Sie sind auf Seite 1von 42

Introducción a la electricidad estática y dinámica

a electricidad estática está relacionada con las


acciones y reacciones de los cuerpos cargados
eléctricamente. Un buen ejemplo de electricidad estática lo
observamos cuando viajamos en automóvil: al deslizarnos
por el asiento los electrones del tapizado son extraídos de él
y acumulados en nuestro cuerpo; cuando salimos del
vehículo y tocamos alguna de sus partes metálicas, los
electrones que haya en exceso en nuestro cuerpo circularán
hacia el metal con objeto de que las cargas se nivelen,
produciéndose un chasquido, e incluso en ocasiones un ligero
choque eléctrico que puede resultar desagradable.

Cuerpos cargados y neutros

Un cuerpo está cargado cuando tiene más o menos del


número normal de electrones. Puede estar cargado positiva
o negativamente. Un cuerpo cargado positivamente es aquel
de cuyos átomos se han extraído algunos electrones, y por
lo tanto tiene deficiencia de ellos o bien exceso de protones.

Un cuerpo cargado negativamente, es aquel que tiene mayor


número de electrones que el normal en cada átomo, esto es,
que tiene más electrones que protones. Un cuerpo en el cual
hay el mismo número de electrones (cargas negativas) que
protones (cargas positivas) es un cuerpo descargado o
neutro.

1
Los cuerpos con igual carga eléctrica (el mismo signo) se
repelen entre sí, mientras que los de cargas eléctricas
diferentes (distinto signo) se atraen. Así, si aproximáramos
dos bolas electrizadas de distinto signo (una bola con carga
negativa y la otra positiva), desarrollarían una fuerza de
atracción; si las bolas fueran de igual signo (positivas o
negativas) ejercerían una fuerza de repulsión.

Cómo se carga un cuerpo...

Se puede cargar un cuerpo mediante frotamiento o fricción.


Cuando dos trozos de material se frotan uno contra otro, los
electrones son arrancados de uno y adheridos al otro. Se
obtiene una buena carga estática frotando un aislante duro
contra otro blando o suave. Si se utilizan buenos conductores
es difícil obtener una carga detectable. La razón de esto es
que las corrientes compensadoras circulan muy fácilmente,
dentro y entre los materiales conductores.

El lápiz es de material aislante y al electrizarse concentra los


electrones en el punto de frotamiento; la cucharilla, al ser metálica,
conduce los electrones distribuyéndolos por todo el metal

Por ello, si tomamos un objeto aislante como un bolígrafo y


lo frotamos contra un jersey, se electriza, siendo capaz de
atraer pequeños trozos de papel. Sin embargo, una
cucharilla metálica, que es conductor, también se electriza al
frotarla, pero no se aprecia su carga porque los electrones
se distribuyen por todo el metal, y si la tocamos pasan a
nuestro cuerpo y de ahí a tierra, ya que el metal conduce los
electrones. En este caso, los electrones se desplazan creando
una corriente eléctrica o dinámica. Por su parte, cuando los
electrones se mantienen en reposo en un objeto, se dice que
la electricidad es estática, ya que no se desplazan a lo largo
del cuerpo electrizado.

2
Otras formas de electrizar un cuerpo

La forma más simple de electrizar un cuerpo es por


frotamiento, sin embargo, también existen otros métodos:

Por calentamiento

Al calentar determinados objetos, como algunos cristales de


cuarzo, los electrones de su superficie se redistribuyen, de
tal forma que un extremo se carga positivamente y el otro
negativamente.

Por presión

Al presionar determinados cuerpos, como el cuarzo, se


produce una electrización en sus extremos. A este fenómeno
se le denomina piezoelectricidad, y por sus características de
voltaje preciso y constante es aprovechado para construir
patrones de reloj utilizados en numerosos equipos
electrónicos; es un elemento imprescindible en los aparatos
de radio.

Por influencia o contacto

Al entrar en el campo de acción de otro cuerpo, o en contacto


entre un cuerpo electrizado y otro que no lo está.

Estos métodos de electrizar cuerpos tienen que ver con las


diferentes formas de generar energía eléctrica, las cuales se
estudiarán más adelante.

Leyes electrostáticas

n el artículo anterior hemos comprobado cómo los


cuerpos cargados actúan unos sobre otros con una fuerza de
atracción, si están cargados de forma opuesta, y de repulsión
si lo están en la misma forma, permitiendo enunciar que los
cuerpos con distinta carga se atraen y con igual carga se
repelen.
3
Charles Augustin Coulomb (1736-1806)

El físico francés Coulomb estableció por experimentación


ciertos factores que pueden utilizarse como base para
determinar la fuerza que existe entre dos cuerpos cargados
eléctricamente.

Ley de fuerza de Coulomb


El principio fundamental establecido por las experiencias de
Coulomb se conoce con el nombre de Ley de Fuerza. Esta ley
puede enunciarse de la forma siguiente:
"La fuerza con la que dos cargas eléctricas se atraen o
repelen, es proporcional a la magnitud de dichas cargas e
inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que
las separa."
Matemáticamente la Ley de Coulomb puede expresarse:

O bien:

La fuerza con la que se atraen o repelen dos cuerpos cargados es


directamente proporcional al producto de las cargas e inversamente
proporcional al cuadrado de la distancia que las separa

4
De esta ley se deduce que cuanto mayor sea la carga de los
cuerpos, mayor será la fuerza de atracción o de repulsión,
disminuyendo la fuerza cuanto mayor sea la distancia.

Cantidad de carga eléctrica

Contando el número de electrones que se desprenden o se


depositan en un cuerpo podríamos medir su cantidad de
electricidad, sin embargo, la carga de un electrón es tan
pequeña que no resulta práctica. Por ello, para medir la carga
eléctrica se utiliza como unidad el coulomb o culombio (q),
que es igual a 6,28 x 1018 billones la de un electrón, es decir,
a la cantidad de electricidad que tienen casi 6,3 trillones de
electrones.

Campos y transferencias electrostáticas

Campos de fuerza

l espacio que rodea a los cuerpos cargados y en el


cual dejan sentir su influencia, se denomina campo de fuerza
electrostática. El campo electrostático está determinado
siempre por un objeto material y se extiende al espacio que
rodea el punto de origen disminuyendo generalmente en
proporción con el cuadrado de la distancia.

Gráficamente, se representan los campos de fuerza


mediante líneas de dirección e intensidad. La intensidad se
representa por el número de líneas por unidad de superficie,
y la dirección por la flecha. Para evitar confusión, las líneas
de fuerza de una carga positiva se representan siempre
saliendo, y las líneas de una carga negativa siempre
entrando.

5
En las figuras anteriores se muestran las líneas de fuerza en
cargas que se suponen iguales y se encuentran aisladas, es
decir, que no existe influencia eléctrica entre ellas. Se
observa como por su aislamiento presentan igual número y
equidistancia de líneas.

En las figuras anteriores se representan las líneas de fuerza


entre dos cargas positivas y dos cargas negativas. Cada línea
de fuerza electrostática tiene una dirección definida. Estas
líneas no pueden nunca cruzarse unas sobre otras.

