Sie sind auf Seite 1von 24

¡Proletarios de fodos /os parses, uníos!

PARTIDO COMUNISTA INTERNACIONAL


SUPLEMENTO PARA LATINOAMERICA ENERO - ABRIL 1982 ne 13
DE EL PROGRAMA COMUNISTA EUROPA 5 FF. EE. UU. : US$ O,75 -A. L.: US$ O,50

¡Oue el Orden Polonia,


"un socialismo real"
cap¡talista deie de 1 000/o capitali rl2,,.,o,

reinar en Polonia ! BRASI L


La CONCLAT,
¡Golpe de Estado militar y estado de sitio en Polonia! "Solidaridad"declarado
fuera de la ley. Decenas de miles de militantes obreros encarcelados. Las
fuerzas armadas desalojan por la fuerza las fábricas ocupadas por los
rumbo alsindicalismo
trabajadores. Decenas y quizá centenares de trabajadores caídos en las democrático (en p.2s)
refriegas con las fuerzas del Orden. Y -por si esto fuera poco- la espada de
Damocles de la intervención de los ejércitos del Pacto de Varsoüa, si las fuerzas HAITI
represivas locales no llegasen a ser capaces por sí solas de "restaurar la
normalidad", cuelga sobre la cabeza de la clase obrera polaca.
( en p . s ) Parias del Caribe
(en p.9)
PERU VEN EZU ELA
Tras la borrachera democrática, El conflicto de
la m¡lilarización en marcha los presos (en p.4)
Los últimos meses deI año eiedad burguesa que no hace sino
confirman 1o que decíamos en traducir eL acrecentamiento de
nuestro número anterior :
eurso cada Dez md,e abiez,tanente
"EL 1os antagonismos de clase que
madutan ace Leradamente en e L éub
El Salvador
(en p.24)
dictarorial de La demoez,acía suelo soeial hoy dopados pox La
peruana eÍpresa La tendencia erisis mundiaL deL capitalismo".
totalitaria crecíente de La so- (sígue en p.2) ARG ENTI NA

COLOMBIA ¡ No a la "ley del


olvido" | (en p.lo)
Situación actual y exigencias ***
de la lucha de clase El Movimiento
El aiio 1981 se inició en Colom-
bia con cerca de ¿+.000 obreros en huel-
como la industria "Satexco" (AntioquÍa) Peronista Montonero
donde 1.231 trabajadores aprobaron el
ga pertenecientes a 13 empresas, las paro indefinido. En los 15 primeros puntal del régimen
cuales sostenían huelgas que se arras- días de enero se suman a estos
traban desde hacfa tres y cuatro meses,
(sigue en p.6)
obreros
burgués (en p.18)

ESTADOS UN!DOS TEORIA


Hacia Ia peor reces¡ón De tanto correr tras los
de la posguerra ((frentes revolucionarios»» se p¡erde
En general, 1os periódi
cos cal-lan 1as grandes notil
cias que llegan sobre Ia situa
la vía de la revolución proletaria
ción económica de 1a máxima p6 El "axioma de base" aceptado luz del marxismo y de su lucha históri-
tencia mundial-, l-os EE.UU. por todo el espectro "revolucionario" ca en nuestro número 11(1),está indiso-
latinoamericano,por el cual la revolu- lublernente ligado a otra "verdad", tan
Sin embargo, basta con a ción proletaria sería una revolución po vieja y persistente como la mala hier-
(sigue en P'12) pulat,, axioma que hemos desmentido a la (sigue en p.14)
EL Ptoletavio nQ 13 - Enero-Abril 7982

PERU entre éstos figuran "campesinos,


eetudiantes A maestros que Labo-
?a.n efi Las zonas runaLes de Hua-
manga, Cangallo y La Mar,". Simuf
Tras la borrachera táneamente, "Los canpesinos de
La eomunidad ayacuchana de Say-
hua pidieron La interoeneión de
democráti cd, Ia militarización La Conisión de Defensa de Los De
reehos Humanos para frenar Lá
»t oLeneia que Los "sinchístt
en marcha desatado en La PobLación.Un diri
gente campesíno denuneió que eL
han

t'sinchis't i-
30 de setienbre,73
(uiene de p.1) mento de 6 mil soles aI segun- rrumpieron en La comunidad, dis-
En efecto, 1os choques so- do anticipo (DESCO no I43 30/t0 parando sus arnas g eausando te_
ciales prosiguen en forma ininte a\ 6/Ll/81). Entretanto, más de r,r,or ent?e Los pací¡ieos habitaA
rrumpida abarcando prácticament6 mi1 obreros mineros de Carhuaca- ú¿s" como consecuencia de 1o
todos los sectores de la econo- yán, Alpamarca y los comités cual "fueron herídos oat,ios cary
mfa. sindicales de Río Pallanga y Sa! pesinoe- y nás de 100 fueroi
go Baños, en eI departamento dé detenidos. Días después se prodU
En novj-e[üre, 't 88.000 obre- Junfn, venÍan realizando una jo una nue»a incursión". (EL
ro municipaLes (limpieza) de to huelga indefinida desde e1 dfa Diayio, L0/ll/81). En Piura, fue
do eL país inieiaz,on una huelgá 4/ll y los obreros de RAURA RAUL asesinada una campesina, heridos
nacional eeigiendo La teposieión segufan su huelga de hambre, 6 comuneros y detenidos 28 ttLue-
de 443 compañ,eros despedidos A mientras que 200 mineros de Ia go que efectittos de La policía
La solución a. su pliego de z,eela CompañÍa Carmen Pacococha Castro reprimíeron eon metyaLletas A
moe". (EL Diario,' tl/it/gt) . pol virreyna, de HuancavéIica, reali bonbas incendiariast' (EL Diario,.
su parte, 4.000 traJrajadores zaban una marcha hacia Lima 7/r0/81).
del Poder Judicial reali-zaron "acompaitados de sus mujeyes e hi
una huelga desde fines de setiem jos en maz,cha de sacrificio, pa= Salta a Ia vista eI doble
bre, que luego fue levantada pal ra denunciar Las eontinuas objetivo que persigue Ia burgue-
ra volver a iniciarse en noviem- hostiLizacíones de que eon obje- sía a través de esta represión :
bre, en demanda también de aumen to, Las oiolaeionee de paetos A por una parte, en 1o inmediato,
tos salariales, mejores condici6 eonuenios eolecti»osrr, sumándose descabezar a los el-ementos más
nes de trabajo y Ia solución á a otros 1600 mineros de Raura y combati-vos de este movimiento
1a plataforma del fuero privati- Chanca que también habfan ini- social que amenaza amplificarse
vo. En eI Ministerio de Educa- ciado una marcha hacia Lima. (rES cada vez más, logrando, a su
ción, "Los tt,abajadores mantíe C0, no I44, 7/I3-XI-8I) . vez, un efecto intinidatorio al
nen una hueLga indefinída desdá sembrar e1 terror. A1 mismo tiem
hace una semena" informa EL Dia- Se sumaban a Ia ol_a de po, el proceso de reforzamiento-
rio del 27/10/8t, por aumentos huelgas los 350 obreros de Ia del Estado y de su aparato repre
de salarios y ,,eL yetiyo innedia fábrica Mister que al 7/t0/8L sivo sigue su curso acel_eraclo. A
to de Las fuerzas policíales del llevaban 34 dfas de huelga gene- si, La Pz,ensa del- 4/II/8I inforl
Loeal de La sede cent?al". En ra1 indefinida ; Ios 500 trabaja ma sobre eI proyecto de ttequipa-
tanto, aL 29/LO 2.5000 empleados dores de la- empresa 501 (fábrica miento A aumento de personal (de
de las aduanas de1 pafs se encoE de muebles ), que ocuparon las 3 Ia Policía de Investigaciones )
traban en huelga desde hacfa plantas de la empresa luego de pa!,a garantizar un efieiente se!
t5 dfas. 42 días de huelga general decla- licío". Y aI referirse aI opera-
rada ilegaI ; y los trabajadores tivo de "limpieza" llevado a ca
A1 respecto, EL Conereío papeleros que al 4rllf llevaban bo en eI depártamento de Ayacu:
del 5/7I/81 decía : "Los trabaia más de un mes de huelga indefi- cho, el ministro del Interior
dores de ese gremio anune.iaron nida. dijo que "se está trabajando pa-
que ir.án hasta sus úLtinas eonse ?a una maqor eoo?dinación" de
cueneias, pese a que La huelgá La repuesta violenta de la Ios efectivos de los disLintos
ha eido deeLarada ilegaL por eL burguesfa a esta ola de agita- institutos. ttHe comprobado - dÍ--
gobiernott. Los trabajadores de ción social no hace sino conti jo - que La aeción de La Guardia
ENTELPERU (telecomunicaclones) nuar. Ci»iL eetá perfeetamente sincro-
mantuvieron una huelga indefini- nizada" (EL obseroado!, l0/tL/8L),
da durante 17 dfas, a1 cabo de Las detenciones se multipli
la cual lograron un aumento can alcanzando todos los secto Pero Ia centralización de
salarial de 49 mil soles mensua- res del abanico social, golpean:
1es y bonificaciones de 30 a do sobre todo a militantes obre- Ia represión y eI proceso de m1_
40 mil soles por esposa e hijos, ros y estudiantes, campesinos. litarización no toca solamente a
asignación por movilidad, aumen- Desde Ia declaración del estado los cuerpos de policía. A su vezl
tos por quinquenio, y cumplimieg de emergencia en el departamento en las esferas de1 gobierno, en
to de pactos y convenios colect.i de Ayacucho, t'un gigantesco eI mes de octubre se sustÍtuyó
vos (E/ Diaz,io, 8/LO/8t) operati»o policial de nás d.e me- a los Ministros de Defensa y iIel
dio nilLar de efeetioos antisub- rnterior (carteras que venían
La situación también es ex- Dez,sitsos (.. . ) La rastz,eayon eq siendo desempeñadas por "ci-
plosiva en el sector rnj-nero. EL sa po? easa A poz, aire y tierra". viles") por militares a los que
"se conoce pot, su act¿tud tdut,aI
Diav,io deL 22/f0/8t informaba "Hasta eL momento, informaba
que "15 trabajadores de Las mi- DESC) err su no I40 del 10/16.X.
o mds bien conser»adora" (DESC0
nas RAURA-RAUL de Minero Perú 8I, eristen mds de 500 detenidos no I43, 3L/x-6/\r-8r) . EL obset-
se mantienen en huelga de hambye po" sospecha de terrotisno, »ador del- 3/LL/81 informaba que
mu- "eL genez,al Cisneros ha uuelto a
desde haee una semana" en protes ehos de Los euales fueron ap?esa
ta por su despÍdo y que "eL con- dos sóIo po? tene? en sus caaas La primez,a fíLa de La polítiea
fLicto tíende a radieaLizatse material que a juicío de La pol! naeional, I ha regresado notífi-
con eL acataniento de La hueLga cía eya eonsideyado euboereíoó cando que eL Ejáreito, a tt,aoée
general por Los nineyos de Chan- como revisLas (l!) y petiódícos del Mínísterío de Guerta 'asuní-
ea. que perteneeen a La nisma em- de izquierda, documentos de aL- xá un papel de anplia colabora-
presa y eaigen eL cumpLimiento gun partido polítieo (!!!) a así ción con eL Gobierno|".
de paetos uioLados pot, La patro s uee s ioanenúe " . Aproximadamente
nal" En octubre, 4.000 obreros un mes después, EZ )bseruadot, Todo esto no hace sino con-
de Mj.nero Perú (Refinerfas de informa en su edición del- t3/Lt/
I1o, Cerro Verde, Bayovar y Cajg 8l que fueron detenidas 185 per- firmar, como declamos, pues, en
marca) realizaron una huelga du- sonas (sj-empre en Ayacucho) de nuestro número anterior, que el
rante 12 días, obteniendo aI ca- las cuales se dejó en libertad proletariado debe preparase para
bo de 1a misma un aumento sala posterÍormente a I08 luego de batirse en e1 mismo terreno que
rial de 40 miI soles y un Íncrel haberse comprobado stt inoeencia; (sigue en p. 13 )
EL Proletario nQ 73 - Eneno-Abril 7982

VEN EZU ELA aL Gobierno nacional y aL siste-


ma que nos rige, con La DanA es-
pevanza de establecer en Venezue
MERIDA La un r,égimen totaLitariott (Diario
de Caxacas, LI/L0/81), para jus-
Luchas proletarias y judas tificar 1a represión contra las
vanguardias, l-os lfderes locales
del MAS y de1 MfR, concejales de
«de izqruierda» Ia ciudad, decfan :
ttConsideramos, sin embargo,
inconoeniente La foz.ma de Lucha
En los úItimos años, una ca estaban actuando uarios franeoti que ha sido adoptada rec'ientemen
dena de explosiones de ira prole radoxes (...). te porque estinamos que tales né
taria ha sacudido diversas ciudá todos, apaz,Le de no conducir a
cles de Venezuela ; sus esfaboneE Las autott-dades aL enfren- solueiones efectioas, só7,o sit,-
se afincan en los barrios de Ma- tanse a Las denostyacíones sut,gi uen para poner en pelígro La ui-
racay, Valencia, Caracasr p€ro das a naíz del desalojo de los da de La población (,..)". "Esd.
la clase obrera de la "ciudad de inuasores de 200 apaz,tamentos de pobLac-t-ón, aconse j ada por La de-
Ios cabal-l-eros", junto con 1os de pt,opiedad de una constructota pri sesperación, se hace instrumento
más sectores plebeyos de Ia ciü uada, han detentdo a unas 300 pet: de grupos de auentuz,ez,os, ír,res-
dad turfstica han forjado dos eE s onas . ponsables y carentes de poLítica.
labones grandiosos de este desl La búsqueda de objetioos, cuAa
pertar de1 proletariado en Vene- Un grupo de enmascat:ados justeza es indiscutible, debería
zue1a. trató de tomat, La sede de Los par canalizarse de manera md.s conue-
tidos Copei y Acción Democráticd, niente para Los sectores popula-
Por dos años consecutivos, pero fracasó su intento. res ( .. . ) ".
en marzo de 1980 y octubre de
198I, fas ca1les delaciudad han Ft,ente a La casa de Copei ttlambién son culpables ese
sido ocupadas por 1os rebeldes Los enaltados se apoderaron de gt,upo de pe?sonas que de manexa
cuya furia logró desbandar las un oehículo t,ústieo propiedad deL ixz.esponsable está cr eándoles fal
fuerzas policlales y obligó 1a Ministext o deL Ambiente y rápida sas ilusiones a Los sectores po-
intervención del ejército para nente ardió tt( Díanio de caraca{, puLares aL ofrecerles soluciones
restablecer 1a paz burguesa. e/L0/8r). aL problena de La uíuienda, fue-
ra de La realLdad en que üiui,mostt,
Los acontecimi-entos recien Merece Ia pena subrayar los
tes hablan por sf solos: hechos que encendieron eI conflic ¿Son o no son estas pala-
to : Ia ocupación de las resideñ bras un llamado a Ia represión
ttAyez, en La mañana Los dis cias "San Andrés" y "San Eduardo" contra los grupos que como eI MRT
tuz.bios se mantenían en Uérida. por un grupo numeroso de fami- trataron de organizar 1a ira de
En La tarde ardía un autobús(...) lias sin techo y 1a valiente res los sin-techo? ¿Son o no son es-
en La auenida Cordero.El eentro Ce La puesta con que recibieron a los tas palabras una aprobación cla-
ciudad estaba desértico. Los únt policfas veni-dos para desalojar- ra de l-as intenclones del- vice-
cos uehículos que tyansitaban e- 1os, demuestra una vez más, como ministro?
ran Las patrullas del Ejét,cito se ha visto en Chil-e, Alemania y
que se hízo caxgo de La situa- otros lugares, Ia importancia ad Asf volvemos a encontrar
ción. quirida por eI problema de la vf 1a actuaci6n tradicional de 1a
vienda como detonante de la l-u- izquierda democrática : asumen
Aquí en Caracas se infor- cha de clases. Ias necesidades de las masas úni
mó aL mismo tiempo que Las fuer- camente para empantanarlas en
zas del orden garantizaban La paz A medida que e1 capitalis- legalJ-smos, diáIogos y demás con
! que no había razones pata pen- mo destruye las estructuras so- ciliaciones i y cuando éstas, de
sar que Los distutbios se prolon ciales arcaicas e incorpora a Ia sesperadas por la ausencia de re
garían (...). vida urbana inmensos grupos huma sultados, hacen explotar su odio
nos, 1a renta del suel-o en laE de clase, Ia izquierda condena
Los desóz,denes que se ini- ciudades adquiere proporciones los "excesos" y llama a 1a repre
ciaron eL miér,coles por La toma gigantescas, e impide eI acceso sión contra tos dirigentes "aven
de dosci.entos apartamentos poz, de las clases sociales inferio- tureros " .
un gr,upo de personas, se erten- res a una vivienda semi- -cente.
diexon en saqueos A otros actos A 1o largo de l-a Cordille-
de ,¡andalismo. En esta situaci6n
se en- ra de 1os Andes retumba sj-empre
cuentra Ia clase obrera, pero tam más e1 trueno proletario, A la
Una fixna comeycial repor,- bién los sectores semiproleta: odisea perenne de 1os mineros bo
tó que una turba penetró en slt rios marginales, y las capas in- livianos responden las duras 1u--
estabLecimiento de erhibic-iones feriores de la pequeña burguesía; chas de los trabajadores perua-
y Lo saqueó totalmente antes de en los barrios pobres, estos di- nos, a éstas, responden las nue-
que Llegaran aL Lugar Las fuen- versos grupos sociales habitan vas huelgas de 1os mineros chile
zas de seguridad pata inpedir eL juntos, sometj-dos a idénticas ne nos en una extremidad de 1a Cor-
pillaje. (Esta) es una firma oen cesidades vitales y, por consi- dillera y 1os motines merideños
dedora de az,tefacbos eLectnodol guiente, 1a falta de vivienda y en Ia otra punta.
mésticos y equipos de audio y ui todos los conflictos conexos (a-
deo. gua, basura, transporte, etc. ) Los comunistas seguimos con
constituyen un terreno esencial entusiasmo e1 desarrollo de es-
En Las cercanías de La en- para que la clase obrera arras- tas luchasi cada grito de guerra
presa otros grupos apedz,earon Los tre en las luchas tras de sf a social que brota de las gargan-
Locales de media docena de sucux las demás capas proletarizadas o tas proletarias en los Andes nos
saLes bancarias, Las oidrieras dZ en vfas de proletarización. sirve de acicate para nuestra ta
Las fachadas de Los edificios fue rea, hoy central en Latinoaméril
non destrozadas. EL dinero y Los La otra lección que surge ca : Ia implantación del partido
ualores permanecieron protegido s de los acontecimientos de Mérida, de clase, del Partido Comunista
por Los guardias bancarios y eL como de todas 1as luchas, es e1 mundial, capaz de impulsar y cen
personaL de oficinistas (. . . ) . papel- de la llamada "izquierda": tralizar todas estas luchas ha=
el beso de Judas. cia nuestro objetivo : EL DERRO-
CAMIENTO DEL CAPITALISIVIO Y LA
Se sabe que Los het,tdos de Mientras ef Vice-Ministro DTCTADURA PROLETARIA INTERNACIO-
bala ttpueden ser diez", mientras de Relaciones fnteriores dec]ara NAL.
que en distintos puntos de La ciu ba que los "grupos,de ertrema iZ
dad se escuchanon en la mañond quierda, troLaban de deb¿Litai *
disparos aisLados, estimando que Las instituciones democráticas,
EL Proletario lto 13 - Enero-Abril 7982

Los trabajadores siderúrgi-


cos han sido derrotados en SIDOR,
sus rei-vindicaciones no han 10-
Carta de
grado imponerse. E]1o§ deberán
seguir dejando su juventud y su
salud en los hornos y demás de-
partamentos durante 48 horas se-
La izqruierda sindical,
manales, por un salario de ham
bre. clase
De nada sirve lamentarse ; Ia burguesÍa. La derrota de 1os A 10 largo de todo este año,
es necesario hacer el balance textileros hace un año fue un Ia directiva de SUTISS explica a
de fas derrotas y sacar las lec- ejemplo claro de esta realidad; Ios trabajadores que Ios resulta
ciones del caso. Las condiciones la larga historia de los matan dos dependen de 1a calidad nego-
económicas y sociales empujarán ceros en SIDOR es otro ejempl6 ciadora de los dirigentes y por
en breve a otros sectores de Ia todavfa más claro. La izquierda consiguiente no prepara ni orga-
clase obrera - y a los mismos sindical es el cuchitlo que usa niza a los trabajadores para Ia
sidoristas - a plantearse 1a ne- la burguesfa para tratar de ca- lucha (¿el fondo de huelga?) . 56
cesidad de luchar para evitar par al proletariado rebelde. Io en Agosto cuando entiende que
ser aplastados por Ia a¡nbición Ia empresa es intransigente si
del capital. Lo importante es Durante Ios últimos aiics falta Ia presión obrera, (¿gué
aprender de las derrotas para los partidos de la llamada iz- quieren ?) lanza pequeñas ac-
entablar 1as próximas luchas quierda han adquirido peso en ciones preparadas a Ia carrera y
sobre bases firmes y con probabl 1as organizaciones sindicales i promueve verbalmente, pero sin
lidad de éxito. la crisis en curso y eI descaro nj-ngún esfuérzo real, comités de
patronal de los sindicaleros ade de solidaridad con SIDOR en o-
cos y copeyanos han empujado atr tros lugares del pafs ; mientras
plias capas de obreros hacia o- que en las asambleas rebaja rei
tras alternativas. En Guayana, vindicaciones y se declara dls-
EI papel que juegan desde princioal bastión proletario de puesta a firmar por poco que la
SiEMPTE FETRAMETAL, FETRABOLIVAR Venezuela, este fenómeno ha al- empresa mejore Ia oferta. La em-
y Ia CTV no tiene misterios i se canzado su mayor amplitud ; y en presa no cede, pero SUTISS, antg
trata de impedir que los trabaja SIDOR - 1a mayor fábrj ca de1 poniendo e1 respeto de la ley aI
dores emprendan una defensa efec Pafs con más de dieciséis mi1
tivamenté clasista de sus interé obreros - adquiere valor simb6li interés de 1a clase obrera, sigue
ses i se trata de contener Ias co, válido pára toda Ia clase. todos Ios pasos legales (total :
reivindicaciones proletarias den 35 dfas hábiIes) para iniciar el
tro de lfmites acéptables pari Hace I0 años, los obreros conflicto, aunque en eI fondo sQ
e1 capitalismo nacional. En o- de SIDOR, organizados por gangs- lo gana tiempo para que don Bri-
tras palabras, 1o que cuenta es teres sj-ndicales, sufrieron des ceño (CVG-SIDOR) ceda un poguito.
e1 interés de la empresa, 1os pidos, tras una huetga de grañ
intereses de la nación (léase arnplitud. En un principio cundió
burguesía criolta), y frente a Ia desmorali.zación, pero poco a
ellos se deben doblegar las nece poco el afán clasista volvió a
sidades vitales de1 proletariado surgir y como gato escaldado bus
Como declaraba César Gil, jefe có ótra dirigencia para expresa!
del departamento de conflicto de se. La CAUSA R, a través de los
matanceros, supo aprovechar Ia
Ia CTv, en EL NaeionaL del oportunj-dad mediante frases de El l3 ¿le septiembre estal1ó
l7/lL/81 ¡"entendemos que SfDoR corte clasista y actitud co¡nbati la huelga de hambre en la cárcel
es una emp?esa básica para eL va en frentes dé poca importan: Modelo, con un total de 1300
desaytoLLo del país y en taL sen cia para eI capital (luchas con presos, en 1a cual se exigÍan
tido nosotyoe tambiín somos guar tra pequeños contratistas de Sf- mejores condiciones de vida y Ia
díanes de su integridad...". Pa- DOR como Tacarigua y Transservi) justa distribución de1 presupues
ra este fin todos los medios son ganando asÍ 1a confianza de los to asignado a las diferentes cáJ
buenos : una pizca de demagogia elementos más luchadores de la celes del pafs. Las autoridades
de vez en cuando, la manipula- fábrica.Todo esto culminó con Ia se deciden a habl-ar el 19 de sep
ci6n burocrática con frecuencia, victoria rotunda de la plancha 4 tiembre, prometiendo por medio
y cuando no bastan las maneras en las elecciones de SUTISS, en de un Acta de Convenio eI cumpl!
suaves, para eso están las ban- diciembre deI 79, encabez ada miento de los catorce puntos
das armadas adecas o copeyanas por Ia CAUSA R, y apoyada por asignados a ésta, quedando ello
y la ayuda de los cuerpos repre- GAR, IS y CLP. firmado por eI director de prl-
sivos de1 Estado. objetivo, siones, Luis Felipe Rosas Bravo,
Alcanzado este
las cartas comenzaron a caer rá- como por el fiscal general de
Pero, aqué más se puede es- la Républica, Vicente Alemán.
perar de 1os agentes sindicales pidamente. A los pocos días de
Ia victoria se escuchaba a Ia CAU Los presos deciden entonces po-
de 1os partidos que nos han go- nerle fin a Ia huelga el 22 de
bernado los últimos 22 años ? SA R frases como ",, , ahoz,a Ll
clase obrera üenezolana Da a septiembre.
En e1 fondo e1los son cohe- demostyar sey La más eapaz de mg Hay que hacer énfasis en Ia
rentes, están a sueldo en el ne j az, Las f ábr,í eas del país, de
asegu?ay nejor La productiuidad", lucha que libraron tanto Ios co-
bando de la burguesia y defien- mités de Apoyo como los familia-
den sus intereses 1o mejor que es decir, 1a misma posición de res apostados d1a y noche frente
pueden. César Gil : primero, ¡EI fnterés a la cárcel, dando asÍ un clima
Nacional I de desprestlgio a1 "gobierno de
Más grave que la acción de Cuando comenzaron Ias discg los pobres".
la CTV, mucha más dañina para siones contractuales a principio
cualquier perspectiva clasista, de año se despejó cualquier duda ¡fientras los presos esperan
es 1a acción de las izguierdas con la mudanza a Caracas de las el cumplimiento de sus reivindi-
sindicales. Su papel es más su- negociaciones. Las razones eran caciones se va organizando intel
til : mientras 1a CTV se encarga que en Ia capital disPonfan de namente 1o que más tarde serfa
de esterilizar las inquietudes mejores asesores : iCOMO Sf EL eI Movimiento de rngración So-
del 6e¡js1t6 de la clase obrera, TRII,]NFO DE LAS RETVINDICACIONES cial-13 de septiembre. Sus inte
1a izquierda sindical juega eI OBRERAS DEPENDIESE DE LA CALIDAD grantes conocidos por las autorl
mismo papel respecto a los sec- DE LOS EXPERTOS Y NO DE LA CO¡lBA dades como por ta población pe-
tores más conbativos de1 proletg TIVIDAD DE LOS TRABAJADORXS ! Y na1 van organizaado actos cultu-
riado i los atrae con frases y esto después que Ios proleta- rales y actividades tanto peclagó
poses radicales, clasistas comba rios polacos acababan de recol gicas como deportivas, hasta coB
tivas, etc:, pero encierra y dar aI mr:.ndo obrero Ia importan- seguir contactos con Ios grupos
desvfa su fmpetu dentro c1e los cia de discutir en el mismo esce externos que respaldaron su ac-
mlsmos lfmites aceptables para nario de 1a lucha. ción. "Es Ia primera vez que el
EL Proletar+o na 73 - Enerc-Abril 198i)

pudio a la intervención" donde,


Venezuela entre otras cosas, decfa: t'...
el problema político de quien Lo

maldición de
r
la
firma lel contrato-ndr) es en
este nomento más importante que
su contenirlo económico" .

