de la ampolla; y
a las lámparas reflectoras de color se les aplica una capa de laca opalina en su parte externa.

w
2) El espejado plateado se obtiene aplicando una capa de pintura de color plata, aunque

o n
actualmente se logra el mismo efecto aplicando aluminio evaporado al vacío. Por otra parte, el
espejado dorado se obtiene mediante la evaporación al vacío de una aleación de cobre y aluminio.
3) El acabado mate se realiza por medio del grabado con ácido de la parte interna de la
ampolla, lo que produce una terminación satina y una moderada difusión de la luz que emite la

Z e
lámpara, casi sin disminución durante la transmisión.
4) La opalinización produce mejor difusión que el acabado mate, pero a costa de una mayor
absorción de la luz. Se logra revistiendo la parte interior con sílice en polvo fino dióxido de titanio.
Algunos tipos de lámparas poseen unas terminaciones de espejos dicroicos o de vidrios de
color, esto se obtiene construyendo un número variado de capas alternadas de dos materiales con
diferentes índices de refracción, de esta manera se consigue que se reflejen algunas longitudes de
onda y se transmitan otras.
5) El tamaño y forma de la ampolla de las lámparas se designan por una letra o letras
seguidas de un número. Las letras indican la forma de la ampolla.

Ø S → Lado recto
Ø F → Llama

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 5
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ø G → Redondo o globular
Ø T → Tubular
Ø PS → De cuello recto
Ø PAR → Parabólico
Ø R → Reflector
Ø A → Designación Arbitraria

l
El número de designación de la ampolla indica el diámetro del bulbo en octavos de
pulgada. Por ejemplo T-10 indica una ampolla que tiene un diámetro de 10/8 ó 1¼ pulgadas.

a
El tamaño y la forma de la ampolla vienen determinados por la aplicación en que va a
utilizarse la lámpara.

b) Casquillo
r i
r T
El casquillo cumple dos importantes funciones en la lámpara. Por un lado, sirve para
conectar el filamento a la corriente eléctrica proveniente del portalámparas. Y por el otro, permite la
sujeción de la lámpara a la luminaria evitando su deterioro. En su fabricación se usan habitualmente
el latón, el aluminio o el níquel.

e
Los casquillos empleados en alumbrado general son de dos tipos: Edison (E) y Bayoneta

ir vm.tw
(B). Para su nomenclatura se utiliza la inicial de la clase seguida del diámetro en milímetros. Por
ejemplo, E25 quiere decir que tenemos una lámpara con casquillo Edison de 25 mm de diámetro.

Casquillo de rosca Casquillo de bayoneta

Dn.co
(Edison)
F.zeo (Swan)

c) Filamento D
P w w
(Fig. 2.7) Roscas clásicas

Para que una lámpara incandescente emita luz visible, es necesario calentar el filamento
w
o n
hasta temperaturas muy elevadas. Esto se consigue pasando una corriente eléctrica a través de un
material conductor por efecto Joule.
Como la temperatura depende de la resistencia eléctrica es necesario que esta última sea
muy elevada. Para conseguirlo podemos actuar de dos formas. En primer lugar que el filamento esté

Z e
compuesto por un hilo muy largo y delgado; de esta manera los electrones tendrán más dificultad
para pasar por el cable y aumentará la resistencia. Y la segunda posibilidad es emplear un material
que tenga una resistividad eléctrica elevada.
También es muy importante que el filamento tenga un punto de fusión alto y una velocidad
de evaporación lenta que evite un rápido desgaste por desintegración del hilo. De esta manera se
pueden alcanzar temperaturas de funcionamiento más altas y, por tanto, mayores eficacias.
Para mejorar la eficacia luminosa de las lámparas se arrolla el filamento en forma de doble
espiral ó triple espiral. De esta manera se consigue que emitiendo la misma cantidad de luz, el
filamento presente una menor superficie de intercambio de calor con el gas que rellena la ampolla,
por lo que las pérdidas por este motivo se reducen al mínimo.
En la actualidad el material más empleado para los filamentos es el tungsteno por sus
elevadas prestaciones que se ajustan a los requisitos exigidos además de ser una materia prima
asequible. El tungsteno tiene una temperatura de fusión alrededor de 3.400º C.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 6
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Las formas de filamento de uso común hoy día se designan por una o más letras que indican
si el hilo es recto o arrollado, seguidas de un número que especifica la forma general del filamento,
y algunas veces de otra letra que indica la disposición de los soportes.

Ø S → Filamento de hilo recto no arrollado


Ø C → Hilo arrollado en espiral
Ø CC → Doblemente arrollado en espiral
Ø → Hilo plano o en forma de cinta

l
R

a
Los números y, eventualmente, otras letras asignadas a las diversas formas de filamentos
son arbitrarias.

d) Gas Relleno
r i
r T
Aunque antiguamente se hacía el vacío en el interior de la ampolla, en la actualidad se
rellena con un gas inerte por las ventajas que presenta. Con el gas se consigue reducir la
evaporación del filamento e incrementar la temperatura de trabajo de la lámpara y el flujo luminoso

e
emitido. Los gases más utilizados son el Nitrógeno en pequeñas proporciones que evita la
formación de arcos y el Argón que reduce la velocidad de evaporación del material que forma el

ir vm.tw
filamento, en algunos tipos especiales el Kriptón. Las proporciones empleadas varían según la
aplicación de la lámpara y la tensión de trabajo. Aumentando la presión del gas se consigue,
además, disminuir la evaporación del filamento y aumentar la eficacia luminosa y vida de la
lámpara.

e) Sopor te par a el filamento


Dn.co
F.zeo
El filamento está fijado a la lámpara por un conjunto de elementos que tienen misiones de
sujeción y conducción de la electricidad.
Los hilos conductores transportan la electricidad desde el casquillo a los hilos de soporte a

con el tungsteno del filamento.D


través del vástago. Para evitar el deterioro de las varillas de soporte es necesario un material,
normalmente se usa el molibdeno, que aguante las altas temperaturas y no reaccione químicamente

P w w
El vástago es de vidrio con plomo, un material con excelentes propiedades de aislante
eléctrico, que mantiene separada la corriente de los dos conductores que lo atraviesan. Además, y
w
requiera).

o n
gracias a su interior hueco sirve para hacer el vacío en la ampolla y rellenarla de gas (cuando se

Los soportes conductores de las lámparas comúnmente se dividen en tres partes:

Z e Ø Parte superior: en la cual se engancha o se suelda el filamento.


Ø Parte central: que forma un sellado con el vidrio conductor de la base.
Ø Parte inferior: frecuentemente posee un punto de fusión mas bajo, de tal manera
que actúa como un fusible incorporado.

2.4 TIPOS DE LÁMPARAS INCANDESCENTES

Existen dos tipos de lámparas incandescentes: las que contienen un gas halógeno en su
interior y las que no lo contienen.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 7
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

2.4.1 Lámpar as no Halógenas

Entre las lámparas incandescentes no halógenas podemos distinguir las que se han rellenado
con un gas inerte de aquellas en que se ha hecho el vacío en su interior. La presencia del gas supone
un notable incremento de la eficacia luminosa de la lámpara dificultando la evaporación del
material del filamento y permitiendo el aumento de la temperatura de trabajo del filamento. Las
lámparas incandescentes tienen una duración normalizada de 1.000 horas, una potencia entre 25 y
2000 W y unas eficacias entre 7.5 y 11 lm/W para las lámparas de vacío y entre 10 y 20 (lm/W)
para las rellenas de gas inerte. En la actualidad predomina el uso de las lámparas con gas,
reduciéndose el uso de las de vacío a aplicaciones ocasionales en alumbrado general con potencias

a l
i
de hasta 40 W.

CARACTERISTICAS

Temper atur a del filamento


LÁMPARAS CON GAS

2500ºC

T r
LÁMPARAS DE VACÍO

2100ºC

r
Eficacia luminosa de la lámpar a 10 - 20 lm/W 7,5 – 11 lm/W
Dur ación 1.000 horas 1.000 horas

e
Per didas de calor Convección y radiación Radiación

ir vm.tw
(Tab. 2.1) Características de lámparas no halógenas

a) Ambito de aplicación

Las lámparas incandescentes tienen bajo rendimiento luminoso, pero son económicas y

Dn.co
existe gran variedad de tipos, tamaños y formas, por lo tanto su empleo no es adecuado en;
iluminación general, sobre todo si se trata de superficies grandes, pero si en iluminación localizada
para actividades que no requieran ambos tipos de iluminación artificial.

F.zeo
Estas lámparas son adecuadas en todas las aplicaciones que requieran una buena
reproducción de colores como domicilios, restaurantes, estudios, teatros, etc.

b) Nuevos desar r ollos


D
P w w
Entre las aportaciones mas recientes, destacamos las siguientes:

w
n
Lámpar a de Neodimio

e o
La lámpara contiene oxido de neodimio, que tiene la propiedad de absorber gran parte de la
radiación amarillo-naranja y fundamentalmente del rojo del espectro visible. Este tipo de lámparas
acentúa la reproducción de los colores fríos (azul, verde).
Se utiliza mayormente en carnicerías, fruterías, florerías y joyerías.

Z Hay también nuevas lámparas reflectoras que concentran más el haz y nuevas formas de
ampollas y recubrimiento.

c) Per spectivas de futur o

Los perfeccionamientos más espectaculares de la lámpara incandescente ya han tenido


lugar, llegando a duplicar la eficacia luminosa a lo largo de su historia. No obstante, la
investigación continua con vistas a conseguir mejorarla, en las siguientes líneas de acción:

Ø Aplicación de materiales más emisores que el tungsteno y de características de


funcionamiento estables.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 8
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ø Formas esféricas de la ampolla y filtros selectivos incorporados al vidrio que


permitan reflejar sobre el filamento la radiación infrarroja, de modo que se
precise una potencia más reducida para mantener el filamento a la temperatura
de trabajo.
La sustitución de la lámpara incandescente, en razón de su reducido costo, por otras fuentes
de luz, no parece probable a medio plazo en el sector domestico, si bien esta sufriendo la
competencia de lámparas halógenas, fluorescentes compactas o miniaturizadas. En el resto de los
sectores esta siendo claramente desplazada por otras fuentes de luz más eficaces, permaneciendo
económicamente como iluminación localizada o iluminación complementaria de tipo decorativo.

a l
i
2.4.2 Lámpar as Halógenas de alta y baja tensión

r
En las lámparas incandescentes normales, con el paso del tiempo, se produce una

T
disminución significativa del flujo luminoso. Esto se debe, en parte, al ennegrecimiento de la
ampolla por culpa de la evaporación de partículas de tungsteno del filamento y su posterior
condensación sobre la ampolla.

e r
Agregando una pequeña cantidad de un compuesto gaseoso con halógenos (cloro, bromo o
yodo), normalmente se usa el CH2Br2, al gas de relleno se consigue establecer un ciclo de
regeneración del halógeno que evita el ennegrecimiento. Cuando el tungsteno (W) se evapora se

ir vm.tw
une al bromo formando el bromuro de wolframio (WBr2). Como las paredes de la ampolla están
muy calientes (más de 260 ºC) no se deposita sobre estas y permanece en estado gaseoso. Cuando el
bromuro de wolframio entra en contacto con el filamento, que está muy caliente, se descompone en
tungsteno que se deposita sobre el filamento y bromo que pasa al gas de relleno. Y así, el ciclo

Dn.co
vuelve a empezar.

F.zeo
D
P w w (Fig. 2.8) Ciclo del Halógeno

w
n
El funcionamiento de este tipo de lámparas requiere de temperaturas muy altas para que
pueda realizarse el ciclo del halógeno. Por eso, son más pequeñas y compactas que las lámparas

o
normales y la ampolla se fabrica con un cristal especial de cuarzo que impide manipularla con los

e
dedos para evitar su deterioro. Su temperatura de funcionamiento alcanza los 3.000ºK.
Tienen una eficacia luminosa de 22 (lm/W) con una amplia gama de potencias de trabajo
150 a 2.000 (W) según el uso al que estén destinadas. Las lámparas halógenas se utilizan

Z
normalmente en alumbrado por proyección y cada vez más en iluminación doméstica.

a) Elementos pr incipales de una lámpar a de Halógeno

1. Gas de llenado

Las reducidas dimensiones de este tipo de lámparas permiten la utilización de gases inertes
de mayor precio, básicamente Kriptón y Xenón (también se emplea el Argón como en las
convencionales).
En la doble envoltura se emplea Nitrógeno como gas de relleno entre las dos ampollas.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 9
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

2. Casquillo

Los más frecuentes son:

Ø Cerámica (R) en la de cuarzo-yodo


Ø Edison (E) en la de doble envoltura
Ø Bayoneta (G) en las de baja tensión

b) Car acter ísticas de funcionamiento

a l
i
En cuanto al encendido son similares a las convencionales, una alimentación continuada de

r
tensión reduce sensiblemente la vida de la lámpara al no verificarse correctamente el ciclo del
halógeno. Su duración es de una vida media de 2.000 a 3.000 horas, temperatura de color de 3.000 a

T
3.200º K y un índice de rendimiento de color de 100.

2.5 APLICACIONES CON LÁMPARAS INCANDESCENTES

2.5.1 Lámpar as Reflector as

e r
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
Las lámparas con reflector incorporado tienen un acabado de espejo, aplicado a una parte de
la superficie interior de la ampolla. Este reflector, por ser interior, no sufre corrosión o

P w
ensuciamiento alguno; por consiguiente, reduce gastos de mantenimiento luminoso durante toda la
w
vida útil de la lámpara. Hay dos grupos principales de lámparas reflectoras:

w
n
Ø Las de vidrio prensado
Ø Las de vidrio soplado

o
Ø Las de luz indirecta

e
2.5.2 Vidr io Pr ensado

Z
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 10
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Son fabricadas en vidrio duro, resistente al calor. La parte frontal actúa como lente que,
según su acabado, emite haces de luz de diferente abertura:

Ø Estrecho (spot)
Ø Ancho (flood)
Ø Muy ancho (wide-flood)

Cuando estas lámparas de vidrio prensado se instalan al aire libre resisten choques térmicos
y pueden, de hecho, usarse sin protección contra la intemperie en la mayoría de los casos.

a l
i
2.5.3 Vidr io Soplado

T r
e r
ir vm.tw
Al igual que las de vidrio prensado, se las fabrican con haces spot, flood, y en colores. En
estos tipos la parte frontal es esmerilada y el ancho del haz depende de la posición del filamento

Dn.co
dentro de la lámpara reflectora. La intensidad luminosa de estas lámparas es menor que las de
vidrio prensado de la misma potencia. Por su tamaño y peso más reducidos, además de que se
fabrican en potencias inferiores, hacen de las lámparas de vidrio soplado una fuente ideal para un
gran número de aplicaciones en interiores.

F.zeo
D
2.5.4 Lámpar as de Luz Indir ecta

P w
Existe un tercer grupo de lámparas reflectoras, las denominadas de luz indirecta que se
w
caracterizan por tener la capa reflectora interior en la parte frontal de la ampolla. Estas lámparas se
usan con un reflector separado para obtener la distribución luminosa deseada.
w
n
Lámparas para iluminación por proyección (flooligth) y lámparas para proyección de
imágenes. La característica esencial de todas las lámparas que se usan para la iluminación por

o
proyección y proyectores de imágenes es el filamento concentrado, colocada con gran precisión en
relación con el casquillo. Esto asegura la alineación exacta del filamento con el eje del sistema

e
óptico en que se va a utilizar.
Hay también lámparas halógenas para proyectores de imágenes. Las que tienen forma

Z
elipsoidal, con reflector incorporado, han sido diseñadas para uso en proyectores de cine de película
estrecha y diapositivas.
Se fabrican también lámparas para estudios y teatros con un filamento muy concentrado,
para lograr la máxima intensidad luminosa dentro del haz. Para fotografía fabricada con ampolla
esmerilada que tiene una alta intensidad luminosa.

2.5.5 Lámpar as Incandescentes Especiales

A continuación se citan a titulo ilustrativo algunas de las lámparas incandescentes


especiales y sus aplicaciones más notables:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 11
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

a) Lámpar a Dicr óica o de haz fr ío

Son lámparas halógenas reflectoras que constan de un emisor halógeno de bajo voltaje,

a l
r i
ópticamente centrado en un reflector dicroico dotado de un recubrimiento especial, transmisor de
calor y reflector de la luz. Esta combinación de emisor y reflector consigue un haz de ata intensidad,
con una distribución luminosa bien definida. El recubrimiento del reflector dicroico deja pasar la

r T
radiación infrarroja (calor) hacia atrás y refleja la radiación visible (luz) hacia delante, produciendo
un “haz fresco". Estas lámparas están dotadas de un emisor con bloqueo de UV. Estas fuentes
luminosas de alta intensidad con haz frío se utilizan en alumbrado intensivo decorativo. Como todas
las lámparas halógenas los reflectores dicroicos dan una fresca luz blanca y se pueden regular
posición de funcionamiento: universal.

e
ir vm.tw
Las aplicaciones más comunes de este tipo de luminarias son:

Alumbrado intensivo, para tareas específicas y downlighters en:

Ø Tiendas
Ø Museos / exposiciones
Ø Hoteles / restaurantes Dn.co
F.zeo
Basadas en el mismo principio que las halógenas de baja tensión con reflector dicroico, son

D
esencialmente lámparas reflectoras tipo PAR, o bien las mismas de baja tensión. Un ejemplo de
aplicación es en quirófanos o en proyectores de cine.

P w w
b) Lámpar a de Pr oyección y Escenar ios (cine, teatr o, tv)

w
o n
Z e
Metalógenas (lámparas HMI) para estudios de cine, TV y vídeo.
Halógenas de Tungsteno para teatro, cine y TV.
Halógenas de tungsteno para vídeo y proyección profesional.

Pueden ser convencionales o halógenas, con o sin reflector incorporado (algunas de ellas
son de haz frío como las anteriores.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 12
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

c) Lámpar a de Automóvil

a l
r i
Convencionales o halógenas, naturalmente de 12 (V), estas lámparas desarrolladas por la
industria del automóvil, están siendo introducidas a uso decorativo domestico y comercial.

d) Lámpar as Infr ar r ojas

r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
Lámparas reflectoras con envoltura en vidrio soplado que proporcionan una energía

funcionamiento universal. D
radiante controlada con precisión. Estas lámparas producen solamente un pequeño flujo de luz
visible. Son simples, seguras y limpias, así como, fáciles de mantener y transportar. Posición de

P w w
Generalmente emiten dentro del infrarrojo (1.400 nm), La tecnología de reflexión de

w
infrarrojos (IRR) consiste en unas capas reflectantes del calor que han sido cuidadosamente

n
diseñadas, hechas de dióxido de niobio y dióxido de silicio (NbO2, SiO2) y situadas sobre la
superficie interior de la bombilla, para reflejar el calor perdido de nuevo sobre el filamento.

o
Normalmente, el 10% de la energía consumida por una lámpara halógena produce luz visible; el

e
resto se pierde en forma de calor. Además, el nuevo quemador de terminal doble permite que el
recubrimiento por infrarrojos funcione con todo su potencial.
Se puede distinguir las lámparas para aplicaciones industriales (secado rápido, gelificación,

Z
polimerización, vulcanización), lámparas para agricultura, generalmente reflectoras convencionales.

2.6 LÁMPARAS DE DESCARGA EN GAS

Las lámparas de descarga constituyen una forma alternativa de producir luz de una manera
más eficiente y económica que las lámparas incandescentes. Por eso, su uso está tan extendido hoy
en día. La luz emitida se consigue por excitación de un gas sometido a descargas eléctricas entre
dos electrodos. Según el gas contenido en la lámpara y la presión a la que esté sometido tendremos
diferentes tipos de lámparas, cada una de ellas con sus propias características luminosas.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 13
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

2.6.1 Funcionamiento

En las lámparas de descarga, la luz se consigue estableciendo una corriente eléctrica entre
dos electrodos situados en un tubo lleno con un gas o vapor ionizado.

a l
r i
(Fig. 2.9) Circulación de la corriente en un tubo de descarga

r T
En el interior del tubo, se producen descargas eléctricas como consecuencia de la diferencia

e
de potencial entre los electrodos. Estas descargas provocan un flujo de electrones que atraviesa el
gas. Cuando uno de ellos choca con los electrones de las capas externas de los átomos les transmite

ir vm.tw
energía y pueden suceder dos cosas.
La primera posibilidad es que la energía transmitida en el choque sea lo suficientemente
elevada para poder arrancar al electrón de su orbital. Este, puede a su vez, chocar con los electrones
de otros átomos repitiendo el proceso. Si este proceso no se limita, se puede provocar la destrucción

Dn.co
de la lámpara por un exceso de corriente.
La otra posibilidad es que el electrón no reciba suficiente energía para ser arrancado. En este caso, el
electrón pasa a ocupar otro orbital de mayor energía. Este nuevo estado acostumbra a ser inestable y

F.zeo
rápidamente se vuelve a la situación inicial. Al hacerlo, el electrón libera la energía extra en forma de
radiación electromagnética, principalmente ultravioleta (UV) o visible. Un electrón no puede tener un estado
energético cualquiera, sino que sólo puede ocupar unos pocos estados que vienen determinados por la

D
estructura atómica del átomo. Como la longitud de onda de la radiación emitida es proporcional a la
diferencia de energía entre los estados inicial y final del electrón y los estados posibles no son infinitos, es
fácil comprender que el espectro de estas lámparas sea discontinuo.

P w w
w
o n
Z e
(Fig. 2.10) Relación entre los estados energéticos de los electrones y las franjas visibles en el espectro

La consecuencia de esto es que la luz emitida por la lámpara no es blanca (por ejemplo en
las lámparas de sodio a baja presión es amarillenta). Por lo tanto, la capacidad de reproducir los
colores de estas fuentes de luz es, en general, peor que en el caso de las lámparas incandescentes
que tienen un espectro continuo. Es posible, recubriendo el tubo con sustancias fluorescentes,
mejorar la reproducción de los colores y aumentar la eficacia de las lámparas convirtiendo las
nocivas emisiones ultravioletas en luz visible.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 14
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

2.6.2 Elementos auxiliar es

Para que las lámparas de descarga funcionen correctamente es necesario, en la mayoría de


los casos, la presencia de unos elementos auxiliares: cebadores y balastos. Los cebadores o
ignitores son dispositivos que suministran un breve pico de tensión entre los electrodos del tubo,
necesario para iniciar la descarga y vencer así la resistencia inicial del gas a la corriente eléctrica.
Tras el encendido, continua un periodo transitorio durante el cual el gas se estabiliza y que se

l
caracteriza por un consumo de potencia superior al nominal.
Los balastos, por contra, son dispositivos que sirven para limitar la corriente que atraviesa

a
la lámpara y evitar así un exceso de electrones circulando por el gas que aumentaría el valor de la
corriente hasta producir la destrucción de la lámpara.

2.6.3 Eficacia
r i
r T
Al establecer la eficacia de este tipo de lámparas hay que diferenciar entre la eficacia de la
fuente de luz y la de los elementos auxiliares necesarios para su funcionamiento que depende del

e
fabricante. En las lámparas, las pérdidas se centran en dos aspectos: las pérdidas por calor y las
pérdidas por radiaciones no visibles (ultravioleta e infrarrojo). El porcentaje de cada tipo dependerá

ir vm.tw
de la clase de lámpara con que trabajemos.

Dn.co
F.zeo
D
(Fig. 2.11) Balance energético de una lámpara de descarga

P w w
La eficacia de las lámparas de descarga oscila entre los 19-28 lm/W de las lámparas de luz

w
de mezcla y los 100-183 lm/W de las de sodio a baja presión.

o n TIPO DE
LÁMPARA
Fluorescentes
EFICACIA SIN BALASTO
(Lm/W)
38-91

Z e Luz mezcla
Mercurio de alta presión
Halogenuros metálicos
Sodio a baja presión
Sodio a alta presión
19-28
40-63
75-95
100-183
70-130

(Tab. 2.2) Eficacia de lámparas sin balasto

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 15
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

a l
(Fig. 2.12) Espectro de una lámpara de descarga

r i
T
Para solucionar este problema podemos tratar de completar el espectro con radiaciones de
longitudes de onda distintas a las de la lámpara. La primera opción es combinar en una misma

r
lámpara dos fuentes de luz con espectros que se complementen como ocurre en las lámparas de luz
de mezcla (incandescencia y descarga). También podemos aumentar la presión del gas. De esta

e
manera se consigue aumentar la anchura de las líneas del espectro de manera que formen bandas
anchas y más próximas entre sí. Otra solución es añadir sustancias sólidas al gas, que al vaporizarse

ir vm.tw
emitan radiaciones monocromáticas complementarias. Por último, podemos recubrir la pared
interna del tubo con unas sustancias fluorescente que conviertan los rayos ultravioletas en
radiaciones visibles.

2.6.4 Car acter ísticas de dur ación

Dn.co
F.zeo
Hay dos aspectos básicos que afectan a la duración de las lámparas. El primero es la
depreciación del flujo. Este se produce por ennegrecimiento de la superficie de la superficie del
tubo donde se va depositando el material emisor de electrones que recubre los electrodos. En

de estas sustancias.
D
aquellas lámparas que usan sustancias fluorescentes otro factor es la perdida gradual de la eficacia

P w w
El segundo es el deterioro de los componentes de la lámpara que se debe a la degradación
de los electrodos por agotamiento del material emisor que los recubre. Otras causas son un cambio
gradual de la composición del gas de relleno y las fugas de gas en lámparas a alta presión.
w
o n TIPO DE
LÁMPARA
Fluorescentes
VIDA PROMEDIO EN HORAS
12.500

e
Luz mezcla 9.000
Mercurio de alta presión 25.000

Z
Halogenuros metálicos 11.000
Sodio a baja presión 23.000
Sodio a alta presión 23.000
(Tab. 2.3) Vida promedio de algunas lámparas

2.6.5 Factor es exter nos que influyen en el funcionamiento

Los factores externos que más influyen en el funcionamiento de la lámpara son la


temperatura ambiente y la influencia del número de encendidos.
Las lámparas de descarga son, en general, sensibles a las temperaturas exteriores.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 16
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Dependiendo de sus características de construcción (tubo desnudo, ampolla exterior...) se


verán más ó menos afectadas en diferente medida. Las lámparas a alta presión, por ejemplo, son
sensibles a las bajas temperaturas en que tienen problemas de arranque. Por contra, la temperatura
de trabajo estará limitada por las características térmicas de los componentes (200º C para el
casquillo y entre 350º y 520º C para la ampolla según el material y tipo de lámpara).
La influencia del número de encendidos es muy importante para establecer la duración de
una lámpara de descarga ya que el deterioro de la sustancia emisora de los electrodos depende en
gran medida de este factor.

2.6.6 Par tes de una lámpar a de descar ga en gas

a l
r i
Las formas de las lámparas de descarga varían según la clase de lámpara con que tratemos.
De todas maneras, todas tienen una serie de elementos en común como el tubo de descarga, los
electrodos, la ampolla exterior o el casquillo.

r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
a) Ampolla exter ior
D
(Fig. 2.13) Principales partes de una lámpara de descarga

P w w
w
o n
La ampolla es un elemento que sirve para proteger al tubo de descarga de los agentes
atmosféricos. Es un elemento presente en todas las lámparas excepto en las lámparas fluorescentes
que no disponen de él. En su interior se hace el vacío o se rellena con un gas inerte. Sus formas son

Z e
muy variadas y puede estar recubierta internamente con sustancias fluorescentes que filtran y
convierten las radiaciones ultravioletas en visibles mejorando el rendimiento en color de estas
lámparas y su eficiencia.

b) Tubo de descar ga

Es un tubo, normalmente de forma cilíndrica, donde se producen las descargas eléctricas


entre los electrodos. Está relleno con un gas (vapor de mercurio o sodio habitualmente) a alta o baja
presión que determina las propiedades de la lámpara. En las lámparas fluorescentes se recubre la
cara interna con sustancias fluorescentes que convierten las emisiones ultravioletas en luz visible.
Los materiales que se emplean en su fabricación dependen del tipo de lámpara y de las condiciones
de uso.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 17
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

c) Electr odos

Los electrodos son los elementos responsables de la descarga eléctrica en el tubo. Están
hechos de tungsteno y se conectan a la corriente a través del casquillo. Se recubren con una
sustancia emisora para facilitar la emisión de los electrones en el tubo.

d) Casquillo

a l
El casquillo tiene la función de conectar los electrodos a la red a través del portalámparas.

i
Puede ser de rosca o bayoneta aunque hay algunas lámparas como las fluorescentes que disponen de

r
casquillos de espigas con dos contactos en los extremos del tubo. Los materiales de que se elaboran
dependerán de los requisitos térmicos y mecánicos de cada tipo de lámpara.

e) Gas

r T
e
En el interior del tubo de descarga encontramos una mezcla entre un vapor de sodio o
mercurio y un gas inerte de relleno. El primero determina las propiedades de la luz de la lámpara y

ir vm.tw
es el responsable de la emisión de la luz como consecuencia de la descarga. El segundo, el gas
inerte, cumple varias funciones. La principal es disminuir la tensión de ruptura necesaria para
ionizar el gas que rellena el tubo e iniciar así la descarga más fácilmente. Otras funciones que
realiza son limitar la corriente de electrones y servir de aislante térmico para ayudar a mantener la
temperatura de trabajo de la lámpara.

2.6.7 Tipos de lámpar as de descar ga


Dn.co
F.zeo
Las lámparas de descarga se pueden clasificar según el gas utilizado (vapor de mercurio o
sodio) o la presión a la que este se encuentre (alta o baja presión). Las propiedades varían mucho de

D
unas a otras y esto las hace adecuadas para unos usos u otros.

P w
Ø Lámparas de vapor de mercurio:

§
w
Baja presión:
w
o n §
§ Lámparas fluorescentes

Alta presión:

Z e §
§
§
§
Lámparas de vapor de mercurio de alta presión
Lámparas de luz mezcla
Lámparas con halogenuros metálicos
Lámparas de vapor de mercurio especiales

Ø Lámparas de vapor de sodio:

§ Lámparas de vapor de sodio de baja presión


§ Lámparas de vapor de sodio de alta presión

Ø Otros tipos de lámparas

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 18
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

2.6.7.1 Lámpar as de Vapor de Mer cur io Baja Pr esión

Lámpar as Fluor escentes

Las lámparas fluorescentes son lámparas de vapor de mercurio a baja presión


(0.8 Pa). En estas condiciones, en el espectro de emisión del mercurio predominan las radiaciones
ultravioletas en la banda de 253.7 nm. Para que estas radiaciones sean útiles, se recubren las paredes

l
interiores del tubo con polvos fluorescentes que convierten los rayos ultravioletas en radiaciones
visibles. De la composición de estas sustancias dependerán la cantidad y calidad de la luz, y las

a
cualidades cromáticas de la lámpara. En la actualidad se usan dos tipos de polvos; los que producen

i
un espectro continuo y los trifósforos que emiten un espectro de tres bandas con los colores

r
primarios. De la combinación estos tres colores se obtiene una luz blanca que ofrece un buen
rendimiento de color sin penalizar la eficiencia como ocurre en el caso del espectro continuo.

r T
e
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 2.14) Lámpara fluorescente

F.zeo
Las lámparas fluorescentes se caracterizan por carecer de ampolla exterior. Están formadas
por un tubo de diámetro normalizado, normalmente cilíndrico, cerrado en cada extremo con un
casquillo de dos contactos donde se alojan los electrodos. El tubo de descarga está relleno con vapor

D
de mercurio a baja presión y una pequeña cantidad de un gas inerte que sirve para facilitar el
encendido y controlar la descarga de electrones.

P w w
a) Par tes de una lámpar a fluor escente

w
Tubo de descar ga

o n
De vidrio (opalizado por el recubrimiento fluorescente). Su forma mas extendida es rectilínea,

e
aunque existen otras ejecuciones especiales (circular, U, etc.). los diámetros convencionales son:

Ø 15 mm. → tubos de pequeña potencia

Z Ø 26 mm. → convencionales, trifósforos y alta frecuencia


Ø 38 mm. → convencionales antiguos, arranque rápido y arranque instantáneo.

Las longitudes y potencias mas usadas son:

Ø 0,6 m. → 16, 18, 20 (W)


Ø 1,2 m. → 32, 36, 40 (W)
Ø 1,5 m. → 50, 58, 65 (W)

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 19
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Electr odo

Fabricados de tungsteno, normalmente en doble espiral y recubiertos por sustancias


emisivas de electrones (componentes de metales alcalino-terreos). De su calidad depende la
duración de la lámpara.

Gas de llenado

Las funciones que realiza el gas de llenado son:

a l
i
Ø Facilitar el inicio de la descarga, por reducción de la tensión de encendido.
Ø Reducir el recorrido libre, por medio de los electrones, por aumentar su
polaridad de colocación con los átomos de mercurio.
r
Ø Proteger la sustancia emisiva de los electrodos reduciendo su taza de
evaporación.

T
e r
Los gases comúnmente usados son Argón, mezcla de Argón - Neón; normalmente en las
lámparas trifósforo de 26 mm. de diámetro, mejora la eficacia luminosa y la protección de los
electrodos. Se utiliza también el Kriptón, pero, incrementa la tensión de encendido de la lámpara.

ir vm.tw
Además de estos gases se necesita la presencia de unas gotas de mercurio, exactamente
dosificado para reducir los efectos nocivos de estos metales en la sustancia fluorescente.

La Sustancia Fluor escente

Dn.co
En general desean satisfacer las siguientes condiciones:

Ø Ser material no tóxico

F.zeo
Ø Ser muy absorbentes del ultravioleta corto (región de los 257,7 y 185 nm.),
con la consiguiente fluorescencia.

Actualmente se usan:
D
Ø Emitir en el espectro visible y no ser absorbentes en el mismo.
Ø Presentar sus optimas características de funcionamiento en los 40ºC.

P w
Ø Poder ser divididos en partículas muy finas sin disminución de su rendimiento.
w
w
o n
Ø Halofosfatos de Calcio, activados con Antimonio, Manganeso y Europio. Para
lámparas en la que la eficacia luminosa prevalece sobre el rendimiento de color.
Ø Fluogermanato de Magnesio ó Silicato de Calcio activada con diversos

Z e componentes para lámparas en las que se persigue el efecto contrario (la


tradicionalmente denominada “de lujo”).
Ø Aluminatos de Magnesio ó Vanadato de Itrio, con diversos aditivos para los
tubos trifósforo de elevada eficacia luminosa y alto rendimiento de color.

Casquillo

Los más frecuentes son:

Ø G → (espigas), en los tubos convencionales, trifósforos, alta frecuencia y


arranque rápido.
Ø R → (un contacto), en tubos de arranque instantáneo

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 20
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

b) Eficacia

La eficacia de estas lámparas depende de muchos factores: potencia de la lámpara, tipo y


presión del gas de relleno, propiedades de la sustancia fluorescente que recubre el tubo, temperatura
ambiente. Esta última es muy importante porque determina la presión del gas y en último término el
flujo de la lámpara. La eficacia oscila entre los 38 y 91 lm/W dependiendo de las características de
cada lámpara.

a l
r i
r T
e
(Fig. 2.15) Balance energético de una lámpara fluorescente

ir vm.tw
La duración de estas lámparas se sitúa entre 5.000 y 7.000 horas. Su vida termina cuando el
desgaste sufrido por la sustancia emisora que recubre los electrodos, hecho que se incrementa con el
número de encendidos, impide el encendido al necesitarse una tensión de ruptura superior a la

Dn.co
suministrada por la red. Además de esto, hemos de considerar la depreciación del flujo provocada
por la pérdida de eficacia de los polvos fluorescentes y el ennegrecimiento de las paredes del tubo
donde se deposita la sustancia emisora.

F.zeo
El índice de rendimiento en color de estas lámparas varía de moderado a excelente según
las sustancias fluorescentes empleadas. Para las lámparas destinadas a usos habituales que no
requieran de gran precisión su valor está entre 80 y 90. De igual forma la apariencia y la

D
temperatura de color varía según las características concretas de cada lámpara.