Transferencia de cargas
Como ya se explicó en artículos anteriores, los cuerpos
neutros pueden cargarse positiva o negativamente mediante
algún método, habitualmente por frotamiento. Esas cargas
que se encuentran estáticas, pueden transferirse a otros
cuerpos por contacto, conducción o transferencia
electrostática; durante ese proceso dejan de ser cargas
estáticas, convirtiéndose en electricidad dinámica.

Transferencia por contacto


Se puede efectuar la transferencia de la carga de un objeto
hacia otro mediante el contacto entre ambos. Por ejemplo,
una barra de vidrio cargada positivamente cuando se pone
en contacto con una bola de médula de sauco cargada
negativamente, se produce una corriente eléctrica entre
ambas buscando el equilibrio de electrones.

6
Transferencia por conducción
Supongamos una esfera de metal que ha sido cargada
negativamente, y un conductor de cobre unido a otra esfera
de metal descargada o neutra. Los electrones de la esfera
cargada se trasladan a la otra esfera a través del conductor,
igualando las cargas.

Dos cuerpos, en este caso uno cargado negativamente y el


otro neutro, proveen la fuerza necesaria para que haya
movimiento de electrones (flujo de corriente) a través de un
conductor. Siempre que la corriente fluya a través de un
cuerpo descargado, cesa de ser electricidad estática para
convertirse en electricidad dinámica. La fuerza que hace que
los electrones se muevan por un conductor, en forma de
corriente eléctrica, se denomina fuerza
electromotriz, voltaje o diferencia de potencial. Cuando
existe diferencia de potencial entre dos cuerpos que están
conectados a un conductor, los electrones fluirán por éste.
Este flujo se efectúa desde el cuerpo cargado negativamente
hacia el otro cuerpo hasta que las cargas se compensen y la
diferencia de potencial deje de existir.

Transferencia por inducción


La transferencia electrostática de cargas por inducción se
produce cuando un cuerpo que está cargado la transfiere a
otro sin que exista contacto físico entre ellos. Un disco
cargado negativamente enfrentado a un segundo disco, pero

7
sin contacto físico, hace que los electrones de éste sean
repelidos hacia su lado derecho. Si el contacto se cierra los
electrones fluirán a tierra (tierra o masa se considera
siempre un cuerpo neutro).

Si una vez transcurrido cierto tiempo se abre el interruptor,


el segundo disco tendrá falta de electrones, y por tanto
estará cargado positivamente. Cuando se cerró el interruptor
los electrones del segundo disco fluyeron a tierra. Esto es
otro ejemplo de electricidad dinámica, la corriente se ha
producido aunque los discos no estaban conectados entre sí.

Descarga de un cuerpo
Hasta ahora hemos estudiado la forma de cargar un cuerpo
y de transferirla a otros cuerpos, sin embargo, también es
posible realizar el proceso inverso. En el ejemplo anterior de
la transferencia electrostática de cargas, si apartamos el
disco uno de las inmediaciones del disco dos, de tal forma
que las líneas de fuerza no actúen sobre éste, los electrones
volverán desde tierra al disco dos dejándolo neutro.

Eso es posible porque la tierra se considera siempre neutro,


a causa de que su masa es tan grande que puede admitir o
dar electrones sin cambio alguno en su carga. Así, la frase
"dar a masa" o "cortocircuitar a masa", cuando se utiliza en
relación con un cuerpo cargado, significa descargar el cuerpo
de tal manera que sea neutro con respecto a tierra.

Distribución de cargas
Tanto las varillas como las esferas utilizadas en los
experimentos de electricidad estática descritos, tienen

8
superficies uniformes. Faraday y otros científicos han
demostrado en varios objetos que las cargas se distribuyen
solas según una determinada regla fija. Por ejemplo, si una
esfera hueca se carga positiva o negativamente no hay
campo electrostático en su interior, y sin embargo las cargas
están uniformemente repartidas en su superficie externa.

Los cuerpos de superficies irregulares, con puntos afilados,


pierden sus cargas más rápidamente que otros con superficie
uniforme, a causa de que la densidad de electrones es mayor
en un extremo puntiagudo. Como las moléculas de aire que
rodean a un cuerpo, se ponen en contacto con él, absorben
algunos de sus electrones, es decir se cargan y son repelidas.
En el extremo puntiagudo de un cuerpo las moléculas de aire
adquieren una carga mucho mayor y son repelidas con
mucha más fuerza, lo que causa que el cuerpo pierda su
carga más rápidamente. Esta pérdida de electrones se
denomina dispersión. Esa rápida descarga efectuada por un
punto es el principio en que se basan los pararrayos, los
cuales son construidos con muchas agujas para permitir la
descarga rápida de electrones entre la estructura que
protegen y una nube cargada positivamente.

Clasificación de las fuentes de energía eléctrica

n los artículos sobre cargas electrostáticas ya hemos


visto como se puede producir electricidad mediante
frotamiento, así como la forma de transferir esas cargas
eléctricas mediante contacto, conducción o inducción. El
frotamiento es pues una de las seis formas conocidas de
producir una energía eléctrica, aunque con una utilidad
limitada dadas las dificultades prácticas de este método.

En los siguientes artículos haremos repaso a las cuatro


fuentes consideradas minoritarias (presión, calor y luz), nos
detendremos un poco más en la electricidad por acción
química, y en otro apartado mucho más extenso nos
ocuparemos en profundidad de la energía por
electromagnetismo, por ser éste el método ampliamente

9
utilizado para la generación de energía a nivel industrial, y
que utilizamos habitualmente en nuestra vida diaria.

Las seis formas de producir energía eléctrica se clasifican de


la siguiente forma:

Frotamiento

Se produce al frotar dos cuerpos entre sí. Dependiendo del


tipo de materiales de que se trate, uno de los cuerpos se
carga positivamente y el otro negativamente, formándose
así una carga eléctrica estática entre ambos. Tiene poca
utilidad práctica. Véanse los fundamentos en los artículos
sobre electricidad estática y dinámica.

Presión

Se produce por un efecto denominado piezoelectricidad, al


presionar las caras de determinados cristales que poseen esa
naturaleza. El fenómeno piezoeléctrico es ampliamente
utilizado en múltiples equipos electrónicos: relojes de
cuarzo, aparatos de radio, etc., normalmente para obtener
una señal de referencia muy fiable. Véase el
artículo: Electricidad por presión

Calor

Se produce por un efecto denominado termoelectricidad, al


calentar las uniones de dos metales diferentes. Se utiliza en
algunos componentes electrónicos como referencia de
temperatura. Véase el artículo: Electricidad por calor

Luz

Se produce por un efecto denominado fotoelectricidad, al


aplicar luz sobre determinados materiales capaces de
desarrollar cargas eléctricas. Es muy utilizada en las células
fotoeléctricas, como método para generar energía eléctrica
para almacenar o transformar en corrientes alternas. Tiene

10
utilidad en elementos electrónicos de medición y detección.
Véase el artículo: Electricidad por luz

Acción química

Se produce mediante una reacción química en un elemento


de batería. Fue la primera energía utilizable y actualmente la
más importante después de la electromagnética.
Prácticamente, la gran mayoría de vehículos motorizados
utilizan esta energía como fuente de reserva. Véase el
artículo: Electricidad por acción química - 1ª, 2ª y 3ª parte

Electromagnetismo

Se produce por el movimiento de un conductor dentro de un


campo magnético. Se trata de la primera fuente de energía
por su volumen y facilidad de generación. Está
mundialmente extendida, tanto para su uso en el hogar, en
la industria o cualquiera de los medios de transporte de hoy
en día. Véanse los artículos sobre esta forma de producción
de energía eléctrica en el apartado: Magnetismo y
electromagnetismo.