obrera
Durante dos años de dirigeD ba que Mollegas y la CTV partic!
cia de izquierda,la labor de des paran en eI mi-smo, con ta1 que Hay que sacar las lecciones
moralización y desorganizacióñ ellos - SUTISS - también 1o ru- de Ia derrota : l-a lucha es eI
de los trabajadores ha aportado bricaran. único medio para conquistar nues
frutos ; o por Io menos asf l-o tras reivindicaciones, pero la
siente 1a CTV quien concluye no Y estaba claro : con el Iucha hay que organizarla, prepa
requerir más Los servicios de Ia sindicato intervenido por Ia CTV rarla, para poder alcanzar victo
izquierda sindical ; así coloca y Ia pelea que se desata en con- rias. EI ejemplo de SUTTSS de:
Ia trampa del- referéndum (exigen secuencia, Ia acci6n antiobrera muestra una vez más que las es-
cia tradicionaf de Ia izquierda se ponia en marcha. La izquierda tructuras sindicales existentes,
sindicaf), interviene SUTISS y sindical se hace cómplice de es- con toda su trama lega1, no per-
firma eI contrato. Frente a es- ta maniobra diversionista en per miten organizarse serlamente pa-
tas agresiones, Ia única respues juicio del salario y 1as condi- ra Ia pelea. Esto no es un 11am4
ta clasista era Ia huelga geng ciones de vida de Ios trabajadg do infántil a desertar los sindf
ral inmediata en SIDOR y eI lla- catos i los aqentes patronales
mado a su extensión a toda Ia zo res sidoristas. Esta izquierda en nuestras filas deben ser derro
naf pero, no para defender 1os está clara def corolario de su
polftica : Ios despidos y 1a ani tados y para eso es tambfén ne-
puestos de los "expertos negocia cesario atacarlos aIIÍ donde a-
dores" y alimentar 1as apeten- quilación del movimiento obrero
cias burocráticas de los zamuros combativo serán las acciones que sientan su poder. Esto es un I1a
emprenderá Ia empresa a partir mado a crear grupos organizado§
:quierdistas. En cualquier caso, de trabaja,lores combativos, inde-
-a perspectiva de contrato con de Ia firma del contrato y de la
consiguiente suspensión de1 fue- pendientémente de los sindica-
SLI]]SS era idéntica que c-on FE- tos, grupos abj-ertos a todos los
TRATITETAL. ro sindical extensible a todos
los trabajadores durante los lI obreros dispuestos a luchar por
Y asf fue : Andrés Velás- meses de discusión STIIISS-SfDOR- objetivos clasistas y con méto-
quez decfa a los obreros en 1os l,linTRABAJO. Una muestra que resu dos de lucha también clasistas ,
portones de sIDoR, horas antes me y concentra Io que quería eg sin sectarismos polfticos in(rti-
de firmarse el contrato colec- ta i-zquJ-erda aparece en una hoja les y dañinos para Ia lucha inmg
tj-vo en Caracas r eue no importa- repartida durante Ia marcha "re- diata.

EI conflicto de los presos


penal se organiza de tat mang que la firmaron .. . carecfan de ban visita junto con ]os compar-ie
ra, dj-cen los compaireros del co- derechos jurfdlcos. En vista de ros.
mité, es ahora cuando comienza todo este atropelJ-o tanto fisico
nuestro trabajo',. Llegamos aI como mora1, eI 3 de noviembre se Por ú1timo, Ios compar-ieros
punto en que se empieza a utili- declaran en huelga de hambre integrantes del comité ILevados
zar formas de organización inde- cinco de los Cj-ez presos 9ue, a1 campo de concentración del
pendientes de Ios estatutos bur- por tener estatutc de presos po- Dorado se suman a Ia huelgra de
gueses y promotores de Ios mis- lÍticos, se encuentran aislados hambre rconformando casi trescien
mos, y esto si que no Io toferan de Ia población penal en Ia Modq tos presos en huelga de hambre I
Ias autoridades, y eso fue Io .Io. Los otros presos po1íticos éstos exigen el traslado a su
le verdaderamente e1 enemigo deciden no participar por su a- cárcel- de origen y la presencia
.-- eI conjunto de burócratas a- condicionamiento, eI cual- se ha de1 fiscal general a ese campo
plastaron. manifestado después del conflic- de concentración.
to "pacificación y Adaptación
Para ef 1/LO/8I en la letra a Ia vida Ciudadana'r. Los compa- E1 final de esta lucha que-
Ll se registra un asesinato, e1 Íieros en huelga exigen e1 cumpli da con saldos positivos para Ia
cual las autoridades denunciaron miento del Acta de Convenio y e1 poblacién penal. Por un lado,
en un diario capitalino para jus reintegro de dos compañeros al los compañeros de l-a Modelo re-
tificar 1o sue más tarde serfa colectivo. solvieron como punto de negocia-
la masacre de Ia gue fueron vfc- ción eI traslado a fa cárcet de
timas. Pasaron casi trelnta dfas Para eI 9 de nov.iembre se Trujillo, encontrándose con los
en los cuales eI enemigo trabajd declaran en huelga de hambre compañeros que habfan sido tras-
muy astutamente para pasar a re- sels de los diez presos (con es- Iadados de una manera arbitra-
primir violentamente a la pobla- tatutos de presos polfticos) en ria, y Ia salida de la Guardia
ci6n penal declarando en Ia pren el cuartel San Carlos. Los cua- Nacional de los pabellones de Ia
sa : "l,lotÍn def 18 de octubre A- Ies se solidarizan con los compa Modelo. EI balance de los Cemás
bortó la Guardia Nacional,'. Lo heros de Ia llodelo y exigen ef compañeros es casi semejante. Ef
gue seguirá no es más gue el ro- complimiento de Ias autoridades único punto que no se ha logrado
deo que dichas autoridades hicie a su estatuto de presos po1ít! es eI traslado del comité a su
ron para justificar Ias viotaci6 cos. Los cuatro restantes, uno cárcel- de origen. Hoy ( 8/L/92)
nes, robos, saqueos y tortura de de ellos expulsado del colectivo, los compañeros del Dorado cum-
1os cuales fueron vfctimas la po guedan titubeando ante Ia pre- plen cuarenta dfas en huelga de
blación penal de Ia cárcel Mode-- sión que ejercen los compaÍreros. hanüre.
1o y en particular los compaite- Hoy queda demostrad.a su capltula
ros del Comité 13 de septiembre, c.ión ante la "Pacificación y
Hoy sabemos que Ia actitud
siendo estos úItimos trasladados Adaptación a Ia vida Ciudadana". capituladora que tomaron los
a las diferentes cárceles del presos polfticos que no se suma-
paÍs. Para eI II de noviembre,Ios
presos de fa Plca (con estatuto ron a Ia huelga de hambre queda
de presos políticos) se solidar! demostrado en una carta a1 presi
Más tarde en unas declara- dente pidiéndol-e Indulto, de to-
ciones dadas, eI Ministro de Jus zan con Ia lucha que libran los dos sus pecados concebidos
compañeros de Ia l4odelo y en
tfcia recalcó que dicha Acta d; San
ef sistema democrático.
Convenio no tenía validez jurÍdi Carlos, y exigen que Ias compahg
ca porque los elementos internos ras detenidas en esa cárce1 reci
EL Prolctarlo rua 13 - Eneru-AbrLl 19A::

.."tiena de a. l)
Ios de las huelgas de "Astilleros de
COLOMBIA

Situación aetual
i4agdal ena" (Barranqui I I a ), "Naviera Co1 om
b'i ana " , "Hi I anderÍas de'l Fonce" ( Bucama-
ranga),"Madera del Cal ima" (13uenaventu-
ra),1os obreros de 3 empresas de Barran
quilla que deciden no reanudar el traba
jo hasta que no sean reintegrados sul
comparieros despedidos,.los trabajadores
de "Muebles Clavijo" que rntc¡aron
huelga el 1Z/1, y, por ú1timo,1a ocupa-
la lucha
ción de viviendas en Barrancabermeia cinkt rlande eL t:Lrtrlír:al-t¡ se rli.sponta rl lin a Los problem:: Laborolr:s .iue uf.:c-
por los obreros de Ecopetrol. Durante discutir(1éase: a traicionar- ndr.) eir tan a La irnportanLe !'ctcLorla". Los tra-
todo el arro 81 las
.los huelgas mantienen el asambl.ea general,una serie de propues- bajadores impidieron por la fuerza que
nrismo ritmo de primeros dÍas del Las hcch¿s pot, l.ct em¡,re-t;a pat'tt ponü1 se real izara la reunión sindical .

ailo, marcando así el ciclo de luchas


proletarias que arranca a fines del 17
con la huelga de Ecopetrol: en 1978 en La contraofensiva de la burguesía
la industria manufacturera fueron a la El mismo día de posesión del je de .la denncracia(Espa,ra,Perú,etc. ) ,
huelga 11.500 trabajadores ; en 1979,
mando ,en agos to del 78 , I a burgues Ía , uniendo la represión abierta a la cola-
20.200; y en 1980, 2o.980. por boca del nuevo presidente Turbay borac'i6n que le brindan 1os partidos
Sin embargo, 'lo que le confiere Ayala, declaraba: "Conpreru'lo qur: no cm stalinistas e,incluso,aquellos de la
al movimiento un carácter especÍfico, plitfa c:on La tolali,lad ,le mi.s cleberes supuesta "izquierda revo'l ucionaria" de-
que va más allá de los conflictos labo- si rut l.L¿tnntw La aLen<:ión il¿: Las centwt mocrática, ehcargándose todos ellos
ra'les mismos, es la tendencia a la ra- Les obreras denacráti.r:at; pam Llue ¿esa= de domesticar a la clase obrera. Ahora
dicalización de.las luchas obreras (ten rnollen La Labor que Les coruesponde en bien, en la búsqueda de este consenso
dencia que no es un fenómeno nacional, ¡¿L Estado modetmo conD factores esencia nacional,el prirnr paso lo han dado
s.ino internacional,oroducto de las ten- les del orden social .til siulicalisro dá ciertos gremios capital istas,.la oficia-
s iones sociales provocadas oor 1a cri- nr¡crático t,Lene que consen)ar su anti- lidad y sectores del partido liberal
sis capitalista) y que empuja a los gm pujanza y conrsertinse en eL bmzo (Lleras Restrepo).Asi, en el editori¿
obreros a oponerse en forma cada Yez frerLe del t;t'.stema re¡;resentaLiuo (. . .) de la "Ret¡ista del Ejército" de abr¡,
nÉs decidida a los ataques que 1a bur- llo ibo ct Las !'uet'zas obreras co Lom-
aona del 81 el general Fernando Landazábal
guesÍa.lanza contra sus condiciones eco bianas c<ttttt¿tt'tidas en dócile s instruren Reyes declaraba: "EL ejército puede des
nómicas y de organización ( Tribuna.les tos de estratcgtas ettrenistas" (EL't'ient truir tmlitarnente a La gueruilla,
pero
de Arbi tramiento,Pactos Co lecti vos,Con- po, d/8/1978). conoencidos tanbién que aún con esa cir
trap'l iegos Patronales,derecho de huel- cunsLancía fatnrabLc,La sub»ersión tel
ga,reunión,etc. ). Tendencia que,además, Un nes después, el 6 de septiem- guini ( i cuál otra sino la subvers'ión
lleva necesariamente a los proletarios bre del 78,en pleno romance entre cen- obrera!ndr.) mientms ra se modifiquen
a enfrentarse a los métodos de acción trales sindicales y gobierno,se pronul- en eL canpo social,poltti-co y eeonórrico
capitulacionistas de las burocracias ga ei Estatuto de Seguridad que apunta Las condiciones objetütas y subjetioas
sindjcales democráticas,tanto de las en primer 'lugar a paralizar a través que a diario resquebrujan y deterioran
abiertamente patronales ti po UTC, CTC, de.l terror rnilitar abierto cualquier ac La confornridad".Meses después,e1 mismo
CGT, como la de los bomberos sociales ción independiente de los obreros y general reitera que "la guerru contm
de la CSTC(stalinista). En efecto, Ias que, en contrapartida,garanti'za y aÚn La subt¡et,sión no será gamda o perdidn
luchas actuales traducen los esfuerzos rñs apwtktl.a la acción del sindical isnn por eL gobierno,sirn por La naci5n cnLc
de la clase obrera por mov.ilizarse en derncrático.AsÍ, por ejemp'lo,el derecho na" (Le I'tonde ,7 / 77/81) .
un terreno efectivamente de clase,es de de huelga es respetado nlientras obedez-
cir, haciendo que la negociación de sus ca a las consignas de los sindicatos a-
reivindicaciones con 'la patronal se ha- nnrillos y a 1os intereses de la empre- Los primeros en responder al 1la
ga sobye La base ile una presiín real sa,pero es reprimido cualquier medio mamiento de la burquesÍa fueron 1os st¿
y constante de sus propias luchas, ya de presión directa a1 patronato,pues,co l'inistas, cuyo papel de agente central
sea a través del pano indefinido, nnni- mo dice el artículo 7, serán suceptj: necesario para la salvaguarda del orden
festaciones,acciones vio.lentas,etc. La bles de penas de prisión aquellos que capitalista queda probado una vez nÉs.
misma burguesÍa se ha visto obligada a "ocupen rle nlanena pro»isoria Los Luga- El órgano del PC no solo adhiere entera
.lo nes púb'Licos o abiertos aL público o mente a las propuestas del general,sino
reconocer estos hechos,como declara-
non a la prensa en nnrzo del año pasado Las ofíc'irns públícas o ptioadtzs,con eL que está un paso adelante de el.las cu,
los representantes de 1a empresa de pe- objetiuo de har:er presi6n sobre La de- do proclann que para "soltrcionar Lo*
tró leo Ecopetrol , los que
cisión de Las autoridadcs Legítinas " - problenas que aquejan a Colonbia... se
afi rmaron Lo mjsmo se aplica al derecho de asocia
que "c/ pliego
de peticiones pnesentado requiete La con»ergencia,La unidad, eL
por Los Lnabajadores está sospeclrosamen c'ión: los obreros pueden ser arrastrl entendi.míento de todas Las fuerzas po-
te »inculaclo aon ac tns Lerrurislns ei dos como corderos a las manifestacione§ llticas interesadas en Los ca¡nbios eco-
La emptesa". en fornn ordenada y paclfica,pero, ante nónricosy sociales(,..)eL ob¡eti»o tús
cua.lquier "pertunbación d.eL orden púbti imporbante del norrento y que necesitt
.la co",el toque de queda puede ser aplica- mts alcanzat, es La unidad nús anpliq,
lucha so-
La reactivación de do tanto por los alcaldes, gobernadores
cial no significa Ios trabajadores
que denocnática y prog,esista en busca de
ya han perdido todas las ilusiones re- e intendentes como por las simples comi una profunda reno»acíón denacrdtica del
forn¡istas,pero se han decantado mino- sarias de barrio(l),todos los cuales país,objeti»o que interesa adenú.s a i¡r
rías de obreros combativos que partici- tienen plenas prerogativas para prohi- portantes secto?es del Liberalisno A
pan en estas luchas y desemper,an el pa-
bir "-L¿s rmnifestaciones,desfiles y reu del consert¡o.tismo" (Voz Pv'oletaria, 5/2/
pe'l de catalizadores de las mismas. La niones públicas"(art.8). Por 0ltimo, se 1981).
noticia dada por el diario liberal rán suceptibles de 10 a 15 ar¡os de pri-
i!L I'íenpo del Z2/¿/80 demuestra clara- si6n "aquellos que fornen parte de ban- No menos presurosos en declarar-
rnente esta tendencia a "Una serie de
<las equipadas o de grupos arnados de .l.lamado a responder favorablemen-
se d.ispuestos
q.ientados terrorisLas auerió anoche ¡sar bres o má.s personas y que intxtdan o aLa te al de la burguesla fueron
aialmente una parroquia,»arios centns uen Las tocaLidades,tas prcpiedades. .I los representantes del guerrillerismo
eomet'aíales de MedeLLín y un oleoclucto art. J) . democrático,que pusieron sus arffils al
que cruza por eL municipio de Copacaba- servicio de la polÍtica de denocratiza-
na,al ,lorte de La capítal antioqueia" .
Al llegar el airo Bl,la crisis e- ción del Estado capitalista.El 22/ll8I
La nli sma i nfornnc i ón agrega : "f,a escala-
conómica mundial ya habfa hecho exp.lo- el M-19 lanza una "propuesta de paz" a
Ja l:errorista fue rei»indicada por u7
sión y a la burguesÍa ,ya no le era posi la burguesia en estos términos: "EL ¡ra
grupo subuersi»o que se denomínó cona ble contener la efervescenciasocial eñ caso de la Ley de Amnistta es una clata
'i:'L Co¡w¡rLda Arnulfo Tafur Correal't, nom- el marco de la sola represi6n militar y denasbtación de La necesidad de dialo-
de1 apoyo que le prestaban las nnfias gat, y buscar nueüos rwnbos en Procura
i>re del obrero nu¿rto esta senana duln
i:e enfrenbamíentos entre La polícta A corrompidas de la CTC-UTC.Necesita el de La paz.El M-19 ploryne una. Dez wis
lententTres de tt ctbajadores hueLgu.ístas consenso de todo e.l abanico político y eL diáLogo y nedídns concrel,os paÍa
sindical que hasta el mornento jugaba a
,

,ie CoLtejer". Asinlismo, "obreros terti- hacerlo oiable y efecbilo...Haaeros un


Leros ,1e ernpresas distintas a Coltejer la
'l
oposición.En este sentido, e) capita Lla¡ado a todos Los colombianos que a'
Lonapon prácticarrcnte por asalto eL re- ismo colornbiano sigue la tendencia ge: nen la Patria y quieran La paz a qre se
neral del capitalisr¡n mundial al blinda
EL Proletar"io np 13 - Eney,o-Abr"il 7982

obreros con la famosa "jornada", llega


el día 13. Esa misnn tarde la CSTC saca

y exigencias de el siguiente comunicado: "ral cono Vn-


bla sido p?opuesto por, 1-a. CSTC,en eL
d'ta de hoy se LLeoó a cabo eL pano de
DOS HORAS en eL sectoy Laboral,en fownt
ordenada y pacífica".En el mismo comuni

de clase cado agregan:ttla. perspectiua después


del éotto( iéxito para la burguesía, i n-
dudablenente! ndr.)de La protesta deL
73 de nnAo es La intensifícación de Las
etpresenrA si es neeesariorubiquenas d! a la cola del M-19 llegando actualmente tareas parw eL Segwtdo Paro Cít;íco Na-
ferentes olas a Las erpresadas po? noso a discutir Ia posibilidad de apoyar ... cional".El nuevo Paro Cfyico fue fijado
ttos pana eL Logro de La eoncoydanc[d. la candidatura presidencial de Jaime para e1 21 de octubre.Los resultados de
rncional". En la misma yia se han colo- Batennn,dirigente del M-19.Por su Darte este paro son descritos por 1a revista
cado los ex-guevaristas de) ELN que ya el de la
EPL (maoísta) no menos. devoto de los Comités de Integración Sindical
en 1978 han comenzado a sobarle el lomo Santa Unidad Nacional declara en el do- de la siguiente nnneral el Paro Cívico
a la.."izquierda" electorera planteando cumento "E1 pueblo quiere y necesita 1a "ro representÁ La eonfíguraeión nacio-
que "La posieión abstencionista no st4to revolución" su deseo de formar "una rnl del notimiento de nasas que como
ne eL tsiejo estilo de enfrentaz.nos a Lá gtan fu.ez,za polítiea capaz de reqgrupa? un solo haz se atre»iera a enfrentar La
izquierda electoral(.. .)A Las oz,ganíza- a nús del no»enta. pot ciento del pueblo veaceión en procura d-e Las reioindica-
ciones de izquierda, qle concltwen aL de eolonbiano"... i Unidad tendencial- entre ciones eontenidas en eL pliego petito-
bate electotal Las ubica¡ps en eL catttp6 generales,patrones,curas rstal inistas y r"io pz,esentado días antes aL presidente
ret-toltrcionario" ( "|lacia nuestra recons- guerrilleros democratoides, tal es la Tw,bay.UNA WZ II1AS LA CLASE )BRERA ESIU
trucción orgánica y polftica",1978)Hoy, verdadera cara ferozmente antiproleta- VO AUSENTE y
sóLo z,edueidlsimos gz,upÑ
esta organizaci6n se ubica cada vez más ria de la democracia colombiana! de eLLa cwtplieron un papel de eiey,ta
txascendencia". i Tal esla criminal po-
El sindicalismo democrát¡co, factor esenc¡a¡ de! Orden burgués lÍtica del sindicalismo reformista que
lleva necesariamente a la desmoviliza-
Siendo Ios sindicatos oficiales testa" dos a tres veces por aito,y cuya ción incluso de las luchas inmediatas
las correas de transmisión de los par- fecha y lugar son fijados muy de antema de la clase obreral.
tidos burgueses y seudoobreros,sus obje no,E1 objetivo de estas acciones es sus
tivos no pueden ser otros que los quE tituir el trabajo de preparación y movT Por ú1timo, es necesario decir
le infunden dichos partidos y que va en lización de la clase,sobre la base de algunas palabras sobre los sindicatos
el sentido de integrar a la clase obre- la acción directa contra la burguesia , mal llamados "independientes", tipo
ra en las redes de la colaboracidn na- por "jornadas nacionales" que surgen UCSNU" y "CSP",cuyas direcciones manipu
cional y de defensa del orden democráti como producto de acuerdos entre burócra ladas por las organizaciones de la lla=
co.Para tal fin las burocracias sindica tas sindicales, y que por no apoyarse mada"izquierda revol rJcionaria", o sea,
Ies recurren a la vieja táctica del o: en un trabajo previo de movilizaci6n di maoístas,trotskystas,guerri I I eristas de
portunismo que consiste en subordinar recta están condenadas de antennno aT mocráticos,levantan hoy 1a bandera de
la lucha directa de los trabajadores a fracaso.Esta po1Ítica es la que han ve- la unidad sindical cuyo objetivo real
las negociaciones y a los contubernios nido aplicando durante todo el aiio 81 no es otro que el de poner a los obre-
con e1 patronato o con el Estado capita los reformistas de la CSTC, Ya en enero ros combativos a remoloue del sindica -
fista,lo que implica en la práctica pa- del 81 el Consejo Nacional Sindical (in lismo patronal y amariTlo.Ya en agosto
ralizar toda LucVu e infundir la desmo- tegrado por las cuatro centrales antes estos sindicatos realizaron un Foro Sin
ralización y el derrotismo en las filas nombradas) decide: lanzar una "jornada dical con los representantes de la CTC
obreras. de protesta" en vista "de que las múl- y CSTC,donde se aprobó la constitución
La CTC y la UTC no son más que tiples reclamaciones hechas por el movi de un "Comité Coordinador Nacio¡a1"(com
la enésinn confirnación de esta táctica. miento sindical,tanto a1 gobierno como puesto por la CTC,CSTC,CSNU y CSP), eñ
Nacidas como organizaciones ligadas a a los empieadores,no ha encontrado eco'l la misma línea del sindicalismo democrá
los partidos de la burguesta y directa- que culmina en unos cuantos discursos tico.Antes de concretarse el II Paro CT
mente subvencionados por e1 patronato y hechos por los burócratas en Bogotá. Y vico Nacional, el Comité Coordinador Na
el Ministerio del Trabajo,no han sido 'luego todos a
casa. Apenas terminado cional en "El paro cívico,una protestá
desde su nacimiento más que yerdaderas el acto,la lanza una campaiia para
CSTC 1egítima",1e reitera a 1a burguesÍa su
mafias cuya única función es la de tor- una nueva "jornada nacional de protes- intención de hacer todo lo poiible por
pedear las luchas obreras.Pretender -co ta",esta vez para el ls de mayo.Después (sigue en p. 71 )
mo pretenden estos sindicatos- que e§ de ensordecer durante tres meses a los
el Estado capitalista e) que podrfa me-
jorar la suerte de 1os trabajadores,im-
plica nnntener desmovilizados a los o-
breros haciéndoles esperar de sus explo
Sta/inis mo a /a sa/sa colombiana
tadores lo que s61o pueden obtener como
producto de sus propias luchas.Esto lo
expresa abiertamente 1a UTC quien díce: Una prueba más de su papel
" todos ntpstto s esfuerzos,sin deecanso,
se enea¡trinzn aL yeelano pemrnnente A
enérgieo ante eL gobiewto A ante eL see
contrarrevolucionario y ant¡proletario
tor patrornl,in»ocando precisamente LaE
pronesas del señot, Presidente...euando t'Ins fuerzas anmadas ret¡olueio- stalinismo? El, da muestras de haber
ofreció un nueDo orden socíal mediante narias de Colonbia (FlnC), Ligadas aL aprendido muy bien cuál es el papel de
1a práctica de una polltica de concerta partido com.tnista, anunciaroneL nartes un partido contramevolucionario y an-
ción tripartita"(EZ pals,3/1/87). PoF 3 de nooiembre que suspendían toda ac-. tiproletario : como sus congéneres eu-
su lado,la CTC por boca de su presiden- eión desde eL 10 de nouiembre lnsta eL ropeos y del mundo entero, él se encar
te Manuel Felipe Hurtado,declara:"EL pa 10 de junio de 1982 pata garantizar eL ga de desarmar al proletariado, de en:
noranw. Laboral del pals no es buero ... desavrollo nornal de Lae eleeciones de tregar'lo sin armas (no solo de fuego,
po?que tenetos wt Ministet"io del Ttlaba- narzo A nayo prórínos. Los miembros de mucho antes, sin armas po1íticas, ideo
jo,especíaLnrente por La cabeza,que rtn las FARC hicieron esta propuesta mien- 169icas, programáticas, de organiza:
oiene fwtciornndp".Canbiemos por lo tan tras el comandante en jefe del Ejérci- ción) a su enemigo de clase. arma-Al
to el Ministro de1 trabajo y todo anda: to, e1 general Fernando Landazábal Re- mento de 1a burguesía, e1
stalinismo
rá a las mil maravillas¡mientras tanto, yes, pidió un reforzamiento de los e- no responde (no puede responder, su
nosotros 1a CTC,harenos todo lo posible fectivos para combatirlos" (Le Monde, función es justamente 1a contraria)con
por "no haeer wt sindiealisttp que todos 5/LL/9L) (E1 subrayado es nuestro). el armamento de1 proletariado.
Los dlas nnntenga paralizado eL Wls,,
(EL CoLonbíano,l5/ ll 87). Sin comentarios. 0, en todo ca- Y su "lucha armada" no ha sido,
so, el mismo comentario de Le Monde es no es ni será otra cosa que la canali-
La misnn polltica es aplicada a todas luces elocuente. En efecto, zación de la'revuelta social dentrodel
por la CSTC(stalinista). Para esta orga mientras las FF.M. se refuerzan cada cauce del 0rden burgués, más o menos
nización la acción sindical se reducé- día más, mientras la militarización a- reformado -
a organizar "jornadas nacionales de prc vanza a pasos agigantados,¿qué hace el
EL ProLetarLo np 13 - Enero-AbríL 1982