P w wAPARIENCIA
DEL COLOR
Blanco cálido
T color (K)
3.000
w
n
Blanco 3.500
Natural 4.000

o
Blanco frío 4.200
Luz día 6.500

Z e (Tab. 2.4) Temperatura del color según la apariencia del color

Las lámparas fluorescentes necesitan para su funcionamiento la presencia de elementos


auxiliares. Para limitar la corriente que atraviesa el tubo de descarga utilizan el balasto y para el
encendido existen varias posibilidades que se pueden resumir en arranque con cebador o sin él. En
el primer caso, el cebador se utiliza para calentar los electrodos antes de someterlos a la tensión de
arranque. En el segundo caso tenemos las lámparas de arranque rápido en las que se calientan
continuamente los electrodos y las de arranque instantáneo en que la ignición se consigue aplicando
una tensión elevada.
Más modernamente han aparecido las lámparas fluorescentes compactas que llevan
incorporado el balasto y el cebador. Son lámparas pequeñas con casquillo de rosca o

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 21
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

bayoneta pensadas para sustituir a las lámparas incandescentes con ahorros de hasta el 70%
de energía y unas buenas prestaciones.

c) Car acter ísticas de funcionamiento

Encendido

l
Existen tres tipos básicos de encendido:

a
Ø Encendido por cebador , utilizado en la mayoría de los tubos de fluorescentes
(convencionales y trifósforo).

r i
El cebador, situado en paralelo con el tubo, provoca el precalentamiento de
los electrodos, aproximadamente un segundo después, el cebador interrumpe el

T
circuito de precalentamiento, y en combinación con el balasto provoca una
sobretensión instantánea que es suficiente para iniciar la descarga.

e r
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
(Fig. 2.16) Circuito de arranque por cebador

Ø Encendido rápido, con precalentamiento de electrodos, utilizado en los tubos de


arranque rápido.
w
n
El calentamiento de los electrodos proviene del propio balasto y existe
además una ayuda al encendido, consistente en una banda metálica externa

o
conectada a uno de los electrodos que juega el papel del electrodo auxiliar.

Z e

(Fig. 2.17) Circuito de encendido rápido

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 22
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ø Encendido instantáneo o arranque en frío, que se produce bajo el efecto


combinado de la tensión producida por el balasto y la ayuda externa.

a l
r i
r T
e
(Fig. 2.18) Circuito de encendido instantáneo

ir vm.tw
Estabilización de la descar ga

Las lámparas fluorescentes deben ser estabilizadas mediante un balasto en serie con el tubo.
La tensión de alimentación, durante el funcionamiento, se divide entre el balasto y la lámpara, dado
que prácticamente la tensión de funcionamiento de las lámparas es la mitad de la tensión de la red.

Dn.co
Si el balasto es de tipo inductivo únicamente, se suele colocar en paralelo un condensador
para mejorar el factor de potencia, constituyendo un balasto de tipo capacitivo – inductivo
denominándose en este caso de “ alto factor de potencia”.

Var iaciones de la Tensión


F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e
(Fig. 2.19) Influencia de las variaciones de tensión

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 23
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

En general, un incremento de la tensión de alimentación ocasiona:

Ø Mayor intensidad de corriente (I)


Ø Disminución de la tensión en bornes de la lámpara (U)
Ø Mayor flujo luminoso (F)
Ø Mayor potencia absorbida (P) pero con un incremento relativo superior al del
flujo luminoso, es decir, una disminución de la eficacia luminosa.

Influencia de la temper atur a

a l
i
Las variaciones de la temperatura modifican la presión del vapor de mercurio e influyen

r
sobre las prestaciones de la lámpara. Cualquier modificación de la presión optima del mercurio se
traduce en una reducción del flujo luminoso emitido por la lámpara y en la disminución de su

T
eficacia luminosa.
Para compensar los efectos derivados de la elevación de la temperatura, se emplea
amalgama (indio – mercurio), que tiene el efecto de liberar o absorber el mercurio en función de la

de temperaturas más amplio.

e r
temperatura, dando lugar a unas condiciones estables de emisión del flujo luminoso en un margen

ir vm.tw
Lámpa
racona
malg
amadeindio
1
00

9
0

80

7
0
Lámpa
raf
luor
esce
ntenor
mal

Dn.co
60
F.zeo
(Fig. I
1
0
nf D
P w
2.20)
lue
w
20 30
nInfluencia
ciadelate de e
mp
40
lar
a
50 60
temperatura
tur
aene lf en
lujolel
umi
7
0
flujo
º
C
nosoluminoso

Este tipo de lámparas se pueden utilizar en luminarias multilámpara, sin circulación de aire,

w
n
que sufren los efectos de un incremento térmico considerable.
Por el contrario, a bajas temperaturas, existen lámparas especiales que alcanzan la presión

o
optima del mercurio en esas condiciones. En general, la iluminación de las cámaras frigoríficas
puede resolverse a base de luminarias estancas especiales, donde las lámparas están bien aisladas

e
térmicamente.

Z
Temper atur a de Color

Existen tubos fluorescentes en las tres tonalidades básicas, si bien las denominaciones
cambian con relación a las generales (cálida, intermedia, fría). Los términos utilizados y algunos
valores típicos de temperatura de color son los siguientes:

TEMPERATURA DE
DESIGNACIÓN
COLOR (K)
Blanco cálido 2.700 – 3.000
Blanco 4.000 – 5.000
Luz día 5.300 – 6.500

(Tab. 2.5) Temperatura del color de los tubos fluorescentes


________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 24
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Rendimiento de Color

En los tubos fluorescentes convencionales, el rendimiento en color y la eficacia luminosa


han sido dos parámetros antagonistas, dado que se consideraba que un buen IRC solo podía ser
obtenido mediante un espectro continuo, similar al de las lámparas incandescentes y por tanto, de
baja eficacia luminosa.
En este sentido, las antiguas denominaciones utilizadas para designar el rendimiento en
color y sus valores usuales son los siguientes:

DENOMINACIÓN IRC VALOR IRC

a l
Normal
De lujo
Especial de lujo
50 – 60
87 – 92
93 – 95
r i
(Tab. 2.6) Rendimiento en color de tubos fluorescentes

r T
Normalmente se podían encontrar estos tres valores del IRC, dentro de cada apariencia de

e
color, dando lugar a una gama completa de hasta nueve posibles tubos en cada fabricante. Como se
ha señalado anteriormente, los valores de la eficacia luminosa se reducirán que los tubos

ir vm.tw
evolucionaban hacia las categorías “de lujo” y “especial de lujo”.
Actualmente se sabe que las radiaciones de onda 460 (azul), 540 (verde) y 610 (naranja –
rojo), juegan un papel preponderante en el mecanismo de la visión de colores. Así, una fuente de luz
que emita en las cercanías de estas tres longitudes de onda presentara un buen rendimiento en color.

Dn.co
Por otro lado, al emitir la mayoría de la radiación luminosa en la banda verde – amarilla y menos,
comparativamente, en el azul y rojo (es decir, adaptando la emisión luminosa en las tres bandas a la
curva de sensibilidad visual del ojo), aumenta significativamente la eficacia luminosa.

F.zeo
Mediante este procedimiento utilizando en los tubos trifósforo, se ha resuelto el antagonismo entre
rendimiento de color y eficacia luminosa. Los valores usuales del IRC en estos tubos, son los

D
siguientes:

P w w
TIPOS DE TUBO
Trifósforo normal

w
VALOR IRC
85

n
Trifósforo de lujo 95

o
(Tab. 2.7) Valor de IRC de distintos tipos de tubos fluorescentes

e
Dur ación

Z
Las lámparas fluorescentes se extinguen cuando desaparece la sustancia emisiva de uno de
los electrodos. Así, la duración de las lámparas es función del numero de encendidos, dado que cada
arranque supone la perdida de una pequeña parte de sustancia emisiva.
Los ensayos de duración se basan en periodos de 3 horas de conexión por encendido (8
encendidos/ida) y ofrecen un resultado de vida media del orden de las 10.000 horas.
Su vida útil se establece en 7.500 horas con un flujo luminoso, al cabo de este tiempo, del
orden del 80% del flujo inicial. Esta vida útil supone un régimen de funcionamiento de la lámpara
igual al indicado anteriormente.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 25
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

% Fluj
olumi
noso
100

9
0

80

7
0

60

a l
50
0 2.
50
0 5.
00
0 7
.50
0 1
0.
00
01
t(
2.
0
h
0
0
)

r i
De
(Fig. 2.21) pr
ecia
ciónde
Depreciación

d) Car acter ísticas Técnicas y Ener géticas


ldel
flujo lumi
flujo noso
luminoso

r T
e
Los datos que se ofrecen a continuación corresponden a tubos fluorescentes de

ir vm.tw
arranque por cebador, a excepción de los de alta frecuencia.
Tubos convencionales de 38 mm. (antiguos)

FLUJ O
POTENCIA COLOR EFICACIA
LUMINOSO

Dn.co
(W) (*) (Lm/W)
(Lm)
20 BC 1.250 63
20 BC/Lámparas 850 43
20
20
20
B
B/Lámparas
LD
F.zeo 1.250
1.080
1.250
63
54
63
20
20
40
40
40
D
LD/Lámparas

P w
LD/EL

wBC
BC/Lámparas
B
950
850
3.200
2.000
3.200
48
43
80
50
80
w
o n
40
40
40
40
B/Lámparas
LD
LD/Lámparas
LD/EL
2.500
3.200
2.500
2.000
63
80
63
50

Z e 65
65
65
65
65
65
BC
BC/Lámparas
B
B/Lámparas
LD
LD/Lámparas
5.100
3.300
5.100
4.000
5.100
3.900
79
51
79
62
79
60
65 LD/EL 3.300 51
* Claves
BC Blanco cálido
B Blanco
LD Luz día
L De lujo
EL Especial de lujo

(Tab. 2.8) Características tenencias y energéticas de tubos de 38 (mm)

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 26
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Tubos convencionales de 26 mm. (actuales)

FLUJ O EFICACIA CON


POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
18 1.150 64 47
36 3.000 83 68
58 4.800 83 70
Todas ellas con IRC entre 55 – 70, en las tres apariencias de color (sustituyen a
los tipos BC, B y LD normales).

a l
(Tab. 2.9) Características tenencias y energéticas de tubos de 26 (mm)

Tubos trifósforo de 26 mm. (IRC = 85)


r i
POTENCIA
(W)
FLUJ O
LUMINOSO
(Lm)
EFICACIA
(Lm/W)
EFICACIA CON

r
AUXILIARES
(Lm/W) T
e
18 1.450 81 59
36 3.450 96 79

ir vm.tw
58 5.400 93 78

(Tab. 2.10) Características tenencias y energéticas de tubos de 26 (mm) con IRC = 85

Tubos trifósforo de 26 mm. (IRC = 95)

POTENCIA
FLUJ O
LUMINOSO Dn.co
EFICACIA
EFICACIA CON
AUXILIARES

F.zeo
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
18 1.000 56 40

D
36 2.350 65 54
58 3.750 65 55

P w w
(Tab. 2.11) Características tenencias y energéticas de tubos de 26 (mm) con IRC = 95

2) Tubos Fluor escentes de Alta Fr ecuencia


w
o n
Como se observa en la figura, si la frecuencia de alimentación de la lámpara fluorescente se eleva por
encima de 15 (KHz), manteniendo la potencia constante, su flujo luminoso se incremente aproximadamente
un 10%; como la gama audible termina alrededor de los 20 (KHz), la frecuencia adoptada para este tipo de

Z e
lámparas es de 28 (KHz).

1
1

1
0
0

1
06

1
04

1
02

1
00
5 1 3 5 1
0 2 3 5 1
00
Kh
(Fig. 2. 22) Influencia de la frecuencia en el flujo luminoso z
I
nflue
nci
adelaf
recue
nci
aene
lfluj
oluminoso

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 27
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

El encendido se realiza mediante el precalentamiento de electrodos producido por un


balasto electrónico (no precisa cebador). Este mismo balasto (de reducidas perdidas) asegura la
estabilización de la descarga.
Este balasto electrónico convierte la frecuencia de la red 50 (Hz) en frecuencias superiores
a 25 (KHz) del orden de 28 (KHz).

Osciladorde

l
Re
cti
fica
dor altafr
ecuencia
Re
d Lámpa
ras

Fi
ltr
o Conde
apla
na
nsa
dorde
mientoKh
z
Esta
biliza
dor

r i a
Entr
re
g
adapa
ulaci
ón
ra

cir
re
cuito
gulador

r T
Comp
(Fig. one
2.23) nComponentes
te
s de
lba
lastoe le
ct
del ró
e
nico electrónico
balasto

Sus componentes principales son:


ir vm.tw
Ø Filtro de bajas frecuencias que limita las oscilaciones armónicas y las

alta tensión de la red.


Dn.co
radiointerferéncias, y protege los componentes electrónicos contra los picos de

Ø El rectificador o convertidor de corriente alterna en continua.

F.zeo
Ø El oscilador de potencia que permite variar la frecuencia de alimentación de las
lámparas.

D
En la figura anterior se han indicado los componentes del balasto electrónico que permite
regular el flujo luminoso, aunque existen también balastos electrónicos más simples (sin el circuito

P w w
regulador), para aquellas aplicaciones en que no se realice regulación de flujo.
En las lámparas fluorescentes de alta frecuencia se ha seguido el criterio de mantener el

w
n
flujo luminoso en valores similares a los de las lámparas trifósforo y reducir su potencia, de este
modo se consiguen valores de eficacia luminosa hasta 104 (lm/W).

o
Las características mas destacadas de estas lámparas, que mantienen las mismas
dimensiones (longitudes y diámetro) de los tubos trifósforo, son las siguientes:

Z e POTENCIA
(W)
16
FLUJ O
LUMINOSO
(Lm)
1.450
EFICACIA
(Lm/W)
91
EFICACIA CON
AUXILIARES
(Lm/W)
78
32 3.200 100 89
50 5.200 104 94

(Tab. 2.12) Características tenencias y energéticas de lámparas fluorescentes de alta frecuencia

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 28
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

a) Ventajas

Las más destacables son:

Ø Su excelente adaptabilidad al alumbrado de interiores, con la única limitación


de la altura de implantación (en la practica, el máximo es de 5 – 6 m).
Ø Su elevada eficacia luminosa , que permite satisfacer altos niveles de
iluminación (característicos del alumbrado del sector terciario) con prestaciones
energéticas muy favorables y reducida potencia instalada por unidad de
superficie.

a l
i
Ø La reducida aportación calorífica y posibilidad de utilización de luminarias

r
integradas en sistemas de climatización.
Ø El buen, e incluso, excelente rendimiento de color en algunos tipos.
Ø La larga duración de las lámparas y equipos auxiliares.

T
Ø El encendido y reencendido rápido (instantáneo en algunos modelos).
Ø La amplia gama de lámparas y luminarias, en distintos fabricantes, incluyendo
todo tipo de apariencias de color.

r
b) Limitaciones

e
Destacan las siguientes:

ir vm.tw
Ø La escasa posibilidad de empleo en sistemas de proyección, por las dimensiones
de los tubos.

Dn.co
Ø Su factor de potencia bajo, que se corrige mediante condensadores de
compensación, usualmente incorporados en las luminarias.
Ø Son poco adaptables al alumbrado de exteriores, por la influencia que ejerce la

F.zeo
temperatura en su funcionamiento.
Ø Producen el efecto estroboscópico, salvo en las de alta frecuencia

c) Nuevos desar r ollos D


(aunque puede eliminarse mediante montajes de conexión especiales).

P w w
Con toda probabilidad, las lámparas fluorescentes han sido las fuentes de luz mas
w
n
investigadas desde la crisis de energía, y en las que se han obtenido mayor numero de nuevos
desarrollos prácticos.

e o
En este camino, desde mediados de la década de los 70 hasta nuestros días los tubos
fluorescentes han cambiado de tamaño (diámetro), composición de los gases de llenado,
composición de las sustancias fluorescentes y, en ultimo lugar, de frecuencia de funcionamiento.
Las lámparas de alta frecuencia , ya comercializadas y en constante desarrollo, presentan

Z
las siguientes innovaciones frente a los restantes tubos fluorescentes:

Ø Mejora sustancial de la eficacia luminosa, traducida en reducción de potencia.


Ø Factor de potencia próximo a la unidad (0.96), por lo que no necesitan
condensador de compensación.
Ø Fácil regulación del flujo luminoso, continuo de 25 a 100 %. En la practica las
nuevas instalaciones en las que se prevé o se necesita regulación del flujo
luminoso, se proyectan con balastos y lámparas de alta frecuencia.
Ø Funcionamiento optimo y estable en una banda amplia de temperatura
ambiente.
Ø Eliminación del efecto estroboscópico.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 29
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ø Encendido casi instantáneo (0,5 s)


Ø Balasto electrónico de reducidas perdidas, que incluso deja de consumir
energía en el momento en que la lámpara cesa de funcionar correctamente (no
permite los sucesivos intentos de encendido o parpadeo de la lámpara), lo que
se traduce en un mejor aprovechamiento energético.
Ø Menor depreciación del flujo luminoso.
Ø Supresión del ruido producido por los balastos convencionales.

d) Per spectivas de futur o

a l
i
En el momento actual, la investigación de los fabricantes de tubos fluorescentes siguen las

r
pautas marcadas por los últimos años, si bien centrados mas en las presentaciones de calidad de sus
productos (por ejemplo, rendimiento en color) que en la propia eficacia luminosa, que ha sido el

T
factor más importante durante este tiempo.
Así, cobra importancia la investigación de:

conseguir ampliar las gamas de producto.

e r
Ø Nuevas sustancias fluorescentes, o combinaciones de distintos materiales, para

Ø Mejora de los gases de relleno con el objetivo de reducir la tensión de

ir vm.tw
encendido (lámparas de alta frecuencia) y confirmar el arco de descarga a una
región mas reducida, para optimizar la emisión de ultravioleta.
Ø Mejora de la sustancia emisora de los electrodos, para aumentar la fiabilidad y
duración de los tubos.

Dn.co
Hoy por hoy, no se plantea la sustitución de los tubos fluorescentes por otras fuentes de luz,
sino que se trata de adoptar todos los nuevos desarrollos conseguidos en las instalaciones existentes
mediante el reemplazamiento de unos tubos por otros. En esta línea, los fabricantes han mantenido

F.zeo
siempre el mismo tipo de casquillo y la longitud de los tubos para facilitar su intercambiabilidad.
En la practica, y dentro del sector terciario, los tubos fluorescentes carecen de competencia

altura de implantación.
D
cuando se trata de conseguir un alto nivel de iluminación y no existe un condicionante especial de

P w w
Las tendencias de los fabricantes van en la línea de introducir, cada vez más, equipos
electrónicos de estabilización, no sólo en el caso de la alta frecuencia, sino en la adaptación a
instalaciones convencionales y sistemas de regulación del flujo luminoso, en función de las
w
n
condiciones de ocupación o aportación de luz natural en los locales.

e
a) Descr ipción o
3) Fluor escentes Compactas

Z Son lámparas de tubo estrecho (10 – 15 mm.), curvado en doble U, o multitubo conectado
por un puente de unión, para conseguir unas dimensiones reducidas. Basan su funcionamiento en la
utilización de sustancias fluorescentes de banda estrecha (trifósforo) que se adaptan
convenientemente a las condiciones de funcionamiento (estabilidad del recubrimiento fluorescente
ante la densidad superficial de potencia, 0,1 (W/cm2, del tubo) impuestas por las dimensiones de la
lámpara.
Existen diversas modalidades:

Ø Lámparas compactas (con balasto y cebador incorporado), que están concebidas


para la sustitución directa de las lámparas incandescentes, en las luminarias
existentes. Versión con balasto electrónico.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 30
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ø Lámparas miniaturizadas (sin balasto y con cebador incorporado) que precisan


luminarias especialmente concebidas para ellas.
Ø Lámparas miniaturizadas electrónicas con balasto y cebador incorporado.

a l
r i
r T
e
b) Componentes
ir vm.tw
(Fig. 2.24) Lámparas fluorescentes compactas

Dn.co
Se citan únicamente aquellos que ofrecen alguna diferencia con los descritos para los tubos
fluorescentes.

Ampolla
F.zeo
D
Se trata de una ampolla exterior que envuelve al tubo de descarga y que solamente existe en

P w w
las lámparas compactas, ante la posibilidad de empleo de la lámpara vista, como sucede en buena
parte de las instalaciones de lámparas de incandescencia.
Esta construida en vidrio y puede presentar forma cilíndrica (prismática clara y opalizada) o
w
n
globo (opalizada).

Casquillo

e o
Dependiendo del tipo de la lámpara, existen las siguientes variantes:

Z Ø Edison (E), para las compactas.


Ø Espigas (G), para las miniaturizadas con y sin cebador incorporado.

c) Car acter ísticas de funcionamiento

Encendido

En todos los casos son de encendido por cebador (electrodos precalentados).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 31
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Estabilización de la descar ga

Mediante balasto inductivo (reactancia), colocado en serie con el tubo de descarga, como el
convencional de los tubos fluorescentes; va incorporado en las compactas y separado de las
miniaturizadas, mediante balasto electrónico incorporado en las miniaturizadas electrónicas.

Temper atur a de color

Normalmente 2.700 K (apariencia cálida, similar a la de las lámparas incandescentes),


aunque existen versiones de 3.000 y 4.000 K.

a l
Rendimiento de color

r i
T
85

Dur ación

e r
La vida media usual es de 5.000 – 6.000 horas. En algunos modelos de lámparas
miniaturizadas (los que no incorporan cebador ni balasto) se alcanzan duraciones relativamente

ir vm.tw
próximas a las de los tubos fluorescentes. Las lámparas electrónicas tienen una vida media de 8.000
horas.

d) Car acter ísticas Técnicas y Ener géticas

Lámpar as Compactas (ampolla cilíndr ica)

Dn.co
F.zeo
D
P w w
Se ofrecen los datos correspondientes a las lámparas de ampolla clara. La reducción del
flujo provocada por la ampolla opal es del orden del 10%, análogamente sucede con la ampolla
w
n
globo opal.

o
FLUJ O INCANDESCENTE
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO SUSTITUIDA
(W) (Lm/W)

e
(Lm) (W)
9 450 50 40

Z
13 650 50 60
18 900 50 75
25 1.200 48 100

(Tab. 2.13) Ahorro energético de lámparas compactas de ampolla cilíndrica

Supone, por tanto, un ahorro de energía del 70%, respecto a la incandescente sustituida.

Lámpar as Miniatur izadas Electr ónicas

Como las anteriores permiten sustituir (tienen el mismo casquillo) directamente a las
incandescentes.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 32
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

FLUJ O INCANDESCENTE
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO SUSTITUIDA
(W) (Lm/W)
(Lm) (W)
7 400 57 40
11 600 55 60
15 900 60 75
20 1.200 60 100

l
(Tab. 2.14) Ahorro energético de lámparas miniaturizadas electrónicas

Lámpar as Miniatur izadas (cebador incor por ado)

r i a
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
De los modelos indicados, los cuatro primeros corresponden a la ejecución de los dos tubos
unidos y las restantes a las de cuatro tubos.

POTENCIA
(W)
FLUJ O
LUMINOSO
F.zeo
EFICACIA
(Lm/W)
EFICACIA CON
AUXILIARES

D
(Lm) (Lm/W)
5 250 50 30

P w
7 400 57 36
9
11
w
600
900
67
82
46
63

w
n
10 600 60 42
13 900 69 52

o
18 1.200 67 53
26 1.800 69 54

e
Suponen un ahorro de energía del 80%, respecto a la incandescente sustituida

(Tab. 2.15) Características tenencias y energéticas de Lámparas miniaturizadas (cebador incorporado)

Z
Lámpar as Miniatur izadas (sin balasto, ni cebador incor por ado)

Constituyen el primer intento de competencia con los tubos fluorescentes de longitudes


estándar, al disponer de potencias similares y poder utilizar luminarias mas compactas. Sus
características de color se asemejan a la de los tubos trifósforo, aunque su eficacia luminosa es mas
reducida. Pueden ser utilizadas con balastos de alta frecuencia, además de los inductivos
convencionales.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 33
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

FLUJ O EFICACIA CON


POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
18 1.200 67 47
24 1.800 75 55
36 2.900 81 68

l
(Tab. 2.16) Características tenencias y energéticas de lámparas miniaturizadas (sin balasto, ni cebador
incorporado)

r
de un muevo modelo de 50 (W) que proporciona 4.000 lúmenes, y mantiene las dimensiones de la
lámpara de 36 (W).
i
Se están desarrollando este tipo de lámparas de forma acelerada, así es reciente la operación

a
T
00
e) Ventajas

e r
En comparación con las lámparas incandescentes, para cuya sustitución han sido
concebidas, las lámparas compactas y miniaturizadas presentan las siguientes ventajas:

ir vm.tw
Ø Un consumo de energía del 25% (compactas) ó 20% (miniaturizadas)
Ø Una duración de 5 a 8 veces superior

La posibilidad de utilización como alumbrado general, fundamentalmente en el ámbito

Dn.co
comercial, con aceptables rátios de potencia instalada por unidad de superficie.
El costo total (inversión + explotación) mas reducido, en utilizaciones de conexión
prolongada, típicas del sector terciario, donde la rentabilidad se alcanza alrededor de las 3.000
horas.

F.zeo
La apariencia de color equivale (2.700 K)
Una amplia gama de luminarias especificas para lámparas miniaturizadas, incluso con

f) Limitaciones D
posibilidad de sistemas de proyección.

P w
También fr ente a la incandescencia
w
w
o n
Un precio elevado, que hace dudosa la rentabilidad en aplicaciones con pocas horas de
utilización y que requieren gran número de encendidos, tal como el alumbrado domestico.
Un peso sensiblemente superior (0,5 Kg.) de las lámparas compactas y mayores

Z e
dimensiones, que pueden dificultar, en algunos casos, la sustitución directa. Este inconveniente se
esta solventando con la utilización de balastos electrónicos.
Un rendimiento de color mas reducido (85), aunque suficiente para la mayor parte de las
aplicaciones.
No son utilizables con graduadores o reguladores de flujo, o con temporizadores.
Presentan un bajo factor de potencia, y se han detectado ciertos problemas con los
armónicos que generan. Las lámparas fluorescentes compactas que integran un balasto magnético y
que fueron las primeras introducidas en el mercado, poseen un factor de potencia de 0,25. En las
lámparas actuales con balasto electrónico, el factor de potencia es de 0,5 - 0,6, pero el problema con
los armónicos se ha acrecentado. Es problemático conseguir un alto factor de potencia y reducir los
armónicos, por las limitaciones de peso, volumen y costo de este tipo de lámparas.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 34
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

g) Nuevos desar r ollos y per spectivas de futur o

Aparte de las mejoras de eficacia que pueden experimentar estas lámparas, como
consecuencia de los desarrollos previsibles de los tubos fluorescentes, se tiende a la introducción de
balastos y cebadores electrónicos en toda la gama, con objeto de reducir el peso, fundamentalmente
de las lámparas compactas.
Recientemente han aparecido lámparas fluorescentes compactas con factor de potencia de
0,9 y baja distorsión de armónicos, que son las que tenderán a generalizar en el mercado en un
futuro.

a l
i
4) Fluor escentes Especiales

siguientes:

a) Lámpar as con r eflector inter no


T r
Algunas lámparas fluorescentes (tubos) especiales y sus aplicaciones más notables son las

e r
Tienen una capa reflectora interna, habitualmente de oxido de Titanio, dispuesta en la pared
interna del tubo (cubriendo un ángulo de 225º) bajo el recubrimiento fluorescente. de este modo se

ir vm.tw
verifica, desde la propia lámpara, un control de flujo luminoso emitido (bajo un ángulo de 135º) que
supone una ganancia del 70% en la intensidad luminosa en el eje de la lámpara, con una reducción
de solo el 10 % del flujo luminoso con relación a la lámpara estándar.
Estas lámparas existen en potencias de 40 y 65 (W), y son aplicables a aquellos casos en
que la reflectancia de los techos es muy reducida, por lo que el flujo emitido por encima del plano

Dn.co
horizontal de la lámpara es prácticamente inútil o cuando, por limitaciones de espacio, no es
posible situar un reflector externo, por encima de la lámpara.

b) Lámpar as de muy alta emisión (VHO)

F.zeo
D
Son lámparas de alta potencia (115 – 215 W), en las que se consigue mayor emisión de
flujo luminoso incrementando la corriente de la lámpara, aunque su eficacia luminosa se reduce

P w w
respecto a las convencionales. Están dotadas de electrodos especiales, que permiten la refrigeración
del espacio existente entre el casquillo y filamento y, a menudo, llevan un reflector incorporado,
como las anteriores.
w
n
Su utilización característica esta en el alumbrado industrial, con alturas relativamente
importantes de implantación de las luminarias.

e o
c) Lámpar as de Luz Negr a

Emiten radiación ultravioleta (UV – A) y visible (violeta y azul), con un máximo de

en:
Z
emisión concentrada entre los 350 y 400 nm. Existen en potencias de 20 – 85 (W), con aplicaciones

Ø Reprografía
Ø Fotoquímica, fototerápia y trampas para insectos (atracción y electrocución)
Ø Bronceado artificial (algunos tipos de lámparas solares)

d) Lámpar as Er itér micas

Emiten predominantemente radiación ultravioleta (UV – B) y algo de visible (menos del


10%), con picos de emisión en los 300 – 315 nm.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 35
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Esta región del espectro (ultravioletas medios) existe en la radiación solar y es responsable
del bronceado de la piel.
El tubo esta construido en un vidrio adecuado para transmitir la radiación y su aplicación
fundamental (lámparas solares) debe realizarse bajo estricta supervisión médica.

e) Lámpar as Ger micidas

Su emisión se centra, casi totalmente, en la banda de 253,7 nm (UV – C). El tubo de

mejorar la transmisión.

a l
material transparente a esta longitud de onda (Vycor), no lleva ningún tipo de recubrimiento a fin de

i
Su gama de potencias es de 15 – 40 (W) y sus aplicaciones se centran en la destrucción de

r
microorganismos.

Ø Desinfección del aire (conductos de ventilación)

Ø Eliminación de parásitos (en animales)


Ø Polimerización de resinas.
r T
Ø Esterilización de líquidos y sólidos (hospitales, industria farmacéutica y
alimentaria)

Ø Informática (borrado de memorias EPROM)

e
ir vm.tw
La utilización de estas lámparas exige precauciones especiales, si no se encuentran en
recintos opacos al UV – C, como por ejemplo, el uso de guantes y gafas de protección.

Dn.co
f) Lámpar as par a cr ecimiento de plantas

Se trata de una amplia gama (8 – 125 W) de lámparas, que prestan una emisión en el rojo y
el azul, particularmente útiles en los procesos de fotosíntesis y función clorofílica de las plantas.

F.zeo
Estas lámparas limitan la emisión en la región verde del espectro (reflejadas por la clorofila), lo que
permite concentrar la radiación emitida en las bandas útiles del espectro.

D
2.6.7.2 Lámpar as de Alta Pr esión

P w w
1) Lámpar as de Vapor de Mer cur io de Alta Pr esión

w
n
A medida que aumentamos la presión del vapor de mercurio en el interior del tubo de
descarga, la radiación ultravioleta característica de la lámpara de baja presión pierde importancia

amarillo 579 nm).

e o
respecto a las emisiones en la zona visible (violeta de 404.7 nm, azul 435.8 nm, verde 546.1 nm y

Z
(Fig. 2.25) Espectro de emisión sin corregir de una lámpara de mercurio de alta presión

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 36
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

En estas condiciones la luz emitida, de color azul verdoso, no contiene radiaciones rojas.
Para resolver este problema se acostumbra a añadir sustancias fluorescentes que emitan en esta zona
del espectro. De esta manera se mejoran las características cromáticas de la lámpara. La temperatura
de color se mueve entre 3500 y 4500 K con índices de rendimiento en color de 40 a 45
normalmente. La vida útil, teniendo en cuenta la depreciación se establece en unas 8000 horas. La
eficacia oscila entre 40 y 60 lm/W y aumenta con la potencia, aunque para una misma potencia es
posible incrementar la eficacia añadiendo un recubrimiento de polvos fosforescentes que conviertan
la luz ultravioleta en visible.

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
( Fig. 2.26) Balance energético de una lámpara de mercurio a alta presión

Los modelos más habituales de estas lámparas tienen una tensión de encendido entre 150 y
180 V que permite conectarlas a la red de 220 V sin necesidad de elementos auxiliares. Para

Dn.co
encenderlas se recurre a un electrodo auxiliar próximo a uno de los electrodos principales que
ioniza el gas inerte contenido en el tubo y facilita el inicio de la descarga entre los electrodos
principales. A continuación se inicia un periodo transitorio de unos cuatro minutos, caracterizado

F.zeo
porque la luz pasa de un tono violeta a blanco azulado, en el que se produce la vaporización del
mercurio y un incremento progresivo de la presión del vapor y el flujo luminoso hasta alcanzar los

D
valores normales. Si en estos momentos se apagara la lámpara no sería posible su reencendido hasta
que se enfriara, puesto que la alta presión del mercurio haría necesaria una tensión de ruptura muy

P w w
alta.

w
o n
Z e
(Fig.2.27) Lámpara de mercurio de alta presión

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 37
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Esencialmente existen dos tipos característicos de lámparas de vapor de mercurio:

Ø De ampolla clara, cuyo espectro corresponde a la propia emisión del tubo de


descarga, carente de rayas rojas (por lo que el IRC es bajo, del orden de 25).
Ø De color corregido, que incorpora sustancias fluorescentes en la pared interna
de la ampolla, capaces de aprovechar la radiación ultravioleta emitida por el
tubo de descarga, para su conversión en radiación visible (fundamentalmente
roja).

a) Componentes

a l
Tubo de descar ga

r i
T
De cuarzo, para soportar la alta temperatura registrada en el mismo (750ºC) durante su
funcionamiento.
Su forma es cilíndrica, con los extremos semiesféricos y contiene dos electrodos principales (uno en

e r
cada lado), un electrodo auxiliar y el gas de llenado junto con la dosificación exacta de mercurio,
para que todo él se vaporice cuando la lámpara alcance sus características de régimen.

ir vm.tw
Electr odos pr incipales

Similares a las lámparas fluorescentes, con una base de tungsteno en espiral, recubierta por
sustancias emisoras de electrones (óxidos o carbonatos de estroncio, bario, torio y otros aditivos

Dn.co
alcalino – térreos).

Electr odo auxiliar

F.zeo
Es un simple hilo de tungsteno o molibdeno, colocado muy próximo a un electrodo
principal, pero conectado a lámpara polo opuesto, a través de una resistencia de 10–30 (Ω).

Gas de llenado
D
P w w
Normalmente Argón, y en ocasiones, Argón con Neón, para lámparas destinadas al
funcionamiento en bajas temperaturas.
w
Ampolla exter ior

o n
De vidrio endurecido, diseñado para soportar temperaturas del orden de los 350ºC. Entre el

Z e
tubo de descarga y esta ampolla existe un gas de relleno (mezcla de Argón y Nitrógeno) para
proteger a los componentes metálicos interiores del riesgo de oxidación, y mantener las condiciones
de temperatura del tubo de descarga. Las formas características de estas ampollas son:

Ø Ovoide (la más común)


Ø Globo
Ø Parabólica reflectora

Sustancias Fluor escentes

Solo existen en las lámparas de color corregido. Actualmente se emplea el vanadato de


Itrio, activado con europio, por su mejor resistencia a la temperatura que los antiguos compuestos
de magnesio, y porque ofrece una eficacia luminosa mas elevada.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 38
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Casquillos

En general, rosca Edison (E)

b) Car acter ísticas de funcionamiento

Encendido

Estas lámparas arrancan a la tensión de la red, con la ayuda del electrodo auxiliar. En el
encendido, la tensión de suministro se aplica entre los dos electrodos principales, pero la distancia

a l
i
entre ellos es demasiado grande para iniciar la descarga. Simultáneamente, esa misma tensión

r
aparece entre el electrodo auxiliar y el principal adyacente, de modo que se produce una descarga
entre ellos, limitada por la resistencia del electrodo auxiliar.

T
La descarga inicial, se verifica prácticamente en condiciones de baja presión, con emisión
intensa de radiación ultravioleta; la descarga evoluciona, se incrementa la temperatura, el mercurio
se evapora progresivamente y aumenta su presión, confinando la descarga a una región estrecha en
el eje del tubo y la emisión pasa a ser la propia del mercurio.

e r
El tiempo total de encendido es del orden de 4 – 5 minutos, durante el cual las
características de la lámpara varían como se indica en la figura.

ir vm.tw
Cabe destacar que durante la puesta en régimen, la intensidad de arranque puede supones,
dependiendo del tipo de lámpara, de 1,5 a 1,9 veces la corriente nominal, lo que obliga a
sobredimensionar el circuito de alimentación.

