Sie sind auf Seite 1von 28

ACERCA DE NOSOTROS

RESEÑA HISTORICA
INCADEX S.R.L. (Industria de Cacao de Exportación) nació el 23 de Enero de
1978, como una empresa exportadora de cacao. Al cabo de unos años se
invirtió en maquinaria de punta para la fabricación de chocolates y se creó la
reconocida marca "Breick".

Breick se convirtió en la mayor industria de chocolates hechos en Bolivia,


ampliando sus líneas de producción de tabletas a bombones, grageas, gomitas,
insumos de reposteria y galletas, un conjunto de más de cien productos que la
empresa produce hoy en día.

MISION
Fabricar chocolates de la más alta calidad que brinden satisfacción y confianza
a nuestros consumidores con el fin de crear momentos sabrosos

VISION
Liderar la industria del chocolate encabezando tendencias y llegando a
segmentos estratégicos en el territorio nacional. Además, expandirnos a
territorio extranjero , exportando el chocolate más fino hecho en Bolivia.

VALORES
Integridad: manera de comportarse coherentemente con los valores personales
y los valores de la empresa.

Respeto: implica ser tolerante y considerado con quien no piensa igual que tú,
quien no comparte los mismos gustos o intereses.

Compromiso social: es un deber hacia la sociedad, donde la institución se


preocupa por el bien estar de las personas, por su salud. Valor ligado a la
honestidad, es decir, que la empresa evitará todo lo que dañe a los
consumidores y provocar el menor impacto negativo posible en la sociedad.

Trabajo en equipo: es el trabajo hecho por varios individuos, con diferentes


tareas pero un objetivo en común. Se necesita la capacidad de aceptar
responsabilidad y apoyo entre los integrantes.

Honestidad: es una cualidad humana que consiste en decir la verdad y actuar


de acuerdo como se piensa y se siente.

Esfuerzo: sin importar la dificultad de lo presentado, brindar lo mejor de


nosotros para lograr los objetivos.

Breick celebra 40 años de sabor


Industria. La empresa apoya su futuro en la diversificación de productos y servicios.
Breick celebra 40 años de sabor. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Castel, Wálter Vásquez / La Paz


00:00 / 04 de abril de 2018

Pasión, trabajo duro, innovación y tenacidad resumen el trabajo que por 40 años ha
realizado Breick en el mercado, lo que le permite contar hoy con una gran canasta de
productos de alta calidad que acompañan momentos especiales de las familias bolivianas.

“En 1978, mi padre, Víctor Ormachea, creó la empresa para exportar mantequilla de cacao.
Dos años después, decidió fabricar chocolates. El primero —conocido por todos— es la
tableta que tiene una rosa en la etiqueta”, recuerda Francisco Ormachea, directivo de la
Industria de Cacao de Exportación (Incadex).

Cuatro décadas después, el emprendimiento se convirtió en uno de los mayores fabricantes


de chocolate de Bolivia, y de elaborar un solo producto ofrece hoy “más de 150” de la marca
Breick, entre tabletas, bombones, grageas, galletas e insumos de repostería.

Estas golosinas artesanales se elaboran en la tradicional zona paceña de Villa El Carmen, en


una moderna fábrica fácil de encontrar debido al intenso aroma a cacao que se desprende
de las toneladas de productos que se manufacturan en el lugar, 200 en 2017.
En estos 40 años, varios han sido los hitos que ha registrado Incadex, desde la decisión de
producir chocolates, hasta su incursión en la fabricación de bombones y galletas y, desde
hace unos meses, gomitas. “La clave del éxito es producir lo que el consumidor quiere”, por
lo cual se efectúa estudios de mercado de forma permanente, destaca Aparicio.

Para atender la creciente demanda, las inversiones están también a la orden del día. “En los
últimos cinco años, hemos invertido más de $us 1 millón en grageadoras, condensadoras,
refinadoras y empacadoras verticales”, afirma Germán Aparicio, gerente general de
Chocolates Breick.

Planta. Proceso de fabricación de tabletas de cacao.

“Usamos casi todo lo que ganamos para mejorar nuestros procesos y hacer productos de
buena calidad y a costos más accesibles”, subraya.

“Todo el tiempo se invierte en maquinaria y tecnología de punta”, agrega Ormachea.

“Desde hace 35 años, la Pascua es el momento más alto (de ventas) para esta empresa, es la
época en que todos los bolivianos tienen la oportunidad de disfrutar de los tan tradicionales
conejos y huevitos de chocolate, que fueron también idea de mi padre”, dice el directivo de
la industria.

La producción para Pascua se inicia en diciembre y se extiende hasta marzo. Para este año,
la empresa lanzó al mercado unos 6 millones de golosinas, entre huevos y conejos de cacao.
Otros momentos de “buena venta” son los días del Padre, de la Madre, del Niño, de la
Mujer, de la

Primavera, Navidad y Halloween. “Siempre hay un momento para regalar un chocolate”,


indica el empresario.Pese al gran perjuicio que causa el contrabando, Incadex crece “a un
ritmo anual de entre 8 y 12%” y a un paso similar al del “PIB boliviano en época de crisis
mundiales”, precisa Aparicio.
La “tableta con la etiqueta de la rosa” es el producto que más se vende, luego están los
chocolates blanco y con pasas, los de caja y la latas de bombones.

