Sie sind auf Seite 1von 9

 

 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

PRESUPUESTOS DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL 


 

La responsabilidad civil es la ​obligación de resarcir que surge como consecuencia del daño 
provocado por un incumplimiento contractual o por la violación del deber de no dañar a otro 
con el que no existía un vínculo previo, sea en naturaleza o bien por un equivalente 
monetario, habitualmente mediante el pago de una ​indemnización​. El sistema de la 
responsabilidad civil tiene por finalidad el procurar ​volver al ​“status quo”​ antes del daño​, 
tratando de reponer al damnificado a una situación tan próxima como sea posible a aquella 
en la que habría estado si el hecho dañoso no se hubiera producido, o en fijar la 
indemnización llegando tan cerca como sea posible a la suma de dinero que pondría a la 
parte perjudicada en la misma posición en la que habría estado si no hubiera recibido el daño 
cuya compensación o reparación está obteniendo.  

A la idea clásica del resarcimiento o ​función indemnizatoria​, se suma actualmente la ​función 


preventiva​ de la responsabilidad civil, consagrada en el CCyCN.  

● Art. 1708 CCyCN ​− ​“Funciones de la responsabilidad”​: ​“Las disposiciones de este 


Título son aplicables a la prevención del daño y a su reparación”​. 

● Art. 1710 CCyCN ​− ​“Deber de prevención del daño”​: ​“Toda persona tiene el deber, en 
cuanto de ella dependa, de: a) evitar causar un daño no justificado; b) adoptar, de 
buena fe y conforme a las circunstancias, las medidas razonables para evitar que se 
produzca un daño, o disminuir su magnitud; si tales medidas evitan o disminuyen la 
magnitud de un daño del cual un tercero sería responsable, tiene derecho a que éste 
le reembolse el valor de los gastos en que incurrió, conforme a las reglas del 
enriquecimiento sin causa; c) no agravar el daño, si ya se produjo”.​  

● Art. 1716 CCyCN ​− ​“Deber de reparar”:​ ​“La violación del deber de no dañar a otro, o el 
incumplimiento de una obligación, da lugar a la reparación del daño causado, 
conforme con las disposiciones de este Código”.​  

INCUMPLIMIENTO OBJETIVO 
 
El incumplimiento objetivo o antijuridicidad es un elemento material imprescindible para que 
nazca responsabilidad civil, e implica la ​infracción o violación de un deber jurídico específico 
o regla de alcance general​, o ​siempre que se realice u omita, por culpa o por imprudencia, 
cualquier hecho que ocasione daño a otro​.   

En este sentido, hay ilicitud cuando se actúa en forma contraria a lo pactado, o si se infringe 
lo dispuesto en una norma que establece un deber específico o una regla de alcance 
general, pero también ante la violación del principio ​“neminem laedere”​, que prescribe que 
no debe dañarse injustamente a otro. 

1
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

● Art. 1717 CCyCN − ​“Antijuridicidad”:​ ​“Cualquier acción u omisión que causa un daño a 
otro es antijurídica si no está justificada”​. 

Si bien mayormente el incumplimiento se considera injustificado, existen casos de 


incumplimiento inimputable, derivados de la imposibilidad de ejecutar la prestación (ej: caso 
fortuito), o de ​causas de justificación de la conducta antijurídica​, por haberse obrado en: 

● Ejercicio de la legítima defensa​: ante agresión ilegítima con falta de provocación 


suficiente, por medio racionalmente empleado o proporcional al ataque.  

● Estado de necesidad​: aquel que, para evitar un mal mayor a su persona, a terceros o a 
sus bienes, causa un daño a otro, no autor del peligro; supone conflicto de intereses 
en el que se sacrifica el de menor entidad.  

● Ejercicio regular de un derecho​: derecho ejercido de conformidad con los fines del 
ordenamiento jurídico y los límites impuestos por la buena fe, la moral y las buenas 
costumbres; o cumplimiento de un deber legal. 

