Sie sind auf Seite 1von 17

EL TESTAMENTO VITAL: UNA GENUINA

MANIFESTACIÓN DE LA AUTONOMÍA
DE LA VOLUNTAD

Sylvia Torres Morales de Ferreyros*

Recibido: 28.08.2015
Aprobado: 10.09.2015

RESUMEN

El presente artículo pretende abordar la importancia del respeto a la autonomía de la voluntad de las personas que
desean dejar, en forma anticipada, -a través de los llamados Testamentos Vitales- directrices o instrucciones referidas
a la aplicación o no de un tratamiento médico para su propio cuerpo, en caso de que en el futuro surgiera alguna
situación que las incapacitara mentalmente a brindar algún tipo de consentimiento. El artículo plantea el siguiente
cuestionamiento: si la persona puede consentir sobre los tratamientos médicos a seguir respecto de su propio cuerpo,
¿qué impide que dicho consentimiento lo manifieste por escrito y de manera anticipada para ser aceptado y, sobre
todo, acatado en el futuro, en caso de que no pueda brindar su consentimiento por estar incapacitada mentalmente?

ABSTRACT

This article aims to address the importance of respecting a person’s autonomy when he gives, in advance, -through
the so-called End-of-Life Decision (Testamentos Vitales)- guidelines or instructions concerning the application, or
not, of medical treatment to his own human body, should he lack the capacity to give such consent in the future.
The article raises the following questions: whether or not the person can consent on the medical treatment to be
followed regarding his own human body, what prevents him from expressing such consent in writing and in advance,
its acceptance and, above all, whether or not his decision will actually be observed in the future when he cannot give
his consent due to mental disability.

PALABRAS CLAVES

Autonomía de la Voluntad. Libertad. Testamento Vital. Directrices Anticipadas de Salud. Ética.

KEY WORDS

Freedom of choice. Liberty. Living Will. Advance Health care directives. Éthics.

* Abogada. Con estudios concluidos en la Maestría en Derecho Civil con mención en Familia por la Universidad Femenina
del Sagrado Corazón – UNIFE. Ha sido Miembro del Instituto de la Familia de la UNIFE y de la Cátedra UNIFÉ de Bioética
y Biojurídica, además de Jefa del departamento de Ciencias Jurídicas de la misma Universidad. Actualmente es socia
del Estudio Torres y Torres Lara Abogados y forma parte del Área de Responsabilidad Social de dicha institución. Correo
electrónico: storresm@tytl.com.pe.

59
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

1.
1. Iintroducción
ntRoducción tamento patrimonial: muere la de partida de toda decisión, el
persona y luego de un procedi- respeto de la decisión perso-
Es muy común que los seres miento, se reparten los bienes nal del paciente, el respeto de
humanos tiendan a reflexionar entre los herederos) sino en el sus preferencias, de su liber-
sobre el futuro e, indefecti- momento en que, pese a estar tad de elección, de su libre ar-
blemente, sobre la vida que con vida, no puede ejercer su bitrio, que son los principales
algún día concluirá; por ello derecho a elegir por encon- elementos-guía para alcanzar
las personas –en su afán pre- trarse incapacitado; en pocas una decisión” (Abellán Salort,
visor- suelen pensar en cómo palabras, estamos hablando no 2008, p. 18).
tendría que quedar distribuido de la última voluntad sino más
el patrimonio acumulado e in- bien, de la penúltima volun- Siguiendo esa línea de pensa-
crementado durante toda una tad del ser humano.1 miento, cuando hablamos del
vida. Nuestra legislación trata Testamento Vital, nos esta-
muy bien este tema en lo que El presente artículo pretende mos refiriendo a un documen-
se refiere a la institución suce- abordar esta singular situa- to (no a una mera declaración
soria, estableciendo una suer- ción que, poco a poco, se va oral) donde se manifiestan
te de prelación respecto a las haciendo más conocida en los voluntades referidas al trata-
personas –herederos- que ten- demás países del mundo pero miento del cuerpo humano, en
drán un derecho legítimo sobre que en Perú aún no ha sido to- caso de que ocurra una situa-
dicho patrimonio por tratarse mada con la importancia debi- ción penosa, ya sea producto
de herederos forzosos o he- da por lo que no ha generado, de una enfermedad o de un
rederos legales. Sin embargo, pese a importantes esfuerzos, accidente, en que la persona
nuestra normatividad también una adecuada normatividad al quede incapacitada mental-
prevé la posibilidad de que la respecto. mente para poder manifestar
persona haciendo uso de su le- ella misma sus deseos en rela-
gítima autonomía redacte un 2.
2. Eel T
testamento V
vital: D
defi- ción, reiteramos, a su propio
testamento, es decir una ma- nición cuerpo. En dicho documento,
nifestación de última voluntad por tanto, la persona en plena
donde señale –sin perjudicar a El Testamento Vital, que pro- capacidad mental, manifiesta
los herederos forzosos- cómo viene del término inglés “Li- anticipadamente, las instruc-
desea que se distribuya por ving Will” es también conocido ciones de cómo debería actuar
ejemplo, su tercio de libre dis- como “declaración de volunta- la familia y los profesionales
posición. Todo ello se encuen- des anticipadas”, “autotute- de la salud respecto de ella.
tra debidamente regulado por la”, “autoprotección”, entre Al referirse a la voluntad an-
el Libro IV del Código Civil Pe- otros. Sin embargo, más allá ticipada, Gabriel García Colo-
ruano. Sin embargo, esta ma- del nombre, todos ellos dejan rado sostiene que ésta…”cons-
nifestación de deseo se refiere escapar en la simple lectura tituye la mejor expresión de
única y exclusivamente a los de su denominación, un deseo autonomía y competencia
bienes patrimoniales, por lo de la propia persona, es decir, personal en búsqueda de una
que nos preguntamos, ¿podría un deseo de ejercer autóno- muerte digna. Se origina por
además, la persona, regular mamente una voluntad. el desplazamiento del princi-
su voluntad respecto al trata- pio de autonomía sobre el de
miento de su propio cuerpo en El profesor José Abellán Salort, beneficencia, de ahí que cada
caso que quedara incapacita- nos brinda un acercamiento vez con mayor intensidad los
da de tal forma que no pudiera muy claro a lo que significa el pacientes con ejercicio pleno
expresar ella misma sus de- principio de la autonomía de la de su autonomía demanden
seos? Aquí, estamos hablando persona al señalar que…”nace una mayor participación en
de una voluntad que se haría como contraposición al impe- la toma de decisiones acerca
efectiva no cuando la persona rante paternalista médico. Se de su estado de salud y de los
muera (como es el caso del tes- trata de proponer como punto procedimientos sugeridos por

Frase acuñada por la profesora y jurista Rosalía Mejía Rosasco, autora del libro: “Estipulaciones de autotutela para la
1

propia incapacidad: la penúltima voluntad.” (2009). Editorial Grijley. Lima.