Electricidad por presión

a electricidad producida por presión se denomina


piezoelectricidad. Está generada por la comprensión y
decomprensión de determinados materiales de cristal, como
el cuarzo.

La capacidad de los cristales para desarrollar una carga


eléctrica cuando son sometidos a presión, es muy útil cuando
se necesitan señales de referencia muy precisas. Así, se
utilizan los cristales en múltiples equipos electrónicos que
necesitan realizar cálculos con errores despreciables, o
incluso para la calibración de otros equipos menos precisos.
Para ello, mediante circuitos osciladores se les hace vibrar

11
permanentemente, es decir comprimirse y descomprimirse,
a miles e incluso millones de veces por segundo.

Qué es un cristal
Un cristal es una sustancia en donde las moléculas están
colocadas de una manera uniforme. Puede ser un cuerpo
simple o compuesto, pero generalmente es simple. Las
materias cristalinas naturales son escasas, así, los diamantes
y la mayoría de las piedras preciosas son cristales.

Por motivo de simplicidad se supone que las moléculas


cristalinas son esféricas. En el estado no cristalino las
moléculas están situadas de forma irregular, mientras que
en el estado cristalino se sitúan de una manera uniforme y
regular.

Características piezoeléctricas de los cristales


Los cristales de algunas sustancias, tales como las sales de
Rochela o el cuarzo, tienen características piezoeléctricas
peculiares. Cuando se comprime un cristal de cuarzo, los
electrones tienden a moverse en una dirección. Esta
tendencia crea una diferencia de potencial en las caras
opuestas del cristal que puede ser medido con un voltímetro.
Si se conectase un hilo conductor entre la cara positiva y la
negativa del cristal los electrones fluirían del polo negativo
hacia el positivo a través del hilo.

Si presionamos las dos caras de un cristal se produce una diferencia


de potencial en sus extremos que puede ser medida con un voltímetro

Si la presión se mantiene constante, la corriente sigue


fluyendo hasta el momento en que las cargas se igualan.
Cuando cesa la fuerza de presión y el cristal se descomprime,
entonces éste desarrolla una fuerza en sentido contrario que
hace fluir la corriente igualmente pero en dirección opuesta.

12
Pero además, los cristales tienen la característica de ser
reversibles, es decir, pueden desarrollar una energía
mecánica a partir de una energía eléctrica. Así, si aplicamos
una fuerza electromotriz a ambas caras de un cristal, éste se
dilatará o contraerá en proporción directa a la fuerza
aplicada.

Los cristales son reversibles: si se aplica una energía eléctrica en sus


extremos se dilata o contrae en proporción a la fuerza aplicada

De lo dicho, se resume en que un cristal puede convertir una


energía mecánica (presión) en una fuerza eléctrica (voltaje),
o viceversa, una fuerza eléctrica en energía mecánica. La
capacidad en potencia de un cristal es muy pequeña, pero es
muy útil por su gran sensibilidad a los cambios de fuerza
mecánica y temperatura.

Dos cristales con encapsulados diferentes: en el de la derecha se


puede observar el disco de cristal en el interior con una de sus placas
metálicas adosada en el centro

Un cristal de uso ordinario en los equipos electrónicos no supera el

13
tamaño de una moneda de 10 cts. de Euro; pero en algunos aparatos
miniaturizados, como los teléfonos móviles, puede ser de tamaño
inferior a la cabeza de una cerilla.

Los cristales que se utilizan en los equipos eléctricos y


electrónicos son muy pequeños, delgados y delicados, por
ese motivo se les suele proteger mediante un encapsulado o
cartucho a prueba de golpes y humedad. En los aparatos
miniaturizados, como los teléfonos móviles pueden ser tan
diminutos como la cabeza de una cerilla.

Aplicación de los cristales


Los cristales tienen una amplia aplicación en diversos
circuitos electrónicos: se utilizan por ejemplo como elemento
captador en los micrófonos sensibles y de calidad. También
en los circuitos sintonizados de los aparatos de radio, con
objeto de hacer resonar una bobina tanque a la frecuencia
de recepción de una emisora, o como señal armónica de la
misma. Por ejemplo, una emisora de radio que se reciba en
la banda de frecuencia modulada de 100 Mhz (100 millones
de hercios o ciclos por segundo), puede sintonizarse con un
cristal que resuene (vibre) en su misma frecuencia
fundamental (100 Mhz), o en un armónico de la misma: 50
Mhz (segundo armónico), 33,33 Mhz (tercer armónico), 25
Mhz (cuarto armónico), etc.

Las comunicaciones espaciales o la radio y televisión por


satélite, por ejemplo, no alcanzarían el actual nivel
tecnológico sin la existencia de los cristales. Una emisora de
satélite utiliza frecuencias del orden de los gigahercios, es
decir, miles de millones de hercios, lo que implica utilizar
cristales que resuenan (vibran) con gran estabilidad a
frecuencias de miles e incluso millones de veces por
segundo, y que después son multiplicados electrónicamente
para obtener esas altísimas frecuencias utilizadas en este
tipo de emisiones.

14
El nivel tecnológico actual de las comunicaciones espaciales o la radio
y televisión por satélite, no sería alcanzable sin la existencia de los
cristales

Otra aplicación ampliamente extendida son los relojes de


cuarzo. En estos circuitos los cristales resuenan en una
frecuencia determinada y después, mediante divisores
electrónicos, se reduce su frecuencia hasta la velocidad
exacta de 1 segundo. Tras amplificarse esa señal se
introduce en un servo eléctrico que empuja el segundero con
la cadencia exacta, o se aplica directamente a un visualizador
(display) digital.

Hasta hace poco tiempo, antes de la aparición de los discos


musicales compactos, los reproductores de discos musicales
de vinilo utilizaban un cristal como elemento captador. Así,
cuando la aguja se movía entre el surco del disco, su
movimiento era aplicado a las caras de un cristal, el cual
convertía ese pequeño movimiento mecánico en su
equivalente en energía eléctrica. Seguidamente esa pequeña
energía se amplificaba y podía ser reproducida en los
altavoces en forma de sonido.

Prácticamente, la mayoría de los equipos electrónicos que


nos encontramos a diario tienen algún tipo de circuito que

15
incluye un cristal de cuarzo. Así, está presente cuando nos
subimos en el ascensor, en nuestro encendedor de cocina o
en el calentador de agua, al cruzar una puerta automática,
cuando usamos nuestro ordenador personal, al arrancar
nuestro coche de inyección electrónica, cuando vamos a
cruzar en un paso regulado por semáforos, y en otros
numerosos órdenes de nuestra vida cotidiana.

Electricidad por calor

tro método de producir electricidad es mediante calor


aplicado a la unión o junta de dos metales distintos (par
térmico), por ejemplo cobre y hierro.

Este fenómeno se puede demostrar retorciendo entres si dos


hilos, uno de cobre y otro de hierro, y calentando esta unión.
Si se conecta un voltímetro entre los extremos fríos indicará
que la corriente fluye a través de los dos hilos.