Dn.co
1
75% Por
centa
jede
lva
lorf
ina
l -
40%
Por
centa
jedeva
ria
ció
n
1
50

F.zeo
-
20
1
25

1
0

7
5
0

D
P w
Corr
Fluj
P
Te
w
ientedelalámpa
olumi
ote
nsió
noso
nciadelalámpa
ndelalámpa
r
r
a
r
a
a
-
20 -
10

Por
-
1
ce
0
nta
delate
jedeva
nsió
ria
c
ndelar
-
20

e
d
n
%

50

w
n
-
20

Corrientedelalámpar
a

o
25
Fluj
oluminoso
Potenciadelalámpara
Tiempoapa
rti
rde
lenc
endi
doe
nmi
nutos
Tensióndelalámpa r
a

e
0 2 4 6 8 1
0 -
40
Ca
racte
ristica
s dee
nce
ndi
do Ef
ectos dela
s va
ria
cione
s dete
nsi
ón

Z
(Fig. 2.28) Características de encendido y variaciones de tensión de lámparas de vapor de mercurio de alta

Reencendido
presión

La alta presión hace imposible el reencendido inmediato. Así, es preciso un periodo de 3 – 6


minutos para reducir la presión a los valores requeridos, antes de reiniciar el funcionamiento.

Estabilización de la descar ga
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 39
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Mediante balasto inductivo, que absorbe el exceso de la tensión de red sobre la tensión de
arco de la lámpara.
La utilización de este tipo de balastos provoca un factor de potencia bajo, que se corrige
mediante condensador de compensación, habitualmente incorporado en el equipo auxiliar de las
luminarias denominadas de alto factor.

Re
acta
ncia
Lámpa
ra

a l
Conde
pote
nsa
ncia
dorde
lfa
ctorde

r i
r T
e
(Fig. 2.29) Circuito de conexión de las lámparas de vapor de mercurio de alta presión

Temper atur a de color


ir vm.tw
Dn.co
3.500 – 4.000 K (intermedia)

F.zeo
Rendimiento de color

Normalmente 40 – 50, aunque existen lámparas con reproducción cromática mejorada que
alcanza el valor de IRC 60.

Dur ación
D
P w w
w
o n
Su vida media, como en las lámparas fluorescentes, depende de la perdida de materia
emisora de electrodos, y se establece en cifras del orden de 24.000 horas.
Su vida útil, viene determinada por la reducción de flujo luminoso, fijada para una
instalación. Para un factor de mantenimiento de flujo del 80 % del inicial y periodos de conexión de

Z e
3 horas por encendido, la vida útil es de unas 8.000 horas.

c) Car acter ísticas técnicas y ener géticas

Se indican únicamente las correspondientes a lámparas de color corregido, considerado que


las de ampolla clara pertenecen a la categoría de aplicaciones especiales. Todos los datos
corresponden a lámparas de ampolla ovoide.

Lámparas de vapor de mercurio color corregido (IRC 40 – 45)

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 40
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

FLUJ O EFICACIA CON


POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
50 2.000 40 32
80 3.800 48 40
125 6.300 50 45
250 13.500 54 51

l
400 23.000 58 54
700 42.000 60 57

a
1.000 60.000 60 57
2.000 125.000 63 60

r i
(Tab. 2.17) Características técnicas y energéticas de lámparas de vapor de mercurio color corregido

T
(IRC 40 – 45)

Lámparas de vapor de mercurio color corregido (IRC 60)

POTENCIA
FLUJ O
EFICACIA
e r
EFICACIA CON

ir vm.tw
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
50 2.000 40 32
80 4.000 50 43
125 6.500 52 46
250
400
14.000
24.000
Dn.co
56
60
52
57

F.zeo
(Tab. 2.18) Características técnicas y energéticas de lámparas de vapor de mercurio color corregido
(IRC 60)

d) Ventajas y limitaciones

D
P w w
Las lámparas de vapor de mercurio de alta presión, han sido las primeras lámparas de
descarga de alta intensidad utilizadas de forma masiva, en toda serie de aplicaciones en las que

w
importa fundamentalmente la cantidad de luz.

o n
En términos de eficacia luminosa las comparaciones deberían hacerse con las lámparas de
incandescencia (su competencia histórica), dado que en la actualidad han sido claramente superadas
por las restantes lámparas de descarga de alta intensidad.
No obstante, en general, presentan las siguientes ventajas:

Z e Ø Equipo auxiliar muy sencillo (balasto y condensador de compensación) y costos


de inversión moderados.
Ø Alternativa, casi única, en aquellas aplicaciones en que la altura de
implantación obliga a utilizar lámparas de alta intensidad y además se desea
crear un ambiente frío (prestación que no puede satisfacer el sodio).
Ø Reproducción fiable de los colores verdes, lo que las hace adecuadas para
alumbrado exterior en parques y jardines.

En cuanto a las limitaciones, ya se ha indicado su menor eficacia luminosa que el resto de


las lámparas de descarga de alta intensidad.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 41
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

e) Nuevos desar r ollos y per spectivas de futur o

No existen nuevos desarrollos de estas lámparas a excepción de la mejora del rendimiento


en color, como consecuencia de la mejora de las sustancias fluorescentes, en las modalidades ya
comercializadas, y que aun pueden reportar avances sustanciales en la línea de los obtenidos en las
lámparas fluorescentes.
En cuanto a la situación futura de este tipo de lámparas, no se prevee su desaparición, ni
siquiera a largo plazo, dado el elevado número de instalaciones existentes equipadas con estas
lámparas, a pesar de que, cada vez mas, se tiende a su sustitución por lámparas de sodio. Incluso, en
la actualidad se están diseñando nuevas instalaciones con vapor de mercurio, por lo que su

a l
i
permanencia se considera asegurada, si bien con una cuota de mercado claramente descendente.

2) Lámpar as de Luz Mezcla

T
Las lámparas de luz de mezcla son una combinación de una lámpara de mercurio a alta
presión con una lámpara incandescente y, habitualmente, un recubrimiento fosforescente. El
r
e r
resultado de esta mezcla es la superposición, al espectro del mercurio, del espectro continuo
característico de la lámpara incandescente y las radiaciones rojas provenientes de la fosforescencia.

ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
(Fig. 2.30) Espectro de emisión de una lámpara de luz de mezcla

P w w
Su eficacia se sitúa entre 20 y 60 lm/W y es el resultado de la combinación de la eficacia de
una lámpara incandescente con la de una lámpara de descarga. Estas lámparas ofrecen una buena
reproducción del color con un rendimiento en color de 60 y una temperatura de color de 3600 K.
w
n
La duración viene limitada por el tiempo de vida del filamento que es la principal causa de fallo.
Respecto a la depreciación del flujo hay que considerar dos causas. Por un lado tenemos el ennegrecimiento

o
de la ampolla por culpa del volframio evaporado y por otro la pérdida de eficacia de los polvos fosforescentes.
En general, la vida media se sitúa en torno a las 6000 horas.

Z e
(Fig. 2.31)
Lámpara de luz mezcla

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 42
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Una particularidad de estas lámparas es que no necesitan balasto ya que el propio filamento
actúa como estabilizador de la corriente. Esto las hace adecuadas para sustituir las lámparas
incandescentes sin necesidad de modificar las instalaciones.

a) Descr ipción

Pueden definirse como lámparas de vapor de mercurio de color corregido, con balasto
incorporado. El balasto, en lugar de ser una inductancia es una resistencia (filamento de tungsteno)
situada alrededor del tubo de descarga, y tiene por función:

a l
i
Ø Asegurar la estabilización de la descarga.
Ø Mejorar el rendimiento de color de la lámpara, mediante el espectro continuo
emitido por el filamento.
r
Ø Mejora el factor de potencia de la lámpara, que se aproxima a la unidad.

T
El reparto de tensión (y de potencia) entre el filamento y el tubo de descarga es el resultado
de un compromiso entre diversos factores, con el fin de obtener:

e r
Ø Una duración del filamento acorde a la del tubo de descarga, teniendo en cuenta

ir vm.tw
que en el encendido casi la totalidad de la tensión de red se aplica al filamento,
que además es recorrido por una intensidad más levada que en régimen.
Ø Una estabilidad suficiente de la descarga, lo que requiere, con un balasto
resistivo, una tensión de arco menor que con una inductancia.

b) Componentes

Dn.co
Son los mismos que los de la lámpara de color corregido de ampolla ovoide, con la adición

F.zeo
de un filamento de tungsteno, similar a los descritos para las lámparas de incandescencia y
adoptado a las condiciones de funcionamiento del tubo de descarga.

Encendido
D
c) Car acter ísticas de funcionamiento

P w w
w
n
En la conexión, el filamento emite un flujo luminoso superior a su valor de régimen, dado
que soporta la mayor parte de la tensión de red. A medida que evoluciona la descarga y aumenta la

o
tensión en el tubo, disminuye el filamento hasta llegar a las condiciones de régimen. El tiempo total
de encendido es del orden de 2 minutos.

e
Influencia de las var iaciones de Tensión

Z Constituye la principal limitación de este tipo de lámparas, dado que el filamento, además
de absorber los eventuales incrementos de la tensión de alimentación, tienen también que hacer
frente a la disminución de la tensión de arco del tubo de descarga. Este factor condiciona, por tanto,
la duración del filamento.

Temper atur a de color

3.600 K.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 43
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Rendimiento de color

60

Dur ación

Al incorporar un filamento incandescente, únicamente se ofrece el dato de vida media, que


se establece alrededor de las 6.000 horas

d) Car acter ísticas Técnicas y Ener géticas

a l
POTENCIA
(W)
FLUJ O LUMINOSO
(Lm)
EFICACIA
(Lm/W)
r i
160
250
500
3.000
5.700
14.000
19
23
28

r T
e
(Tab. 2.19) Características técnicas y energéticas de las lámparas de luz mezcla

ir vm.tw
e) Ventajas y Limitaciones

La comparación de prestaciones de este tipo de lámparas debe hacerse siempre frente a las
lámparas incandescentes. Sus ventajas más importantes son:

Dn.co
Ø Eficacia luminosa más elevada (entre 30 – 70 %, dependiendo de la potencia).
Ø Mayor duración (seis veces mas para las incandescentes estandar).

F.zeo
Ø Sustitución directa sin otra inversión que el costo de las lámparas (pueden
conectarse directamente a la red)

D
Entre las limitaciones destacan:

P w w
Ø Su baja eficacia luminosa hace que no se utilicen en nuevas instalaciones.
Ø Influencia acusada de las variaciones de tensión en la vida de la lámpara, por lo

w
que no es aconsejable su instalación en lugares donde se produzcan frecuentes

n
fluctuaciones de tensión.
Ø Encendido no instantáneo, al menos en las condiciones de régimen.

o
Ø Bajo rendimiento de color, normalmente poco apreciable en el tipo de

e
aplicaciones usuales de esta lámpara.

Z
f) Per spectivas de futur o

Es un producto en claro retroceso, con una tendencia a desaparecer a medio plazo. No se


han introducido nuevas potencias en la gama disponible tradicionalmente, ni se preveé ningún
nuevo desarrollo. Su ámbito de utilización queda restringido a los pequeños locales comerciales e
industriales, en sustitución de la incandescente, sin costos suplementarios en luminarias y balastos.
Análogamente, en el alumbrado publico de algunas zonas rurales.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 44
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

3) Lámpar as con Halogenur os Metálicos

Si añadimos en el tubo de descarga yoduros metálicos (sodio, talio, indio...) se consigue


mejorar considerablemente la capacidad de reproducir el color de la lámpara de vapor de mercurio.
Cada una de estas sustancias aporta nuevas líneas al espectro (por ejemplo amarillo el sodio, verde
el talio y rojo y azul el indio).

a l
r i
r T
e
(Fig. 2.32) Espectro de emisión de una lámpara con halogenuros metálicos

ir vm.tw
Los resultados de estas aportaciones son una temperatura de color de 3000 a 6000 K
dependiendo de los yoduros añadidos y un rendimiento del color de entre 65 y 85. La eficiencia
de estas lámparas ronda entre los 60 y 96 lm/W y su vida media es de unas 10000 horas. Tienen un
periodo de encendido de unos diez minutos, que es el tiempo necesario hasta que se estabiliza la

Dn.co
descarga. Para su funcionamiento es necesario un dispositivo especial de encendido, puesto que
las tensiones de arranque son muy elevadas (1500-5000 V).

F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e
(Fig.2.33) Lámpara con Halogenuros Metálicos

Las excelentes prestaciones cromáticas la hacen adecuada entre otras para la iluminación de
instalaciones deportivas, para retransmisiones de TV, estudios de cine, proyectores, etc.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 45
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

a) Descr ipción

Son lámparas derivadas de las de vapor de mercurio de alta presión, en las que el tubo de
descarga contiene diversos aditivos metálicos, generalmente en forma de yoduros, de modo que las
líneas de emisión de estos metales cubran las zonas apropiadas del espectro visible, con el objetivo
de potenciar la eficacia luminosa, el rendimiento en color o ambas características simultáneamente.
Los elementos utilizados son tales como disprosio, galio, indio, escandio, sodio, talio, torio
y otros, combinados con un halógeno (yodo), dado que la mayoría de estos metales en estado libre

para las lámparas halógenas, de modo que en la descarga se produce la vaporización del

a l
atacan el cuarzo del tubo de descarga. Así el halogenuro experimenta un ciclo similar al descrito

i
halogenuro; el vapor penetra en la región del arco, cuya temperatura (6.000 K) es suficiente para

r
separar el metal del yodo. Los átomos metálicos excitados dan lugar a sus rayas de emisión
características y se difunden por el tubo de descarga, en cuya pared se recombinan con los átomos

T
libres de yodo reiniciandose el proceso.
Las lámparas de halogenuros metálicos no generan prácticamente radiación ultravioleta, por
lo cual sus ampollas exteriores no están recubiertas de sustancias fluorescentes, en algunos casos se

e r
añade, en su lugar, una capa difusora con el objeto de reducir la lumanacia de la lámpara. Como
excepción, las lámparas de ampolla exterior de cuarzo (clara), emiten una parte de ultravioleta, lo
que obliga a adoptar precauciones de montaje (proyectores cerrados, con filtro UV).

ir vm.tw
Existen cuatro tendencias de lámparas de halogenuros, en fusión de los aditivos empleados
en su construcción, que dan lugar a muy distintas prestaciones. Las diferencias entre ellas se
analizan en el aparato de características de funcionamiento.
Se pueden distinguir dos tipos distintos de lámparas de halogenuros:

Dn.co
Ø Con ampolla exterior de vidrio, en diversas formas.
Ø Con ampolla exterior de cuarzo, de dimensiones reducidas y adaptada a
pequeños sistemas de proyección.

b) Componentes
F.zeo
Tubo de descar ga
D
P w w
De cuarzo, muy similar al de las lámparas de vapor de mercurio, con la diferencia
característica de que no existe el electrodo auxiliar de encendido.
w
Electr odos

o n
También de tungsteno, pero con algunas diferencias en cuanto a la sustancia emisora de

Z e
electrones, dependiendo de la tendencia adoptada por el fabricante.

Gas de llenado

Argón en la mayoría de los casos, o bien una mezcla de argón – neón, para reducir la
tensión de encendido.

Ampolla exter ior

De vidrio, con características similares a la de las lámparas de vapor de mercurio. El objeto


de esta ampolla externa y de su gas de relleno (argón y nitrógeno), es crear una distribución de
temperaturas favorable en el tubo de descarga que impida la separación de los componentes
halogenados por acción de la gravedad, de tal modo que la lámpara pueda funcionar con un grado
suficiente de libertad de la posición de instalación.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 46
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

La ampolla puede ser tubular (clara) u ovoide (opalizada).


Existen también lámparas de halogenuros con ampolla exterior cilíndrica de cuarzo, cuya
posición de funcionamiento debe ser sensiblemente horizontal, con tolerancias variables según
marcas, de 20 a 60º.

Casquillos

Los tipos básicos son los siguientes:

Ø Edison (E), para las de ampolla exterior

a l
i
Ø Ceramicos (R), para las de tubo de cuarzo visto.

c) Car acter ísticas de funcionamiento

Encendido

T r
e r
El inicio de la descarga en este tipo de lámparas, debido a la presencia de los halogenuros,
requiere la utilización de tensiones de encendido muy elevadas (incandescente, 5 – 5 KV) que son
suministradas generalmente por un arrancador.

ir vm.tw
Dn.co
Ci
rcui
F.zeo
(Fig. 2.34) Circuito de conexión de lámparas con halogenuros
todecone
xión

D
Este arrancador esta formado por un circuito electrónico, cuya parte fundamental es un
tiristor que suministra un impulso o pico de tensión muy elevado, una vez por cada ciclo. Una vez la
descarga, el arrancador queda desactivado, dejando de emitir impulsos de tensión.

P w w
Existen también lámparas destinadas a la sustitución de las de vapor de mercurio, que no exigen
arrancador externo, sino que provocan el encendido mediante un interruptor bimetálico incorporado
w
n
en la propia lámpara. El periodo transitorio, hasta alcanzar las condiciones de régimen puede
alcanzar desde 3 – 5 minutos, hasta los 10 minutos en algunos tipos de lámparas.

Reencendido

e o
En general, el reencendido requiere un tiempo de espera de varios minutos, hasta que la

Z
lámpara retorna a las condiciones de presión adecuadas. No obstante, algunos tipos de lámparas
permiten el reencendido inmediato en caliente, mediante arrancadores especiales que producen
picos de tensión de 35 a 60 (KV).

Estabilización de la descar ga

mediante balasto inductivo, de manera similar a las lámparas de mercurio. Análogamente,


para compensar el bajo factor de potencia de estos balastos, el equipo auxiliar incluye un
condensador.
En razón de su alta temperatura de funcionamiento, las lámparas de halogenuros concentran
el arco de manera notable en el eje del tubo de descarga, de modo que es un arco menos estable que
el vapor de mercurio. Por este motivo, las variaciones de tensión de la red causan perturbaciones en
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 47
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

el funcionamiento de estas lámparas, lo que obliga a seleccionar el balasto de acuerdo con el tipo de
lámpara a instalar.

Temper atur a de Color y Rendimiento de Color

Son parámetros que varían enormemente en fusión de la tendencia de fabricación adoptada,


lo que puede observarse también en los distintos espectros de emisión que presentan. Igualmente,
este hecho supone grandes variaciones de eficacia luminosa.
Los aditivos que forman estas cuatro familias de lámparas de halogenuros metálicos, son los
siguientes:

a l
Temperatura de color 4.400 K, IRC 65, eficacia 90 (lm/W).
r
Ø El sodio y escandio, con un espectro muy completo en color. Temperatura dei
Ø El sodio, talio e indio, con emisiones concentradas en el azul, verde y amarillo.

color 3.000 – 4.800 K, IRC 80 – 85, eficacia 80 (lm/W).

T
Ø El disprosio y talio, con un espectro extremadamente rico gracias a las rayas de

r
emisión del disprosio. Temperatura de color 5.800 – 6.000 K, IRC 85, eficacia

e
75 (lm/W).
Ø El talio y aditivos de tierras raras, que producen un espectro sumamente denso.

Dur ación

ir vm.tw
Depende de la potencia de las lámparas. En general, las de pequeña potencia tienen una

Dn.co
vida media cercana a las 10.000 horas. Las de gran potencia pueden oscilar entre 2.000 – 6.000
horas.
La vida útil depende de la tendencia de fabricación, aunque en la mayoría de los casos de
depreciaciones de flujo luminoso son bastantes mas adecuadas que en las de vapor de mercurio.

d) Car acter ísticas Técnicas y Ener géticas


F.zeo
D
Lámpar as de Halogenur os (ampolla exter ior de vidr io)

P w w
Se indican únicamente los valores característicos de las lámparas de ampolla tubular
(clara). La reducción de flujo, producida por la ampolla ovoide, es del 5 – 10 %.
w
n
POTENCIA

o(W)
FLUJ O
LUMINOSO
(Lm)
EFICACIA
(Lm/W)
EFICACIA CON
AUXILIARES
(Lm/W)

e
250 19.000 76 69
400 31.500 79 75

Z
1.000 81.000 81 77
2.000 187.000 93 89

(Tab. 2.20) Características técnicas y energéticas de lámparas de halogenuros (ampolla exterior de vidrio)

Lámpar as de Halogenur os (ampolla exter ior de cuar zo)


FLUJ O EFICACIA CON
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
70 5.000 71 56
150 11.250 75 66
250 20.000 80 73
(Tab. 2.21) Características técnicas y energéticas de lámparas de halogenuros (ampolla exterior de cuarzo)
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 48
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Estos valores, como los indicados para otros tipos de lámparas, son orientativos, y pueden
variar según el fabricante o marca de que se trate. En el caso de este tipo de lámparas, dada la gran
diversidad existente en la tecnología de fabricación, las variaciones pueden ser mucho más
acusadas. De hecho, existen fabricantes americanos que ofrecen eficacias luminosas de estas
lámparas, claramente superiores a los fabricantes europeos.

e) Ventajas

Destacan las siguientes:

a l
i
Ø Una alta eficacia luminosa y, en general, buen rendimiento de color, lo que las

r
hace apropiadas para alcanzar óptimos niveles de iluminación, en aplicaciones
de interior y exterior, que generalmente se relacionan con el ocio (deportes,

T
espectáculos, etc.), don de el color es también un factor decisivo.
Ø Un espectro luminoso que se adapta a la perfección a la TV en color, por lo que
su utilización es preferente cuando existen retransmisiones de este tipo.

e r
Ø Una buena adaptabilidad a sistemas de proyección, que constituyen la parte
fundamental de las utilizaciones de estas lámparas. La disponibilidad de
distintas apariencias de color (intermedias y frías), que permiten su adaptación a

ir vm.tw
distintos ambientes cromáticos.
Ø Sus reducidas dimensiones (lámparas de ampolla de cuarzo), que facilitan su
adaptación a sistemas de iluminación localizada fundamentalmente en el sector
comercial.

f) Limitaciones

Las más destacadas son: Dn.co


F.zeo
Ø Una escasa duración, si se comparan con otras lámparas alternativas.

D
Ø Una descarga inestable, que se traduce en distintas apariencias de color a lo
largo de la vida de la lámpara y en reducciones flexibles de su flujo luminoso;

P w w
este fenómeno se agudiza con las variaciones de tensión de alimentación.
Ø Su precio elevado, que la convierte en la fuente de luz más cara a efectos de
costo de instalación y limita su empleo a aquellas aplicaciones en que la
w
n
reproducción cromática es prioritaria.
Ø La emisión de ultravioleta (sólo en las lámparas de ampolla de cuarzo)que debe

e o ser corregida mediante filtro de UV en los proyectores.

g) Nuevos desar r ollos

Z Los nuevos desarrollos de las lámparas de halogenuros metálicos están orientados hacia la
consecución de lámparas de pequeña potencia (cuyo primer avance son las de ampolla de cuarzo),
que faciliten su utilización intensiva en alumbrado interior, en competencia con las lámparas
halógenas (convencionales y de baja tensión). Las investigaciones han permitido un nuevo diseño
(aun no comercializado) de lámpara de 30 (W), que mantiene una eficacia luminosa de 85
(lm/W) que opera con balastos de 400 (W) que proporciona 38.00 (lm) con una temperatura de
color de 4.200 K y un IRC de 85. También ha aparecido una lámpara de 360 (W) que opera con
balastos de 400 (W) y produce 35.000(lm).
Otra mejora es la utilización de bastos reguladores que aumentan la duración de las
lámparas (hasta 30.000 horas), reducen la depreciación luminosa y producen menos armónicos en la
línea.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 49
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Otros desarrollos van encaminados a la utilización de:

Ø Tubos de descarga cerámicos, en lugar de los de cuarzo, que permitirán el


empleo de otros yoduros metálicos (demasiado agresivos para los tubos
actuales) y la consecución de mayores temperaturas del arco, con el
consiguiente incremento de la eficacia luminosa.
Ø Lámparas sin electrodos, excitadas por una fuente de microondas. Aunque
experimentalmente se han conseguido altas eficacias, con potencias reducidas,
su aplicación practica esta muy dificultada por los procedimientos de
generación y control de microondas.

a l
h) Per spectivas de futur o
r i
mercado.

r T
Son fuentes de luz en clara expansión, con una muy buena imagen y aceptación en el

Las lámparas convencionales de alta potencia (2.500 – 2.000 (W)) están plenamente

e
consolidadas y, por el momento, carecen de competencia en aquellos casos en que se persigue un
alto rendimiento de color y niveles de iluminación muy elevados. La introducción de las pequeñas

ir vm.tw
lámparas de ampolla de cuarzo, ha sido muy potenciada por los fabricantes, en las aplicaciones del
sector comercial, en claro detrimento de las lámparas halógenas. Esta tendencia esta confirmada por
los esfuerzos de desarrollo de estas lámparas, en potencias cada vez mas reducidas.
Asimismo, estas pequeñas lámparas empiezan a utilizarse en el mercado de los faros de

Dn.co
automóviles.

4) Lámpar as de Vapor de Mer cur io Especiales

F.zeo
A continuación se citan algunos de los tipos especiales de lámparas de vapor de mercurio.

D
Varios de ellos tienen las mismas aplicaciones que los tubos fluorescentes especiales, por lo cual
únicamente se expresa su gama usual de potencias.

P w w
a) Lámpar as de Vapor de Mer cur io de ampolla clar a
w
o n
Son similares a las de vapor de mercurio de color corregido, con la única salvedad de que su
ampolla exterior es de vidrio transparente (sin recubrimiento de sustancias fluorescentes). Se
comercializan en una potencia de 400 (W) y su utilización se centra en la decoloración y

Z e
envejecimiento artificial de diversos objetos (tejidos, muebles, etc.).

b) Lámpar as de Luz Negr a

De vapor de mercurio con ampolla ovoide especial (wood), normalmente de 125 – 160 (W).

c) Lámpar as Actínicas

De halogenuros metálicos (yoduros de plomo y galio), emiten radiación ultravioleta (UV – A) y


visible, con un espectro concentrado de 320 – 440 (nm). Potencias desde 400 (W) a varios (KW).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 50
UMSS - FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

d) Lámpar as de Repr ogr afía y Fotoquímica

Con espectros de radiación ultravioleta (UV – B, UV – A) y algo de visible.


Pueden ser de vapor de mercurio y de halogenuros metálicos, ambas sin ampolla exterior o,
a lo sumo, con una envoltura de vidrio especial que filtra la radiación ultravioleta inferior a 300
(nm). La gama de potencias y modelos es muy extensa.

2.6.7.3 Lámpar as de Vapor de Sodio

1) Lámpar as de Vapor de Sodio de Baja Pr esión (SOX)

a l
r i
La descarga eléctrica en un tubo con vapor de sodio de baja presión produce una radiación
monocromática característica formada por dos rayas en el espectro (589 nm y 589.6 nm) muy

T
próximas entre sí.

e r
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 2.35) Espectro de una lámpara de vapor de sodio a baja presión

La radiación emitida, de color amarillo, está muy próxima al máximo de sensibilidad del

F.zeo
ojo humano (555 nm). Por ello, la eficacia de estas lámparas es muy elevada (entre 160 y 180
lm/W). Otras ventajas que ofrece, es que permite una gran comodidad y agudeza visual, además de
una buena percepción de contrastes. Por contra, su monocromatismo hace que la reproducción de

objetos.
D
colores y el rendimiento en color sean muy malas haciendo imposible distinguir los colores de los

P w w
w
o n
Z e (Fig. 2.36) Balance energético de una lámpara de Vapor de Sodio a baja presión

La vida media de estas lámparas es muy elevada, de unas 15000 horas y la depreciación de
flujo luminoso que sufren a lo largo de su vida es muy baja por lo que su vida útil es de entre 6000
y 8000 horas. Esto junto a su alta eficiencia y las ventajas visuales que ofrece la hacen muy
adecuada para usos de alumbrado público, aunque también se utiliza con finalidades decorativas. En
cuanto al final de su vida útil, este se produce por agotamiento de la sustancia emisora de electrones
como ocurre en otras lámparas de descarga. Aunque también se puede producir por deterioro del
tubo de descarga o de la ampolla exterior.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 51
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

(Fig. 2.37) Lámpara de Vapor de Sodio a baja presión

a l
r i
En estas lámparas el tubo de descarga tiene forma de U para disminuir las pérdidas por
calor y reducir el tamaño de la lámpara. Está elaborado de materiales muy resistentes pues el sodio

T
es muy corrosivo y se le practican unas pequeñas hendiduras para facilitar la concentración del
sodio y que se vaporice a la temperatura menor posible. El tubo está encerrado en una ampolla en la
que se ha practicado el vacío con objeto de aumentar el aislamiento térmico. De esta manera se

e r
ayuda a mantener la elevada temperatura de funcionamiento necesaria en la pared del tubo (270 ºC).
El tiempo de arranque de una lámpara de este tipo es de unos diez minutos. Es el tiempo
necesario desde que se inicia la descarga en el tubo en una mezcla de gases inertes (neón y argón)

ir vm.tw
hasta que se vaporiza todo el sodio y comienza a emitir luz. Físicamente esto se corresponde a pasar
de una luz roja (propia del neón) a la amarilla característica del sodio. Se procede así para reducir la
tensión de encendido.

Dn.co
a) Componentes

Tubo de descar ga

F.zeo
De vidrio duro, recubierto en su cara interior por una capa de vidrio tratado con boratos
resistentes al sodio (que es agresivo con el vidrio normal). Su sección es circular, salvo en algunos

la anchura del arco.


D
modelos con tubo de descarga rectilíneo, cuya sección es en forma de cruz o creciente, para reducir

P w w
Presenta una forma doblada en U, con una serie de salientes perimetrales, cuya menor
temperatura que el resto del tubo los convierte en receptores del sodio condensado. Estos pequeños
depósitos de sodio tienen por objeto impedir la migración del sodio hacia lugares indeseados del
w
n
tubo de descarga.
El tubo contiene los electrodos, el sodio y el gas de llenado.

Electr odos

e o
De hilo grueso de tungsteno en doble espiral, recubierto por sustancias emisivas (óxidos de

Z
metales alcalino – térreos). La construcción de los electrodos esta pensada para aumentar su
duración a pesar del elevado valor de las corrientes del arco.

Gas de llenado

Habitualmente Neón, en ocasiones con un ligero contenido de Argón (1 %) para reducir la


tensión de encendido.

Ampolla exter ior

De vidrio, en corma cilíndrica, recubierto internamente por una capa de oxido de Indio, que
transmite la radiación amarilla del sodio y refleja del orden del 80 % de la radiación infrarroja hacia
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 52
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

el tubo de descarga. La misión de esta ampolla es mantener la temperatura optima del tubo de
descarga (260ºC), para lo cual, además de la reflexión del infrarrojo, se hace el vacío (ausencia de
transmisión de calor por convección) y se añaden compuestos absorbentes (gétteres) que mantienen
el vacío a lo largo de la vida de la lámpara, al absorber los gases que se producen cuando la lámpara
esta en servicio.

Casquillos

Normalmente bayoneta (B)

a l
i
b) Car acter ísticas de funcionamiento

Encendido

T r
Los electrodos no son precalentados (arranque en frío), por lo que la tensión de encendido
es bastante elevada (400 – 600 (V)), lo que requiere la ayuda de un balasto autotransformador o un
arrancador electrónico.

e r
El balasto autotransformador proporciona el impulso de tensión, suficiente para el inicio de
la descarga, pero tiene el inconveniente de ser muy voluminoso y proporcionar unas perdidas no

ir vm.tw
despreciables.

Tra
nsfor mador
derea
cta nci
a

Dn.co
defugas Lámpa
ra
Conde nsa
dor
defactorde
pote
nci a

Ci rcui F.zeo
(Fig. 2.38) Circuito de conexión con balasto autotransformador
todecone x ió ncon
b
Da

P w
la

w
sto au totransf o rma
El arrancador electrónico se basa en un tiristor dor
que desencadena un impulso de alta tensión
por la acción de un pequeño condensador en serie con una inductancia (balasto de tipo híbrido). La
utilización del arrancador electrónico permite un balasto de dimensiones y peso mucho mas
reducidos, además de mejorar la eficacia global del circuito (10%).
w
o n
Z e (Fig. 2.39)
Ci
rcui
todecone
xió
nconba
lastoh
ibr
ido

El inicio de la descarga, con el sodio en estado sólido a temperatura ambiente, se verifica


únicamente en la atmósfera de Neón, lo que proporciona el color rojo característico del encendido
de estas lámparas, a medida que el sodio vaporiza, el color evoluciona hacia el amarillo.
Una característica diferenciadora de este tipo de lámparas, con relación a las restantes de
descarga, es que no existe sobreintensidad de encendido, al utilizar una tensión de arranque elevada
y verificarse la descarga en el gas inerte, con intensidad débil hasta alcanzar las condiciones de
régimen en un tiempo bastante largo, del orden de 15 minutos.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 53
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

1
50 % de
lva
lorf
ina
l

1
00

a l
i
50

r
Tensióndelalámpa r
a
Fluj
olumi noso
Potenciadelalámpara

T
Corrientedelalámpar
a
Tie
mpoe
nminutos de
sdee
lence
ndido
0 5 1
0 1
5

e r
(Fig. 2.40) Características de encendido de las lámparas SOX

ir vm.tw
Reencendido

Exige un corto periodo de enfriamiento, aproximadamente 3 minutos, aunque existen


dispositivos de reencendido instantáneo (con arrancadores electrónicos).

Estabilización de la descar ga

Dn.co
F.zeo
Los dos procedimientos se han descrito al hablar del encendido, estos son:

Ø Balasto autotransformador, con inductancia variable en función de la

D
intensidad. Produce un bajo factor de potencia que debe corregirse mediante un
condensador de compensación.

P w
Ø Balasto híbrido, compuesto por inductancias y condensadores (asociado al
w
arrancador electrónico), que produce una onda de corriente de forma casi
rectangular de valor máximo más reducido, pero crecimiento más rápido que la
w
o n
producida por el balasto autotransformador.

Var iaciones de Tensión

Z e El incremento de la tensión de alimentación produce una disminución de la tensión de arco,


lo que mantiene la potencia absorbida y el flujo luminoso en valores relativamente estables.
La tensión de la lámpara crece a lo largo de su vida (por carencia del sodio disponible),
siendo la intensidad proporcionada por el balasto prácticamente constante, lo que hace aumentar la
potencia absorbida mas rápidamente que el flujo luminoso, con reducción de la eficacia luminosa.
Este efecto esta corregido en las lámparas de arrancador electrónico, mediante la disminución de la
intensidad a medida que crece la tensión de arco, lo que proporciona un aumento muy débil de la
potencia absorbida y una menor reducción de la eficacia luminosa de la lámpara a lo largo de su
vida.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 54
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Por
centa
jedeva
ri
aci
ón
-
20
Te
nsi
ó ndelalámpa
ra
%

Cor
rie
ntedelalámpa
ra

-
10

-
15 -
10 -
5 -
5 -
10 -
1
%
5

a l
-
10
Potenci
ade
lalámpa

Fluj
ra

olumi
noso

r i
-
20

r T
e
(Fig. 2.41) Efecto de la variación de tensión

Temper atur a de Color y Rendimiento de Color

ir vm.tw
Son características que no se ofrecen en este tipo de lámparas, en razón de la radiación
monocromática amarilla que emiten. Se pueden calificar como apariencia de color cálida y sin
prestaciones de reproducción cromática.

Dur ación Dn.co


F.zeo
Su vida media esta limitada por la desactivación de los electrodos o las perdidas de sodio,

D
por migración hacia puntos fríos indeseados del tubo de descarga. Se establece alrededor de las
15.000 horas.