60
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

el equipo de salud.” (Gar- Por otro lado, al hablar del que el cumplimiento del deseo
cía Colorado, Gabriel y otros, Testamento Vital, no podemos de la persona se ejecutará no
2008, p. 51). pasar por alto la figura del lla- en el momento actual sino que
mado “Consentimiento Infor- se traslada al futuro (en caso
Esta manifestación de volun- mado”2 (también denominado de presentarse la dolencia que
tad alcanza incluso una ma- “derecho de los pacientes” o lo incapacite mentalmente a
yor relevancia en el caso de “derecho de los enfermos”), brindar este consentimiento);
personas en las que científica que es el derecho de toda per- sin embargo, se trata de la
y médicamente se puede an- sona a ser debidamente infor- misma persona quien autóno-
ticipar un paulatino deterioro mada por el profesional de la mamente toma una decisión
mental, lo que hará imposi- salud, respecto a la dolencia en un momento en el que se
ble la posibilidad de poder que le aqueja a fin de poder encuentra en plena capacidad
adoptar, cuando la enferme- brindar su consentimiento mental para hacerlo.
dad esté plenamente mani- (valga la redundancia) para un
festada, decisiones relevan- eventual tratamiento médico 3.
3. Eell T estamento vV
testamento : :aA
ital
ital nte-
ntece
tes; es el caso, por ejemplo, (ya sea la realización o no de cedentes Históricos
dentes históRicos
de la demencia senil o de la terapias médicas, interven-
muy conocida enfermedad ciones quirúrgicas, etc.) Este 3.1 E
el paRtida.
punto de partida
del Alzheimer. Por tanto, no derecho, es pues, una mani-
debemos cerrar los ojos ante festación más de la autonomía La profesora Rosalía Mejía Ro-
una realidad, pues …”se sabe de la voluntad y se encuen- sasco, en su interesante ya
que las enfermedades de- tra relacionado directamen- mencionada obra: “Estipula-
menciales afectan a más de te con el derecho fundamen- ciones de Autotutela para la
20 millones de personas en tal a la integridad personal, propia incapacidad: La penúl-
el planeta; y las proyeccio- que se encuentra regulado en tima voluntad” (Mejía Rosas-
nes epidemiológicas indican nuestra Carta Magna, en su co, 2009, p. 150), nos presenta
que esta cifra se multiplicará artículo segundo. como la primera evidencia que
muchas veces dentro de los se encuentra en la historia -que
próximos años, conjuntamen- En ese sentido, debemos pre- puede ser considerada como el
te con la población de adultos guntarnos: si es legal, válida punto de partida de la validez
mayores” (Osada Liy, 2009, p. y legítima la manifestación de de las declaraciones antici-
199). Dichas enfermedades voluntad a través del consenti- padas-, el caso del ciudadano
presentan varias etapas, por miento informado, para que el ruso, de origen finlandés, Ivon
lo que, de ser detectadas en profesional de la salud actúe Cnimzo, quien conocía que
una etapa inicial, el paciente de una u otra forma respecto tenía –en etapa inicial- una
se encuentra aún capacitado al tratamiento médico de la enfermedad mental degenera-
mentalmente para manifes- persona por el solo pedido de tiva que lo llevaría indefecti-
tar deseos válidos, es decir, la misma, ¿por qué no regular blemente a la locura (tenía tal
anticiparse a una situación legalmente dicho mismo pedi- convicción ya que los médicos
inminente y, por tanto, de- do, pero de modo anticipado, a le habían asegurado que se tra-
jar las “instrucciones” que través del llamado Testamento taba de una dolencia de tipo
considere pertinentes. Vital? La única diferencia es hereditaria y sus ascendientes

2
La figura del Consentimiento Informado, además de encontrarse sustentada en las normas que protegen la integridad
de la personas, tiene su lugar especial en la Ley General de Salud, Ley 26842, norma que en sus artículos 4 y 15 acápite
g) lo regula de la siguiente manera: “4. Ninguna persona puede ser sometida a tratamiento médico o quirúrgico, sin su
consentimiento previo o el de la persona llamada legalmente a darlo….salvo el caso de las intervenciones de emergencia”.
“15. Tiene derecho a que se le dé en términos comprensibles información completa y continuada sobre su proceso,
incluyendo el diagnóstico, pronóstico y alternativas de tratamiento, así como los riesgos, contraindicaciones, precauciones
y advertencias de los medicamentos que se le prescriban y administren” .
Pero, además de un imperativo legal, también se trata de un imperativo moral, pues así lo reconoce el propio Código de
Ética del Colegio Médico del Perú, cuando en su artículo 63 inciso e) señala que “(…) El paciente tiene derecho a: (…)
e) Aceptar o rechazar un procedimiento o tratamiento después de haber sido adecuadamente informado a revocar su
decisión en cualquier momento, sin obligación de expresión de causa.”

61
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

la habían padecido). Así, en que significa, “advance health en un periodo anterior de 48


el año 1927 esta “certeza” de care directives”, es decir “di- horas, tan solo dos rebanadas
un inminente futuro deterioro rectivas anticipadas de salud” de pan. En dicha fiesta ingirió
mental lo llevó, una vez que (y que luego derivó al término mucho alcohol y drogas; luego
cumplió la mayoría de edad, castellano “testamento vital”, de ello se sintió mareada y sus
a autorizar un documento pri- pues engloba dos aspectos: amigos la llevaron a descansar,
vado en el que nombraba a un documento de manifestación tiempo después la encontra-
tutor designado por él mismo a de voluntades y ejecución en ron inconsciente y sin rasgos
fin que cumpliera con sus ins- vida), se inicia en el año 1967, de respiración. El diagnósti-
trucciones cuando la enferme- en una reunión de la Sociedad co de los médicos fue que se
dad llegara, hecho que sucedió Americana de Eutanasia. En quedó dormida o inconscien-
cuando Cnimzo cumplió los 24 dicha reunión se lanza por pri- te y que se ahogó con su vó-
años de edad. El caso se llevó mera vez la idea de un docu- mito. La falta de respiración
a la justicia rusa que debatió la mento escrito al que llamaron prolongada le generó un daño
posibilidad de que una perso- “Living will”, mediante el cual cerebral, hecho que la dejó en
na –mayor de edad- pueda o no el paciente expresa su deseo un inminente estado vegetati-
nombrar a su propio tutor para de ser tratado en caso que no vo3, todo ello producido por la
ejercer las funciones propias pudiera decidir por sí mismo. poca comida ingerida y la com-
de este encargo a futuro. Final- Si bien es cierto, la idea tuvo binación del alcohol y drogas.
mente, se decidió reconocer la en ese momento muy poca Karen “vivía” desde entonces
plena validez del documento aceptación, fue aproximada- conectada a un respirador ar-
firmado por Cnimzo y su volun- mente 11 años después, en tificial y se le suministraban
tad fue cumplida. 1976, cuando a raíz del caso los alimentos a través de una
Karen Ann Quinlan, el Estado sonda nasogástrica, por lo que
3.2 L
la historia noRteameRica-
histoRia norteamerica de California aprobó la pri- los padres de ella solicitaron
na: tres
tRes casos emblemáticos. mera norma que legaliza los al centro hospitalario la des-
testamentos vitales y abre el conexión del aparato artifi-
Por otro lado, resulta impor- proceso a su reconocimiento cial, pero el hospital se negó.
tante señalar que, si bien el jurídico generalizado. Los padres llevaron el caso a la
caso Cnimzo fue el punto de Corte Suprema de New Jersey
partida para el inicio de la va- 3.2.1 C
caso Karen
aRen A
ann Quinlan. en el año 1976, oportunidad
lidación de las directrices an- en que la Corte falló a favor
ticipadas, no podemos dejar Karen Ann Quinlan era una jo- de los padres y se procedió
pasar la historia norteameri- ven norteamericana que bus- a retirar el aparato de respi-
cana pues, hoy en día, Estados caba constantemente una be- ración artificial, sin embargo
Unidos es uno de los países en lla apariencia, lo que la llevó Karen continuó respirando en
donde –para bien o en algunos a efectuar diversas dietas para forma espontánea, por lo que
casos para mal- la autonomía bajar y mantener el que con- continuó siendo alimentada a
de la voluntad ha cobrado una sideraba un peso ideal. El 15 través de la sonda durante 9
especial importancia. de abril del año 1975, cuando años más. En el año 1985, mu-
tenía sólo 21 años de edad y rió producto de una neumonía;
Es así como en USA, la expe- 50 kilogramos de peso, asistió en ese momento tenía 31 años
riencia con los “Living Will”, a una fiesta habiendo comido y pesaba 36 kilogramos.4

3
Para la Academia Pontificia de la Vida, el individuo en un estado vegetativo ”…no tiene capacidad de respuesta.
Actualmente se define como una condición caracterizada por: estado de vigilia, alternancia de ciclos de sueños y
vigilia, ausencia aparente de conciencia de sí y del ambiente circunstante, falta de respuestas de comportamiento de
estímulos al medio ambiente, mantenimiento de las funciones autonómicas y de otras funciones cerebrales.” Citado
por el profesor español José Serrano Ruiz-Calderón, en su artículo: “La alimentación artificial de personas en situación
de fuerte dependencia. Nota sobre un debate jurídico estadounidense”. En: www.revistas.unam/mx.index.php/bmd/
article/download/23383/22096
4
Se consultó la siguiente página en internet: http://eticajarrio.blogspot.com/2012/07/un-poco-de-historia-el-caso-de-
ann.html. Blog del Comité de Ética del Área I de Asturias y Hospital de Jarrio. Un espacio público para la reflexión de
principios y valores.

