Sie sind auf Seite 1von 11

EL DERECHO NATURAL O IUSNATURALISMO

DEFINICION DE DERECHO NATURAL: Conjunto de principios y normas


ideales de orden superior emanados de Dios o de la naturaleza humana que
tiene validez necesaria, absoluta, inmutable y universal.
Cuando se habla de derecho natural, se hace alusión al derecho propio o
inherente a la naturaleza humana, que no es creado deliberamente por un
órgano gubernamental a quien compete crear la normatividad jurídica, para
su validez, el derecho natural, no requiere ser producto de un determinado
procedimiento previamente establecido para la creación de normas
jurídicas, ni el reconocimiento de los gobernantes, pues así como a un
animal por naturaleza le corresponde cierto sistema de locomoción, de
reproducción, de alimentación y una específica constitución física, a la
naturaleza social de la persona corresponde un sistema, o al menos ciertos
principios del derecho, inmutables en tanto la naturaleza social no se altere,
aunque en ocasiones se ha reconocido que la aplicación concreta de los
mismos, adquiere características peculiares que difieren entre si, debido a
la especifica conformación de cada sociedad individual
CARACTERISTICAS DEL DERECHO NATURAL:
1. Son universales; porque son para todas las personas
2. Son inmutables; el hecho de que sean inmutables significa que son
inherentes a la persona; es decir no los puede cambiar y mucho
menos renunciar a ellos
3. Son abstractos porque no los podemos llegar a comprender.
4. Son cognoscibles porque, aunque no los podamos comprender
mediante el uso de la razón podemos llegar a conocer.
5. Son inviolables1

PERSONAJES QUE IMPULSARON EL IUSNATURALISMO A LO LARGO DE LA


HISTORIA2
Su historia es tan larga como la misma historia de europea. Va desde el
pensamiento ética de Aristóteles plasmado en la Ética a Nicómaco, pasando

1
Hernán Valencia Restrepo (2000) PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO, Editorial Temis S.A, Bogotá-
Colombia

2
http://www.revistapersona.com.ar/Persona45/45Silva.htm
por el iusnaturalismo teológico de Tomás de Aquino (El cual en la época
actual está representado en la teoría de John Finnis), luego por el
iusnaturalismo racionalista de los filósofos iluministas.
Heráclito, utilizando el método cognoscitivo basado en la intuición
puramente especulativa, llega a la conclusión de que existe una ley natural
que es común a todo, que es suficiente a todo y todo lo supera, que
proviene de Dios y que de ella se nutren todas las leyes humanas.
Sócrates, los juicios éticos son descubrimientos a los que se llega por una
forma peculiar de visión comparable a la representación de las relaciones
geométricas. Señalaba con énfasis, el no acatamiento de una norma, es
producto de la ignorancia no de la desadaptación sociocultural. La disputa
que tenían Sócrates y los sofistas por distinguir aquello que estaba dictado
por la naturaleza (physis) de lo que era establecido y convenido por los
hombres (thesis).
Para Aristóteles, lo justo civil se divide en natural y en legítimo. Lo justo
natural tiene la misma fuerza y es justo. Su posición implica un derecho
natural que funge como condición necesaria pero no suficiente del derecho
positivo