P w
Su vida útil es del orden de 6.000 – 8.000 horas, para regímenes de conexión de tres horas
por encendido. w
El mantenimiento del flujo luminoso es muy bueno, por efecto del crecimiento de flujo a
w
n
medida que crece la tensión de arco de la lámpara a lo largo de su vida; no obstante, la eficacia
disminuye como efecto de la mayor elevación de la potencia absorbida.

e o
c) Car acter ísticas Técnicas y Ener géticas

Lámparas de vapor de sodio de baja presión (balasto autotransformador)

Z POTENCIA
(W)
35
55
FLUJ O
LUMINOSO
(Lm)
4.800
8.000
EFICACIA
(Lm/W)
137
145
EFICACIA CON
AUXILIARES
(Lm/W)
84
105
90 13.500 150 109
135 22.500 167 131
180 32.000 178 145

(Tab. 2.22) Características técnicas y energéticas de las lámparas SOX

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 55
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

d) Ventajas

Ø Eficacia luminosa, es la más elevada de las fuentes de luz, lo que las convierten
en lámparas con mejor aprovechamiento energético.
Ø Precio moderado (similar al de las lámparas de las de alta presión), que iguala
los costos de inversión en aquellas aplicaciones que no tengan especiales
requerimientos de color (autopistas, puertos, aeropuertos, incluso alumbrado
público) y donde la potencia instalada adquiere valores muy importantes.

e) Limitaciones

a l
Fundamentalmente su nula reproducción cromática, que causa el rechazo (a veces
injustificado) de esta fuente de luz en numerosas aplicaciones, incluso en las señaladas
r i
T
anteriormente que, en realidad, no precisan unas prestaciones de color determinadas.
Longitud considerable de la lámpara (creciente con la potencia) que dificulta
considerablemente su instalación en sistemas de iluminación por proyección.

f) Nuevos desar r ollos

e r
ir vm.tw
Los nuevos desarrollos de este tipo de lámparas van dirigidos principalmente a la mejora de
la eficacia luminosa del conjunto (lámpara y equipos auxiliares). Así, se han desarrollado dos líneas
de actuación:

Ø Nuevas composiciones de los revestimientos internos de la ampolla, para

Dn.co
mejorar la reflexión de la radiación infrarroja sobre el tubo de descarga, y
perfeccionamiento del aislamiento del extremo de la ampolla.
Ø Mejora de la onda de corriente de la lámpara (forma más rectangular) para

F.zeo
reducir el agotamiento del sodio, o bien funcionamiento de la lámpara en alta
frecuencia; estos factores se han considerado en la utilización de nuestros

D
sistemas de balastos híbridos con arrancador electrónico.

P w w
Fruto de estos desarrollos han aparecido nuevas lámparas de sodio de baja presión, cuyas
características son las siguientes (funcionando con balastos de tipo híbrido):

w
n
FLUJ O EFICACIA CON
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)

o
(Lm) (Lm/W)
18 1.800 100 72

e
25 3.500 140 103
35 5.700 163 124

Z
65 10.700 165 134
90 17.500 194 164
131 26.000 199 169

(Tab. 2.23) Características técnicas y energéticas (nuevos desarrollos SOX)

g) Per spectivas de futur o

Evidentemente, las prestaciones técnicas y energéticas de este tipo de lámparas no tiene


comparación con otras fuentes de luz, incluso su desarrollo futuro puede llevar a superar
ampliamente la barrera de los 200 (lm/W).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 56
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Sin embargo su utilización masiva (en aplicaciones donde es justificable su empleo) no


parece posible, ni siquiera a largo plazo, por dos factores fundamentales:

Ø La resistencia psicológica ante sus escasa prestaciones de color.


Ø El desarrollo progresivo de la eficacia luminosa de su mayor competencia, la
lámpara de vapor de sodio de alta presión.

Ante esta perspectiva, su utilización va a estar mas ligada a aplicaciones subsidiarias y muy
localizadas, como alumbrado viario, alumbrado de vigilancia ó seguridad, en instalaciones
industriales y viviendas o zonas rurales aisladas.

a l
2.6.7.4 Lámpar as de Vapor de Sodio de Alta Pr esión (SON)

r i
T
Las lámparas de vapor de sodio de alta presión tienen una distribución espectral que abarca
casi todo el espectro visible proporcionando una luz blanca dorada mucho más agradable que la
proporcionada por las lámparas de baja presión.

e r
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
(Fig. 2.42) Espectro de una lámpara de Vapor de Sodio a alta presión

D
Las consecuencias de esto es que tienen un rendimiento en color (Tcolor= 2100 K) y
capacidad para reproducir los colores mucho mejores que la de las lámparas a baja presión (IRC =

P w
25, aunque hay modelos de 65 y 80). No obstante, esto se consigue a base de sacrificar eficacia;
w
aunque su valor que ronda los 130 lm/W sigue siendo un valor alto comparado con los de otros
tipos de lámparas.
w
o n
Z e
(Fig. 2.43) Balance energético de una lámpara de Vapor de Sodio a alta presión

La vida media de este tipo de lámparas ronda las 20.000 horas y su vida útil entre 8.000 y
12.000 horas. Entre las causas que limitan la duración de la lámpara, además de mencionar la
depreciación del flujo tenemos que hablar del fallo por fugas en el tubo de descarga y del
incremento progresivo de la tensión de encendido necesaria hasta niveles que impiden su correcto
funcionamiento.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 57
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Las condiciones de funcionamiento son muy exigentes debido a las altas temperaturas
(1.000 ºC), la presión y las agresiones químicas producidas por el sodio que debe soportar el tubo de
descarga. En su interior hay una mezcla de sodio, vapor de mercurio que actúa como amortiguador
de la descarga y xenón que sirve para facilitar el arranque y reducir las pérdidas térmicas. El tubo
está rodeado por una ampolla en la que se ha hecho el vacío. La tensión de encendido de estas
lámparas es muy elevada y su tiempo de arranque es muy breve.

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 2.44) Lámpara de Vapor de Sodio a alta presión

Este tipo de lámparas tiene muchos usos posibles tanto en iluminación de interiores como

F.zeo
de exteriores. Algunos ejemplos son en iluminación de naves industriales, alumbrado público o
iluminación decorativa.
En contraposición con la descarga de sodio de baja presión, la descarga en alta presión,

D
presenta las siguientes características:

P w w
Ø Contracción intensa del arco, en el eje del tubo de descarga, con un alto
gradiente de temperatura entre el arco (4.000 K) y la pared del tubo (1.500 K).
Ø Espectro de emisión de bandas ampliadas, muy destacadas las típicas del sodio
w
o n
589 y 589,6 (nm), junto con otras suplementarias (498, 568, 615, 616 (nm), e
infrarrojo) producto de las transiciones de niveles energéticos más elevados y
una muy pequeña parte continua. No existe prácticamente emisión ultravioleta.

Z e
a) Componentes

Tubo de Descar ga

De oxido de aluminio traslucido (factor de transmisión de la radiación visible del orden del
90 %), con un pequeño aditivo (0,2 %) de oxido de magnesio, que tiene como misión impedir el
aumento de tamaño de los cristales de aluminio, que perjudicaría la transmisión.
Presenta una forma cilíndrica, de reducido tamaño, cerrada en sus extremos por discos de
Aluminio o Niobio.
Contiene los electrodos, el Sodio, el gas de llenado, e incluye una pequeña porción de
mercurio.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 58
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Electr odos

Constituidos por una varilla de Tungsteno (o aleación de Tungsteno y Titanio), sobre la que
se arrollan los hilos de Tungsteno espiralado, recubiertos de sustancias emisivas de electrones (los
habituales óxidos de Bario, calcio y otros metales alcalinos)

Gas de llenado

Xenón, junto con el vapor de mercurio y el del propio Sodio.

a l
El Xenón facilita el arranque, incluso a baja temperatura y, por su baja conductividad térmica,

i
reduce las perdidas de calor del tubo de descarga; el vapor de mercurio ejerce un efecto

r
amortiguador sobre la movilidad de los electrones, protegiendo los electrodos.
Esta mezcla de gases permite reducir la longitud del arco (y las dimensiones del tubo)

T
manteniendo la tensión del arco, con un aumento de su temperatura, emisión y eficacia luminosa.

Ampolla exter ior

Generalmente de vidrio, con dos ejecuciones típicas:

e r
ir vm.tw
Ø Tubular, ampolla clara
Ø Ovoide, recubierta interiormente por una capa difusora.

Entre esta ampolla exterior y el tubo de descarga se hace el vacio, para incrementar el

Dn.co
aislamiento térmico del tubo y proteger sus elementos de sustentación contra la oxidación;
asimismo, se añaden componentes absorbentes (gétteres) de Bario para mejorar esta protección.

Casquillos

F.zeo
En la mayoría de los casos, rosca Edison (E), aunque existen también lámparas tubulares de

D
conexión bilateral (casquillos tipo F). Las de muy alto IRC suelen presentar casquillos de espiga
(PG)

P w w
b) Car acter ísticas de funcionamiento

w
n
Encendido

e o
El método usual se basa en la utilización de un arrancador electrónico, capaz de
proporcionar impulsos de tensión de 2 – 5 (KV), según la potencia de la lámpara, necesarios para
asegurar la descarga.
Se utiliza generalmente un tiristor que descarga la energía almacenada en un condensador

Z
sobre el balasto, o bien directamente sobre la lámpara.
Se fabrican tres tipos de arrancadores, en paralelo, semiparalelo y serie, según la forma de
conexión con los restantes equipos del sistema. Asimismo, existen lámparas con elemento de
arranque incorporado (lámparas de vapor de sodio con autoencendido).

Ø Arrancador paralelo. Genera impulsos de arranque sin precisar una toma en el


balasto, siendo fácil de instalar. Los hay de alta y baja frecuencia, permitiendo
estos últimos su instalación alejados del resto del equipo.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 59
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ar
ranca
dorPa
rale
lo

Ø Arrancador Semiparalelo. Utiliza el balasto para complementar los impulsos a

a l
i
alta tensión a aplicar a la lámpara. presenta bajas perdidas, reducidas

r
dimensiones y peso, y bajo costo. El arrancador y el conjunto puede alejarse de
la lámpara.

r T
e
Ar
ranca
dorSe
mipa
rale
ir vm.tw
lo

Ø Arrancador Serie. Preparado para el encendido de la lámpara con

Dn.co
independencia del balasto, debido a que genera directamente el impulso de alta
tensión. Por su funcionamiento independiente del balasto, puede alejarse de
este, pero tiene que instalarse próximo a la lámpara.

F.zeo
D
P w w
w
o n Ar
ranca
dorSe
rie

La descarga se produce, una vez iniciado el arco a través del Xenón, sobre todo en la

e
atmósfera del vapor de mercurio, con tensión de arco reducida e intensidad elevada (1,2 – 1,5
veces la corriente de régimen), evolucionando rápidamente hacia las características de la descarga

Z
en Sodio.
El periodo de encendido, requiere un tiempo total que puede alcanzar unos 5 – 10 minutos,
si bien hacia los 4 minutos, emite ya el 80 % del flujo nominal.

Reencendido

Exige un tiempo de espera muy breve, alrededor de 1 minuto, para lograr reducir las
condiciones de presión, que permitan reiniciar la descarga. La posibilidad de reencendido inmediato
en caliente se consigue mediante arrancadores especiales, con picos de tensión de 30 a 60 (KV).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 60
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ca
racte
rísti
cas dur
antee
lar
ranque
1
50
%
1
25

Fluj
olumi
noso
1
00
Tensi
óndelalámpa
ra
I
nte
nsida
ddelaláma
par
a
7
5

50
Pote
nciadelalámpa
ra

a l
25

0
r i
T
0 3 6 9 1
2

Tiempo( min.
)

Estabilización de la descar ga

e r
(Fig. 2.45) Características durante el arranque de las lámparas SON

ir vm.tw
Como las restantes lámparas de descarga, las de Sodio de alta presión presentan una
característica tensión – corriente negativa, lo que significa que precisan un elemento limitador de
intensidad en serie con la lámpara. En general, se utiliza un balasto de tipo inductivo, que presenta
algunas diferencias según la tecnología de origen:

Ø Balastos de tipo reactor, en Europa


Ø Balastos reguladores, en Estados Unidos Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e Estas diferencias tienen en cuenta el comportamiento de la lámpara de Sodio de
alta presión a lo largo de su vida.
En esencia, el Sodio y el Mercurio forman una amalgama que, normalmente se introduce en
exceso en el tubo de descarga. Durante el funcionamiento, una parte se vaporiza y el resto
permanece en estado liquido, constituyendo el punto frío del tubo, normalmente detrás de uno o
ambos electrodos (deposito de amalgama). La presión de vapor depende de la temperatura del punto
frío, y tienen una influencia decisiva en las características de funcionamiento de la lámpara, entre
ellas la tensión de arco, que crece a lo largo de la vida de la lámpara, debido a:

Ø Un incremento de la temperatura del punto frío (y el consecuente de la presión


de vapor) como consecuencia del deposito de sustancia emisiva alrededor de los
electrodos.
Ø La vaporización adicional del Sodio, que modifica paulatinamente la
composición de la amalgama.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 61
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Así, el funcionamiento de la lámpara de vapor de Sodio alta presión, se ve afectado a lo


largo de su vida por esta variación de la tensión de arco, lo que se refleja en la figura, para una
lámpara de 250 (W).

30
0
B C
(
290
)
P1
(
w)

l
250 (
250
)

20
0

(
180
)
A D

r i a
T
(
70)
(
100
)(1
15) (
147
)
1
50
50 1
00 V1(
V) 1
50

(Fig. 2.46) Cur


vadef
unci
ona
mie
ntode
lSodioa
ltapr
esi
on

e r
El segmento AB representa la característica potencia – tensión de arco, de la lámpara
nueva, a la tensión nominal mínima.

ir vm.tw
El segmento DC representa la posición limite de la curva característica a partir del
funcionamiento de la lámpara se vuelve inestable.
La horizontal AD represente la potencia mínima absorbida por la lámpara, por debajo de la
cual no es capaz de alcanzar sus condiciones de régimen.

Dn.co
La horizontal BC representa la potencia máxima, por encima de la cual el tubo de descarga
sobrepasa su temperatura limite, ocasionando su agotamiento prematuro.
La curva a trazos representa la característica potencia – tensión de arco, correspondiente a

F.zeo
un balasto inductivo alimentado a su tensión nominal. Los puntos de funcionamiento del conjunto
lámpara balasto corresponde a las intersecciones de las características respectivas. Es importante
considerar para el balasto, no solo la curva nominal, sin también las correspondientes a las

D
variaciones de tensión extremas que se pueden presentar (± 7 %), lo que nos proporcionaría otras
dos curvas, una por encima y otra por debajo de la nominal y sensiblemente paralelas a ésta.

P w w
Vari
acióndela
s car
acterí
sticas
w
n
1
30 conlate
nsió
ndea li
me ntación
%

o
1
20

Fluj
olumi
noso

e
1
10
Te
nsi
óndelalámpa
ra
I
nte
nsi
daddelaláma
par
a

Z 1
0

9
0
0

80
Pote
nciadelalámpa
ra

7
0
-
10 -
5 nomi
nal-
5 -
10

Vr
ed%
Fig. (2.47) Ef
ectova
ria
ció
ndete
nsi
ónconba
lastos tipor
eactor

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 62
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Los balastos inductivos de tipo reactor (europeos), para asegurar un funcionamiento


adecuado y duradero de la lámpara, deben mantenerse sus curvas características (las tres, antes
citadas) dentro del cuadrilátero ABCD, y deben cortar a los segmentos AB y CD (características
potencia – tensión de arco, mínima y máxima, de la lámpara) entre las potencias limite AD y BC.
Este tipo de balastos proporciona una buena regulación de la potencia de la lámpara en función de
los cambios en la tensión de la lámpara; pero peor para las variaciones de tensión en la línea de
alimentación.

Los balastos reguladores (americanos) están constituidos por circuitos magnéticos

a l
(formados por inductancias y condensadores) que consiguen unas características del balasto muy

i
similares incluso con los valores limites de tensión nominal, con lo que se obtiene,

r
prioritariamente:
Ba
lasto

T
Se
cunda
ri
o
Ar
ranca
dor

r
Lámpa
ra

e
Re
d

ir vm.tw
Conde
nsa
dor
(Fig. 2.48) Balasto regulador automático

Te
rci
ario

(Fig. 2.48) Ba
lastor
egula
dorma
gnéti
co

Dn.co
Ø El funcionamiento estable de lámpara, al permanecer las curvas del balasto
dentro del cuadrilátero ABCD.

F.zeo
Ø Aumentar la duración de la lámpara.
Ø Buena regulación de la potencia de la lámpara en todas las condiciones de

D
variaciones de tensión de lámpara y línea de alimentación.

P w w
Existen también balastos de tipo reactor con un circuito electrónico añadido, que permite
variar la impedancia para controlar la potencia de la lámpara. Este tipo de balasto consigue una
perfecta regulación de la potencia de la lámpara para las variaciones de tensión de lámpara y
w
n
alimentación. Es el de mayor costo económico; pero el que proporciona menores perdidas
eléctricas.

e o
Temper atur a de Color

2.000 – 2.200 K (cálida)

Z
Rendimiento de Color

Probablemente es éste el parámetro que más ha evolucionado durante los últimos años,
adquiriendo valores cada vez mas altos del IRC:

Ø 25; lámparas convencionales.


Ø 65 y 80; nuevos desarrollos.

A medida que aumenta la presión a la que se encuentra el Sodio contenido en el tubo de


descarga se produce un ensanchamiento del espectro de emisión y, por tanto, una disminución de la
eficacia luminosa y un aumento del IRC.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 63
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

En las figuras se representa la variación de la eficacia para distintos tipos de lámparas de


vapor de Sodio en función de la presión del tubo de descarga, y los distintos espectros de emisión
para dichos tipos.

Dur ación

Su vida media esta limitada fundamentalmente por la elevación de la tensión de arco de la


lámpara (factor que contribuye la desaparición de sustancia emisiva de los electrodos, la perdida de
sodio por reacción con los componentes del tubo de descarga y el incremento de temperatura de la
amalgama por depósitos de sustancia emisiva procedente de los electrodos), y eventualmente por

a l
i
deterioro del propio tubo (fisuras, etc.)

r
Se establece en unas 20.000 – 24.000 horas
Su vida útil esta condicionada por la disminución del flujo luminoso, debido, por un parte, a

T
la acumulación de impurezas (depósitos de sustancia emisiva) en el tubo de descarga, que son
particularmente importantes a medida que sus dimensiones son mas reducidas (lámparas de pequeña
potencia) y, por otra parte, al deposito de restos de aluminio, procedentes del tubo de descarga,
sobre la ampolla exterior.

e r
Los valores habituales de vida útil (al 80% del flujo luminoso inicial) son del orden de
8.000 – 12.000 horas, dependiendo del modelo de la lámpara y de su utilización.

c) Car acter ísticas Técnicas y Ener géticas

Lámpar as de Sodio alta pr esión con IRC 25 ir vm.tw


Dn.co
Los datos que se indican corresponden a los modelos de ampolla tubular clara. Las
lámparas de ampolla ovoide, con recubrimiento difusor experimentan una reducción de flujo
luminoso del orden del 10%.

FLUJ O
F.zeo EFICACIA CON

D
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)

P w
35 2.100 60 42
50
70
w
3.400
6.000
68
86
51
68

w
n
100 10.000 100 86
150 16.000 107 96

o
250 27.000 108 97
400 48.000 120 109

e
1.000 130.000 130 124

(Tab. 2.24) Características técnicas y energéticas de Lámparas de Sodio alta presión con IRC 25

Z
Lámpar as de Vapor de Sodio con autoencendido

Son lámparas con arrancador interno, situado dentro de la ampolla exterior, que pueden
adoptar dos configuraciones básicas:

Ø Cebador, con un interruptor bimetálico que corta al cebador una vez que se ha
producido la descarga (lámparas de pequeña potencia).
Ø Anillo de arranque, arrollado en espiral sobre el tubo de descarga, que facilita la
ionización del gas en el arranque (lámparas de potencia usual).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 64
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Estas lámparas están pensadas para sustituir a las de vapor de mercurio alta presión, sin
necesidad de modificar el balasto existente (en realidad, en las lámparas de cebador es preciso
cambiar este balasto).
Para facilitar el arranque (tensión de encendido más reducida), el gas de llenado es una
mezcla de 995 Neón y 1% Argón, en lugar del Xenón de las lámparas convencionales, lo que
supone una eficacia luminosa más reducida que la de éstas.
Asimismo, la forma de su ampolla exterior es ovoide (recubierta con una capa difusora),
para poder utilizar en los mismos sistemas ópticos que las de vapor de mercurio, a las que
reemplazan.

a l
i
De las lámparas indicadas a continuación, las dos primeras corresponden al encendido

r
mediante cebador interno, y las restantes al sistema de anillo de arranque.

T
FLUJ O EFICACIA CON
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
50
70
110
3.300
5.800
8.000
66
83
73

e r51
68
64

ir vm.tw
210 18.000 86 78
350 34.500 99 92

(Tab.2.25) Características técnicas y energéticas de Lámparas de vapor de Sodio con autoencendido

Dn.co
Las sustituciones recomendadas para este tipo de lámparas son las siguientes:

SODIO AP MERCURIO AP INCREMENTO FLUJ O AHORRO

F.zeo
AUTOENCENDIDO SUSTITUIDA LUMINOSO ENERGÍA
(W) (W) (% ) (% )
50 80 13 38
70
110
210
350
D
P w w
125
125
250
400
8
27
33
50
44
12
16
13

w
n
(Tab. 2.26) Sustituciones recomendadas para ahorro de energía

o
d) Ventajas

Z e Ø Alta eficacia luminosa (sólo superada por el Sodio baja presión) que la
convierte, en la practica, en la fuente de luz más eficaz para un gran número de
aplicaciones.
Ø Adecuado rendimiento de color de las lámparas convencionales en muchas
aplicaciones comunes, mejorado apreciablemente en los nuevos desarrollos.
Ø Elevadas vidas media y util, con un adecuado nivel de mantenimiento del flujo
luminoso.
Ø Equipos auxiliares de calidad contrastada y alto índice de fiabilidad y duración.
Ø Pueden operar en cualquier posición de funcionamiento sin presentar
problemas.
Ø Precio moderado, que aun siendo claramente superior al de las lámparas de
mercurio, se rentabiliza en razón de sus altas prestaciones energéticas.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 65
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

e) Limitaciones

No consigue acercarse, por el momento, a los valores de reproducción cromática ofrecidos


por las lámparas de halogenuros metálicos, lo que restringe su aplicabilidad en los casos en que este
factor resulta prioritario.
Apariencia de color cálida, que tiene un rechazo psicológico cuando se trata de ofrecer muy
altos niveles de iluminación, sobre todo en aplicaciones de alumbrado interior.

f) Nuevos desar r ollos

a l
i
Han aparecido en el mercado distintos desarrollos de las lámparas de sodio alta presión, que

r
van en la línea de mejorar su rendimiento de color (aun a costa de perder eficacia luminosa) y, por
otro lado, en mejorar algunas de sus prestaciones de funcionamiento como, por ejemplo, el tiempo

T
de reencendido.
Entre estos nuevos avances los más significativos son los siguientes:

Lámpar as de r endimiento de color mejor ado (IRC 65)

e r
Operan con una presión de vapor de Sodio mas elevada, un arco mas expandido y un tubo

ir vm.tw
de descarga mas corto y de mayor diámetro que las lámparas convencionales.
Se construyen con ampollas exteriores tubular clara y ovoide con recubrimiento difusor,
siendo sus características (datos de las de ampolla tubular clara) las siguientes:

Dn.co
FLUJ O EFICACIA CON
POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
150 12.700 85 76
250
400
23.000
40.000
F.zeo 92
100
83
91

D
(Tab. 2.27) Características técnicas y energéticas de lámparas con IRC 65

P w w
Recientemente han aparecido lámparas de Sodio alta presión de doble casquillo, de 70 (W)
y 150 (W), que son mecánicamente y eléctricamente intercambiables con las lámparas de

w
halogenuros metálicos de la misma potencia.

n
Lámpar as par a iluminación comer cial (IRC 80)

o
e
Constituyen la ultima mejora en color de las lámparas de Sodio de alta presión y el primer
paso hacia su introducción en las aplicaciones en las que el rendimiento de color en importante.
Se construyen con ampolla exterior tubular clara, y con potencias y dimensiones reducidas,

Z
al objeto de facilitar su instalación en alumbrados de acentuación (vitrinas, escaparates, etc.).
Precisan un balasto y un regulador electrónico con arrancador incorporado, que asegura la
tensión adecuada a lo largo de la vida de la lámpara.
Su temperatura de color es de 2.500 K, IRC 80 y su duración se establece en torno a las
5.000 horas.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 66
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

FLUJ O EFICACIA CON


POTENCIA EFICACIA
LUMINOSO AUXILIARES
(W) (Lm/W)
(Lm) (Lm/W)
35 (33) 1.300 39 33
50 (53) 2.300 43 37
100 (97) 4.800 49 44

(Tab. 2.28) Características técnicas y energéticas de lámparas con IRC 80

Lámpar as de r eencendido instantáneo (bitubo)

a l
r i
Contiene dos tubos de descarga idénticos, de modo que en funcionamiento normal sólo uno
de ellos está operando. En caso de interrupción momentánea del suministro, capaz de extinguir el
arco, el tubo hasta entonces en funcionamiento debe refrigerarse como en una lámpara convencional

r T
(aproximadamente 1 minuto), de modo que al restablecerse el suministro (corte momentáneo) se
pone en funcionamiento el tubo de reserva. Mediante este procedimiento se evita el tiempo de
espera entre dos operaciones sucesivas de encendido. Se ha lanzado al mercado en potencias de 250
y 400 (W), con características de emisión luminosa y color similares a las lámparas convencionales.

g) Per spectivas de futur o


e
ir vm.tw
Este tipo de lámparas ha sido, y está siendo, muy potenciado por los fabricantes, lo que,
unido a sus destacadas prestaciones energéticas, ha dado como resultado una introducción masiva
en casi la totalidad de los campos de aplicación de las lámparas de descarga de alta intensidad,

con plena satisfacción de los usuarios.


Dn.co
sustituyendo claramente al Mercurio alta presión y al Sodio baja presión, en la mayoría de los casos,

Los nuevos desarrollos, con mejoras acusadas en el rendimiento de color, parecen marcar una

F.zeo
tendencia a la utilización de estas lámparas en dos líneas diferentes:
Ø En las aplicaciones actualmente consolidadas, sustitución de las convencionales
de Sodio por las de rendimiento de color mejorado, marcando por tanto un

D
criterio de mejora de la calidad de la iluminación (por ejemplo, alumbrado
público de zonas peatonales o monumentales, paseos, etc.).

P w w
Ø En las aplicaciones hasta ahora vedadas por los requerimientos de color
(alumbrado comercial), introducción de lámparas de baja potencia e IRC

w
competitivo, tratando de abrir un nuevo mercado, feudo casi exclusivo de la

o n incandescencia, convencional y halógena, la fluorescencia y en menor medida


los halogenuros metálicos.

e
El futuro de esta fuente de luz es, por tanto, muy prometedor, tanto por su evolución técnica
presente y futura, como por su amplia aceptación en el mercado.

2.7.1Z
2.7 OTROS TIPOS DE LAMPARAS

Lámpar as de Xenón

Son lámparas de descarga en alta presión, que se diferencian de otras, como por ejemplo las
de vapor de mercurio alta presión, por:

Ø Un gradiente de tensión más débil, a la misma presión, lo que trae como


consecuencia una corriente mas elevada.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 67
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

Ø Un espectro mas continuo y completo, cercano al del cuerpo negro a 5.000 –


6.000 k (apariencia fría o luz día), con emisiones importantes en el ultravioleta
e infrarrojo.
Ø Están únicamente rellenas de Xenón, que permite una eficacia luminosa más
elevada y un mejor IRC.
Ø Su encendido es instantáneo, emitiendo desde el primer momento su flujo
luminoso de régimen, lo cual exige una tensión de arranque muy elevada (10 -
40 (KV)) que se consigue mediante equipos auxiliares especiales.

La descarga se verifica, en el interior de un tubo de cuarzo, entre dos electrodos de

a l
i
Tungsteno, siendo la distancia entre ellos el origen de los dos tipos básicos de lámparas de Xenón.

campos:

Ø Proyección cinematográfica
r
Las aplicaciones de las lámparas de Xenón están actualmente centradas en los siguientes

T
Ø
Ø
Ø
Señalización marítima (faros)
Fotografía (flash)

e
Investigación (fotografía científica, microscopios) r
2.7.2 Lámpar as de Ar co Cor to

ir vm.tw
Los electrodos están muy próximos, lo que proporciona un arco de pequeña longitud, bajo

Dn.co
voltaje y elevada intensidad.
El tubo de descarga presenta una forma esférica en la región del arco, con distintos tamaños
en función de la potencia de la lámpara y de su tipo de alimentación (continua o alterna).
Sus características más significativas son las siguientes:

F.zeo
Ø Gama de potencias: 75 – 6.500 (W)

2.7.3 Lámpar as de Destellos D


Ø Eficacia luminosa: 15 – 40 (lm/W)

P w w
Formadas por un tubo de descarga de vidrio duro o cuarzo (en las de alta potencia), con
w
n
formas diversas, rectilíneas, en hélice, etc.
Este tipo de lámparas produce destellos de corta duración, durante la descarga de un

e o
condensador (alimentado por una fuente de corriente continua y un transformador elevador de
tensión), comandado por un generador de impulsos. Habitualmente precisan una ayuda al encendido
(ionización del Xenón) mediante un hilo auxiliar de arranque.
Sus características más destacadas son:

Z
2.7.4
Ø Gama de potencias: 750 (W) – 10 (KW)
Ø Eficacia luminosa: 20 – 30 (lm/W)

Tubos de Neón

Son tubos de descarga en baja presión, de gran longitud en relación con su diámetro, lo que
implica la utilización de alta tensión para conseguir su encendido (descarga en alta tensión con
electrodos fríos).
Los gases que se emplean fundamentalmente son el Neón y el Argón, o bien una mezcla de
ambos. La descarga en Neón produce una luz rojiza, y la mezcla de Neón y Argón con algo de

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 68
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

mercurio, azulada. Además de estos colores, la gama se amplia empleando tubos de vidrio
revestidos interiormente con sustancias fluorescentes apropiadas.
La aplicación usual de este tipo de tubos es publicitaria o decorativa, no existiendo
dimensiones normalizadas, sino que los tubos se construyen de manera artesanal, a la medida de
cada necesidad concreta (formas y longitudes).
Las tensiones de trabajo usuales de estos tubos varían según su diámetro, el gas de llenado y
la presión del mismo, siendo frecuentes los valores de 250 a 600 (V) por metro de longitud.
La duración de los tubos de Neón es del orden de las 20.000 horas, y no resulta afectada por
el número de encendidos, puesto que los electrodos fríos carecen de sustancias emisivas de
electrones.

a l
2.7.5 Paneles Electr oluminiscentes

r i
T
La electroluminicencia es la emisión de luz de determinadas sustancias, generalmente
sólidos, bajo la acción de un campo eléctrico.
En escénica, el panel luminiscente es un condensador, en que la sustancia luminiscente

e r
constituye el dieléctrico del mismo. Con un dieléctrico suficientemente delgado se puede obtener
luz con una tensión en bornes de 220 (V). Se pueden utilizar placas de vidrio (cerámico) rígido, o
bien una capa de plástico, obteniendo así un panel semi-flexible.

ir vm.tw
La intensidad de radiación es, en una primera aproximación, proporcional a la frecuencia de
la tensión aplicada, pero como la energía absorbida por el condensador es también proporcional a la
frecuencia, la eficacia luminosa es independiente de ésta. Esta eficacia luminosa es débil, del orden
de 10 (lm/W), lo que limita la utilización de estos paneles a aquellas aplicaciones en que la forma

Dn.co
plana y la fiabilidad son importantes: paneles alfanuméricos, paneles de mando de aviones (en
general, a 400 (Hz), alumbrado de seguridad, etc.

Emision deluz

F.zeo A nodo

D
P w w
(Fig. 2.49) Panel Electroluminiscente
Pa
nele
lectr
oluminisce
nte
Cátodo

w
n
La duración de los varios miles de horas (de 2.000 a 6.000 horas), dependiendo de la
frecuencia (disminuye al aumentar ésta), y del tipo de placa (menor para las de plástico), durante las

o
cuales el flujo luminoso decrece lentamente.

2.7.6

Z eDiodos Electr oluminiscentes (LED)

En estos diodos, la emisión de luz se provoca por la recombinación de electrones y de iones


positivos en la reparación de una unión p-n bajo la influencia de un campo eléctrico continuo.
La eficiencia luminosa de los LED es muy baja (del orden de 1 (lm/W), pero su luminancia
puede alcanzar varios miles de (cd/m2). Tienen la ventaja de consumir muy poca energía (del orden
de 10 a varios cientos de (mW)), de tener unas dimensiones muy pequeñas y una gran duración
(más de 100.000 horas).
Se utilizan fundamentalmente como lámparas de señalización, y en señales alfanuméricas.

2.7.7 El Láser

El funcionamiento del láser (Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation) esta


basado en la amplificación de luz por emisión estimulada de radiación, como su propio nombre lo
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 69
UMSS – FCyT Fuentes Luminosas
________________________________________________________________________________________

indica. Es un dispositivo que genera radiación coherente (radiación cuyas hondas están en fase), en
un haz estrecho predefinido y prácticamente monocromática.
Los fotones se generan cuando los electrones caen de un nivel excitado a un nivel de
energía mas bajo. Normalmente, la mayoría de estas transiciones ocurren de forma espontanea, y
solo una minoría y son estimulados por fotones. Sin embargo, si la población de electrones de los
niveles atómicos de energía se intervienen, es decir con mas electrones en el nivel superior que en el
inferior, entonces la mayoría de las transiciones pueden ser estimuladas por fotones. Un fotón
generado de esta forma lo hace en la misma dirección y en la misma fase que el fotón de
estimulación.

a l
Físicamente el láser consiste en un volumen de material (sólido, liquido o gas) que contiene

i
átomos adecuados, colocado entre un par de espejos (uno de ellos posee un factor de transmisión

r
elevado para la radiación considerada) que se reenvían millares de veces la radiación emitida por la
fuente luminosa colocada entre ellos. Es decir, que se produce una especie de resonancia que

T
amplifica la inversión de la población de electrones y la emisión estimulada, hasta que la radiación
es suficientemente potente para emerger del cristal semitransparente.
Previamente al proceso, es necesario invertir la población de electrones mediante un

e r
sistema externo; esto se puede realizar por medio de una fuente de luz monocromática intensa de
longitud de onda apropiada (continua o a impulsos), o por campo eléctrico de alta frecuencia.
Existen distintos tipos de láser:

Ø De gases (por ejemplo, de Helio – Neón)


Ø De semiconductores ir vm.tw
Ø De cuerpos sólidos (por ejemplo, láser de rubí)

Dn.co
2.8 RENDIMIENTO LUMINOSO Y LUMINANCIA MEDIA DE ALGUNOS TIPOS DE
LÁMPARAS

TIPO DE LÁMPARA
F.zeo
RENDIMIENTO
LUMINOSO (Lm/W)
LUMINANCIA MEDIA
(CD/M 2)

D
Incandescentes
Tungsteno 10 70

P w
Tungsteno con gas 20 200
Para proyectores
Comunes
w 26
14
2400
12

w
n
Mateadas Argenta 14 3
Halógenas para proyectores 22 100-300

o
Descarga en gas
HPL-N 57.5 (55) 11.5

e
HP 56 (53) 460
HPI 76 (71) 14
HPI/T 83 (77.5) 1410

Z MLL-N
SON
SON-T
SOX
Fluorescentes
28
114 (110)
120 (113)
185 (150)
64
57
710
10

Estándar de 40 W 27-37-47-57 44 (34) 0.4


Estándar de 40 W 29 77 (59) 0.7
Estándar de 40 W 32-34-55 49 (39) 0.41
Estándar de 40 W 33 80 (62) 0.75
Estándar de 40 W 84 80 (62) 0.75

(Tab. 2.23) Rendimiento luminoso y luminancia media de algunos tipos de lámparas

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 2 / 70
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

CAPITULO 3

DISEÑO DE UN SISTEMA DE ILUMINACION

3.1 INTRODUCCION

El proyecto de cualquier instalación de alumbrado lleva consigo la consideración de

a
o para decoración? ¿Cuál es la dureza del trabajo visual a realizar y cuanto tiempo va a durar?
l
numerosas variables: ¿Cuál es el objeto de la instalación? ¿Se trata de luz para visión o para ventas,

i
¿Cuáles son las exigencias arquitectónicas y decorativas, junto con las limitaciones constructivas

r
del lugar de emplazamiento? ¿Qué consideraciones económicas entran en juego?. Las respuestas a
tales preguntas determinan la cantidad de luz necesaria y los mejores medios para conseguirla.

