Sie sind auf Seite 1von 9

Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca

Instituto de Ciencias de la Educación


Maestría en Educación

SEMINARIO: INVESTIGACIÓN DE LA PRÁCTICA


DOCENTE.

ENSAYO SOBRE EL SEMINARIO I

ESTUDIANTE:
MOISÉS ANTONIO CHACÓN MARTÍNEZ.

DOCENTE:
DRA. ALBA CERNA LÓPEZ.

SEMESTRE 1

OAXACA DE JUÁREZ, OAX.; SEPTIEMBRE DE 2017.


2

Índice
Pág.

Introducción

1. ¿Para qué me ha servido el seminario de investigación


4
de la práctica docente?

2. Alicia: sin camino no hay destino, para qué viajar. 7

3. Conclusión 8

Bibliografía
3

Introducción

En este pequeño ensayo hablaremos sobre algunos puntos que fueron y son
importantes para mí formación profesional además de una reflexión personal que
intentará aportar pequeñas ideas sobre la cuestión educativa, con fin de aportar
ideas hacia una educción horizontal que disipe la ambigüedad en la relación
“objetual” maestro-alumno que se sigue dando. En ningún momento se minimizará
la relación de ambos, sólo se aclarará que se puede ser ingenuo al intentar
subestimar al alumnado como al profesorado sino se tiene una posición humana y
dialogal.

Por lo tanto, el seminario en el cual tuvimos presencia nos ha aportado un sustento


teórico que nos permite pulir nuestra práctica educativa, siendo sujetos abiertos a
lo inédito de la práctica educativa, ante un alumnado que se nos aproxima
desconocido y si el profesor/a no tiene la iniciativa de conocer al alumnado
difícilmente el alumnado lo hará, debido a que no se “acostumbra” así. Sin teoría no
hay práctica, por lo tanto, es importante formarnos en este nuevo nivel educativo,
que nos abre la perspectiva sobre la cuestión educativa. El seminario es importante
debido a que aprendimos de la Dra. Alba, que con sus hechos y su carrera
profesional nos comparte parte de su trabajo diario, todo esto debido a su disciplina
y riguridad metódica.

Compartir es una cuestión complicada sino se tiene claro el camino educativo, en


este caso, quien llevó este seminario tiene por sabido que quien ha aprendido
conscientemente sabe enseñar de la misma forma, no es sencillo compartir lo que
con tanto trabajo se ha construido, debido a que se necesita rasgos importantes de
humildad para estar al frente y luchar al lado de los otros en la búsqueda y
construcción de otro mundo. Sin más, es una experiencia que nos marca con un
alto sentido humano y de conocimiento, ya que el verdadero conocimiento abre las
puertas hacia un mundo lleno de esperanza y fe, de que las cosas pueden cambiar,
todo gracias al esfuerzo de las mismas personas que buscan el cambio verdadero,
comprometidos juntos hacia un nuevo horizonte.
4

1. ¿Para qué me ha servido el seminario de investigación de la práctica


docente?

Todo cambio implica investigación y acción sobre lo que se desconoce, la búsqueda


nos ha traído a este nuevo camino, que hasta el momento conocemos poco de cómo
se desarrollará todo este nuevo nivel educativo, pero en este caminar, este
seminario nos aportado una marco teórico importante debido a que nos sitúa y nos
pone los pies sobre la Tierra, que nos invita a buscar un cambio radical para cambiar
nuestra acción intencionada ingenua o neutral sobre el mundo a una acción
intencionada transformadora en el mundo, veamos lo que argumenta McLaren
respecto a esto:

La vida en las escuelas revela el proceso revolucionario que profesa el autor.


Subvierte el orden pedagógico común. Este orden propone poner la escuela en
la vida […] Pero este orden no pregunta sobre la vida, no cuestiona las
condiciones en las que se da la vida, no propone transformar la vida. El método
que adopta Peter McLaren, derivado de la teoría crítica de la educación, invierte
el orden.1

En este sentido, la escuela debe invertir su orden, dejar de hacer los rituales que
implican una práctica tradicionalista que no necesariamente es tradicional,
entonces, sabido esto, lo rutinario y condicionador debe ir desapareciendo del aula,
encaminado a tomar la vida en serio, sin rodeos, debido a que la educación aporta
un cambio radical en el mundo. Dejamos de preguntar y cuestionar la vida como lo
hacían los grandes intelectuales, fruto de esto somos seres de espera, y no de
iniciativa, somos quienes pasivamente aguardamos a que alguien con más
elementos nazca y nos ayude a salir del miedo que nos impide accionar
radicalmente, e invertir el orden, que no es fácil porque a quien lo hace se le calla,
se le dice peligroso, se le excomulga como un ser indigno de una sociedad
“ordenada” pero inhumana, ¿Cuánto más tenemos que esperar? Tal vez no mucho,
porque las condiciones actuales no ahogan.

