Sie sind auf Seite 1von 4

METALURGIA

La palabra metalurgia designa a aquella técnica a través de la cual se obtienen


los metales y asimismo a la elaboración de los mismos mediante los minerales
que disponen. Cabe destacarse que en pos de su misión, la metalurgia también
se encarga de estudiar el tema de las aleaciones, de controlar la calidad de
todos los procesos y la corrosión.

El proceso metalúrgico está compuesto por varias fases o estadios: primero se


obtiene el metal a partir del mineral que lo posee en estado natural, y se lo
separa de la ganga, que es como se llama a la mezcla de arcilla y de silicatos
que se encuentran en el metal; luego se procede a la purificación del mismo,
eliminando cualquier tipo de impureza residual que pueda quedar en el metal en
cuestión; se sigue con la elaboración de aleaciones; y finalmente, según el caso,
se realizan tratamientos al metal los cuales dependerán del producto que se
desee obtener.
Existen antecedentes de la metalurgia desde la antigüedad, por ejemplo, hacia
las postrimerías del período Neolítico, los hombres intervenían el cobre, la plata
y el oro, con golpes, con la intención de dejarlos planos como el papel. En tanto,
ha sido el cobre el primer material que trabajó el hombre y esto está en estrecha
vinculación con la posibilidad de hallarlo en la naturaleza en estado puro.
1.- PROPIEDADES DE LOS METALES:

- Suelen ser duros y tenaces, esto


les permite formar parte de
estructuras ya que es difícil
deformarlos.

- Se contraen y dilatan con la


temperatura.
- Son buenos conductores del calor y la
electricidad.

- Normalmente los metales son


materiales plásticos, es decir, que cuando se
le deforma no vuelven a su forma original.

- Los metales son unos


materiales con bastante
densidad, es decir,
son pesados.

- Admiten muchos
métodos de fabricación:
Mediante estampado,
prensado, moldeado,....

- Poseen un brillo característico que


denominamos, "brillo metálico".

- El aire y el agua suele estropearlos,


o lo que es igual sufren procesos
de oxidación y corrosión, por lo que
hay que tratarlos con lacas,
pinturas,...
- Se pueden volver líquidos cuando
se alcanza una temperatura elevada,
y lo normal es que
sea fácil soldarlos.

MANTENIMIENTO DE LAS HERRAMIENTAS QUE SE USAN PARA MOLDEAR EL METAL

Compruebe los asientos de plaquita con regularidad para verificar que no hayan sufrido daños
durante el mecanizado o el manejo. Compruebe que el alojamiento de la plaquita no presente
suciedad ni virutas metálicas procedentes del mecanizado.
Cambie los tornillos y arandelas gastados o dañados. Utilice una llave dinamométrica para
verificar el apriete correcto.
Para conseguir el mejor rendimiento, recomendamos limpiar y lubricar con aceite todas las
piezas macho y hembra por lo menos una vez al año. El lubricante debe aplicarse cuando sea
necesario tanto en las roscas como en la superficie de la cabeza de los tornillos.

Llave dinamométrica
Para obtener un mayor rendimiento de la herramienta, se debe utilizar una llave
dinamométrica para conseguir la tensión correcta entre el cuerpo de la
herramienta y la placa.
Un apriete demasiado elevado afectaría negativamente al rendimiento de la
herramienta y podría provocar roturas de la placa, de la arandela o del tonillo.
Si el par es demasiado bajo, la plaquita o la corredera se moverán, se producirán
vibraciones y bajará la calidad del resultado.

Evite el contacto entre los insertos


Evite guardar los insertos en un bolso. Asegurese que las cajas para guardar
insertos tengan un solo inserto por compartimento.
El contacto entre insertos causará astillamiento y fracturas en el filo.

-Evite el contacto entre las herramientas de corte


Cerciórese que no haya contacto entre los insertos y el porta-herramientas cuando guarde o
mueva las herramientas de corte como porta-herramientas para insertos intercambiables, fresas
y brocas con insertos intercambiables.
Además, preste la misma atención cuando deposite fresas y brocas integrales de metal duro.

-Preste atención cuando maneje herramientas


Soltar las herramientas de corte sobre superficies duras dañara el filo de la misma. Estos
problemas pueden ocurrir fácilmente, especialmente con grados de herramientas como
cerámicas, que son razonablemente quebradizas. Las herramientas delgadas y largas como
fresas y brocas integrales de metal duro sufren rupturas fácilmente.

-Asegure la protección del sitio para insertos cuando los maneje


Como el inserto, el asiento para el mismo a menudo es hecho de carburo cementado, por ello
puede sufrir rupturas. Un manejo descuidado llevará a la deformación del mismo. En esta
situación, la rigidez del sitio para insertos es inestable imposibilitando el corte. Al utilizar
herramientas con múltiples insertos, tales como fresas para mecanizado frontal, disminuirá la
confiabilidad del filo y la exactitud de corte. Cuando maneje herramientas para insertos
intercambiables es necesario prestar especial atención y proteger el sitio para la instalación de
los insertos.

-Utilice guantes cuando maneje herramientas de corte


Se recomienda el uso de guantes cuando maneje herramientas. No se aconseja tocar las
herramientas sin protección en las manos. Cuando los insertos son instalados en una
herramienta, hay riesgos de heridas y este riesgo es incrementado cuando las herramientas
están cubiertas de aceite.
Es muy recomendado usar guantes cuando haga el mantenimiento de las herramientas de corte.
El aceite y transpiración de las manos de las personas inducen la oxidación. La misma provoca el
desarrollo de superficies desniveladas en la herramienta y reducen la rigidez de instalación
resultando en astillamiento y vibración.