El "verano polaco" había comenzado en


julio de 1980 con los movimientos de huelga
contra las alzas generalizadas de precios, y
extendieron como un reguero de pólvora
se
¡ Que el Orden
desde el momento en que Gdansk,la fortale-
za proletaria del Báltico, arrastró consigo aI
proletariado de todo el país, logrando impo-
ner el reconocimiento a la libre sindicalización
de reinar
en un régimen de partido único y de sindica-
to vertical. podía dejar de efectuar un salto político,pe- jadores el espectro de una intervención mili
ro sólo encontró en su camino -por el vacío tar "si la agitación no paraba". La agitación
Mismas causas, mismos efectos. Este mo- internacional dejado tras de sí por la degene- no paró, con el "peligro" de extensión a Eu-
vimiento incontenible estuvo suscitado por ración stalinista- esas fuerzas que canaliza- ropa Oriental.
los mismos factores materiales que empuja- ron sus impulsos en el lecho mortal de la re- la burguesía occidental dió todas las ga-
ron a los obreros de Argentina, Perú, Brasil, forma del Orden burgués, fuerzas tanto más rantías de su "no ingerencia" y del respeto
T,ú¡ez, Marruecos, Turquía, Corea del Sur, influyentes (como es el caso de la Iglesia) de los acuerdos del reparto del mundo en
Egipto, a las revueltas de estos últimos años: cuanto que herederas del nacionalismo pola- Yalta: como en Turquía o Argentina, si la
crisis económica mundial, carestÍa del coste co, cuya persistencia enczmizada es la otra democracia no logra garaatizar los reembol-
de la vida,racionamiento, at?ados por balan- cara de la opresión que el imperialismo ruso sos debidos a la frrllarrza mundial, ¡bienveni-
ces de pago crónicamente deficitarios y por ejerce sobre los países de Europa Oriental ( I ). do sea un régimen militar! ¡Y hoy, cuando
endeudamientos vertiginosos. No era el so- Fue en nombre de la nación polaca que la clase obrera parece haber sido doblegada,
cialismo la ruíz de semejante situación, por losWalesayCía., con sus cohortes de "exper- esas mismas pirañas se presentan como sus
el simple hecho que el socialismo no existe tos" eclesiástiscos y laicos, corrieron de una "defensores"! Pero si el imperialismo occi
en Polonia ni en todo el bloque del Este, si- punta a otra de Polonia, desde la legalización dental hubiera sido 1o que dice ser, ¿acaso
no el capitalismo internacional, ese mismo de "Solidaridad", como verdaderos bombe- no le hubiera bastado, para relajar la presión
capitalismo que acrecienta en todo el mundo, ros sociales, y tendieron la mano al mismo sobre la clase trabajadora, decretar la mora-
y últimamente en Yugoslavia, Rumania y Ru- general Jaruzelski, yendo hasta plegarse al dik- toria de la deuda de casi 30 mil millones de
sia, el espectro del hambre o del racior¡amien- tat del gobierno de prohibir todas las huelgas dolares? ¿Y no le hubiera bastado a EE.UU.
to para las grandes masas. durante tres meses. Fue aún en nombre de la agitar la lmeraza de la detención del sumi-
Pero esta vez, a diferencia de las luchas "unidad nacional" que la dirección del sindi- nistro de trigo a Rusia en caso de golpe de
obreras de los años 7O y 76, el movimiento cato aceptó el llamamiento del gobierno y de Estado (de lo que se cuidó mucho por razo-
no se redujo a motines: los trabajadores ya la Iglesia para crear un "frente" político-so- ¡es de clase, pues eso hubiese avivado la agi-
se habían dado estructuras organizativas em- cial a fin de "sacar a Polonia de la crisis". Y tación obrera en la URSS, demostrando así
brionarias capaces de canalizar su energía en fue así como el proletariado, que estuvo ala su mutua complicidad social e identidad de
pos de objetivos comunes. El impulso obrero ofensiva durante casi medio año, se encontró intereses de clase contra las masas prole-
fue tal que impuso al régimen polaco (en Eu- no sólo a la defensiva, sino también con una tarias)?
ropa del Oeste se los llamaría foscistas,pero di¡ección que ya no respondía a las exigen- Una vez asegurados que el peligro proleta-
aquí se los denomina "democracia popular" cias de su lucha y de la agudización de su an- rio en el Báltico ha sido momentáneamente
por tener otros orígenes históricos) un sindi- tagonismo contra el Estado y la clase domi- alej ado, los imperiaüstas occident ales, prego -
cato obrero independiente del Estado bur- nante. neros de su infame "mundo libre", se lanzan
gués que, en pocos meses, llegó a contar con Nada ni nadie pudo ni hubiese podido re- en una propaganda internacional excacerbada
l0 millones de afiliados. duci¡ ese antagonismo ataado por la crisis. contra los falsos Estados comunistas y el to-
Ia política
de la burguesía polaca tampo- La burguesía polaca y el imperialismo ruso talitarismo "soviético", en defensa de la no
co se limitó a la represión directa, pues nece- 1o sabían mejor que nadie. Y en el momento menos totalitaria democracia y de los impe-
sitaba un cambio de táctica si quería compro- más propicio pudieron tirar de la cuerda que rialismo s o ccid entale s, cruzada que re presen-
meter a la clase obrera en una política de los Walesa trenzaron (inconscientemente, pe- ta la primera movil2ación ideológica de en-
"salvación nacional". Pero el ímpetu obrero ro eso no cambia en nada las consecuencias vergadura para la preparación de la tercera
fue tan poderoso que todas las barreras que materiales) en torno del cuello de las masas guerra mundial. La burguesía occidental bien
se trataron de imponerle desde /odos los án- proletarias. qtrisiera hacer de Polonia lo que logró hacer
gulos para plegarlo a las exigencias de la Po- Nadie preparó la clase obrera a la guerra con la España republicana a fines de los años
lonia, es decir del capitalismo nacional, y por civil que maduraba, porque el punto cardinal 30: un terreno de Ia preparación política de
su intermedio del capitalismo internacional, de los adalides de la reforma era el "entendi- la clase obrera a la adhesión al frente demo-
saltaron una a una. Enardecida con la prueba miento nacional". Nadie le prefijó como ob- crático de la cpntienda imperialista, utüza¡r-
de su capacidad de lucha, la clase obrera, es- jetivo la conquista y movilización de los pro- do la sangre del proletariado español, derra-
pontáneamente, vovió imposible una política letarios movilizados en el Ejército en defensa mada primero por la democraaa, y luego por
de "consenso" viable. del movimiento obrero, porque el Ejército el fascismo, como estandarte de un bloque
los antagonismos de clase no se fue¡on debería haber sido el pilar de la tan querida imperialista contra elotro. ¡Y en este coro vo-
apaciguando, sino acrecentando a medida "independencia polaca". Nadie le propuso mitivo que se inclina hipócritamente ante el
que la lucha misma del proletariado agldíza- un plan de defensa armada ni de ataque en cuerpo martirizado de la clase obrera polaca,
ba la crisis capitalista. Con su propia acción, caso de ofensiva militar, sino la "resistencia que con tanto brío e insolencia hizo frente a
la clase obrera traducía el hecho que la crisis pasiva" en las fábricas, a imagen de la resig- la burguesía desbaratando todos los esfuer-
del capitalismo no puede ¡esolverse en el me- nación evangélica que tan bien le viene a to- zos desesperados de los sacerdotes de la cola-
ro terreno económico: cuando un modo de da clase explotadora. boración de clases, están hasta los solistas de
producciónno alcanzaa alimentar a sus escla- ¡Y a pesar de todo, sin dirigentes, sin la socialdemocracia y del eurocomunismo a
vos, la contienda social gira en torno del cues- plan de defensa, desarmada y decapitada, la la Carrillo-Berlinguer que tantos esfuerzos
tionamiento mismo de la sociedad, y por con- clase obrera polaca mantuvo la huelga gene- han desplegado y despliegan para apagar la lla-
siguiente, del poder estatal. ral y una resistencia encamizada du¡ante más ma de la revuelta y del combate del proleta-
de una semana! ¡Qué potencial revoluciona- riado de sus respectivos países contra la mis-
Pero en este terreno, al archifalso "comu- rio tendrían esas mismas masas dirigidas por ma explotación capitatsta, contra los mis-
nismo" oficial no se le oponía más que la po- un partido decidido a afrontar sin vacilacio- mos efectos de la crisis mundial, contra el
lítica de lareforma del Estado burgués, de la ¡es todas las exigencias de la guerra civil! mismo espectro de la violencia militar que
d emocratiz ación de las estructuras estatales, se han abatido sobre los obreros de Polonia!
d.ela participación d,e los trabajadores en las
redes del Estado y de las empresas, como El imperialismo occidental y los demócra-
condición previa a la política de "unidad na- ** *{c *'k tas de toda calaña que dejan caer lágrimas de
cional" y de "consenso social" defendidas cocodrilo sobre la muerte de los explotados
conjuntamente por la Iglesia y la corriente Contra el proletariado polaco se coaligaron de Europa del Este son los mismos que no
socialdemócrata del KOR, con sus huestes de todas las burguesías imperialistas del mundo, solo oprimen a los esclavos as¿lariados del
"expertos" en torno a los dirigentes de "So- corriendo en ayuda de los sucesivos gobier- Occidente "libre", sino que contribuyen
lidaridad", amén de amplios sectores del par- nos con créditos y suministros para desarti- directamente a la opresión de los ob¡e-
tido oficial. cular la bomba social colocada en el centro ros del otro lado de la "cortina de hierro"
I¿ lucha del proletariado por la defensa de la mayor concentración obrera del mundo, (que se ha vuelto una cortina de aire para los
de sus condiciones de vida y de trabajo rro mientras Rusia hacía planear sobre los traba- capitales occidentales) por intermedio de los

t_
EL Pyoletat4o rlp 13 - Eney,o-Abxil 7982

cap¡talista deie en Berlín!


tro "ord¿n"
"
¡Oh, estúpidos verdugos! Vues-
está construído sobre la arena.
Mañana la revolución se levantard de nuevo
con estrépito y, aterrorizándobs, anunciará

en Polonia ! entre toques de trompeta:


.,FUI,SOY Y
SERE!''

20 de Diciembre de l98l
créditos usurarios, del intercambio mercantil, mecidas del proletarido despertarán como
de los acuerdos políticos con las burguesías dnte los toques de trompetas del luicio Firwl,
orientales, de los esfuerzos constantes por y los codoueres de los militantes asesinados
contrarrestar la manera esencial en que se resucitarán y exigirdn cuentds a aquellos que
puede encamar la solidaridad militante con están cargodos de moldiciones, Hoy, sólo es
aquellos trabajadores: impulsando la guerra el rugido subterráneo del volcdn;múana en- (1) Ver "Rusia sí
de clase contra la burguesía de sus propios trará en erupción, entenándolos a todos, a n¡sf¿ No 45. mayo
países, contra la burguesÍa internacional que los verdugos y a los malditos, en ceniza ar- neurálgico del Orde
El Programa Comunista Nu 38, agosto de 1981.
"es una sola contra el proletariado" (Marx). dientes y ríos de lava (...) " ¡El orden reina

HAITI
r: guerra .,,,, ;;:;., crases avanza ine-
xorablemente. Ayer en Argentina y Turquía,
hoy en Polonia, en un mañana quizá no tan
Parias del Caribe
lejano en Perú, y quizá en España, Brasil, ttlln uLtimátum con La ee.igen bián a eapulsat, a Los cLandesti-
Rumania, Rusia y un largo y creciente etcé- cia de que todos Los inmigtantes- nos. ?aL es e7. caso de Pana,ná.
tera. Hasta hoy, ha sido la burguesía la que en ?situaeión iruegulart saLqan venezuela, por su Pa?te, acaba
ha tenido la iniciativa de la preparación mili. de Las Bahamas expZró eL l B d'á e de descubtir que seis nil haitia
tar y de la ofensiva armada, y ha salido triun- neyo. De oeinticinco a treintd. noa ent?aron iLegalnente desdá
fante. El proletariado internacional ha dado mil hatitianos deberían ser erpul Colonbia. Francía, en La Guadalu
en estos años muestras aplastantes de su es- sados hacia su país de origen-. - pe y La Mantinica, y Gtan BretaZ
píritu de lucha, abnegación y sacrificio. Pero fia en sus úLtimas posesiones del
todas las vicisitudes de esta guerra intema- "(... ) Gracias aL naná tu- Caribe, han yeestablecido eL oi-
cional en extensión demuestran las carencias
rístico, eL ni»el de oida en Las sado de entrada para Los cíudada
políticw del movimiento proletario que se Bahanas es uno de Los nás gran- nos haitianos.
des de La región: su PIB aleanza
traduce dramáticamente en la ausencia de 11.300 francos pot. cabeza, con- ttLos Estados Unidos siguen
una vanguardia política que sitúe su lucha en tra 1.ó0U en HaLtL. siendo, de Lejos, La ú.Ltina tie-
el terreno d,e la guerra social, y no del "con- rra pronetida ( ., . ) Los boat Deo
senso", que se prefije la destrucción del Esta- ttFogonetos de esta ,¡ábrica ple haitianos, a rliferencia -
d¿
do burgués, y ho su reforma, que se dé de tuy,istas t, treínta nil haitia Los oietnamitas o de Los refugia
como objetivo la moviüzación revolucionaria nos innigrantes han entnado elai dos cubanos, no han eneontrado
del proletariado y de los soldados, y no la destinanente, en su nayoría ei para nada defensores hasta eL
"unidad nacional", que no reduzca su hori- barcos de pesca, A son, poy Lo día de hou (...) (SóLo) La eomu-
zante a.los límites de un país, sino que tenga tanto, ?iLegalesT (...) A nedida ni dad ne gra de Lo s EE . tJtJ . ha he-
por brújula la extensión-de ia revolución-a que se aproeimaba La feeha Líni- cho presión desde hace un aio pa
escala intemacional y, por eso mismo, que te, La situaeión de La comunidad Ta que se atribuya a Los hq.itia-
no solo
haitiana se toloió muy precaz,ia, nos eL estatuto de tefugiados po
as del prole- y twsieron Lugar oerdaderos pt,o-
tariado que impulse Lítieos (...) ta em.igia-eión ha7=
groms. EL 18 A eL 19 de noúiem- tiana no es un lenómeno reciente.
la frate os tanto de bne, Nassau fue eL teatro de dos Desde 1920, y hasta La y,e'¡olu-
los ejércitos nacionales como de los de ocu- días de batallas espoz.ádieas en-
pación y, por consiguiente, elderrotismo re-
ción cubana, entre 200.000 U
tre haitianos y bahaneños. EL ni 300.000 haítianos trabajaban co-
volucionaio en todos los ejércitos imperialis- n'istxo de trabajo, CLenent May= mo eoz,tadores de cañ.a en Las
tas, sean del Este como del Oeste, como ne- nard, fue hasta deelatar que?qui grandes pLantaeiones de Las com-
ceúdad imperiou tanto para el avance como zá sea necesay,ío eL enpLeo de pe- pañías norteaney,ieanas et: Cuba.
para la victoria del proletariado. r"os pa"a deseubt,ir y detener A Después del eonienzo de La dieta
I¿ única manera general, real y no hipó- Los iLegales 7 . dura de Los Du»aLier,, en 19s7:
crita, de traducir la solidaridad con la clase tt(... ) EL fLujo de enigran- se formó una did.spora de nás de
obrera polaca es hacer avar,zlr en su propio 7,000.000 de enigrantes, La ni-
tes que salen de Las Bahamas pot, tad d,e Los euales ee instaLaron
país, contra su propia burguesía, contra el miedo a set enuiados a Haití se
propio Estado nacional y sus fuerzas repre- en EE.UU. y Canadá.
supe?pone a un númeyo creciente
sivas, contra los apóstoles de la paz social, de campesinos haitianos que han ttEn Repú.blica Domini cana, ea
ese mismo combate que, por razones objeti pet'dido toda esperanza de supe- si 300.000 hait¿anos trabajan yd
vas e históricas, los proletarios polacos sólo rax La penuria de alinentos que en Las grandes eeplotaciones de
pudieron comenzar. Al hacerlo, la clase etiste en su paí.s. Desde 19?1,La azú.car donde son tratados como
obrera internacional podrá golpear el frente apertu?a del país hacia eL etle- escLaüos, según Lo nostró La So-
compacto de la contrarrevolución burguesa, t,ior, eL aumento de La dependen- ciedad antiesclauista de Londz,es
sacudir y quebrantar sus cimientos políticos cia y de La ct,ísís agrícola han
deseneadenado un fenómeno nue»o Estas citas han sido extraf
y militares, y aflojar así las mandíbulas que das de1 diario Le Monde del
hoy se cierran sobre nuestros hermanos de en Haití: eL étodo ruz,al que ha 25/2/8L. Este mismo peri6dj-co
heeho eyeeer enoymemente a La ea
clase.
pital Puerto Príncipe (en Los úT anunció eL l4/8/8L que "Las auto
Ta burguesía del Este piensa poder respi- tinos t¡einte años ha creeido cud ri dades nort e ameri canas e omenz a-
tro oeees, alcanzando 900,000 ha ron eL miéz,eoles 12 de agosto La
rar abiertamente, y la del Oeste se felicita 6a- transfereneia haeia La base de
jo cuerda de la "normalizaciít" en Polonia. bitantes ) y ha hecho aumentar eT Fort ALLen, en Juana Díaz (Porto
número de Los candidatos a La e- Ríeo), de 125 refugiados haitia-
migración a toda eosta. nos, hasta ahora agrupados en un
"(.,.) Las Bahamas no son eampamento en eL sut, de La Flori
eL único Llstado de La región que da. Estos primeros boat peopLe
considera indeseables a Los hai- serán seguídos progreeioamente
"Con los estruendos de la catástrofe eco- t'ianos. otros países Linítrofes por oarios eientos de sus eom-
nómica que se aproxima, las tropw hoy aún del may Caribe se prepayan tam- (sigue en p.24)
l0 EL Pr.oletario ytP 13 - Enexo-Abril 1982

