Sie sind auf Seite 1von 1

Capítulo I – Definiciones

Calor: energía térmica que se transfiere de un sistema a


otro, en virtud de la diferencia de temperatura entre los
dos.
Comburente: sustancia que alimenta la reacción química de
la combustión. (El oxígeno es el elemento más común.
Combustible: cualquier sustancia capaz de producir calor
por medio de reacción química de la combustión.
Fuego: es un fenómeno físico-químico, caracterizado por
una reacción de oxidación, con emisión de luz y calor.
Gas: estado físico en el que las moléculas se encuentran
totalmente libres. Es el único estado físico de la materia
que permite la existencia de fuego.
Humo: es el resto visible, las partículas del material
combustible, producto de una combustión incompleta.
Incendio: Se considera un incendio cuando el fuego se
encuentra fuera de control.
Líquido: en este estado físico las moléculas de los
materiales se encuentran unidas pero un poco más libres
que en los sólidos. Su capacidad de producir fuego
dependerá la de la capacidad del líquido de producir
vapores.
Oxígeno: Elemento químico que se encuentra libre en la
naturaleza, conforma el 21% de la atmósfera y tiene la
capacidad de transformación sobre los demás elementos.
Reacción Química en Cadena: la secuencia de los tres
eventos (calor, comburente, combustible), que resulta en
la combustión propiamente dicha.
Sólido: las moléculas se encuentran muy adheridas o
cohesionadas entre sí, por lo que al acercarse una fuente
de calor no serán capaces de provocar fuego, será
necesario antes cambiar su estado físico al gaseoso, sin
embargo al tener un fuego basado en un material sólido
sus características dependerán de su forma, volumen y
densidad del material.
Temperatura:
Temperatura de inflamabilidad: es aquella temperatura en
la que los materiales empiezan a desprender vapores.
Temperatura de ignición: es esa temperatura necesaria para
que inicie el fuego, usualmente alcanzada por una chispa
o una flama.