La corriente suministrada por un par térmico es muy


pequeña, pero resulta práctica para su uso en dispositivos
sensores de temperatura de precisión.

Características del par térmico


Cuando un hilo de metal, tal como el cobre, se calienta por
un extremo, los electrones tienden a moverse desde el lado
caliente hacia el más frío. Esto sucede en la mayoría de los
metales. Sin embargo, en algunos, tales como el hierro,
sucede lo contrario, es decir, los electrones tienden a
moverse del lado frío al más caliente.

A una unión de este tipo se le denomina par térmico,


termopar o termocupla, y puede producir electricidad tanto
tiempo como se le esté aplicando calor. Aunque dos hilos
trenzados forman un par térmico, es mucho más eficiente

16
uno construido con dos piezas de metal remachadas o
embutidas una en la otra.

Calentando las uniones de dos metales distintos se produce una fuerza


electromotriz entre sus extremos fríos

Los pares térmicos tienen más capacidad de producción de


energía que los cristales, pero es todavía muy pequeña si se
la compara con la que aportan otras fuentes de energía. El
voltaje termoeléctrico depende, principalmente, de la
diferencia de temperatura entre la junta y los extremos
opuestos de los dos hilos; a mayor diferencia de temperatura
mayor será el voltaje obtenido.

Aplicaciones del par térmico


Los pares térmicos son ampliamente utilizados para medir
temperaturas, y como sensores en el control automático de
temperatura de los equipos electrónicos. El controlador de
temperatura del motor de un coche es un ejemplo del uso
práctico del par térmico.

Generalmente se usan pares térmicos para medir


temperaturas cuando son muy altas, y en donde son
inviables los termómetros ordinarios de mercurio o alcohol.
Otro ejemplo de empleo del par térmico son los termómetros
electrónicos para medir la temperatura corporal, o los
utilizados en la cocina profesional.

17
Electricidad por luz

a luz es otra fuente de energía eléctrica, ampliamente


estudiada y con grandes posibilidades como energía
alternativa a las convencionales.

Su fundamento se basa en la capacidad de la luz, que es


energía en si misma, para desplazar electrones de la
superficie de determinados materiales creando en ellos una
carga eléctrica.

Este método tiene variadas aplicaciones. Algunos de ellos


son los sensores de luz, alarmas, fotómetros y en placas
fotoeléctricas solares (paneles de células solares) para la
generación de energía.

Características de los materiales fotoeléctricos

Como se ha dicho, cuando la luz incide sobre la superficie de


determinada sustancia puede desalojar electrones de los
átomos de su superficie. Esto sucede debido a que la luz es
un movimiento y por lo tanto tiene energía.

Algunas sustancias, principalmente metales, son más


sensibles a la luz que otras. Esto es, para una cierta cantidad
de luz se desalojarán y emitirán más electrones de la
superficie de un metal altamente sensible, que de otra
sustancia que lo sea menos. Debido a la pérdida de
electrones el metal fotoeléctrico se carga positivamente y se
crea una fuerza electromotriz o voltaje fotoeléctrico.

Los metales fotosensibles utilizados para producir energía


eléctrica en células fotoeléctricas y células solares suelen ser
compuestos de óxido de plata y óxido de cobre, o aleaciones
de selenio.

Una célula fotoeléctrica típica consiste en una especie de


emparedado o disco metálico, compuesto por tres capas de
material. Las dos capas externas hacen de electrodos, una
de ellas es de hierro; la otra es una película de material
18
transparente o semitransparente que permite el paso de la
luz. La capa central puede ser una aleación de selenio, que
tiene propiedades eléctricas al recibir la luz.

Cuando incide la luz sobre una célula fotoeléctrica, entre las dos capas
externas se produce una diferencia de potencial que puede ser medida
con un voltímetro

Cuando incide el haz de luz sobre la aleación de selenio a


través del material transparente, se produce una diferencia
de potencial entre las dos capas externas. Si en ese
momento se conecta un voltímetro entre esas capas se
puede medir el voltaje que proporciona.

Tipos de células y dispositivos sensibles a la luz


Los dispositivos electrónicos sensibles a la luz se dividen en
tres clases según su forma de actuar:

Células fotoemisoras o fototubos


Son células fotoeléctricas ya en desuso que se basan en el
efecto fotoeléctrico. Constan de una ampolla de vidrio con un
cátodo fotoemisor de gran superficie. El ánodo suele ser un
hilo muy fino, con objeto de que proyecte la menor sombra
posible sobre el cátodo. Entre ambos electrodos se
manifiesta una diferencia de potencial, y de esta forma, los
electrones emitidos por el cátodo al incidir la luz sobre él,
proporcionan una corriente en el circuito del ánodo que
puede ser medido colocando un amperímetro en serie.

19
La célula fotoemisora consta de un cátodo de gran superficie y un
ánodo muy fino. Al incidir la luz se puede medir una corriente entre
ambos electrodos.

La intensidad de corriente de este dispositivo es muy débil,


no superior a 60 miliamperios. Las células fotoemisoras
pueden ser de vacío o de gas; en la actualidad van siendo
reemplazadas por otros dispositivos más evolucionados
basados en semiconductores. Se han utilizado sobre todo
para realizar medidas fotométricas, y para la lectura de la
banda sonora de las películas cinematográficas.

Fotorresistencias o células fotoconductoras


Las fotorresistencias o células fotoconductoras, son
resistencias cuyo valor cambia al incidir luz sobre ellas. Están
formadas por un material semiconductor colocado entre dos
electrodos. Cuando la energía de los electrones incidentes es
suficiente para que algunos electrones puedan saltar de su
órbita, aumenta la conductividad. Se construyen de forma
que su superficie tenga la máxima exposición a la luz. Se
utilizan en circuitos conmutados, para el gobierno de relés,
en alarmas, fotometría, etc.

Células fotovoltaicas o fotoeléctricas


Las células fotovoltaicas o fotoeléctricas son dispositivos
semiconductores que proporcionan una fuerza electromotriz
cuyo valor depende de la luz que incide sobre ellos. Tienen
algunos inconvenientes, sobre todo su desgaste y
sensibilidad a la temperatura. Se utilizan para la
20
conmutación mediante detectores de luz. Los fotodiodos y
los fototransistores son un tipo especial de células
fotovoltaicas en los que la luz incidente puede modular la
corriente que circula por ellos.

Célula solar
La célula solar no es más que una célula fotovoltaica que se
utiliza para producir energía eléctrica por la radiación solar.
Las células solares se suelen encapsular en resinas, para
disminuir su fragilidad. El material de que están formadas
suele ser silicio.

Las células solares poseen un voltaje pequeño, 0,7 ó 0,8 V,


lo cual resulta inviable para su práctico, por ello se asocian
varias células solares en serie hasta formar una pila solar
(panel solar) que suministre él voltaje adecuado para su
manipulación y distribución.

Panel de células solares utilizado en una instalación doméstica

Las células solares se utilizan ampliamente en los satélites


artificiales como recargadores de baterías eléctricas. En
nuestra vida diaria podemos observar múltiples casos de
utilización de las células solares: Colocadas en el tejado de
los edificios para suministrar energía eléctrica al hogar; en la
ayuda a la navegación (faros, sirenas luminosas, etc.); en la
agricultura (invernaderos); en las carreteras y autopistas
(teléfonos de emergencia, balizamientos, semáforos de obra,
etc.).