La cuestión de los

¡ No a la «Ley
Este canibalismo, del que 1a bur zar ; por otra, terminar por desmorali-
guesía ha dado pruebas irrefutables el zar a los desaparecidos que quedan aún
toda su historia, se desenvuelve hoy no con vida, mostrándoles cómo sus propios
solo contra aquellos que de una manera allegados les vuelven la esoalda y pac-
u otra atacan el statu quo polÍtico, no tan con I as autori dades mi I i tares.
jugando e1 "juego" impuesto por 1a bur
guesía, sino también y en forma crecien Tanto el imperialismo como la
te contra los simples Droletarios quE Iglesia y 1a democracia burguesa se han
no están dispuestos a plegarse ante las lanzado sobre el problema de 1os desapa
jo la y de violenciá
forma de represlón decisiones de 1a patronal en el ámbito recidos en el intento de volver a dorar
de I as rel aci ones 1 aboral es , ante I as sus blasones raídos. E1 imperialismo, a
apenas se levantan del subsuelo social través de la OEA y de esa agencia suya
fermentos revolucionarios. Ante la más po1íticas de "sacrificios", de reestruc
turaciones industriales, de disminución que es Amnistía Internacional, se ha"in
mínima amenaza contra el 0rden burgués, de salanios, de despidos en masa, con teresado" en la cuesti6n luego de haber
no vacila en desplegar su capacidad- re
presiva en forma directa, abierta, ,,cT los cuales e1 Capital trata de afrontar apoyado a fondo la represión en los
nética", y esto sin ningún tipo de vacT los efectos de la crisis económica. años 75/76 : la maniobra es políticamen
lación, escrúpulo civi1, morai o 1egal. te rentable y consiste en hacer de lá
La represión es parte indisocia fuerza burguesa 'dominante a escala con-
Ahora bien, la rnarcha ca6tica ble de la gue?ya de clases y 1a luchá tinental un "recurso" contra Ios "exce
contra la represión burguesa debe inte
del capitalismo suscita, necesariamente, grarse sos" de su aliado local. La Iglesia que
toda una gama de reacc i ones soci al es , en el combate que 1a clase obrE bendijo a su modo esa misma lucha con-
desde la revuejta individual de explota ra tiene que librar a la clase capita: tra la"subversión" trata hoy de valori-
dos y 1a lucha de defensa de grupos de lista ; ella debe ser parte de su auto- zarse ante los ojos de 1os explotados y
proletarios hasta el asalto contra el defensa económi ca, soci a1 y pol íti ca,au reprimidos qracias a una polftica de
Estado burgués. La profundización de la todefensa que, por ser precisamente uñ "condena de los excesos".Y la democra-
crisis estimula las luchas obreras en momento de 1a guerra social, debe ins- cia burguesa, que inicíó en aquellos a-
1a perifenia del capitalismo y hace cribirse en la continuidad de su esfuer ños Ia represión mi litar, policial y
zo por vencer a la clase enemiga, por parapolicial contra el proletariado y
rodar el espectro de la reanudación de 'los grupos guerriIleristas, hoy se plan
la lucha de clase en las metrópo1is derrocar su poder estatal, por implan tea como defensora de los "desapareci-
imperi a1 i stas . tar su propia dictatura. dos". La hipocresfa de esas tres fuer-
La burguesÍa sólo puede respon zas sólo es comparable a su infamia y a
der a las consecuencias catastróficas * su naturaleza congénitamente antipro-
de su propio modo de producción refor letaria. En real idad, piensan que el
zando cada vez más su aparato de Estado,
poder militar ga ha cwrpLido su papel
En Argentina, para contrarrestar esencial, e1 papel que 1o volvía histó
acentuando aún más 1a presidn física y las luchas obreras suscitadas por Ia ricamente justificable; e1 descabel
po1Ítica que ejerce sobre el proletaria crisis y la guemilla de organizaciones zamiento de la revuelta social, y hoy
do y las masas explotadas. armadas, se asistió a partir del año se presentan como elementos de una al-
75 a una escalada estatal feroz. La re- ternativa en caso de renacimiento de la
Estos últimos años asistimos a presión violenta se abatió contra el lucha de las masas : la alternativa de-
una intensificación generalizada de la movimiento social combatiente, y los mi mocrática. Y quieren utilizar los
represión burguesa a esca'la internacio litantes obreros fueron diezmados. Mi muertos y desaparecidos de una re-
nal, tanto en 1os países de los falso§ les de combatientes sindicales, milel presión que el1os apoyaron como estandar
socialismos del Este y en 1os países de de mil itantes de organizaciones armadas te de una estrategia alternativa a ll
dictadura militar más o menos abierta de la pequeña burguesía más o menos di ctadura capi ta1ista.
del "Tercer Mundo", como en las viejas radical de entonces, fueron abatidos ba
democracias imperialistas de 0ccidente. jo el fuego y e1 puño de una burguesfa Hoy 1a democracia profiere gri
El hecho de que semejante escal ada que no escatimó medios ni recursos para
tos de escándaio ante la constatación
represiva ocurra independientemente del ahogar en sangre la lucha desencadenada. del curso cada vez más represivo del Es
régimen po1ítico demuestra sin duda al
guna que setrata de una tendencia pro Hoy 1os presospolíticos se cuen tado y de su constante reforzamientol
funda del caoitalismo : de coñ
campos tan por miles, losasesinados bajo el como si esto fuese a)go anormal, una
centración en el "cono sur", en lol golpe de 1a represión. Y junto a ellos, "des vi aci ón" , una degeneraci ón del Es ta
pafses del Este, en el Magreb y en Tur engrosando su número, aquel Ios cuya
do, un proceso patológico, producto dE
quía; militarización creciente de las una fase po1ítica precisa : e1 régimen
suerte es "desconocida", los llamados
de emergencia; como si implicase una
democraci as ati noameri canas , de España
1 "desaparecidgs". l,ladie sabe su suerte, vuelta atrás de la rueda de la historia,
y de Polonia ; régimen de delación poli sólo se sabe que un día cayeron bajo e1 avalando así la tesis segOn 1a cual la
cial en Alemania, Italia o Argentina; golpe brutal y despiadado de 1a repre
democracia no serfa una forma específi
'internaciones en institutos psiquiátri sión burguesa, y nunca más se supo de ca de la dominación y de la dictadura
cos en Rusia ; tortura de prisioneros e11os. Hoy, a casi seis años del golpe
políticos en América Latina, España, mil itar en Argentina, el caso de los
de la clase burguesa, si no su supera
Inglaterra, Magreb, Alemania, paÍses ción ; como si la sociedad capitalistá
"desaparecidosrr sigue tan candente como tendiese desde un extremo de totalita
del Este; ejecuciones sumarias de opo- entonces. rismo hacia otro de libertad y de jus
sitores o de prisioneros políticos en ti ci a, de l extremo del Estado como
EE.UU, España, América Latina, Alemania, E1 régimen militar ha tratado de 'instrumento
Italia. de fuerza ciega y bruta, al
"solucionarlo" por medio de 1a "Ley de1 extremo opuesto de'l "Estado de derecho",
olvido" que permite declarar legalmente evolución que se reflejarfa en un progre
Ante los primeros resquebraja- muerta a toda persona que no da señales
mientos provocados por la crisis del de vida tres meses después que sus fami sivo abandono de las formas más buroas-
capi tal i smo mundi al , a burgues ía des Iiares presentan la demanda en un juzga y estridentes de violencia y de bruta
1
pliega sus potencialidades contrarrevo do. El Estado trata de matar así dos pá lidad a favor de un respeto crecientel
lucionarias. Los comunistas revolucioná jaros de un tiro : por una parte, com aioiL, de la "mediación jurídica".
rios debemos ver en esos signos inequí prometer a los familiares de los
vocos I a enés i ma prueba de ese desapareci dosen un "compromiso" con No es posible combatir contra e1
canibalismo propio de una clase dominan sus secuestradores y asesinos, "resol- terrorismo del Estado de la clase domi-
te dispuesta a defender sus interesei, viéndoles" 1os problemas jurÍdicos liga nante oponiendo a su contenido de clase
su poder y pri vi legi os soci al es con dos a su desaparición a cambio de que un supuesto contenido aclasista, que se
dientes y uñas, con todos los resortes éstos firmen así la sentencia de muerte ría la esencia misma de una democracia
de un terrorismo estatal multiplicado a si no han sido aún ejecutados, o que se "no adulteradarr, oponiendo a su ficción
la enésima potencia por la capacidad remitan a 1a "justicia" para que ésta y mentira jurÍdicas un edificio de ga-
técni ca y organi zati va de I a soci edad decrete su muerte legal haciendo como rantías y de derechos sedicentemente no
capitalista. si su desaparición fuese el fruto del a fi cti ci os .
EL Proletat-ío na 13 - Enero-Abril 79BZ ¡t

((deSapareCidOS»»

del olvido» !
llo es posible reivjndicarse mar dad de abatir el enernigo, de derrocar sus jueces, sus partidos po1íticos. Hay
xista, ni siquiera reivindicar una pis su poder, de desarticular su capacidad que atizar el sentimiento de revuelta y
ca de revolucionarismo,y denunciar al de respuesta. de lucha contra la represión,1a explo-
mismo tiempo como anurmal el hecho tación y opresión burguesas, proponién-
que el Estado se dote de los medios ne La cuestión de las víctimas de dose no solo evitar que el olvido caiga
cesarios, )egales o i legales, que 1e la represión y de los "desaparecidos" sobre las víctimas pasadas y actuales
permiten ejercer rnejor esta opresión. en particular, tiene una enorme impor- de1 poder burgués, sino también romper
tancia para el movimiento obrero. Este lo antes posible 1as puertas de la cár-
No es derramando 1 ágri mas de debe mantener viva en su memoria el celes donde tantos de ellos quedan aún
cocodrilo, pidiendo al Estado que no va odio a la clase dominante, a sus órga- manteni dos como rehenes.
ciló furia y que
en desatar toda su no nos estatales, a su di ctadura pasada,
vacilará en volver a desatarla cuando presente y futura y, precisamente por
el movimiento social se ponga nuevamen- ello, debe mantener vivo en su memoria de clase sólo es
La venganza
te en movimiento, que restaure el "Es- el deseo de vengar a todos aquellos que posible sacando 1os pies del terreno de
tado de derecho" acorde con los cánones dieron su sangre en la lucha o cayeron mocrático y legalitario en el que tr:q
vacíos e hipócritas del liberalismo, no víctimas de la represión burguesa ; y tan de encerrar al proletariado la roña
es asÍ, pues, que se logrará desarticu- tiene que evi tar que 1os mi I itantes en de 1os partidos de la democracia, los
lar los resortes terroristas de la cla prisión caigan en el olvi do. La clase partidos "obreros" reformistas, oponien
se capitalista, arrancar de sus garra§ obrera ha de tener presente que e1 ad- do a la furia y al odio de la burguesía
a 1os "desaparecidos', aún con vida ni versario sólo retrocede y afloja la plg el odio y 1a fuerza de los explotados ,
vengar a 1os ya asesinados. Las fuerzas sión de sus mandíbulascuando es coercio al terror de la burgesÍa el terror prg
de la democracia, para volver a ocupar nado por La fuerza del adversario y, pa letario, a la dictadura de 1a burguesíá
los si llones del Estado, negociarán ra eso, se necesita ejercer una presión la dictadura obrera, descartando para
hasta la última gota de sangre de los sobre el Estado lejos de todo espíritu ello las Iágrimas de derrota y de cle-
mil i tantes caídos o desapareci dos , de- de conciliación oportunista y democráti mencia, y estrechando Ias fi1as a'l gri-
cretando un "borrón y cuenta nueva,' en ca, alimentando el odio de Ias masas ha tO dC '' ¡ NI OLVIDO NI PERDON!'.
nombre de la " reconciliación nacional,,. ci a s us pol r cías , s us fuerzas armadas ,
El caso español es representativo de un
curso internacional que tiende a inte-
grar en un haz de fuerzas convergente COLOMBIA
al fascismo y a ia democracia, al mili-
tarismo y al Iiberaiismo en pos de la
"paz ci vi I ". Situación actual y exigencias
vemos
Nosotros, comunistas, no nos vol
defensores de las "libertadesT
de la lucha de clase
burguesas violadas ni reclamamos al Es-
tado burgués contra su recurso a la (oiene de p.7) ros que, independientemente de su afi-
fuerza, a1 terror, a la violencia, a la evitar des6r.denes y preservar 1a paz so l iación polÍtica y sindical,estén dis-
dictadura abierta. Por el contrario, de cial: "eL paro -dice- no es sttb»ersíto, puestos a defender sus intereses inme-
mostramos que Ias "libertades civilesi ni con éL prctende eL mooimiento síndi- diatos con las armas de la lucha de cla
no son sino eortinas de hwno con que la eaL sustituir o catnbiar eL sistena dD- ses,de 1a acción directa,Paralelamentel
clase dominante encubre su propia dicta rtrinante en eL palsrní ¡m,rcho meytos pro- debe impulsarse la autodefensa obrera ,
dura, y que 1a lucha de clases disipá ducit, eL caos g La ototqula", Esta polí 'incluso armada,para la defensa de sus
sin miramientos ; demostramos que la ti ca del s i ndi cal i smo i ndependi ente no propias I uchas.
esencia misma del Estado de clase es la es más que la consecuencia de 1a po1Íti
fuerza, el terror, la violencia, la dic ca de colaboracíón d.e elases de los maT En segundo I ugar,1 os obreros de
tadura, y llamamos a1 proletariado e llamados partidos de "izquierda revolu- vanguardia tienen que guardarse de los
prepararse y a orientar su lucha en fun cionaria" que 1o controlan y que no pue intentos de 1os partidos oportunistas
ción de 1as exigencias de una guerra dE de conducir más que a Ia defensa de los de Iigar la abolici6n del Estatuto de
clases sin cuartel ; demostramos la ne- intereses burgueses contra los proleta- Seguridad a la reforma democrática del
cesidad de dejar caer las ilusiones en rios y al sabotaje de todas las luchas Estado capital ista.Los obreros deben
el liberalismo y combatir por 1a revo- que tiendan a romper con la paz social. luchar por la abolición del Estatuto de
lución proletaria, situando su lucha en Seguridad contra La demoeraaia,pues in-
el terreno de la violencia, de la insu- cluso el más democrátÍco de los Estados
rrección, de la dictadura, del terror Romper con el amar¡ll¡smo, tendrá inexorablemente que mantener (ba
rojos, que no reconocerán limitación al romper con la democracia jo otro nombre) las medidas represivas
guna que no esté dictada por 'la necesT contra la clase obrera. La defensa in-
Una tarea inmediata de los obre- transigente de esta sola reivindicación
ros de vanguardia es ayudar a1 conjunto llevará a los proletarios a oponerse a
de la clase a romper todos los lazos todos los partidos oportun istas.
LO QUE DISTINGUE que Ia atan al sindicalismo democrático
burocracias contrarrevoluciona Por último,las vanguardias cla-
A NUESTRO PARTIDO cuyas
rias se han convertido en verdaderos pf sistas tienen que tener en cuenta que
lares del Estado capitalista y contribu las luchas inmediatas -valiosas y nece-
yen hoy día a la readecuación de la§ sarias para la defensa de la clase- no
La línea que va de Marx a Lenin, a
'la fundación de la Internacional Co estructuras represivas y políticas de pueden por sí mismas provocar la lucha
la clase dominante a las nuevas exigen- revolucionaria, justamente porque sus
munista y de1 Partido Comunista de cias de la crisis capitalista. objetivos no pueden ir más allá del mar
Italia (Liorna, 1921); la lucha de co de la sociedad burguesa.Sólo la in -
la Izquierda Comunista contra la de Por tanto,el objetivo no puede tervención de1 partido de clase,que ha-
generacÍón de la Internacional, coñ ser reconquistar los sindicatos democrá ga suyas las exigencias concretas de
tra Ia teoría del "socialismo en uñ ticos tal cual,sino impulsar el renacil esas mismas luchas, podrá reforzarlas ,
solo país" y 1a contrarrevolución miento del asociasionismo obrero inde- diciplinarlas e integrarlas en la lucha
staliniana; el rechazo de los Fren- pendientemente y contra el Estado y 1os por 1a revol uci6n comunista. Sólo con
tes Populares y de 1os bloques de partidos burgueses y oportunistas, cen- 1a forja previa de1 Partido y gracias a
'la Resistencia; la dura obra de res tralizando todas aquellas luchas y esta confluencia se podrá pasar de las
tauración de la doctnina y de1 órgá' fuerzas que hoy se ubican en un terreno simples huelgas y escaramuzas a 'la pre-
no revolucionarios, en contacto coñ de clase y dándose los medios necesa paración revolucionaria hoy,y al comba-
la clase obrera, fuera del politi- rios que 1es permitan desarrollar verda te general por la toma del poder y por
queo personal y electoralesco. deras redes y organizaciones inmediata§ la instauración de la dictadura proleta
clasistas estables.Estas organizaciones ria mañana.
deben estar abiertas a todos los obre-
EL Pz,oletatio na 13 - Enero-Abr"iL 1982

(oiene de p.1)
brir Ia página financiera de1
ESIADOS UNIDOS
International Herald Tt,ibune deL
12. II.8I para leer estas som-
brías palabras : "La eeonomía es
Ladounidense se es tá precípi=
tando en La que podría se? La
Hacia la peor recesión
peor recest6ndet período posbéLi
EI problema es que la rece nómica es sano", dj-jo en su re
El artículo parte sión actual tlega en un momento ciente conferencia de prensa.
de Ia en que, según eI vicepresidente "Estoy dect,dido a mantenerLo, a
constatación que en setiembre
Ia desocupación alcanzó e1 I t deI Morgan Guaranty Trust, Rim- no cambíay, de yumbo y no ne dejg
de Ia población activa y no solo mer de Vries, los riesgos finan- ré asustar por eambios económi-
es probable gue siga aumentando cieros internacionales son "znfi eos eoyunturaLes y eonsideyacio-
hacia fines deI 82, sino que nitamente maAoresrr que hace vein eiones políticas a eoyto pLazo".
"además es concebibLe que antes
te años y "L4na profunda y conti- Obviamente, aunque quisiera,
de que sea superada La recesi6n, nua deelinaeíón de La eeononía ya es muy tarde para parar Ia
erceda eL 10 %, ya que ,,apenal USA intensificaria Las tensiones recesión cambiando Ia polftica
ha comenzado La paz,te abrupta de financiet,as con eL riesgo de su- fiscal. Reagan s6lo puede espe-
La pendtent¿".Y esto es tan cier nir a Lodo el mundo en un estado rar que sus reducciones de im-
to que Le Matin de1 1111,/82 anu! de depresión". puestos, combinadas con e1 aumen
ciaba que se habia alcanzado to de los gastos militares, con=
a fines de diciembre Ia cifra de Luego, e1 articulista mues duzcan a un giro de Ia economfa
9r5 millones de desocupados : "y tra que el programa inicial de hacia mediados ilel 82. En 1o in-
esto no acaba aquí, continuaba, Reagan, que consistfa en una mediato, su esperanza de poder
pues eL gobierno de Ronald especie de eocktal:L de reduc- alentar las presiones sobre Ia
Reagan no ocuLta que eL número
ciones de los impuestos y gastos economfa, a Ia espera de 1os
de desocupados no dejará de au- cj-viles, de fuerte aumento de efectos de las reducciones en
mentar en Los pxótimos neses y Ios gastos militares y de estre- 1os impuestos y deI aumento
no se estabilizay,á en eL eu?$o chez monetaria, produjo un au- de Ios gastos de armamentos, só-
de este año (...) ALgunos insti- mento desmesurado de las tasas 1o puede residir en una reduc
tutos pritsados pteoén ineluso de interés bancario y comenta : ción de 1as tasas de interés. AI
que eL año 1982 terminay,á con "Fyente a una ?ecesión para La sf, una administración que se
aLgo más de 10,5 millones que no habia sído preparado por considera monetarista e insiste
de
desocupados (... ) tn cieytos see sus consejeros, - lna recesi6n en decir que Ia FederaL Reser»e
tores, cono en eL cuyo balance podria ser el défi- sóIo deberfa ocuparse de contro-
automóoil, cit más colosal de toda 1a histo
nás del 2L % de Los obrez,os es- 1ar el volurnen de Ia oferta de
tán sin empLeo. Entte La pobla- ria de los EE. ¡Jü. - eL señot, dinero, ahora busca desesperada-
cíón obreta eL porcentaje de dg Reagan se ue oblígado a batiy,se mente mantener el tipo de iilte-
socupaeión alcanza eL 12,9% (..j por un cuyso aLtexnatitso pz,opio". rés a un nivel bajo, antes de
Los asalariados ametieanos Aa ni Pero mientras crece la batalla que se derrumben las industrias
hacen eL esfuerzo de buscar tra- en torno a las sol-uciones alter- claves : la automotriz, 1a cons-
bajo y quedan indefinidamente en natj-vas, eI presidente permanéce trucción, las inversiones y Ia
Las Listas de tlesaeu.pctdos". aferrado a su programa anterior. economfa misma.
"Nuestro plan de reanudaeión eeo
El articulista del Inte:tta
tional Hevald,Tyibune no se liml
ta a registrar eI esbado actua-I Aumento de ta desocupoción, coido de [os
de cosas y, de inmediato,
ga : "aparentemente, aún falta
agrg
sotorios y, por ohoro, de los huetgos
Lo peor". En efecto, "eZ p?e
Noticias provenientes de
ducto btuto naeional, en táz,mi t.es incluso de su vencimiento.Se
nos y,eales, eayó a una tasa me- otras fuentes contribuyen a tra- di-funde Ia "congelaci6n" de los
dia anual deL -7% en eL segundo zar un cuadro bastante sombrfo salarios. La Chrysler Ya obtuvo
y tereer tz,imestre de este año, de 1a condici6n del proletariado de sus empleados más de mil mi-
pero eL Seeretario deL Tesoro, estadounidense. Ilones de dólares bajo Ia forma
Donald Reagan, espera que La de parte de1 salario pactado pe-
tasa aleanee eL -3 o eL -3,5 La tasa de desocupaci6n ro no díst-ribuido. Los 66 mil
en eL cuaz,to ttimestz,e, mientras
%
de1 I I es un promedio. Para los trabaiadores deI ferrocarril
aLgunos eco,nonistas pri»ados pre de "color" esta tasa se duplica, Conrail concedieron una congela-
»án una caída del -4 o -5% pará
y para los jóvenes de color es ci6n trienal de sus salarios.
eL úLtino ty,imestz,et' . aún peor. La reducción de los Los empleados de Pan Am acepta-
puestos de trabajo concierne so- ron una disminución de sus suel-
EI público está perdiendo bre todo Ia industria automotliz, dcs del 10 t. Lo mismo ocurre
confianza, sea en la pero toca también otros sectores en la minerfa, Ia siderurgia,
llamada sobre 1os que actúa simultá- los transportes, e incluso
z,eaganomía, sea en Ia economía
en general. En una de las encues neamente Ia restricción del mer- entre los maestros. (Ihe Eeono-
tas Ga1lup, 1a mayor parte cado y la introducción de 1a mist 24.10.8I) . Los industria-
d; electrónica y Ia automatización. Ies olfatean eI terreno Y Pasan
los consultados considera que Asf, muchas industrias están con
e1 programa Reagan es "desleal " a1 contraataque. Si la Chrysler
porque sóIo beneficia a los
Ia soga aI cuello y cada vez obtiene una reducción de
acaudalados. Por otra parte, se- resulta menos hipotético eI re- los salarios, ¿Por qué no Ia
g(rn una encuesta de Ia Confeten- curso aI cierre, con los consi- Ford y Ia General Motors ? Des-
ee Board, 1a confianza de guientes despidos en masa. El pacio, dicen Ios sindicatos, es
los proletariado reacciona con miedo. preciso demostrar primero su
consumidores descendió un lOt En la América de Ia abundancia
en setiembre, 10 que se tradujo necesidad yr d caÍibio, ocupar
en una constante reducción de
del decenio pasado, la desocupa- puestos en e1 consejo de adminis
Ias compras de casas y automóvi- ci6n y 1a niseria generalizadas tración (Fraser ya está en el
1es. En 1o que concierne Ia in- no eran perspectivas crefbles consejo de la Chrysler) y garan-
dustria, muchas ramas, con- los para los obreros, especialmente tizar e1 sistema japonés de
comercios abarrotados de merca- para 1os blancos, Y ahora, en trabajo de por vida (una vida
derfas que no se venden, "se oe- cambio, aumentan. cada vez más... de perros).
rán obligados a reduciy, La pro- E1 monto del- salario pier-
dueeión en Los pr,'oximos neses A, Los sindicatos se clebili-
bajo eL peso de una eapaeidad
de importancia respecto a la exi tan, sea por 1a disminución de
productiua ereedente, no ae aen- gencia de mantenerlo. Se abrE los trabajadores con empleo, sea
camino Ia idea que e1 puesto de por Ia pérclida de confianza de
tirán incLinados a inoertir para trabajo vale cualquier sacrifi- Ios mismos. Entre el 78 y et
ecpandir sus ínstaLaci onestt . c.'-o. Se rer'6n Ios contratos, an- 80, 1a Unions perdió 355 mil
EL ProLetarto ltp 13 Enero-Abr.tL 1982

ciación nacional de Ios construc


tores prevé que este año se ini
ciará 1a conÁtrucción de poc6

de la posguerua más de un mi1lón de viviendas,


un 19t menos respecto a 1980,
1a cifra más baja desde 1946. Y
é cómo podrfa no ser asf ? En
cinco años eI precio de una casa
de familia aumentó un 50t y eI
inscriptos, pasando del 25,5 Z siderando que las alzas y bajas de su mantenimiento cerca del
del total de fa fuerza de traba- están justificadas por la distri 60r.
jo en el año 53 aI 2I * en Ia bución no uniforme en el curso
actualidad. (Foz,tune, 2.II.81). del año de las renovaciones de El artículo concluye : "Qai
Paralelamente, 1a patronal acen- contrato, es innegable Ia tenden zá más que ninguna otta cosa, eL
t(ra su presión. cia decreciente a 1o largo de tetmómetyo de La eonettueed6n
todo a1 perfodo. "La suna total uueLue tangibLe a Los ameyicanos
"Los dirigentes descubren del tienpo de trabajo pez,dído en La realidad de La reeesión". Que
que Las huelgas pueden seÍ, huelgas en Los EE.UU. fue eteep- así sea.
intez,z,umpt d.as, que el costo de cionaLmente baja durante seis a-
su interrupción es a menudo infe fios consecutitsos. En 7980, eL
t,ioz, a Los costos que acartean total fue de 33 mil dias, contra
Las mismas (., . ) . A La Larga, eg 48 niL en eL 74. En 1980 hicie PERU
ta nueoa actitud de Los industr"ia ron hueLga menos trabc"§adcres
Les puede reoelarse util no que en eualquíer otro añ.o desde
solo para Las relaeiones eon Los
sindicatos, síno para La salud
1963. Y La cifra para eL
7987 se?a aún inferior".
ano Tras la borrachera
de La econonía IJSA" (idem).
Estado da mano fuerte a los pa-
EI
¿Cuadro negro, pues ? No
democrática
trones estableciendo con el tanto para quien no tiene nin- (uiene de p,2)
ReeonciLiation Act del I. I0. 81 gún interés en fotografiar Ia
gue los huelguistas no tienen Ie está indicando Ia burguesia.
real-idad, sino que tiene ciencia Que debe prepararse desde ya pa-
derecho a los subsldios familia- y pasión para verla en sucesi6n
res. ra hacer frente a 1os intentos
cinematográfica. Para 1os revolu de Ia burguesía por sembrar eI
cionarioi, la declinación de la3 terror en sus filas. Que debe
Las huelgas disminuyen en huelgas anuncia eI fin de un ci- prepararse para hacer frente a
términos absolutos, sobre todo clo histórico caracterizado por
aquellas por reivindicaciones Ia ofensiva democrático-burguesa,
la estabilidail y por Ia concilia recurriendo en forma creciente
salariales. Según l-os datos de ción entre Ios intereses de laE
Fortune 1as gra¡des huelgas (a- a Ia acción directa contra Ia
dos clases fundamentales de la acción directa de Ia burguesfa,
barcando más de l0 mi1 trabajado sociedad, y no la declinación
res) fueron en 1os años jO, j2, a Ia organización y extensión de
histórica de la clase obrera.Por sus luchas contra Ia orgánlza-
7-4 , '16 , 18 y 80 respectivamente 1o tanto, la cafda del movimien-
34 , 18 , 27 , 23, 1I f 14.
,
SegÍtn' ción y movilización del enemigo,
to huelguista abrirá, dialécticg a Ia fuerza contra 1a fuerza y
datos del primer semestre, en e1 mente, una época de grandes mov_i
año I98I ascenderá a I0, Ia ci- a las armas contra las armas.
mientos y de conflictos sociales
fra más baja desde 1950. Aún con más duros.