LAS CORRIENTES DEL IUSNATURALISMO: se divide en dos grupos


El iusnaturalismo de corte teológico propone que el derecho es justo
siempre y cuando se fundamente en la naturaleza humana. Como es lógico,
desde una perspectiva teológica, la naturaleza humana ha sido creada por
Dios.
El iusnaturalismo de corte laico o racional se separa de cualquier visión
teológica, de tal forma que se sustituye la idea de Dios como fundamento
del derecho por el carácter racional del ser humano. En otras palabras, el
derecho tiene validez porque se inspira en la racionalidad humana.
COMPARACIÓN ENTRE DERECHO NATURAL Y DERECHO POSITIVO
El derecho natural nació como una necesidad epistemológica del
Racionalismo que se entrega al conocimiento del derecho. Este ejerce
influencia sobre el derecho positivo de tres maneras: en primer lugar, el
derecho Natural dirige la producción del derecho Positivo sin confundirse
jamás con el mismo, ya que el Derecho Natural se compone de principios y
el Derecho Positivo de disposiciones; en segundo lugar, el Derecho Natural
desarrolla el Derecho Positivo racionalmente sin confundirse jamás con el
mismo, siendo el primero el producto de un conjunto de métodos, mientras
que el segundo sigue siendo una congerie de disposiciones legisladas; en
tercer y último lugar, el Derecho Natural abarca un conjunto de principios
que rectifican el Derecho Positivo, sea que lo completen, sea que lo
repudien.
El Derecho Natural subyacente al Derecho Positivo es Derecho Natural
presunto, porque el Derecho Positivo puede resultar también contrario al
Derecho Natural, aunque existe una presunción de que los principios del
Derecho Positivo descansen en el Derecho Natural. El Derecho Natural que
continúa el Derecho Positivo con medios racionales es derecho natural
condicional o sea lo que es bajo la condición de que el derecho positivo sea
conforme el derecho natural sin que haya una presunción de que cada regla
positiva que desarrollamos racionalmente se adapte al derecho natural.
Por último, los principios correctivos del derecho natural son hallados por
medio del acceso directo al derecho natural que reside en el intelecto
práctico. El análisis del contenido y de los métodos del derecho natural
constituye lo que se podría llamar el derecho natural jurídico. El derecho
natural filosófico distingue derecho inmoral adjudicando al primero lo
objetivo y al segundo lo objetivo, y concibe derecho natural y derecho
positivo como esferas complementarias.
El derecho natural teológico enfoca finalmente la ley natural como ayuda al
hombre en su camino de regreso a Dios porque nos conduce a la virtud.
El iusnaturalismo es una corriente de pensamiento que básicamente
consiste en que existen ciertos principios de derecho natural que están por
encima de las leyes creadas por el hombre.
LA INFLUENCIA DEL DERECHO NATURAL3
Todas las normas jurídicas se presumen razonables y naturales; aun las
peores tienen probablemente en su apoyo algunas consideraciones
razonables y las doctrinas más importantes de un sistema jurídico
corresponden por lo general a necesidades que tiene hondas raíces en la
sociedad. La esclavitud misma fue justificada por los griegos basándose en

3
Luis Claudio Cervantes Linan (2001). LECCIONES DE FILOSOFIA DEL DERECHO, Edición José Palomino
Manchego, Lima-Perú
la inferioridad natural de los bárbaros y de los pueblos vencidos. En este
sentido podría decirse con razón que las normas importantes tienen una
doble justificación, como mandatos legales y como proposiciones
razonables. Pero al decir tal cosa no entendemos con ello que pueda existir
un sistema jurídico propiamente dicho, construido en base a la pura razón
o a la 'naturaleza humana' frente al derecho producido por la legislación,
las decisiones judiciales o la costumbre. Sin embargo, esta opinión ha sido
sostenida repetidas veces en el curso de la historia y ha tenido una gran
influencia en la modelación del desarrollo del Derecho. Se ha dicho un tanto
despectivamente que el Derecho natural es 'la jurisprudencia en el aire; y
los defensores de este tipo de Derecho no tienen por qué repudiar
necesariamente la definición, puesto que, después de todo, el aire
constituye uno de los elementos necesarios para la vida, tanto para lo
bueno como para lo malo.
COMPARACION ENTRE DERECHO NATURAL Y DERECHO POSITIVO
Como en las teorías del derecho natural tradicionales, en la teoría de Finnis
se estudian las relaciones que existen entre el derecho natural y la ley
humana, tomando como punto de partida la teoría moral en la que se funda
la existencia y contenido del derecho natural; del derecho positivo
podemos decir que las leyes hechas por el hombre deberían contribuir a
que ese florecimiento pueda ser alcanzado. Para que esto ocurra, y debe
ser la aplicación de las exigencias de la razonabilidad práctica
universalmente válidas. Pero el mismo Finnis habla sobre una teoría en la
que el derecho natural no acepta la premisa de la teoría tomista de que una
ley injusta no es ley; pues considera más importante el señalar la necesidad
de que las leyes humanas para que sean correctas sigan el camino de la
razonabilidad practica; pero también menciona que no siente y no
considera que no exista una obligación moral de acatar una ley que sea
contraria a las exigencias de la razonabilidad práctica, esto es contrario a lo
que es el derecho natural; pues para esto se contempla una sola excepción
de que el caso en el que la obediencia sea necesaria para evitar que el
sistema judicial pierda eficacia.
Para tratar de explicar esto Finnis nos dice que hay 2 niveles de reflexión los
cuales son: Moral y Jurídica; pero al hablar de estos niveles de reflexión
debemos de hablar de la teoría ética de Finnis en la cual se nos habla de los
principio de la razonabilidad practica en principal el principio que dice que
no nos podemos justificar moralmente el daño producido a los bienes
básicos de las demás personas apelando a los resultados beneficiosos que
podrían traer aparejada la acción que directamente lo provoca; ya que el
fin nunca va a justificar a los medios ni siquiera cuando el beneficio a
obtener vaya a ser más importante que el daño generado; pero puede
haber leyes que vayan en contra de este principio de la moral y la ética;
pues el mismo Finnis considera que esa ley constituye un claro ejemplo de
una ley que es injusta ya que esta puede ordenarnos a realizar alguna acción
que no sea justa y que pueda llegar a ser catalogada como inmoral usando
los principios de la razonabilidad practica los cuales forman parte del
derecho natural; pero también para este caso hay una excepción según la
teoría de Finnis la cual es aceptando que la norma jurídica a aplicar es
contraria al derecho natural hay que justificar el motivo del porque la
desobedecemos; pero dicha justificación no surge inmediatamente al
constatar el carácter de injusto que tiene la norma, debiendo de considerar
que la desobediencia a la norma injusta produce o no produce la pérdida
de eficacia del sistema legal; en pocas palabras si contribuye a que el
sistema legal pierda eficacia dicha falta no es justificable.
LAS CRÍTICAS DE LA TEORIA PURA DEL DERECHO DE HANS KELSEN HECHAS
AL IUSNATURALISMO4
Hans Kelsen hace 2 críticas a las posiciones del derecho iusnaturalista.
Primeramente, afirma que el derecho natural no distingue entre el mundo
del ser y el mundo del deber ser; de una forma más clara esto lo podemos
decir como una falta de diferenciación entre los 2 tipos de leyes que es
imposible confundirlas:
1. Las leyes de la naturaleza que regulan el mundo físico: Estas tienen
carácter descriptivo e informan sobre ciertas regularidades en su
objeto de estudio y pueden llegar a ser consideradas como
verdaderas o falsas.
2. Las leyes que regulan las conductas humanas: Estas son de carácter
prescriptivo y su función es de guiar el comportamiento de las
personas indicando lo que se debe y lo que no se debe de hacer; y
para decidir si estas son falsas o verdaderas solo lo podemos hacer