21
Electricidad por acción química

Introducción

a acción química fue la primera fuente de energía


eléctrica utilizable. La producción de fuerza electromotriz por
la acción química resultó de los esfuerzos de dos científicos
italianos: Galvani, descubridor del proceso, y Volta,
constructor de la primera pila basada en ese fenómeno: la
pila voltaica.

Otro tipo de pila o batería química es la batería secundaria o


acumulador. Ésta no produce electricidad en si misma, sino
que únicamente la almacena para su posterior utilización.
Tiene la facultad de que se puede usar durante un largo
periodo de tiempo si su energía química se repone
periódicamente mediante carga. Un ejemplo de este tipo de
batería es la de 12 voltios que llevamos en el automóvil.

Las baterías primarias fueron en tiempos la fuente inicial de


potencia para los aparatos eléctricos. No obstante, es el
generador el que suministra la mayor parte de la que se
utiliza hoy en día. Las pilas y baterías tienen todavía una alta
calificación como fuentes de energía bajo condiciones de
emergencia, y para su uso en equipos portátiles. En los
submarinos militares convencionales, es la única fuente de
energía para su propulsión cuando se encuentran
sumergidos.

22
Los precursores

Luigi Galvani (1737-1798)

La ciencia debe al italiano Luigi Galvani las primeras


observaciones sobre la acción fisiológica de la electricidad,
gracias a sus experimentaciones mientras era profesor de
Anatomía en la Universidad de Bolonia. Observó que los
músculos de los animales muertos podían contraerse cuando
se les aplicaba corrientes eléctricas. Este descubrimiento le
inclinó a pensar que la electricidad provenía de los músculos,
idea que más tarde fue desechada por Volta.

De la discusión con Volta, acerca de la naturaleza de los


fenómenos observados, surgió el primer aparato para la
producción de corrientes eléctricas, o sea, la pila llamada de
Volta. Realizó entonces Galvani gran número de
investigaciones basadas en las posibilidades de la
estimulación eléctrica, fundando la ciencia llamada
galvanismo, que comprende el estudio completo de las
manifestaciones de la corriente eléctrica. Descubrió que dos
metales en contacto y en determinadas condiciones pueden
producir electricidad. En su honor se habla de galvanismo,
galvanómetro, galvanización o electricidad galvánica.

23
Alessandro Volta (1745-1827)

Los experimentos de Galvani dieron al físico italiano


Alessandro Volta (1745-1827) las bases para la invención de
la pila eléctrica que lleva su nombre. Dedicó la mayor parte
de su vida al estudio de los fenómenos eléctricos, e inventó
también el electróforo, el electrómetro y el audiómetro,
aunque fue la invención de la pila lo que le dio fama
universal.

Recibió numerosos reconocimientos por su trabajo, y dejó


numerosas e importantes memorias científicas. El nombre de
volt o voltio es dado en su honor a la unidad de fuerza
electromotriz (voltaje).

Descripción de la pila de Volta


La pila de Volta fue el primer medio eficaz de producir
electricidad por medios químicos. Volta construyó su primera
pila amontonando alternativamente discos de cobre y cinc
separados por una tela empapada en una solución salina.
Después desarrolló su invento llenando un recipiente de
cristal con una solución de lejía, introduciendo el cobre y el
cinc en ella. Descubrió que si se conecta un hilo entre ambos
metales mientras están sumergidos en la solución, se
produce entre ellos una corriente eléctrica.

Al dispositivo construido por Volta se le denominó pila


voltaica. Al cabo de los años, la pila voltaica se ha mejorado
considerablemente, consiguiéndose hoy en día eficientes
pilas que suministran voltajes de trabajo que alcanzan desde
los pequeños audífonos, hasta potentes linternas de
emergencia.

24
Electricidad por acción química (continuación)

Introducción a la química de las sales y ácidos

ntes de describir la acción que tiene lugar en una pila


primaria, y cómo resulta la producción de electricidad, es
necesario saber cómo se combinan los átomos para formar
las sales y algunos ácidos.

Ya vimos en apartados anteriores cuando estudiamos la


estructura de la materia, que un ión positivo es una molécula
o un átomo que ha perdido un electrón, y que por lo tanto
tiene una carga positiva. Por su parte, un ión negativo es un
átomo o una molécula que ha obtenido un electrón, teniendo
por lo tanto una carga negativa.

Reacción del sodio y el cloro


Cuando el sodio y el cloro, que son eléctricamente neutros
reaccionan para formar el cloruro de sodio, el átomo de sodio
pierde un electrón y adquiere carga positiva. Este electrón
pasa al átomo de cloro que tiene más cerca, el cual adquiere
una carga negativa. Los dos iones así formados se atraen
electrostáticamente, y se mantienen unidos por esta fuerza
de atracción formando el cloruro de sodio. Este tipo de unión
por atracción electrostática, es una característica de todas
las sales y de algunos ácidos. El ácido sulfúrico es una
combinación electrostática de tres iones (H+ H+ y SO4).

Rotura de la capacidad aislante del agua pura


El agua pura tiene una constante dieléctrica elevada, es
decir, es un buen aislante. Cuando se disuelven en el agua
una sal o un ácido, aquella parece tener la propiedad de
debilitar la unión entre los iones. Una parte de las moléculas
se dividen en iones libres de moverse en el seno del líquido.
El número de iones presentes en la solución es siempre
constante para un electrolito determinado, una temperatura
dada y una concentración determinada de la solución. Hay

25
una disgregación continua de moléculas en iones y una
continua combinación de iones en moléculas.

Reacción al introducir ácido sulfúrico en el agua


Cuando el ácido sulfúrico se introduce en el agua para formar
un electrolito, se produce la ionización. Una parte de las
moléculas del ácido se rompen en tres iones; dos de
hidrógeno y uno de sulfato (SO4). El sulfato no puede existir
en ausencia de electrones extras. El número de moléculas
que se ionizan dependen de la concentración de ácido y de
la temperatura. Cuando se alcanza la condición en la que el
número de moléculas ionizadas es el máximo, se dice que el
equilibrio iónico está establecido.

Reacción al sumergir un electrodo de cinc


Cuando un electrodo de cinc se sumerge en el electrolito
tiene lugar otra reacción química. El ácido disuelve una parte
del cinc en la solución, produciendo iones de cinc positivos
(Z2+). Cada uno de estos iones deja en el electrodo de cinc
dos electrones libre. Como la acción continúa, este electrodo
se carga negativamente. En igual manera, el electrolito se
carga positivamente. Los iones positivos se congregan cerca
del electrodo de cinc. La capa de iones positivos de cinc que
está sobre el electrodo tiende a repeler la mayor parte de los
iones positivos de hidrógeno. No obstante, los más cercanos
alcanzarán al cinc, obtendrán un electrón y se liberarán de
la solución en forma de gas de hidrógeno. Al propio tiempo,
algunos de los iones de sulfato cargados negativamente, se
combinarán con los iones positivos del cinc formando el
sulfato de cinc, químicamente estable y que no se ioniza. Por
cada molécula de sulfato de cinc que se forma, se ioniza otra
de ácido sulfúrico.

