You are on page 1of 2

APORTE JURÍDICO

“Convenio sobre los Trabajadores con Responsabilidades Familiares”

Convenio 156

Convenio suscrito en la Conferencia General de la Organización Internacional del


Trabajo por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, Ginebra
1981. Convenio ratificado por Guatemala el 6 de enero de 1,994 y 22 de Junio del 2,000.

Este convenio es aplicable a todos los trabajadores y trabajadoras, sin distinción


de raza, credo o sexo, quienes tienen derecho a perseguir su bienestar material y su
desarrollo espiritual en condiciones de libertad y dignidad, de seguridad económica y en
igualdad de oportunidades. Y que la responsabilidad que tienen de cuidar y sostener a
sus hijos u otros miembros de su familia no limiten sus posibilidades de prepararse,
ingresar y progresar en la actividad económica.

Establecer una igualdad laboral efectiva de oportunidades entre trabajadores y


trabajadoras para el desarrollo integral y económico de las mismas, teniendo el derecho a
elegir su propio trabajo sin importar la responsabilidad familiar que tengan. Por lo tanto el
trabajo es una fuente de ingresos que tiene el trabajador y que el empleador debe de
proporcionar un salario por el servicio que preste el mismo.

Estableciendo a los Estados partes que deben de tomarse medidas en relación a


la orientación y formación de profesionales, para que los trabajadores con
responsabilidades familiares puedan permanecer ejerciendo su trabajo, así como
reintegrarse al mismo tras ausentarse por dichas responsabilidades.

Responsabilidades que no deben de ser una causa justificada para poner fin a la
relación de trabajo. Por lo tanto este convenio faculta al trabajador y trabajadora a optar a
un trabajo aun estos tengan a cargo la responsabilidad de sus hijos u otros familiares,
evitando así la discriminación entre trabajadores y fomentar tanto la igualdad de
oportunidades como la convivencia en el ambiente laboral.

Impulsando a un excelente trato entre trabajadores y trabajadoras, cada Miembro


deberá incluir entre los objetivos de su legislación nacional el de permitir que las personas
con responsabilidades familiares que ejerzan o deseen desempeñar un empleo practiquen
su derecho a hacerlo sin ser objeto de familiares y profesionales, discriminación y, en la
medida de lo posible, sin conflicto entre sus responsabilidades.

De conformidad con el artículo 102/t de la Constitución Política de la República de


Guatemala, establece la facultad que tiene el Estado de Guatemala para participar en
convenios y tratados internacionales o regionales en MATERIA LABORAL y los cuales
concedan a los trabajadores y trabajadoras mejores protecciones o condiciones. Se
considerara como parte de los derechos mínimos de la masa trabajadora.
Aporte Jurídico

“Convenio Sobre la Protección de la Maternidad”

Convenio 103

Convenio suscrito en la Conferencia General de la Organización Internacional del


Trabajo en 1,952 por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo,
Ginebra.

Es convenio es creado a consecuencia de la violación del derecho del trabajo hacia


la mujer que se encuentra en estado de gestación y post parto. Dejando a un lado la
equidad laboral, predominando la prestación laboral por parte de los hombres.

Al entrar en vigor este convenio se le proporciona a la trabajadora en estado de


gestación y post parto ciertos derechos, obligando a los patronos a cumplir los mismos.
Estableciendo una equidad laboral, esto quiere decir que la mujer trabajadora obtiene una
fuente de ingreso durante su estado de gestación y post parto, no olvidando a su familia.

Recordando que el derecho del trabajo es inherente a la persona, por lo tanto no


debe de obstaculizarse o asignarlo para unos pocos, sino que debe de ser general tanto
para hombres como para mujeres que estén en su capacidad.

Los Estados partes al ratificar este convenio quedan obligados a crear en su


legislación normativas que regulen lo relacionado al tipo de trabajo que debe de realizar
las mujeres en estado de gestación, derecho a prestaciones médicas, a un descanso de
doce semanas incluyendo el post parto y prever un descanso prenatal y establecer un
periodo de lactancia, estos derechos deberán contarse como horas de trabajo y
remunerarse.

La legislación guatemalteca en su artículo 102/k Constitucional, se le otorgan


facultades o derechos a la mujer trabajadora y también otorga protección a la maternidad
de la mujer trabajadora, gozara de un descanso forzoso durante los treinta días que
precedan al parto y los cuarenta y cinco días siguientes. En época de lactancia tendrá
derecho a dos periodos de descanso extraordinario.

El artículo 151 del Código de Trabajo establece prohibiciones a los patronos, entre
las cuales se establece la prohibición de despedir a las trabajadores que estuvieren en
estado de embarazo o periodo de lactancia, etc.

Y el artículo 152 del Código de Trabajo, establece derechos a la madre trabajadora,


estableciendo que tiene un descanso retribuido durante los treinta días que procedan al
parto y cincuenta y cuatro días, etc. Entre otros artículos que regula el Código de Trabajo.

Por lo tanto la Constitución y el Código de Trabajo, otorgan derechos a las mujeres


trabajadoras en estado de gestación y post parto con el fin de no terminar la relación de
trabajo al procrear sus hijos y establecer una seguridad laboral. Con ello no perder su
fuente de ingreso.