62
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

La vida y muerte de Karen Ann dola boca a bajo en un estan- y su hermano y una amiga, ella
Quinlan se convirtió para los que con agua. Pese a que los habría señalado que de produ-
Estados Unidos de Norteamé- paramédicos hicieron todo lo cirse un hecho de esta natura-
rica, en un caso emblemático posible y lograron reanimarla, leza, rechazaría los tratamien-
debido a que la sentencia del quedó inconsciente y luego de tos que la mantuvieran con
Tribunal analizaba aspectos dos semanas, ingresó en lo que vida alargando su agonía sin
muy importantes como: se denomina “estado vegeta- esperanza de recuperación. El
tivo persistente”, señalando juez consideró que la pacien-
a) El derecho a una muerte
a) los médicos que producto de te –a través de sus padres- te-
digna; la falta de oxígeno en un pe- nía el derecho a rechazar los
b) La terrible disyuntiva de
b) riodo prolongado de tiempo, tratamientos no deseados. Sin
mantener o no con vida a se había generado daño cere- embargo, la decisión de este
una persona en estado ve- bral irreversible. Pese a que juez fue apelada por el Fiscal
getal; no “vivía” con un respirador General del Estado y subió a
c) El
c) El dilema ético que signifi- artificial pues su respiración la Corte Suprema de USA, la
caba la tecnología del so- era espontánea, no le era po- misma que rechazó la petición
porte vital; sible pasar los alimentos en de los padres aduciendo que
d)
d) El problema del llamado forma natural, por lo que era las manifestaciones que habría
“encarnizamiento terapéu- alimentada a través de tubos y efectuado Nancy a su hermano
tico” y; finalmente sondas. Los familiares de Nan- y amiga, sobre el supuesto re-
e) La
e) La importante recomenda- cy no veían avance ni mejora chazo a mantenerla con vida,
ción que hizo la Corte res- alguna, por lo que en el año no habrían sido, claras y con-
pecto de la necesidad de 1987, cuatro años después del vincentes evidencias dadas
que se creasen en los hos- penoso accidente, perdieron por adelantado, por lo que
pitales los llamados “Comi- totalmente las esperanzas de no estaba constitucionalmente
tés de Ética”, a efectos de una recuperación y solicitaron permitido que los padres deci-
poder analizar y lidiar con expresamente al hospital que dieran por el futuro de su hija
estos casos que plantean retirara el aparato que ali- y que el Estado no podría ser
problemas éticos críticos mentaba a Nancy. El hospital cómplice de un suicidio (Arbe
y reales. se negó señalando que preci- Ochandiano, 2011, p. 39-40).
saban de una orden judicial
Caso n
3.2.2. c Nancy c
CRuzan
ruzan. para ello pues lo solicitado por A pesar de ello, los padres
los padres constituía dejar mo- de Nancy continuaron luchan-
Otra situación muy intere- rir a un paciente por inanición. do y en el año 1990, lograron
sante -que también generó conseguir un fallo a su favor
una conmoción en la sociedad Este caso, a diferencia del al haber aportado evidencias
americana y, en esta oportuni- analizado anteriormente (Caso más fehacientes del verdade-
dad, más aún, ya que permitió Quinlan), tuvo alcances supe- ro deseo de su hija. Así, el 15
que se empezara a pensar en riores pues fue el primero en de diciembre de 1990, 7 años
cuál habría sido la voluntad llegar en apelación a la Cor- después de haber sufrido el
del paciente si hubiera podido te Suprema de los de Estados accidente, el tubo de alimen-
decidir-, fue el caso de la jo- Unidos5. El juez de primera tación de Nancy fue removido
ven Nancy Cruzan. instancia falló en favor de los muriendo 11 días después.
padres considerando que éstos
En el año 1983, Nancy Cruzan, tenían la representación y legi- Este caso fue de mucha tras-
una joven de 24 años de edad, timidad suficiente para decidir cendencia pues, por primera
perdió el control de su auto- por su hija. Además, los padres vez, la Corte Suprema de los
móvil produciéndose un terri- habían señalado durante todo Estados Unidos se pronunció
ble accidente que la impulsó el proceso que, en conversa- sobre la problemática de los
fuera de su vehículo deján- ciones sostenidas entre su hija pacientes incapaces, asimismo

5
El caso Quinlan fue decidido en apelación a nivel de la Corte Suprema del Estado de New Jersey.

63
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

se sentaron las bases del con- sus constantes acciones por el largos años. Trece días después
sentimiento informado como deseo incesante de adelgazar, del retiro de este soporte vital,
manifestación del principio que la habían llevado incluso a Terri Schiavo falleció por falta
de autonomía en defensa de alimentarse por varios días con de alimento.
la libertad. solo té helado adelgazante, le
generaron un paro cardíaco. Esta decisión comenzó una
Definitivamente, los casos de Los médicos señalaron que el gran polémica y debate a ni-
Karen Ann Quinlan y de Nancy paro cardíaco había sido conse- vel mundial. Pero más allá del
Cruzan permitieron a la so- cuencia de un déficit de pota- tema de lo procedente o no de
ciedad americana analizar la sio en el organismo de Terri. La suspender la alimentación de
problemática de los pacien- falta de oxígeno en el cerebro un ser humano, es decir, pro-
tes en estado de incapacidad, antes de haber sido auxiliada vocar su muerte por inanición,
que no pueden manifestar su médicamente (aproximada- está el cuestionamiento que
voluntad por sí mismos, y que mente una hora y media) le nos interesa, específicamente
se convirtieron en el impulso causó un profundo daño cere- para el caso del presente artí-
que se necesitaba para que bral y, posteriormente, tras culo, de si la decisión adopta-
hoy en día los testamentos unos meses en estado de coma, da por la Corte Suprema era
vitales sean legales y, legí- ingresó a un estado vegetativo lo que Terri Schiavo hubiese
timamente aceptados en los persistente. Años después se deseado o, por el contrario,
Estados Unidos, como una vá- inició una batalla legal entre el nos queda la duda (y quedará
lida manifestación de la auto- esposo de Terri, quien deseaba siempre) si habría querido que
nomía del paciente a rechazar que se le retiraran los apara- continuaran luchando (como lo
tratamientos o aceptarlos. tos que la mantenían con vida, querían y demandaban sus pa-
y los padres de Terri, quienes dres) para retornarla a un es-
3.2.3 C
caso T eRRy S
terry schiavo6. mantenían la esperanza de la tado normal. La decisión fue
futura recuperación de su hija, basada en supuestos, no en
Un caso más reciente pero debido a que Terri les sonreía, certezas. Sólo hubiera existi-
también muy emblemático en movía la cabeza y daba señales do una certeza absoluta si Te-
los Estados Unidos, -por la con- de estar consciente de todo lo rri Schaivo hubiera redactado
moción que nuevamente causó que sucedía. y suscrito un testamento vital.
al plantearse, por un lado, el
dilema ético de mantener con El caso Terri Schiavo llegó has- 3.3 E
el caso español.
vida artificial a una persona en ta la Corte Suprema y ésta de-
un estado vegetativo persisten- cidió finalmente que, pese a España es uno de los principa-
te y, por otro, la falta de cono- que Terri no había redactado un les países del mundo en que
cimiento veraz de la voluntad testamento vital, indicando sus el tema de la autonomía de la
del paciente por estar incapa- deseos respecto al tratamiento voluntad está largamente de-
citada mentalmente-, fue la médico de su cuerpo, había in- sarrollado y es de importancia
vida y muerte de Terri Schiavo. formaciones que hacían presu- prioritaria. Como dato impor-
mir que Terri no hubiese desea- tante podemos señalar que en
Theresa Marie Schindler (cono- do que se le aplicaran medidas el año 2000, en las provincias
cida públicamente como Terri extraordinarias para mante- de Cataluña y de Galicia, se
Schiavo), nació en Pensilva- nerla con vida. La oposición de promulgó por primera vez una
nia (USA) en el año 1963. En los padres, seguida de nuevos legislación orientada a normar
1984, contrae matrimonio con recursos, sólo logró retrasar un las llamadas “directivas antici-
Michael Schiavo. No procrea- tiempo más la decisión final: el padas” y, dos años después, se
ron hijos. Cuando Terri tenía retiro de la sonda por la cual recogió a nivel nacional en la
27 años de edad, producto de se alimentaba Terri durante 15 Ley de Autonomía del Paciente7.

