You are on page 1of 2

Ley de Ohm.

La intensidad de corriente que atraviesa un circuito es directamente proporcional al


voltaje o tensión del mismo e inversamente proporcional a la resistencia que
presenta.
En forma de fracción se pone de la siguiente forma:
I= V/R
Donde I es la intensidad que se mide en amperios (A), V el voltaje que se mide en
voltios (V); y R la resistencia que se mide en ohmios (Ω).
Con esta expresión vas a ser capaz de calcular en un circuito una magnitud a partir
de las otras dos. Para calcular la intensidad calculamos directamente la fracción
anterior.
Para calcular el voltaje, vamos a deshacer la fracción, pasando R que está
dividiendo al otro lado de la igualdad multiplicando. Nos queda:
V = I / R.
Ahora, si queremos calcular R, en la expresión anterior pasamos la I que está
multiplicando al otro lado de la igualdad dividiendo, aislando así R. Nos queda
R = V / I.
¿Qué es la ley de Ohm?
Es la relación de corriente medida en amperios que circula por un conductor, la cual
es igual a la diferencia de voltaje, entre la resistencia que encuentra esa corriente
en el conductor. Esto quiere decir, que para que exista una corriente eléctrica en el
conductor, es importante que haya un diferencial de voltaje entre dos puntos.
En cualquier conductor, podrás observar una resistencia eléctrica. Y estas varían
desde 0.1 Ohm hasta un millón de Ohm, de acuerdo a la longitud de dicho
conductor. Mientras la resistencia sea mayor, menos corriente fluye en el conductor,
debido a la oposición al pasar las cargas. Y si la diferencia de potencia, es mayor
en cada punta de los conductores, entonces la corriente que fluirá será mayor.
Origen de la ley de Ohm
Se originó a comienzos del siglo XlX, descubierta por el matemático y físico Georg
Simon Ohm. Para ese entonces, ya se conocía la corriente eléctrica, gracias a las
indagaciones de Volta Alejandro. Sin embargo, Ohm quiso ahondar sobre las
investigaciones de Volta y empezó a realizar experimentos con las propiedades de
la electricidad. Él utilizó partes de metal, hasta que descubrió la ley de Ohm, en
honor a su nombre.
Cabe destacar que la ley de Ohm, no funciona por sí sola. Pero este descubrimiento
realizado por Ohm, fue un gran aporte a la electrónica. En la electricidad, también
intervienen las leyes de Kirchhoff. No obstante, tiempo después esta ley fue
perfeccionada por la teoría del científico Maxwell. Donde unificó el magnetismo con
la electricidad.
¿Para qué sirve la Ley de Ohm?
La Ley de Ohm está presente en todo circuito eléctrico y muchas veces pasa
desapercibida en la vida del ser humano. Prácticamente cualquier aparato
electrónico que existe en el hogar, tales como la plancha, el computador, la radio,
la televisión, un teléfono, entre otros; tiene un circuito eléctrico en el cual se da la
ley de Ohm. Ya que obviamente, el circuito relaciona la intensidad de la corriente,
la diferencia de potencia y la resistencia eléctrica.
Una vista de la Ley de Ohm en su interior
Pero, ¿Qué sucede para que la ley de Ohm se cumpla en los conductores? A
continuación, se explicarán algunos conceptos que componen dicha ley:
Intensidad: Conocida como intensidad de corriente. Es la cantidad de electrones
(los cuales crean la corriente eléctrica) que recorren en una unidad de tiempo
establecida. Esta intensidad es media en amperios.
Voltaje: Se le conoce como fuerza electromotriz o también como diferencia de
voltaje o potencia. El voltaje es la diferencia de energía que existe entre dos puntos,
para poder generar la corriente eléctrica. Es decir, la potencia con que los átomos
de un sitio, atraen a la corriente que se encuentra en otro extremo. Se mide en
voltios.
Resistencia: Es la oposición que brinda un cuerpo al pasar por la corriente. La
resistencia es un elemento de un circuito, indispensable en electrónica, debido a
que, muchos módulos aguantan poca intensidad. La resistencia se mide en Ohmios,
y se simboliza así: (Ω).
De esta manera, podemos comprender la Ley de Ohm, de forma más sencilla. Por
ejemplo, en un circuito con grandes diferencias de voltaje o potencia, se genera
mayor intensidad a medida que pasa la corriente. Sin embargo, hay que tomar en
cuenta el tipo de conductor y la distancia entre los puntos, debido a que, esto genera
variaciones.