4
http://textosfil.blogspot.com/2012/01/hans-kelsen-la-idea-del-derecho-natural.html
mediante juicios valorativos o de valor; ya que el valor no es una
propiedad que se pueda hallar en el derecho natural.
La segunda critica que Hans Kelsen hace as sobre el papel que representa
el derecho positivo en la explicación de la naturaleza del derecho propuesto
por las corrientes iusnaturalistas ya que en el derecho natural se resalta la
importancia que tiene para el funcionamiento de una sociedad la existencia
del derecho positivo que no puede ser reemplazado por el derecho natural;
pero en ellas también se afirma que las principios del derecho natural son
cognoscibles empleando las herramientas de la razón humana.
Hans Kelsen considera en sí que el derecho natural para el no existe y que
los demás pensadores a lo largo de la historia han defendido su existencia
debido a que satisface las necesidades profundamente arraigadas en el
hombre; como por ejemplo justificar el porqué de los juicios valorativos;
Kelsen también decía que el derecho natural sirva para que el hombre
mantenga la ilusión de que existen verdades absolutas e inalterables, pero
esto no altera la verdadera naturaleza que a su entender tienen los juicios
valorativos.
Entre otros críticos del iusnaturalismo aparte de Kelsen tenemos a: Jeremy
Bentham, Karl Barth, Herbert Han, Norbert Hoerster, Gustav Radbruch
(hasta el año de 1933), Alf Ross, Peter Stemmer, Ernst Topitsch.
Pero, así como tuvo críticos también ha tenido grandes precursores como:
Robert Alexy, Tornas de Aquino, Aristoteles, Benedicto XVI, Ronald
Dworkin, Immanuel Kant, Jonh Locke, Platon, Gustav Radbruch (A partir de
1933 paso a ser de la corriente iusnaturalista), Carl Schmitt, Séneca, etc.

