You are on page 1of 9

Nombre de la Materia

MAESTRÍA EN EDUCACIÓN Y PROCESOS COGNITIVOS

Nombre del Alumno (a)


LADY CASTILLO ARCINIEGAS

Nombre de la Tarea
UNIDAD 3: INVESTIGACIÓN

Nombre del Profesor (a)


BEATRIZ GONZALEZ MEDINA
INTRODUCCIÓN

González Ceballos en su texto “Herramientas básicas para el acompañamiento tutorial” ,


presenta una reflexión acerca de las herramientas e intrumentos de acuerdo al modelo
de la función tutorial que se elige, de tal manera que se reflexiona sobre una modalidad
de tipo correctivo o especializado y de instrumentos dirigidos a la formación del ser donde
la principal herramienta es el maestro con su experiencia, guía, motivación , etc.
Así mismo, se propone como instrumento el conocido ejercicio de la “Ventana de Johari”,
herramienta esta que facilita el análisis de uno mismo, ayuda a comprender la forma en
que se proceso la información y cómo varía la percepción que se tiene de nosotros
mismos.

RESUMEN

HERRAMIENTAS BÁSICAS PARA EL ACOMPAÑAMIENTO TUTORIAL

De acuerdo con González (SF) en la formación docente se dan una serie de herramientas
de evaluación y diagnóstico a ser aprendidas, sin embargo, muchas de ellas desfasan la
practicidad , su nivel formativo y habilidades creando confusión en el tutor.
De acuerdo con el autor, se trata de establecer la correspondencia entre actividad tutorial
y herramientas apropiadas, las cuales para su dominio deben cumplir con la condición de
responder a la tutoría y su práctica y deben ser fáciles de aprender y emplear por el tutor.
González refiere dos tareas fundamentales en la tutoria, la primera de ellas se encuentra
relacionada con el control del proceso formativo del estudiante, siendo protagónico el
maestro por ser quien dirige la tarea “correcta” para cumplir indicadores externos. En
este caso, la función del tutor es “remedial “ o “correctiva”, requiere de instrumentos que
le den la posibilidad de evaluar, diagnosticar y buscar “solución” a aquello que está
“dañado”. De otro lado, la segunda tarea tutorial fundamental que menciona el autor,se
refiere a la tarea de acompañamiento en la cual el alumno protagoniza y controla su
aprendizaje integral y la tutoría es un espacio para la reflexión y el análisis que permite al
estudiante conocer sus fortalezas, debilidades, potenciales y proyectos de tal manera que
se asegure el desarrollo máximo de sus potenciales intelectuales, cognitivos, afectivos y
sociales.

Así pues, la acción tutorial en búsqueda de una formación integral requiere que haya una
relación de acompañamiento entre tutor y estudiante caracterizada por su cercanía,
permanencia en el tiempo, confianza y búsqueda de perfeccionamiento, relación esta en
la cual ambos personajes crecen y evolucionan de manera única .

Teniendo en cuenta lo anterior, el autor propone que el principal instrumento de formación


es el tutor, el mismo que como ser, transmite su sentir, su desarrollo como profesional y
ser humano, de allí que las principales herramientas parten del conocimiento de sí mismo
para su posterior proyección de vida. Así el estudiante aprende a conocer, respetar, usar
y fortalecer sus recursos

INVESTIGACIÓN
LA VENTANA DE JOHARI, INSTRUMENTO DE DIAGNÓSTICO AFECTIVO-SOCIAL

Teniendo como base lo expuesto por Gonzáles, el cual plantea dos tipos de instrumentos
de acuerdo al modelo de ejercicio tutorial que se sigue, se propone el instrumento “la
Ventana de Johari”, útil para el análisis de uno mismo, ayuda a comprender la forma en
que se procesa la información y cómo varía la percepción que se tiene de nosotros
mismos. Esta herramienta ha de considerarse de gran importancia en el contexto tutorial
cuando se refiere a la formación del ser, pues es viable que a través de ella se obtengan
importantes elementos que se relacionan con el autoestima, percepción de sí mismo y
del entorno, variables que de no ser identificadas a tiempo, pueden negar alestudinte su
capacidad de aprendizjae , la confianza en sí mismo y la adecuada interacción con el
medio, situaciones que en en el camino de la orientación del SER se hacen
fundamentales para intervenir.
Joseph Luft y Harry Ingham, son los autores de esta herramienta, quienes afirman que
es muy efectiva para revisar el proceso de interacción humana explorando como fluye la
comunicación entre los protagonistas y así mejorar la comunicación interpersonal.

Se trata de un modelo que intenta explicar el flujo de información desde dos ópticas o
puntos de vista; el primero la exposición (cuanto se muestra a los demás) y el segundo
la retroalimentación (cuanto se acepta de los demás), mostrando de esta manera la
interacción entre dos fuentes de emisión; los demás y el yo.

De este modo se define lo que los autores denominan “espacio interpersonal” al que
dividen en cuatro áreas, las cuales representan diferentes situaciones que se presentan
en el proceso de transferencia de información y que impactan directamente en la calidad
de su interacción, sus actividades y sentimientos.