Reacción al sumergir un electrodo de cobre


Cuando un electro de cobre se sumerge en la solución, tiene
lugar otra reacción química. Los iones positivos de hidrógeno
al caer sobre el cobre adquieren un electrón de éste y se
liberan en forma de gas. Cuando los iones negativos de
sulfato alcanzan el cobre dan sus electrones, y se combinan

26
con el hidrógeno del agua formando ácido sulfúrico y
desprendiendo oxígeno.

El desprendimiento de oxígeno es un proceso pequeño, ya


que los electrones en exceso de sulfato están fuertemente
ligados. El electrodo de cobre puede ionizar muchos
electrones y adquirir una carga positiva antes que el ión de
sulfato pierda su exceso de electrones. De esta forma cuando
un electrolito ácido actúa sobre dos electrodos diferentes, se
produce la diferencia de cargas, debido a la acción química.

Reacción al unir ambos electrodos de cobre y cinc


Si los dos electrodos de cobre y cinc se conectan
exteriormente con un hilo de cobre, los electrones fluirán por
el conductor desde el electrodo negativo de cinc al electrodo
positivo de cobre. Como los electrones dejan el electrodo
negativo, se formarán más iones positivos de cinc,
alimentando de electrones este electrodo. Los iones de cinc
se siguen combinando con los de sulfato formando sulfato de
cinc. El el electrodo positivo los iones de hidrógeno se
combinan con los electrones que llegan del cinc y se
convierten en gas hidrógeno.

Aún cuando el flujo de corriente en el circuito externo


consiste en el paso de los electrones del negativo al positivo,
en el electrolito consiste en el flujo de iones negativos de
sulfato fluyendo del positivo al negativo. El resultado es pues
que dentro de la pila el flujo de la corriente resultante va del
positivo al negativo. Si se mantienen unidos o conectados los
electrodos, la corriente cesará cuando se agote el cinc.

Electricidad por acción química (continuación)

La pila primaria

a pila seca común es la pila primaria más


ampliamente utilizada. Se denomina pila seca a causa de que
su electrolito no es líquido, sino una pasta húmeda. Si se

27
secara totalmente no sería ya capaz de convertir la energía
química en eléctrica. El nombre de pila seca no es pues
estrictamente correcto en un sentido técnico. Cuando se
combinan dos o más pilas se tiene una batería.

En la pila seca se pueden emplear variados metales, y


habitualmente carbón como electrodo positivo. El electrolito
es agua mezclado con algún ácido o componente salino.

Proceso químico de la pila primaria


Si existiera algún método por el cual pudiésemos ver el
movimiento de los electrones dentro de la pila, podríamos
observar que éstos se desprenden de una placa y se
desplazan en el electrolito uniéndose después a la otra placa.
Como resultado, en una de las placas se acumulará un
exceso de electrones, existiendo por tanto una carga
negativa, y en la otra placa habrá un defecto de electrones,
adquiriendo una carga positiva. Los terminales adheridos a
estas placas se denominan, terminal negativo y terminal
positivo.

La reacción química así desarrollada convierte la energía


química en cargas eléctricas, que estarán disponibles entre
ambos terminales positivo y negativo en forma de diferencia
de potencial. Si estos terminales no están conectados entre
si, los electrones se acumularán en la placa negativa hasta
que no quepan más, momento en que ambas placas estarán
cargadas al máximo, cesando el movimiento de electrones
entre ellas.

Los electrones se desprenden de una placa (haciéndola positiva) y se

28
unen a la otra (haciéndola negativa), hasta un momento en que no
caben más electrones. En ese instante la pila tiene su máxima carga
eléctrica.

Ahora, supongamos que unimos los terminales negativo y


positivo de la pila mediante un hilo conductor.
Observaríamos que los electrones salen del terminal
negativo y a través del conductor viajan hasta el terminal
positivo. Los electrones que abandonan el terminal negativo
dejan ahora más espacio libre en la placa, permitiendo que
el electrolito transporte electrones desde el terminal positivo
para cubrir esos espacios vacantes, creando así un circuito
cerrado.

Si unimos los terminales positivo y negativo mediante un conductor,


lo electrones circulan a través de él hacia la placa positiva, a la vez
que el electrolito transporta electrones para cubrir los huecos vacantes

Mientras el hilo conductor mantenga unidas las dos placas,


el electrolito transporta electrones hacia la placa negativa, la
cual se va corroyendo, a la vez que en la placa positiva se
forman burbujas. Llegará un momento en que la corrosión
disolverá la placa negativa en el electrolito, quedando la pila
totalmente agotada. La única forma de restituir la situación
sería reemplazar la placa negativa por otra nueva. Por este
motivo, a estas pilas se les llama primarias, ya que una vez
agotadas no se pueden volver a utilizar si no se reemplazan
sus elementos por otros nuevos.

29
La pila secundaria o acumulador
Las pilas secundarias o acumuladores funcionan por los
mismos principios que las primarias. Difieren principalmente
en que pueden recargarse y los elementos primarios no.
Algunos de los materiales que forman las pilas secas se
consumen al producir la energía eléctrica, sin embargo en la
pila secundaria los materiales son simplemente transferidos
de un electrodo a otro durante la descarga. La pila
descargada puede ser cargada de nuevo a su estado original,
haciendo que una corriente eléctrica procedente de otra
fuente recorra la pila en sentido opuesto al de la corriente de
descarga.

La batería común consiste en un número determinado de


elementos secundarios conectados en serie. El tipo más
usado es de plomo, que tiene una fuerza electromotriz de
2,2 voltios por cada elemento. Es la más utilizada en los
automóviles.

En condiciones de carga, los materiales activos son el


peróxido de plomo (PbO2), como electrodo positivo, y plomo
esponjoso (Pb), como electrodo negativo. El electrolito es
una solución de ácido sulfúrico en el agua.

Mientras la batería se descarga el ácido sulfúrico reacciona


en ambas placas. En la placa negativa el ácido forma sulfato
de plomo y deja electrones. En la placa positiva toma
electrones y forma sulfato de plomo y agua. Cuando la
batería está descargada, ambas placas están recubiertas de
sulfato de plomo y el electrolito está convertido casi todo en
agua.

Cuando se carga la batería, el efecto de la corriente es hacer


que el sulfato de plomo de las dos placas vuelva a su estado
original de plomo y peróxido de plomo. Al propio tiempo el
sulfato es devuelto a la solución donde forma el ácido
sulfúrico.

30
Producción de electricidad por magnetismo

ntes del descubrimiento de la pila voltaica, la


producción y acumulación de electricidad era muy
complicada. Con la llegada de las pilas y baterías químicas
se consiguió un método sencillo de generar energía eléctrica,
pero su nivel de corriente y voltaje todavía eran
insuficientes, además de que precisaban ser recargadas.

De la mano de Michael Faraday llegó el gran descubrimiento


de la inducción electromagnética, cuya aplicación práctica
más tarde determinó un notable progreso tecnológico para
la humanidad, al ser posible desde entonces la creación de
generadores de energía eléctrica de forma sencilla, limpia y
considerablemente potente con respecto a las demás fuentes
de energía conocidas.

Antecedentes históricos

Los primeros estudios de Oersted


Los primeros experimentos en materia de magnetismo y
electricidad, fueron llevados a cabo a principios del siglo XIX
por el físico danés Oersted, descubriendo en 1819 que existía
una relación entre ambos al comprobar que un conductor por
el que circula una corriente eléctrica está rodeado de un
campo magnético. Demostró que la aguja imantada de una
brújula era desviada si pasaba a su lado una corriente
eléctrica.