El maestro tiene una acción fundamental, la búsqueda de un sistema distinto en la


educación; el maestro es quien marca la pauta de cambió y si no lo hace, tal vez su
búsqueda implica solo conclusiones de un camino dado, en donde el alumno no
tiene cabida, con condiciones distintas pero no alejas de la realidad, ser maestro de
alguien implica un posición humana frente al otro, sin embargo, a veces el maestro
no puede dirigirlo todo, debido a que el alumno debe también encontrar su propio

1 McLaren, P. (2011). La vida en las escuelas. P. 23.


5

“estilo” sobre el sentido de ser, y que el dar-más implica llegar más lejos. En esta
situación Jorge Medina aporta lo siguiente:

Así el maestro es un espejo. El alumno se desdobla en la imagen del maestro


para encontrarse a sí mismo […] Con lo cual, creer que se es maestro de otro
es pura ficción o, peor aún, una alucinación.2

El sujeto que “recibe” la educación también debe desarrollarse en el aula, teniendo


su posición humana frente a su realidad única, el maestro es quien ayuda al alumno
a ser y siendo, cambia sus condiciones de vida, tal vez sea una ilusión tomarnos
muy en serio el acto de enseñar, sin pensarnos como dueños del saber o que
nuestra voz es superior a la del otro, no siendo así, nuestra palabra libera y sugiere
caminos que pueden ayudar al sujeto a no seguir dando vueltas y cortar este círculo
vicioso, abriendo el camino de un aquí apuntando la mira a un allá que
necesariamente implica un objetivo consciente de cambio en el mundo, que ayude
tanto al sujeto como al otro.

La ingenuidad nos acecha solo de lo que sabemos, imaginemos de lo que no


“sabemos”, todavía un poquito más incierto, sabemos algo de lo que hemos
encontrado, pero no es definitivo, siempre hay más preguntas que repuestas a lo
encontrado, la búsqueda es un trabajo inacabado, la vida no es una formula hecha
sino dándose, corre y escapa, y es muy ingenuo pensar que sabemos con certeza
cuando en realidad es lo contrario, y “controlar” es algo que no existe en “lenguaje”
de la vida. Veamos la sugerencia respecto al conocimiento ingenuo que nos aporta
David Perkins:

Conocimiento ingenuo. Uno de los descubrimientos más penosos de los últimos


años es que los alumnos captan muy superficialmente la mayor parte de los
conocimientos […] Aún después de haber recibido una instrucción
considerablemente, suelen tener ideas ingenuas acerca de la naturaleza de las
cosas […] Durante las últimas décadas, los investigadores han buscado teorías
ingenuas en todos los niveles y las han encontrado en abundancia [..] Por lo
general, los estudiantes se desempeñan bien cuando se les pide que repitan
hechos o apliquen fórmulas, pero cuando se les pide que expliquen o interpreten
algo, con frecuencia se descubre que la teoría ingenua permanece intacta.3

2 Medina, J. (2006). El malestar en la pedagogía. P. 29.


3 Perkins, D. (2003). La escuela inteligente. Pp. 34-35.
6

Nadie está exento de un conocimiento ingenuo, la certeza de saber implica ya en sí


ingenuidad, todo tiende a lo relativo pero no debe caer en lo unívoco, buscar el
equilibrio implica una visión creativa sobre la vida, que intenta escapar a la
ingenuidad acechante, que solo se vencerá con la constante actualización del saber,
esto involucra estar abierto a escuchar antes de hablar, por eso, “callar” a alguien
sin haber entablado un diálogo con el otro, implica ya una acto de violencia e
ingenuidad.

Sin embargo, ver como se pisotea al sujeto sin saberlo y no poder decir mucho
debido a la sentencia en el aula, dado eso, es penoso para Perkins tal situación, y
estoy de acuerdo con esto. La pregunta es ¿cuándo haremos algo? Porque ya lo
sabemos, ahora falta accionar y cambiar esta perspectiva, esto nos invita a dejar lo
dado y lo rutinario y empezar a crear una nueva forma que no es aplaudida, pero al
final, se sabe ante el rostro de los otros que lo consciente y humano se hace
presente, proponiendo algo realmente interesante. Podemos engañar a quien nos
habla de aceptar y estar de acuerdo con lo que dice, pero en nuestros corazones
sabemos que no podemos engañarnos a nosotros mismos sobre nuestra verdadera
postura frente al mundo.