Otro grito de alarma *


Nos hemos referido Acaba de aparecer e1 Manifiesto
a las se salva : una de las principa deL Partido, Invitamos a nues-
opiniones de 1os autorizados ór- les cadenas de supermecados de
ganos de prensa estaounidenses. Ia región de Nueva lork, A and P tros lectores a dirigir sus pe
Pero aún viene un grito de alar- di dos a:
está por cerrar una treintena de
ma def corresponsal de Le Monde sus 265 comercios. 2) Las in- EDITIONS PROGRAMME
en New York (cfr. número de1 dustrias en crisis ya no se cuen 20, rue Jean Bouton
lq/Il/gt). Ante todo, 1a alarma tan. La venta de automóviles 75012 - Parfs
se refiere al aumento de la disminuyó en octubre un 27t ; 1a :*
desocupación : 550.000 america- de las máquinas-herramientas se
nos más perdieron en octubre su encuentra en eI nivel más bajo
puesto de trabajo ; el gobierno de los últimos cinco años.fnte?-
federal despidió 15.000 funciona national Haroester suspenderá eI
rios y otros 50.000 puestos dE trabajo¡ durante tres semanas, en
trabajo están por desaparecer. y 16 establecimientos en USA y 3
esto sin tener en cuenta que la en Canadá, poniendo en desocupa-
reducción de los gastos sociales, ción parcial a 20.000 obreros
que entró en vigor el primero de (ya 1o están otros I0.000 desde
octubre, golpea a 1as categorías hace meses). Polaroid prevé des-
más vulnerables : ancianos, ma- pedir t.000 de sus 17.000 asala-
dres de familia solas con hijos riados a inj-cios clel 82. Honey- De la crisis de la
a cargo, minorias étnicas que well está por cerrar su estable-
constituyen eI grueso de los cimiento en Massachussetts. sociedad burguesa
desocupados sin especialización 3) tanto para las autoridades co
profesional-, etc., rLientras que mo para Iá opinión públical a la revolución
Ia reducci6n de los impuestos, resulta particularmente inquie-
cuyos efectos recién se sentj-- tante Ia situación en la cons- comunista mundial
rán en el- año 82, favorecen so trucción. Antes, el acceso a Ia
bre todo a los grandes contribul casa individual era uno de 1os
yentes. Pero ]os signos más in- grandes ideales y una de las rei
quietantes vienen de otro lado : vindicaciones básicas de1 ci-uda]
I) l-os comercios minoristas, cu- dano medio americano. Ahora, en
ya evolución era satisfactoria pocos meses, 1as altas tasas de
hasta e1 verano pasado, ahora interés vuelven este sueño cada
conocen una marcada desacelera- vez más inalcanzable. 830.000
ción. l,os mercados de 1os artfcu obreros de 1a construcción están EL PROLETARIO El Comunista
1os caseros, de artícuIos elec: desocupados ; las casas nuevas
trónicos, y de ropa de invierno, que no se venden tantas que, por
son particularmente golpeados. primera vez en años, los precios
Pero Ia alimentación tampoco han bajado. Conclusión : Ia Aso-
t4 EL Pv,oletar4o rLa 13 - Enero-Abril 1982

(tiene de p.1)
ba,que rnide la madurez de las cond.icio-
TEOR!A
nes políticas revolucionarias en el gra
do de fxontisno alcanzado por todas ia§
fuerzas "de izquierda",o sea, la ,'uni-
dad de los partidos con arraigo en Ias
De tanto correr tras los
masas populares".Así pues, todo
adelante en ese sentido sería una ,rcon-
quista",todo retroceso de esa unidad
una "derrota",todo aiejamiento de esos
paso
se pierde Ia vía de la
verdaderos f?entes populates una ,,trai-
ción". ta encarna La conciencia y La uoluntad conducir a1 logro de sus objetivos gene
reooluaionaria de La clase (?) y que el rales,es decir,el partido capaz de asu:
En este artículo,nos proponemos problema esencial de Ia preparación re- mir ese papel de centralización y direg
rebatir este segundo aspecto de la cues volucionaria,precisamente,consiste, en ción de las luchas obreras en los cari
tión,siguiendo la continuidad históricá la forja del partido téóricamente prepa les revolucionarios y,precisamente por
del marxismo y desentrañando,tras las rado,con el programa preciso y científT eso,capaz de ganar una influencia deci-
ideologías frontistas,no solo desvíos camente determinado de la revolución co siva entre las masas conbatientes de la
insuperables respecto a la tiadición munista,con la táctica susceptible de clase.
del comunismo revolucionario,sino la
expresión de intereses de clase ajenos
al proletariado y a su lucha emancipado La línea que va de Marx a Lenin
ra.
Si dejamos de lado 1o que puede bates revolucionarios,)a tarea de comba
ser calificado como 1a prehistoria de1 tir las fuerzas de la democracia "radi:
movimiento proletario que se cierra con cal",de prepararse a enfrentar su trai-
Retorno al Manifiesto el nacimiento de la Liga de los Comunis ción inevitable y,en cuanto tenga la
En e1 Manifiesto de 1848, Marx tas,es decir,con la primera . victoriá fuerza para ello,de obatirla,t-ras la
y Engels fijan a los comunistas que,tie del comunismo científico sobre e¡ uto- caÍda del feudal ismo.
nen sobre eL resto del proletariado LA pismo de las sectas obreras,dando ori- La lucha de Lenin y del partido
uentaja de su elara tisión de Las eondi gen al prirner partido de cLase de1 pro- bolchevique se inscribe férreamente en
eiones,de 7.a mancha y de Los resultadoi letariado,la lucha revolucionaria de la las líneas de principio trazadas por
generales del novirtento proletariot,,el clase obrera alemana debió abrirse paso Marx y Engel s. La hi stori a del bol che-
objetivo de la "constítución d.el pxole- contra eL fronttsno preconizado por la vismo es, en primer 1ugar,1a historia
tar.íado e.n clase y,por tanto,en partido democracia pequeño burguesa más o menos de 1as escisiones que permiten que el
polftico",como condición misma dé1 ude- radical de 1a época,contra aquellos que, partido prosiga su lucha polÍtica sobre
ry,oeotriento de La do¡rtnación burguesa y al igual que durante todas estas déca- I as bases teóri cas ,programáti cas , de
La c_onquista..del podez, poLltíeo poro ni das en Améri ca Lati na,se cal i fi caban a principio y tácticas del marxismo revo-
proletariado".Para Marx,se trata- de un
sÍ mismos de "rojos" y "socialistasr', y lucionario,amputando de su seno los re-
cuya reforma social se reducía a querer vi s i on i smos de toda cepa,y no I a de I as
"acoban, con La opxesión del pequeño ca- unificaciones;es la historia del esfuer
pital poz, e'L grande,deL pequeño burgués zo por arrancar al proletariado del mag
por eL gran burgués;que no pretenden a- ma popular y de la influencia de la de:
bolir la propiedad burguesa, sino re- mocraci a pequeñoburguesa,vehi cu1 ada por
formarla ; ni abolir las clases, sino mencheviques y "socialistas revoluciona
sario de la I Internacional, 1871). paliar sus antagonismos ; ni establecer rios",que querían hacer del proletaria:
una nueva sociedad, sino mejorar 'la do un "componente" del frente de las
existente (Mensaje del CC de La Liga de "fuerzas de la revolución";es la histo-
Los Co¡m,Lnistas, 1850) . ria de un combate despiadado por aniqui
lar la influencia de estos partidos eñ
el seno de la clase.
Marx no solo exige la organiza-
ción del proletariado en parttdo de cla Una vez más,Trotsky lo dirá iumi
sible.Se trata de La dicta&,Ly,a de una
se indepenüente,s'tno que rechaza todo nosa y tajantemente: "La política d¿
cLaBe.La clase se corpone de diferentes frente poLítico entre la democracia bur bloque estd. en íntina eontradicción con
cqas,cuAos sentirtrientos g opiniones no guesa y la clase obrera, y explica quE el tégimen d.e dictadura proletaría. Nos
son unánimes y etqo nioeL intelectual ".pqra Luchar contra. tm enerml,go comin z,eferinas,no a wt bLoque constiiui,do
uay'ía con actitudes y niueles de desa -
(e1 feudalismo - ndr) no se pteeisa nin con partidos burgueses,de Lo que ni si-
rzoLlo üferente.Pero La dictadw.a pre- guna unidad especial".Marx denuncia Ia qwiera se podrla hablar,sino a un blo-
stqone unidol de oolttntad,de orienta verborrea democrática (de ayer,de hoy que de co¡mtnistas con otras oz,ganizacio
c+ón y de acción- !. Por qué otra
y ¡de mañanal) "que solo persigue eL nes ttsoeialtstastt que tepxesentan, en
oia
podría realizarse? La dominaciín reuolu fin de enrbattcat, aL proletatiado" y que grados üoersos,Las rriejas ideas ! pre-
cionaría del pnoletaríado presupone en sostiene que la actitud de independen- juicios de Las masas Loboriosas.La reoo
eL seno del proletar"iado rrtsmo La do¡rrt- cia preconizada por los comunistasrrfa- Luai1n destruye rápidanente todo Lo i-
nación polítíca de un partido prouisto cilita el triunfo de la reacción": se nestable,acaba con Lo az,tif'ícial; Las
de un ptogratna de aceión claro y de una trata de un doble engaño pues,por una contraüceíones eneubieytas por eL blo-
üscipLina intewn inviolable(.-.,) parte,traba la independencia y la pre- que se ponen de nanifiesto bqjo La pre-
Más paración de1 proletariado contra la de-
de ura uez se nos ha aeusado de hober sión de Los acontecim|entos reooluciona
swtituido La dictadura de Los Sotiets rnocracia burguesa tras la caída del feu rios(.,.)un régimen de transacciones,ñ
poz, La del Partido.y,sin entbaz,go,se pue dalismo;y, por otra,pone a la clase o: conciliacionesrde concesiones mutuas -y
de afirrm.r que La dietaduta de Los bo= brera,la única consecuentemente revolu- en esto cor*iste eL ráginen del bloque-
tiets soLo ha sido posible gracias a La cionaria,a la rastra de 1a pequeña bur- no puede dutar mucho en una época en
guesía,si empre i rresol uta,osci ante,i n- que Las situaeiones cañian con swna
dictadura del Paxtido : gz,acias a 1
La
claz.idad de su tisión teórica,gz,acios a capaz de una acción antifeudal conse- rqid.ez,en una época en que sobre todo
su fuerte oz,ganizaeíón neoolueíornria, cuente.Por consiguiente,Marx indica a es neeesario La wtidad de miras pana ha
eL Pattido ha asegurado
los comunistas antes inciuso de Ios com cer posible La unidad de acción"'(idem),
a Los Souiets
La posibílidad de ttansformanse de in-
formes paz,Lanentos obreros que e?an, en
un instrunento de donrinaci1n del troba La experienc¡a de la lll lnternac¡ona!
jo(...) Los co¡m.mistas erpresan Los in-
tereses fundanentales de La clase tz,dba Contrariamente a las ideas gene- maduración de Ias condiciones subjeti -
jadora.Es nuy rntutal ques en una épodá ralmente expandidas por la propaganda vas de la revolución en la forja de un
adulterada de 1os epÍgonos degenerados partido proletario cada vez más nronolí-
en que La historia pone en tela de jui- tico tanto en su pensamiento como en su
cio la discusión de estos intereses en de León Trotsky, la constitución de la
toda su nagnitud,Los cotm,Lnistas se con- Internacional Comunista, tras la banca- acción, y en su conquista de una in-
Díertan en Los representantes de rrota de la Internacional Socialista, y fluencia entre las masas ¿z detrinento
La
clase trabajadoy,a en su totaTidad"( Ie- sus primeros años de vida, no constitu- de todos Los denás partidos "populares"
rrorismo y Comunismo"). Insuperable ma-
yen una rectificación de esta continui- o seudo obreros,
nera de afirmar que el partido comun.is- dad histórica de1 marxismo que ve la
Aquellos que nunca han comprendi
EL Proletatio np 13 - Enexo-AbríL 7982 ls

al calor de la lucha, 1a naturaleza con


trarrevolucionaria de la socialdemocral
cia y la impotencia de las corrientes
con fondo anarquista, antipartido, que
rentes revolucion anos»»
((f pululaban como reacción a la bancarrota
de la II Internacional.

revolución proletaria Hasta aquí hemos i.lustrado los


principios que guiaron a los bolchevi
ques a 1a cabeza de la III Internaciol
nal en estas dos cuestiones vitales. U-
tro aspecto de la cuestión es deternli
do 1a potente dialéctica de Lenin cita- ción sobre dichos principios frontistas nar en qud medida las soluciones tácti:
rán,con suficienci a,dos supuestos des- Y no se trata aquí de determinar en qué cas y organizativas propugnadas por la
mentidos de nuestra posición basilar : nedida los mismos bolcheviques lograron dirección de la IC fueron adecuadas pa-
¿no fueron acaso los bolcheviques quie- su propósi to,es deci r,imponer suficíen ra el logro de esos objetivos comunes
nes en el II Congreso de la Internacio- tes banryeras para seleccionar entre las a todos Ios comunistas revolucionarios.
na1,en 1920,aceptaron 1a participación fuerzas que iban a Moscú aquellas capa- Y no podemos pasar por alto el hecho de
de corrientes notoriamente no marxistas ces de situarse en el terreno revolu- que, a nuestro entender, habría que ha-
abriéndoles así las puertas del partido cionario, rechazando 1as que eran inca- ber sido aún nás duto a la hora de acep
mundial del proletariado revo.lüciona- paces de ta1 evolución (y, por 1o tanto, tar o rechazar la adhesión a la Interná
rio?i y no fueron los bolcheviques mis- deseosas de aprender y de Luchar por 1a cional de corrientes cuya trayectoria
mos los preconizadores de la táctica revol uci ón) . pasada no se inscribía en
del "frente único" que habría de "au- la lucha revolucionaria y que iban a
nar" la lucha de 1os partidos comunis- Veamos la cuestión del
ahora Moscú sóio porque ésta polarizaba e1 en
tas y de otros partidos "obreros? ¿Aca- "frente único" polÍtico,táctica aproba- tusiasmo de las masas obreras del mundo
so no son éstas las pruebas irrefu- da en 1921.Con ella, los bolcheviques entero. Más aún, después de Ia forma-
tables de que 1os marxistas tienen co- nunca pretendieron i r hacia la fusión ción de 1os PP CC, la direcci6n de Ia
no objetivo fundir las distintas co- de 1os parti dos comunistas,recientemen- IC recurrió a maniobras interm.inables
rrientes obreras en una única corriente te escindidos de la socialdemocracia, para desenqanchar de los partidos so-
que se volvería asÍ la dirección de la con los partidos "obreros" a quienes se cialdemócratas a sus "izquierdas,', su-
lucha revolucionaria de clase,siendo en 1es proponía ciicho frente: erL ese puestamente sensibles a la propaganda
tonces el "frente único" un primer paso misrno tomento,la dirección de la Inter- comunista, sembrando así la confusión
en ese sentido,ya que según elLos, 1a nacional declaraba estar dispuesta a tanto en las masas obreras acerca de
unidad política del proletariado debe- real izar nuevas escisiones,si fueran la capacidad de "evolución" de la so-
ría resultar de esta "unidad de ac necesari as ,para purgar a 1 os parti dos cialdemocracia, como en 1os mismos par-
ción"? comunistas de las influencias socialde- tidos comunistas que ya habÍan nacido
mócratas que habÍan logrado anidarse en rompiendo dentro de 1os partidos socia-
su seno(discurso de Zinoviev en el Eje- l istas con la tradición reformista y
cutivo de ]a IC del 4 de diciembre de centri s ta.
Los opoz,tunis¿as que Pregonan
semejantes posi ciones sienten una satis 1921).Tampoco se .trataba de construir Tampoco podemos Pasar Por alto
facción iIimitada ante Ia evocación de una especie de "dirección común de la el hecho de que, contrariamente a las
tales supuestas "pruebas",pero solamen- lucha de c1ase" junto a la socialdemo - proposiciones tácticas propugnadas por
te demuestran no haber comprendido un cracia,tildada de una vez y para siem- nuestra corriente que entonces dirigía
bledo de 1as posiciones del marxismo. pre de contrav,reooLueionav,ia.De 1o que el PC de Italia, y que proponÍa el fren
se trataba,era de arrancar 1as masas te único e¡clusítsamenú¿ en las organiza-
E1 II Congreso del Comintern, su obreras ,aún no ganadas a 1 a i nfl uenci a ciones económicas obreras de mas a
verdadero congreso constitutivo, no fue comunista,de la direcci6n de los otros abiertas a todos 1os proletarios, y cu-
un cong?eso de unifícaeión,slno de esci
partidos "obreros",demostrando en los yas direcciones son por ende suscepti -
sión de las "fuerzas obreras",pues dio hechos que éstos eran incapaces de lu- bles de ser conquistadas por el partido
1a plataforma de la ruptura de 1as co- char consecuentemente para satisfacer comunista, no podemos pasar por a1to,
rrientes que querían adherir a la nueva aunque sólo fuera las exigencias,no ya decfamos , que tal como hobía sído codi-
Internacional desligándose de los vie- de la revolución,sino incluso de la de-
fensa de Ias condiciones de vida,de tra ficada por
jos partidos social istas,y cortando pa- eional - qu
ra ello con las corrientes "unitariasrl bajo y de lucha de las masas obreras turales eon
del centrismo. que sufrían el efecto de una ofensiva soci aldemoc
burguesa en gran escala. te único no dio los resultados espera
Las Tesis aprobadas entonces so- dos, Al contrario, produjo desconcierto
bre e1 papel de1 partido comunista, so- Con estos dos ejemplos, queremos en las masas - y, peor aún, en los mis
bre las cuestiones sindical,nacional y demostrar que para la Internacional de mos PP.CC- respecto a1 significado mis-
colonial,agrarias,parlamentaria,y las Lenln nunca fue cuestión de obrar en el mo de dichos "frentes", a 1a potenciali
21 Condi ciones de admisión,no solo for- sentido de fundir a los comunistas en dad de la socialdemocracia, obstaculizó
maban Ia base político-programática de una especie de "cartel de revoluciona la consolidación revolucionaria de los
dichas escisiones,sino tanbién el fil- rios",haciendo de eIIos los campeones jóvenes partidos, e inició una trayecto
¿r.o opuesto a todas Ias fuerzas
obreras de una "unidad obrera" tista coto La u- ria de oscilaciones tácticas y polfti
que,por oportunismo consciente o entu- nidad de Los paxtidos que se reclonan cas que debilitaron cada vez más a sus
siasmo tan furtivo como superficial,que del proletarLado,viéndose a sí mismos secciones nacionales' que en su inmensa
rían adherir a la nueva Internacional I como el catalizador de la "transforma - mayoría se plegaron mayoritariamente al
Tampoco se trató de un "congreso de fu- ción revolucionaria" de los otros par- proceso degenerativo de la Internacio
sión" de las fuerzas que querÍan elegir tidos,AZ contran"ioi e1 propósito del nal y a la victoria infame de la teoría
I a "revol ución" (encarnada en Moscú) con Comintern era asegurar éL misno la uni- del "socialismo en un solo pafs", es de-
tra el reformismo (representado por la dad revolucionaria de la clase,su uni- cir, a Ia victoria del stalinismo. Pero
vieja socialdemocracia putrefacta) : 1os dad de conciencia y de voluntad,aniqui- esto ya es harina de otro costal Y no
delegados que venfan de horizontes disí quilando la influencia de todas las o- tiene referencia directa con el tema
miles y
con posiciones heterogéneas úe. tras corrientes, demostrando para eso, que nos ocupa (3).
nían una sola aLtermatiua : votar las
tesis presentadas por 1os bolcheviques
y someterse a Ia dirección bolchevique También aquí, el stalinismo rompe con la tradición comun¡sta
de la nueva Internacional,o la puerta.
La 219 condición de admisión cerraba También en estas cuestiones de fuerzas contrarrevol uci onari as , por ob-
el acceso a quien rechazase las condi- principio y de táctica, Ia victoria del jetivos contrarrevolucionarios, total
ciones y las tesis de la Internacional. stalinismo representó un giro de 1804. mente ajenos a1 programa comunista.
Con el VII Congreso de 1934, con 1a po-
Lo que tratamos de demostrar a- lítica de los "Frentes Populares", 1a Hay que añadi r que I a Ún i ca
quí es que los bolcheviques nunca tu- Internacional degenerada preconizó los corriente de oposición que en aquel en-
vieron la manía "unitaria" en el terre- frentes po1íticos de sus secciones na- tonces tenía una implantación verdade
no po1ítico tan cara a la "extrema iz- cionales con la socialdemocracia en de- ramente internacional, la oposición
qui erda" I ati noameri cana (e i nternaci o- ferna de La democracia burguesa. AquÍ trotskista(1a nuestra no la tenÍa en
nal),y para ellos,de ningún modo se tra ya estamos fuera de todo carril comunis aquellos años) fue incapaz de contra-
tó de forjar el partido de la revolu- ta. Se trataba de combatir, junto a (sigue en p.76)
t6 EL Proletatio lp 13 - Enero-Abt'il 1982