6
Datos obtenidos de internet: http://www.investigacionyciencia.es/blogs/psicologia-y-neurociencia/63/posts/la-larga-
muerte-de-terri-schiavo-12420.
7
La propia ley citada, trata varios aspectos que circundan la vida del paciente como: información sanitaria, el consentimiento
informado, el derecho a la intimidad, la historia clínica, y otros, señala en su exposición de motivos que dicha ley

64
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

Consideramos importante citar 4. e


4. El t
Testamento v
Vital: l
Lími- En el caso específico de los
lo que dicha Ley, en su artícu- tes legales y éticos testamentos vitales, materia
lo 11 establece, al normar las de nuestro artículo, debemos
“Instrucciones Previas”: Al hablar de límites al Testa- señalar que sus límites están
mento Vital, primero debemos dados fundamentalmente por
Por el documento de ins- plantear la pregunta de si po- el ordenamiento jurídico de
trucciones previas, una demos poner límites a la auto- cada país. Así, cuando habla-
persona mayor de edad, nomía de la voluntad, siendo mos de dichos límites, debe-
capaz y libre, manifies- la respuesta afirmativa. No mos pensar en cuáles son los
ta anticipadamente su todo lo que el ser humano de- alcances que se le puede dar
voluntad, con objeto de sea hacer, lo puede hacer. al Testamento Vital, es decir,
que ésta se cumpla en el cuáles son los deseos del pa-
momento en que llegue a El Dr. Ronald Cárdenas Krenz, ciente que, legalmente, está
situaciones en cuyas cir- experto en Bioética y Biojurídi- permitido respetar.
cunstancias no sea capaz ca, señala sobre el particular,
de expresarlos personal- lo siguiente: …”consideramos Por ejemplo, en legislaciones
mente, sobre los cuidados que la autonomía de la volun- donde se acepta el suicidio
y el tratamiento de su sa- tad tiene … entre sus límites asistido (Suiza) y la eutanasia
lud o, una vez llegado el en general, el respeto a la vida (Holanda y Bélgica), debemos
fallecimiento, sobre el (derecho fundamental y sus- señalar que los límites son
destino de su cuerpo o de tento del resto de derechos), muy pocos, pues el paciente
los órganos del mismo. El la consideración kantiana del puede, incluso dejar escrito
otorgante del documento hombre como fin (principio de en un testamento vital de que
puede designar, además, autotelia), el principio del in- lo “ayuden a morir”, es decir,
un representante para terés superior del niño (reite- una situación activa para eli-
que, llegado el caso, sir- rado ampliamente en diversas minar una vida.
va como interlocutor suyo sentencias del Tribunal Consti-
con el médico o el equipo tucional), el principio de que Ahora bien, concentrémonos
sanitario para procurar el no hay libertad sin responsa- en nuestra realidad. En el Perú
cumplimiento de las ins- bilidad, el orden público y las tenemos normas expresas que
trucciones previas.” buenas costumbres, la razón y prohíben la eutanasia y el sui-
el sentido común, los derechos cidio asistido. Así, los artículos
Queda pues claro que la nor- fundamentales, el principio de 112 y 113 del Código Penal Pe-
matividad española permite que la ley no ampara el abuso ruano señalan lo siguiente al
al paciente mayor de edad del derecho, los principios de describir los tipos penales: Ho-
con capacidad, redactar un la Bioética, el ordenamiento micidio piadoso9 e Instigación
documento dejando expre- jurídico en general (que in- o ayuda al suicidio:
sos deseos, que deben ser cluye el cumplimiento de los
respetados -y la ley le da requisitos de validez del acto “Artículo 112.- El que, por
esa garantía- respecto a su jurídico, la inexistencia de vi- piedad, mata a un enfermo
tratamiento médico en caso cios de la voluntad, etc.), la incurable que le solicita de
de que en el futuro no pue- moral, la propia voluntad en manera expresa y conscien-
da manifestar, por sí mismo, general, la aplicación del prin- te para poner fin a sus in-
sus deseos. cipio de simetría, etc.”8 tolerables dolores, será re-

“refuerza y da un trato especial al derecho a la autonomía del paciente. En particular, merece mención especial la
regulación sobre instrucciones previas que contempla (…) los deseos del paciente expresados con anterioridad dentro
del ámbito del consentimiento informado” (el resaltado es nuestro).
8
Expresado en la Ponencia “¿Qué tan autónoma es la autonomía de la voluntad? Consideraciones a partir de algunas
interesantes sentencias del Tribunal Constitucional peruano”, presentada en la ciudad de Córdoba - Argentina con motivo
de su incorporación como Miembro de Número de la Academia Nacional de Córdoba. Año 2015.
9
En nuestra legislación no se habla de “eutanasia” sino de “Homicidio por piedad” u “Homicidio piadoso”. Nótese que el
sujeto activo de dicho delito puede ser cualquier persona; en el caso de la eutanasia, el sujeto activo es el profesional de
la salud. Por ello, nuestra legislación, al regular el tipo penal del artículo 112, abarca no sólo a la eutanasia sino a todo
acto efectuado por cualquier persona dirigido a matar por razones de índole piadoso.

65
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

primido con pena privativa se ponga distancia entre la que continuar no redundará en
de la libertad no mayor de vida y la muerte. Ello, va en el mejor beneficio del pacien-
tres años”. contra de la llamada “ortota- te.” (El resaltado es nuestro)
nasia” (término que proviene (Pfeiffer, 2008, p. 76).
“Artículo 113.- El que insti- de los vocablos griegos: orto=-
ga a otro a cometer suicidio correcto; thánatos= muerte), Es cierto que la decisión del re-
o lo ayuda a cometerlo, es decir de la “muerte en el tiro del soporte vital es suma-
será reprimido, si el suici- momento correcto”. Pese a mente delicada y difícil, y en
dio se ha consumado o in- que la muerte ya llegó en for- realidad, sólo los profesionales
tentado, con pena privati- ma natural (“en el momento de la salud son los llamados a
va de la libertad no menor correcto”), se mantiene al señalar a la familia cuándo de-
de uno ni mayor de cuatro paciente con vida a través de bería hacerse; por ello, en al-
años (…)”. soportes artificiales. gunas ocasiones es importante
que el centro de salud cuente
En esa línea de pensamiento, Una cuestión importante a con un Comité de Ética en bio-
queda evidenciado que, de determinar es, precisamente, medicina, lo que implica la exis-
regularse el testamento vi- esa línea delgada que deter- tencia de “un grupo de personas
tal en nuestro país, la perso- mina si el paciente tiene o no que se constituye con la misión
na no podrá solicitar en dicho posibilidades de recuperación de deliberar sobre la modalidad
documento, por ejemplo, que y cuándo, por tanto, se está de determinadas decisiones o
si queda en estado comatoso, cayendo en el citado “en- cursos de acción, bien sea en
se le aplique una inyección de carnizamiento terapéutico”. la práctica clínica, en la investi-
cloruro de potasio para gene- La Dra. María Luisa Pfeiffer, gación científica o en la gestión
rarle un paro cardiaco y pro- miembro de la Asociación Ar- de los recursos sanitarios dispo-
vocarle la muerte. Ello, no gentina de Investigaciones Éti- nibles.”11 Son, pues, un impor-
está permitido por nuestras cas, señala que “se considera tante apoyo para dilucidar y de-
normas. apropiado retirar el soporte cidir respecto de dilemas éticos
vital: cuando no haya eviden- en la medicina.
Ahora bien, sí podría, por el cia de la efectividad buscada
contrario, manifestarse en y se presuma que tampoco se Por otro lado, resulta impor-
contra del llamado encar- obtendrá en futuro; cuando tante conocer la posición de la
nizamiento terapéutico, es mantener ese soporte sólo Iglesia Católica por ser la re-
decir el deseo denodado de signifique mantener y prolon- ligión preponderante en nues-
mantener con vida a un pa- gar un cuadro de inconciencia tro país. Esta se manifiesta en
ciente realizando acciones permanente e irreversible; contra del encarnizamiento
desproporcionadas y heroicas cuando el sufrimiento sea in- terapéutico y a favor del res-
que sólo alargan la agonía del evitable y desproporcionado peto a la ortotanasia. Así, en
mismo, sin ninguna esperan- al beneficio médico esperado, el Catecismo de la Iglesia Ca-
za de recuperación. En otras cuando se conozca fehacien- tólica se señala lo siguiente:
palabras, es aplicar artificial- temente la voluntad del pa-
mente la “distanasia”10, es ciente, cuando la irreversibili- “Aquéllos cuya vida se en-
decir, actuar de tal forma que dad del cuadro permita pensar cuentra disminuida o de-

10
El Dr. Patrick Wagner Grau, Presidente de la Academia Nacional de Medicina del Perú, concedió una entrevista al Diario
El Comercio en el año 2005, tocando el tema de la distanasia con ocasión de la muerte del Papa Juan Pablo II. En dicha
entrevista señaló: “Ese es todo un tema. Nosotros no permitimos el uso de la eutanasia, que es la supresión de la vida;
pero tampoco permitimos la distanasia, que es el encarnizamiento terapéutico para prolongar la vida, rebajando muchas
veces al ser humano, en su dignidad, y convirtiéndolo en objeto con fines terapéuticos o de investigación. Yo creo que
en el caso del Papa ha habido una práctica de distanasia. Un extremo tan inhumano como la eutanasia. Por eso hoy día
la bioética ha definido un término medio al que ha llamado “ortotanasia”, que es la muerte a su debido momento, la
muerte natural, conservando la dignidad del agónico. Acuérdese que la palabra “agonía” viene del griego y significa
lucha, combate. Es la lucha por la vida hasta que uno muere”.
11
J.J. Ferrer. Citado por José Carlos Bermejo y Rosa María Belda (Bermejo, José Carlos y Belda, Rosa María, 2006, p
100).

