Sie sind auf Seite 1von 2

Las BACTERIAS EN EL MEDIO AMIENTE

Las bacterias han adquirido una mala fama, especialmente porque se las asocia con enfermedades
como: la lepra, la tracoma (ceguera) o la tuberculosis.

Pero también pueden ser aliadas para enfrentar la contaminación del planeta. A través de la
biorremediación se ha estudiado su uso en la mitigación de derrames de petróleo, contaminación
producida por la minería e incluso para tratar los desechos de las ciudades.

Los microorganismos degradan los compuestos transformándolos, reduciendo los niveles de toxicidad
o eliminándolos totalmente.

Los microorganismos, capaces de degradar el cianuro, aparecen durante la fermentación del almidón
de la yuca, según el estudio realizado en 2013 por los científicos de la Universidad Icesi, de Cali.

¿De dónde salió la idea? Los investigadores detectaron que la yuca tenía un porcentaje de cianuro y
que las bacterias se acostumbraron a degradarla. Las reprodujeron, aplicaron en aguas contaminadas y
vieron que hubo resultados positivos.

Según José Oña, docente de Ingeniería Ambiental de la Universidad de las Américas, la


biorremediación no puede ser segura en casos como metales pesados como el cadmio o el mismo
plomo.

“El mercurio es bioacumulado, lo que supone un grave riesgo para la cadena alimenticia”. Otro
ejemplo de riesgo -agrega- son los pesticidas (compuestos orgánicos) pues son moléculas que no son
reconocidas como nutrientes por los microorganismos.

La biodegradación

La biodegradación es el proceso natural por el cual los microorganismos degradan o alteran moléculas
orgánicas transformándolas en moléculas más pequeñas y no tóxicas. Sin embargo, este proceso es
muy lento y puede acelerarse introduciendo determinadas bacterias o plantas en los ambientes
contaminados. Esta intervención se denomina “biorremediación” o “biocorrección” y se define como el
empleo de organismos vivos para eliminar o neutralizar contaminantes del suelo o del agua. En los
procesos de biorremediación generalmente se emplean mezclas de microorganismos, aunque algunos
se basan en la introducción de cepas definidas de bacterias u hongos. Actualmente se están
desarrollando microorganismos, algas (especialmente cianobacterias o algas azules) y plantas
genéticamente modificadas para ser empleadas en biorremediación.
 Bacterias Pseudomonas transgénicas capaces de degradar compuestos tóxicos que contienen
cloro (como el cloruro de vinilo).
 La utilización de la bacteria Deinococcus radiodurans para eliminar elementos radiactivos
presentes en el suelo y aguas subterráneas. Este microorganismo es un extremófilo que resiste
la radiación, la sequedad, agentes oxidantes y diversos compuestos mutagénicos.
 Cianobacterias a las que se le han introducido genes de bacterias Pseudomonas con capacidad
de degradar diferentes hidrocarburos o pesticidas.
 Bacterias transgénicas que se usan para extraer metales valiosos a partir de residuos de fábricas
o de minas, o para eliminar los vertidos de petróleo, o el sulfuro causante de la lluvia ácida que
producen las centrales energéticas de carbón.

Degradación enzimática

Consiste en el empleo de enzimas en el sitio contaminado con el fin de degradar las sustancias nocivas.
Dichas enzimas son previamente producidas en bacterias transformadas genéticamente.

Remediación microbiana

Se refiere al uso de microorganismos directamente en el foco de la contaminación. Estos


microorganismos pueden ya existir en ese sitio o pueden provenir de otros ecosistemas, en cuyo caso
deben ser inoculados en el sitio contaminado (proceso de inoculación). Cuando no es necesaria la
inoculación de microorganismos, suelen administrarse más nutrientes, como fósforo y nitrógeno con el
fin de acelerar el proceso.

Bacterias Pseudomonas transgénicas capaces de degradar compuestos tóxicos que contienen cloro
(como el cloruro de vinilo).