Hans Cristian Oersted (1777-1851)

31
Oersted obtuvo la fama de haber demostrado la relación
mutua existente entre magnetismo y corriente eléctrica,
pero aunque dedicó muchos años de su vida a estudiar estos
fenómenos, no fue capaz de continuarlos. Serían otros físicos
de su época los que recibieron el testigo y alcanzarían
respuestas de gran trascendencia tecnológica para la
humanidad.

De los estudios de Faraday al generador eléctrico


Tras el descubrimiento de Oersted, varios científicos
pusieron su interés en comprobar si este fenómeno
electromagnético se daba al contrario, es decir, si un campo
magnético también era capaz de crear una corriente
eléctrica. En un principio, con un imán en reposo próximo a
un conductor no se detectaron corrientes, pero en 1831 el
físico-químico inglés Faraday, se le ocurrió realizar la prueba
moviendo el imán en las proximidades de un conductor
arrollado en forma de bobina, observando que generaba
corrientes eléctricas en ella. Las corrientes se mantenían en
la bobina mientras existiera movimiento, tanto si se movía
el imán alrededor de la bobina, como si se movía la bobina
alrededor del imán.

Michael Faraday (1791-1867)

Del descubrimiento de Faraday surgió el diseño del


generador eléctrico, que trabaja bajo el principio de la
inducción electromagnética, dejando desde entonces en un
segundo plano a las pilas y acumuladores como fuentes
principales de generación de energía.

La inducción electromagnética pasó a ser el método principal


de producción de electricidad a gran escala. El alto voltaje

32
producido, además de ser fácil de obtener, podía ser
distribuido a grandes distancias de forma muy sencilla, algo
que era inviable con la corriente continua de las pilas.

Producción de electricidad por magnetismo (continuación)

Generadores eléctricos o alternadores

os generadores eléctricos convierten la energía


mecánica en energía eléctrica. La energía mecánica puede
provenir de diferentes fuentes, tales como motores de
combustión interna (como los motores diesel), turbinas de
vapor (centrales térmicas y centrales nucleares), o turbinas
movidas por la fuerza de los saltos de agua (centrales
hidroeléctricas).

Técnicamente, el generador eléctrico es denominado con


más propiedad alternador, debido a que produce una
corriente eléctrica cuyo sentido de circulación cambia
(alterna) de forma cíclica un número de veces por segundo
(habitualmente 50 ó 60 veces en un segundo. A cada cambio
completo de sentido (una revolución completa del
alternador) se le llama ciclo; al número de ciclos
completados en un segundo se le llama frecuencia (f).

Es el tipo de corriente que llega hasta los hogares y el que


se utiliza en la industria. De todas formas, muchos
electrodomésticos necesitan corriente continua (que no
cambia de sentido) para funcionar, como los aparatos de
radio, televisión, música, etc., por eso antes de ser utilizada
tiene que ser rectificada, es decir, transformada de corriente
alterna a corriente continua, mediante unos componentes
electrónicos llamados rectificadores de corriente.

33
Ilustración y esquema de un alternador

Los alternadores constan de una parte móvil llamada rotor y


otra fija llamada estator. El rotor gira dentro de un campo
magnético, originando corrientes eléctricas por inducción en
un bobinado, con un mayor o menor voltaje dependiendo del
punto de rotación del rotor.

Cómo se produce voltaje por magnetismo...


Para que se produzca voltaje mediante el magnetismo tienen
que darse tres condiciones:

1. Tiene que existir un conductor en el que se inducirá el


voltaje.

2. Tiene que existir un campo magnético en cuyo seno se


encuentre el conductor.

3. Tiene que haber movimiento relativo entre el conductor y


el campo, para que éste corte las líneas de fuerza
magnéticas.

34
Para que se produzca voltaje se necesita movimiento,
un conductor y un campo magnético

Cuando un conductor se mueve a través de un campo


magnético, sus electrones se ven obligados a desplazarse
hacia uno de sus extremos, creándose una diferencia de
potencial en ambos terminales del conductor. La dirección
del movimiento de electrones depende de la dirección en que
el conductor corte a las líneas de fuerza.

En la práctica, el conductor es en realidad una bobina


formada por numerosas vueltas de hilo conductor que giran
dentro del campo magnético. El voltaje inducido en la bobina
es obtenido en sus terminales, y tras su control puede ser
entregado a la red de distribución para su consumo.

Producción de electricidad por magnetismo (continuación)

Cómo se produce voltaje por magnetismo (continuación)

El proceso paso a paso

omo ya se ha dicho, el generador de electricidad por


magnetismo se denomina más propiamente alternador,
debido a que la corriente que produce cambia de sentido un
número de veces por segundo. Vamos a realizar un
seguimiento del hilo conductor moviéndose dentro del campo
magnético para observar paso a paso cómo se produce este
fenómeno.

35
Par una mejor comprensión, se ha dibujado la mitad de la
espira conductora en color negro y la otra mitad en color
blanco, de esa manera, conforme la espira va girando dentro
del campo magnético podemos saber visualmente cuantos
grados ha rotado de los 360 en que se divide la
circunferencia.

Nosotros vamos a realizar un giro de la espira partiendo de


0 grados y nos vamos a detener en algunos puntos del
recorrido para observar lo que ocurre.

Espira en posición de 0 grados

Supongamos que la espira conductora gira en sentido de las


agujas del reloj. En su posición inicial, partiendo de 0, el
plano de la espira se encuentra vertical con respecto a las
líneas de fuerza del campo magnético.

Con la espira conductora en 0 grados no se induce corriente en ella,


porque no corta las líneas del campo magnético

Como se puede observar en la ilustración, tanto el conductor


de color negro como el de color blanco están paralelos al
campo magnético, y en esa posición no consiguen cortar
ninguna de sus líneas de fuerza. Por tanto, no se induce
corriente en los conductores y no hay voltaje en sus
extremos; el amperímetro conectado en el circuito indica 0
amperios (no hay corriente).

Espira en posición de 90 grados

36
Conforme la espira va girando desde su posición de 0, las
líneas de fuerza magnética se van cortando cada vez con
mayor intensidad, el conductor negro las corta hacia abajo,
y el conductor blanco hacia arriba. El voltaje se va induciendo
en los conductores gradualmente cada vez más, y cuando
llega a 90 alcanza el máximo grado de corte, produciéndose
también el máximo voltaje inducido en los conductores. En
esta posición circula la máxima corriente a través de ellos;
el amperímetro conectado en el circuito indica que hay
corriente con polaridad positiva.

Cuando la espira conductora alcanza los 90 grados, corta la máxima


cantidad de líneas de fuerza y se induce en ella el máximo voltaje

Si trasladamos gráficamente el movimiento de la espira,


partiendo de 0 podemos observar cuatro tiempos tomados
hasta los 90 grados. El voltaje y la corriente van subiendo
con polaridad positiva hasta su máximo nivel. Si unimos los
4 puntos mediante una línea podemos ver la forma de la
onda entre los 0 y 90.