Por otro lado, el sujeto siempre debe escuchar al otro, tanto lo expresado obvian
mente como lo no tan obvio, como el silencio, ante esto las preguntas son
importantes porque nos permiten de alguna manera invitar al sujeto a que nos de
su concepción del mundo en un determinado momento, situación que no sucede
muy frecuentemente en el aula, lo que ocasiona partir de la lejanía del otro. Veamos
un ejemplo claro del uso de la pregunta como búsqueda de sentido, Tedi López nos
menciona lo siguiente:

¿Por qué te llamas así? Le tuve que preguntar a mis papás. La explicación me
pareció un caos, una historia plagada de lagunas cronológicas. Me quedó clara
una sola cosa: mi nombre no había sido producto de una ocurrencia, de un
impulso, sino de una decisión bien meditada en un momento inspirado. Mi papá
me explicó que para evitar que la gente me pusiera un diminutivo como Teresita,
Susanita, Carmencita, Maruquita, Anita, etcétera, habían optado por ponérmelo
de una vez.4

Siempre preguntar por qué ocasiona problemas a quien responde, debido a que
tiene que organizar sus ideas, ser honesto y verdadero, además de que no se debe
sentir hostigado o subestimado por la curiosidad del otro; esto genera una búsqueda

4 López, T. (2012). Libro de las explicaciones. P. 16.


7

por el sentido de algo sino no tendría sentido, Tedi lo hace buscando una respuesta
a su pregunta, pero al parecer siempre hay más preguntas que respuestas. Lo
importante es, que claramente Tedi en su búsqueda toma una postura y se da
“cuenta” que las cosas se tienen que hacer antes de ser nombradas, y cuando se
renombra lo nombrado como en el caso de él, cuando se pregunta por su nombre,
con el cual ya fue nombrado, pero lo cuestiona y eso lo lleva a una situación
diferente. No hay nada a la casualidad, en cuanto a lo que al ser humano se refiere,
porque el ser humano lo construye, tiene un sentido la cuestión, la pregunta es
¿Cuál es el sentido de todo esto?. Desde esta posición puedo decir que siempre
quien está en proceso de búsqueda tiene más preguntas que respuestas, con lo
cual, me atrevo a sugerir que en vez de llamarse este libro: libro de las explicaciones
podemos cambiarlo a libro de las preguntas, porque todo surge de una pregunta.

2. Alicia: sin camino no hay destino, para qué viajar.

El vivir es ya en sí un viaje, se nos a dado la oportunidad de estar aquí, de ser en y


con el mundo. El sujeto es un constructo cultural, haciéndose desde tiempos
antiguos, hoy lo “moderno” ha llegado muy lejos en cuanto a conocimiento humano
se refiere, pero esto ha traído como consecuencia la destrucción del lugar en donde
vivimos, consecuencias de nuestros actos, muchos actos de exceso y lo vemos día
a día en nuestro existir, problemas muchos problemas, no hemos sabido
organizarnos para cuidar nuestra propia vida y la de los demás, es acaso que hemos
perdido el camino, que hemos elegido la vida del exceso, que trae con consecuencia
un sujeto más insatisfecho. Pues no hemos sabido elegir o tal vez ni siquiera nos lo
han permitido. Sobre esta cuestión Lewis Carroll menciona:

Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para
salir de aquí? Esto depende en gran parte del sitio a donde al que quieres llegar
--dijo el Gato. –No me importa mucho el sitio –dijo Alicia. –Entonces tampoco
importa mucho el camino que tomes –dijo el Gato.5

El muy importante saber a dónde ir, tener un objetivo, para trazar un ruta creativa y
nueva, esto es interesante debido a que no seguiríamos lo mismo que los demás,
se trataría de aportar cosas nuevas; el camino nunca está dado si es que quieres
intentar algo nuevo, hay que hacerlo primero, quien sigue un camino ya hecho, poco
puede encontrar, y lo importante aquí es crear nuestras propias conclusiones y no
solo glosar las que ya existen. Es importante una guía de quien sabe ciertos
caminos, pero lo importante es a dónde quieres llegar, y con que elementos quieres
5 Carroll, L. (2003). Alicia en el País de las Maravillas. P. 60.
8

emprender esta aventura, ya que para iniciar un viaje en serio, también debemos
tener una formación en serio, para ser creativo y autentico en nuestro caminar.

En conclusión, el camino que libera al sujeto de una situación ingenua no está


hecho, hay que hacerlo y para llegar a esto es necesario un proceso creativo real,
dejemos de esperar, de seguir y de repetir pautas dadas de ser y de pensar, seamos
auténticos y no copias distorsionadas de lo mismo, un nuevo horizonte debe ser
construido para cambiar al sujeto y al mundo.
9

Bibliografía
Carroll, L. (2003). Alicia en el País de las Maravillas. Ed. Sur. México.
López, T. (2012). Libro de las explicaciones. Ed. Almadía. México.
Medina, J. (2006). El malestar en la pedagogía. Noveduc. México.
McLaren, P. (2011). La vida en las escuelas. Ed. Siglo XXI. México.
Perkins, D. (2003). La escuela inteligente. Ed. Gedisa. México.