Sie sind auf Seite 1von 3

Discurso pronunciado por el

Gobernador del Estado de Jalisco,


Jorge Aristóteles Sandoval Díaz,
durante el acto de conmemoración del
XX Aniversario de la Red Universitaria
de la Universidad de Guadalajara.
Pronunciado por:
Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha:
Miércoles, Noviembre 12, 2014
Me da mucho gusto estar el día de hoy con nuestra comunidad universitaria.

Quiero por su puesto agradecer la invitación al señor rector Tonatiuh Bravo Padilla. Agradecer la
presencia de los representantes de los poderes y de todos los distinguidos miembros del
presídium. Pero, sobre todo, reconocer a los profesores, maestros, maestras, investigadores, a
todos los trabajadores, estudiantes de esta comunidad universitaria de la que me siento y sigo
formando parte.

Hace 20 años, cuando cursaba la licenciatura en la Facultad de Derecho, tenía entre mis
compañeros a alumnos que venían de Los Altos, de la Región Sur y de otras comunidades.
Tenían que viajar todos los días a Guadalajara a clases, a costa de su seguridad y de la economía
de sus familias.

Y eso pasaba en todas las facultades, mientras los alumnos del interior del estado debían
trasladarse a Guadalajara, muchos más se quedaban sin estudiar por falta de recursos. De ahí la
importancia de que los nuevos estudiantes valoren la educación gratuita, de calidad y cercana que
al día de hoy están recibiendo por parte de la Universidad de Guadalajara.

Como dijo el maestro Juan José Arreola, “puesto que todos tenemos a nuestro alcance el saber
depositado a lo largo de los siglos en bibliotecas, monumentos y museos, la apropiación de esa
herencia universal no sólo depende de la capacidad de recibirla. Nuestro espíritu crece a medida
que le ponemos cosas dentro”. Y esto es lo que ocurre a diario en cada aula, en cada clase, en
cada centro universitario.

Al mirar en retrospectiva, nos encontramos con un cambio de paradigma educativo gracias a la


Red Universitaria, modelo innovador y vanguardista que ahora ya se replica en distintos sectores
para generar vocacionamiento regional.

Como ustedes, su gobierno también le apuesta a la innovación, por eso estamos extendiendo la
cobertura digital a todas las regiones del estado, para que de la mano de la universidad llevemos
mejor educación a cada rincón de Jalisco y seamos aún más competitivos a nivel nacional e
internacional.

Con la Red Universitaria los jaliscienses somos partícipes y beneficiarios de una educación con
más cobertura y mayor calidad, y sentimos el respaldo en una institución elemental para nuestro
progreso, como lo es la Benemérita Universidad de Guadalajara.
Porque nuestra casa de estudios es un organismo visionario y con liderazgo, con capacidad de
evolucionar al compás de la sociedad jalisciense y al mismo tiempo de la globalidad y los retos que
nos pone a diario.

Prueba de ello es la reestructura integral que vivió en torno a la Red Universitaria que hoy
conmemoramos, una red que a dos décadas de concretarse nos sigue probando a los jaliscienses
que su creación, encabezada en aquel entonces por el rector Raúl Padilla López, era necesaria e
impostergable.

Y desde ahí, el licenciado Raúl Padilla López demostró ser un hombre visionario, con aptitud para
transformar un ideal en algo palpable, que todos, y yo en lo particular como universitario y
Gobernador del Estado, le reconozco y le aprecio. Felicidades señor licenciado. Con su liderazgo y
a base de consenso se germinó esta red entre una comunidad universitaria sensible y consciente
de su responsabilidad histórica en la transformación educativa social del estado.

Red Universitaria que ahora lleva el bienestar y desarrollo para todas las regiones del estado,
porque los preparatorianos, en las distintas regiones conciben la propia filosofía que atiende
nuestra universidad, en los distintos centros regionales, además de vincularse a través de su
educación, son polos de inversión, producen y multiplican conocimiento, tecnología y empleo que
transforman los municipios y estas regiones en donde se localizan.

El desarrollo de los centros universitarios es una exigencia social que fue soslayada por
administraciones precedentes, pero que nuestro gobierno ha comprendido e impulsado,
incrementando los puntos de convergencia en el trabajo coordinado, comenzando por la
asignación de un presupuesto digno, que en este año superó los cuatro mil millones de pesos por
parte del Gobierno Estatal y la gestión de más de cuatro mil 500 millones de pesos provenientes
del Gobierno Federal, que reafirmando su compromiso con la educación universitaria asumió
aportar el 52 por ciento de los recursos a la Universidad de Guadalajara.

Por nuestra parte, seguimos contribuyendo con los jóvenes universitarios, por ejemplo a través de
los Bienales, el transporte gratuito a más de 160 mil beneficiarios de todos los niveles educativos.