T
La cantidad y la calidad del alumbrado interior se debe basar en los siguientes requisitos:

Ø Rendimiento o eficacia visual


Ø Confort y placer visuales
Ø Economía

e r
ir vm.tw
Si la tarea visual no es muy importante y no existen limitaciones del tipo económico, el
alumbrado puede realizarse con el criterio único de confort y placer visuales, en beneficio del
personal que trabaja en la zona iluminada.
Los criterios mencionados se refieren a un local iluminado, consistente en un modelo de

Dn.co
diferentes superficies brillantes y colores observados por el ojo. Las lumináncias mas altas se
encuentran en las luminarias y las ventanas, y las mas bajas en las superficies de baja reflexión
situadas en la sombra.
La impresión visual de un local esta determinada principalmente por la lumináncia de las
siguientes superficies del campo visual:

F.zeo
D
Ø Objetos de principal interés visual:

P w w
Ø Grandes superficies en el interior:
tarea
rostros humanos

w
n
paredes
techos

e o
Ø Posibles fuentes de deslumbramiento:
ventanas en el día
luminarias

Z
3.2 CANTIDAD

Una de las medidas más significativas de la idoneidad de una instalación de alumbrado es


la cantidad de luz que se proporciona para realizar cualquier proceso visual con la suficiente
comodidad sin causar molestias ni deslumbramientos
La cantidad de iluminación requerida depende principalmente del trabajo que se va ha
realizar en el local en cuestión. El punto de partida de cualquier diseño de alumbrado será siempre,
por consiguiente, el espacio en si, sus detalles constructivos, su finalidad, el trabajo que debe
realizarse en el y las tareas visuales implicadas.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 1
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3.3 CALIDAD

La adecuada cantidad de luz por si sola no asegura una buena iluminación. La buena calidad
es tan importante como la cantidad, y normalmente más difícil de conseguir. Los factores que
intervienen en la calidad de la iluminación son muchos y complejos, los más importantes son:

Ø El deslumbramiento
Ø Las relaciones de brillo
Ø
Ø
La difusión
El color

a l
3.3.1 Deslumbr amiento

r i
T
El deslumbramiento, ya sea directo o reflejado, es consecuencia de la presencia de
superficies de excesiva luminancia (luminarias, ventanas, etc.) comparadas con el nivel general de
iluminación del local.

e r
ir vm.tw
Dn.co
(Fig. 3.1) Deslumbramientos directo e indirecto

El deslumbramiento puede ser de dos formas:


F.zeo
D
Ø Deslumbramiento perturbador , que afecta la capacidad de ver claramente.
Ø Deslumbramiento molesto, que se manifiesta como una sensación de malestar al permanecer

P w w
por algún tiempo en una zona y pasar a otra de mayor luminancia.
En el alumbrado interior, el deslumbramiento molesto causa mayores problemas que el
w
n
perturbador. El grado de deslumbramiento molesto depende ante todo de:

o
Ø La luminancia de la fuente de luz. Cuanto mayor sea este, mayor será la molestia y la
interferencia con la visión.

Z e
Ø El numero y superficie aparente de estas fuentes. Expresado en función del ángulo subtendido
por el ojo. Un área grande de bajo brillo, como un panel luminoso, o un cierto numero de
luminarias de bajo brillo pueden ser tan molestas como una sola fuente pequeña de alto brillo.
Ø La luminancia general de los alrededores. Cuanto mayor es el contraste de brillo entre una
fuente que deslumbre y los alrededores, mayor será el efecto del deslumbramiento.
Ø La posición de las fuentes de luz en el campo visual. El deslumbramiento decrece rápidamente a
medida que la fuente se aparta de la línea de visión. Una luminaria suspendida en el campo de
la visión produce mayor deslumbramiento que una montada por encima del ángulo visual
normal.

3.3.2 Relaciones de Br illo

Las excesivas relaciones de brillo en el campo de la visión o contrastes de brillo entre


superficies adyacentes, incluso cuando no son lo suficiente fuertes para que constituyan
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 2
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

“deslumbramientos”, pueden ser muy perjudiciales para la calidad del alumbrado. Por ejemplo, no
es conveniente un brillo alto del objeto de trabajo con un brillo comparativamente bajo de los
alrededores, ya que obliga a reajustar continuamente los ojos de un nivel de brillo a otro. Los brillos
más altos en el campo periférico que en el trabajo tienden a distraer el ojo de la tarea visual, por lo
que deben evitarse.
Estudios extensos del proceso visual han demostrado que la situación ideal para una buena
visión es un brillo de fondo igual al del objeto de trabajo.
La obtención de relaciones de brillo cómodas para cualquier situación dada requiere un
estudio cuidadoso de todos los factores implicados, incluyendo no solo las fuentes de luz y las

a l
luminarias, sin también las características reflectoras de techos, paredes, suelos y muebles, y la

i
iluminación de los mismos. Para obtener los mejores resultados en necesario lograr un equilibrio

r
adecuado entre el brillo de la zona de trabajo y el de las otras superficies del campo visual, evitando
tanto los alrededores demasiado oscuros como las zonas de mucho brillo, que distraen la visión.

3.3.3 Difusión

r T
La iluminación que resulta de la luz procedente de varias direcciones, en contraposición a la

e
luz que procede de una sola dirección, se llama difusa. La difusión es función del número o tamaño
físico de las fuentes de luz que contribuyen a la iluminación de un punto determinado y se miden en

ir vm.tw
términos de ausencia de sombras.
El grado de difusión deseable depende del tipo de trabajo que se ha de realizar.
La difusión se obtiene mediante la multiplicidad de fuentes de luz, mediante luminarias de
gran superficie y poco brillo, por alumbrado indirecto o parcialmente indirecto, en el que el techo y

Dn.co
las paredes se convierten en fuentes secundarias, y mediante acabados mate de colores claros sobre
techos, paredes, muebles e incluso suelos, se obtiene un grado razonable de difusión utilizando
aparatos de alumbrado de haz ancho directo en zonas de techo alto ya que así cualquier punto dado
recibe iluminación de un considerable numero de unidades. Las luces fluorescentes directas

F.zeo
proporcionan generalmente mas iluminación difusa que las directas incandescentes directas, y las
grandes zonas luminosas o paneles difusores producen una difusión aun mayor.

3.3.4 Color
D
P w w
Al hablar del color hay que distinguir entre el fenómeno físico donde intervienen la luz y la
visión (sensibilidad y contraste) y el fenómeno sensorial. Como fenómeno físico comentaremos,
w
n
además, los sistemas de especificación y la realización de mezclas.

e o
El Color como fenómeno físico

Recordemos brevemente que la luz blanca del sol está formada por la unión de los
colores del arco iris, cada uno con su correspondiente longitud de onda. Los colores van del violeta

Z
(380 nm) hasta el rojo (770 nm) y su distribución espectral aproximada es:

COLOR
Violeta
Azul
LONGITUD DE ONDA (nm)
380 – 436
436 – 495
Verde 495 – 566
Amarillo 566 – 589
Naranja 589 – 627
Rojo 627 – 770

(Tab. 3.1) Longitud de onda de los colores

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 3
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Cuando un cuerpo opaco es iluminado por luz blanca refleja un color o una mezcla de estos
absorbiendo el resto. Las radiaciones luminosas reflejadas determinarán el color con que nuestros
ojos verán el objeto. Si las refleja todas será blanco y si las absorbe todas negro. Si, por el
contrario, usamos una fuente de luz monocromática o una de espectro discontinuo, que emita sólo
en algunas longitudes de onda, los colores se verán deformados. Este efecto puede ser muy útil en
decoración pero no para la iluminación general.

a l
r i
r T
e
(Fig. 3.2) Efecto de la luz blanca y monocromática

ir vm.tw
Efecto de la luz color eada sobr e los objetos de color

El ojo humano no es igual de sensible a todas las longitudes de onda que forman la luz
diurna. De hecho, tiene su máximo para un valor de 555 nm que corresponde a un tono amarillo
verdoso. A medida que nos alejamos del máximo hacia los extremos del espectro (rojo y violeta)

Dn.co
esta va disminuyendo. Es por ello que las señales de peligro y advertencia, la iluminación de
emergencia o las luces antiniebla son de color amarillo

F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e
(Tab. 3.2) Efecto de la luz coloreada sobre los objetos de color

El Color como fenómeno sensor ial

El color como otras sensaciones que percibimos a través de los sentidos está sometida a
criterios de análisis subjetivos. Depende de las preferencias personales, su relación con otros
colores y formas dentro del campo visual (el contraste, la extensión que ocupa, la iluminación
recibida, la armonía con el ambiente...), el estado de ánimo y de salud, etc.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 4
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Tradicionalmente distinguimos entre colores fríos y cálidos. Los primeros son los violetas,
azules y verdes oscuros. Dan la impresión de frescor, tristeza, recogimiento y reducción del espacio.
Por contra, los segundos, amarillos, naranjas, rojos y verdes claros, producen sensaciones de
alegría, ambiente estimulante y acogedor y de amplitud de espacio.

SENSACIONES ASOCIADSAS A LOS COLORES


Blanco Frialdad, higiene, neutralidad.
Amarillo
Azul
Actividad, impresión, nerviosismo
Calma, reposo, naturaleza

a l
i
Negro Inquietud, tension
Marrón Calidez, relajación
Rojo Calidez intensa, excitación, estimulante

(Tab. 3.3) Sensaciones asociadas a los colores

T r
r
Hay que destacar también el factor cultural y climático porque en los países cálidos se
prefieren tonos fríos para la decoración de interiores mientras que en los fríos pasa al revés.

Color es y Mezclas
e
ir vm.tw
A todos aquellos que hallan pintado alguna vez les sonarán términos como colores
primarios, secundarios, terciarios o cuaternarios. Los colores primarios o básicos son aquellos cuya
combinación produce todos los demás. En pintura son el cyan, el magenta y el amarillo y en

Dn.co
iluminación el azul, el verde y el rojo. Cualquier otro color se puede obtener combinándolos en
diferentes proporciones. Así los secundarios se obtienen con mezclas al 50%; los terciarios
mezclando dos secundarios entre sí, etc.

F.zeo
Las mezclas, que en luminotecnia se consiguen mediante filtros y haces de luces, pueden
ser aditivas o sustractivas.

D
P w w
w
o n
Z e (Fig. 3.3) Colores y mezclas

Las mezclas sustractivas o pigmentarías se consiguen aplicando a la luz blanca una serie de
sucesivos filtros de colores que darán un tono de intensidad intermedia entre las componentes.
Para definir los colores se emplean diversos sistemas como el RGB o el de Munsell. En el
sistema RGB (Red, Green, Blue), usado en informática, un color está definido por la proporción de
los tres colores básicos - rojo, verde y azul - empleados en la mezcla. En el sistema de Munsell se
recurre a tres parámetros: tono o matiz (rojo, amarillo, verde...), valor o intensidad (luminosidad de
un color comparada con una escala de grises; por ejemplo el amarillo es más brillante que el negro)
y cromaticidad o saturación (cantidad de blanco que tiene un color; si no tiene nada se dice que está
saturado).

Para hacernos una idea de como afecta la luz al color consideremos una habitación de
paredes blancas con muebles de madera de tono claro. Si la iluminamos con lámparas
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 5
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

incandescentes, ricas en radiaciones en la zona roja del espectro, se acentuarán los tonos marrones
de los muebles y las paredes tendrán un tono amarillento. En conjunto tendrá un aspecto cálido muy
agradable. Ahora bien, si iluminamos el mismo cuarto con lámparas fluorescentes normales, ricas
en radiaciones en la zona azul del espectro, se acentuarán los tonos verdes y azules de muebles y
paredes dándole un aspecto frío a la sala. En este sencillo ejemplo hemos podido ver cómo afecta el
color de las lámparas (su apariencia en color) a la reproducción de los colores de los objetos (el
rendimiento en color de las lámparas).
La apariencia en color de las lámparas viene determinada por su temperatura de color
correlacionada. Se definen tres grados de apariencia según la tonalidad de la luz: luz fría para las
que tienen un tono blanco azulado, luz neutra para las que dan luz blanca y luz cálida para las que

a l
i
tienen un tono blanco rojizo.

T r
e r
ir vm.tw
(Tab. 3.4) Apariencia de color en función de la temperatura de color

Dn.co
A pesar de esto, la apariencia en color no basta para determinar qué sensaciones producirá una
instalación a los usuarios. Por ejemplo, es posible hacer que una instalación con fluorescentes llegue a resultar
agradable y una con lámparas cálidas desagradable aumentando el nivel de iluminación de la sala. El valor de

F.zeo
la iluminancia determinará conjuntamente con la apariencia en color de las lámparas el aspecto final.

D
P w w
w
o n
Z e (Tab. 3.5) Apariencia de color en funcion de la temperatura de color de la luz

El rendimiento en color de las lámparas es un medida de la calidad de reproducción de los colores.


Se mide con el Índice de Rendimiento del Color (IRC o Ra) que compara la reproducción de una muestra
normalizada de colores iluminada con una lámpara con la misma muestra iluminada con una fuente de luz de
referencia. Mientras más alto sea este valor mejor será la reproducción del color, aunque a costa de sacrificar
la eficiencia y consumo energéticos. La CIE ha propuesto un sistema de clasificación de las lámparas en
cuatro grupos según el valor del IRC.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 6
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
(Tab. 3.6) Apariencia de color y rendimiento de color (CIE)

ir vm.tw
Fuentes de luz de igual aspecto cromático pueden tener una composición espectral
completamente distinta, y por consiguiente, presentar grandes diferencias de discriminación
cromática. Por esto es imposible sacar ninguna conclusión de las propiedades de discriminación
cromática de una lámpara conociendo sólo su aspecto cromático.

Dn.co
Ahora que ya conocemos la importancia de las lámparas en la reproducción de los colores
de una instalación, nos queda ver otro aspecto no menos importante: la elección del color de suelos,
paredes, techos y muebles. Aunque la elección del color de estos elementos viene condicionada por

F.zeo
aspectos estéticos y culturales básicamente, hay que tener en cuenta la repercusión que tiene el
resultado final en el estado anímico de las personas.

D
P w w
w
o n (Fig. 3.4) Influencia del color en el ambiente

Z eLos tonos fríos producen una sensación de tristeza y reducción del espacio, aunque también
pueden causar una impresión de frescor que los hace muy adecuados para la decoración en climas
cálidos. Los tonos cálidos son todo lo contrario. Se asocian a sensaciones de exaltación, alegría y
amplitud del espacio y dan un aspecto acogedor al ambiente que los convierte en los preferidos para
los climas cálidos.
De todas maneras, a menudo la presencia de elementos fríos (bien sea la luz de las lámparas
o el color de los objetos) en un ambiente cálido o viceversa ayudarán a hacer más agradable y/o
neutro el resultado final.
La calidad espectral de una fuente de luz utilizada para igualar o discriminar colores
requiere una consideración especial. También es importante que la cantidad de iluminación sea
constante. La luz artificial tiene una notable ventaja sobre la luz de día en cuanto a la constancia de
cantidad y calidad, y su color puede ajustarse satisfactoriamente en la mayor parte de las
aplicaciones especiales.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 7
UMSS – FCyT Diseño de un sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Constancia de Color

Cada tipo de fuente de luz tiene su propio efecto característico sobre el color, y cuando se
observan muestras colocadas una al lado de otras en zonas pequeñas iluminadas por distintas
fuentes de luz, las diferencias de aspecto de materias idénticos pueden ser considerables. Sin
embargo, cuando una habitación entera se ilumina con cualquiera de los iluminantes normales el ojo
se adapta, dentro de ciertos limites, a la iluminación general de tal manera que los objetos
coloreados tienden a aparecer como iguales, independientemente de la calidad espectral de la fuente
de luz. Este fenómeno es conocido como “Constancia de color ”. En el proceso de adaptación, el
ojo se vuelve mas sensible a la energía de longitud de onda que existe en menor cantidad en la

a l
i
fuente. Por ejemplo, bajo luz incandescente, que contiene relativamente poco azul, el ojo se vuelve

r
mas sensible al azul.
A menudo es posible aprovechar esta característica del ojo para aplicaciones donde se

T
pretende realizar determinados colores. Por ejemplo, las lámparas fluorescentes blancas frías
normales pueden emplearse para el alumbrado general de un mercado de carne, y las blancas frías
de lujo o las lámparas de filamento, todas las cuales contienen considerablemente mayor cantidad

e r
de rojo, para los escaparates de muestras. Debido a que los ojos de los compradores están adaptados
a la iluminación general, son ligeramente mas sensibles al rojo de los escaparates que lo serian si
ambas fuentes de luz fueran de la misma calidad espectral, y como resultado la carne en las cajas

ir vm.tw
aparece mas rojo y atractiva.
Como regla general, las lámparas de filamento o cualquiera de las lámparas fluorescentes
“blancas” producen suficiente luz en todas las regiones del espectro para satisfacer las exigencias de
la mayor parte de las aplicaciones de alumbrado general. Algunas veces, se elige uno u otro color de

Dn.co
una fuente de luz para una instalación dada porque resulta particularmente eficaz en la producción
de un efecto decorativo deseado. Normalmente, sin embargo, la elección de la fuente de luz para
una instalación de alumbrado general se hace basándose en preferencias personales y en el grado de
calor o frío que se desee en el ambiente. Cuando lo que se quiere es la mayor fidelidad posible del

F.zeo
color, se recomiendan las lámparas fluorescentes cálidas de lujo, blanca viva o blanca fría de lujo.

Repr oducción de color es

D
P w w
Uno de los puntos más importantes en la decoración de un ambiente es la armonía y la
combinación de los colores, sin embargo esto puede ser perjudicial si usted no escoge las lámparas
adecuadas.
w
o n
Z e

(Fig. 3.5) Efecto de la reproducción de colores dependiendo del tipo de luminaria y lámpara

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 8
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

La reproducción de colores de una lámpara es medida por una escala llamada IRC (Índice
de Reproducción de Colores). Cuanto más próximo este índice al IRC 100 (dado a la luz solar), más
fielmente los colores serán vistos en la decoración. Esto ocurre porque, en realidad, lo que
observamos es el reflejo de la luz que ilumina los objetos, ya que en la oscuridad no vemos los
colores. La luz es compuesta por los siete colores del arco iris y los pigmentos contenidos en los
objetos tienen la capacidad de absorber determinados colores y reflejar otros. Por lo tanto, la
cualidad de reproducción de los colores de la lámpara utilizada va a influir directamente en los
colores de la decoración, alterando o manteniendo los colores escogidos.
Un ejemplo claro de esto es cuando compramos ropa en un almacén y después cuando la
vestimos durante el día, percibimos que el color no era exactamente aquel que nos parecía haber

a l
i
visto. La capacidad de las lámparas para reproducir bien los colores (IRC) es independiente de su

r
temperatura de color (ºK). Existen tipos de lámparas con tres temperaturas de color diferentes y el
mismo IRC.

T
En una residencia debemos utilizar lámparas con buena reproducción de colores (IRC arriba
de 75), pues el color es fundamental para el confort y belleza del ambiente.
Entonces para asegurar la armonía y eficacia de un plan de decoración, conviene que la

e r
selección de los colores de las paredes, telas, alfombras y accesorios se hagan teniendo en cuenta
tanto el tipo de luz artificial con que serán iluminados como la luz natural del día. Puesto que la
intensidad de la iluminación, lo mismo que su calidad espectral, influyen en la apariencia de los

ir vm.tw
colores, el nivel luminoso deberá aproximarse a las condiciones reales de uso. Las intensidades altas
tienden a “diluir” los colores y los hacen parecer mas claros, llevando a conclusiones erróneas. Y
como el ojo ve los mismos colores de manera diferente según las distintas combinaciones, las
variaciones en el color del fondo pueden ser otra fuente de error al juzgar los colores.

3.4 SELECCIÓN DEL SISTEMA DE ALUMBRADO

Dn.co
Cuando una lámpara se enciende, el flujo emitido puede llegar a los objetos de la sala directamente

F.zeo
o indirectamente por reflexión en paredes y techo. La cantidad de luz que llega directa o
indirectamente determina los diferentes sistemas de iluminación con sus ventajas e inconvenientes.

D
P w w
w
o n Luz directa
Luz indirecta proveniente del techo

e
Luz indirecta proveniente de las paredes

(Fig. 3.6) Incidencia de la luz sobre una superficie

Z Un análisis de la sala a iluminar y de las tareas visuales que se van a realizar en ella
determinara la selección del sistema de alumbrado, así como la distribución y disposición de las
luminarias.

Los sistemas más comunes de alumbrado son los que proporcionan:

Ø Iluminacion general
Ø Iluminación direccional
Ø Iluminación localizada
Ø Iluminación suplementaria

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 9
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3.4.1 Iluminación Gener al

a l
r i
La iluminación general se obtiene distribuyendo un numero de luminarias con una
disposición, mas o menos regular, por toda la superficie del techo. El resultado es una iluminancia
horizontal de un cierto nivel medio y un determinado grado de uniformidad.

T
En salas en que no haya lugares preestablecidos para un trabajo especifico, debe usarse la
iluminación general, la cual produce condiciones uniformes de visión.

r
3.4.2 Iluminación Dir eccional

e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
Este termino describe una iluminación en la cual la luz procede predominantemente de la

D
dirección preferida, efecto que se logra usualmente mediante la disposición especial de luminarias
fluorescentes con espejos o mediante lámparas spots de haz ancho.

P w w
Este tipo de iluminación se utiliza frecuentemente:

Ø Como iluminación publicitaria que resalte objetos.


w
n
Ø Para crear sombras que destaquen forma y textura de las figuras.
Ø Para iluminar superficies que, a su vez, funcionan como fuentes de luz

osecundarias (iluminación indirecta)

eLa iluminación direccional debe combinares con el alumbrado general como medio de
romper la excesiva monotonía que este podría producir.

Z
3.4.3 Iluminación Localizada

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 10
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

En algunos casos es necesario concentrar luminarias en ciertas partes del techo para obtener
una iluminancia suficientemente alta en lugares de interés principal.
Este tipo de iluminación es muy útil para áreas localizadas de trabajo en fabricas.

3.4.4 Iluminación suplementar ia

a l
r i
r T
La iluminación localizada se obtiene colocando luminarias muy cerca de la tarea visual,
para iluminar solamente un área muy reducida. Se complementa con uno de los otros sistemas de
iluminación ya descritos.

e
ir vm.tw
Se recomienda iluminación localizada cuando:

Ø El trabajo implique exigencias visuales muy criticas.


Ø La visión de formas y texturas requieran que la luz venga de una dirección
precisa.

Dn.co
Ø La iluminación general no alcance a ciertas zonas, debido a los obstáculos
existentes.

F.zeo
Ø Se necesite mayor nivel de lumiancia en beneficio de trabajadores de edad o
trabajadores con rendimiento visual deficiente.

D
Ø Para conseguir comodidad visual en interiores donde normalmente no se
realicen trabajos.

P w w
3.5 DISEÑO DEL SISTEMA DE ILUMINACION EN AREAS DE TRABAJ O

w
n
La iluminación de los lugares de trabajo deberá permitir que los trabajadores dispongan de
condiciones de visibilidad adecuadas para poder circular por los mismos y desarrollar en ellos sus

o
actividades sin riesgo para su seguridad y salud.

e
3.5.1 Iluminacion de los lugar es de tr abajo

Z
1. La iluminación de cada zona o parte de un lugar de trabajo deberá adaptarse a las
características de la actividad que se efectúe en ella, teniendo en cuenta:

a. Los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores


dependientes de las condiciones de visibilidad.
b. Las exigencias visuales de las tareas desarrolladas.

2. Siempre que sea posible, los lugares de trabajo tendrán una iluminación natural, que
deberá complementarse con una iluminación artificial cuando la primera, por sí sola, no garantice
las condiciones de visibilidad adecuadas. En tales casos se utilizará preferentemente la iluminación
artificial general, complementada a su vez con una localizada cuando en zonas concretas se
requieran niveles de iluminación elevados.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 11
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3. Los niveles mínimos de iluminación de los lugares de trabajo serán los establecidos en la siguiente
tabla:

a l
r i
(Tab. 3.7) Niveles de iluminacion minimas en areas de trabajo

r T
(*) El nivel de iluminación de una zona en la que se ejecute una tarea se medirá a la altura donde ésta se

e
realice; en el caso de zonas de uso general a 85 cm. del suelo y en el de las vías de circulación a nivel del
suelo.

ir vm.tw
Estos niveles mínimos deberán duplicarse cuando concurran las siguientes circunstancias:

a. En las áreas o locales de uso general y en las vías de circulación, cuando por
sus características, estado u ocupación, existan riesgos apreciables de caídas,

Dn.co
choques u otros accidentes.
b. En las zonas donde se efectúen tareas, cuando un error de apreciación visual
durante la realización de las mismas pueda suponer un peligro para el trabajador

F.zeo
que las ejecuta o para terceros o cuando el contraste de luminancias o de color
entre el objeto a visualizar y el fondo sobre el que se encuentra sea muy débil.

D
No obstante lo señalado en los párrafos anteriores, estos límites no serán aplicables en
aquellas actividades cuya naturaleza lo impida.

P w w
4. La iluminación de los lugares de trabajo deberá cumplir, además, en cuanto a su

w
distribución y otras características, las siguientes condiciones:

o n
a. La distribución de los niveles de iluminación será lo más uniforme posible.
b. Se procurará mantener unos niveles y contrastes de luminancia adecuados a las

e
exigencias visuales de la tarea, evitando variaciones bruscas de luminancia
dentro de la zona de operación y entre ésta y sus alrededores.
c. Se evitarán los deslumbramientos directos producidos por la luz solar o por

Z fuentes de luz artificial de alta luminancia. En ningún caso éstas se colocarán


sin protección en el campo visual del trabajador.
d. Se evitarán, asimismo, los deslumbramientos indirectos producidos por
superficies reflectantes situadas en la zona de operación o sus proximidades.
e. No se utilizarán sistemas o fuentes de luz que perjudiquen la percepción de los
contrastes, de la profundidad o de la distancia entre objetos en la zona de
trabajo, que produzcan una impresión visual de intermitencia o que puedan dar
lugar a efectos estroboscópicos.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 12
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

5. Los lugares de trabajo, o parte de los mismos, en los que un fallo del alumbrado normal
suponga un riesgo para la seguridad de los trabajadores dispondrán de un alumbrado de emergencia
de evacuación y de seguridad.

6. Los sistemas de iluminación utilizados no deben originar riesgos eléctricos, de incendio o


de explosión, cumpliendo, a tal efecto, lo dispuesto en la normativa específica vigente.

3.5.2 Condiciones inadecuadas de iluminación

a) Las condiciones inadecuadas de iluminación en los lugares de trabajo pueden tener

a l
i
consecuencias negativas para la seguridad y la salud de los trabajadores; la disminución de la

r
eficacia visual puede aumentar el número de errores y accidentes así como la carga visual y la fatiga
durante la ejecución de las tareas; también se pueden producir accidentes como consecuencia de una

T
iluminación deficiente en las vías de circulación, escaleras y otros lugares de paso.
El acondicionamiento de la iluminación conlleva la necesidad de proporcionar un nivel de
luz adecuado al tipo de actividad realizada, pero junto al nivel de iluminación es necesario

e r
considerar otros aspectos importantes, entre los que se encuentran el control del deslumbramiento,
la uniformidad de la iluminación, el equilibrio de luminancias en el campo visual y la integración de
la luz natural.

ir vm.tw
Ahora bien, las exigencias visuales de la tarea no constituyen el único factor a considerar en
el acondicionamiento de la iluminación, también es necesario tener en cuenta la existencia de
trabajadores con una capacidad visual menor de la normal y las consecuencias negativas para la
seguridad de las personas que se pueden derivar de los errores debidos a una mala visibilidad. Esto

Dn.co
puede requerir el aumento de los niveles de luz y la adecuación de otros aspectos de la iluminación,
de acuerdo con los criterios que se exponen más adelante.

b) El empleo de la luz natural en los lugares de trabajo tiene varias ventajas; al ahorro

F.zeo
energético que pueda suponer el aporte de luz solar, se une la calidad de la luz natural: capacidad de
reproducción cromática, estabilidad del flujo luminoso, tonalidad de la luz, etc. Por otra parte, el

D
aporte de luz natural mediante la utilización de ventanas puede satisfacer la necesidad psicológica
de contacto visual con el mundo exterior. Las referidas ventajas justifican el interés de aprovechar

P w w
todo lo posible la iluminación natural en los lugares de trabajo.
El acondicionamiento de la iluminación natural lleva consigo la colocación correcta de los
puestos de trabajo respecto a las ventanas o claraboyas, de manera que los trabajadores no sufran
w
n
deslumbramiento y la luz solar no se proyecte directamente sobre la superficie de trabajo. Estas
medidas se pueden complementar con la utilización de persianas, estores, cortinas y toldos,

e o
destinados a controlar tanto la radiación solar directa como el posible deslumbramiento.
Ahora bien, en la mayoría de los lugares de trabajo la luz solar no será suficiente para
iluminar las zonas más alejadas de las ventanas ni para satisfacer las necesidades a cualquier hora
del día, por lo que será necesario contar con un sistema de iluminación artificial complementario.

Z
Este sistema debería estar diseñado para proporcionar una iluminación general suficiente en las
condiciones más desfavorables de luz natural.
En los lugares de trabajo donde sea necesario combinar la luz natural y la artificial se
recomienda el empleo de lámparas con una "temperatura de color" comprendida entre 4.000 y 5.000
grados Kelvin. Esta tonalidad, compatible con la de la luz natural, se puede lograr fácilmente
utilizando lámparas fluorescentes o de descarga. Sin embargo, las lámparas incandescentes estándar
tienen una temperatura de color demasiado baja para esta finalidad.
En muchos casos, el nivel de la iluminación general puede ser suficiente para todas las
tareas realizadas en un local de trabajo, pero en otras ocasiones las necesidades particulares de
algún puesto o tarea visual puede hacer aconsejable el empleo de sistemas de iluminación localizada
que complementen el nivel de la iluminación general.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 13
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Cuando se utilice iluminación localizada en algún puesto o zona de trabajo, es necesario


proporcionar también una iluminación general, destinada a evitar desequilibrios de luminancia en el
entorno visual. Esta iluminación general debería ser tanto mayor cuanto más grande sea el nivel de
la iluminación localizada (véase más adelante el punto referido a la uniformidad de la iluminación).

c) Por "zona donde se ejecuten tareas" se debe entender cualquier zona donde el trabajador
tenga que realizar un función visual en el transcurso de su actividad.
Por "vía de circulación" se debe entender cualquier lugar de trabajo destinado a la
circulación de personas o vehículos, ya sea en interiores o en exteriores.

a l
Por "área o local", ya sea de uso habitual u ocasional, se debe entender cualquier otra área

i
del centro de trabajo, edificada o no, en la que los trabajadores deban permanecer o a la que puedan

r
acceder en razón de su trabajo. Se consideran incluidos en esta definición los servicios higiénicos y
locales de descanso, los locales de primeros auxilios y los comedores.

r T
e
ir vm.tw
Dn.co
(Tab. 3.8) Niveles de iluminacion en areas de trabajo según UNE

EJ EMPLOS DE TAREAS VISUALES SEGÚN UNE 72 - 112 – 85

Categor ía D
F.zeo
Manejo de máquinas herramienta pesadas, lavado de automóviles, etc.

D
Categor ía E Trabajos comerciales, reparación de automóviles, planchado y corte en trabajos de
confección, etc.
Categor ía F Escritura y dibujo con tinta, ajuste en mecánica, selección industrial de alimentos,

Categor ía G
etc.

P w w
Escritura y dibujo con lápiz, costura en actividades de confección, etc.

w
n
Categor ía H Montaje sobre circuitos impresos, trabajos de relojería,igualación de colores, etc.

o
3.5.3 Aspectos impor tantes par a el diseño de la iluminación en ár eas de tr abajo

e
a) Dónde se deben obtener los niveles de iluminación

Z
El sistema de iluminación debe ser diseñado de tal forma que los citados niveles de
iluminación se obtengan en el mismo lugar donde se realiza la tarea. Así pues, dichos niveles
deberían ser medidos a la altura del plano de trabajo y con su misma inclinación, dado que los
niveles de iluminación horizontal, vertical o en cualquier otro plano pueden ser distintos.
En las áreas de uso general los niveles de iluminación han de obtenerse a una altura de 85 cm.
del suelo, en tanto que en las vías de circulación dichos niveles se deben medir al nivel del suelo,
con el fin de asegurar la visualización de posibles obstáculos o discontinuidades en el mismo.

b) Cuándo se deben incr ementar los niveles de iluminación

Los niveles mínimos de iluminación se deben duplicar en los siguientes casos:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 14
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

1. En las áreas o locales de uso general y en las vías de circulación, cuando, por
sus características, estado u ocupación, existan riesgos apreciables de accidente.
La aplicación de este criterio requiere una evaluación previa de los riesgos de
accidente existentes en las citadas áreas o vías de circulación. Así, por ejemplo,
podría ser necesario duplicar los niveles de iluminación en las áreas o zonas de
paso usadas por los trabajadores, en las que se utilicen carretillas automotoras,
etc.

2. En las zonas donde se efectúen tareas, cuando un error de apreciación visual

a l
durante la realización de las mismas pueda suponer un peligro para el trabajador

i
que las ejecuta o para terceros.

r
Como en el caso anterior, la decisión de duplicar el nivel de iluminación, en
una determinada zona de trabajo, se debería tomar sobre la base de la

T
evaluación previa del riesgo de accidente.

3. Finalmente, los niveles mínimos de iluminación también deben ser duplicados

fondo sobre el que se encuentra sea muy débil.

e r
cuando el contraste de luminancias o de color entre el objeto a visualizar y el

Esta situación puede darse, por ejemplo, en trabajos de igualación de colores,

ir vm.tw
cosido de telas con hilo del mismo color, etc.

La iluminación también debería ser incrementada para los trabajadores que requieran un
nivel de luz superior a lo normal, como consecuencia de su edad o de una menor capacidad visual.

Dn.co
En todo caso, los requisitos señalados para el nivel de iluminación están supeditados a que
lo permita la propia naturaleza de la tarea realizada. Por ejemplo, en los procesos de revelado
fotográfico, realizados en cuarto oscuro, no serían aplicables los citados requerimientos.

F.zeo
c) Puestos de tr abajo con pantallas de visualización

D
El nivel de iluminación para los puestos de trabajo con pantallas de visualización debería
ser apropiado para todas las tareas realizadas en el puesto (por ejemplo, la lectura de la pantalla y de

P w w
los impresos, la escritura sobre papel, el trabajo con el teclado, etc.), pero sin alcanzar niveles que
pudieran reducir excesivamente el contraste en la pantalla.

w
n
d) Unifor midad de la iluminación

e o
La tarea debería ser iluminada de la forma más uniforme posible. Se recomienda que la
relación entre los valores mínimo y máximo de los niveles de iluminación existentes en el área del
puesto donde se realiza la tarea no sea inferior a 0,8.
Por otro lado, con el fin de evitar las molestias debidas a los cambios bruscos de

Z
luminancia, el nivel de iluminación en los alrededores debe estar en relación con el nivel existente
en el área de trabajo. En áreas adyacentes, aunque tengan necesidades de iluminación distintas, no
deben existir niveles de iluminación muy diferentes; se recomienda que dichos niveles no difieran
en un factor mayor de cinco; por ejemplo, el acceso y los alrededores de una zona de trabajo cuyo
nivel de iluminación sea de 500 lux, debería tener una iluminación de, al menos, 100 lux.

e) Equilibr io de luminancias

La distribución de luminancias en el campo visual puede afectar a la visibilidad de la tarea e


influir en la fatiga del trabajador.
La agudeza visual es máxima cuando la luminosidad de la tarea es similar a la existente en
el campo visual del trabajador. Sin embargo, cuando la luminosidad de la tarea es muy diferente a la
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 15
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

del entorno se puede producir una reducción de la eficiencia visual y la aparición de fatiga, como
consecuencia de la repetida adaptación de los ojos. Las relaciones de luminancia que deberían ser
consideradas en el acondicionamiento de la iluminación son las siguientes:

a) Entre la tarea y su entorno inmediato.- Se recomienda que la luminancia del


entorno inmediato sea menor que la de la tarea pero no inferior a 1/3.
b) Entre la tarea y el entorno alejado.- En este caso se recomienda que la relación
de luminancias no sea superior a 10 ni inferior a 1/10.

a l
El equilibrio de luminancias se puede lograr controlando la reflectancia de las superficies

i
del entorno y los niveles de iluminación; es decir, eligiendo colores más o menos claros para las

r
paredes y otras superficies del entorno y empleando una iluminación general adecuada, de manera
que la luminosidad del entorno no sea muy diferente a la existente en el puesto de trabajo.

f) Contr ol del deslumbr amiento

r T
En el Vocabulario Internacional de Iluminación C.I.E. el deslumbramiento se define como:
condición de la visión durante la cual se sufre un daño o una reducción de la capacidad de

e
distinguir los detalles de un objeto debido a una distribución desfavorable de las luminancias o por

ir vm.tw
contrastes excesivos.
Este fenómeno se clasifica, en base al modo en el cual se produce, en: deslumbramiento
directo y deslumbramiento indirecto, según que se haya producido por objetos luminosos colocados
en el campo visivo cercano al eje de visión, o, en el segundo caso, por reflexión de la imagen del
objeto luminoso en la dirección de observación.

deslumbramiento perturbador.
Dn.co
En base a los efectos que produce se distingue entre deslumbramiento molesto y

En el primer caso, el fenómeno produce una sensación desagradable sin que la misma

F.zeo
impida la visión de los objetos que se observan, en el segundo caso la visión de los objetos se
perturba sin que esto cree una sensación desagradable.