“Nuestro mercado se amplió”. Cada vez “tenemos más clientes leales a esta marca
boliviana”, dice el directivo de la industria, la cual también proyecta la exportación a
Canadá y una iniciativa que involucra la combinación de productos y servicios.

Así, a diferencia de lo que significa el nombre de la empresa, Breick no piensa en darse una
pausa en su trabajo en el país.

“En una reunión de socios se buscaban el nombre de la empresa y como no se acordaba


ninguno alguien sugirió tomarse un break, anglicismo que quiere decir descanso. Y mi
padre tomó esa palabra como marca escribiéndola en la forma como se pronuncia”,
concluye Ormachea.

Maquinaria. Gomitas, última incorporación de la firma.

La primera en producir gomitas en el país

Jorge Castel, Wálter Vásquez

A fines de abril, la Industria de Cacao de exportación (Incadex) realizará el lanzamiento


oficial de su nueva linea de gomitas, anticipa el gerente general de Chocolates Breick,
Germán Aparicio.

“Es la primera vez que una empresa boliviana hace gomitas”, reafirma. La empresa cuenta
ya con 11 variedades de gomitas “saludables” y de alta calidad con precios desde los Bs 1
“para competir con todos los productos similares que llegan de contrabando”, los cuales,
según el ejecutivo, muchas veces llegan vencidos, sin marca ni registro sanitario o son
elaborados con insumos no aptos para el consumo humano, Breick fabrica estos alimentos
en una nueva máquina que se adquirió con una inversión próxima a $us 1 millón.
“Las venderemos a granel” y se enfocarán principalmente “en los colegiales”, sostiene
Francisco Ormachea, directivo de la compañía.

Nue

str
ºo
PR

ODUCTOS DESTACADOS

NEW

MAS VENDIDOS



NUESTRAS PROMOCIONES



Breick pasó de fabricar un
tipo de chocolate a 160
variedades
La chocolatera nació en 1978 como exportadora de cacao, pero se
decidió invertir en tecnología de punta para elaborar chocolates.
Ejecutivos de Breick anuncian su promoción por Pascua.

ECONOMIA
jueves, 22 de marzo de 2018 · 00:04

Página Siete / La Paz

Una tableta de leche de 100 gramos de peso neto fue el primer


producto que elaboró Breick hace 35 años. Hoy produce para sus
clientes más de 160 variedades de chocolate y exporta a Canadá.

“Para la gente que le gusta las pasas de uvas, hemos hecho chocolate
con pasas, para los que cuidan su peso, chocolate con 70% de cacao
(...) hemos escuchado poco a poco y hoy tenemos más de 160
productos activos entre grageas, barras, tabletas, chocolates, cocoa y
chocolate líquido”, explicó Germán Aparicio, gerente de la compañía.

El 23 de enero de 1978 nació Incadex (Industria de Cacao de


Exportación) y cinco años después el socio fundador mayoritario,
Víctor Ormachea, invirtió en tecnología de punta para la fabricación de
chocolates y dio vida a Breick.
La empresa boliviana exporta productos finales.

“Siempre exportamos soya, arroz, trigo y nos devuelven productos ya


procesados, pero nosotros exportamos chocolate, un producto final y
además de calidad”, destacó Aparicio.

La fábrica de Breick está ubicada en la zona de Villa el Carmen en La


Paz y cuenta con más de 30 obreros como personal de planta,
además de distribuidores y proveedores mayoristas.

Los chocolates conquistaron el paladar boliviano, pero en la


actualidad tienen ganado el mercado canadiense y la compañía
apunta al Asia y Oceanía, donde existe “afinidad” por el chocolate
amargo.

Según Aparicio la receta de este producto nacional incluye


básicamente un “blend”, que es la mezcla de semilla de cacao y licor
ecuatoriano, además de mantequilla, licor, cocoa, leche y azúcar.

Las nuevas variedades a las que apunta Breick irán dirigidas a


sabores “semiamargos”, además de otros tipos para
consumidores intolerantes a la lactosa o vegetarianos.

También se innova la fabricación de chocolates con frutos del oriente


boliviano y próximamente gomitas.

Breick cuenta con 150 proveedores de diversos productos como arroz


inflado, quinua, cereales, pasas, entre otros, y el cacao se lo trae del
norte de La Paz.
Para la fiesta de Pascua la empresa lanzó al mercado más de seis
millones de huevos y conejos de chocolate.

