Sie sind auf Seite 1von 1

LA ORACION PERSONAL

1) ORE MAS FRECUENTEMENTE – ALMA 37:37

Si usted ora una vez cada día, aumente a dos veces cada día. (Por la mañana y por la noche) Si ya ora dos veces cada
día, aumente a tres veces cada día. Si ya ora tres veces cada día, ¡ORE SIEMPRE!

2) ORE POR MAS TIEMPO – ENOS 1:4-5

Ore de corazón. Reserve tiempo para orar.

3) ORE EN VOZ ALTA – HISTORIA DE JOSE SMITH 1:14

Busque un lugar tranquilo, donde pueda estar solo y ofrezca una oración personal en voz alta.

4) CONVERSE CON SU PADRE CELESTIAL

Converse como un hombre conversa con otro. Comparta sus sentimientos con el Señor – las cosas buenas y las cosas
tristes en su vida, sus esperanzas y preocupaciones, etc.

5) EVITE LAS REPETICIONES VANAS Y DEBILES QUE USAMOS DIARIAMENTE, QUE NO TIENEN EXPRESION NI
SENTIMIENTO – 3 NEFI 13:7

Evite palabras usadas frecuentemente. Podemos ofender a Dios por usar palabras que no tienen sentimientos. Ore
desde su corazón y no desde un lugar trivial de su mente.

6) ESCUCHE DURANTE SU ORACION – DyC 6:22-23

Durante su oración deténgase para sentir la influencia del Espíritu. Escriba las cosas que sienta y actué en ellas. Como
reaccionamos a los susurros del Espíritu es muy importante. Nunca ignore los susurros del Espíritu. Cuando actuamos
en ellos, recibimos más capacidad de sentir el Espíritu y a ser guiado por El en nuestras vidas. DyC 8:2-3

7) COMPARTA SU TESTIMONIO DURANTE SU ORACION

Permita que Nuestro Padre Celestial conozca sobre sus sentimientos acerca de la Expiación de su Hijo, nuestro
Salvador, Jesucristo y como se siente con respecto al evangelio.

8) ORE CON LAPIZ Y PAPEL ENFRENTE DE USTED

Antes de comenzar a orar, escriba las bendiciones que usted ha recibido y también escriba las cosas que le
preocupan. Anote las impresiones que recibe – ALMA 48:12

9) OFREZCA UNA ORACION DE GRATITUD

De vez en cuando ofrezca una oración solamente de gratitud, sin pedir nada. Desarrolle el hábito de ofrecer una
oración especial cuando encuentra el éxito o supera un obstáculo. Lucas 17:14-17, Jesús sano diez leprosos ¿No
habían diez sanados? ¿Adónde fueron los otros nueve? – Alma 48:12

10) ESCRIBA SUS SENTIMIENTOS DE SU ORACION EN UN DIARIO

Escriba sus impresiones, sentimientos, pensamientos, respuestas, decisiones y metas, después de su oración.

11) MEDITE Y REFLEXIONE

Siempre levanta o aumenta sus pensamientos. Tenga una oración en su corazón. Escuche a las impresiones y los
susurros del Espíritu. Medite sobre sus problemas y decisiones y platique sobre ellos con Nuestro Padre Celestial.
Alma 34:27, DyC 76:19; 138:11, 6:36

12) ORE POR COSAS ESPECIFICAS

Ore por personas, por nombres. Mosiah 27:14, Moroni 10:4, H de JS 1:18j