66
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

bilitada tienen derecho a razonable y los intereses 2) Rechaza el llamado “en-


un respeto esencial: las legítimos del paciente.12 (El carnizamiento
2) Rechaza el llamadoterapéuti-
“encar-
personas enfermas o dismi- resaltado es nuestro). co” pues lo relaciona
nizamiento terapéutico”di-
nuidas deben ser atendidas rectamente con la distana-
pues lo relaciona directa-
para que lleven una vida Aunque la muerte se con- sia quecon
mente se aplica al contar
la distanasia que
tan normal como sea posi- sidere inminente, los cui- con la esperanza
se aplica al contarremota
con la
ble. Cualesquiera que sean dados ordinarios debidos de que el remota
esperanza enfermodemejo- que
los motivos y los medios, la a una persona enferma no re o que la mejore
el enfermo ciencia omédica
que la
eutanasia directa consiste pueden ser legítimamente avance de tal forma
ciencia médica avanceque de
en poner fin a la vida de interrumpidos. El uso de la
tal dolencia
forma que pueda ser re-
la dolencia
personas disminuidas, en- analgésicos para aliviar los vertida.
pueda ser Para ello, muchas
revertida. Para
fermas o moribundas. Es sufrimientos del moribun- veces, familiares,
ello, muchas lleva-
veces, familia-
moralmente inaceptable. do, incluso con riesgo de dos
res, por un legítimo
llevados deseo
por un legíti-
Por tanto, una acción o una abreviar sus días, puede de
mo mantener vivo a suvivo
deseo de mantener ser
omisión que, de suyo o en ser moralmente conforme querido, aceptan aceptan
a su ser querido, que se
la intención, provoca la a la dignidad humana si la les
que apliquen tratamientos
se les apliquen trata-
muerte para suprimir el do- muerte no es pretendida, extraordinarios y heroicosy
mientos extraordinarios
lor, constituye un homicidio ni como fin ni como medio, que, lejosque,
heroicos de aliviar el do-
lejos de ali-
gravemente contrario a la sino solamente prevista y lor
viardel
el paciente,
dolor del producen
paciente,
dignidad de la persona hu- tolerada como inevitable. simplemente
producen simplementeun alarga- un
mana y al respeto del Dios Los cuidados paliativos miento innecesario
alargamiento y cruely
innecesario
vivo, su Creador. El error constituyen una forma pri- de su de
cruel agonía.
su agonía.
de juicio en el que se pue- vilegiada de la caridad des-
de haber caído de buena interesada. Por esta razón La Iglesia está en contra del
fe no cambia la naturaleza deben ser alentados.”13 “encarnizamiento terapéu-
de este acto homicida, que tico” y más bien acepta la
se ha de rechazar y excluir Queda claro entonces que la llamada “ortotanasia”, es
siempre. Iglesia Católica (Torres Mora- decir, acepta que la muer-
les, 2008, p. 33-35): te ya está llegando y, por
La interrupción de trata- tanto, reconoce no poder
mientos médicos onerosos, 1) No acepta bajo ningún con- impedirla. En ese caso,
peligrosos, extraordinarios cepto la llamada “Eutana- la Iglesia puede aceptar –
o desproporcionados a los sia Directa” o “Eutanasia como ella misma lo seña-
resultados puede ser le- Activa”, es decir, aquella la- la interrupción de trata-
gítima. Interrumpir estos acción tendente a suprimir mientos médicos onerosos,
tratamientos es rechazar en forma anticipada la vida peligrosos, extraordinarios
el “encarnizamiento te- de un enfermo. La Iglesia o desproporcionados a los
rapéutico”. Con esto no llega a calificar esta supre- resultados esperados; en
se pretende provocar la sión como un “homicidio”. pocas palabras, acepta que
muerte; se acepta no poder El escudarse en el hecho de la enfermedad ha ganado la
impedirla. Las decisiones “no querer ver sufrir al ser batalla y que debemos de-
pueden ser tomadas por el querido” o en que “hay que jar de luchar ante la inmi-
paciente, si para ello tiene respetar su decisión de mo- nente decisión de Dios.
competencia y capacidad o, rir con dignidad” no resta
sino por los que tienen los –de forma alguna- al acto, 3) Acepta que se respete la
derechos legales, respe- su verdadera naturaleza: un voluntad del paciente que
tando siempre la voluntad acto inmoral. está en condiciones de ma-

12
Obsérvese en este último párrafo la importancia que brinda la Iglesia Católica al deseo del paciente competente y capaz
y al respeto de su voluntad y de sus legítimos intereses.
13
Catecismo de la Iglesia Católica. Quinto mandamiento. El respeto por la vida humana. La eutanasia. Acápites 2276, 2277,
2278 y 2279.(1992). Segunda Edición. Asociación de Editores del Catecismo. España. p. 501.

67
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

nifestarla, siempre y cuan- exigencia del cumplimiento de incapaz o adulto mayor me-
do esta voluntad no vaya dicha voluntad; quedaría en la diante una serie de modifica-
en contra de los paráme- decisión de la familia actuar ciones al articulado de nuestro
tros morales y legales. Por de una u otra forma. código civil. Una de las modi-
ejemplo, un paciente váli- ficaciones fue la de incorporar
damente podría optar por Como hemos mencionado en el el artículo 568-A al Código Ci-
no aceptar un tratamiento punto II del presente artículo, vil con el siguiente texto:
de quimioterapia14 para tra- la Ley General de Salud regu-
tar el cáncer que lo aqueja, la el llamado consentimiento “Artículo 568-A.- Facul-
pero, de ninguna manera, informado; sin embargo, di- tad para nombrar su pro-
podría solicitar que se le cha manifestación de voluntad pio curador.-  Toda
Toda persona
aplique una solución quími- debe ser otorgada en tiempo adulta mayor con capaci-
ca que le genere un infarto actual por el propio pacien- dad plena de ejercicio de
y con ello, su muerte. En te y, en modo alguno podría sus derechos civiles puede
estos ejemplos citados se afirmarse o tener la certeza nombrar a su curador, cu-
puede observar la clara di- de que un tribunal acepta- radores o curadores susti-
ferencia entre “dejar mo- ría válidamente el argumento tutos por escritura públi-
rir” y “hacer morir”. de que dicha voluntad puede ca con la presencia de dos
trascender en el futuro y por (2) testigos, en previsión
4) Se muestra plenamente a fa- un hecho incierto. Esta fal- de ser declarado judicial-
vor de los llamados “cuida- ta de certidumbre “no ayuda mente interdicto en el fu-
dos paliativos”, que signifi- a los pacientes, quienes qui- turo, inscribiendo dicho
can suministrar al paciente sieran tener la confianza que acto en el Registro Perso-
todos aquellos medios que sus deseos serán respetados, nal de la Superintenden-
signifiquen ayudarlo a so- como así tampoco a los doc- cia Nacional de Registros
brellevar la enfermedad sin tores, quienes muy a menudo Públicos (Sunarp).
dolor, es decir, menguar de no saben cuál es la decisión
alguna forma los sufrimien- correcta a tomar, tanto desde El juez a cargo del proce-
tos que le aquejan producto el punto de vista ético como so de interdicción recaba la
de su enfermedad. legal.” (Durante, 2012, 268) certificación del registro, a
efectos de verificar la exis-
5.
5. Regulación del T testamento No contamos, por tanto, con tencia del nombramiento.
Vital en nuestro
v nuestRo país una norma expresa como La designación realizada
sí lo hemos observado, por por la propia persona vin-
Debemos señalar que, pese ejemplo en la legislación es- cula al juez.
a algunos intentos por re- pañola a través de su Ley de
gular la validación del Tes- Autonomía del Paciente (es- Asimismo, la persona adul-
tamento Vital o directivas pecíficamente su artículo 11, ta mayor puede disponer en
anticipadas en nuestro país, citado en el acápite 2.3 del qué personas no debe re-
hasta el momento no es una presente trabajo). caer tal designación. Tam-
prioridad en la agenda de bién puede establecer el al-
nuestros legisladores. Ahora bien, debemos admitir, cance de las facultades que
que, no obstante lo señalado gozará quien sea nombrado
Hoy en día, si una persona de- anteriormente, existe cierto curador.” 
como curador.”
jara por escrito su deseo ex- avance en nuestra legislación
preso respecto al tratamiento respecto a este tema. Es así Si bien es cierto, el proyecto
médico de su cuerpo, no se po- como la Ley 29633, promulga- de ley que dio origen final-
dría, de forma alguna, alegar da el 16 de diciembre del año mente a la modificación nor-
ante un Tribunal Peruano, la 2010, fortalece la tutela del mativa citada, consideraba

Pues considera que dicho tratamiento lejos de revertir las consecuencias de su enfermedad, no le permitirá (por sus
14

efectos) culminar su vida en el mejor estado posible.