D
Cuando a causa de un fenómeno de deslumbramiento se elimina la diferencia de
luminancia entre el objeto que se observa y el fondo sobre el cual se destaca, impidiendo así la

P w
correcta percepción, se habla de luminancia velante equivalente.
w
La luminancia velante equivalente se puede producir aún en ausencia de
deslumbramiento, por incremento de la luminancia de uno de los dos elementos. En este caso, el
w
n
fenómeno se define como reflejos velantes, o sea una reflexión especular que se produce sobre el
objeto que se observa, impidiendo, parcial o totalmente, la percepción de sus detalles debido a la

o
reducción del contraste.
En el proyecto de las instalaciones de iluminación para interiores, en general, nos

Z e
ocupamos del deslumbramiento psicológico ya que las luminancias en juego no alcanzan valores
elevados, que en cambio sí se pueden encontrar en las instalaciones para iluminación de exteriores,
de carreteras y de monumentos.
En la iluminación de interiores, para la valoración de los efectos deslumbrantes se
utilizan las curvas límite de luminancia, que son limitadas ya que no se puede hacer intervenir en el
cálculo, ni la real posición planimétrica del observador, ni el efecto de campo producido por todos
los aparatos instalados.

En la publicación n.55 de 1983 CIE propuso otro método de valoración utilizando


el índice de deslumbramiento (CIE Glare Index).
Las dificultades prácticas derivadas de la determinación de dicho valor ha llevado a
CIE a definir un nuevo índice: el Unified Glare Rating (UGR) presentado en 1995 en la
recomendación n.117.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 16
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

El análisis del procedimiento de determinación del UGR nos permite individualizar


los elementos que en un proyecto de iluminación influyen sobre la producción de fenómenos de
deslumbramiento psicológico:
• La luminancia del fondo;
• La luminancia de las partes luminosas del aparato en la dirección de los
ojos del observador;
• El área de dicha parte luminosa siempre en la dirección de los ojos del

l
observador.
La luminancia de los aparatos se determina a partir de las características de

a
distribución de la intensidad luminosa (normalmente representada por un diagrama polar) y del

i
área luminosa tal como aparece desde la posición de observación.

r
En el caso de aparatos con lámparas a la vista o con reflectores de reflexión
especular que reflejan la imagen de las fuentes, es difícil determinar la luminancia, por lo tanto se

T
hace referencia a valores de luminancia correspondientes a 1000 lm de distintos tipos de fuente
luminosa.

r
La posición del observador se determina tanto a partir de la distancia longitudinal
entre el ojo y el plano transversal del aparato como a partir de la distancia transversal entre el ojo y

e
el plano longitudinal del aparato, dichos valores, mediante una relación puesta a punto por Lukiesh
y Guth, permiten el cálculo del índice de posición.

ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
(Fig. 3.7) Diagrama de luminancias y curvas de limitación de deslumbramiento según Philips

e
En síntesis, podemos decir que el deslumbramiento de una instalación puede
depender de:

Z 1.
2.
3.
4.
Luminancia de los aparatos
Disposición de los aparatos en el ambiente
Características del ambiente
Condiciones de la observación.

Soluciones par a evitar los deslumbr amientos

El deslumbramiento se puede producir cuando existen fuentes de luz cuya luminancia es


excesiva en relación con la luminancia general existente en el interior del local (deslumbramiento
directo), o bien, cuando las fuentes de luz se reflejan sobre superficies pulidas (deslumbramiento
por reflejos).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 17
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Las situaciones de deslumbramiento en los lugares de trabajo pueden perturbar la visión y


dar lugar a errores y accidentes.
Para evitar el deslumbramiento perturbador, los puestos y áreas de trabajo se deben diseñar
de manera que no existan fuentes luminosas o ventanas situadas frente a los ojos del trabajador.
Esto se puede lograr orientando adecuadamente los puestos o bien apantallando las fuentes de luz
brillantes.
Para evitar el deslumbramiento molesto es necesario controlar todas las fuentes luminosas
existentes dentro del campo visual. Esto conlleva la utilización de persianas o cortinas en las
ventanas, así como el empleo de luminarias con difusores o pantallas que impidan la visión del
cuerpo brillante de las lámparas.

a l
i
El apantallamiento debería efectuarse en todas aquellas lámparas que puedan ser vistas,

r
desde cualquier zona de trabajo, bajo un ángulo menor de 45º respecto a la línea de visión
horizontal.

g) Contr ol de los r eflejos

r T
En lo que concierne al control del deslumbramiento provocado por los reflejos, se pueden

e
utilizar los siguientes procedimientos:

ir vm.tw
• Emplear acabados de aspecto mate en las superficies de trabajo y del entorno.
• Situar las luminarias respecto al puesto de trabajo de manera que la luz llegue al
trabajador lateralmente. En general, es recomendable que la iluminación le
llegue al trabajador por ambos lados con el fin de evitar también las sombras

Dn.co
molestas cuando se trabaja con ambas manos.
• Emplear luminarias con difusores, así como techos y paredes de tonos claros,
especialmente cuando la tarea requiera la visualización de objetos pulidos.

h) Dir eccionalidad de la luz


F.zeo
D
Para percibir la forma, el relieve y la textura de los objetos es importante que exista un
equilibrio de luz difusa y direccional. Una iluminación demasiado difusa reduce los contrastes de

P w w
luces y sombras, empeorando la percepción de los objetos en sus tres dimensiones, mientras que la
iluminación excesivamente direccional produce sombras duras que dificultan la percepción.
• Algunos efectos de la luz dirigida también pueden facilitar la percepción de los
w
o n
detalles de una tarea; por ejemplo, una luz dirigida sobre una superficie bajo un
ángulo adecuado puede poner de manifiesto su textura. Esto puede ser importante
en algunas tareas de control visual de defectos.

i)

Z e
Par padeos y efectos estr oboscópicos

El flujo de luz emitido por todas las lámparas alimentadas con corriente alterna presenta una
fluctuación periódica; esta fluctuación es más acusada en las lámparas fluorescentes y de descarga
que en las lámparas incandescentes, debido a la inercia térmica que presenta el filamento de estas
últimas.
El flujo de luz de todas las lámparas alimentadas con corriente alterna de 50 Hz. presenta
una fluctuación de 100 Hz; esta fluctuación es demasiado rápida para ser detectada por el ojo y rara
vez se perciben parpadeos por esta causa. No obstante, en las lámparas fluorescentes deterioradas se
pueden producir parpadeos muy acusados, lo que exigiría su rápida sustitución.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 18
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

• Por lo que se refiere a los efectos estroboscópicos, producidos por la luz


fluctuante, se pueden manifestar principalmente en las máquinas giratorias,
cuando su velocidad se sincroniza con la frecuencia de la fluctuación del flujo
lumínico. Este efecto puede resultar molesto cuando aparece en tareas que
requieren una atención sostenida y también puede ser peligroso cuando da lugar
a la impresión de que las partes rotativas de una máquina giran a poca
velocidad, están paradas o giran en sentido contrario.

l
Estos efectos pueden ser eliminados iluminando los órganos giratorios de las
máquinas mediante un sistema auxiliar que utilice lámparas incandescentes.

a
También pueden ser aminorados repartiendo la conexión de las lámparas

i
fluorescentes de cada luminaria a las tres fases de la red, pero actualmente la

r
solución más eficaz consiste en alimentar dichas lámparas con balastos
electrónicos de alta frecuencia.

r T
La iluminación de emergencia, de evacuación y de seguridad debe estar disponible en todos
los lugares de trabajo en los que un fallo del sistema de iluminación normal pueda suponer riesgos
importantes para la seguridad de los trabajadores que se encuentren realizando su actividad. Esto

e
puede incluir el contacto con máquinas peligrosas, la pérdida de control de procesos críticos, la
caída desde lugares elevados, el tropiezo con obstáculos, etc.

ir vm.tw
También es preciso disponer de un sistema de iluminación que permita la evacuación del
personal en caso de incendio u otra emergencia.
Estos tipos de iluminación deberían estar alimentados por una fuente de energía
independiente de la que proporciona la iluminación normal. El sistema debería entrar en

Dn.co
funcionamiento de forma automática e inmediatamente después de producirse el fallo en el sistema
de iluminación habitual.
El nivel de iluminación y el tiempo durante el cual debe mantenerse operativo el

F.zeo
mencionado sistema deben ser suficientes para permitir la adopción de todas las acciones necesarias
para proteger la salud y seguridad de los trabajadores y de otras personas afectadas.

3.6 LUMINARIAS

3.6.1 Definición de luminar ia D


P w w
Luminaria es el aparato que sirve para distribuir, filtrar o transformar la luz por una o
w
n
varias lámparas y que contiene todos los accesorios necesarios para fijarla, protegerlas y conectarlas
al circuito de alimentación.

o
3.6.2 Clasificación de luminar ias

Z e

(Fig. 3.8) Ejemplos de luminarias

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 19
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Las luminarias son aparatos que sirven de soporte y conexión a la red eléctrica a las
lámparas. Como esto no basta para que cumplan eficientemente su función, es necesario que
cumplan una serie de características ópticas, mecánicas y eléctricas entre otras.
A nivel de óptica, la luminaria es responsable del control y la distribución de la luz emitida
por la lámpara. Es importante, pues, que en el diseño de su sistema óptico se cuide la forma y
distribución de la luz, el rendimiento del conjunto lámpara-luminaria y el deslumbramiento que
pueda provocar en los usuarios. Otros requisitos que debe cumplir las luminarias es que sean de
fácil instalación y mantenimiento. Para ello, los materiales empleados en su construcción han de ser

a
de la lámpara dentro de los límites de funcionamiento. Todo esto sin perder de vista aspectos no
l
los adecuados para resistir el ambiente en que deba trabajar la luminaria y mantener la temperatura

i
menos importantes como la economía o la estética.

r
Las luminarias pueden clasificarse de muchas maneras aunque lo más común es utilizar
criterios ópticos, mecánicos o eléctricos.

3.6.3 Clasificación de las luminar ias según las car acter ísticas ópticas

a) Clasificación de las luminar ias según la distr ibución de flujo

r T
e
Una primera manera de clasificar las luminarias es según el porcentaje del flujo luminoso

ir vm.tw
emitido por encima y por debajo del plano horizontal que atraviesa la lámpara. Es decir,
dependiendo de la cantidad de luz que ilumine hacia el techo o al suelo. Según esta clasificación se
distinguen seis clases.

Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e (Fig. 3.9) Clasificación respecto de los ángulos

b) Clasificación en función de la simetr ía

Otra clasificación posible es atendiendo al número de planos de simetría que tenga el sólido
fotómetro. Así, podemos tener luminarias con simetría de revolución que tienen infinitos planos de
simetría y por tanto nos basta con uno de ellos para conocer lo que pasa en el resto de planos (por
ejemplo un proyector o una lámpara tipo globo), con dos planos de simetría (transversal y
longitudinal) como los fluorescentes y con un plano de simetría (el longitudinal) como ocurre en las
luminarias de alumbrado viario.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 20
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

a l
r i
(Fig. 3.10) Clasificación respecto a la simetría de la luminaria

r T
Las luminarias simétricas emiten la luz de tal manera que su sólido fotométrico es una
superficie de revolución, por lo tanto será suficiente disponer de la información fotométrica
correspondiente a un solo plano vertical que contenga al eje de revolución.

e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w (Fig. 3.11) Luminaria Simétrica

Las luminarias asimétricas envían mayor cantidad de luz en unas direcciones que en otras,
w
n
por lo que es necesario contar con la información correspondiente a varios planos verticales.
Usualmente, en la documentación comercial de las luminarias de este tipo, se dispone de dos o más

o
gráficos que corresponden a las respectivas secciones de la superficie fotométrica con los planos
verticales normales y longitudinales.

e
Z
(Fig. 3.12) Luminaria asimétrica
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 21
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

c) Clasificación de las luminar ias dir ectas en función de la aper tur a del haz

0-30
° 30-
40° 40-
50°

I
nte
nsi
va Se
mi-
Inte
nsi
va Di
spe
rsor
a

a l
60-
70° 7
0-9

r i
T
50-
60°

Ex
tensi
va
e r
ir vm.tw
Se
mi-
exte
nsi
va Hi
per-
exte
nsi
va

(Fig. 3.13) Clasificación de las luminarias e función de la apertura del haz

Dn.co
d) Clasificación de las luminar ias par a alumbr ado público

En alumbrado publico existe una característica muy importante a la hora de diseñar el tipo

F.zeo
de iluminación requerido y de elegir el material de alumbrado necesario, y es la comodidad visual
de los conductores y la limitación del deslumbramiento, para ello es necesario que las luminarias
tengan limitado su flujo en un determinado ángulo respecto a la horizontal, puesto que, en caso

D
contrario la cantidad de luz emitida en direcciones perjudiciales para la correcta visión podría
resultar indeseable. Según esta introducción la clasificación mas extendida para las luminarias de

P w w
alumbrado público es la proporcionada por la CIE (Comisión Internacional de Iluminación) que se
cita a continuación:

w
n
a) Las luminarias CUT – OFF de haz cortado: la intensidad emitida en la
dirección horizontal debe ser inferior al 5 % de la máxima y la intensidad a 80º

e o no debe superar las 30 (cd/100 lm), con esto se consigue limitar al máximo la
posibilidad de deslumbramiento, por lo que es el tipo mas usado en alumbrado
público.
b) Luminarias SEMI CUT – OFF o de haz semicortado, en las que la intensidad

Z luminosa en la horizontal no debe exeder el 3 % del máximo, y para 80º


respecto a la vertical debe ser inferior a 100 (cd/100 lm).
c) Luminarias NON CUT – OFF. En este tipo se permite que la intensidad
luminosa por encima de los 80º respecto a la vertical, no sea reducida, por lo
que la intensidad en la dirección horizontal puede tomar valores superiores a
los indicados para los tipos anteriores.

3.6.4 Clasificación según las car acter ísticas mecánicas de la luminar ia

Según la norma, el grado de protección eléctrica de las luminarias debe ir visible en la placa
de características eléctricas de aparato o bien especificarse claramente en la documentación,

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 22
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

esquemas o catálogos del fabricante. Dicho grado de protección se denota por las siglas IP seguidas
de tres cifras características o, en su defecto, por un dibujo simbólico.

(Fig. 3.14) Nomenclatura IP para los grados de protección

a l
r i
a) La primera cifra característica indica el grado de protección de las personas contra contactos
con las partes bajo tensión y el grado de protección del material contra penetración de cuerpos
sólidos extraños y de polvo. Lógicamente, si la envolvente del material eléctrico esta protegida

protección de las personas. En la tabla aparece el significado de estas cifras.

GRADO DE PROTECCIÓN
r T
contra la penetración de cuerpos sólidos extraños, implícitamente se recoge también el grado de

e
PRIMERA CIFRA
CARACTERÍSTICA
DEFINICIÓN
DEFINICIÓN
ABREVIADA

ir vm.tw
Ninguna protección de las personas contra contactos
accidentales o involuntarios con las partes bajo tensión.
0 Ninguna protección
Ninguna protección del material contra la penetración de
cuerpos sólidos extraños.
Protección contra los contactos accidentales o involuntarios

1
medida mayor sea Dn.co
Protección contra los de una gran superficie del cuerpo humano, por ejemplo la
cuerpos sólidos, cuya mano, con las paredes bajo tensión, pero contra la
accesibilidad voluntaria a dichas partes o piezas.
superior a 50 (mm.)

F.zeo
Protección contra la penetración de cuerpos sólidos extraños
de dimensiones medianas.
Protección contra los Protección contra los contactos de los dedos con las paredes
2

D
cuerpos sólidos, cuya bajo tensión.
medida mayor sea

P w w
superior a 12 (mm.)
Protección contra los
Protección contra la penetración de cuerpos sólidos extraños
de dimensiones medianas.
Protección contra los contactos de herramientas, hilos u
objetos análogos, de espesor superior a 2,5 mm. con las
w
cuerpos sólidos, cuya

n
3 partes bajo tensión.
medida mayor sea
Protección contra la penetración de cuerpos sólidos extraños
superior a 2,5 (mm.)

o
de dimensiones pequeñas.
Protección total contra los contactos de herramientas, hilos u
Protección contra los

e
objetos análogos, de espesor superior a 1 mm. con las partes
cuerpos sólidos, cuya
4 bajo tensión.
medida mayor sea
Protección contra la penetración de cuerpos sólidos extraños

Z
superior a 1(mm.).
de dimensiones pequeñas.
Protección total contra los contactos en las partes bajo
tensión.
Protección contra el Protección contra los depósitos perjudiciales de polvo. No se
5
polvo impide totalmente la penetración de polvo, pero sin embargo
este no debe poder penetrar en cantidad suficiente como para
impedir el buen funcionamiento del material.
Protección total contra los contactos con las partes bajo
Protección total contra
6 tensión.
el polvo.
Protección total contra la penetración de polvo.

(Tab. 3.9) Primera cifra característica de los grados de protección IP

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 23
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

b) La segunda cifra característica indica el grado de protección contra la penetración de líquidos


según se muestra en la tabla siguiente.

GRADO DE PROTECCIÓN
SEGUNDA CIFRA
CARACTERÍSTICA DEFINICIÓN
DEFINICIÓN
ABREVIADA
0 Ninguna protección Ninguna protección especial

l
Protección contra la
Las gotas de agua de condensación que caigan
1 caída vertical de gotas
verticalmente no deberán producir efectos perjudiciales

a
de agua.

i
Protección contra la
Las gotas de agua que caigan formando con la vertical

r
caida de gotas de agua
2 un ángulo inferior o igual a 15º, no deberán producir
desviadas hasta 15º
efectos perjudiciales
respecto de la vertical.

3
Protección contra la
lluvia.

r
producir efectos perjudiciales. T
El agua en forma de lluvia que caiga formando con la
vertical un ángulo inferior o igual a 60º, no deberá

Protección contra las El agua proyectada desde cualquier dirección, no deberá

e
4
proyecciones de agua. producir efectos perjudiciales.
Protección contra los El agua lanzada por una boquilla desde cualquier

ir vm.tw
5
chorros de agua. dirección, no deberá producir efectos perjudiciales.
Protección contra los
En mar gruesa, el agua no deberá penetrar en cantidad
6 embates del mar y las
perjudicial.
proyecciones análogas.

Dn.co
Si se sumerge la envolvente en agua bajo una presión y
Protección contra los
7 durante un tiempo determinados, no deberá penetrar
efectos de la inmersión.
agua en su interior en cantidad perjudicial.
Si se sumerge la envolvente en agua bajo presión
8 Material sumergible

F.zeo
determinada y durante un tiempo indefinido, no deberá
penetrar agua en su interior.

D
(Tab. 3.10) Segunda cifra característica de los grados de protección IP

P w w
c) La tercera cifra expresa la resistencia de la envolvente frente a posibles daños mecánicos y toma
valores de 0,1,3,5,7 y 9. Para determinar estos valores se golpea la pieza lanzando un martillo

w
normalizado desde alturas crecientes, de tal manera que no deben aparecer deformaciones que

TERCERA
CIFRA
n
perjudiquen el buen funcionamiento ni permitir la entrada de aire o polvo.

o GRADO DE PROTECCIÓN

Z e
SIGNIFICATIVA
0
1
3
5
Ninguna protección
DEFINICIÓN

Resistencia al choque de 0,15 kg. Caídos desde 0,15 m (0,225 J de energía de choque)
Resistencia al choque de 0,25 kg. Caídos desde 0,2 m (0,5 J de energía de choque)
Resistencia al choque de 0,5 kg. Caídos desde 0,4 m (2 J de energía de choque)
7 Resistencia al choque de 1,5 kg. Caídos desde 0,4 m (6 J de energía de choque)
9 Resistencia al choque de 5 kg. Caídos desde 0,4 m (20 J de energía de choque)

(Tab. 3.11) tercera cifra característica de los grados de protección IP

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 24
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3.6.5 Clasificación según las car acter ísticas eléctr icas de la lámpar a

Según el grado de protección eléctrica que ofrezcan las luminarias se dividen en cuatro clases (0, I,
II, III).
CLASE PROTECCION ELECTRICA
0 Aislamiento normal sin toma de tierra
I Aislamiento normal y toma de tierra
II
III
Doble aislamiento sin toma de tierra
Luminarias para conectar a circuitos de muy baja tensión, sin otros circuitos
internos o externos que operen a otras tensiones distintas a la mencionada.

a l
r i
(Tab. 3.12) Clasificación según las características eléctricas de la lámpara

T
3.6.6 Otr as clasificaciones

r
Otras clasificaciones posibles son según la aplicación a la que esté destinada la luminaria
(alumbrado viario, alumbrado peatonal, proyección, industrial, comercial, oficinas, doméstico...) o

e
según el tipo de lámparas empleado (para lámparas incandescentes o fluorescentes).

ir vm.tw
a) Clases Fotométr icas

Clasificación francesa (Norma C-71, 120), define diez clases de luminarias (a, b c,
......J) que aproximadamente van desde intensivas a extensivas. La clase Tungsteno se utiliza para

Dn.co
luminarias con componentes de emisión de tipo indirecto

b) Sistema Br itish Zonal (BZ)

F.zeo
Clasificación británica (British IES), define 10 clases de luminarias (BZ1, BZ2,...BZ10), en
función de unas ecuaciones de curvas fotométricas tipo, hipotéticas.

3.7 RENDIMIENTO DE LA LUMINARIA


D
P w w
Otra característica óptica importante de las luminarias es su capacidad para emitir el flujo
luminoso generado por las lámparas. Debido a que el flujo emitido por las lámparas es redistribuido
w
o n
en el interior de la luminaria para generar la distribución espacial deseada, se produce una perdida
de emisión luminosa que es intrínseca a la propia luminaria. Así, a la razón entre el flujo luminoso
emitido por la lámpara y el flujo realmente disponible en la luminaria, se le denomina rendimiento
de la luminaria y toma valores que oscilan entorno al 75 – 80 %.

Z e
3.8 COMPONENTES DE LAS LUMINARIAS

Los elementos constitutivos de las luminarias son: cuerpo, bloque óptico incandescente
alojamiento para los elementos auxiliares, además de las juntas de hermeticidad, filtros, etc.
En el cuerpo se alojan el resto de los elementos, por lo que debe cumplir con una serie de
requerimientos mínimos tales como resistencia mecánica y a los agentes atmosféricos, poco peso y
buena estética. Los materiales más usuales son el plástico, la aleación de aluminio y la inyección de
aluminio.
El bloque óptico estará constituido por un reflector, generalmente de aluminio pulido y
abrillantado y un refractor de vidrio, existiendo gran diversidad en sus formas en función de la
óptica deseada.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 25
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

El alojamiento de los equipos auxiliares debe tener resistencia mecánica suficiente para
soportar el peso de los mismos y buena capacidad de refrigeración para disipar el calor que generan
los elementos eléctricos. Asimismo debe ser fácilmente accesible para facilitar las operaciones de
reparación y mantenimiento.

3.9 TIPOS DE LUMINARIAS

3.9.1 Luminar ias par a lámpar as incandescentes

a l
Son luminarias diseñadas en su mayoria para alumbrado interior, fundamentalmente en los

i
sectores domestico y comercial. En las de alumbrado domestico, las consideraciones de tipo estético

r
priman puramente luminotécnicas, en tanto que en el alumbrado comercial se tiende a un
compromiso entre ambos factores, prevaleciendo uno u otro según la aplicación concreta de que se

T
trate.
Por el carácter de baja eficacia luminosa de las lámparas incandescentes (incluso en su
variante halógena), las luminarias utilizadas en las aplicaciones generales de interior, tratan de

superficiales o empotrados y, a menudo, orientables.

e r
dirigir el flujo luminoso hacia direcciones determinadas, mediante sistemas de proyección,

Un aspecto importante de este tipo de luminarias es el control del deslumbramiento, dadas

ir vm.tw
las luminancias elevadas motivadas por la reducida superficie del elemento emisor (filamento o
filamento y óptica). En general se busca el apantallamiento de la lámpara para los ángulos normales
de visión.

Dn.co
3.9.2 Luminar ias par a lámpar as fluor escentes

Son las mas utilizadas en aplicaciones comerciales de alumbrado interior (oficinas, tiendas,
almacenes, etc.), e incluso en el sector industrial cuando la altura de montaje es inferior a 5 – 6
metros.

F.zeo
La gama de luminarias fluorescentes es la más extensa, desde la forma más simple, una

D
regleta que soporta una lámpara desnuda, hasta las luminarias mas elaboradas que incorporan
sistemas de reflexión, direccionamiento y apantallamiento de la luz emitida por la lámpara.

P w w
Los tipos de montaje más comunes son superficial y empotrado. En cuanto al número de
lámparas que pueden admitir, pueden encontrarse, generalmente, luminarias capaces de albergar
desde 1 hasta 4 tubos, con variantes para las tres potencias básicas (18, 36, y 58 (W)).
w
n
Los sistemas de direccionamiento y control del flujo luminoso, se basan en la utilización de
diferentes superficies ópticas:

a) Reflector es

e o
Superficies de tipo especular que reflejan la luz emitida por la lámpara, aumentando su

Z
intensidad luminosa, en determinadas direcciones. En general, van acompañados de sistemas de
apantallamiento.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 26
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Los materiales utilizados en las luminarias de tipo fluorescente son:

Ø Acero esmaltado: de buena reflectancia (70 %) y precio reducido; presenta los


inconvenientes de su capacidad de adherencia de polvo, baja resistencia al
ultravioleta y peso elevado.

a l
r i
Ø
T
Aluminio anodizado: de alta reflectancia (75 – 85 %), escasa adherencia al

r
polvo, estable al ultravioleta, gran ligereza y precio elevado.

e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
Ø Vidrio azogado: poco utilizado, a pesar de su gran reflectancia e inalterabilidad,
por su alto precio, peso elevado y gran fragilidad.

b) Refr actor es
D
P w w
En ocasiones llamados también difusores prismáticos, refractan la luz procedente de las

w
lámparas y reflectores, en direcciones privilegiadas de forma que establecen un control de las

n
intensidades luminosas y, prácticamente, del deslumbramiento.
En las luminarias de tubos fluorescentes se emplean, mayoritariamente, los materiales

o
plásticos, entre ellos:

Z e Ø Metacrila to: prácticamente inalterable a la radiación ultravioleta y buena


resistencia mecánica; alta adherencia al polvo y precio moderado.
Ø Policarbonato: ofrece la ventaja de su alta resistencia mecánica, pero su precio
es sensiblemente mas alto que el anterior.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 27
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

c) Difusor es

Elementos que recogen la luz de las lámparas y la reflejada, y la difunden prácticamente en


todas direcciones.
Son de materiales plásticos opalizados que contribuyen a disminuir la luminancia de la
luminaria, entre ellos destacan:

Ø Poliestireno: Se degrada sensible y rápidamente por efecto de la radiación


ultravioleta, presenta gran capacidad de adherencia al polvo y su precio es
reducido.

a l
i
Ø Metacrilato: Mencionado en el apartado anterior.

refractores y difusores, mediante la utilización de los siguientes sistemas:

Rejillas cuadr iculadas


T r
El apantallamiento de las luminarias se asegura de un modo mucho más eficaz que con los

e r
Formando una retícula cuadrada, como elemento de cierre de la luminaria, asegura el
apantallamiento en dos direcciones (longitudinal y transversal). Existen diversas dimensiones de

ir vm.tw
retícula, siendo comunes las de 15 x 15 mm. y 30 x 30 mm. Lógicamente a medida que disminuye
la dimensión de la retícula, el rendimiento de la luminaria se hace más pequeño.

Dn.co
F.zeo
D
P w w
Los materiales utilizados suelen ser plásticos (poliestireno) y acero esmaltado
w
o n
Rejillas de lamas tr ansver sales

Proporcionan apantallamiento únicamente en dirección longitudinal. Las lamas pueden ser

e
planas o en forma de V, siendo su interdistancia variable según los tipos (normalmente superior a
30 mm.), y están fabricadas en acero esmaltado o aluminio anodizado.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 28
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

En la iluminación de oficinas con pantallas de terminales de ordenador se esta


generalizando la utilización de luminarias de baja o muy baja luminacia, que eliminan la intensidad
luminosa por encima de los 45º respecto al eje de la luminaria, reduciendo los reflejos sobre las
pantallas y la luminancia general de adaptación.

a l
r i
r T
Los rendimientos aproximados de los diferentes tipos de luminarias para lámparas

e
fluorescentes se indican en la siguiente tabla:

ir vm.tw
RENDIMIENTO RENDIMIENTO
TIPO DE LUMINARIA
TOTAL (% ) INFERIOR (% )
Regleta sencilla 95 60

Dn.
Regleta con reflector 80 80
Regleta con reflector y rejilla

co
65 65
de retícula
Regleta con rejilla y

F.zeo
80 45
componente indirecto
Regleta con cubeta de plástico
70 45

D
opal
Luminaria con reflector y
65 65
cubeta prismática

P w
lamas con puente en V w
Luminaria con reflector y

Luminaria con reflector y


w
65 65

n
55 55
rejilla de retícula fina
Luminaria con reflector de

o
70 70
espejo y lamas
Luminaria de bajo brillo con

e
reflectores parabólicos y rejilla 60 60
de lamas

Z (Tab. 3.13) Rendimientos aproximados de luminarias con lámparas fluorescentes

Guía de selección de luminar ias con difusor es del fabr icante Philips

M2 Reflectores parabólicos continuos en aluminio anodizado acetinado con aletas planas


frisadas en chapa de aluminio en color natural. Este sistema esta se caracteriza por el
confort visual proporcionado por la aletas frisadas y los reflectores acetinados.
Es ideal para áreas de mediana demanda visual y donde el uso de computadores es
frecuente.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 29
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

M5 Reflectores parabólicos continuos en aluminio anodizado acetinado y aletas parabólicas en


aluminio anodizado acetinado. Este sistema se caracteriza por el altísimo confort visual. Es
ideal para áreas de alta demanda visual y donde el uso de computadores es bastante
frecuente. Además de eso, los reflectores y aletas acetinados tienen la ventaja de dificultar
la visualización de polvo o partículas.

C6 Reflectores parabólicos continuos en aluminio anodizado, pulido y brillante; con aletas


parabólicas en aluminio anodizado, pulido y brillante. Este sistema se caracteriza por el alto
confort visual.
Es ideal para áreas de alta demanda visual, tareas complejas o donde el uso de

a l
i
computadores es frecuente como un escritorio.

D6 Reflectores parabólicos continuos en aluminio anodizado, pulido y brillante; aletas planas


en chapa de aluminio pintada con pintura epoxi blanca. Este sistema se caracteriza por el
alto rendimiento luminoso.
Es ideal para áreas de baja demanda visual, tareas simples o donde el uso de computadores
T r
no es frecuente.

e r
El sistema de cielo y sus dimensiones normalmente determinan la luminaria que Ud.

ir vm.tw
escogerá. Sin embargo, las combinaciones de las ópticas de estas deben cumplir los requerimientos
de iluminación para cada área especifica. Varias de las posibles ópticas deben ser seleccionadas
cuidadosamente dependiendo de la importancia del área y sus dimensiones.
No obstante, también otros requerimientos tales como imagen y posición, influirá en la

Dn.co
elección de la luminaria y de la óptica.
Esta guía de selección enumera los requerimientos de un numero limitado de áreas. En el
cuadro, Ud. encontrará las combinaciones de ópticas que cumplen con los requerimientos de
iluminación de estas áreas.

F.zeo
D
P w w M2 M5 C6 D6

w
REQUERIMIENTOS
Oficinas Ejecutivas

o n
Iluminación regulable, (control de luz remota).
La uniformidad no es esencial, pero se recomienda la
iluminación correcta en puntos específicos.
M2 M5 C6 D6 REQUERIMIENTOS
Oficinas de Ger encia
Iluminación uniforme regulable mediante control
remoto.

e
Buena distribución de la luminancia. Se aceptan
“Diversas” iluminaciones que resulten atractivas,
deslumbramientos controlados. Algunos acentos de
Deslumbramiento controlado. Buena distribución de la
luz.
luminancia

Z
Salas de conferencia
Areas de multiuso con iluminación desde arriba, para
presentaciones de diapositivas, videos y películas.
Iluminación regulable (con control remoto). “Diversas”
iluminaciones que resulten atractivas, (decorativas).
Buena distribución de luminancias, deslumbramientos
controlados
Salas de r euniones
Salas de conferencias normales con prestaciones
desde arriba.
Iluminación regulable mediante control remoto.
Deslumbramientos controlados. Buena distribución
de la luminancia

Oficinas gener ales


Oficinas de Secr etarias
Uso ocasional de monitores de computación
Diseño según oficina ejecutiva o gerencial.
Iluminancia media
Iluminación media.
Buena uniformidad
Buena distribución de luminancia. Iluminación
Buena distribución de la luminancia
controlada por luz natural.
Iluminación regulable por luz natural

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 30
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

REQUERIMIENTOS M2 M5 C6 D6 REQUERIMIENTOS
Oficinas de Diseño
Oficinas de dibujo
(Oficinas artísticas y Diseño en general)
Excelente iluminancia. Excelente uniformidad.
Gran iluminación. Ajustable mediante el uso de control
Buena iluminancia vertical. Buena distribución de la
remoto.
luminancia. Deslumbramientos controlados.
Buena distribución de la luminancia, iluminación
Luminarias altamente eficientes. Iluminación
regulable por luz natural. Deslumbramientos
controlada por luz natural.
controlados
Oficinas Administr ativas, de Adquisiciones, etc.
Oficinas CAD (Diseño computacional)
Iluminancia media. Buena uniformidad.

l
Control extremo de los deslumbramientos
Gran control de los deslumbramientos.
Iluminación adaptable
Buena distribución de la luminancia. Iluminación
Distribución optima de la luminancia
controlada por luz natural
Ar ea de Confer encia de vídeo
Gran iluminación horizontal y muy alta iluminación
vertical. Iluminación adaptable. Buena uniformidad.
Excelente distribución de la luminancia. Extremo
control de los deslumbramientos (en la dirección de la
Ar eas de Instr ucción

r i a
Iluminancia regulable. Buena uniformidad. Buena
distribución de la luminancia. Deslumbramientos
controlados

T
cámara y también en dirección de los participantes)
Ar eas de Ser vicios Públicos

r
(Recepción, Mostrador, Lobby, Sala de Espera, etc.)
Pasillos, Escaler as
Baja iluminancia
Baja iluminancia.
Iluminancia aumentada mediante iluminación local.
Buena uniformidad (a nivel de los ojos)

e
Buena distribución de la luminancia. Deslumbramientos
controlados.

ir vm.tw
Ar eas de Investigación
Labor ator ios Químicos
(Laboratorios eléctricos, mecánicos, con uso frecuente
Gran iluminancia. Excelente uniformidad. Buena
de PC). Gran iluminación, buena uniformidad. Alto
iluminancia vertical. Buena distribución de
control de los deslumbramientos. Buena distribución de
luminancia. Iluminación controlada por luz natural.
la luminancia, iluminación regulable por luz natural.

Dn.co
Ar eas de Ensamblaje de Alta Tecnología
Gran iluminación, excelente uniformidad. Buena
distribución de la luminancia. Iluminación regulable por
luz natural

F.zeo
(Tab. 3.14) Guía de Selección de Luminarias con difusores Philips

3.9.3
D
Luminar ias par a lámpar as de descar ga de alta pr esión

P w
Pueden dividirse en tres grupos: w
w
n
a) Luminar ias par a gr andes altur as

e o
Z
Son adecuadas para alturas superiores a los 6 metros. Dado que las dimensiones verticales
de la luminaria no son críticas, se construye en dos piezas, una de ellas corresponde al sistema
óptico (reflector, alojamiento de la lámpara y, eventualmente, cierre) y la otra, situada por encima
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 31
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

de la primera, dedicada al alojamiento del equipo auxiliar; esta disposición trata de facilitar el
mantenimiento y desmontaje de la luminaria. Pueden diseñarse para operar en ambientes hasta 45 –
50 ºC.
Existen dos versiones, una para lámparas elípticas y otra para lámparas reflectoras. Los
rendimientos suelen estar entre el 80 y 95 %, con un 20 % o menos de luz hacia el hemisferio
superior, y suele tener distribución simétrica.
La potencia de las lámparas utilizadas suele estar entre 250 y 1.000 (W).

b) Luminar ias par a altur as pequeñas (Extensivas)

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Esta clase de aparatos son adecuados para alturas inferiores a 6 metros, y tienen
distribuciones mucho más extensivas que las anteriores. Es normal poder espaciar estas unidades

Dn.co
con una distancia de dos veces la altura de montaje. Se diseñan para que sean lo mas planas
posibles, con la lámpara en posición horizontal y los equipos auxiliares situados lateralmente, en
general separados del sistema óptico y con acceso independiente.