— ​Art. 1718 CCyCN − ​“Legítima defensa, estado de necesidad y ejercicio regular 


de un derecho”:​ ​“Está justificado el hecho que causa un daño: a) en ejercicio 
regular de un derecho; b) en legítima defensa propia o de terceros, por un medio 
racionalmente proporcionado, frente a una agresión actual o inminente, ilícita y 
no provocada; el tercero que no fue agresor ilegítimo y sufre daños como 
consecuencia de un hecho realizado en legítima defensa tiene derecho a 
obtener una reparación plena; c) para evitar un mal, actual o inminente, de otro 
modo inevitable, que amenaza al agente o a un tercero, si el peligro no se 
origina en un hecho suyo; el hecho se halla justificado únicamente si el mal que 
se evita es mayor que el que se causa. En este caso, el damnificado tiene 
derecho a ser indemnizado en la medida en que el juez lo considere equitativo”​. 

DAÑO 
 
El daño es el ​resultado de la acción humana antijurídica que ha causado detrimento, perjuicio 
o menoscabo en algún bien​, sea de v​ alores económicos (daño patrimonial)​ o con la ​lesión al 
honor, afecciones legítimas o derechos inherentes a la personalidad (daño extrapatrimonial o 
moral)​. Adquiere relevancia cuando es producido por la acción u omisión de una persona en 
los bienes de otra. Si la acción a la que nos referimos no ocasiona daño, no originará 
responsabilidad.  

● Art. 1737 CCyCN − ​“Concepto de daño”:​ ​“Hay daño cuando se lesiona un derecho o 
un interés no reprobado por el ordenamiento jurídico, que tenga por objeto la 
persona, el patrimonio, o un derecho de incidencia colectiva”​. 

● Art. 1738 CCyCN − ​“Indemnización”:​ ​“La indemnización comprende la pérdida o 


disminución del patrimonio de la víctima, el lucro cesante en el beneficio económico 
esperado de acuerdo a la probabilidad objetiva de su obtención y la pérdida de 
chances. Incluye especialmente las consecuencias de la violación de los derechos 

2
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

personalísimos de la víctima, de su integridad personal, su salud psicofísica, sus 


afecciones espirituales legítimas y las que resultan de la interferencia en su proyecto 
de vida”​. 

El daño objeto de resarcimiento es, entonces, aquel que consiste en ​la lesión a un derecho o 
a un interés merecedor de protección conforme al ordenamiento jurídico​, si no está 
justificado.  

Para que el daño sea resarcible, deberán darse ciertos ​presupuestos​:  

● Perjuicio directo o indirecto​: podrá reclamar su reparación la persona que haya sufrido 
el perjuicio, sea el mismo titular del interés afectado, o de forma derivada por lesión a 
bienes de otra persona.  

● Presencia actual o futura​: perjuicio ya producido al momento de dictarse sentencia, o 


aquel aún no producido, pero que puede predecirse razonablemente que sucederá 
en función de las circunstancias.  

● Certeza​: el daño debe ser existente, sea o no actual; no incluyéndose el daño 


puramente hipotético, eventual, o aquel que no pueda afirmarse razonablemente que 
vaya a ocurrir o materializarse.  

● Subsistencia​: daño no resarcido por el responsable al momento del reclamo, aún si la 
víctima procedió a la reparación por sí, o requirió la actuación de un tercero a costa 
del deudor.  

— ​Art. 1739 CCyCN − ​“Requisitos”:​ ​“Para la procedencia de la indemnización 


debe existir un perjuicio directo o indirecto, actual o futuro, cierto y subsistente. 
La pérdida de chance es indemnizable en la medida en que su contingencia sea 
razonable y guarde una adecuada relación de causalidad con el hecho 
generador”​. 