68
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

que cualquier persona mayor tanto, el motivo que orilló a final de su obra ya citada en
de edad (no sólo el adulto ma- nuestros legisladores a colocar este artículo, el cual contiene
yor) pudiera nombrar su pro- dicha limitación. 5 artículos, debiendo resaltar,
pio curador, quedó finalmente para efectos de nuestro traba-
circunscrita a sólo las personas Otro problema de esta nor- jo, el artículo 3, inciso 2, que
mayores de 60 años. ma es que queda la duda res- a la letra dice (Mejía Rosasco,
pecto al último párrafo del 2009, p. 233-234):
El Dr. Julio César Barrenechea artículo 568-A, cuando señala
Gamio, docente universitario que “también puede estable- “Artículo 3.- El conteni-
y especialista en Derecho de cer el alcance de las faculta- do de las disposiciones de
Familia señala, en relación a des que gozará quien sea nom- autotutela para la propia
la limitación de esta facultad brado como curador”. Debe- incapacidad puede estar
sólo para las personas mayores mos entender con ello, que, referido, entre otros te-
de 60 años, lo siguiente: “To- además de los temas de índole mas, a los siguientes: (…)
mando en consideración que patrimonial (por ejemplo, la 2. Disposiciones referidas
no existiría una razón objetiva administración de los nego- a la salud del otorgante,
para que una norma cuyo in- cios), ¿podría el curador hacer tales como los tratamien-
trínseco fundamento es pre- valer la voluntad establecida tos médicos, intervencio-
cisamente el máximo respeto por el incapaz que se refiera nes quirúrgicas, elección de
al principio de la autonomía a directivas sobre su propio los profesionales médicos
de la voluntad, circunscriba la cuerpo y que no son de índo- y/o centros de salud de su
misma sólo a personas mayo- le patrimonial? ¿Es suficiente elección y cualquier otra
res de sesenta (60) años, hay esta norma para lidiar con el disposición que conlleve la
quienes consideran ya que la texto -bastante restringido, autorización para aceptar
citada ley pudiera ser incons- bajo nuestro punto de vista-, o rechazar la aplicación de
titucional por atentar contra que contiene el artículo 576 medidas terapéuticas, en
el principio a la igualdad ante del Código Civil, y que señala especial aquellas denomi-
la ley.” (Barrenechea Gamio, que “el curador protege al in- nadas de soporte vital”.
2013, p. 21) capaz, provee en lo posible a
su restablecimiento y, en caso La iniciativa planteada por la
Para efectos de nuestro artí- necesario, a su colocación en Dra. Mejía, que se plasmaría a
culo, debemos señalar que si un establecimiento adecuado; través de una Escritura Públi-
bien esta norma es un avance, y lo representa o lo asiste, se- ca, incluye la creación de un
lo consideramos mínimo, pues gún el grado de incapacidad, Registro de Escrituras Públicas
ayuda sólo a personas a partir en sus negocios”? Es un tema que contenga disposiciones de
de los 60 años; efectivamente, que deberá aclararse en el fu- Autotutela de la Persona Ma-
cumplidos los 60 años, tales turo, si las iniciativas para la yor de Edad.
personas podrían nombrar a un regulación del testamento vi-
curador e instruirlo claramen- tal prosperan. Finalmente, debemos señalar
te con directivas específicas, que, ciertamente, nos da ma-
pero qué sucedería si antes de Ahora bien, debemos recalcar yor tranquilidad que nuestro
dicha edad la persona quedara un importante trabajo de ini- Tribunal Constitucional venga
imposibilitada de poder mani- ciativa legislativa elaborado, preocupándose cada vez más
festar una voluntad respecto -luego de una profunda inves- por el tema de la autonomía
de su propio cuerpo; nos que- tigación sobre el tema-, por de la voluntad, y se observe
da pues un amplio periodo: 42 la Doctora, Notaria de Lima, importante jurisprudencia en
años (Desde los 18 hasta los Rosalía Mejía Rosasco, quien torno al tema15, lo que ayuda-
60 años). No entendemos por presenta un proyecto de ley al rá, sin lugar a dudas, a contar

STC Exp. No. 02175-2009-PA/TC, ff.jj. 10 y 11. Publicada en la página web del TC el 19/07/2010 donde el Tribunal señala
15

que…” es necesario el respeto al ejercicio de la autonomía de la voluntad de las partes, las cuales deben ser conformes
a los límites que la Constitución y ley hayan previsto”. Sentencia citada por el Dr. Ronald Cárdenas Krenz en la ponencia
anteriormente citada.

69
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

con un mayor sustento en la sustentan la autonomía de momento para ejemplifi-


oportunidad en que los legis- la voluntad.16 car nuestra posición. La
ladores prioricen la posibilidad sentencia de la Corte Su-
de una regulación de las direc- 2.
2. El testamento vital puede prema que ordenó retirar-
tivas anticipadas.
anticipadas. convertirse en un instru- le la sonda por la cual se
mento muy importante de le alimentaba basándose
Esperamos
Esperamosquequeenenununfuturo
futu- exoneración de responsa- en indicios de lo que ha-
no lejano,
ro no lejano,sese priorice
priorice este bilidad de los profesionales bría querido Terri, nos da
tema y se legisle seria y res- de la salud. En la medida la razón en este punto. Sin
ponsablemente
ponsablemente por tratarse en que el profesional de la la manifestación escrita de
de una genuina
genuina manifestación
manifestación salud siga, en estricto, las Terri, sus padres nunca sa-
de la autonomía de la volun- directivas otorgadas por un brán si ella hubiera solici-
tad y, por tanto, del legítimo paciente en un documen- tado el retiro de la sonda
ejercicio de
delala libertad
libertad del del
ser to válidamente emitido y o, por el contrario, hubie-
ser humano.
humano. reconocido, podrá hacer ra querido que continuaran
frente a eventuales de- luchando. Es posible que
6. Iimportancia
6. mpoRtancia del T
testamento mandas formuladas por los esta sentencia haya des-
Vital
v familiares del paciente. trozado a una familia.

Consideramos que permitir la 3. Finalmente, consideramos


3. Si con este documento
validación o garantía de un de suma importancia un (testamento vital) alivia-
testamento vital para que sea motivo de tinte humano mos, de alguna forma, a la
ejecutado en la forma como lo que aliviará la gran carga familia en un proceso duro
desea quien lo otorgó es im- que tiene la familia. Cuan- y penoso, contribuiremos
portante por tres razones fun- do un paciente se encuen- a la defensa de la vida hu-
damentales: tra imposibilitado de ma- mana, pues Familia y Vida
nifestar su voluntad, las Humana están íntimamen-
1.
1. Es una garantía de que se decisiones a tomar recaen te vinculadas. Así lo seña-
está respetando la volun- directamente en los fami- la Alfonso López Trujillo al
tad autónoma de la perso- liares, quienes se cuestio- decir que “mucho de los
na. El testamento vital o nan y hasta existen pugnas graves problemas sobre la
directivas anticipadas son respecto a qué se debe ha- vida humana que hoy polí-
manifestaciones de volun- cer y cómo se debe actuar. ticos y legisladores deben
tad que en forma autóno- Todo recae en la simple considerar tienen su raíz
ma establece la persona pregunta –que no siem- en el deterioro del tejido
mayor de edad y con ca- pre tiene una respuesta-: familiar de las sociedades.
pacidad respecto al trata- “¿Qué desearía él (refi- Se trata, en realidad, de
miento de su cuerpo. No riéndose al paciente) que dos temas profundamen-
aceptarlas y no ejecutar- hiciéramos?”. te relacionados: familia
las, transgrede la libertad y vida humana son reali-
del ser humano violando El caso emblemático de dades íntimamente uni-
todos los principios que Terri Schiavo sirve en este das, como son la raíz y el

16
16
Un caso interesante que suscitó polémica en España en el que se muestra claramente el respeto por la autonomía de la
voluntad del paciente fue el siguiente: El hijo de un anciano que padecía una infección en el pie derecho denominado
“pie diabético”, solicita la autorización judicial para practicar a su padre una intervención quirúrgica para que le sea
amputada la pierna hasta la rodilla. La operación era urgente pues la pierna presentaba lesiones gangrenosas y podía
expandirse. El enfermo no consentía en la operación y el hijo afirmaba que aquél no tenía en claro su discernimiento. El
juez se entrevista con el paciente llegando a la conclusión que obraba con discernimiento al negarse a ser operado. El
caso llega a segunda instancia quien señala que al no surgir que la conducta del paciente configurara una forma de suicidio
(como lo sustentaba el hijo), debe respetarse la voluntad de aquel y la solución viene impuesta por la naturaleza de los
derechos en juego que determinan que el paciente sea el “árbitro único e irremplazable de la situación”. El principio
expuesto no debe ceder aunque medie amenaza de la vida. El caso sube al Tribunal Supremo quien se encuentra ante
la situación de un anciano que veía cercano el fin de su vida, que rechazó someterse a alguna de las terapias costosas y
vejatorias y que prefiere morir en paz: así lo permitió el Tribunal, aceptando y respetando la autonomía de su voluntad.