También en compañía del rector Tonatiuh Bravo Padilla, hace algunas semanas entregamos
unidades en los distintos centros regionales, como en el Norte, Valles y Ciénega, así como más de
900 bicicletas

A través del fondo de Ciudad Creativa Digital Ventures por 96 millones de pesos, en conjunto con
el Instituto Nacional del Emprendedor, apoyará muchos proyectos de jóvenes emprendedores que
dentro de poco serán negocios e industrias tecnológicas y creativas de las que ya nos están
situando en la vanguardia en América Latina.

Prestigio al cual ha contribuido la Universidad de Guadalajara, ya que si algo distingue el quehacer


universitario desde hace 20 años es la autogestión participativa, la descentralización y una
generosa sobre todo creciente participación al servicio de la sociedad

La Universidad de Guadalajara es una casa de estudios que mantiene abiertas sus ventanas y
puertas para que el conocimiento no se restrinja sólo a sus 240 mil estudiantes, sino que circule y
se nutra del intercambio y diálogo constante con el resto de la sociedad, que al final de cuentas es
en quien piensa y con quien trabaja.

Lo cual es una oportunidad a la que antes de la Red Universitaria difícilmente tenían acceso todos
los jaliscienses que vivían fuera de la zona metropolitana y que hoy forma parte de su vida
cotidiana, como debe ser en un estado democrático y justo, que se preocupa por sus jóvenes,
quienes quieren que tengan un desarrollo pleno y puedan alcanzar sus sueños, sus expectativas y
su felicidad, porque el objetivo de aquella administración iniciada en 1989, con su Consejo General
Universitario y su entonces rector, impulsaron las reformas y acciones necesarias para crear esta
Red Universitaria, fue poner las aulas universitarias al alcance de todos los jaliscienses.

Esfuerzo que ha situado a la Universidad de Guadalajara como la segunda institución del país en
educación pública más importante y referente educativo en Latinoamérica, por su intercambio
académico, sus programas de calidad, su trabajo dentro de la investigación y sus investigadores.
Logros que nos deben enorgullecer a los más de 240 mil estudiantes, a los cientos y miles de
egresados y a los 25 mil trabajadores que conforman una comunidad universitaria con una vitalidad
y talento incomparables con el resto de las universidades del interior de la República.

Y esta evolución es indisociable de la Red Universitaria, conformada, como ya se señaló, por


quince centros universitarios, seis temáticos, nueve regionales, por el Sistema de Universidad
Virtual y las 60 escuelas preparatorias del Sistema de Educación Media Superior, donde los
universitarios hemos aprendido que la trascendencia del conocimiento ocurre cuando
transformamos nuestro entorno gracias a su aplicación. Y esto es lo que sucede a diario en cada
región.

Por eso el compromiso del Gobierno del Estado para seguir impulsando la cobertura, la calidad y
que nuestra Universidad de Guadalajara cuente con los recursos que sea necesario para seguir
generando mayor conocimiento y darle más y mejores oportunidades a nuestros jóvenes.

Y al día de hoy, a nuestra comunidad universitaria y en especial a nuestros jóvenes universitarios,


quiero decirles que comparto su sentir, comparto su indignación. No puedo estar ajeno al sentir de
los universitarios, porque en su momento abracé sus causas, las hice mías y desde ahí apuntalé la
estructura de valores que hoy me sostienen; aborrezco la impunidad, me duele la injusticia.

Tengo claro como Gobernador que ustedes no esperan sólo esfuerzos y que no basta con
avanzar, que ustedes no están dispuestos a aplaudir los intentos. Estoy consciente de que el
gobierno debe dar resultados y más rápido, y hablarles con claridad.

Si la disyuntiva es hacer o no hacer, hagamos. Con seguridad les digo a todos ustedes: Jalisco y
su país los necesita. Con absoluta humildad les refiero, nosotros creemos y debemos escucharlos
y si no sabemos cómo hacerlo debemos aprenderlo. Por eso les recuerdo nuestro compromiso de
un gobierno abierto y cercano a quien a diario está revolucionando y evolucionando, pero son parte
de los cambios del momento.

Creemos en nuestros jóvenes y creemos en la sociedad que genera conocimiento, pero sobre todo
confiamos en que el desarrollo de una nación, de una sociedad está fundamentalmente en la
educación.

Si hoy queremos competir de manera global ante este modelo que ha demostrado su fracaso, ante
el liberalismo del mercado, ante la falta de regulación y el distanciamiento de clases que hoy ha
dejado a muchos en la indignación, en la soledad y en la falta de oportunidades, estos gobiernos
debemos entender con sensibilidad que debemos ir cambiando la forma de gobernar y acercarnos
a nuestras universidades y a nuestra gente con gobiernos más horizontales, que incluyan a todos
para mejorar el presente y el futuro de este gran estado y de esta gran nación.

Felicidades por estos 20 años a toda nuestra comunidad universitaria.