LEGITIMACIÓN ACTIVA EN EL RECLAMO POR DAÑO MORAL​: además del damnificado 


directo, el CCyCN amplía la posibilidad de reclamar indemnización por las consecuencias no 
patrimoniales a los ​padres, hermanos, convivientes y a cualquier otra persona, siempre que 
hubiere vivido o viviere con la víctima​, observándose un ​trato familiar manifiesto​.   

● Art. 1741 CCyCN − ​“Indemnización de las consecuencias no patrimoniales”​: “​ Está 


legitimado para reclamar la indemnización de las consecuencias no patrimoniales el 
damnificado directo. Si del hecho resulta su muerte o sufre gran discapacidad 
también tienen legitimación a título personal, según las circunstancias, los 
ascendientes, los descendientes, el cónyuge y quienes convivían con aquél 
recibiendo trato familiar ostensible. La acción sólo se transmite a los sucesores 
universales del legitimado si es interpuesta por éste. El monto de la indemnización 
debe fijarse ponderando las satisfacciones sustitutivas y compensatorias que pueden 
procurar las sumas reconocidas”.​  

La existencia del daño por el cual se reclama debe probarse, así como su cuantía o magnitud. 

3
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

RELACIÓN DE CAUSALIDAD 
 
Cualquiera sea el fundamento de la responsabilidad (subjetivo u objetivo), para que se pueda 
adjudicar a una persona un determinado resultado y deba reparar el daño causado, es 
imprescindible la existencia de un ​nexo causal entre su accionar y la consecuencia​, o entre la 
acción del otro o de la cosa de la cual se es dueño o guardián, y dicha consecuencia. La 
responsabilidad civil requiere de la existencia de una ​relación de causalidad ​“adecuada” 
entre el acto ilícito o el incumplimiento contractual y el daño sufrido​.  

La relación de causalidad es, entonces, el nexo de unión o relación causa-efecto que 


necesariamente debe existir entre la acción y el daño producido; debiendo probarse, 
mediante la reconstrucción del hecho, que el daño proviene a consecuencia de la acción.  

La ​“causalidad”​ importa una ​imputación fáctica objetiva de resultado​ y s​ e analiza en 


abstracto​, con base en reglas de experiencia generales, pudiendo existir relación causal sin 
culpabilidad, como obrar culpable sin conexión de causalidad adecuada con el daño. 

● Art. 1726 CCyCN − ​“Relación causal”:​ ​“Son reparables las consecuencias dañosas 
que tienen nexo adecuado de causalidad con el hecho productor del daño. Excepto 
disposición legal en contrario, se indemnizan las consecuencias inmediatas y las 
mediatas previsibles”.​  

● Art. 1727 CCyCN − ​“Tipos de consecuencias”​ ​: ​“Las consecuencias de un hecho que 


acostumbran a suceder según el curso natural y ordinario de las cosas, se llaman en 
este Código ‘consecuencias inmediatas’. Las consecuencias que resultan solamente 
de la conexión de un hecho con un acontecimiento distinto, se llaman ‘consecuencias 
mediatas’. Las consecuencias mediatas que no pueden preverse se llaman 
‘consecuencias casuales’”​. 

Ante la producción de un daño, siempre pueden observarse ​variados eventos antecedentes​, 


entre los que ​deberá determinarse cuál deberá ser calificado como ​“causa”​ jurídicamente 
relevante del perjuicio​. Se han propuesto distintas teorías para dar respuesta a esto:  

● Teoría de la equivalencia de las condiciones​: la causa de un determinado resultado es 


la suma de condiciones positivas y negativas que condujeron a producirlo; suprimida 
cualquiera de ellas, ese resultado no tendría lugar. Puede llevar a la responsabilidad 
sin límites, al no ofrecer la posibilidad de aislar cada condición y estimar su 
importancia particular.  

● Teoría de la causa próxima​: toma como causa aquella cronológicamente más próxima 
al resultado. Puede importar un análisis superficial, ya que no siempre la última 
condición es la verdadera causante del perjuicio.  

