You are on page 1of 4

Carta abierta (en inglés) de los alumnos de Harvard a su profesor, Gregory Mankiw, autor de

uno de los manuales más usados de “Principios de Economía”, explicando su salida colectiva de la
clase que estaba impartiendo como forma de expresar su desconecto respecto al sesgo de su curso
de introducción a la economía.

Dear Professor Mankiw,

Today, we are walking out of your class, Economics 10, in order to express our discontent with the
bias inherent in this introductory economics course. We are deeply concerned about the way that
this bias affects students, the University, and our greater society.

As Harvard undergraduates, we enrolled in Economics 10 hoping to gain a broad and introductory


foundation of economic theory that would assist us in our various intellectual pursuits and diverse
disciplines, which range from Economics, to Government, to Environmental Sciences and Public
Policy, and beyond. Instead, we found a course that espouses a specific—and limited—view of
economics that we believe perpetuates problematic and inefficient systems of economic inequality
in our society today.

A legitimate academic study of economics must include a critical discussion of both the benefits
and flaws of different economic simplifying models. As your class does not include primary sources
and rarely features articles from academic journals, we have very little access to alternative
approaches to economics. There is no justification for presenting Adam Smith’s economic theories
as more fundamental or basic than, for example, Keynesian theory.

Care in presenting an unbiased perspective on economics is particularly important for an


introductory course of 700 students that nominally provides a sound foundation for further study
in economics. Many Harvard students do not have the ability to opt out of Economics 10. This class
is required for Economics and Environmental Science and Public Policy concentrators, while Social
Studies concentrators must take an introductory economics course—and the only other eligible
class, Professor Steven Margolin’s class Critical Perspectives on Economics, is only offered every
other year (and not this year). Many other students simply desire an analytic understanding of
economics as part of a quality liberal arts education. Furthermore, Economics 10 makes it difficult
for subsequent economics courses to teach effectively as it offers only one heavily skewed
perspective rather than a solid grounding on which other courses can expand. Students should not
be expected to avoid this class—or the whole discipline of economics—as a method of expressing
discontent.

Harvard graduates play major roles in the financial institutions and in shaping public policy around
the world. If Harvard fails to equip its students with a broad and critical understanding of
economics, their actions are likely to harm the global financial system. The last five years of
economic turmoil have been proof enough of this.

We are walking out today to join a Boston-wide march protesting the corporatization of higher
education as part of the global Occupy movement. Since the biased nature of Economics 10
contributes to and symbolizes the increasing economic inequality in America, we are walking out
of your class today both to protest your inadequate discussion of basic economic theory and to lend
our support to a movement that is changing American discourse on economic injustice. Professor
Mankiw, we ask that you take our concerns and our walk-out seriously.

Sincerely,

Concerned students of Economics 10


Estimado Profesor Mankiw:

Hoy vamos a abandonar su clase, 'Economics 10', para expresar nuestro descontento con el carácter
sesgado inherente a este curso de introducción a la economía. Estamos profundamente
preocupados sobre la manera en que este enfoque afecta a los estudiantes, la Universidad y la
sociedad en general.

Como estudiantes de Harvard, nos matriculamos en el curso 'Economics 10' con la esperanza de
obtener unos conocimientos amplios e introductorios sobre los fundamentos de la teoría económica
que nos sirviesen para potenciar nuestras propias y variadas ideas en diversas disciplinas, desde
Economía, Gobierno, hasta Ciencias Medioambientales y Política Pública, y más allá. Sin
embargo, nos encontramos con un curso que expone una visión específica -y limitada- de la
economía, que, en nuestra opinión, perpetúa sistemas económicos problemáticos e ineficaces,
favoreciendo la desigualdad en nuestra sociedad.

Cualquier estudio académico de economía que se precie debe incluir una discusión crítica tanto de
los beneficios como de las lagunas de diferentes modelos económicos. Dado que su curso no ofrece
las fuentes originales y rara vez trata artículos de revistas especializadas, apenas disponemos de
acceso a enfoques alternativos a la economía. No hay justificación alguna por la cual deban
presentarse las teorías económicas de Adam Smith como más fundamentales o básicas que, por
ejemplo, la teoría Keynesiana.

En un curso introductorio dirigido a 700 estudiantes, es particularmente importante cuidar una


exposición no sesgada de la economía, si tal curso ha de estimular posteriores estudios en la
materia. Muchos estudiantes de Harvard no tienen la opción de no cursar 'Economics 10'. Los
alumnos de Económicas y Ciencias Medioambientales y Política Pública necesitan esta clase,
mientras que los de Estudios Sociales deben elegir un curso introductorio de economía -y la única
opción que queda, el curso Perspectivas Cíticas en Economía del Profesor Steven Margolin, sólo se
ofrece un año de vez en cuando (y no este año). Muchos otros estudiantes simplemente desean que
un conocimiento analítico de la economía sea parte de un currículo en artes liberal y de calidad.
Más aún, 'Economics 10' no ayuda a posteriores cursos a profundizar en el temario y ser impartidos
de manera eficiente, ya que se basa en una única perspectiva fuertemente enfatizada, no en unas
ideas sólidas y genéricas aptas para futuros desarrollos. No debería recurrirse al abandono de este
curso -o la disciplina de economía en su conjunto- como protesta de los estudiantes.

Los graduados en Harvard desempeñan importantes papeles en las instituciones financieras y en


configurar la política pública en todo el mundo. Si Harvard fracasa en su labor de dotar a sus
estudiantes con unos conocimientos amplios y críticos en materia económica, es probable que las
acciones de tales estudiantes dañen el sistema financiero mundial. Los últimos cinco años de
tumultos económicos son una prueba de ello.

Abandonamos hoy la clase para sumarnos a una manifestación en todo Boston para protestar por la
corporatización de la educación superior, como parte de las acciones del movimiento 'Occupy Wall
Street'. Dado que la naturaleza sesgada de 'Economics 10' contribuye a, y simboliza, la creciente
desigualdad económica en América, decidimos no acudir a su clase tanto para protestar su
inadecuada discusión de la teoría básica de la economía como para prestar nuestro apoyo a un
movimiento que está cambiando el discurso americano sobre la injusticia económica. Profesor
Mankiw, le rogamos que tome nuestras inquietudes en serio.

Atentamente,

Estudiantes Concienciados de 'Economics 10'

El Prof. Mankiw realizó el siguiente comentario en su blog al hilo de tal carta:

"Aquí tienen un hecho que quizás no hayan oído decir al movimiento 'Occupy Wall Street': Los
ingresos de las nóminas más altas han caído sustancialmente durante los últimos años. Se podría
concluir, pues, que los salarios más elevados corren más riesgo que los más modestos."

Resulta curiosa, por no decir otra cosa, la frase "los salarios más elevados corren más riesgo". ¿Acaso
el Prof. Mankiw sostiene una visión tipo 'ruleta rusa' de la igualdad económica? El profesor, como
buen liberal, está siempre preocupado por "los que tienen más".

Disponible el 28 de noviembre de 2011, de los siguientes portales electrónicos:

http://bogieconomico.blogspot.com/2011/11/la-carta-de-los-estudiantes-de-harvard.html

http://www.economiacritica.net/?p=732