FUNCIÓN DEL DERECHO NATURAL COMO FUNDAMENTO DE LA SOCIEDAD


Y DEL DERECHO POSITIVO
Establece el positivismo que el derecho natural no puede existir, porque su
sola existencia haría innecesario e imposible el derecho positivo. El orden
positivo de las relaciones humanas sería en efecto suplantado por un
derecho natural, eterno e inmutable, lo cual es absurdo. Pero la acusación
de dualismo no tiene sentido contra la concepción de la escuela clásica, tal
como figura en nuestros teólogos. Según ella, el derecho natural no es un
rival para el positivo, sino forma una unidad armónica y un todo ligado por
él. Es que en el primero solo están dados los principios jurídicos universales
y sus consecuencias necesarias. En suma, de preceptos naturales por fuerza
han de ser aun naturales y en ellas no pueden contenerse normas de
derecho definidas para todos los casos concretos y situaciones de nuestra
conducta.
Lo variable y contingente de la vida humana se sustrae a la regulación del
derecho natural, pues hay mil caminos y modos en el mundo de la acción
concreta para dar satisfacción más o menos concreta a una exigencia de la
naturaleza humana. El derecho natural no determina en concreto estos
modos y aquí viene el derecho positivo que con sus determinaciones
preceptivas realiza y aplica al orden e ideal de justicia en todos estos casos
concretos, lo exige para su continuidad en la perfección del orden jurídico.
Es además el fundamento de todo el derecho positivo, la verdad está, por
lo tanto, en lo contrario de la aserción positiva. La negación del derecho
natural destruirla el orden jurídico positivo y es que la ley civil recibe a su
fuerza obligatoria de la ley natural que la participa a su vez de la ley eterna.
No cabe otra fundamentación porque la ley jurídica positiva es producto de
una autoridad humana, del poder civil. Ahora bien, ninguna autoridad
podría arrogarse el legislador humano para dominar a sus semejantes y
obligarle con leyes, si esto no le es concedido como una facultad o un
derecho subjetivo por una ley anterior que habrá de ser la norma natural y
divina.
Esta función fundamental del derecho natural respecto del derecho
positivo es pues patente que se ejerce a través de la autoridad civil, fuente
de todo el orden jurídico positivo. La potestad pública no está pues basada
en algún convenio o invención humana si no tiene su origen en la fuente de
toda autoridad, que es el derecho natural. Este a su vez no reconoce a otro
autor que, a Dios, legislador supremo, por ello es llamado también derecho
divino. Tal es el amplio cause donde discurre toda jurídica, toda vigencia y
validez de las leyes positivas.
Pero el derecho natural no agota sus formas con los principios generales
que regulan la constitución de sus sociedades, del poder político y de la
organización de las mismas a través de las exigencias de la justicia legal. Las
instituciones jurídico naturales (matrimonio, familia) irán reguladas por
preceptos del derecho natural determinadas, las instituciones o
asociaciones libres por normas más generales como son las bases de
asociación, libertad de contrato, etc.
Además, los individuos existen antes del estado y no han de carecer de
derecho antes de formar el estado. A su personalidad van inherentes una
serie de derecha propios del ser humano que nacen y perduran con el
mismo hombre.
El estado no surge como creador absoluto de todo derecho sino para
proteger con su regulación positiva los derechos anteriores de individuo e
instituciones y realizarlos plenamente en la vida social. Son ciertamente
derechos subjetivos o facultades pero que brotan y a su vez dan lugar a un
conjunto de reglas de derecho objetivo en su coordinación con derechas y
deberes de los demás.
Tanto en el campo del derecho privado como en el del derecho público se
afirma la preexistencia y validez del derecho natural. En el privado lo
tenemos en ese orden interno de relaciones que regulan las derechas
personales de los individuos y las sociedades anteriores al estado.
No solo en los derechos y libertades inherentes a la persona humana, sino
también en todos los principios generales sobre la propiedad de las casas
adquiridas por el trabajo, así como las normas jurídicas que rigen el
matrimonio indisoluble, la patria
potestad, deberes y derechos de educación, etc. Todas esas libres
actuaciones de la convivencia humana determinan múltiples reglas y
preceptos en los demás de respecto a esos deberes y derechos correlativas,
y todas constituyen normas de derecho natural porque su fuerza imperante
es anterior y superior a la constitución del estado y de cualquier norma
positiva. Este derecho a la resistencia y a la defensa de las libertades
humanas ofrece una prueba de que el estado no es la última instancia como
fuente creadora de derecho, de que el derecho natural tiene eficacia
jurídica con entera independencia del poder político y de que la autoridad
del estado está fundada a su vez en el mismo derecho natural, ya que su
poder y actuación como principio constituyente de derecho positivo está
limitado y es válido en tanto se ajusta a las normas naturales fomentando
las exigencias, el bien común.
El derecho natural no es simple principio valorativo y norma meta jurídica,
sino que, identificado con el valor absoluto de lo justo, es a la vez un
derecho real, con las mismas exigencias a la fuerza coactiva, en caso de
violación, que el derecho positivo. Sin duda que todo esto no está
sistemáticamente enseñado, pero constituye la armadura misma de su
pensamiento y aflora a cada paso en sus breves textos. De un modo
equivalente era expuesta dicha doctrina al hablar de la esencia del derecho
positivo y de sus relaciones respecto del natural.