F.zeo
Los rendimientos suelen estar entre 75 y 85 %, emitiendo toda la luz hacia el hemisferio
inferior, y la distribución luminosa suele ser asimétrica.
La potencia de las lámparas utilizadas suele estar entre 150 y 400 (W).

D
c) Luminar ias dir eccionales (pr oyector es)

P w w
Destinados a la iluminación exterior de grandes espacios, o desde largas distancias y, en
alumbrado interior, cuando no es factible realizar una distribución uniforme de las luminarias
w
o n
suspendidas por razones de seguridad o de obstrucciones en los haces de luz y se adopta una
solución perimetral, disponiendo los proyectores en las paredes laterales.
En ocasiones, también se utilizan proyectores para suplementar el alumbrado de áreas
destacables (alumbrado de acentuación), para compensar obstrucciones de luz o para incrementar la

Z e
iluminancia vertical de determinadas superficies.

Los proyectores pueden ser de tipo parabólico, con distribución luminosa asimétrica, o
rectangulares, con dos planos de simetría (longitudinal y transversal) o asimétricos.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 32
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Suelen ser equipos intensivos, cuyas curvas fotométricas se presentan en coordenadas


rectangulares, puesto que su haz de proyección corresponde a un ángulo muy limitado y, en general,
los valores concretos de intensidad luminosa se ofrecen en forma de tablas de doble entrada, a partir
de los ángulos B y β, siendo B = 0º el plano longitudinal y β = 0 el transversal.
El ángulo de apertura del haz corresponde al definido por Im / 2, siendo Im la intensidad
máxima en el eje del proyector. El ángulo definido por Im /10, corresponde al ángulo en el que se
emite la practica totalidad del flujo luminoso.
La potencia de las lámparas utilizadas en los proyectores puede variar considerablemente
entre 150 y 2.000 (W).

a l
i
3.10 ASPECTOS IMPORTANTES PARA EL DISEÑO DE UN SISTEMA DE

r
ILUMINACION EN GENERAL

T
3.10.1 Diseño del Sistema Optico

r
Debe tenerse en cuenta:

Ø La adecuación del tamaño de la óptica de la luminaria, el tamaño de la fuente de

e
luz y su potencia para permitir un control riguroso del flujo luminoso y una

ir vm.tw
correcta disipación de calor.
Ø La disminución de la energía reflejada sobre la propia lámpara, que elevaría su
temperatura por encima de las condiciones normales de operación, acortando
(en general) su vida.
Ø La selección de los elementos del sistema óptico de acuerdo con las emisiones

Dn.co
no visibles de la fuente de luz utilizada; la radiación ultravioleta puede causar
efectos de opacidad en algunos materiales plásticos (utilizados como cierre) y

F.zeo
los infrarrojos problemas de dilatación térmica en materiales muy absorbentes.

3.10.2 Posición de funcionamiento de la lámpar a

D
La posición de funcionamiento indicada por el fabricante de la luminaria, es un parámetro

P w w
que debe respetarse para asegurar las prestaciones nominales de funcionamiento. Esta posición no
es igual para todas las fuentes de luz, e incluso para un mismo tipo de lámpara distintos fabricantes
ofrecen distintas posiciones de funcionamiento.
w
3.10.3
o n
Por consiguiente, la colocación de la luminaria debe respetar en todo momento la posición
normal de funcionamiento de la lámpara.

Rendimiento de la luminar ia (r )

Z e
Se define como la relación entre el flujo luminoso saliente de la luminaria (FS), y el flujo de
la lámpara (FL). Normalmente se expresa en tanto por ciento.

FS
r=
FL

Algunos fabricantes ofrecen dos valores de rendimiento, inferior y superior, que


corresponden a los obtenidos considerando los flujos emitidos por la luminaria por debajo y por
encima, respectivamente, del plano horizontal que pasa por el eje de la fuente de luz.
Otros valores usuales en catálogos de luminarias de alumbrado interior, y que no dependen
únicamente de la propia luminaria sino, además, de la geometría del local y la reflectancia de las
superficies que lo delimitan son:
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 33
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

Ø Utilancia (u): relación entre el flujo luminoso que llega al plano de trabajo (FT)
que se desea iluminar, y el flujo luminoso saliente de la luminaria.
FT
u=
FS

Ø Coeficiente de utilización (CU): relación entre el flujo luminoso que llega al


plano de trabajo y el flujo luminoso de la lámpara.

CU =
FT
FL

a l
r i
Evidentemente, el coeficiente de utilización es el producto de la utilancia por el rendimiento
de la luminaria.

3.10.4 Contr ol del Deslumbr amiento


CU = U × r

r T
e
Las lámparas y las luminarias pueden ser potenciales de deslumbramiento, tanto en

ir vm.tw
aplicaciones de alumbrado interior como exterior.
Para evaluar el deslumbramiento producido por una luminaria determinada, existen
numerosos sistemas adoptados por distintos países, entre los cuales destacan:

Dn.co
Ø Método VCP (Probabilidad de Confort Visual), Norteamericana.
Ø Sistema British IES de deslumbramiento, Gran Bretaña.
Ø Limites de luminancia, Australia.

F.zeo
Ø Curvas limite de luminancia, adoptado en diferentes países de Europa. Basado
en este método, la CIE (Comisión Internacional de Iluminación), ha establecido
un sistema simplificado, en forma de tablas de valores limite de luminancias,

D
según distintos ángulos de visión en las direcciones de observación
longitudinal y transversal de las luminarias.

P w w
3.10.5 Condiciones Tér micas y de Ventilación

w
o n
Debe considerarse lo siguiente:
En luminarias cerradas, si la disipación térmica no es la adecuada puede producirse el
calentamiento de la lámpara por encima de los valores normales de operación, lo que, por ejemplo,
en el caso de fluorescentes supone la reducción de su flujo luminoso. Este efecto puede ser mas

Z e
grave aun cuando la luminaria aloja mas de una lámpara.
En luminarias abiertas, el movimiento del aire alrededor de la lámpara y el sistema óptico,
puede ocasionar disminución del flujo luminoso por acumulación de suciedad sobre las superficies.
Entre ambos casos se sitúan las luminarias ventiladas, en las que el paso del aire (a menudo
filtrado para evitar la introducción de polvo) a través de las lámparas ejerce un efecto de limpieza y
adecuación de la temperatura de trabajo de las mismas, logrando el mantenimiento del flujo
luminoso.
Otras posibilidades de mejora, tanto de las prestaciones del sistema de iluminación como de
las condiciones ambientales, se consiguen con la integración de las luminarias en los sistemas de
climatación (luminarias aire – luz o agua – luz).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 34
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3.10.6 Condiciones Acústicas

Generalmente las condiciones acústicas se encuentran ligadas a las aplicaciones de


alumbrado interior. La aparición de ruido atribuyente al sistema de iluminación puede tener dos
orígenes:

Ø Generación de ruido en la propia luminaria, procedente del balasto asociado a


las lámparas de descarga.
Ø Transmisión de ruidos a través de canalizaciones o falsos techos, hacia otro
lugar distante del de generación.

a l
r i
En cualquiera de ambos casos, es la adecuada selección del equipo auxiliar, y su
reemplazamiento en caso de defecto, el método de corrección de este problema.

3.10.7 Vibr ación

r T
e
En locales en que se puedan transmitir vibraciones a través de elementos estructurales hacia
los equipos de iluminación, pueden utilizarse elementos de amortiguación para el acoplamiento de

ir vm.tw
las luminarias.

3.10.8 Mantenimiento

Dn.co
Previamente a la realización de una instalación deben considerarse los factores ambientales
en los cuales va a trabajar la luminaria, para seleccionar los materiales apropiados (estabilidad,
duración, etc.) a las condiciones del entorno.

F.zeo
Aun en los casos en el que el estudio haya sido riguroso en este aspecto, debe tenerse en
cuenta que la luminaria va a requerir un mantenimiento para minimizar la depreciación del flujo

D
luminoso durante el tiempo de operación. Además calidad del producto en cuanto a su bajo factor
de depreciación (si ha sido correctamente seleccionado), otros aspectos tales como la facilidad de

P w w
acceso a las lámparas, sistema óptico o equipos auxiliares revisten importancia en orden a disminuir
los costos de mantenimiento.

w
3.11
n
ERRORES MAS COMUNES QUE HAY QUE EVITAR EN EL DISEÑO DE

o
UN SISTEMA DE ILUMINACION

Z e Ø
Ø
Ø
Ø
Ø
Apenas un punto de luz en el cuarto de dormir
Ofuscamiento en el hall de entrada
Sala de estar demasiada iluminada
Focos dirigidos sobre los sofás
Apenas un punto de luz sobre la mesa de estudio
Ø Poca luz y sombras en el espejo de baño
Ø Exceso de luz sobre la mesa del comedor
Ø Mala reproducción de color en la cocina

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 35
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3.11.1 Apenas un punto de luz en el cuar to de dor mir

a l
r i
T
El punto de luz en el centro del cuarto vá, invariablemente, a ofuscar a quien se acueste,
además de proyectar la sombra de su propio cuerpo contra el armario y espejos.

r
Lo ideal es distribuir la iluminación por toda la habitación de acuerdo con su utilización y
sus hábitos personales. Una luminaria de cabecera con luz suave para lectura o para no ser ofuscado

e
al levantarse en medio de la noche. Otra luminaria dirigida hacia el espejo, una luminaria para
dirigir la luz hacia abajo con pedestal o una columna para la iluminación general.

3.11.2 Ofuscamiento en el hall de entr ada

ir vm.tw
Normalmente la intensidad de luz dentro de los elevadores y corredores de los edificios es

Dn.co
baja, por lo tanto evite usar demasiada iluminación en el hall de entrada. Una luz general de baja
intensidad y uno o dos puntos de luz para lámpara dicróica dirigidos hacia elementos de la
decoración es más que suficiente, creando un clima agradable y acogedor.

3.11.3 Sala de estar demasiado iluminada


F.zeo
D
Esto ocurre cuando se abusa de las lámparas halógenas y dicróicas, que deben ser usadas
para destaque. La mejor opción es trabajar con circuitos diferentes para encender la iluminación en

P w w
varias etapas o la utilización de dimerizadores, posibilitando la regulación de la intensidad de luz.

3.11.4 Focos dir igidos sobr e los sofás


w
o n
Además de ofuscar sus invitados, los puntos de luz sobre la cabeza crean sombras
incómodas en el rostro de las personas que están sentadas, además de crear un clima impersonal de
vitrina.

Z e Lo ideal para una sala de estar son lámparas de luz difusa en luminarias direccionadoras de
luz hacia abajo o pedestales, pudiendo también utilizar luminarias de columna con lámparas
halógenas dirigidas hacia el techo. En el caso de su sala, si el techo fuese bajo, utilice luminarias
direccionables dirigidas hacia los cuadros u objetos de decoración.

3.11.5 Apenas un punto de luz sobr e la masa de estudio

Generalmente se ilumina la mesa de trabajo y estudio con apenas un punto de luz sobre ella, lo
cual es un error grave que perjudica la visión. Para estudiar cómodamente es interesante usar
también una luz general, evitando la fatiga visual y tornando el trabajo más productivo. La lámpara
indicada para el punto de luz sobre la mesa es una fluorescente compacta que no emite calor y tiene
una luz uniforme y suave.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 36
UMSS – FCyT Diseño de un Sistema de iluminación
________________________________________________________________________________________

3.11.6 Poca luz y sombr as en el espejo del baño

a l
r i
r T
Muchas veces el baño es muy bien iluminado, pero se comete un error al iluminar el espejo.
Para maquillarse por ejemplo, es necesario una luz frontal que no ofusque. Si la luz estuviera
encima o abajo de la línea del rostro, provocará sombras. Lo ideal es colocar dos líneas de lámparas
en las laterales del espejo, como en los camerinos.

e
ir vm.tw
3.11.7 Exceso de luz sobr e la mesa del comedor

Lo ideal es mantener una distancia entre 60 y 80 cm entre la luminaria y la mesa, pues si


ella estuviera muy baja, la luz queda excesiva y encima de esta distancia, ofusca a las personas que

Dn.co
están allí. No se deben utilizar lámparas halógenas o incandescentes que proyecten una luz
marcante y que irradien mucho calor.

F.zeo
3.11.8 Mala r epr oducción de color en la cocina

D
P w w
w
o n
Z eLa cocina es donde preparamos las refacciones para la familia. Lámparas con baja
reproducción de colores pueden confundir y esconder alimentos impropios para el consumo.
Use siempre lámparas con buena reproducción de colores. Utilice fluorescentes tubulares
que dan garantía de colores reales.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 3 / 37
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

CAPITULO 4

NIVELES DE ILUMINACION

4.1 INTRODUCCIÓN

El nivel de iluminación es solo una de las características de las instalaciones luminosas, sin

a l
embargo, es obvio que sin la exigencia básica de una iluminación adecuada, es decir, sin un nivel de
iluminación suficiente, no se puede llevar acabo ninguna tarea visual de un modo correcto, rápido,

i
seguro y fácil. Los requisitos cuantitativos de una buena iluminación varían mucho con la

r
naturaleza de la actividad, y son principalmente función de la dificultad de la tarea visual según el
tamaño del detalle, brillo o contraste de color y velocidad exigidos. Otros factores tales como el

T
tiempo en que el trabajo va a realizarse, las condiciones de los alrededores y el estado fisiológico de
los ojos que han de hacer el trabajo tienen también importancia.
Se puede establecer tres niveles de iluminación diferentes según sea el tipo de local y la
actividad que se realiza en él:

Ø Mínimo para zonas de circulación

e r
ir vm.tw
Ø Mínimo para locales de trabajo
Ø Óptimo para locales de trabajo

Para los dos primeros niveles parece razonable escoger como criterio mínimo del nivel de

Dn.co
iluminación la percepción visual del rostro humano, mientras que para el nivel optimo en salas de
trabajo tiene mayor importancia la luminancia de la tarea visual.

4.2 NIVEL DE ILUMINACIÓN MÍNIMO PARA ZONAS DE CIRCULACIÓN

F.zeo
Para poder como mínimo distinguir el aspecto de un rostro humano se necesita una

D
luminancia horizontal aproximada de 1 cd/m2, lo que requiere una iluminancia horizontal de unos
20 lux. Por esta razón se considera 20 lux como el valor mínimo de iluminancia en todas las zonas

P w w
donde circulan personas, o sea, zonas en las que no se realiza ningún trabajo.

4.3 NIVEL DE ILUMINACIÓN MÍNIMO PARA LOCALES DE TRABAJ O


w
o n
Para percibir el aspecto de un rostro humano de manera aceptable (es decir, que se puede
reconocer satisfactoriamente sin esfuerzo de acomodación), se necesita una luminancia de 10-20
cd/m2, además de una lumiancia de fondo razonable. Esto significa que hace falta una iluminancia

Z e
vertical de 100 lux y una iluminancia horizontal aun mayor.
Una iluminancia horizontal de 200 lux se considera como el mínimo aceptable para locales
donde la gente permanece durante mucho tiempo y para todas las salas de trabajo.

4.4 NIVEL DE ILUMINACIÓN OPTIMO PARA LOCALES DE TRABAJ O

La luminancia optima de la tarea visual esta comprendida entre 100 cd/m2 y 400 cd/m2. Las
luminancias necesarias para obtener estos valores están comprendidas entre 1.500 lux (para
reflectancias altas) y 2.000 lux (para reflectancias bajas).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 1
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

4.5 ILUMINANCIAS RECOMENDADAS

Valores de luminancia recomendados y su correspondencia en niveles de iluminancia


horizontal.

ILUMINANCIA
LUMINANCIA
OBJ ETO DE VISUALIZACION HORIZONTAL
cd/m 2

l
LUX
Rasgos del rostro humano apenas visibles 1 20
Rasgos del rostro humano visibles
satisfactoriamente
Condiciones optimas de visibilidad en locales
normales de trabajo
10-20

100-400
r i
200

2000
a
Iluminancia de la tarea visual para superficies
con reflectancias mayores de 0,15
1000

r T
Valores de luminancia para zonas y actividades que se realizan principalmente
20000

Iluminancia
e
ir vm.tw
Tipo r ecomendada Zonas o actividades
lux
Iluminación mínima en servicios, en zonas exteriores de
20
circulación

Dn.co
Alumbrado general
30 Almacenes al exterior y playas de almacenamiento
en locales y zonas de
50 Pasillos exteriores, plataformas, aparcamientos cerrados.
uso poco frecuente o
Diques, muelles

F.zeo
tareas visuales 75
ocasionales y
Teatros, salas de concierto, dormitorios de hoteles, aseos y
simples. 100

D
lavabos.
150 Zonas de circulación en industrias; depósitos y almacenes.

P w
200 Iluminancia mínima, en servicio, de la tarea visual.

300
w Trabajos medios manuales y a maquina. Trabajos normales
en la industria química y la alimentación, lectura ocasional
Alumbrado general
w
n
y archivo.
en locales de trabajo
Trabajos medios manuales y a maquina; montaje de

o
500 automóviles; naves de imprentas; oficinas en general,
almacenes y tiendas.

Z e
Alumbrado general
en locales de trabajo
750

1000
Salas de lectura, de pruebas, salas de dibujo y oficinas con
maquinas de contabilidad.
Trabajos finos manuales y a maquina; montaje de
maquinas para oficinas, trabajos con colores; salas donde
se realicen dibujos muy artísticos.
Trabajos muy finos manuales y a maquina, montaje de
instrumentos y pequeños mecanismos de precisión,
1500**
componentes electrónicos, calibración e inspección de
piezas pequeñas y complicadas.
Alumbrado adicional
localizado para tareas ≥2000 Trabajos minuciosos y muy precisos, relojería y grabado;
visuales exigentes zona de operaciones en quirófano.
** Puede conseguirse con alumbrado localizado. Deben emplearse elementos ópticos.
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 2
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

4.6 VALORES DE SERVICIO DE ILUMINACIÓN RECOMENDADA PARA


DIVERSAS CLASES DE TAREA VISUAL

ILUMINACIÓN
EJ EMPLOS TÍPICOS DE TAREAS
CLASES DE TAREA VISUAL SOBRE EL PLANO
VISUALES
DE TRABAJ O (Lux)
Para permitir movimientos seguros por
Visión ocasional solamente 20-30 ejemplo: en circulaciones de poco transito; sala

Tareas intermitentes ordinarias y


50-80
de materiales, estantes y armarios.

a l
Trabajos toscos, intermitentes y mecánicos,
inspección general y contado de partes de stok,

i
fáciles, con contrastes fuertes
colocación de maquinaria pesada

r
Trabajos medianos mecánicos y manuales,
Tareas moderadamente criticas y
100-200 inspección y montaje. Trabajos comunes de
prolongadas con detalles medianos

T
oficina, tales como lectura, escritura, archivo.
Trabajos finos, mecánicos y manuales, montaje
Tareas severas y prolongadas y de
200-400 e inspección; pintura extrafina, sopleteado,

r
poco contraste
costura de ropa oscura.
Montaje e inspección de mecanismos

e
Tareas muy severas y prolongadas,
delicados, fabricación de herramientas y
con detalles minuciosos o de muy 400-700

ir vm.tw
matrices; inspección con calibre, trabajo de
poco contraste
molienda fina.
Trabajo fino de relojería y reparación casos
Tareas excepcionales difíciles e
700-1000 especiales, como por ejemplo: iluminación del
importantes
campo operatorio en una sala de cirugía

Dn.co
Dentro de la zona de trabajo, la iluminación localizada deberá tener una uniformidad de al menos 0,8 entre su
nivel mínimo y su nivel máximo. Cuando se usan combinadas, iluminación general y localizada, los valores
para cada una de ellas serán los indicados en la siguiente tabla.

F.zeo
4.7 RELACIÓN ENTRE ILUMINACIÓN GENERAL Y LOCALIZADA

D
Iluminación Localizada

P w
(lux)
250
500
w
Iluminación Gener al
(lux)
125
250
1.000
w 300

o n 2.500
5.000
10.000
500
600
700

Z e
4.8 NIVELES DE ILUMINACIÓN REQUERIDOS POR DISTINTOS TIPOS DE
AMBIENTES

TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL


VALOR MÍNIMO DE SERVICIO
DE ILUMINACIÓN
(Lux)
Vivienda
Baño:
- Iluminación general 25
- Iluminación localizada sobre espejos 100*
Dormitorio:
- Iluminación general 50
- Iluminación localizada: cama, espejo 100

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 3
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Cocina:
- Iluminación sobre la zona de trabajo: cocina, pileta, 100
mesón
Estar: 50
- Iluminación general 100
- Iluminación localizada 150
- Lectura intermitente, escritura, costura
Sala de espectáculos

l
Hall 100
Circulaciones 150

a
Salas de teatr o, concier to, etc.:

i
a) Durante el entreacto 50

r
b) Antes y después de la función 150
c) Durante la función Iluminación especial
Boletería 150
Sala de fiestas
Iluminación general
Eventos especiales
* Iluminación sobre plano vertical
r T
150
300

Centr os comer ciales impor tantes


Iluminación general
e 1.000*

ir vm.tw
Depósitos de mercaderías 20-80
Vidrieras:
- Sobre calle comercial 2.000
- Sobre cale secundaria 1.500

Dn.co
Centr os comer ciales de mediana impor tancia
Iluminación general 500
Vidrieras 1.000
Cafés – Restaur antes
Cocina
- Iluminación general
F.zeo 200**

D
Comedores de restaurantes, salones de té, salones de café 100**
Hoteles
Baños:

P w
- Iluminación general
- Iluminación localizada
Habitaciones:
w
w
100
200

o n
- Iluminación general
- Iluminación localizada
Sala de espera y visitas:
Circulaciones
100
150

e
- Pasillos, palier y ascensores 100
- Hall de entrada 200

Z
- Escaleras 100
* Se proveerá iluminación localizada suplementaria sobre determinadas zonas de exhibición
** Las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción del color
Local para ropa blanca:
- Iluminación general 200
Costura 200
Lavandería 100
Vestuarios 100
Sala de lectura y escritura 200
Sótano, bodega 70
Depósitos 100

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 4
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

VALOR MÍNIMO DE SERVICIO


TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL DE ILUMINACIÓN
(Lux)
Tr anspor te
Estacionamiento de ómnibus y ferroviaria, aeropuertos:
- Circulaciones 100
- Recepción, aduana, inmigración 400
- Salas de espera 200

l
Zonas de boletería:
- Iluminación localizada 400

a
Local de equipaje 200

i
Local de embarque 100

r
Andenes 100
Depósitos 100
Baños:
- Iluminación general
Playa de estacionamiento exterior
Zona de carga
Hangares:
r T
200
20
100

e
- Iluminación general 200
Reparaciones

ir v .tw
- Iluminación general 1.000
Estación mar ítima
Pasajeros 200
Cargas 100
Gar ajes y estaciones de ser vicio
Iluminación general
Gomería
Estacionamiento Dn.c om
100
100
50
Fosas
Salón de venta
Almacenaje
F.zeo 250+
400
100
Accesos
Surtidores
Reparaciones
- Iluminación general
- Iluminación localizada
D
P w w
150
200

200
400
w
n
Lavado
- Iluminación general 200++

o
+ Iluminación localizada sobre el plano de trabajo (chasis del vehículo).
++ Esta iluminación debe ser igual tanto en el plano horizontal como en el vertical

Z e
TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL

Hospitales y clínicas
VALOR MÍNIMO DE SERVICIO
DE ILUMINACIÓN
(Lux)

Sala de anestesia 300


Autopsia y morgue
- Deposito de la morgue 150
- Sala de autopsia 1.000
Museo histológico 500
Sala central de esterilización:
- Iluminación general 250
- Mesa de trabajo 400
Local para inyecciones 400

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 5
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Deposito 200
Despacho de elementos o artículos de esterilizaciones 200
Corredores de acceso a zonas de internación
- Iluminación general durante la actividad diurna 100
- Iluminación general durante la actividad nocturna
Zonas de quirófanos, recuperación, laboratorios y servicios 30
Sala de cistoscopía:
- Iluminación general 300

l
- Mesa de cistoscopía 600
Servicio de ortodoncia: 2.000

a
Sala de operaciones

i
- Iluminación general 400

r
- Iluminación de la cavidad bucal, localizada 2.000
- Laboratorio de prótesis 600
Sala de recuperación:
- Iluminación general
- Iluminación localizada para observación
Servicio de Electromiografía:
- Iluminación general
r T
50
150

200

e
- Iluminación localizada para la inserción de agujas
de electrodos 700

ir vm.tw
Servicios de encefalogramas:
- Oficinas 400
Locales de trabajo
- Iluminación general 400
- Iluminación localizada 700
Almacenaje, archivo y registros gráficos
Sala de primeros auxilios
- Iluminación general
Dn.co 400

500

F.zeo
- Iluminación localizada 1.500
Consultorios externos:
- Iluminación general 400

Consultoría
-

D
Iluminación localizada
Servicio de otorrinolaringología:

P w
- Iluminación general w
- Iluminación localizada
700*

400
Propia del instrumental

w
n
Servicio de oftalmología:
- Consultorio, sector de examinacion 300
- Cuarto oscuro, iluminación regulable 0-100

e
Laboratorios: o
Servicio de traumatología:
- Iluminación general

- Iluminación general
400

600

Z
Deposito de ropa blanca:
- Iluminación general
- Sala de costura
- Lavandería y planchado
Zona de recepción y registros:
- Durante la actividad diurna
200
400
200

400
- Oficinas 400
Vestuarios del personal:
- Iluminación general 100
- Espejo 200**
Enfermería:
- Iluminación general 300
- Mesa de tratamiento y revisión 600
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 6
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Departamento de obstetricia:
Sala de pre-parto:
- Iluminación general 400
Sala de partos:
- Iluminación general 700
- Iluminación localizada La indicada por el medico
Sala de internación:
- Iluminación general 100

l
- Iluminación localizada, lecturas 200
- Observaciones clínicas 400

a
- Iluminación nocturna 30

i
División de pediatría:

r
Internación
- Iluminación general, sala de internación 100
- Lecturas 200
- Sala de juegos
* En las especificaciones que así lo requieran
** Sobre el plano vertical
*** Las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción de color
r T
300***

e
Sala de terapia:
- Iluminación general 400

ir v .tw
- Iluminación localizada 700
Farmacia:
- Laboratorios bioquímicos 400
- Almacenaje, deposito 100
- Almacenaje en estanterías verticales 100*
- Expendio y verificación
Departamento de cirugía:
- Local para instrumental y esterilización
Dn. c o m 400

300

F.zeo
Sala de operaciones:
- Iluminación general 700
- Campo operatorio 1.500**
Sala de recuperación:
Iluminación indirecta regulable
- General
D
P w w
- Localización para observación
Sala de anestesia
200
400
400

w
n
Servicio de cinesiología:
Kinesioterapia:

o
- Iluminación general 150
- Iluminación localizada para observaciones 400
- Local para ejercicios 200

Z e
Oficinas

Halls para el publico


Cartografía, proyecto, dibujos detallados
Contaduría, tabulaciones, teneduria de libros, operaciones
100
1.000

bursátiles, bosquejos rápidos 300


Trabajos en general de oficina, lectura de buenas reproducciones,
lectura, transcripción de escritura a mano en papel y lapiz ordinario,
archivo, índices de referencia, distribución de correspondencia, etc. 300
Trabajos especiales de oficina, por ejemplo:
- Sistema de computación de datos 400
- Sala de conferencias 200
- Circulaciones 150

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 7
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Bancos
Iluminación general 300
Sobre zonas de escritura y cajas 400
Caja de caudales 400
* Sobre el plano vertical
** Las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción de color

VALOR MÍNIMO DE SERVIO DE

l
TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL ILUMINACIÓN
(Lux)

a
Peluquer ías y salones de belleza
Sobre sillones
Iluminación general
Bibliotecas
300
200

r i
T
Sala de lectura 400
Pabellones:
- De reparación y encuadernación 200

Cor r eos
- De ficheros
- De libros
- Mostradores de control de entrada y salida de libros

e r 400
100
400

ir vm.tw
Salón principal 300
Sobre las mesas, salida y estampillado de la correspondencia 400
Escuelas
Aulas comunes 400

Dn.co
Sobre pizarrón
- Iluminación suplementaria 700
Oficinas 300
Bibliotecas 500
Aulas especiales
Gimnasios
F.zeo 500
300

D
Piscinas
- Iluminación general 300*
Vestuarios y baños
- Iluminación general
- Iluminación localizada
Circulaciones
P w w
w
80
100**
150

n
* Se recomienda iluminación subacuática de 200 lux
** Iluminación sobre el plano vertical

o
e
VALOR MÍNIMO DE SERVIO DE
TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL ILUMINACIÓN
(Lux)

Z
Constr ucciones Agr ícolas***
Hangares y bodega
Preparación de alimentos del ganado
Lavaderos y duchas para el ganado
Accesos
50
100
100
20
Establos 50
Tambo 100
Establo con divisiones 100
Granjas, graneros, deposito para cosechas
- Iluminación general 50
- Clasificación de granos 100
*** La iluminación necesaria para la cría de determinadas especies se fijara de acuerdo con los zootecnista y agrónomos.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 8
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Gallineros y conejeras 50
Galpón:
- Iluminación general 50
- Iluminación localizada 10
Inspección y atención veterinaria 300

VALOR MÍNIMO DE SERVIO DE


TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL ILUMINACIÓN

l
(Lux)
Galer ía de ar te
Iluminación general
Sobre objeto expuesto:
- Iluminación suplementaria
100

r i a
T
Industr ia Alimenticia
Mataderos municipales
- Recepción 50
- Corrales inspección
-
- Matanza
- Deshollo
Permanencia

e r 300
50
100
100

ir vm.tw
- Escaldado 100
- Esviceración 300**
- Inspección 300**
Mostradores de venta

Dn.co
Frigoríficos:
- Cámaras frías 50
- Sala de maquinas 150
Conservas de carnes:
- Corte, deshuesado, elección
- Cocción
F.zeo 30**
100

D
- Preparación de patés, envasado 150
- Esterilización 150
- Inspección 300

P w w
- Preparación de embutidos
* Valor a adaptarse de acuerdo al tipo de elemento a exponer y el efecto deseado
** Las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción del color.
w
300**

- Recepción

- Cocción
o n
Conservas de pescado y mariscos:

- Lavado y preparación
300*
100
100

e
- Envasado 300
- Esterilización 100

Z
- Inspección 300
- Embalaje 100
- Preparación de pescado ahumado 300*
- Secado 300*
- Cámara de secado 50
* las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción de color
Conservas y verduras y frutas:
- Recepción y selección 300
- Preparación mecanizada 150
- Envasado 150
- Cámara de procesado 50
- Inspección 300
- Embalaje 200
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 9
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

- Esterilización 150
Molinos Harineros:
- Depósitos de granos 100
- Limpieza 150
- Molienda y tamizado 100
- Clasificación de harinas 100
- Colocación de bolsas 300
Silos:

l
- Zona de recepción 100
- Circulaciones 100

a
- Sala de comando 300

i
Panaderías:

r
- Depósitos de harina 100
- Amasado sobre artesas 200
Cocción:
- Iluminación general
- Delante de los hornos
Fabrica de bizcochos:
- Deposito de harina
r T
200
300

100

e
- Local de elaboración 200
- Inspección 300

ir v .tw
- Deposito del producto elaborado 100
Pastas alimenticias:
- Depósitos de harina 100
- Local de elaboración 200
- Secado 50
- Inspección y equipamiento
Torrefación de café:
- Deposito
Dn.c o m 300

100

F.zeo
- Torrefacción 200
- Inspección y empaquetado 300
Fabrica de chocolate:
- Deposito

D
- Preparación del chocolate

P w w
- Preparación de cocoa en polvo
- Inspección y empaquetado
Usinas pasteurizadoras:
100
200
200
300

w
n
- Recepción y control de materias primas 200
- Pasteurización 300
- Envasado 300

e o
- Encajonado
- Laboratorio
Fabrica de derivados lácteos:
- Elaboración
100
600

300

Z - Cámara fría
- Sala de maquinas
- Depósitos de quesos
- Envasado
Vino y bebidas alcohólicas:
- Recepción de materias primas
50
150
100
300

100
- Local de elaboración 200
- Local de cubas (circulaciones) 200
- Curado y embotellado 300
- Embotellado (iluminación general) 150
- Embalaje 150
Cervezas y materias:
- Deposito 100
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 10
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

- Preparación de la malta 100


Trituración y colocado de la malta:
Embolsado 200
Elaboración 300
Locales de fermentación 100
- Embotellado (lavado y llenado) 150
- Embalaje 150
Fabrica de azucar:

l
- Recepción de materia prima 100
Elaboración del azucar

a
- Iluminación general 200

i
- Turbinas de trituración 300

r
- Almacenamiento del azucar 100
- Embolsado 200
- Hornos Iluminación general
Manómetros, niveles
- Iluminación localizada
- Sala de maquinas
- Tablero de distribución y laboratorios

r T
300
150
300

e
Refinerías:
- Iluminación general 100

ir vm.tw
- Amasado sobre cada turbina 300
- Aparato para cocción Iluminación general
- Molienda sobre la maquina 300
- Empaque 200
Fabrica de productos de confitería:
Cocción y preparación de pastas:
- Iluminación general
- Iluminación localizada
Dn. co
200
400

F.zeo
Elaboración y terminación:
- Iluminación general 200
- Iluminación localizada 400
Depósitos

D
P w w
TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL
100

VALOR MÍNIMO DE SERVIO DE


ILUMINACIÓN
(Lux)
w
n
Metalur gia
Fundiciones:

o
- Deposito de barras y lingotes 100
Arena:

e
- Transporte, tamizado y mezcla, manipulación
automática (transportadoras automáticas,
elevadores, trituradoras, tamices) 100

Z
Fabricación de noyos:
- Fino
- Grueso
Iluminación localizada de moldes profundos
Depósitos de placas modelos
300
200
Iluminación especial
100
Zona de pesado de cargas 100
Taller de moldeo:
- Iluminación general 250
- Iluminación localizada en moldes 500
- Llenado de moldes 200
- Desmolde 100
Acerías:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 11
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

- Depósitos de minerales y carbón 100


- Alimentación de altos hornos Iluminación especial
- Zona de colado 100
- Trenes de alimentación 200
Fragüe:
Fabricación de alambre
- Laminación en frío 300
- Laminación en caliente 200

l
- Depósitos de productos terminados 50
Mecánica general:

a
- Depósitos de materiales 100

i
Inspección y control de calidad:

r
Trabajo grueso:
- Contar, control grueso de objetos de depósitos, etc. 150
Trabajo mediano:
- Ensamble previo, etc.
Trabajo fino:
- Dispositivos de calibración, mecánica de precisión,
instrumentos.
r T
200

400

e
Trabajos muy finos:
- Calibración de inspección de piezas de montaje

ir v .tw
pequeñas* 700
Trabajo minucioso:
- Instrumentos muy pequeños * 1.000
Talleres de montaje:
Trabajo grueso:
- Montaje de maquinas pesadas
Trabajo mediano:
- Montaje de maquinas, chasis de vehículos
Dn.c om
200

400

F.zeo
Trabajo fino:
- Iluminación localizada 1.200
Trabajo muy fino:

Trabajo minucioso:
D
Instrumentos y mecanismos pequeños de precisión
- Iluminación localizada

P w
- Iluminación localizada w
Deposito de piezas sueltas y productos terminados
2.000

3.000

w
n
- Iluminación general 100
Areas especificas:
- Mesas, ventanillas, etc. 300

e o
Elaboración de metales en laminas:
- Trabajo de banco y maquinas especiales
Maquinas, herramientas y bancos de trabajo:
- Iluminación general
500

300

Z - Para trabajos delicados en banco o maquina,


verificación de medidas, piezas de precisión,
rectificación.
- Trabajo de piezas pequeñas en banco o maquina,
rectificación de piezas medianas, fabricación de
herramientas, ajustes de maquinas.
700

500
* Generalmente se requiere lentes de aumento
Soldadura 300
Tratamiento superficial de metales 300
Pintura:
- Preparación de los elementos 400
- Preparación, dosaje y mezcla de colores 700
- Cabina de pulverización 400
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 12
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