la unidad de esas corrientes que no


De tanto correr tras los de
expresan 1as exigencias revoluciona -
((frentes revolucion?rios»» se p¡erde rias, sino las de su castración en el
terreno de la colaboración de clases,de
la democracia, del reformismo. Más aún,
la vía de la revolución proletaria 1a po1ítica de b)oques con esos parti
dos no está solamente en contradicción
con las exigencias revolucionarias fina
(oiene de p.15) Ies, sino incluso con las necesidades
los trotskistas un reflejo rmitat4o res
rrestar el veneno frontista exacerbado pecto a esas corrientes supuestamente o de la lucha de defensa consecuente de
por la po1ítica de los Frentes Popula breras. Si bien en Trotsky e1 sentido la clase. Hoy, e1 caso peruano, así co-
res, aunque más no fuese entre las cal de semejantes maniobras táct.icas era
mo el argentino ayer, nos ofrece un
pas obreras que trataban de reaccionar subjetivamente claro (lo que está Iejos ejemplo irrecusable : ¡ qué eficacia sa-
contra el stal inismo. Por e1 contrario, de bastar para que sea claro a 1os ojos caría la lucha nroletaria de una alian-
impulsando hasta el absurdo el "manio - de los militantes, ni, con mayor razón za po1 ftica de verdaderos comunistas
brismo táctico" de la Internacional en aún, a los ojos de 1as masas). en sus con el maoÍsmo que - no por casualidad
curso de degeneración, Trotsky mismo epÍgonos degenerados sólo ha quedado eZ ni por "error" - está metido hasta el
anegó a sus secuaces en una política de refLejo, perdiendo totalmente de vista cuello en el terreno del legalismo, o
"frente único" con e1 stalinismo y la los objetivos finales de esas de un frente político con el trotskismo
maniobras, que -. tampoco par azar ni por "equivoca
socialdemocracia, amén de la catastrófi y hoy, por doquier terminaron por hacer ción" - sólo ve acción de ciase en
ca táctica que é1 preconizó, del enttLi suyo no solo el principio contrarrevolu
r¡¡: en los partidos socialistas (con mi: unión con las fuerzas reformistas ? Por
cionanio de Ia unión con los partictos el contrario, precisamente en el momen-
ras a "ganar" la supuesta "izquierda"), "obreros " burgueses , s i no tambi én La
tácticas que terminaron por crear en defensa de La democtacia burguesa. to en que 1a burguesía pasa a Ia violen
cia abierta, serÍa un factor más de pa-
xáLisis y derz,ota.
La orgta frontista en Amér¡ca Latina
La lucha revolucionaria de clase
En Améri ca Latina, e1 reflejo confluencia del trotskismo y del popu - supone volver a los principios marxis
"frontista" característico de1 oportu- lismo castrista) en e1 terreno del lega tas, ya enunciados en 1848 : la reconsl
nismo socialdemócrata, reforzado por la lismo y del Orden burgués, antes de ser titución de1 partido comunista distinto
po1Ítica frentepopulista y no contra entregada desarmada a 1os golpes del y opuesto a todos los otros partidos de
rrestado por e1 trotskismo latinoameri: Ejérci to. las clases burguesas y de 1a colabora -
cano (que en Bolivia, en 1952, se zambu ci ón de cl ases , anti democráti co , anti -
ilirá de cabeza en el bloque de la demo En Perú, maoístas y trotskistas, frontista, decidido a conquistar para
cracia (4), alcanzó su apogeo con lá junto a "personalidades de izquierda", sí Ia dirección única y unitaria de las
ola castnista y e1 congreso de las 0LAS. empujaron uni.tar"ia¡nente a1 proletari ado, masas obreras en detrimento de todas
Se trataba de1 cíerre de tm ctrculo com tras el FOCEP, en el terreno de la de- 'las otras corrientes políticasr
Y, páFá
pleto : con el apoyo del stalinismol mocracia como supuesto,,primer paso,' de eso, que impulse la organización y movi
de la socialdemocracia (chilena en par la lucha revolucionaria. lización de1 proletariado en los terrel
ticular) y de1 trotskismo (Secretariado nos económico , social y po1ítico, de-
Unificado) el proletariado fue ahogado En su furia fnentista, el trots- mostrando ante las masas, a través de
en el magma informe de la "democracia mismo I legó a inmolarse en I'licaragua en las vicisitudes mismasdel combate, la
revolucionaria", contra la cual la Liga aras del sandinismo, en Perú, propuso confi rmación de sus principios, de sus
de los Comunistas debi6 luchar para vo1 su disolución en aras del proceso de objetivos programáticos, de sus métodos
ver posible "la constitución del prole: " recomposi ci ón de I a i zqui erda peruana de lucha y de su táctica.
tariado en clase y, por tanto, en parti y de1 movimiento de masa en general'l es
do político" decir, de la confluencia de trotskistas, La guerra civil y Ia victoria su
maoístas, stalinistas y, por si esto pone un partido homogéneo, con wtidaá
Del proletariado en cuanto "cla- de pensamiento U d" acción. Su forja,
se para sí" ya no quedaba nada : ni pro fuese poco, de la base del PSR burgués...
(5) , mientras que, en Brasi 1 ,se zambu así como la forja de la disciplina uni-
grama, ni partido oo1ítico, ni concien= taria y revolucionaria de la c1ase, es
cia ni volwtad propios. E1 proletaria- lló en la construcción de ese partido incompatible con 1a po1ítica de bloques,
do sólo permanecÍa como componente so- supuestamente de clase y crudanente
Loborista que es e1 PT. que los comunistas verdaderos dejamos
ciológico de la "unidad del puebloijun- a los demócratas y a las corrientes de-
to a la "intelectualidad", el campesina rrotistas que pretenden echar un puente
do, la pequeña burguesía, y hasta lá En realidad,la no adecuación de imposible entre democracia y comunismo,
... Iqlesia "tercermundista". Y los 1as "izquierdas" latinoamericanas a los
"frentes" pul ularon por doquier. justos principios marxistas no resulta
de fenómenos meramente ideológicos. El
En Argentina, en 1a época de 1a oportunismo,o más precisamente,el refor (1) Véase "Revolución proletaria
"restauraói6n peronista", e1 proletaria mismo democrático en sus mfiltiples va: o revolución popularr', EL ptoletario nQ
do tenía como única "alternativa" adhel riantes,con sus posiciones ideológicas 11, mayo-agosto 1981).
nir al bloque de la democracia parlamen y polÍticas expresa intey,eses de clase
ajenos a) proletariado revolucionario (2) Véase nuestro opúsculo Pav*
taria tras cualquiera de sus componen: tido y Clase para constatar la total i-
tes (trotskistas incluidos) que, conjun La "unidad de 1a izquierda"(con sus ine
vitables "críticos" que no son sino sf dentidad de posiciones de la Izquierda
tamente, aseguraban el "pacto social",6 i tal i ana y de I os bol chevi ques en es ta
sino adherir al Frente Antiimperialista "mala conciencia",hoy habitualmente en-
carnada por los trotskistas,así cuestión fundamental,en particular los
por el Socialismo (FAS) preconizado como 1o
artfculos "Partido y Clase" y "Partido
por el guerrillerismo. Las masas obre- estaba ayer por los centristas a la
Kautsky) sólo es concebible en función y Acción de clase",donde se demuestra e
ras fueron I ami nadas por I a ofensi va se papel esencial del partido antes,du-
democrático-militarista (más tarde mili de 1a defensa de La denocy,aeia,totalmen
te ajena a1 proletariado revolucionario, rante y después de 1a conquista de1 po-
tarista a secas), mientras e1 guerrillE der,es decir,en el perÍodo de 1a prepa-
ri smo se dedi caba a s us "bata l l as " to; que,por el contrario debe abatirLa. Los rac'ión revolucionaria,de Ia insurrec-
talmente extrañas a las necesidades acu partidos que se hacen sus campeones vehi
culan tanto los intereses y la influen : ción violenta y de Ia instauración de
ci antes ( i ncl uso de autodefensa armadá) la dictadura,y de 1as transformaciones
de las luchas obreras. cia de la pequeña burguesía denunciada
por Marx en los años 1848-50,y 1os de la socialistas,
En Chi Ie, la clase trabajadora aristocracia obrera,como tanüién la eo- (3) E1 lector podrá encontrar un
sólo tuvo Ia posibilidad de marchar con Laboz,ación de clase,y acttian como co- desarrol lo
exhausti vo de estas importan
las manos atadas, detrás de la Unidad rreas de transmisión de 1a burguesía (de tes cuestiones en la serie "En defensá
Popul ar, es deci r, de soci a1 demócratas , la grande o de la pequeña) en 1as filas de la continu'idad del programa comunis-
stalinistas y mi ristas (nacidos de la obreras. ta" en EL Programa CotnLnista números
24, 26, 29 y 33/34, y en nuestras Tesis
Por e! partido único y homogéneo de la revolución proletaria Cat acterísticas .

Los militantes proletarios since cidad de partidos que hoy se reclaman (4) Véase La epopeya deL proleta
yiado bolttíano,"Cuadernos de El Prole:
ramente dispuestos a la lucha revolucio de Ia clase obrera no es más
naria no deben ver en las vicisitudes que 1a clara expresión de1 proceso de tari o" ,n91.
bufonescas de los "frentes de rzqurerda" descornposiaión el stalinismo, del maoís (5) Véase "Los trotskistas y su
el lndice premonitor del avance o retro mo y del trotskismo, El avance de la lü vía peruana al social ismo" , EL proLeta-
ceso de la lucha de masas. La multiplj: cha de clase no pasapor Ia recomoosiciEn rto nQ3,febrero 1979.
EL Proletarío tp 73 - Enero-AbriL 7982 t?

Correspondencia de Ia rial del no I de nuestro "boletín".


Por cierto, "EL Ptoletariott no

redacción es suficiente para suministrar a nues-


tros militantes y simpatizantes todas
)as respuestas e indicaciones que per-
mitan participar con firmeza en la lu-
Lima, diciembre de 1987. partido. Para participar Iocalmente en cha de clases. Para ello se necesita
1a guerra social se necesita contar con tener ya una implantación local del
Estirnados cornpañeros de EL Proletar4o, un destacamento o un núcleo militante partido que permita pt,eeisar 1os pro-
capaz de desarrollar localmente act.ivida blemas, conocer a fondo y apreciar las
He tenido La ocasión de Leer Los dos úL des tendientes a combatir al enemrgo,- fuerzas actuantes, suministrar y elabo
bimos núneros de ttEL Pt,oLetariotty que= a apuntalar la lucha de la clase obre- rar la información necesaria recogidal
dé muy bien irnpresiorndo y algo so?- ra y, simultáneamente, a su propia con integrarse en el trabajo internacional
prendido poÍ su defensa del mataismo. solidación y extensión : ésta es precT del partido tendiente a la delimita-
Ta¡nbién me sorpt,endió faoorablemente samente, allí donde existen, la fun: ción rigurosa de la táctica y de su a-
eL anáList s de Amética Latina en eL con ción de nuestros grupos latinoamerica- plicación. Esa no es la función de ttEL
tetto intet"nacional y La cay,acterizal nos. Pxoletariotty no se 1e puede pedir en-
ción de Las fuerzas polítieas Latinoa- tonces lo
que no puede dar. Justamente
nericanas. Además, me intet,esanon Dues ¿Y donde no existen - como es
porque su papel específico es el traba
tnas posiciones sobre Rusia y Los paí- el caso de Perú? En esos casos, nues- io programático-po1ítico que permita
ses del Este (...). Peto y'ny un punto tro esfuerzo está dirigido hacia la esa implantación en el área latinoame-
que nD me queda claz,o : cómo [en su pa constitueión de esos núcleos de parti- rl cana.
pel en La Lucha de clases en Atnér,ica do. Esos núcleos locales, una vez con-
Latirn y en Per,ú, cómo se Lleuaria a solidados,serán los que en el curso de Nuestro§ lectores y simpatizan-
cabo uuestro desarrollo como partido y su lucha darán, a1 partido en su con- tes latinoamericanos no deben pensar
su partícipación en Las Luchas obteras junto, la posibil idad de indicar e ins que hoy pueden encontrar en e1 partido
en eL dtnbito Local ; en ese sentida, trumentar para el proletariado locaT una organización que ya tiene resuel-
qué función cwnple eL ttboLetíntt; qué las vías precisas, Ios medios precisos, tos todos 1os problemas teóricos, po1í
d,ebería hacey alguien (o un grupo de. I os i nstrumentos preci sos y I as i nstruc ticos, sindicales y organizativos de
militantes) que adhiriese a sus posi- ciones tácticas precisas de las lucha§ la lucha revolucionaria en el continen
ciones en un país como Petú. Estas obreras, cumpliendo asÍ el papel de di te americano, un partido en e1 que ba§
cuestiones no se despz,end.en elatanente rección - e, incluso antes, de aspiran taría integrarse para recibir ipso
de La Lectuta dettEL Proletqy¿ott(...). tes a la dirección - de las luchas o= facto y "desde arriba", con solo apre-
breras. Naturalmente, para desarrol.lar tar ci ertos botones , I as sol uci ones a
Milán, enero de 1982. esa capacidad se necesita en particu- todos y cada uno de 1os probiemas de
lar la extensión local de las fuerzas la acción revolucionarta, AL contu,ario,
Estimado compañero, comunistas, su penetración en el prole nuestros simpatizantes latinoamenica
tariado, su capacitación revoluciona- nos deben tener clara conciencia que
Tu carta nos ha alegrado doblemente. En ria. Utilicemos una imagen extraída la reconstitución (y hasta podemos de-
primer 'lugar, porque es una nueva prue del terreno militar : cir 1a implantación por tez prinera)
ba de que en toda América Latina taml del verdadero partido marxista en toda
bién maduran aceleradamente las condi- Un Estado l,layor no podría diri- el área requiere y depende del esfuer-
ciones objetivas y subjetivas del rena gir un ejército sin articulaciones que zo de las futuras minorías locales que
cimiento internacional de vanguardia§ actúen en e1 campo de batalla, sin la deberán llevar sobre sus hombros un pe
comunistas revolucionarias sobre las jerarquía de oficiales y suboficiales so esencial de dicho esfuerzo,
posiciones clásicas del marxismo orto- que organizan y encuadran la masa de
doxo ; y, en segundo 1ugar, porque 1la I os sol dados . Es cierto que en e1 plano doc-
ma nuestra atención sobre ciertos asl trinal, programático y político, a par
pectos de nuestra propaganda y de nues- Está claro pues, que 1a posibi- tir de los años cincuenta, nuestro trá-
tra actividad que, aunque para noso- l idad de participar localmente en ias bajo internacional suministra Za basé
tros son claras, no son evidentes para Iuchas de Ia c1ase, o de plantearse 1 Ie granítica del desarrol lo internacional
los que nos leen o siguen con interés. gar a dirigirlas, depende de la constT del partido marxista (que hoy tratamos
Tu carta nos da la ocasión de precisar tución de un núcleo de partido en eT de dar a conocer a1 proletariado hispa
públicamente nuestra posición acerca ámbito local. Desde este punto de vis- noamericano a través de nuestra revis:
de los importantes problemas plantea- ta, ¿cuh1 es la función de ttEL Pyoleta ta teórica EL Pz,ogrona Corrunista).Tan
dos en el I a. rio"? bién es cierto que nuestro esfuerzo en
En América Latina, nuestro par-
el curso de los últimos años estuvo di
tido comienza a dar 1os pttsneros pasos, La función de nuestro "boletín" rigido a desbrozan su apl icación eñ
tanto en el terreno de la propaganda es precisamente la de ser.un "organiza Latinoamérica : pero este aspecto só1o
como en el de la participación en las dor colectivo" de esos embriones del representa los pz,imeros pasos en este
luchas obreras. Esto ocurre de manera partido en América Latina, un órgano sent i do .
desiaual seqún los países. En olounos. que vuelva posible esa selección, un
nuesfros injertos o brotes han peñmiti: factor de 1a polarización de minorías Allí donde el partido tiene una
do 1a publicación de órganos locales o politizadas que buscan la vía de la lu larga implantación, como en Italia y
de 1o que pueden ser considerados como cha revolucionaria. Con 'tEL P?oLeLario" Francia, la continuidad de su Iucha le
sus embriones ("Pro1etário" en Brasil, nuestro partido internacional ha queri ha permitido un relativo conocimiento
"Espartaco" en Venezuela), órganos que do dotarse de un instrumento para Ia del terreno y de 1as fuerzas, 1o que
recién comienzan un trabajo de propa- organización de una primera vanguardia hace posible una precisión creciente
ganda más centrado en los problemas que marxista del proletariado y, para ello, de sus directivas y orientaciones para
se plantean a la lucha de clases en de un instrumento que, a la luz de los la lucha de la clase. Allí donde no
los respectivos ámbitos nacionales. En problemas planteados a la lucha obrera existe semejante continuidad histórica
otros lugares, esto aún no ha sido po- a escala continental, vuelva a propo- ese grado de precisión relativa es hoy
sible. Asimismo, en alguno de ellos he ner e1 programa, los principios y la por hoy imposible. Esto no significa
mos podido dar los primeros pasos ten: táctica comunistas,confrontárd.olos con que ttEL Proletariott no haya precisado
dientes a 1a participación en las lu- Las erigencias generales de La Lucha 1os objetivos generales que el proleta
chas obreras, evidentemente, en Ia me- del proletatiado a¡nerieano. De este mo riado revolucionario latinoamericano
dida de nuestras fuerzas y de 1as con- do, "EL Pnoletariot' se vuelve no solo debe prefijarse y los principios gene-
diciones generales. Hay otros paÍses un vehículo de 1a homogenización pro- ra'les de su lucha (que son válidos in-
en 1os que aún no tenemos ni la más mí gramático-política de ñuestras seccio- ternacionalmente), la direccidn en la
nima implantación, como es el caso de nes locales (que es uno de sus papeles cual deberá marchar para vencer, las
Perú. esenciales), sino también ttun polo de orandes caractcrizaciones de las fuer
z,eferencia para Las primeras minorías ias sociales y políticas que debe en:
Ahora bien, para participar en pxoletart-as que busean, en Las tinie- frentar, y ciertas grandes L{neas de
la lucha de clases en un ámbito local blas contz,anxet;oLucíonanias de hoy, La la táctica comunista, confirmadas a la
dado se necesita contar ya con un par- oía y eL instrunento - eL Partido- de luz de la experiencia latinoamericana
tido implantado en ese ámbito, o, más La emancipación del capitalismo, La . I'laturalmente, todo esto es nece
mi sma
modestamente, un grupo de partido, un uía y eL instrunento de La reoolución sarto pero insuficiente para que nues:
embrión de partido, un núcleo local de corm,tnistastt, tal como lo dice el edito (sigue en p.19)
t0 EL Proletarío np 13 - Enero-Abril 7982

A cinco años del golpe militar,


consumada la obra de represión al pro- ARG ENTI NA
letariado argentino, agobiados por la
desocupación (más de 650.000 desocupa-
dos) y con una caída del salario a ni-
veles de una verdadera pauperización ,
EI Movimiento Peronista
las eternas y funestas fuerzas de la
recomposición burguesa comienzan a en-
derezar sus pasos hacia un nuevo fren-
Montonero punta! del régimen
te político (11ámese este GAN, Hora del
Pueblo, FREJULI, o Multipartidaria)que
después de cada golpe mil itar amplía
burgués
más sus acuerdos y la base de sus adhe plantado en e1 canino y con los méto- No olvidamos que lo mejor y lo
rentes para robustecer cada vez más eT dos de La Lueha de clases contra el "or más decidido de1 proletariado argenti-
régimen democrático de la dictadura den" establecido, contra el Pacto So: no cayó bajo el fuego cruzado de los
burguesa. cial del gobierno Peronista, contra partidos burgueses, 1a C.G.T. y 1as
1as paralegales tres A. Pero el FF.AA., y que no habrá indemnización
Ultimamente hemosasistido a Ia M.P,M. no nos dice ni una sola palabra como lo pretende el M.P.M. : t'el Dalot,
aceptación del P.C.A. dentro de tal ni puede decírnosla, por su naturaleza de una ind.annizacíón sená irpuesto poz,
frente (Multipartidaria), veamos ahora burguesa, naturaleza que, por otra par
como hace méritos para el lo el Movi- te, no es nueva ya que es la misma que eL pueblo erpt,esánáose Librementett, y
miento Peronista Montonero, quien en los llevó.a integrar el FREJULI (fren- que, repitámos'lo, pretende que todas
el artículo "Las expectativas popula- te democrático constituido para ionte- nuestras luchas 'teonfluyan dea poco en
res" plantea que ttTodos sabemos ner los estallidos de las masas). Son
A La La PAZ, a tnatsés de La JUSIICIA, La LI
inmensa mayonía creetnas que La úniea elIos los mismos que llevaron a Ia cla BERTAD y eL AMART'.
fuente Legítíma y sobez,ana de poder es se obrera desarmada para recibir a Pe;
eL »oto de Las mayoz,ías popularestt, ln rón en Ezeiza, y lo que la clase obre- ¡PAZ a los torturadores y fusi-
sistiendo en que t'tanto eL peronismd ra recibió allí fue e1 primer baño de I adores? JAMAS !
eono eL radicalisno, como otz,as erp?e sangre que le daba la Democracia Pero-
¡

siones políticas populares, deben efe7 nista (comando de organización, Juven- ¿Qué JUSTICIA se puede esperar
tioonente realizar una autoerítica pa= tud Sindical Peronista,etc.). de las honorables Cámaras burguesas y
ra quitannos de encima dictaduta de los no menos honorables jueces,quie
La
que esto no se Duelua a repetir nunca
A Son ellos los resp0nsa - nes dijeron no haber visto nunca un o:
b1es, junto a la democracia peronista, y silencian a los
nástt. Para qué puede servir la auto- que llevaron al proletariado a1 tiro
brero torturado mís
crÍtica del radicalismo, de consagrada del cañón de las FF.AA. Porque si bien
de 30.000 desaparecidos?¡ JAMAS!
po1ítica anti-obrera ; del peronismo, es cierto que las FF.M. se moviliza-
que antecedió a los militares en la re ¿LIBERTAD para los enemigos de
presión del movimiento obrero (1eye§ ron y pudieron ganar esta batalla a'l clase ? dentro del andamiaje,
proletariado argentino, no es menos ¿LIBERTAD
represivas y antiterroristas ; el ac- represivo por excelencia, de 1a burgue
cierto que solo contaron con toda
cionar armado de 1a triple A); de otras 'la ayuda delnoperonismo en el gobierno
sía?TJAMAS!
fuerzas políticas "popularesi', como (recordar que Harguindegui era jefe de
por ejemplo, el P.C.A., que hablaba de ¡AMOR para 1os enemigos de r:la-
policía de1 gobierno de Isabel Perón) se, desde la sacrosanta Iglesia hasta
Videla como del paladín de 1a democra y de la C.G.T (que nutría los cuerpos 'Ios po1 itiqueros burgueses?¡JAMAS!
cia en América Latina, si no para daF parapoliciales de las tres A) sino tam
1a garantía que todos ellos están dis- bién con la contribución pasada de lo§ Y mi I veces jamás para el I'lP.M.
puestos, como un solo hombre, a apunta mismos Montoneros con su política de quien en plena represión lanzaba aque-
1ar 1a paz social... democrática? alianzas y complicidad con estos dos 11a consigna de guerra : "a los comba-
sectores. Son ellos 1os mismos, hoy, tientes no se les llora, se 1os reem-
Son estas las fuerzas con las que doblegados por el ejercicio del p1aza", y hoy con esta po1ítica paci-
que e1 M.P.M. quiere aunar esfuerzos terror estatal, enterraron para siem-
porque como ellas pertenece al abanico
fista y democrática no solo no llora a
pre las armas de combate y, en este ac los caídos de 1a vanguardia del prole-
de fuerzas burguesas que se preparan to, e l I os tambi én enterraron, como taniado y a la amplia base montonera
una vez más para contener los qenero- I os mi I i ta res , a I as jóvenes que sufrieron en primera persona la
sos impulsos de este proletariado del generaciones de obreros que lucharon muerte, la tortura, la persecusión, y
cono sur. con las armas en la mano, y también a el exilio, sino que los está negocian-
sus propios compañeros. Son el'los a do como moneda de cambio para obtener
Continúa el M.P.M. opinando que 1os que hay que ajustarles las cuentas un podrido y ensangrentado escaño demo
'tla segunda fase de La Junta MiLitar porque "1a sangre derramada está sien- crático. El M.P.M. procura arrojar uñ
era de reordenoniento ínstitucionnl, do negociada". manto de olvido sobre la ola de repre-
destirnda a irnponer por La fuerza de sión sufrida en la carne de Ia clase
La represión eL t'ordentt oligátquico- Para el M.P.M. "¿s euidente que
hoy Las fuerzas populates tienen un ni trabajadora ya sea bajo la democracia
militay sobre todas las instituciones peronista como bajo la dictadura mili-
organizadas del pueblo argentino" (el oel de unidad, de organización, de nol
subrayado es nuestro). De tales Insti- ttilizaeión, de capaeidad de erpresi6n, tar, y procura llevar al proletariado,
de solidaz,idad intetnaeional, en fin,
junto a Ias FF.M. la C.G.T., 1os par-
tuciones Organizadas e1 proletariado tidos de siempre y toda la 1ista de la
no tiene nada que reivindicar, trátese wt nioel de fuerzas que no esistta 'izquierda oportunista, a otra RAT0NERA
de la C.G.T. (nido de burócratas que en 1976 d.espués deL golpe de Estadot' y
desde siempre estuvieron en tandem con que este nivel de conciencia y organi- DEMOCMTICA.
1os gobiernos militares o civiles para zación se nranifiesta en que t,di-let,sas
apretar con sus tenazas los impulsos oertientes de esta nuetsa t,esisteneia, Los obreros ya han aprendido 1a
'lección de la democracia con sus balas.
del movimiento proletario) como de los confluyen de a poco Vncia un gran to-
partidos burgueses, esos tradicionales rrente que quiere desenboea,r en La Paz su terror y su hambre, y su lucha no
enemigos, que alternativamente con las a transés de La Justicia,La Libertad y solo no tiene nada que ver con la re-
FF.AA. ensayaron todo tipo de política eL Amor,tt (...) 'EL M.P.M. exhorta a to sistencia burguesa, pacifista y demo-
para someter a1 proletariado, y basta- dos los seeto?es sociales y políticoi crática del M.P.M., sino que la oposi-
rá recordar para ello los acuerdos ta- del eantpo populat a intensificar La Lu ción a el]a es Ia condición misma del
les como : el de Perón-Frondizi (1958), eLta contra eL eontinuismo oliganquia resurgir del verdadero movimiento pro-
'letari
el"desensillar hasta que aclare" de J. nilitaz,, para eaigin soluciones iwne- o.