CONCLUSIONES
Podemos concluir que ambos derechos como el derecho natural y el
derecho positivo son necesarios de ser aplicables; solo que será necesario
primeramente normar unos y después otros en origen a su importancia
siendo primeramente más importamos los derechos naturales que los
derechos positivos que podrán ser civiles, políticos, etc. Además, cabe hacer
la mención de que hemos aprendido que a las derechas naturales
mejormente se les conoce como derechos humanos ya que los derechos
humanos son aquellas que nos corresponden solo con el hecho de nacer.
Para el iusnaturalismo la naturaleza es algo que existe por
ser, independientemente de nuestra voluntad y de nuestra fuerza. Por eso,
este derecho natural, que se supone supremo y trascendente, no depende
en lo más mínimo de las consideraciones ni de las formulaciones humanas
o estatales. Los derechos naturales existen por sí mismos porque provienen
de la propia naturaleza humana. Esta naturaleza (divina o racional) es lo que
determina la existencia y el contenido de esos derechos, los cuales,
independientemente del reconocimiento que tengan en el derecho positivo
(estatal), existen y resultan universalmente válidos y necesarios.
El iusnaturalismo sostiene que el derecho vale y, por ende, obliga, no
porque lo haya creado un legislador soberano o porque tenga su origen en
cualquiera de las fuentes formales, sino "por la bondad o justicia intrínsecas
de su contenido". Su validez universal deriva del supuesto de que
cualquiera que hiciera uso de su propia razón podría distinguir lo bueno de
lo malo, y lo justo de lo injusto, conforme a un hipotético orden justo,
racional, universal y necesario (que en ocasiones también es denominado
orden divino). Dicho en otras palabras, los seres racionales pueden y deben
conocer ciertos principios normativos de la conducta humana que, dado
que están en su propia naturaleza, deben constituir el fundamento de sus
acciones.
CUADRO COMPARATIVO
La presente comparación nos lleva a marcar las diferencias más
sobresalientes entre el positivismo y el derecho natural.
EL POSITIVISMO EL IUSNATURALISMO
Es creado por el mismo hombre Toda persona humana tiene
(legisladores y juristas) derechos fundados en la naturaleza
humana, siendo anterior a las
normas dictadas por un Estado.
Es creado por el hombre Nace con el hombre (con solo el
hecho de haber nacido ya los
tenemos y nos pertenecen)
Es palpable (está escrito). Afirma Sostiene que el origen de los
que sólo es derecho aquello que derechos humanos no reside en la
está escrito en un ordenamiento ley positiva, sino que parte de la
jurídico naturaleza propia del ser humano
La validez del Derecho Positivo Posee validez y eficacia jurídica por
depende de una norma legal sí mismo.
vigente.
Fundado en la Constitución, leyes, Fundado en la costumbre
decretos, resoluciones
Son normas jurídicas dictadas por el Son valores o principios que se
Estado para regular la relación de encuentran en la conciencia de los
los hombres en la sociedad. hombres y en la naturaleza
Son temporales y rigen para una Son universales y eternos.
comunidad determinada
Es imperfecto Es justo
Es General Es particular
El derecho a ser defendido por un Ejemplo: derecho a la vida
abogado en un juicio
BIBLIOGRAFIA:

Hernán Valencia Restrepo (2000) PRINCIPIOS GENERALES DEL DERECHO, Editorial Temis S.A,
Bogotá-Colombia

Luis Claudio Cervantes Linán (2001). LECCIONES DE FILOSOFIA DEL DERECHO, Edición José
Palomino Manchego, Lima-Perú

http://www.revistapersona.com.ar/Persona45/45Silva.htm

http://textosfil.blogspot.com/2012/01/hans-kelsen-la-idea-del-derecho-natural.html