- Pulido y terminación 400


Del calzado
Clasificación, marcado y corte 400
Costura 600
Inspección 1.000
Centr ales Eléctr icas
Estaciones de transformación
Exteriores

l
- Circulación 100
- Locales de maquinas rotativas 200

a
Locales de equipos auxiliares

i
- Maquinas estáticas, interruptores, etc. 200

r
Tablero de aparatos de control y medición:
- Iluminación general
- Sobre plano de lectura 200
Sebestaciones transformadoras:

Cer ámica
- Exteriores
- Interiores

r T
400**
20
100

Preparación de arcillas y amasado, molde, prensas, hornos y


secadores
e 200

ir vm.tw
Barnizado y decoración:
- Trabajos finos 500*
- Trabajos medianos 400*
Inspección:
- Iluminación localizada 700

** Generalmente iluminación localizada


Del Cuer o Dn.co
* Las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción de color

barnizado, secadores, terminación


F.z
Limpieza, curtido, igualado del espesor de los cueros, sobado,

eo
200

D
Inspección y trabajos especiales 600

VALOR MÍNIMO DE SERVICIO

Impr enta
P w w
TIPO DE EDIFICIO, LOCAL Y TAREA VISUAL

w
DE ILUMINACIÓN
(Lux)

o n
Taller de tipografía.
- Iluminación general, compaginación, para pruebas
Mesa de correctores, pupitres para composición
Taller de linotipos:
300
600

e
- Iluminación general 300
- Sobre maquinas en la salida de letras y sobre el

Z
teclado 400
- Inspección de impresión en colores 700
Rotativas
- Tinteros y cilindros 300
- Recepción 400

Grabado 1.000
- Grabado a mano (iluminación localizada) 700
- Litografía
J oyer ía y Relojer ía*
Zona de trabajo
- Iluminación general 400
Trabajos finos 700**

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 13
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Trabajos minuciosos 1.000


Corte de gemas, pulido y engarce 1.300***
* La mayoría de los procesos requerirá iluminación especial localizada
** Se utilizara generalmente lentes de aumento
*** las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción de color
Mader as
Aserraderos.
- Iluminación general 100
- Zona de corte y clasificación 200

l
Carpintería:
- Iluminación general 100

a
- Zona de corte y clasificación 200

i
Zona de bancos y maquinas 300
Trabajos de terminación de inspección 400
Manufactura de muebles
-
-
-
-
Selección del enchapado y su preparación
Armado y terminación
Marquetería
Inspección
700

T
400
600
600
r
Papeler a
Local de maquinas
Corte, terminación
Inspección

e r 100
300
500

ir vm.tw
Manufactura de cajas:
- Encartonado fino 300
- Cartones ordinarios, cajones 200
Química
Planta de procesamiento:
- Circulación general
- Iluminación general sobre escaleras y pasarelas
Sobre aparatos:
Dn.co 100
200

F.zeo
- Iluminación sobre plano vertical 200
- Iluminación sobre mesas y pupitres 400
Laboratorio de ensayos y control:

Caucho:
- Iluminación general

Preparación de materia prima


Fabricación de neumáticos:
D
- Iluminación sobre el plano de lectura de aparatos

P w w
400*
600

200

w
- Vulcanización de las envolturas y cámaras de aire 300

Jabones

o n
- Inspección de neumáticos

- Iluminación general de las distintas operaciones


- Panel de control
Iluminación general

300
400
Pinturas

Z e
Plásticos
- Procesos automáticos
- Mezcla de pinturas elaboradas
- Combinación de colores (*)

- Calandrado, estrusión, inyección, compresión y


200
600
700

moldeado por soplado 300


- Fabricación de laminas, conformado, maquina,
fresado, pulido, cementado y recortado 400
Depósitos, almacenes y salas de empaque
- Piezas grandes 50
- Piezas pequeñas 100
- Exposición de mercaderías 300
* Las fuentes de luz a utilizar tendrán una buena reproducción de color
(*) Ver asterisco líneas abajo

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 14
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

Del tabaco
Proceso completo 400*
Textil
Tejido de algodón y lino:
- Mezcla, cardado, estimado 200
- Torcido, peinado, hilado, husos 200
Urdimbre:
- Sobre los peines 700

l
Tejido:
- Telas claras y medianas 400***

a
- Telas oscuras 700

i
Inspección:

r
- Telas claras y medianas 600***
- Telas oscuras 900***
Lana:

Tejidos:
- Cardado, lavado, peinado, retorcido tintura, lavado,
urdimbre

- Talas, claras y medianas


r T
200
200

600***

e
- Telas oscuras 900***
- Maquina de tejidos de punto 900

ir vm.tw
Inspección:
- Talas claras y medianas 1.200*
- Telas oscuras 1.500
Yute:
- Hilado tejido con lanzaderas, devanado 200
- Calandrado
* Se recomienda el uso de luminarias antiexplosivas
Dn.co 200

*** Se consideran colores claros y medianos aquellos que poseen una reflectancia comprendida entre 45% y 20% y

F.zeo
colores oscuros aquellos con una reflectancia de hasta el 20%
Del vestido
Sombreros:

Vestimenta:
-
-
planchado
Costura

- Sobre maquinas
D
Limpieza, tintura, terminación, forma, alisado,

P w w
400
600

600

w
n
- Manual 800
Fabrica de guantes:
- Prensa, tejidos, muestreo, corte 400

Del vidr io

e
Sala de mezclado: o
- Costura

- Iluminación general
600

200

Z - Zona de dosificación
- Local de horno
Local de manufactura:
Mecánica
Sobre maquinas
- Iluminación
400
100

200
Inspección: Iluminación localizada especial
Manual
- Iluminación general, corte, pulido y biselado 400
- Terminación general 200
Inspección:
- General 400
- Minuciosa Iluminación localizada especial
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 15
UMSS – FCyT Niveles de Iluminación
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap.4 / 16
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

CAPITULO 5

METODO DE LOS LUMENES

5.1 INTRODUCCIÓN

Se desarrolla a continuación el Método de los lúmenes para la aplicación en el alumbrado


de interiores.

a
Al proyectar un sistema de alumbrado, lo primero que se requiere es elegir un equipo que
l
i
proporcione el máximo confort visual y el más alto rendimiento. Por consideraciones de orden

r
práctico. La zona a iluminar puede condicionar seriamente dicha elección. Por ejemplo, muchos
tipos de luminarias no son absolutamente recomendables en zonas donde exista mucha suciedad.

T
Los factores de conservación ó pérdida de luz tienen una influencia mayor al elegir el
equipo, y se consideran detalladamente en el proceso de cálculo. El factor económico interviene
siempre, y puede obligar a adoptar una combinación de alumbrado general y alumbrado local.

relativas al tamaño, reflectancia, y contrastes con el fondo.

e r
Es necesario un completo análisis de la tarea visual, incluyendo las consideraciones

Una vez determinadas las luminarias que se van a utilizar y el nivel de iluminación

ir vm.tw
requerido, es posible calcular el número de luminarias necesarias para producir tal iluminación.

5.2 APLICACION DEL METODO DE LOS LUMENES

Dn.co
El método de los lúmenes de fácil aplicación proporciona la iluminación media de un local,
este método se emplea para las áreas más amplias en que la iluminación es sensiblemente uniforme.
Este método esta basado en la determinación del flujo luminoso necesario para obtener una
iluminación media deseada en el plano de trabajo.

F.zeo
Consiste resumidamente, en la determinación del flujo luminoso en Lux a través de la
ecuación:

Φ=
E×S
η ×δ
D
P w w (5.1)
Φ :

E :
Flujo total emitido por el total de las
lámparas en lúmenes
Iluminación media requerida por el
ambiente a iluminar en Lux

w Area del local en m2

n
S :
η : Factor de utilización del local
δ :

o
Factor de depreciación

e
Si se conoce el rendimiento de la luminaria ηL la relación será:

Z
5.2.1 Elección de la luminar ia
Φ=
E×S
η ×ηL × δ
(5.2)

Existe una serie de recomendaciones referentes a la elección del tipo de luminarias,


separación y altura de montaje, tendentes a lograr la adecuación del diseño realizado a la geometría
del local, a conseguir una buena uniformidad de distribución y a impedir la presencia de
deslumbramientos molestos. Estas recomendaciones son:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 1
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a) Tipo de luminar ia

Ø Altura del local hasta 4 (m) .......................................Luminaria extensiva


Ø Entre 4 y 6 (m) .......................................................... Semiextensiva
Ø Entre 6 y 10 (m) ........................................................ Semiintensiva
Ø Más de 10 (m) ........................................................... Intensiva

b) Altur a de las luminar ias sobr e el plano de tr abajo

Ø Altura mínima: h = 2/3 h’

a l
i
Ø Altura aconsejable: h = 3/4 h’
Ø Altura optima: h = 4/5 h’

T r
La altura de las luminarias sobre el plano de trabajo se elegirá entre estos tres valores
teniendo en cuenta que a mayor altura de las luminarias necesitaremos mayor potencia instalada
para lograr el mismo nivel de iluminación y que acercar las luminarias al plano de trabajo va en

las luminarias sobre el plano de trabajo inferior a la altura óptima.

e r
detrimento de la uniformidad. Para iluminación indirecta o semiindirecta, se tomará una altura de

ir vm.tw
5.2.2 Factor de Depr eciación (δ)

El factor de depreciación del servicio de la luminaria, mide la relación entre el flujo


luminoso emitido por la luminaria al final del periodo considerado para iniciar el proceso de

Dn.co
mantenimiento.
Con el tiempo los equipos de iluminación acumulan polvo, las lámparas emiten menor
cantidad de luz y el rendimiento visual en consecuencia es más bajo.

F.zeo
Algunos de estos factores pueden ser eliminados por medio del mantenimiento realizado a
los equipos de iluminación. En la práctica para normalizar los efectos de estos factores, admitiendo
una buena mantención periódica, podemos adoptar los siguientes valores del factor de depreciación:

AMBIENTE

Limpio
D
P w w 0.95
PERIODO DE MANTENIMIENTO
2500 Hr s. 5000 Hr s.
0.91
7500 Hr s.
0.88
w
n
Normal 0.91 0.85 0.80
Sucio 0.80 0.68 0.57

e o
5.2.3 Indice de Local (K)
(Tab. 5.1) Factores de depreciación

Z El índice de local K depende de las dimensiones del recinto a ser iluminado y puede ser
determinado a través de la ecuación

h : altura entre el plano de trabajo y las


luminarias
h' : altura del local
d : altura del plano de trabajo al techo
d' : altura entre el plano de trabajo y las
luminarias

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 2
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

Para luminarias predominantemente directas


a : Ancho del local
a ×b b : Largo del local
K= (5.3) h : Altura de la luminaria al plano de trabajo
h × ( a + b)

Para luminarias predominantemente indirectas:

K=
3× a × b
2 × h'×(a + b)
(5.4)

a l
5.2.4 Factor de Utilización (η)
r i
r T
El factor de utilización del local, ó simplemente factor de utilización, mide la relación entre
el flujo luminoso que llega al plano de trabajo y el flujo luminoso total emitido por las lámparas.
Parte del flujo luminoso emitido por una lámpara es absorbido por la luminaria en la cual

e
esta instalada y no contribuye al nivel de iluminación del local. El resto del flujo de la lámpara es
radiado una parte hacia arriba y otra hacia abajo, es decir, por encima y por debajo de un plano

ir vm.tw
horizontal que pase por el centro de la lámpara.
La parte de flujo radiada directamente sobre el plano de trabajo es la que contribuye en
mayor cuantía al nivel de iluminancia. Solamente una parte dirigido hacia el techo y las paredes se
convierte en flujo útil en el plano de trabajo, algunas veces después de varias reflexiones.

Dn.co
F.zeo
4 1.
Ra diodire
cta me nteal
planodetr abajo
3
3 2.
Di ri
gidoha cialas pa
redes

D
porde baj
odelalumi naria
2 2 3.
Di ri
gidoha cialas pa
redes
H pore ncimadelalumi naria

P w
1

Pl
w
anodet
rabaj
o
4.
Di

H.
rigi
doh

A lturaa
aci

lpla
ae lte

nodetra
ch

baj
o
o

w
o n (Fig. 5.1) Distribución del flujo luminoso emitido por las lámparas

e
El factor de utilización depende de:

Ø La distribución luminosa de la luminaria

Z Ø
Ø
Ø
Ø
El rendimiento de la luminaria
Las reflectancias del techo, paredes y piso
El índice del local K
La disposición de las luminarias en el local

Para cada tipo de luminaria, en las hojas de datos Fotométricos se dan los factores de
utilización en función del índice de local y de las diferentes reflectancias de techo, paredes y piso
representados por los valores 1 – 3 – 5 – 7 ó 0,1 - 0,3 – 0,5 – 0,7 que representan lo mismo.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 3
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

FACTOR DE REFLEXIÓN
SUPERFICIE COLOR
(ρ)
Blanco 0,7
Techo Claro 0,5
Medio 0,3
Claro 0,5
Par edes Medio 0,3
Oscuro 0,1
Piso
Claro
Oscuro
0,3
0,1

a l
(Tab.5.2) Factores de reflexión de techo, pared y piso

r i
También se puede utilizar las reflectancia de los colores y materiales de la tabla 5.3

COLORES

Blanco
REFLECTANCIA

0,70 – 0,85
MATERIALES

Mortero
r T
REFLECTANCIA

0,30 – 0,55
Amarillo
Azul
0,50 – 0,75
0,40 – 0,55
Hormigón
Ladrillo
e 0,25 – 0,50
0,15 – 0,40

ir vm.tw
Verde 0,45 – 0,65 Mármol blanco 0,60 – 0,70
Rojo 0,30 – 0,50 Granito 0,15 – 0,25
Marrón 0,30 – 0,40 Madera 0,25 – 0,50
Gris oscuro 0,10 – 0,20 Espejos 0,80 – 0,90

Dn.co
Negro 0,03 – 0,07 Acero pulido 0,50 – 0,65

(Tab. 5.3) Reflectancia de colores y materiales

F.zeo
Si no se conocen las reflectancias de un local se debe tomar la combinación 5-3-1 como
termino medio en locales con superficies de color claro.

D
Los índices 1-3-5-7 corresponden a 10 %, 30 %, 50 %, 70 % de reflectancia de las
superficies oscuras, medias, claras y blancas respectivamente.

P w w
w
o n
Z e
(Fig. 5.1) Ejemplo de tabla del factor de utilización de un fabricante de luminarias

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 4
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
(Fig. 5.2) Ejemplo de tabla del factor de utilización de Philips

5.3 CALCULO DEL NUMERO DE LUMINARIAS

r T
Esta dado por la ecuación:

e
ir vm.tw
N : Número de luminarias
Φ Φ : Flujo total requerido
N= (5.5)
n×Φl n : Número de lámparas por luminaria
Φl : Flujo luminoso emitido por una lámpara

Redondeado por exceso

Dn.co
F.zeo
5.3.1 Distr ibución de las luminar ias

Una vez hemos calculado el número mínimo de lámparas y luminarias procederemos a

D
distribuirlas sobre la planta del local. En los locales de planta rectangular las luminarias se reparten
de forma uniforme en filas paralelas a los ejes de simetría del local según las fórmulas:

P w w
w
o n (5.6)

Z e
donde N es el número de luminarias

El espacio que debe existir entre las luminarias depende de la altura útil, que a su vez puede
conducir a una distribución adecuada de la luz. La distancia máxima entre los centros de las
luminarias debe ser de 1 a 1,5 de la altura útil. El espacio de la luminaria a la pared debe
corresponder a la mitad de este valor.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 5
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

La figura indica la disposición correcta de las luminarias en una instalación:

a l
r i
(Fig. 5.3) Disposición de las luminarias en una instalación

Luego, de la figura se tiene


r T
dy* =
dy

e
ir vm.tw
2
dx
dx* = (5.7)
2

dy* dy

Dn.co
F.zeo h: altura entre el plano de trabajo y las

D
luminarias
h': altura del local
d: altura del plano de trabajo al techo

P w w
w
d': altura entre el techo y las luminarias

o n
Debe cumplir la condición:

5.3.2 e
dx, dy deben ser menores a 1→1,5 de h

Z Separ ación entr e luminar ias

La elección de una adecuada separación entre luminarias condicionara el mínimo número


de las mismas. En realidad, la separación de las luminarias es otro factor importante en la
uniformidad: evidentemente disponiendo un número mayor de luminarias con lámparas de menor
potencia, la uniformidad de la iluminación será favorecida, paro también se encarecerá la
instalación, por lo que es necesario llegar a una solución de compromiso entre ambas
circunstancias. Así, se recomiendan las siguientes separaciones mínimas en función del tipo de
luminaria empleado:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 6
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

Ø Luminarias intensivas...............................d ≤ 1,2 h


Ø Semiintensivas o semiextensivas..............d ≤ 1,5 h
Ø Extensivas.................................................d ≤ 1,6 h

Esta separación condiciona el número mínimo de luminarias a instalar

5.4 EJ EMPLO DE APLICACIÓN

Considerar un ambiente con las siguientes características 12 de ancho por 17 m de largo

a l
y una altura de 4 m, destinado a una biblioteca. Se sabe que el techo es blanco, las paredes claras y
el piso oscuro. Determinar el número de luminarias TBS 912 – C1 (2 TLDRS 32 W)
código comercial de la lámpara TLDRS 32 W-CO-25 necesarias en un ambiente normal con un
periodo de mantenimiento de 7 meses.
r i
a) Cálculo del flujo luminoso

Iluminación requerida:
r T
E = 400 lux (dato obtenido del capitulo 4)
e
Superficie:

s = a × b = 12 × 17 = 204m2 ir vm.tw
Factor de depreciación:
Dn.co
F.zeo
δ = de la tabla (5.1) obtenemos para un ambiente limpio con un periodo de mantenimiento de 7
meses = 5.000 hrs.

δ = 0.85

D
P w w
Para el cálculo del factor de utilización hallamos primero el índice de local K:

w
n
a ×b 12 × 17
K= = = 2,23
h × (a + b) 3,15 × (12 + 17)

e o
Z 4m
3.
1
5 m.

0
.85 m.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 7
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

Con el dato de K = 2.23 y las reflectancias ρ ( 7 5 1 ) halladas en la tabla (5.2) buscamos


el factor de utilización en la tabla (5.4) de la luminaria TBS 912 – C1 (2 x TLDRS 32 W):
Observamos que K esta entre los valores de K=2,00 y K=2,50 haciendo una
interpolación:

2,5 − 2 2.23 − 2,
= ⇒ η = 0,6092
0.62 − 0.60 η − 0,60

Luego el valor de Φ será:

a l
Φ=
E×S
=
400 × 204
η × δ 0,6092 × 0.85
= 157.583,71 → Lúmenes

r i
b) Cálculo del número de luminarias

N=
Φ
=
157.583,71
= 33.52 → luminarias
r T
El dato de 2.350 lúmenes se
los obtiene de la tabla (5.5)
n × Φl 2 × 2.350

e
iluminar es: 36 luminarias

c) Distribución de luminarias:
ir vm.tw
El número de luminarias redondeado por exceso para mantener la simetría de la superficie a

Nancho =
Ntotal
× ancho =
36
× 12 = 5,04 ≅ 6
Dn.co
F.zeo
l arg o 17
 l arg o   17 
Nl arg o = Nancho ×   = 5,04 ×   = 7,01 ≅ 6
 ancho   12 

D
P w w dx =
17
6
= 2 ,83 ( m )

w
o n dx * =

dy =
2 ,83

12
2
= 1, 42 ( m )

= 2 ( m)

e
6
2
dy * = = 1( m )

Z 2

Debe cumplir la condición de que dx, dy deben ser menores a 1 → 1,5 de h

dx =2,83 < 3,15 dy = 2 < 3,15

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 8
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________
(Tab. 5.4) Catálogos de luminarias Philips

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 9
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 10
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 11
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 12
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 13
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 14
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 15
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 16
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 17
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 18
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 19
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 20
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 21
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 22
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

(Tab. 5.5) Características técnicas de las lámparas fluorescentes y de descarga

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 23
UMSS – FCyT Método de los Lúmenes
________________________________________________________________________________________

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 5 / 24
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

CAPITULO 6

METODO DE LAS CAVIDADES ZONALES

6.1 INTRODUCCION

a
y B.F. Jones, es el recomendado por la “Iluminating Engineering Society IES – USA” a partir del
l
El método denominado de las “Cavidades Zonales”, debido a los investigadores J.R. Jones

i
mes de febrero de 1.964.

r
En el laboratorio de luminotécnia de la Universidad Nacional de Tucumán, se ha procedido
a un análisis exhaustivo de los métodos que con fines similares se vienen empleando en los

T
distintos países, tales como:

Ø El método de las tres curvas o del “Lumen” - 1.915 – 20


Ø
Ø
Ø El método zonal británico y el zonal clasificado – 1.961

e r
El método de la interrreflexion debido a Moon y Spencer - 1.948
El método de factores zonales de interrreflexion debido a Vones y Neidhard – 1.956

ir vm.tw
Ø El método recomendado por la Asociación Luminotécnica Alemana – 1.956
Ø El método expuesto en la norma experimental Francesa (S40 – 001- 1.968)

Y recomienda por las ventajas que presenta, el método de las Cavidades Zonales siempre y

Dn.co
cuando se pueda disponer de las tablas de Coeficientes de Utilización correspondientes a cada
luminaria.
Este método también esta recomendado y es de uso común en Brasil.

F.zeo
6.2 VENTAJ AS DEL METODO DE LAS CAVIDADES ZONALES

D
Une a su sencillez (es muy similar en su aplicación al tradicional método del los Lúmenes,

P w w
dando los coeficientes de utilización en las tablas con la misma presentación), una gran flexibilidad,
que lo hace especialmente apto para resolver una serie de problemas que uno siempre encuentra
solución con los métodos anteriormente citados.
w
o n
El método permite considerar entre otros casos:

1) Altura de suspensión de las luminarias variable.

Z e 2) Altura del plano de trabajo, variable.

3) Distintas reflectancias de paredes sobre y bajo el plano de trabajo y por arriba


del plano de las luminarias.

4) Obstrucción en el espacio existente sobre el plano de las luminarias (por


ejemplo vigas).

5) Planta del local compuesto por más de un rectángulo.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 1
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

6.3 PROCESO DE CALCULO

6.3.1 Intr oducción

Φ : Flujo emitido por


Φ1
Φ1
la lámpara
: Flujo que sale de
la luminaria

a l
Φ2
Φ2

i
: Flujo que incide

r
sobre la superficie
trabajo
de

0,8 (m)

r T
e
Fig.(6.1) Incidencia del flujo luminoso sobre una superficie

ir vm.tw
Si consideramos la fig.(6.1), que representa un corte de un ambiente donde una superficie
útil a ser iluminada o el plano de la mesa, situada a 0,8 (m) del piso. La iluminación media (E)
sobre la mesa será:
Φ2: Flujo luminoso que incide sobre la

E=
Φ2
S Dn.co
(6.1)
superficie de trabajo considerada
(mesa) en Lúmenes.
S : Area de la superficie de trabajo en

F.zeo (m2).

Las lámparas instaladas en la luminaria producen un flujo luminoso total Φ. Solamente

D
parte de este flujo sale realmente de la luminaria (Φ1). El rendimiento de la luminaria seria:

P w
η=w
Φ1
Φ
(6.2)

w
n
La relación fig.(6.1) entre el flujo luminoso (Φ) producido por las lámparas y la que
realmente incide en la superficie de trabajo (Φ2) es lo que llamaremos factor de utilización (FU),

o
siendo:

e
Flujo luminoso que incide sobre el plano de trabajo (Φ2)
FU = (6.3)

Z
Flujo luminoso total emitido por las lámparas (Φ)

Sustituyendo en la ecuación (6.1) los valores de la s ecuaciones (6.2) y (6.3), obtenemos un


valor de iluminación inicial sobre la superficie de trabajo.

Φ 2 Fu × Φ (6.4)
E= =
S S

La iluminación real de la superficie de trabajo es normalmente inferior al valor calculado


por esa relación, debido a varios factores como:

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 2
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

Ø Temperatura ambiente que afectará el flujo luminoso producido por las


lámparas de descarga.
Ø Calidad del equipo auxiliar de las lámparas que podrá suministrar a las mismas,
condiciones no ideales de funcionamiento.
Ø Depreciación de la reflectancia de las luminarias con su envejecimiento.
Ø Envejecimiento de las superficies (paredes) del local con la acumulación de
polvo sobre las mismas.
Ø Lámparas quemadas
Ø Depreciación del flujo luminoso de las lámparas en el transcurso de su vida
útil.

a l
i
Ø Acumulación de polvo sobre las luminarias
Ø Tensión de alimentación de las luminarias

Cada uno de estos ítems es un factor de depreciación (inferior a la unidad) que


multiplicados entre sí resultan en un “factor de perdida de luz” (FP) de la instalación:

T r
FP =

e r
Flujo luminoso medio recibido por la superficie de trabajo

Flujo luminoso recibido por la superficie de trabajo cuando


(6.5)

ir vm.tw
la instalación es nueva

De los factores de depreciación anteriormente señalados debemos tener en cuenta los más
importantes en cada caso particular de instalación. Un factor de depreciación de las superficies

Dn.co
(paredes) (Fds) debido a la disminución de las reflectancias de las paredes con el tiempo, puede
calcularse con la utilización de la tabla ( 6.1) y la figura (6.2).

F.zeo
TIPO DE DISTRIBUCION DE LUMINARIAS
Depr eciación de la
DIRECTA MIXTA INDIRECTA
r eflectancia por centual
10 20 30 40 10 20 30 40 10 20 30 40
α→

D
FACTOR DE DEPRECIACION DE LAS SUPERFICIES F ds
1 .98 .95 .94 .92 .94 .97 .80 .76 .90 .80 .70 .60

P w
2 .98 .95 .94 .92 .94 .97 .80 .75 .90 .80 .69 .59
Indice de cavidad del

3
4
.98
.97
.95
.95
w.93
.92
.90
.90
.94
.94
.96
.96
.79
.79
.74
.73
.90
.89
.79
.78
.68
.67
.58
.55
local I CR

w
n
5 .97 .94 .91 .89 .93 .86 .78 .72 .89 .78 .66 .55
6 .97 .94 .91 .89 .93 .85 .78 .71 .89 .77 .66 .54

o
7 .97 .94 .90 .87 .93 .84 .77 .70 .89 .76 .65 .53
8 .96 .93 .89 .86 .93 .84 .76 .69 .88 .76 .64 .52

e
9 .96 .92 .88 .83 .93 .84 .76 68 .88 .75 .63 .51
10 .96 .92 .87 .83 .93 .84 .75 .67 .88 .75 .62 .50

Z
(Tab. 6.1) Factor de depreciación debido a la disminución de la reflectancia de las paredes del local.

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 3
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

1
0 MUY
LIMP
IO
LIMP
IO
20
MED
IO

30

l
SUCI
O
MUY

a
SUC
40 IO

i
α −>D

T
50
0 6 1
2 18 24 30 36
P
eri
ododemante
nimie
ntoe
nme
ses

r T
(Fig. 6.2) Gráfica de la disminución de la reflectancia de las paredes debido a la suciedad (Fds)

e
Los demás factores de depreciación que forma el factor de perdidas de luz (FP) para la

ir vm.tw
mayoría de los casos pueden ser considerados iguales a la unidad. En el caso de esta suposición
tenemos:
F P = F ds × F dl (6.6)
El factor de depreciación de la luminaria por suciedad (Fdl), puede ser evaluado

Dn.co
dependiendo del grado de suciedad por la figura (6.3).

CINCO GRADOS DE SUCIEDAD

Suciedad generada
F.zeo
Muy limpio
Nula
Limpio
Muy poca
Suciedad ambiente
Eliminación o filtrado
Adherencia de la suciedad D
P w w
Nula
Excelente
Nula
Oficinas de alto rango, no
próximas a las zonas de
Algo (no llega casi nada)
Superior a la media
Escasa
Oficinas en edificios antiguos
Ejemplos
w o próximas a los puntos de

n
producción: laboratorios,
producción
habitaciones limpias.

e o
Suciedad generada
Medio
Perceptible, pero
no alta
Sucio
Se acumula rápidamente
Muy sucio
Acumulación constante

Z
Algo de suciedad
Una gran cantidad llega a
Suciedad ambiente Casi nunca queda excluida
alcanza la zona la zona
Solo ventiladores o
Eliminación o filtrado Inferior a la media
soplantes si los hay
Suficiente para
Alta, probablemente
hacerse visible
Adherencia de la suciedad debida al aceite, a la Alta
después de
humedad, o estática
algunos meses
Tratamientos térmicos; Similar a lámparas grado
Oficinas de impresiones a alta sucio, pero en las luminarias
Ejemplos
fabricas velocidad; procesos con dentro de la zona inmediata
goma de contaminación

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 4
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

FACTOR DE DEGRADACION POR SUCIEDAD DE LA LUMINARIA

CATEGORI
AI CATEGORI
AII
1
00 1
00
MUY LI
MPI
O

l
MUY LI
MPI
O
9
0 LIMP
9
0
MED IO LIMP
IO
IO

a
SUCI
O
80 80

i
SUCI
O

r
MUY
7
0 7
0 SUC
IO

T
60 60
MUY SUCI
O

r
50 50
0 6 1
2 1
8 24 30 36 42 48 54 60 0 6 1
2 1
8 24 30 36 42 48 54 60
MESES MESES

e
ir vm.tw
CATEGORI
AII
I CATEGORI
AIV
1
00 1
00

9
0 MUY L 9
0
IMP
IO MUY L
IMP
IO

Dn.co
LIMP
IO
80 80
MED LIMP
I
SUC O IO
IO
7
0 7
0

F.zeo
MU
YS
UCI
O
ME
60 60 DIO
MU

D
YS SUC
UC IO
IO
50 50
0 6 1
2 1
8 24 30 36 42 48 54 60 0 6 1
2 1
8 24 30 36 42 48 54 60
MESES

CATEGORI
AV
P w w
w
MESES

CATEGORI
A VI

1
0

9
0
0

o n MUY LI
MPIO
1
0

9
0
0

MUY

e
LIMP LIM
IO PIO
80 80
MED
IO

Z
LIM
7
0 7
0 PIO
SUCI
O

60 MUY SUCI 60
O
M

SU
UY

CI M
ED
SU

O IO
CI

50 50
O

0 6 1
2 1
8 24 30 36 42 48 54 60 0 6 1
2 1
8 24 30 36 42 48 54 60
MESES MESES

(Fig. 6.3) Factor de degradación por suciedad de la luminaria

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 5
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

Tomando en cuenta el factor de perdida de luz, la formula (6.4) adquiere la forma siguiente;
que corresponde a la iluminación probable media sobre una superficie de trabajo después de un
tiempo de uso de la instalación:

FU × F P × Φ (6.7)
E=
S
ó

Φ=
E×S
FU × F P
(6.8)

a l
Donde:

Φ
r
: es el flujo luminoso inicial de las lámparas de la luminaria i
E
S
FU
FP
: nivel de iluminación media requerida (lux)
: área a ser iluminada por la luminaria (m2)
: factor de utilización de la luminaria
: factor de perdida de luz de la instalación
r T
El número de luminarias a ser utilizadas en el proyecto será:
e
Nº de luminarias =
ir vm.tw
Area del local a ser iluminado

Area a ser iluminada por luminaria


(6.9)

Dn.co
El factor de utilización (FU) depende de la curva de distribución de la luminaria, las
reflectancias del techo, paredes y piso del ambiente, de la forma y dimensiones del local, de la
posición de montaje de la luminaria etc.

F.zeo
D
El método de las Cavidades Zonales divide el recinto figura (6.4) en tres cavidades básicas:
ρT Ca
vida
dde
lte
cho ρPaT

P w w H ct

w
o n Ca
vida
dde
lloca
l ρPa H cl

e
2

ρPaP
Ca
vida
dde
lpi
so H cp

Z
l ρP

1 P
lanodelalumi
nar
ia
2 P
lanodetr
aba
jo

Fig.(6.4) Cavidades zonales propios de un ambiente

1) Cavidad de techo, que es la cavidad encima del plano de las luminarias (CT)
2) Cavidad de local, que es la existente entre el plano de las luminarias y el plano
de trabajo (CL)
3) Cavidad de piso, que es la cavidad debajo del plano de trabajo (CP)
________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 6
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

Para las luminarias directamente montadas en el techo, la cavidad del techo será el propio
techo. Cuando se desea calcular el nivel de iluminación en el piso, la cavidad de piso será el propio
piso.
Por el método de Cavidades Zonales, se consigue tomar en cuenta, en la determinación del
coeficiente de utilización, varios factores difíciles de ser ponderados, tales como la altura de
montaje de la luminaria, obstrucciones en el techo o en el espacio debajo del plano de trabajo, áreas
parciales de los recintos, locales de tomas irregulares, etc.

6.3.2 Deter minación del coeficiente de utilización

a l
Inicialmente se determinan los índices de cavidad por la formula:

r i
RC =
5 × H × ( L + A)
L× A
(6.10)

r T
Donde:

e
ir vm.tw
L : Longitud del local
A : Anchura del local
H : Es la altura de la cavidad que seria:

H Dn.co
HCT : para la relación de cavidad de techo (R CT)
HCL : para la relación de cavidad de local (RCL)

F.zeo
HCP : para la relación de cavidad de piso (RCP)

D
Observando la relación (6.10) vemos que se cumple:

P w
RCL =
w 5 × H CL × (L + A)
w
o n RCT =
L× A
5 × H CT × (L + A)
L× A
H
= RCL × CT
H CL

Z e RCP =
5 × H CP × (L + A)
L× A
H
= RCL × CP
H CL

Estas relaciones de cavidad pueden obtenerse también mediante el uso de las tablas (6.2).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 7
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

RELACIONES DE CAVIDAD

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
F.zeo
D
P w w
w
o n
Z e

(Tab.6.2) Relaciones de cavidad

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 8
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

En el caso de recintos de forma irregular, la relación de cavidad se calcula con la formula:

2,5 × P × H
RC = (6.11)
S
Donde:
P : Perímetro de la cavidad
H : Altura de la cavidad

l
S : Area de la base de la cavidad

a
Luego se determina las reflectancias de las cavidades. La reflectancia efectiva de la cavidad

i
de techo (ρCT) se obtiene de la combinación de la reflectancia del techo (ρT) y la reflectancia de las

r
paredes correspondiente a la parte de la pared que está por encima de las luminarias (ρPaT), mediante
la utilización de la tabla (6.3)

r T
Para luminarias embutidas o montadas en la superficie del techo (HCT =0). La reflectancia
efectiva de la cavidad de techo (ρCT) es la propia reflectancia del techo (ρT).
En el caso de techos no horizontales, como el caso de muchos galpones industriales el valor
de (ρCT) esta dado por la formula:

e
Donde:
ρ CT =
ρ T × Aa
ir v .tw
As − ( ρ T × As) + ( ρ T × Aa)
(6.12)

Dn.
Aa : Area de la proyección horizontal del techo
As : Area de la superficie del techo c o m
F.zeo
ρT : Debe tenerse en tanto por uno

D
P w w
As Ar
ear
eal

w
o n AaP
roy
ecci
on

Z e (Fig. 6.5) Area de proyección de una superficie no plana

La reflectancia efectiva de la cavidad de piso (ρCP) se obtiene de la combinación de la


reflectancia de piso (ρP) y la reflectancia de las paredes correspondiente a la parte de la pared que
esta por debajo del plano de trabajo (ρPaP), mediante la utilización de la tabla (6.3).

________________________________________________________________________________________
Instalaciones Eléctricas I Cap. 6 / 9
UMSS – FCyT Método de las Cavidades Zonales
________________________________________________________________________________________

REFLECTANCIAS EFECTIVAS DE CAVIDAD

a l
r i
r T
e
ir vm.tw
Dn.co
(Tab. 6.3) Reflectancias efectivas de cavidad

F.zeo
Con la información de la tabla (6.4) entramos en las tablas (6.5), que tomando en cuenta los
valores de la reflectancia efectiva de la cavidad de techo (ρCT), la reflectancia de las paredes (ρPa), la
relación de cavidad de local (RCL) y el tipo de luminaria utilizada, nos suministra el factor de
utilización.

D
P w w
REFLECTANCIAS TIPICAS CON LUZ BLANCA

w
n
COLORES REFLECTANCIA MATERIALES REFLECTANCIA
Blanco 75 – 85 Espejo metálico 80 – 90

e o
Crema claro
Amarillo claro
Plomo claro
Verde claro
70 –
65 –
55 –
55 –