Por consiguiente en función del grado de conocimiento existen:


- 2 áreas que yo conozco, la I y la II
- 2 áreas que los demás conocen de mi, la I y la III
- 2 áreas que yo desconozco de mi mismo, la III y la IV
- 2 áreas que los demás ignoran de mi, la II y la IV
- 1 área que Yo conozco de mi pero que los demás ignoran, la II
- 1 área que los demás conocen de mi pero que yo Ignoro, la III
- 1 área que ni yo conozco de mi ni los demás conocen de mi, la IV

Descripción de las áreas:

De acuerdo con Fritzen (1982), Estos cuadrantes están permanentemente interactuando


entre sí, por lo que si una de las áreas aumenta o disminuye, ese cambio afecta a todas
las demás:

Área pública: Son comportamientos que se dejan al descubierto, ya sean buenos o


malos. Las personas se mueven en esta área cuando intercambian información con los
demás.

Área ciega: Es lo que se comunica sin saberlo. En muchas ocasiones, éste área es la
fuente de los problemas de comunicación con los demás.

Este tipo de información no es fácil de aceptar, especialmente cuando se trata de una


característica negativa que no se reconoce.

Ärea Oculta: Es el espacio personal privado. Son sentimientos, ideas, secretos,


miedos… cualquier cosa que se quiere ocultar a los demás. Se oculta porque se piensa
que no se va a ser comprendido, ni apoyado, ni aceptado.

Área Desconocida: Es la parte más misteriosa del subconsciente en donde ni el sujeto


mismo, ni los demás logran percibir. Un área donde se encuentran capacidades o
habilidades ocultas. Una ventana desde donde se pueden explorar cosas nuevas.

La comunicación interpersonal y las relaciones con el grupo social del que se hace parte
hacen que las áreas se modifiquen o evolucionen, cambiando de esta manera la ventana.
De este modo, cuanto más grande sea área I (Abierta) entre las personas o grupos que
se relacionan entre si, más fácil será la comunicación o más maduro será por
consecuencia de una mejor relación interpersonal.

Al principio de todo proceso de comunicación, cuando se conoce a alguien, el tamaño del


área Abierta no es muy grande, ya que el tiempo y oportunidad para intercambiar
información fueron escasos. La regla general es que se debe intentar ampliar área Abierta
para convertirla en el área dominante, demostrando la transparencia, la franqueza y la
honradez en las interacciones.

Si bien la ventana de Johari puede verse muy simple, su aplicación desafía fuertemente
las capacidades personales y organizacionales de los involucrados.

CONCLUSIÓN

La acción tutorial, más allá de dirigir el proceso cognitivo, implica la formación integral, el
desarrollo de un proyecto de vida y la formación del ser. Para ello, el maestro ha de
involucrarse con el estudiante, conocerlo y decidir aportar desde sí, desde su experiencia
y su ser, lo suficiente para ayudar a alcanzar en el estudiante su desarrollo personal.

Seguramente, el maestro puede encontrar a su alrededor y con mucha facilidad, gran


cantidad de recursos que permitan evaluar y orientar el proceso de aprendizaje o cada
una de las asignaturas que implican la tutoría, sin embargo, un poco más escasos, son
los instrumentos que permiten conocer al estudiante y proporcionan una información
vital del SER, una información que reconoce al otro como un “OTRO” en proceso de
formación y con oportunidad de de ser cada vez mejor.

Sea esta una oportunidad para que cada uno de los maestros optemos por hacer uso de
recursos que nos permitan “evaluar al ser” y determinar desde allí cuál es el punto de
partida desde el que se inicia un proceso formativo con intención de crecimiento y
transformación positiva del estudiante.
BIBLIOGRAFÍA

• Fritzen, S. 1982, La ventana de Johari. Recuperado de


http://www.septien.edu.mx/septien/maestria/LA%20VENTANA%20DE%20JOHA
RI.pdf
• González, C. SF, Herraientas básicas para el acompañamiento tutorial.
• Torres M. (SF) La ventana de Johari. Recuperado de
https://docplayer.es/26151068-La-ventana-de-johari.html
ANEXO
LA VENTANA DE JOHARI

Te invito a realizar el siguiente ejercicio.


Sigue estos pasos:
1. Escoge una lista de 5-6 características que tú consideres que son las que mejor te
representan.
2. Da a elegir a un grupo de personas las 5-6 características que según ellos son las que
mejor te definen.
3. A partir de aquí, tú mismo puedes construir tu propia ventana de Johari:
▪ Clasifica como Públicos aquellos rasgos que tú has identificado y al menos otra
persona ha coincidido contigo.
▪ Clasifica como Ciegos los rasgos que otros han señalado pero tú no.
▪ Agrupa como Ocultas las características que tú has enumerado pero que los demás
no han reconocido en ti.
▪ El resto de rasgos ponlos en el área Desconocida. Se recogen en esta área por
descarte, no significa que necesariamente formen parte de tu subconsciente.
Si te animas a hacer este ejercicio, seguramente descubrirás habilidades y puntos fuertes
que no sabías que tenías.