● Teoría de la causa eficiente y de la condición preponderante​: suponen que en 


principio todas las condiciones se encuentran en equilibrio, hasta que una de ellas 
tiene aptitud para romper tal equilibrio y dar lugar a la consecuencia.  

4
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

● Teoría de la causa adecuada​: postura mayoritaria de la doctrina actual y acogida por 


la ley; supone un juicio de previsibilidad en abstracto para establecer si, de acuerdo 
con el curso normal y ordinario de las cosas, un resultado perjudicial determinado 
resulta atribuible a un incumplimiento u obrar antijurídico. Si es posible determinar 
que cierta condición produce habitualmente una consecuencia determinada, se 
interpreta que tal condición es ​“causa​” del resultado.  

INTERRUPCIÓN E INTERFERENCIA DEL NEXO CAUSAL​: puede suceder que sobre la base de 
un juicio abstracto de previsibilidad, se estime que el autor del daño fue un sujeto 
determinado, pero luego, al analizar pormenorizadamente las circunstancias del evento, se 
advierta que un ​factor ajeno​ a tal agente fue la ​verdadera causa del perjuicio​. En tal caso, ​ese 
factor ajeno obrará interrumpiendo la cadena causal y afectando la previsibilidad​. Si varias 
condiciones (anteriores, actuales o posteriores) adquieren el carácter de causas del evento 
dañoso, se da el fenómeno llamado ​“cocausación”​, que ​interfiere en la cadena causal​, 
pudiendo justificar una ​responsabilidad compartida​. La acción del ofensor puede concurrir 
con la de la víctima, la de un tercero, o con caso fortuito. El resultado perjudicial puede 
también derivar de la combinación entre conductas humanas culposas o dolosas (del agresor, 
el ofendido o terceros) y el empleo de cosas riesgosas o viciosas. Los supuestos de 
“cocausación”​ pueden ser variados, y será necesario determinar qué grado de trascendencia 
tuvo cada una de las condiciones en la producción del resultado, para en función de ello 
asignar al responsable de cada una de ellas el porcentaje a reparar. Hay 3 tipos de ​factores 
que pueden afectar la cadena causal​:  

● Hecho de la víctima​: el accionar de la víctima genera el resultado dañoso. 

● Hecho de un tercero​: el resultado dañoso procede del obrar de un tercero con quien 
el demandado no tiene vínculo alguno. 

● Caso fortuito o fuerza mayor​: hecho que no ha podido ser previsto, o que habiendo 
sido previsto, no pudo evitarse. Exime de responsabilidad, salvo disposición en 
contrario.  

La carga de la prueba de la relación causal recaerá sobre quien la alega, a menos que la ley 
impute o presuma dicha relación causal. 

FACTORES DE ATRIBUCIÓN 
 
El factor de atribución constituye el ​fundamento necesario para imputar responsabilidad civil, 
ya que para que ésta exista, debe concurrir algún ​elemento que la ley repute apto para 
señalar quién habrá de ser responsable en un caso concreto​. Los factores de atribución de 
responsabilidad ​se clasifican en objetivos y subjetivos​, según la relevancia que en cada caso 
tenga la culpabilidad del responsable. 

FACTOR DE ATRIBUCIÓN OBJETIVO​: cuando l​ a culpabilidad del agente es irrelevante a los 


​ unque el resultado perjudicial no derive de un 
efectos de atribuir responsabilidad​, es decir, a
obrar culposo o doloso​. Muchas veces son las cosas las que intervienen activamente en la 
producción de un daño, escapando en cierto modo de la acción del hombre. En estos casos, 

5
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

los factores subjetivos suelen resultar insuficientes para lograr la reparación efectiva de los 
daños, propósito esencial que persigue todo sistema de responsabilidad civil actual. 