37
Espira en posición de 180 grados

Conforme la espira va girando desde su posición de 90 hasta


la de 180, se va reduciendo el número de líneas de fuerza
que corta, hasta que se coloca en posición totalmente
paralela a ellas, momento en que no puede cortar ninguna
más. Proporcionalmente, el voltaje inducido en el conductor
se va reduciendo hasta alcanzar 0 voltios. En esta posición
no circula corriente; el amperímetro conectado en el circuito
indica que no hay corriente.

Cuando la espira conductora se mueve entre 90 y 180 grados, va


cortando cada vez menos líneas de fuerza, y por tanto induciendo un
voltaje proporcionalmente menor.

Si trasladamos gráficamente el movimiento de la espira,


partiendo de 90 podemos observar cuatro tiempos tomados
hasta los 180 grados. El voltaje y la corriente se van
reduciendo con polaridad positiva hasta su nivel 0. Si unimos
los 4 puntos mediante una línea podemos ver la forma de la
onda entre los 90 y 180. Se puede observar que entre 0 y
180 hay una media onda positiva, que comienza en 0,
alcanza su máximo nivel y regresa a 0.

38
Producción de electricidad por magnetismo (continuación)

Cómo se produce voltaje por magnetismo (continuación)

El proceso paso a paso (continuación)


Espira en posición de 180 a 360

nteriormente hemos visto la evolución de la espira


conductora entre 0 y 180. Pudimos observar cómo el voltaje
inducido variaba de 0 a un máximo positivo y después
decrecía de nuevo hasta 0, en proporción al corte de las
líneas de fuerza del campo magnético.

Ahora, la espira comienza un ciclo idéntico al explicado


anteriormente de 0 a 180, pero con una peculiaridad, y es
que el voltaje inducido lo hará con sentido inverso, es decir,
con polaridad negativa. De nuevo, el conductor de color
negro comenzará a cortar las líneas de fuerza de 0 a un
máximo, hasta los 270, momento en que comenzará a
decrecer hasta alcanzar los 360. En ese recorrido, el
conductor negro cortará las líneas de fuerza en su
movimiento hacia arriba, mientras que el conductor blanco
las cortará en el movimiento hacia abajo, justo al contrario
que sucedía cuando giraba de 0 a 180. Por ello, el voltaje
inducido será de polaridad opuesta (negativa). La unión de
todos los puntos en una gráfica de tiempos nos dará la figura
de una onda completa de corriente alterna.

En la ilustración de una revolución completa de la espira se


puede observar todo el proceso en 4 cuadrantes (0, 90, 180
y 360).

Una revolución completa de la espira (de 0 a 360)

Todo lo explicado hasta ahora se puede resumir en la


siguiente gráfica. En ella podemos observar el movimiento
de la espira desde su posición de reposo en 0 hasta los 360
(los 360 son el 0 de la siguiente revolución).

39
omo se puede ver, el eje de coordenadas está dividido en dos partes,
una positiva (de 0 a +) y otra negativa (de 0 a -). Veamos cuatro
estados de la espira a lo largo del recorrido de 360:

 0: En su posición inicial la espira tiene el conductor


negro arriba y el blanco abajo, por lo cual las líneas de
fuerza que entran lateralmente cruzan sin cortar a
ninguno de ambos conductores, por tanto no hay
voltaje inducido y el valor es cero.
 90: En esta posición los conductores negro y blanco
cortan al máximo las líneas de fuerza laterales; el
voltaje inducido en ellos es máximo, por tanto la onda
de voltaje alcanza aquí su máximo nivel positivo.
 180: Esta posición de la espira es similar a la posición
de 0, salvo en que los conductores están invertidos (el
conductor negro abajo y el blanco arriba). Las líneas de
fuerza que entran lateralmente también cruzan sin
cortar a ninguno de ambos conductores, y el voltaje
inducido vuelve a ser cero.
 270: En esta posición los conductores negro y blanco
cortan al máximo las líneas de fuerza laterales, de
forma idéntica a como ocurría en la posición de 90,
salvo que ahora los conductores negro y blanco están
invertidos, por ello el voltaje inducido también es
inverso. Crece igualmente de 0 a un nivel máximo, pero
en vez de ser hacia un máximo positivo, es hacia un
máximo negativo.
 360: En esta posición la espira vuelve a su punto inicial,
desde una inducción máxima de valor negativo hasta 0.

40
Es en realidad la posición de 0 de la siguiente
revolución. Es idéntica a la posición de 180, salvo en
que los conductores vuelven a invertirse otra vez para
comenzar un nuevo ciclo.

Como hemos visto, una revolución completa de la espira ha


provocado dos semiondas, una de valor positivo y otra
negativo. La unión gráfica de los puntos entre 0 y 360 nos
da la clásica onda sinusoidal con que se identifica la corriente
alterna.

Frecuencia del alternador

Hasta ahora hemos visto un ciclo completo de la espira


conductora en un generador de corriente alterna. Eso nos
sirve para explicar cómo se produce una onda completa del
alternador, pero sólo a efectos didácticos, pues en la práctica
el rotor realiza muchas más revoluciones en un segundo.

En electricidad es importante comprender qué es la


frecuencia eléctrica, porque la gran mayoría de los equipos
electrónicos funcionan con este tipo de corriente, y requieren
una frecuencia específica. Por ejemplo, un reloj radio-reloj
despertador, que normalmente lo tenemos conectado a la
red eléctrica sobre nuestra mesilla de noche, puede darnos
una sorpresa en forma de adelantos o atrasos de la hora, si
lo hemos comprado preparado para su utilización en un país
en donde la frecuencia eléctrica es diferente. Según el país
de que se trate, la frecuencia de la energía eléctrica que llega
a nuestros hogares puede ser de uno u otro valor, aunque a
los consumidores de tecnología electrónica no suele
preocuparnos ese aspecto, ya que suelen fabricarse con las
características de funcionamiento adecuadas a la energía
eléctrica que se utiliza en el país en cuestión.

Así, la frecuencia de la energía eléctrica puede ser de 50


ciclos por segundo en un país, y de 60 en otro. Es decir, el
rotor del alternador realiza 50 ó 60 revoluciones completas
en un segundo. En Europa la frecuencia es de 50 cps.

41
Si el rotor de un alternador realiza 15 revoluciones completas en un
cuarto de segundo, significa que la frecuencia que suministra es de 60
ciclos por segundo

Para poder entender mejor cómo funciona el alternador, en


los ejemplos anteriores hemos supuesto que la espira daba
una vuelta completa cada segundo. En la práctica, si el rotor
da 15 vueltas en un cuarto de segundo, significa que la
frecuencia que suministra es de 60 cps (15 x 4 = 60). Eso
significa que una lámpara conectada a la red se encenderá y
apagará 120 veces en un segundo, al pasar 60 veces por el
máximo de la onda positiva y otras 60 por el máximo de la
onda negativa, de la misma forma que se apagará 120 veces
al pasar dos veces por el cero de cada ciclo.

Las frecuencias inferiores a 50 ciclos no son adecuadas, ya


que al apagarse la lámpara menos de 100 veces en un
segundo se producirían fluctuaciones, las cuales podrían ser
percibidas molestamente por el ojo humano. Además, podría
complicar el diseño de los aparatos electrónicos que
funcionan con corriente alterna rectificada.

https://natureduca.com/fisica-electricidad-magnetismo-y-
electromagnetismo-10.php

42