70
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

fruto.” (López Trujillo, contra del ordenamiento c) La voluntad del paciente


2006, p. 20) jurídico explícito. Habla- expresada en el documento
mos de autonomía de la deberá ser muy clara, pues
Contar con una manifesta- voluntad, efectivamente, podría suceder que ante la
ción del propio paciente, pero esta autonomía no falta de claridad del pa-
hace más fácil la decisión puede sobrepasar lo permi- ciente, se pretenda (quizá
de la familia en un momen- tido por la ley. influenciado por algún pa-
to tan triste y delicado por riente) aplicar la voluntad
el que deben pasar. Aun- Recordemos que en el caso de la persona a un caso
que la decisión sea dura, del testamento vital en distinto al acontecido. Se
se cuenta con la certeza los países donde no se ad- pueden por ejemplo solici-
de que se está actuando mite la eutanasia ni ayu- tar o no casos concretos y
en franco respeto de los da al suicidio, el paciente muy específicos como los
deseos de su ser queri- no solicita morir, tan sólo siguientes:
do…”lo importante es ga- expresa su deseo de no ser
rantizar que las decisiones tratado médicamente si su 1.
1. Reanimación cardio-pul-
sean las más adecuadas a enfermedad es terminal o monar: en caso de que
todos los integrantes de irreversible. Lo que desea ocurra un paro respirato-
la relación participante, es morir en forma natural rio o cardíaco.
pero en especial acordes (ortotanasia), acepta que 2.
2. Alimentación artificial por
a los valores del propio la enfermedad ha ganado vía intravenosa o por sonda
paciente, quien al final la batalla, no quiere que de alimentación.
tiene la opción de decidir alarguen innecesariamen- 3.
3. Permanencia prolongada
por sí mismo”. (García te su vida. Lo único que en un respirador (si no se
Colorado, Gabriel y otros, desea es que le apliquen puede respirar por sí solo).
2008, p. 46) cuidados paliativos, por 4.
4. Transfusiones de sangre.
ejemplo, medicinas para
7. c
7. Cómo elaborar un
elaboRaR Testa-
t aliviar el dolor. O, por A continuación, nos permiti-
mento Vital
v otro lado, puede también mos reproducir tres modelos
expresar que desea que se de testamento vital que ser-
El contenido formal de un tes- luche con todos los me- virán de ejemplo para efectos
tamento vital dependerá de la dios necesarios hasta el de nuestro trabajo:
legislación que lo regule, pues final, aunque ello impli-
para que sea válido y pueda ser que un encarnizamiento 1. Primer Modelo: Con orien-
ejecutado vía orden judicial – terapéutico. tación y tinte laico:17
si fuera preciso- deberá conte-
ner, además de los aspectos de b) La voluntad no debe im- “MANIFESTACIÓN DE VOLUN-
fondo que se refieren a las ins- plicar una acción médica TADES SOBRE EL FINAL
trucciones del paciente dentro contra las buenas prácti- DE MI PROPIA VIDA
del límite normativo, una serie cas establecidas. Se pue-
de condiciones de tipo formal, de limitar la actuación Yo (nombre y apellidos
dependiendo, reitero, de lo médica; la negativa al del testador), con Docu-
regulado en cada país. tratamiento (aunque sea mento de identidad No.:
irracional e incluso vital) .......................... mayor
Ahora bien, es importante te- es aceptada. Pero no se de edad, con domicilio en: ....
ner en cuenta algunos aspectos puede obligar al médico a .....................................
al redactarun testamento vital: realizar prácticas no per- .......................... y en ple-
mitidas, como por ejem- nitud de mis facultades men-
a) La voluntad no debe impli- plo no seguir los llamados tales, libremente y tras una
car una acción que vaya en protocolos médicos. dilatada meditación, 
meditación,

Obtenido de la página de internet: Modelo de la Generalit Cataluyna (España): http://concurso.cnice.mec.es/cnice2006/


17

material003/Padres/Testamento%20vital%20Modelos.htm

71
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

DECLARO: importante limitación de Firma:


mi movilidad y falta de Firma:”
Que en el supuesto de encon- respuesta positiva al tra-
trarme en unas condiciones tamiento específico si lo 2. Segundo Modelo: Con una
en las que no pueda decidir hubiere. orientación y tinte religioso:
sobre mi atención médica, a d. Demencias
d. Demencias preseni-
raíz de mi deterioro físico y les, seniles o similares.
/o mental, por encontrarme e. Enfermedades o situa- “MODELO DE TESTAMENTO
en uno de los estados clínicos ciones de gravedad com- VITAL DE LA CONFERENCIA
enumerados en el punto C de parable a las anteriores. EPISCOPAL ESPAÑOLA18
este documento, y si dos mé-
dicos autónomos coinciden en D) Designo como mi repre- A mi familia, a mi médico, a mi
que mi fase es irreversible, mi sentante para que vigile el sacerdote, a mi notario:
voluntad incuestionable es la documento de las instruc-
siguiente: ciones sobre el final de mi Si me llega el momento en que
vida expresadas en este no pueda expresar mi volun-
A) Que no se dilate mi vida por documento, y tome las de- tad acerca de los tratamientos
medios artificiales, tales cisiones necesarias para tal médicos que se me vayan a
como técnicas de soporte fin, a .......................... aplicar, deseo y pido que esta
vital, fluidos intravenosos, ................................ declaración sea considerada
medicamentos o suministro ............,  con Documen-
............, como expresión formal de mi
artificial. to de Identidad Número: voluntad, asumida de forma
............................. consciente, responsable y li-
B) Que se me suministren los bre, y que sea respetada como
fármacos necesarios para E) Manifiesto, asimismo, que si se tratara de un testamento.
paliar al máximo mi males- libero a los médicos que me
tar, sufrimiento psíquico y atiendan de toda respon- Considero que la vida en este
dolor físico causados por la sabilidad civil y penal que mundo es un don y una ben-
enfermedad o por falta de pueda derivarse por llevar dición de Dios, pero no es el
fluidos o alimentación, aun a cabo los términos de esta valor supremo y absoluto. Sé
en el caso de que puedan declaración. que la muerte es inevitable y
acortar mi vida. pone fin a mi existencia terre-
F) Me reservo el derecho de na, pero creo que me abre el
C) Los estados clínicos a las revocar esta declaración en camino a la vida que no se aca-
que hago mención más arri- cualquier momento, en for- ba, junto a Dios.
ba son: ma oral o escrita.
Por ello, yo, el que suscribe,
a. Daño cerebral severo e Fecha:
Fecha: pido que si por mi enfermedad
irreversible. Firma: llegara a estar en situación
b. Tumor maligno disemina- crítica irrecuperable, no se me
do en fase avanzada. TESTIGOS: mantenga en vida por medio
c. Enfermedad
c. Enfermedad degenerati- 1. Nombre: de tratamientos desproporcio-
va del sistema nervioso 2.Nombre: nados; que no se me aplique la
y/o del sistema muscular Documento de identidad No.: eutanasia (ningún acto u omi-
en fase avanzada, con Documento de Identidad No.: sión que por su naturaleza y en

Se ha excluido exprofesamente de este modelo la cláusula siguiente debido a que no podría consignarse en el caso Peruano
por estar prohibida su ejecución tomando en cuenta lo ya comentado en el punto IV del presente artículo (artículos 112 y
113 de nuestra legislación penal): “C) Que, si me hallo en un estado particularmente deteriorado, se me administren los
fármacos necesarios para acabar definitivamente, y de forma rápida e indolora, con los padecimientos expresados en el
punto (B) de este documento”.
18
Modelo obtenido de: http://www.conferenciaepiscopal.es/index.php/testamento-vital.html (Página de la Conferencia
Episcopal Española).