FACTOR DE ATRIBUCIÓN SUBJETIVO​: cuando se hace referencia a la ​culpabilidad​ o al 


reproche sobre la conducta del agente dañador, en sus 2 versiones: ​culpa​ (omisión, sin 
intención de perjudicar, de las diligencias adecuadas para evitar la producción del daño, sea 
por imprudencia -obrar precipitado-, negligencia -omisión de cierta actividad que habría 
evitado el daño-, o impericia -infracciones profesionales típicas-) y ​dolo​ (daño intencional, o 
con manifiesta indiferencia por los intereses ajenos). Para que un sujeto pueda ser tenido por 
culpable y sea responsable, es preciso determinar previamente si el acto cuya autoría se le 
atribuye ha sido voluntario y, en consecuencia, le es imputable. Para ello, dicho acto debió 
haberse practicado con ​discernimiento, intención y libertad​.  

● Art. 1721 CCyCN − ​“Factores de atribución”​: ​“La atribución de un daño al responsable 


puede basarse en factores objetivos o subjetivos. En ausencia de normativa, el factor 
de atribución es la culpa”.​  

● Art. 1722 CCyCN − ​“Factor objetivo”:​ ​“El factor de atribución es objetivo cuando la 
culpa del agente es irrelevante a los efectos de atribuir responsabilidad. En tales 
casos, el responsable se libera demostrando la causa ajena, excepto disposición 
legal en contrario”.​  

● Art. 1723 CCyCN − ​“Responsabilidad objetiva”​: ​“Cuando de las circunstancias de la 


obligación, o de lo convenido por las partes, surge que el deudor debe obtener un 
resultado determinado, su responsabilidad es objetiva”.​  

● Art. 1724 CCyCN − ​“Factores subjetivos”​: ​“Son factores subjetivos de atribución la 
culpa y el dolo. La culpa consiste en la omisión de la diligencia debida según la 
naturaleza de la obligación y las circunstancias de las personas, el tiempo y el lugar. 
Comprende la imprudencia, la negligencia y la impericia en el arte o profesión. El 
dolo se configura por la producción de un daño de manera intencional o con 
manifiesta indiferencia por los intereses ajenos”.​  

● Art. 1725 CCyCN − ​“Valoración de la conducta”​: ​“Cuanto mayor sea el deber de obrar 
con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, mayor es la diligencia exigible al 
agente y la valoración de la previsibilidad de las consecuencias (...)”.​  

● Art. 1749 CCyCN − ​“Sujetos responsables”:​ ​“Es responsable directo quien incumple 
una obligación u ocasiona un daño injustificado por acción u omisión”.​  

La prueba de los factores de atribución y de las circunstancias eximentes corresponde a 


quien los alega. 

TEORÍA DEL RIESGO 


 

El Código de Vélez Sarsfield concebía la responsabilidad civil como una respuesta del 
Derecho Privado ante daños causados a los individuos por deudores singulares y culpables, 

6
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

ofreciendo una reparación patrimonial. Era central el reproche ante la conducta del dañador, 
ya que no se admitía la responsabilidad sin culpa, siendo el factor de atribución de 
responsabilidad de carácter subjetivo. Por efecto de la revolución industrial y la utilización 
masiva de maquinarias riesgosas, irrumpe la ​“teoría del riesgo”​, supuesto de responsabilidad 
objetiva de acuerdo al cual ​el reproche al agente del perjuicio resulta poco trascendente​, 
priorizándose la idea de resarcimiento a las víctimas. La teoría del riesgo pretende, entonces, 
establecer un criterio adecuado para los fines del derecho y de las necesidades sociales 
actuales por medio del cual determinar quién o quiénes son los responsables de un hecho 
dañino, en ocasiones en que resulta insuficiente la noción de culpa para determinarlo.  

La teoría del riesgo se encuentra receptada en el CCyCN en sus 2 vertientes:  

TEORÍA DEL RIESGO CREADO​: quien introduce en la sociedad una cosa riesgosa o realiza 
actividades que de algún modo aumentan la probabilidad de causar daños a terceros, debe 
responder cuando éstos efectivamente ocurren. Es decir, ​basta la creación del riesgo para 
que se presuma la responsabilidad de quien lo creó, si éste se traduce en un perjuicio​. 