Manjar: “Hagamos un Breick” con un


chocolate de alta gama
Economía


Elaboración de los chocolates Breick en su planta de La Paz. | Fernando Avendaño

Una presentación de los chocolates surtidos dispuestos en paquete para regalo. Hay más de
270 presentaciones. | Breick


Sección de empaquetado del producto. | Fernando Avendaño

El chocolate en su sección de moldes. | Breick
1/4
Next
Fernando Avendaño
Publicado el 08/05/2018 a las 5h42

44
Corría 1980, cuando Víctor Ormachea Zalles había logrado una tableta de chocolate de alta calidad,
la primera de ese nivel en Bolivia y en la que pensaba apostar toda su inversión. Sólo faltaba el
nombre. Reunido con sus socios minoritarios de ese entonces, comenzó una lluvia de ideas para
buscar el nombre, pero ninguno convencía. Hasta que uno de los socios, ya cansado después de
tantas horas de discusión, propuso: “Hagamos un break” (léase Breick). Allí estaba, había surgido el
nombre: Breick. Alguien observó que se escribía con “a”, sino con “i”. ¡Qué importaba! “Mi padre
decidió escribirlo como sonaba, cuenta Francisco Ormachea, hijo del fundador y miembro del
directorio.
En realidad la empresa había nacido dos años antes, en 1978, con el nombre de Incadex (Industria de
Cacao de Exportación), y su primera actividad era la provisión de cacao y la exportación de
mantequilla de cacao.
Al cabo de dos años, Víctor Ormachea invirtió en maquinaria de punta y tecnología y recetas
alemanas. “En Bolivia ya había muchos chocolates, pero mi padre quería darle a este país uno de alta
calidad, de chocolate puro”, dice a tiempo de observar que muchas industrias optan por un sustituto
de aceite vegetal hidrogenado en lugar de la mantequilla de cacao.
Así nació la mencionada tableta rosa, de un chocolate puro con leche, y cuya fórmula se mantiene
hasta ahora y lo único que varió fueron sus presentaciones.
De esa tableta nacida en 1982 se fueron multiplicando los productos hasta que en 2018 se llegó a
más de 270 versiones. “Es que hay que ver qué cosas se pueden hacer con el chocolate. Yo creo que
la imaginación es el límite”, comenta Ormachea hijo. En esa línea, Breick cuenta también con
tabletas, sólidas, rellenas, con sabores, de distintos pesos; grageas, pasas bañadas en chocolate,
almendras, maní; además de bombones, que venden por peso, a granel, industriales, artesanales y de
muchas variedades, en cajas, en latas; galletas, gomitas, queques si uno va contando pasan de cien.
Eso sí, y aunque el nombre suene inglés, la familia Ormachea tiene la filosofía de que la producción
debe ser boliviano en la medida de lo posible. Por ello, el chocolate es de Alto Beni y el 99 por
ciento de los otros ingredientes son nacionales, incluyendo las imprentas que promocionan el
producto. Por supuesto, eso implica dar empleo al menos a 92 trabajadores en la planta de La Paz, y
generar otros 500 empleos indirectos en todo el país.
Los productos Breick llegan además a siete departamentos, con excepción de Pando y Beni, donde
aún queda superar problemas en la cadena de frío para hacer frente a las elevadas temperaturas de
estas regiones.
Los chocolates Breik pueden tener hasta dos años de vida sin afectarse, pese al calor, pero por
previsión en las etiquetas figura sólo un año. “La gente cree erróneamente que esa capita blanca que
aparece sobre el chocolate sugiere que se ha vencido. Eso no es verdad. Esa capita es justamente la
mantequilla de cacao. Un chocolate que usa sustitutos nunca va a mostrar esa capita”, explica
Ormachea.
Además, Breick hace gestiones para exportar a Canadá. Por lo demás, son otras las empresas que se
han llevado el producto de Bolivia para revenderlo en Estados Unidos, Perú, Argentina, Chile y
varios países europeos.
Sin embargo, hay muchos proyectos para mejorar la productividad.

EN 2017, SE SUPERARON LAS 200 T DE CHOCOLATE


La empresa superó las 200 toneladas de producción de chocolate en su último año fiscal
(marzo de 2017 a marzo de 2018).
Sólo en Pascua, se venden 3 millones de figuras de chocolate alusivas a la fiesta (conejos y
similares).
Aunque el producto estrella de la empresa es la tableta de chocolate, Breick tiene más de 270
productos en carpeta.
Breick tiene cerca de 100 empleados en planilla, generando otros 500 empleos indirectos en
el país.

IMPULSORES DE LA PASCUA DE CHOCOLATE


Breick se precia de haber sido la primera empresa en Bolivia (1983) en crear huevitos y
conejos de chocolate en la Pascua.
Pero otras empresas aprovecharon la ocasión para traer productos de mala calidad.
“Queremos frenar eso, dando premios a nuestros clientes por su lealtad. El año pasado, dimos
cientos de premios, y tres premios mayores por 300 mil bolivianos”, explica Ormachea.
Este año se hizo otro sorteo más grande de artefactos, refrigeradores llenos de chocolate y un
auto, un Toyota RAV 4. Todos estos sorteos fueron supervisados por la Autoridad de Juegos
(AJ).