72
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

su intención me cause la muer- tad acerca de los tratamientos Y pido que los que tengáis que
te) y que se me administren los médicos que se me vayan a cuidarme respetéis mi volun-
tratamientos adecuados para aplicar, deseo y pido que esta tad. Soy consciente de que os
paliar los sufrimientos. declaración sea considerada pido una grave y difícil res-
como expresión formal de mi ponsabilidad. Precisamente
Pido igualmente ayuda para voluntad, asumida de forma para compartirla con vosotros
asumir cristiana y humana- consciente, responsable y li- y para atenuaros cualquier po-
mente mi propia muerte. De- bre, y que sea respetada como sible sentimiento de culpa, he
seo poder prepararme para si se tratara de un testamento. redactado y firmo esta Decla-
este acontecimiento en paz, ración, para que se inscriba en
con la compañía de mis seres Yo,…………………………………………. el Registro de Voluntades que
queridos y el consuelo de mi fe pido que se respete mi vida y corresponda y en cualquier
cristiana, también por medio se proteja hasta el último mo- caso se respete como voluntad
de los sacramentos. mento, tal y como lo consagra clara y definitiva.
la Constitución Española, pido Firma:
Suscribo esta declaración que no se me aplique la euta- Fecha:”
después de una madura re- nasia activa, ni la pasiva y que
flexión. Y pido que los que se me administren los trata- 8. Reflexiones f
8. Finales
tengáis que cuidarme res- mientos adecuados para paliar
petéis mi voluntad. Designo los sufrimientos y alimenta- 1) Debemos considerar la real
1)
para velar por el cumplimien- ción e hidratación necesarias posibilidad de impulsar la
to de esta voluntad, cuando para mantenerme con vida. regulación –en nuestro país-
yo mismo no pueda hacerlo, de las directrices anticipa-
a.......................... Pido igualmente ayuda para das a fin de garantizar de
asumir cristiana y humana- una manera más completa
Faculto a esta misma persona mente mi propia muerte. De- el respeto por la autonomía
para que, en este supuesto, seo poder prepararme para de la persona.
pueda tomar en mi nombre, este acontecimiento en paz,
las decisiones pertinentes. con la compañía de mis seres 2) La aceptación en nuestra
2)
Para atenuaros cualquier po- queridos y el consuelo de mi fe legislación del derecho al
sible sentimiento de culpa, he cristiana. consentimiento informado
redactado y firmo esta decla- nos da la esperanza de que
ración. Asimismo solicito, que esta se pueda aplicar el princi-
voluntad que expongo aquí, y pio: “a misma razón, mismo
Nombre y apellidos: que es la propia del que suscri- derecho”, es decir, el deseo
Firma: be, no pueda ser tergiversada, porque se respete la volun-
Lugar y fecha:” alterada y/o modificada por tad del paciente respecto
ninguna persona ni profesio- de su cuerpo en la actuali-
nal, habida cuenta que en el dad o en el futuro. La úni-
3. Modelo elaborado por la momento presente el que ex- ca diferencia es el momen-
Asociación de Abogados Cris- pone, es plenamente capaz, to en el tiempo.
tianos19: de hecho y de derecho, y tiene
el expreso deseo de prever su 3) Las escasas normas que hoy
3)
“A
​“A mi familia, a mi médico y a futuro y de que se respete su en día regulan parcialmen-
mi notario: voluntad. te el tema de la autotutela,
no son garantía, en forma
Si me llega el momento en que Suscribo esta declaración des- alguna, del respeto a la vo-
no pueda expresar mi volun- pués de una madura reflexión. luntad de la persona; son en

19
Este modelo se elaboró luego de la muerte de la ciudadana española Ramona Estévez; fue el primer caso de retiro de
alimentación en contra del criterio de los médicos, por indicación de la Junta de Andalucía. Dicho modelo incluye la
petición de que se mantenga la nutrición e hidratación necesarias hasta el momento de la muerte natural, petición que se
va de la mano con la ética médica y defiende al paciente inconsciente de eventuales abusos. Ver: http://www.vida-digna.
org/#!testamento-vital/cqzn.

73
LUMEN, Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón

algunos casos muy limitati- Referencias bibliográficas


efeRencias B ibliogRáficas Durante, Vincenzo (2012) “Di-
vos y en otras muy amplias, rectivas anticipadas y nom-
lo que implica la existencia Abellan Sallort, José Carlos bramiento judicial de tutela
-en la práctica- de peligro- (2008). “Eutanasia y Orto- limitada (administrazione di
sas puertas abiertas que no tanasia: El problema de la sostengo) en Italia”. En: Re-
garantizan el citado respe- autonomía en el Derecho vista de Derecho de la Fami-
to. Español”. En: Temas de lia y de las Personas. Buenos
Bioética y Derecho. Lima: Aires: Editorial La Ley.
4)
4) Debemos considerar que Universidad Femenina del
las directivas anticipadas Sagrado Corazón-Cátedra García Colorado, Gabriel y
se constituyen en un im- UNESCO de Bioética y Bio- otros (2008). Bioética y
portante instrumento de jurídica y Editorial Grandez muerte. Aspectos Sociales
protección para el profe- Gráficos SAC. y éticos. México: Editorial
sional de la salud, quien Trillas.
es el llamado a efectuar o Arbe Ochandino, Milagros
dejar de efectuar los tra- (2011). Estudio de las ins- López Trujillo, Alfonso (2006).
tamientos médicos nece- trucciones previas en el Temas candentes de Bioéti-
sarios. Consideremos que ámbito sanitario a través ca y Familia. Madrid: Edito-
el profesional de la salud del ordenamiento jurídico rial Palabra.
tiene, constantemente español. Salamanca: Edi-
sobre él, una suerte de ciones Universidad de Sala- Mejía Rosasco, Rosalía (2009).
“espada de Damocles” manca. Estipulaciones de autotute-
pudiendo en algún mo- la para la propia incapaci-
mento ser demandado por Barrenechea Gamio, Julio Cé- dad: la penúltima voluntad.
sus acciones. sar (2013). “Proyectando la Lima: Editorial Grijley.
voluntad hacia el momento
5)
5) Además de constituirse en en que uno ya no pueda to- Osada Liy, Jorge (2009) “Al-
un instrumento de protec- mar decisiones: la facultad zheimer: manejo y trata-
ción para el profesional de de designar curador para sí miento”. En: Revista de la
la salud, se yergue también mismo”. En: Lumen, Revista Facultad de Psicología de la
como un mecanismo de ayu- de la Facultad de Derecho UNIFE: “Alzheimer y otras
da, de apoyo a la familia. de la Universidad Femenina demencias”. Lima: Edicio-
Aliviará la conciencia de la del Sagrado Corazón, No. 9. nes Libro Amigo.
familia evitando la eterna Lima: Editorial GRAFIMAG
duda: “¿Hicimos bien o no? SRL. Pfeiffer, María Luisa. (2008)
¿Hicimos lo que él o ella hu- “Decisiones al final de la
biera querido o no?”. Bermejo José Carlos y Rosa vida”. En: Revista de Medi-
María Belda (2006). Bioé- cina y Bioética. Argentina:
6)
6) Hasta que la normativi- tica y Acción Social. Cómo Editorial Quirón.
dad no sea aprobada, sería enfrentar los conflictos éti-
aconsejable difundir la idea cos en la intervención so- Torres Morales, Sylvia Amelia
de que los familiares más cial. Santander: Editorial (2008). “La Eutanasia y la
cercanos conozcan –a cien- SAL TERRAR. Iglesia Católica”. En: Bole-
cia cierta- las voluntades tín del Instituto de la Fa-
de sus seres queridos sobre Cárdenas Krenz, Ronald milia de la UNIFE No. 10.
estos temas. Tener un docu- (2015). Ponencia “¿Qué tan Lima: Facultad de Derecho
mento privado manifestan- autónoma es la autonomía de la Universidad Femenina
do dicha voluntad, serviría, de la voluntad? Considera- del Sagrado Corazón.
en todo caso, para que los ciones a partir de algunas
familiares o médicos pudie- interesantes sentencias del Wagner Grau, Patrick. Entre-
ran tener un acercamiento Tribunal Constitucional pe- vista “No se puede jugar a
a esa voluntad en caso de ruano”. Córdoba-Argentina ser Dios”. Diario El Comer-
situaciones extremas. (inédita). cio 10 de abril del año 2015.

74
El testamento vital: una genuina manifestación
de la autonomía de la voluntad Sylvia Torres Morales de Ferreyros

O
otros
tRosmateriales
mateRiales • Catecismo de la Iglesia Ca- • Ley 41/2002:
41/2002:Ley Ley es-
española
consultados: tólica. 1992. pañola
de de del
Autonomía Autonomía
Pacien-
• Ley General de Salud, del Paciente.
te.
• Código Civil Peruano de 26842.
1984. • Ley No.29633 que permite a
• Código Penal Peruano de la persona mayor de 60 años
1991. autodesignarse a un curador.

75