TEORÍA DEL RIESGO PROVECHO​: no es suficiente con la sola creación de un riesgo para 
atribuir responsabilidad a su autor, sino que ​será preciso que con ello el creador del riesgo 
obtenga un beneficio​ económico o de otro tipo.  

● Art. 1753 CCyCN − ​“Responsabilidad del principal por el hecho del dependiente”:​ ​“El 
principal responde objetivamente por los daños que causen los que están bajo su 
dependencia, o las personas de las cuales se sirve para el cumplimiento de sus 
obligaciones, cuando el hecho dañoso acaece en ejercicio o con ocasión de las 
funciones encomendadas. La falta de discernimiento del dependiente no excusa al 
principal. La responsabilidad del principal es concurrente con la del dependiente”​. 

● Art. 1757 CCyCN − ​“Hecho de las cosas y actividades riesgosas”:​ ​“Toda persona 
responde por el daño causado por el riesgo o vicio de las cosas, o de las actividades 
que sean riesgosas o peligrosas por su naturaleza, por los medios empleados o por 
las circunstancias de su realización. La responsabilidad es objetiva. No son 
eximentes la autorización administrativa para el uso de la cosa o la realización de la 
actividad, ni el cumplimiento de las técnicas de prevención”.​  

● Art. 1758 CCyCN − ​“Sujetos responsables”:​ ​“El dueño y el guardián son responsables 
concurrentes del daño causado por las cosas. Se considera guardián a quien ejerce, 
por sí o por terceros, el uso, la dirección y el control de la cosa, o a quien obtiene un 
provecho de ella. El dueño y el guardián no responden si prueban que la cosa fue 
usada en contra de su voluntad expresa o presunta. En caso de actividad riesgosa o 
peligrosa responde quien la realiza, se sirve u obtiene provecho de ella, por sí o por 
terceros, excepto lo dispuesto por la legislación especial”.​  

7
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

TEORÍA DE LA IMPREVISIÓN 
 

La teoría de la imprevisión se constituye como un remedio jurídico frente a un ​contrato u 


obligación cuyas condiciones se hayan modificado sustancialmente con posterioridad a su 
celebración​ a causa de un hecho extraordinario o imprevisible no imputable a los 
contratantes, volviéndose el posicionamiento de ambos injusto e inequitativo.   

Tiene su fundamento en la buena fe contractual ya que, por ​aplicación del principio ​“rebus sic 
stantibus”​ (​“estando así las cosas”)​ -complementario del ​“pacta sunt servanda”​ (​“los pactos 
deben cumplirse”​)-​, no puede forzarse al deudor a cumplir su obligación cuando han 
cambiado sustancialmente las condiciones en que el contrato se originó.  

Constituye así una causa de justificación del incumplimiento contractual, ya que supone la 
modificación de ciertas circunstancias básicas del contrato, o bien la ​pérdida del equilibrio 
entre las posiciones originarias de las partes​. Sería ​contrario a la equidad​ que cuando ocurran 
circunstancias que causen una importante modificación en las prestaciones, agravando 
excesivamente las correspondientes a una sola de las partes, deba mantenerse inalterable el 
vínculo contractual. La ​onerosidad contractual​ supone una ​proporción o equivalencia objetiva 
de las prestaciones​ (​“prestación y contraprestación”)​ , desde el inicio de la obligación hasta el 
momento de su efectivización. Si la prestación debida por una de las partes deviene 
excesiva, de tal modo que le impone un sacrificio injustificado al deudor de ella, ​la figura de la 
imprevisión contractual permite recomponer el equilibrio​.  

Suele darse en ​contraprestaciones periódicas​ (aquellas que se sostienen en el tiempo), y 


permitirá que ​aquél que pruebe esa mayor onerosidad frente a las prestaciones pendientes 
de pago​ (no la imposibilidad de cumplimiento), ​pueda solicitar su morigeración o la resolución 
del contrato​. La contraparte podrá evitar esta resolución readecuando sus términos.  