D. Perón ante el golpe de Onganía, la diatas a Las necesidades que nuestro


entrega sumisa y mansa del gobierno de pueblo padeee (. .. ) A para gestar, des También, para el Movimiento Pe-
Isabel Perón al golpe de1 24 de marzo de La Lucla de oposieión, nuersas altei ronista Montonero no habrá NI OLVIDO
de 1976, y más recientemente la colabo rntioas (?) que resueluan eL ptoblend, NI PERDON.

ración de todos los partidos burguese§ de fondo : eL poder para eL pueblo en


con la Junta Militar. forrna definitíua, La DEiI0CRACIA EN PAZ
(el subrayado es nuestro) eono erp?e-
Pero la clase obrera sí debe la sión del pLeno ejercicio de La sobera- Las citas del Movimiento Peronista Mon

mentar y luchar por reconstruir la§ nía del pueblo sobre La Nación-EneLLo tonero fueron extraídas del artículo J
organizaciones de fábnica, 1os cuerpos "Las expectativas populares" aparecido
en 'la revistd Denuncia, febrero -marzo
contptxometenos, utu¿ Dez más, todas nues
de delegados obreros, que se habían trae fuerzae" y la suerte de1 proleta;
ri ado argent'lno. 1981.
l)L ProleLario na 13 lhrcro-Abril 19 8i'' ls

tad" ; "Se siente, eI puebJ-o es-


tá presente" ; cantaron la ¡.'tar-
cha Peronista, oyeron misa y se
retiraron juiciosamente. ToCa Ia
La CGT arrodillada ante comparsa custodiada por eI Jefe
de 1a Doficfa Federal,y también,

San Cayetano y el Orden


para que todo tuviera un marco
de Iegalidad dentro de Io ilegal,
eI mismísimo Ministro del- lnte-
rior, Horacio Liendo, que Iuego
burgués de echar un vistazo se retiró
comentando a los periodistas que
tan¡bién eI gobierno está muy
Como en todas partes, Ia trabajo, para rogar por mantener preocupado por Ia situación que
desocupación en Argentina, ad- Io aquellos gue lo tiencn y por vive eI país.
quiere una significación que ha- conseguirlo aguellos que no Io
bla a Ias claras de Io agudo de poseen. Todo esto demuestra clara-
1a crisis internacional que hoy mente eI poder de convocatoria
vive eI capitalismo. La cifras ¿Y qué mejor para estos bu- de las fuerzas de la conserva-
de desocupados alcanzan niveles rócratas que aprovechar Ia fecha ción social, y que no se escati
inauditos y Ia "oposición pol! de noviembre para impulsar Ia marán esfuerzós ?ara mantenerl
tica", aprovecha mezquinamente convocatoria mensual ? áQué me- las y consofidarlas.
para reclamar sus desplazados jor que Ia fecha del "Santo Pa-
privilegios. trono del Trabajo", santo tan
popular, tal vez el más popular Por eso,, es fundamental- ale
Hasta resulta ridfcufo que de hoy en dÍa, para encauzar obre jar a los proletarios de Ias dis
fuerzas reconocidamente antiobre ros a l-a resignación cristiana ? tintas variantes que Ia burgue:
ras y burguesas, como el radica- ¿Qué mejor que rezarle a1 santo sía ofrece, para encontrar eI
Iismo, e1 desarrollismo, e1 pero de los poderes sobrenaturafes? camino de la lucha de clase, eI
nismo, Ia Iglesia y eI sindica- ZQué mejor que convertir en fer- único capaz de barrer de 1a tle-
.smo integrado reclamen por Ia vor mfstico aquello endilgable a rra Ia miseria y desocupación.
Situacidn de los obreros sin pan poderes estrictamente terrenales?
y sin trabajo, Y Ia mejor manera La farsa, pomposamente llamad.a La lucha y 1a unidad clel
de hacerlo es impregnar su "opo- Marcha del Trabajo, tuvo su aco- proletariado es fa única fuerza
sición" de un contenido populis- gida. capaz de enfrentar Ia ofensiva
ta y social, increpando a Ia di! burguesa contra eI pan y eI tra-
tadura militar por eI estado de E} 7 de noviembre se enco- bajo, pero eso supone su indepen
cosas, pero dejando siempre la lumnaron en fila de 4, "ce.Iosa dencia respecto a fas actuales
puerta abierta aI diáIogo y Ia mente custodiados" por J-a PoIi estructuras sindicales, Ios
colaboraci6n, arrastrándose a Ia cfa Federal, más dé I0.000 per: partidos burgueses y cualquier
puerta de cuanto ministerio se sonas que entonaron consignas cg variante mfstica o carnavalesca
Les abra, para participar, una rTro : "CGI'-Cgf" ; "Libertad-Liber que le sea ofrecj-da.
vez más, a "ayudar" a cambiar af
go para quc no cambie nada.
mente las condiciones de la publica-
Es en este marco que debe
ser analizada "Ia oposición" del
Correspondencia de ción de un periódico local, de echar
las bases sólidas de una organización
sindicalismo burocratizado que Ia redacción revolucionaria y participar en la medi
una vez más abre sus tenazas pg da de sus fuerzas en las luchas inme:
ra atrapar aI movimiento proleta (oiene clc p.l7) diatas de la clase.
rio, para mantenerlo dentro de tros lectores o simpatizantes estén
la poIÍtica burquesa y canaliza¡ armados de pies a cabeza para zambu-
Io dentro de los límites del Por todas estas razones, 1a pu-
llirse en la lucha de clases. Y aquí bl icación de t'EL FYoletario" no repre-
statu quo. podemos abordar tu última pregunta :
senta un punto de llegada organizativo,
equé debería hacer alguien (o un grupo sino un punto de partida de 1a acción
Desplazado de Ia escena po- de militantes) que adhiere a nuestras
itica por Ia dictadura mili-tar posiciones en un pais como Perú?
del partldo y de las minorías locales
rio mantener a la clase 6[¡s- que se identifican con nuestra lucha
-.:of
ra dentro del- marco de La ,'con- por la revolución comunista (. ..) .
En ese caso, se trataría pues,
cordia burguesa" y por su imposi de permitir que dicho grupo se consoli
bilidad de frenar huelgas aL1á de teórica y políticamente para que
por 1975, hoy renace, viendo su pueda desarrol lar progresivamente las
Acaba de aparecer el Cuaderno ng 1
de EL Prcleta;¡..i, consagrado al
camino allanado por la misma tareas que incumben a1 partido en el miento obrero boli viano.
movi
fuerza que lo desplazó,para cons terreno de la teoría, de la propaganda
tituirse en un elemento más gue y del proselitismo, de1 trabajo organi
permita canalizar el descontento zativo como condición de la continui:
obrero hacia fos ruegos y Ias rC dad de su actividad, y de la participa
Cuedernos de
clamaciones en orden. ción en las luchas obreras. Para lo: EL PROLETARIO
grarlo, podrá contar con la colabora-
La situación es tan grave ción y e1 trabajo internacional del
que 1a clase do¡ninante no desper partido.
dicia ninguna fuerza que ayude a
mantener la "ca1ma y cordura'r,in En la medida en que dicho grupo
cl-uso la de estos servi1es que tiene un contacto directo con la reali LI\ EPOPEYA
más de una vez Ie produjo urtica dad po1ítica y social del país, debe= DEL
ria-entiéndase bien : no porgue rÍa plantearle al parti-
concretamente
PROLETARIADO
su presencia pusiese en peligro do los problemas de la lucha de clases
Ia estabilidad de1 régimen, sino en Perú, individual izar y precisar las BOLI\IIANO
porque, convertidos en una cas- cuestiones teóricas, programáticas, po l. ¡uobr d. olu. .D Bo¡lvl¡ hút t§l
ta poderosa, siempre discutieron I íticas, tácticas y organizativas a las
sus privilegios. Veámoslos en ac que la vanguardia comunista debe res-
ción. porider,y asÍ trabajar, codo a codo con
e1 partido en su conjunto, centraliza-
Mensualmente las cafles los pasos necesarios 1
de damente, para dar
Liniers, barrio porteño, se ven a 1a precisión de la acción revoluc.io- ,..tL.C.r[l.L Lt rx¡{a
llenas cle feligreses catóIicos, naria de Ios comunistas latinoamerica-
proletarios ocupados y desocupa- nos, y peruanos en Particular.
dos, que van al santuario de San
Cayetano, patrono del pan y del Se tratarÍa de crear simultánea
.l1it:
20 l'"L ['roleLario nQ 13 - L'ncru-ltbril

Polon¡ a, un "soc¡alismo
Durante mucitos años, los defenso de países conrr¡ Janón ... o Corea del mente, esto supone condiciones econónri-
res del carácter "socialista" de lo§ Sun. SuDUestanrente, esta economía ha- cas orevias que solo puede brindar el
países de1 Este alabaron los mér.itos de bría superado las crisis de sullerpro- capitalisnp más avanzado (en particular
su economía supuestamente "planificada". ducción "a la occidental". Pero 1a pre- 1a conc:entración) y condiciones po1íti-
Según e1los, ésta habría permitido rea- sión del mercado mundial y e1 atraso cas -la dictadura de.l oroletariado- que
lizar rjtmos de expansión superiores a interno se conjugan Dara provocar la hacen saltar e.l lÍmite de 1as empre
los tiel 0este. Como ya lo hemos demos- bancarrota industrial y agrÍcola, como .las Es la única manera de terminar coñ
sas.
trado, no han tenido suerte : las ta- lo demuestra la econonría polaca (V lo leyes económicas que se imponen a
sas de crecimiento de 1os paÍses del Es demstrará pronto 1a rumana) o incluso la hunlanidad a través del choque de can
te no han dejado de bajar y dcsde hace la bancarrota total de la agricultura tidad de decisiones particulares y lá
muchísino tiempo son inferiores a las rusa. anarquía que resulta de e1lo. Tanrbién
es la úni ca manera de pl ani fi car rea-l-
El socialismo no conoce la tey del valor mente la actividad social ' de hacer' de
e II a una ac bi.tírlad racional .
Cuando se pjensa en las horas do n¡undial sin sooot,Lctt, ::u l.r:tt que es
que los proletarios pierden haciendo co la del capital, li 1ey del piilaje impe En 1os países del Este, efectiva
la tras una larga jornada de trabajo ei rial'ista, de la competencia exacerbada, mente, hay órganos de "p1anificaci6n,,.
Polonia, y también en Rusia, pretender de 1a explotac.ión y eliminación de los Formalmente, su p.lanificación-aún de
que 1a reivindicación comunista de la pequeños por los grandes. Y cuando este biéndose distingui r según 1os paises:
"adecuación de 1a producción a las nece nercado entra en crisis, los oaíses que es más centralizada y burocrátic¿ que
sidades" ha sido realizada en los paf: contaban con sus exportaciones indus- en el Oeste, pero se olvida que si bien
ses del Este constituye una muestra de triales para conqujstar un lugar en é1 esta planificación entorpece la vjda de
'las empresas,
humor negro. son los primeros afectados. no la suprime, comr) tampo
co suprime su autonomía. En efecto, lá
Los apologistas del "socialismo En rea I i dad, I as empresas "planificación" en vigor en 1os países
real" responden diciendo que "el culpa polacas y las de todos los países del del Este no impide que 1as empresas ci
ble de ello es e'l inperialismo" que Este razonan con las mismas categorías pren en el mercado la fuerza de trabajo;
'impulsa los rrobres países de "economÍa económicas que el Oeste : costo, precio, I as materi as pri mas y I as máqui nas , y
planificada" a una carrera armamentista ganancia, salarios, etc. Y no-como di- que vendan allÍ las mercancÍas produci-
conti nua. Pero produci r cañones en I u cen los apologistas del "socialismo das. En lugar de impedirlo, esta "p)ani
gar de manteca es una ]ey capitalista, real" - solamente por conodidad intelec ficación" exige que tengan un capitaT
y esto significa que, a pesar de las tua'1, por convención, sino porque esas inicial y que al culminar el ciclo ob-
proclarnaciones, e.l "socialismo real" categorías son e1 reflejo de nel.aaí.ones tengan un capital sur¡erior.
aOn no ha logrado eliminar los efectos sor:'iolt ¡: da La ni,smu nal ural.e;,,tr. En
de esta ley sobre la sociedad. AsÍ, efecto, en el ortl.,tr tle canl)t'.. que ad-
pues, e1 argumento se vue.lve contra sus quieren todos los productos en los paÍ- Como en todas partes,
propios autores. ses del Este no hay una pizca de socia- un cap¡tal sedaento de plusvalia
1ismo. Según'la buena teoría marxista,
Di cho eso, el mi nero pol aco, 1o que distingue el socialismo es que En gconomía, se denomina plusta-
quien ve prolongar su jornada de traba- en él los productos del trabajo humano Lía a'l capi ta1 suplementario obtenido
jo para producir n¡ás canl¡ón mientras han perdido su carácter de valor de cam a.l fin de un ciclo económico. Hoy, es
que él dispondrá de menos cantidad para bio o de mercancÍa : el socialismo no difícil encontrar alguien en los paÍses
calentarse, no necesita muchas explica- produce para e1 mercado, nara conseguir del Este que no hable de plusvalía y ex
ciones para comprender que é1 produce divisas o moneda nacional ; sólo le in-
p)otación, exeptuando 1os trotskystas !
carión no para su uso social, por su teresa el üal-or dt: u.sr, es decir, la stalinistas.
ualor d¿: LSo,sino porque se vende bien utilídatl :;ocial. Su contabilidad no tie
en e1 mercado mundial, es decir, por su ne nada que ver con la contabilidad hoy Para que haya plusvalía, basta
ualor cle canbio. El sabe muy bien que vigente, es decir, una contabilidad en que el trabajo social no directarnente
las empresas nacionales necesitan las partida dob.le que apunta a demostrar si consumido por 1os productores, adquiera
divisas que procuran estas ventas Dara se ha realizado ganancia o no. La conta una forma monetaria. Tanto en los paÍ-
poder a su vez procurarse sobre ese mis bilidad socialista tiene otra finalidad: ses del Este como en los del 0este, una
mo mercado mundial máquinas y materia§ registrar las cantidades de los produc- parte de esta plusvalía extrafrr
primas, y, sobre todo, para poder reem- tos que entran y salen de los almacenes por las empresas, a1 personal jerárqur _
bolsar los préstamos usureros de la fi- sociales y medir el esfuerzo sociai que co y a toda la policía de servicio. A
nanza internacional que se enriquece ha exigido su producción, no desde el través del doble canal de1 "pago de 1as
con su trabajo que, al mismo tiempo en- punto de vista del costo monetar.io, si- ganancias de las empresas socialistas I'
riquece a 1a burguesÍa po.laca. En efec- no en tiempo de trabajo de la especie (que coindide con el impuesto sobre los
to, es imposible participar en el merca humana y de sus mienbros (1). beneficios y los dividendos existentes
en e) 0este) y del impuesto sobre el vo
lumen de ventas (que equivale a1 impues
** * to sobre las ventas), tanbién financia
'los gastos de Estado, es decir,
todos
En los paÍses del Este no se que da e.l marxismo. La olanificación so los "gastos secundarios" de la produc
contabi Iiza en tiemoo de trabajo, sino cial'ista Eupone que se haya terminadd ción capitalista: los diferentes pres[
en valor, y nara e1 marxismo esto es con la econonÍa de empresa, con el famo pues tos de I os s teri os , entre I oE
mi ni
una característica de La econo¡ría de so balance de empresa (activo-pasivo ; que se encuentran los salarios de los
nercatLt cuya forma más evolucionada es debe-haber) que incluso en el caso de burócratas, ministros, militares, poli-
el capitalismo. Una tenaz Ieyenda expan Ias nacionalizaciones demuestra la exis clas, y profesores de ... "ma rxi smo-
d'ida tanto por 1os apologistas amantel tencia de una propriedad contra la so- 'lenini
smo" I
des "socialismo real" de los países del ciedad, es decir, el derecho de grupos
Este como por los liberales occidenta-
'les, tiende a hacer pasar sociales particulares sobre la riqueza Todo esto no tiene nada de origi
la "planifica soci al. na1, se encuentra en toda sociedad dE
ción" y e.l control estatal - que están clase. La mayor parte de la plusvalÍa
más o menos en vigor allÍ, es decir¡ 1a El socialismo supone no solo que sirve a iwersión, es decir, a su
La
fijación de los precios y salarios por e.l Estado se haya vuelto el único pno- transformación en cap'ital para dar una
la administración, la imposición de 1as pietario de capital , cono meditla transi nueva plusvalÍa, Si esta autofinancia-
cantidades a ser producidas y la desig- toria, sino que haya sido destruido el aíón no satisface las necesidades de
nación de 1os proveedores _v de los límite de las empresas, el interca¡üio una empresa, ésta puede oedir al Estado
clientes - por una planificación socia- entre el1as, y que la sociedad pueda que aunente su capital bajo la forma
lista. contro.lar directamente todos los produc de sub»enciones y recurrir sobre todo a
tos del trabajo humano, todas 'las operá los pr,ástamos borcarios.
Un econom'ista burgués de nnda ciones de producción y distribución dE
definió el caoitalismo como una "econo- sin que ninguna unidad
1as riquezas, .la Sólo que los bancos, incluso los
mía de empresa". Tiene razón, pues con productiva - emDresa - pueda levan de Estado y los Ilamados "socialistas",
e'llo no hace sino retomar la definición tar una cortina a su alrededor, NaturaT no nrestan a cualquiera y en cualquier
EL ProLetario nP 13 Enero-Abt4l 1982 2t

real" I OOVo cap¡talista


condic'ión. Solamente prestan a aquellas presas , al handi cao qun 1es
para superar mez,cado negro afectaiel 252 de los in-
empresas que tienen una relación gdnan- produceel rígido mecanismo del dirigis tercambios internos I
cia-capital conswnido (que en e1 Oeste mo estatal, es el de tomar el plan ..1 Todo esto es tan evidente que e1
se denomina,estúpidamente, rendimiento con desprecio. mercado negro es considerado como el
de1 capital o tasa de ganancia) sufi- correctivo necesario de1 dirigismo buro
ciente que 1es permita reembolsar caoi- Ante todo, 1a experiencia de- 'crático, así como la famosa "ólanifica:
tal ¿ intereses. Realmente, la diferen- muestra que la adulteración de las mer- ción indicativa. a Ia francesa es consi
cia existente entre "socialismo rea1" y cancías es mone'da corriente, y junto a derada en el oeste como el correctiv6
capitalismo es espeluznante... ésta,1a de 1os precios : basta mantener necesario del liberal ismo.
la etiqueta disminuyendo la cantidad o
Pero esto no es todo. EI mismo
La cuestión es c6mo arreqlárse- 1a calidad, o cambiar un viejo producto
1as para estar seguro de tener suficien por uno "nuevo", procedimientos amplia- Estado está obligado a pisotear regular
te "margen financiero" que permita obte mente conocidos en los países de capita mente sus propios objetivos, Así, aT
ner créditos de Ios bancos e invertir,T lismo "l iberal", pero generalizados en no permitir que 1as empresas aumenten
bien, producir productos que se vendan 1os de capitalismo estatal, donde todo regularmente sus precios corTto en 0cci-
mejor en detrimento de los de las otras esto se lleva a cabo sin obstáculos ora dente, procede a alzas brutales de pre-
empresas y reducir los costos de produc cias a ia práctica ultrageneraiizada-dE cios, de1 orden del 50, 100% e incluso
ción; lirnitar los salarios u obtener 1a gratificación que los más, conn lo demuestra Polonia. Por
famosos inspec
más de los trabajadores por el mismo sa tores son los últimos en despreciar...- otra
'las
parte, todos I os años . . . se baj an
1ario, en suma, ser nás eompetiti»o en cantidades,previstas.En suma, eL
el mercado erpLotando mejor a 1a clase Pero todo esto no es más que un plot se adqta aL nercado y a Las enpxe
obrera. Cualquier proletario occ.idental
juego de niños comparado con el fenóme- s6, ! no 1o contrario.
puede ver que a su hermano de clase ru- no ilamado de "la economÍa paralela,' en
Como dice Le Monde del 79/12/81,
so o polaco 1o explotan como a é1, y la URSS y Polonia, o 1a "segunda econo- tlse irrpone una eonclusión : no eriste
que sufre cotidianamente las consecuen- mÍa" en Hungría, y que en realidad es planificaeión de La econo¡nla souiétiea
cias de la acumulación de capital, de e1 mereado negro, (...) 'eL plan es La Legt repiten Los
1a sed de plusualla de1 capital. Las empresas recurren habitual- ür.igentes sooiéticos. Sin duda, es La
mente a é1 para procurarse las materias L_ey de La jungla La que todos Los ne
primas, 1os productos semielaborados, üos son buenos paz,a triwtfantt, No podE
*rt* 1as máquinas, etc., cuyo envío es exce- mos dejar de regocijarnos ante el hecho
Sin embargo, existe una contra- sivamente lento debido a los circuitos de que los burgueses se vean obligados
dicción aguda entre 1as exigencias de administrativos extremadamente pesados, a renunciar a sus mentiras y a reóono-
la acumulación de capital por 1as empre o bien porque los proveedores habitua- cer una verdad que hemos demostrado des
sas y e1 sistema burocrático-social in§ les son i ncapaces de remi ti r en I os de hace mucho tiempo (2).
tituido al principio por el stalinismo plazos requeridos, seg0n las cantidades Por tanto, el proletariado mun-
(y, desde entonces, desmantelado en gra deseadas o según el modelo y calidad so dial no tiene nada que defender ni en
dos diversos según los países), Si laE licitados. En contrapartida, este sistE el dirigismo stalinista ni en el seudo-
fijar ma permite a las empresas vender sus liberalismo occidental, Su revolución
empresas no pueden por sí mismas productos a preci os más i nteresantes ,
los salarios y orecios, ni elegir clien trastocará de pies a cabeza las rela-
tes y proveedores, carecen de la flexi: Ios que alcanzan en el mercado de bie- ciones de producción en el Este como en
bilidad necesaria que 1es permita reac- nes de consumo niveles muchas veces su- el Oeste, ambas igualmente capitalistas.
cionar a las incertidumbres del mercado. periores a los precios oficiales lo Su tarea será poner bajo el contro1
que reduce otro tanto el salario real efectivo de la sociedad todas 1as rique
Además, esta "rigidez" es acen-
de los trabajadores. zas sociales destruyendo 1a propiedai
tuada por 1a prohibición del despido capitalista (privada, anónima o esta-
sin reconversión previa,'l pues aumenta lo tanto, no se trata sola-
Por ta1) ; en suma, llevar a cabo la trans
I as cargas soci al es de as emoresas ,
mente de realizar a través de este me- formación comunista de la sociedad.
que se quejan de tener que mantener tra dio los objetivos de1 p1an, sino lisa y
bajos secundarios de los trabajaciorei llamamente de falíeitar La oaLorizaeíín Pero para poder comprender por
del cqi.tal y acortar al máfimo su ci- qué las exigencias de 1a acumulación
no directamente útiles a la producción, de1 capital se chocan en 1os paÍses de1
1o que pesa en el rendimiento al dismi- clo de rotación, en suma, obtener 1a ta
nuir en los trabajadores el miedo a en- sa de gonoteia márína. Este con un sistema de inten:encionis¡ra
contrarse en la calle. y ürigismo estatales que entorpece el
Este fenómeno alcanza proporcio- funcionamiento de las empresas,es pre-
Z han superado 1as empresas
Cómo nes considerables tanto en Rusia como ciso ante todo ver cómo surge el siste
este handicap ? Combatiendo y obtenien en los otros paÍses : se estima que el ma burocrático en vigor.
do proqresivamente la abrooaci6n de las
reglas más apremiantes y,donde no po- Lo que hizo la Revolución de Octubre en el modo de producción
dÍan combatir estas reglas de frente,
eludiéndolas. Por ejemplo, combatiendo El Estado nacido en Rusia en A 1a espera de e11o, los bolche-
la dificultad de despedir los trabajado 1917 de una revolución auténticamente viques só10 podÍan dar un paso adelan-
res a través de Ia introducción de l; proletaria y comunista habÍa nacionali- te,en e1 plano económico,hacia el capi-
competencia bajo otras formas. Asf, el zado la industria,incluso antes de lo talismo desarrollado,a través de la coo
salaz"io a destajo,generalizado en los deseado,porque durante la guerra civil peración en 1a agricultura y del desa:
años treinta en la Rusia de Stalin,per 1a gran mayoría de los capitalistas ha- rro'l lo de un eqitalisno de Estado en
siste aún en gran medida (para la mitaE bían emigrado.También se habfa dado,gra (sigue en P.22)
de los asalariados) y e1 n.ivel de vida cias a la centralización de los bancos
es extremadamente bajo si se compara 1a y a la nacionalización del comercio ex-
situación de Rusia o Polonia con la de terior,las formas de intervención esta-
países de desarrollo industrial compara tal evolucionadas.Pero esto no impe
más
ble, com España,ique no es ningún ejem: dfa que la economía rusa siguiera sienl (1) Remitimos al lector a nues-
plo de filantropía capitalista ! Pero do e1 capitalismo más atrasado de Euro-
pa,incluso después de Ia el iminación de tro artÍculo "Propiedad y Capita1" en
es te "agui jón de l a competenci a,' , co[p EL Progz,ona Co¡nmista n9 22 y al opúscu
se lo llama tan elegantemente en el Oes todos los restos de feudalismo. lo " Los fundamentos de comunismo revo
te, es en general, menos eficaz en eT lucionario" que retoman las posiciones
Este, lo que obliga a 1as empresas a En la perspectiva de Lenin, la clásicas del marxismo para extraer las
ejercer una presión administrativa y po suerte de la revolución en Rusia depen- caracterÍsticas esenciales del capita
1icia1 mayor sobre Ia clase obrera,'prE dfa de la revolución en Europa occiden- lismo y del socialismo.
sión que se acompaña de constantes llal tal.Sólo e11a podÍa brindar a la Rusia
mamientos a 1a disciplina del trabajo aún campesina (80% de la población) 1os (2) Ver, entre tantos otros, €l
(campañas de "lucha contra el absentis medios técnicos para pasar en gran es- artículo intitulado "Ai margen del pri-
mo" y otras golosinas) cala al trabajo asociado y asegurar así mer plan quinquenal : el mito de Ia
las condiciones de la transformación so 'planificación socialista I en Rusia" en
0tro método adoptado por 1as em- cialista. EL Progrqna Co¡mmista nQ 2L,
22 EL PtoLetat+o na 13 - Enero-Abril 1982