● Art. 1091 CCyCN − ​“Imprevisión”​: ​“Si en un contrato conmutativo de ejecución diferida 


o permanente, la prestación a cargo de una de las partes se torna excesivamente 
onerosa, por una alteración extraordinaria de las circunstancias existentes al tiempo 
de su celebración, sobrevenida por causas ajenas a las partes y al riesgo asumido 
por la que es afectada, ésta tiene derecho a plantear extrajudicialmente, o pedir ante 
un juez, por acción o como excepción, la resolución total o parcial del contrato, o su 
adecuación. Igual regla se aplica al tercero a quien le han sido conferidos derechos, 
o asignadas obligaciones, resultantes del contrato; y al contrato aleatorio si la 
prestación se torna excesivamente onerosa por causas extrañas a su álea propia”.​  

OBLIGACIONES CON CLÁUSULA PENAL 


 

La ​determinación del daño​ puede efectuarse por vía judicial o ​extrajudicial​, poniéndose las 
partes de acuerdo sobre el monto de los daños y perjuicios. El acuerdo puede realizarse 

8
 
 
 
OBLIGACIONES CIVILES Y COMERCIALES — WIERZBA-DAL ZOTTO 
RESUMEN 2º PARCIAL 

luego de producido el daño, mediante un acuerdo transaccional, o ​antes de materializarse el 


perjuicio​, pactando los interesados ​cláusulas penales​ o señas penitenciarias al contratar.  

La cláusula penal constituye una ​obligación accesoria​ de una principal, mediante la cual se 
realiza una ​fijación anticipada de los daños y perjuicios​. Suele aplicarse en las ​obligaciones 
contractuales​ como forma de garantizar su cumplimiento.  

● Art. 790 CCyCN − ​“Concepto”:​ ​“La cláusula penal es aquella por la cual una persona, 
para asegurar el cumplimiento de una obligación, se sujeta a una pena o multa en 
caso de retardar o de no ejecutar la obligación”​. 

● Art. 791 CCyCN − ​“Objeto”​: ​“La cláusula penal puede tener por objeto el pago de una 
suma de dinero, o cualquiera otra prestación que pueda ser objeto de las 
obligaciones, bien sea en beneficio del acreedor o de un tercero”​. 

● Art. 792 CCyCN − ​“Incumplimiento”​: ​“El deudor que no cumple la obligación en el 
tiempo convenido debe la pena, si no prueba la causa extraña que suprime la 
relación causal. La eximente del caso fortuito debe ser interpretada y aplicada 
restrictivamente”​. 

Entre sus ​beneficios​:  

● Exime al acreedor de acreditar el daño sufrido por el incumplimiento y su entidad​. 

● Evita al deudor la exposición a una indemnización de monto desconocido o excesivo​.  

● Libra a ambos de la necesidad de acudir a un proceso judicial, con sus costos y 


contingencias​.  

Es una ​estipulación accesoria a una obligación principal​, que cumple una ​doble función​:  

● Compulsiva​: compele psicológicamente al deudor al cumplimiento de la obligación, al 


ser en ocasiones más gravosa que la prestación principal.  

● Resarcitoria​: importa una liquidación convencional y anticipada de los daños y 


perjuicios que pueda sufrir el acreedor, en el supuesto de incumplimiento. 

Hay 2 ​tipos​ de cláusula penal: 

● Moratoria​: consiste en el pago de ​multas acumulables​ a la prestación principal, ante la 


demora​ en su cumplimiento (ej: A se compromete a pagar $100 por día a B en caso de 
retraso en la entrega de determinada mercadería).  

● Compensatoria​: comprende el pago por ​daños y perjuicios​ derivados de la 


inejecución de la prestación principal ante su ​incumplimiento definitivo​, no 
acumulables a ésta (ej: A se compromete a pagar $100.000 a B en caso de incumplir 
con la entrega de determinada mercadería).