Poloni a, un "social ismo


(uiene de p.21) Al desnaturalizar la dirección las de un mal funcionamiento de la má-
el sectolindustrial más moderno(3). de1 partido comunista a Ia caL¡eza del qui na económi ca.
Estado soviético.la contrarrevolución
El control del Estado proletario
stalinista destruyó 1a perspectiva dE otro problerna que se presenta a
podía hacer pensar que se lograrian do-
la revolución internacional en e1 plano 1os capitalis¡ros del Este es gue 1os
minar las consecuencias sociales del de rétodos de trabajo y de control de la
polÍtico y en e1 económico,dejó 1a vía
sarrollo del capital ismo en Rusia,al me libre a las fuerzas de1 capitalismo na- clase cbrera adaptados a un período de
nos durante un cierto perÍodo. Durante cional así corno a las presiones del acr¡rn:l-ación primitiva y exLensiva se re
mer
este tiempo,el Estado proletario contri cado mundial,tanto en la industr'ia de velan terri-bfe¡re¡te arcaicos cuando la
buía con todas sus fuerzas al desarro Estado como en la pequeña producción in economÍa debe darse fornas nás "corpeti
11o y a la victoria de la revolución dustrial o agríco1a. tivas".Los jefes de enpresa se quejan
mundi al . del excesivo "turi o\Er" de los trabaja
dores (un tercio del personal de las em
La función histórica del dirigismo stal¡n¡sta presas ca¡rbia de enpleo cada año Io qr=
El triunfo del stalinismo bajo demagogi a sobre el "soci al i smo real ". no favorece la productividad.Tanbién se
la bandera del "socialismo en un solo quejan deI subenpleo que traen apareja-
país " ,en 1926,marca el i ni ci o de I a con En realidad,el sistema stalinis- do 1os trabajadores cantrat¿dos.
trarrevolución que barrió todas las con ta de ürígisno estatal presenta pocos
quistas proletarias de 0ctubre. i ngredi entes que no hayan si do uti I i za- Esos fe¡¡ó¡re¡ros producen r:na fa1-
dos por Estados que jamás pretendieron ta qlobaI de rnano de cbra que a su \rez
Pero,naturalmente,no ponía en te ser socialistas;se trate de la Alemania es poco farrcrable al desarrol-l-o de la
la de juicio la transformación capita- nazi,de la Italia fascista,de Japón de productividad por nedio de 1a canpeten-
l ista de la economía que era histór'ica- 'inicios de siglo.Y 1a experiencia de es cia entre l-os obreros.
mente progresista y,si se quiere,en Ru- tos últimos treinta años en los países
si a,socialmente "revolucionaria".A par- del Tercer Mundo demostró hasta qué pun Por e1Io,1os paÍses def Este se
tir de entonces siguió adelante su mar- to el Estado jugaba un papel importantE Lnn conprcnetido e¡ la vía del des¡nante
cha sin trabas y a un ritmo saloaje con para lanzar la industnia, Iamiento del sistqna puesto ell pie por
el indt a trLalisno s talinis ta, el stalinisno.
La contrarrevolución stalinista La intervención del Estado no so Se ha asistido a refor¡nas de in-
tampoco ponÍa en tela de juicio la pro- 1o era indispensable para proteger 1á corporación de personalrde salario (ins_
piedad de Estado y las formas de inter- industria naciente de los intentos de tar:ración de 1as prirras de productivi-
vencionismo estatal que se habían esta- asfixia del mercado mundial.El aguijón dad) (4).Atrora se e¡tra en 1a fase en
blecido. del Estado también era necesario para que los "rnanagers"exiqen cfue se 1es o-
impulsar al máximo una máquina producti torgue @er pa.ra despedir l-i-brene¡te. ..
La situación económica heredada va más capaz de proporcionar cantidaZ I-as e¡rpresas han obtenido nÉs autorrcmía,
era extremadamente precaria: tras las que calidad,pues e1 aguijón de 1a compe han conquistado cierta facj-Iidad para
destrucciones de los años 1914-1920, la tencia entre 1as empresas aún no contrT fijar 1os sal-arios y 1os precios.
NEP, prácticamente,debió volver a poner buía suficientemente a este resultado.-
la economía en pie partiendo de cero, y Br adelanterlas e-npresas pueden
el Índice de Ia producción recién en La forma extrema que tomó e1 di hacer ontratos e¡tre clientes y provee
L927 alcanzó el de 1913. rigismo estatal stalinista puede expli: dores on nás facilidad.
carse perfectamente por las necesidades
El industrial ismo stalinista con de una acwruLación prinntiua de ccpi-
sistía en poner a trabajar masas enor- tal,duplicadas por las de una economía ¿Por qué hay res¡stenc¡a a
mes de campesinos transformados en obre de guerta.l{ás tarde,tras 1a II Guerra las relormas ?
ros con un aparato que no permitÍa una Mundial,este sistema se reveló muy tttil
productividad alta,pero que exigÍa una en 1os países del Este que cayeron bajo Está c1a¡o que eI grado de des-
explotación eaterniua de la fuerza de la dominación del imperialismo ruso. En ¡¡antelamiento de1 siste¡na stali¡rista va
trabajo.Y una industrial ización rápida 1945 tal cual,porque ser-
fue aplicado ría segúr los pafses y segtrr 1as ra¡nas.
se volvla más urgente al acercarse la vía al pillaje de1 imperialismo ruso Hay pocas diferencj.as entre e1 ft:¡rciona
perspectiva de un nuevo conflicto impe- y permitÍa contrarrestar las tendencias miento del sector lla¡rado "socialista "
rialista. espontáneas de 1as empresas a trabajar en Hungría y e1 púb1io en Inglaterra o
con los países occidentales.Y su refor- Francj-a,B¡ ca.rbÍorRr.:sia es conocj-da por
Es preciso agregar aún una carac mismo social no era nada despreciable s\rs intentos infructuosos por llevar a
terÍstica social al sistema ruso.En e: para poder engañar a una clase obrera cabo reforrnas, an:n cuando una cierta 1i
fecto,la explotación desenfrenada de la extremadamente inquieta,con grandes tra beración del ontrol ce¡rtral sobre ta;
fuerza de trabajo con la prolongación diciones revolucionarias,como en HunI ernpresas ya ha sido alcanzada.Fh los
de 1a jornada de trabajo efectuada por gría,Polonia o Alemania. pafses vasallos de Ftusia es posi-ble per
el stalinismo,la exigencia de ritmos a- sar que una ljberalizaci6n dqnasiado rá
celerados,el stajanovismo y 1os bajos Sin embargo,al terminar la re- pida traiga aparejadas tender¡cias cen -
salarios,no aniqui laron completamente construcción de la pos guerra,este sis- trífugas prooccidentales.
la "cobertura social" dada a 1os prole- tema de dirigismo extremo se volvió una
tarios por una revolución auténticamen- traba terrible para 1as empresas,máxime Pero l-as eÍtpresas tarbién encuen
te proletaria.El stalinismo dejó subsis que Rusia ya era una potencia que termi tran ve¡tajas en eI wiejo sisterrnra pe-
tir 1a prohibición del despido,que le naba su fase de industrialización pará sar de todos los inonvenientes.Br efec
enorme necesidad de mano de obra volvÍa convertirse en un capitalismo adulto, to,ono ontrapartida a todos l-os obs-
fáci1 y que daba la ilusión de una ad- que,a grandes rasgos,coincide con la táculos estatalesrencuentran r:rla venta-
quisición intangible,clave de toda una muerte de Stalin. ja inestfuable e¡ e1 hecho de que sus
pérdidas son autonática[E¡te absortidas
por eI Estadorfo cfue en el Oeste existe
E! sentido de Ias famosas reformas económ¡cas ¡:ara 1os grrandes trusts que ejercen una
j¡flue¡cia en la cirm de1 Estado (por e
que Rusia y todos cio de una enorme burocracia y,en ese
'los paísesinnegable
Es jerrploren 1a siderurgia o e¡r 1a indus-
de1 Este,en 1os que el "mode caso,el control mismo se vuelve un obs- tria autonotriz)pero que es rrer¡cs fre-
lo ruso" ha sido aplicado por razones táculo al juego molecular de esas , uni- cuente para las pegueñas errpresas. Y si
históricas que ya hemos recordado, su- dades productivas que trabajan para el bien e1 Estado ha puesto a punto r:n có-
fren un control central excesivo en re- mercado y que,por ello,se encuentran pa digo de quiebras (¡1o que evidentqrente
I aci ón con I a débi I concentraci ón téc- ralizadas.En otra época,e/ capitalismo constituye rn "progreson!) rro debe¡ fa1
nico-económica de la industria. tenla necesidad de ser saluaje. Preten- tar taryoco las gratificaciones de pa:-
der domesticar Ia "economfa nacional"e- te de los "nanagers" y de todos 1os pa-
Intentad controlar centenas de quivale
'leyes a trabar 1a competencia
y las rásitos a¡renazados con l-a pérdida de su
miles de unidades productivas con inte- de1 capitalismo sin suprimirlas y, queso.
reses necesariamente divergentes y con- de ese modo, a Ias consecuencias de la
tradictorios.Sólo lo Iograréis a1 pre- explotación capitalista se han agregado Ur¡a @nsecuencia de este fer6ne-
\
El Proletav'io na 13 - Eneto-AbriL 1982 23

real" I OOVo cap¡talista


no es que en eI Este las dificultades que si se hicieran todas estas refornas srts fuerzasrpara organizarse y recons-
financieras de 1as enpresas no son rrD- a fondorlas "ecoromfas nacionales" del truir su partido internacional.Su tarea
tirrc de oncentraciones,lz si bien eI Es Este fr¡nclonarfan rejor y de ello resul es abrir por este nedio r:rn salida rer¡o
tado detenta 1a propiedad del capitaT tarÍa r:n bienestar rnayor para 1a clase Iucionaria a l-a crisis capitalista y pa.
de 1as erq>resas y dispone de un sj-stena obrera.Pero hoy que el capitalisrrD rrrun- sar a la transfornaci6n @mrrústa del
financiero unificadorla tal1a de las em dial está en crisisrésta golpea necesa- planeta.
presas sigr:e siendo sin erbargo mry dé- riarente 1os pafses más débiles (entre
bil- en relaci6n a Ios países de1 capita ellos,Polonia) y IN d.esastrosas crlrtse--
lisno sr4>rrestanente "Iüeral" /5) . ct¡encias de serejante perspectiva @a-
rece¡r crudanente.A Polonia Ie segrrrirán
otros pa.íses ¿lel Este y 1os pafses de1 (3) Ver particularmente Lenin
ür todo caso,del misno nodo que Occidente j:rperialista.Está claro gue "El Impuesto en especierr,l92L,obz.as 32,
heros puesto de ¡elier¡e a1 principio eI en estas condiciones todos los sacrifi- Struttura economiea e soaiale della Ru-
ca¡ácter tragioómio de 1a planifica cios exigidos en nonbre cle Ia conpetiti ssia d'oggi,Ed, I1 Programma Communista,
ciónrtodo esto confirna la siguiente te vidad de la eorpmfa naclonal s61o pue Mi I án.
sis marxista: e1 capitalisro de Estádo- den seruir para aplastar aúr¡ nrás l-a cla
se obrera y para acelerar r¡:a salidá (4) Ver eI artfcul-o AL Este eomo
rn significa poner Ias enpresas al ser aL Oeste La can:rera por La producti»i -
vicio de1 Estado. A pesar deI ontroT glrcrrera a la crisis capitalista. fstá
de 1as enpresas consideradas individr¡al claro que los sacrifi-cios exigidos en dad acrecienta La erpLotaaión, ccrtsqra
Polonia por Jaruzelski ta¡rbi6¡r 1o se- do a Ia elperipncia realizada en la fá-
fienterrepresenta un pa.so adelante del brica Ctrtchekiro rpr:blicado qr Prografine
sonetimiento del Estado a Los íntereses rían por r:n góierno burqués qr:e tuvie
ra Ia sirpatfa de 1os cbreros. Conwuniste nq 69-70 (Iaayo 1976) .
de Las etpresas onsideradas colectiva-
merteren sura, deI soretimie¡to aI cap! (5) Ver, entre tantos otros, e1
tal. al Oeste,Ia tarea
A1 Este cono artículo intitulado "Ai margen del pri-
de l-a clase obr=ra es alqlarse en 1a l.u mer plan quincuenal : el mito de la'pla
Ios der6cratas reformistas siern- cha de resistencia a Ia ofensiva capile nificación socialista' en Rusia" en
bran en Ia clase &rera la ih¡sión de lista para r¡olver a torar onfianza en EL Programa Cornmista n9 21.

BRASIL quid de1 problema está en cómo luchar


por ellas),se fija un calendario en el

La CONCLAT, rumbo al que se prevé 1a entrega de las reivindi


caciones
el
al Presidente de la Républica
19 de Octubre,dando a su Excelencia

sindicalismo democrático 'los sindicalistas (a 1a Lula y consortes)


un plazo de 45 días de meditación,al ca
bo de los cuales el gobierno deberíá
dar una respues ta. . . Hay más : el día de
la entrega de la petición es bautizado
Para los izquierdosos, e1 número "dÍa nacional de lucha",día éste que,a1
de participantes obreros y campesinos que se hacen pasar por "auténticos"y has fin y al cabo,ha sido reducido a dos ho
presentes a la I Conferencia Nacional ta clasrstas.Sin embargo,es preciso te- ritas bien al final del horario de tral
de las Clases Trabajadoras (C0NCLAT) , ner claro que aquel potencial clasista, bajo(de las 17h a 1as 19h),y lucha ésta
realizada en Praia Grande, entre el ?t revelado por esta presencia en el inte- que se limitó a escuchar los demagóqi-
y el 23 de agosto de 1981,bastaría para rior y a 1a puerta de la CONCLAT (más cos discursos de1 pelego o diputadi-
defini ria como Ia expresión de un movi de 5.000 delegados en la sala de reunio to "de oposición" y,después cada uno a
miento clasista, nes;otros tantos a 1a puerta,práctica : su casa a escuchar la novela de las 8.
mente todos militantes obreros y campe- En suma,un "día de lucha" de aquellos
En cuanto a los más ingenuos, sinos de base,venidos de todo e1 país), que el sindicalismo democrático europeo
este punto de vista puede ser considera sólo podrá transformarse en fuerza y mo- (que es el-maestro y formador de los sin
do como el fruto de una ilusión ópticá vimiento reaimente clasista si se Libexa dicalistas democráticos brasileños) coñ
que los hace confundir las potencialida de Las direcciones pelegas,democt áticas voca cuando hay que engrupir a los obr6
des de un movimiento con lo que éste e§ que neutralizan este potencial encauzán ros y vaciar la tensión social...
de hecho. Lo que caracteriza un movi- dolo hacia el pantano del "negocior
miento social y polftico no es solamen- nismo",de 1a protesta estéril,del lega-
te su composición,sino sobre todo su di lismo - en suma,de la colaboración de
rección, e1 rumbo hacia el que lo enca: cl ases . No es preciso añadir que durante
minan sus direcciones.Con respecto a dicho plazo de 45 días no está previsto
la totalidad de 1os grupos "de izquier- Por su orientación qeneral,su or real izar ninguna noviI ización, ninguna
da" la exhaltación de la C0NCLAT forfor ganización y su dirección, la C0NCLAT no presión clasista; ¡ nada!.Finalmente,pa-
ma parte de su habitual política de po: fue 1a expresión de 1as potencial idades ra meditar sobre tan profundas solicitu
ner el rrxcvimiento bobrero a remolque clasistas de aquellos militantes obre- des y decidir imparcialnente,su excelel
ner el movimiento obrero a remolque del ros y campesinos que se ilusionaban(más cia necesita tranquilidad social y plz
peleguisno democrático (cuando no es li bien:han sido iLusionadós por curas e de espír'i tu. ..
sa y llanamente del viejo peleguismo o- izquierdistas) creyendo encontrar en
ficial de los Joaquinzáo y congéneres ) ella un polo de organización clasista Pretender que el Estado pueda so
y de presentar 1os tejemanejes entre Por el contrario,esencialmente,fue un Iucionar el conflicto de clases en forl
cumbres del sindicalismo deodemocrático movimiento de pelegos. ma favorable a 1os trabajadores,lleva a
(=de cicolaboración de clases) corp ex- fortalecer 1a concepción burguesa según
presión del movimiento de clase, En nuestro número 12 aDreciamos la cual el Estado está por encima de
la preparación de la COllCLAT,que ya de- las clases y es capaz de actuar con jus
Indudablemente,la presencia de mostraba su carácter pelego.Sus resolu- ticia,beneficiando a las clases explota
aquellos obreros y campesinos, verdade- ciones han confirmado plenamente que,1e das;mientras que,en realidad,el Estado
ros militantes de c1ase, podría ser el jos de avanzar hacia un movimiento cla- es la instancia organizada de1 poder de
indicio de la existencia de una tenden- sista,la CONCLAT constituye un paso más la clase dominante.Cualquier concesión
cia profunda a dotarse de un centro or- haci a el s'infu)calisno denoey,ático, al proletariado será el fruto de una lu
ganizativo,una orientación unitaria de cha de clase encarnizada,en 1a que lá
lucha a escala nacional.Pero aún es una vanguardia de clase debe tener siempre
tendencia embrionaria,al punto que no Et "Dío de lucho" presente(y no callarlo jamás) que algu-
está cristalizado en organizac.iones c1a nas reformas y concesiones no cambiarán
sistas de base,y todavía es bastante iñ Tras haber ennumerado una serie el sistema capitalista.Estas luchas de-
madura, tanto es asf que se deja manio- de reivindicaciones "económicas" genera ben ser conducidas como parte de una lu
brar por estos agentes de la burguesía, les,la mayor parte de las cuales es co- cha a más largo plazo por 1a destruc -
que son las fuerzas de la Iglesia, del rrecta (hasta el peor pelego es capaz (sigue en p.24)
peleguismo clásico.del neopelequismo de de aqitar reivindicaciones clasistas;el
24 EL Proletario no 13 - Enexo-Abril 1982

BRASI L una traición,calificativo perfectamente


aplicable a los "articuladores" de la
CUT) inmaginar que una central de clase
pueda surgir como früto de acuerdos en-
La CONCLAT, tre las cumbres de las actuales cornien
tes sindicales. Una vez más,en ausenciá
rumbo alsindicalismo "huelga general" de un día,sino de a)gu- de organizaciones obreras que se ubi-
nas horitas, con fecha marcada con gran quen en un terreno de clase,Organizacio
democrático antelación y finai prefijado .0 sea, es nes que hoy no existen y que serían lá
un medio para desmovilizar y desmoralj única fuerza capaz de crear una Central
(uiene de p.23) zar a Ia clase obrera y llevarla a renuñ que representara efectivamente Ia clase
ción final de1 capitalismo.Con peticio- c iar a s us arrllas de cláse. En s uma,es u: obrera,la CUT no podrla ser más que una
nes y con semejantes prácticas,que le na hueLga pelega.fanto es asf,que los di organización de pelegos o neopelegos,es
hacen creer a la clase obrera que puede rigentes de la CONCLAT impidieron el .in: decir,un instrumento del sindicalisno
esperar obtener alguna "gracia" del Es- greso en la sala de reuniones de los lí democrático,que es 1o opuesto de1 sindl
tado burgués,só10 se confunde a los o- deres de la huelga de Fiat(de 1a que calismo de clase por e1 que deben lu:
breros,se los mantiene bajo 1a dependen también hemos hablado en el n9 12),por- char los militantes sinceros.
cia ideoló9ica de la burguesÍa. que éstos han sido expulsados del Sin-
ZSe trata pues de Ia "CUT a par-
dicato de Metaliirgicos de Río por e1 pe tir de las bases" como proclaman los
legón Pimentel.Los compañeros de FiaT
Lo huetgo generot estuvieron al1Í,a 1a puerta de la CON -
que pretenden escapar a 1os tejemanejes
de las cumbres imperante en 1a pro-
Sin embargo,para darse un aire CLAT,para protestar contra esto; pero CUT?.Admitamos.Pero éstas no son más
belicoso,los pelegos de la C0NCLAT ame- la CONCLAT - que,según se pretende, es que palabras huecas,si no se muestra
nazan con 1a consigna de la huelga gene clasista - ni siquiera aprobó una mo- que tales bases deben estar consti-
ral si el Estado no contesta favorablel ci6n de solidaridad con estos compañe- tuidas por orgarlismos obreros indepen-
mente a 1a petición.En el número ante- ros,que fueron despedidos de la fábrica il:tentes no solo jurídicamente del Esta-
rior,hemos explicado que esta huelga ge tras 42 días de lucha.Lindo método de do burgués,sino también polltiea A orgq
neral de 1a que hablan es pura demago: preparar una huel ga general . . . nizatioament¿ de estos agentes de la
gia,que sirve tan solo para aplacar con burguesía,que son los dirigentes concla
un espejismo la voluntad de lucha de mu Lo CUT tistas,los que de hecho se proponen ama
chos obreros.No obstante,es útil volveT rrar el movimiento obrero a la burgue-
sobre este tema,que adquirió gran relie Otra resolución de la C0NCLAT
sía al someterlo a la democracia, darle
ve.Se ha desarrollado alrededor de lá concierne la CUT. Tras una larguÍsima un programa de salvación de la economía
C0NCLAT una mentalidad que tiende a ne- discusión,se acepta la constitución de nacional,aunque preconicen el fin de Ia
gar 1a validez de las huelgas aisladas, una "comisión pro CUT",1a que deberá en
caminar las resoluciones y preparar el tutela jurídica del Estado.
a tÍtulo de pasar directamente a la
huelga general.No hay duda de que una Congreso de los Trabajadores,en el 82. La CONCLAT y sus desdoblamientos
huelga general es más potente y capaz Pero Zqué otra cosa podrá ser esta Cen- son una enésima prueba de 1a urgencia
de presionar más a las clases dominan- tral Unica sino una estructura sindical de trabajar sin concesiones para de-
tes,a 1a patronal;que ésta es una forma basada en la estructura sindical actual jer,en 1as iuchas cotidianas,la organi-
de lucha superior a Ia huelga en apenas modificada,y con los mismos diri
una
gentes sindicales (pelegos) que existen zación verdaderamente clasista que nece
empresa,en una categoría.Pero no se com
hoy?.Simplemente,se trataría de cambiar
sita el proletariado para defenderse
prende que una huelga general organiza-
1a legislación laboral,que prohibe a
contra el capital y como plataforma pa-
da debe ser preparada mediante diversas los organismos sindicales generales y ra la lucha revolucionaria general por
batallas previas,de 1as que los obreros nacionales englobar a todas las catego-
la destrucción del capitalismo.
extraen lecciones,experimentan la soli-
daridad mi litante,aprenden a organizar- rías de trabajadores, reforma ésta que
se y cristalizan los Lulas y consortes,por una parte, y
un nrínino de oraaniza-
ción de base,que da origen a una- red
10s.. .empresarios más avanzados,por o-
tra,piden al gobierno. El Salvador
organizativa que 1es permita librar el
combate unitario a esbala nacional. Sin La guerra civil salvadoreña sigue amplificándo-
el lo,se podrá I legar,a Io
Sin duda,una central de cla.se repre se: entre enero y agosto de 1981 hubo tantos
sumo,a una sentaría un gran paso adeiante,ya quE
huelga general espontánea,a una explo- sería un órgano poderoso para la unif.i- muertos como en todo el año 1 980, o sea, 1 0.00O
sión sobre la que la clase,empero, no cación y centralización de las luchas
El apoyo del imperialismo USAaI régimen militar
tendrá control. es tan completo que la persecución de los opos¡to-
Pero es un error colosal(para no decir res se extiende al m¡smo territorio norteamerica-
no. Según Le Monde del 30/9/81, "en los medios
cercanos al Alto Comisariado de las Naciones
Unidas pan los refugiados, se afirma que de 1.0@
HAITI bleeex un programa de coope?a- a 1.500 refugiados nlvadoreños han sido repatria-
ción biLateral destinado a parar dos menwalmente desde los EE.UU. a El Salva-
La inmigración iLegaL de haitia- dor desde comienzos de 1981. Muchos de ellos
Parias del Caribe nos en Los EE.UA,
2/L0/8L). Dfas más tarde,
(ibid., han desparaido y se teme (sic) que hayan sido
eI detenidos e incluso ejecutados. Washington no ha
(uiene de p.9 ) guardacostas "Hamilton", ayud.ado tenido en cuenta en su política de extradicciones
los acuerdos internacionales que aseguran la pro-
patriotas y serán expulsados se- por un helicóptero y avÍones, tqción de los refugiados".
guidamente, con seguridad, hacia tomaba posición en el Ií¡nite de iEs un deber de clase del proletariado norte-
aaiti ( .. , ) casi so.o00 haitia- las aguas territoriales haitia- americano su movilización contra la política cri-
nos LLegaron iLegalmente a FLo_ nas. minal del imperialismo!
rtda en Los dos úLtinos años, Lá
mayoría espera, en un campamento A fin de año, 700 inmigran-
hoy abarrotado - eercano aZ par- tes "ilegales" comenzaron en 1a *
que de Eterglades, en eL sur de noche de Navidad un huelga de
La FLorída -, que su st-tuación hambre para protestar contra su
sea etamínada". A continuación, detención en eI campamento de Ia
e1 Estado norteamericano adoptó FIorida. Editor responsable:
medidas aún más drásticas contra Lo que necesitan 1os prole-
Ios emigrantes haitianos : tarios haitianos, verdaderos pa- RENATO DE PRA
rias del Caribe, no son 1as Iá-
"EL St,. Reagan acaba de fir grimas de cocodrilo de l-a "comu- Correspondencia :
mar un decreto que autoriza a nidad internacional", sino 1-a so
Los baz,eos guat:dacostas a aboz, ticlaridad combatiente .¡ fraterl Casella Postale 962
dar en alta nar a Los barcos cai nal de 1os proletarios de toda
gados de rcfugiados haitianos y á 1a región, desde l-os EE.UU. has- Milano ITALIA
nandarlos de ouelta a La isla,EL ta Venezuela, en lucha contra to
Departamento de Estado pubLic6 da discriminación económica, so- Pagos:
eL 30 de setiembte un comunicado cial y polftica. ¡Por a1lf pasa
que indica que Los dos gobietnos J-a primera exigencia del interna C.C.P 18091207 MILANO
se pusie?on de aeuetdo para esta eionalisno pro-letario! -