Sie sind auf Seite 1von 3

Fase Pre-analítica

1) Preparación del paciente.

Existen diversos factores que alteras los resultados de las pruebas de laboratorio, es por ello que se
suele requerir la intervención de algún personal medico que indique al paciente de la forma más
clara posible, las condiciones en que se debe presentar a la toma de muestra sanguínea, además de
una breve explicación del procedimiento que se realzara, por ejemplo:

 Acudir al laboratorio en completo ayuno. Ayuno de 8 a 14 horas, tampoco ingerir agua.


 No consumir licor 24 horas antes del examen.
 Evitar el consumo de cigarrillo 8 horas antes de la realización del examen.
 No realizar ejercicio antes de la toma de la muestra, permanecer en reposo mínimo 15
minutos, antes de la toma de la muestra.
 Preparación psicológica (si es requerida).

Una vez que se le informo al paciente de los requerimientos necesarios, se le solicitara que se
presente un día y horario específico para proceder a realizar la toma de muestra correspondiente.

2) Toma de muestra

Antes de realizar la toma de muestra correspondiente, se debe corroborar los siguientes datos con
el paciente:

 Revisar la petición de analítica y comprobar, tipo (urgente o normal), cantidad (una o más
peticiones), datos del paciente, datos médicos como diagnóstico o tratamiento, servicio
solicitante, servicio de destino y firma del facultativo
 Identificación positiva del paciente.
 Explicar nuevamente al paciente la metodología a seguir.
 Corroborar el ayuno con una confirmación hablada.

a. Extracción de sangre venosa


- Solicitar al paciente que toma asiento en el área de toma de muestra.
- Reunir todo el material necesario en la bandeja y llevarlo al lado del paciente.
- Lavado de manos.
- Colocarse los guantes.
- Localización de la zona de punción, la fosa antecubital del brazo.
- Colocar la ligadura entre 7,5 cm o 10 cm por encima del punto de punción.
o Forma de hacer el torniquete: se coloca la ligadura alrededor del brazo con los dos
extremos hacia nosotros; se cruza el extremo izquierdo sobre el derecho y tire del
extremo izquierdo hacia el hombro, manteniendo la tensión mientras que se hace
un lazo en la sección del torniquete que rodea el brazo; esta forma de asegurarlo
permite soltarlo con una sola mano.
o Tensión del torniquete: el torniquete debe asegurarse con la tensión suficiente para
que ponga las venas prominentes pero que no comprometa la circulación. Si está
muy apretado la piel se pondrá blanca alrededor y si está muy flojo se escurrirá,
suéltelo y asegúralo otra vez.
o El uso prolongado de la ligadura obstruye el flujo de la sangre y causa la
acumulación anormal de fluidos y elementos de la sangre que puede afectar el
resultado del análisis. No dejar más de 1 minuto.
- Solicitar al paciente que cierre la mano, esto hace que la vena sea más prominente.
- Colocar el brazo hiper-extendido, de manera que la mano esté más baja que el codo; si es
necesario ayudarse con una toalla o soporte.
- Seleccionar la vena por palpación cuidadosamente con el dedo índice.
o Vena cefálica: es mas gruesa, se encuentra en la periferia exterior del brazo.
o Vena cubital (media): es un poco mas gruesa que la anterior, además de ser la más
fácil de localizar por estar en la parte media de la fosa antecubital.
o Vena basílica: es la vena mas delgada, se encuentra en la periferia interior del brazo,
no se recomienda para extracción ya que suele causar más dolor al paciente.
o Las venas tienen una consistencia esponjosa y rebotará bajo la presión del dedo.
Las arterias se encuentran a mayor profundidad y palpitan; los tendones están
duros, son como cuerdas, resistentes a la presión. Las venas trombosadas
sobresalen como vasos normales, pero no poseen elasticidad.
- Realizar la asepsia de la zona antecubital con un algodón con alcohol.
o Puede realizarse la limpieza de forma circular en espiral, del centro hacia afuera o
pasando el algodón de arriba hacia abajo 2 veces, girando el algodón cada vez.
o Exprima el algodón antes de realizar la asepsia para evitar que tarde demasiado en
secar.
- Rompa el sello de la funda de la aguja e insértela con un giro en el receptáculo hasta el tope
si usa sistema vacutainer. Si usa jeringa, encaje la aguja firmemente. En ambos casos
compruebe que la aguja no contenga bordes ásperos o toscos, pero nunca la toque.
- Inmovilice la vena seleccionada colocando el pulgar debajo de la zona de punción y tense la
piel; así se impide que la vena se mueva en el momento de la punción, el resto de los dedos
se ponen detrás del codo para evitar que éste se doble o prevenir cualquier movimiento.
- Con el bisel hacia arriba y en dirección de la vena puncione la piel con un suave y rápido
movimiento. La pared superior de la vena debe ser puncionada y el bisel debe quedar en el
interior de la vena. La aguja se inserta aprox. 1 cm.
- Cuando la aguja está asegurada conecte el primer tubo o se aspira para que la sangre fluya;
una vez que empiece a salir soltar el torniquete. Si obtendrá varios tubos, suelte el
torniquete que se realice el llenado del penúltimo o ultimo tubo. EL orden de extracción de
muestras es el siguiente:
o 1º muestras esterilizadas (hemocultivos).
o 2ª muestras puras sin aditivos.
o 3º muestras con aditivos.
- Cuando el tubo se llene a ¾ de su capacidad, retírelo de un movimiento firme y rápido. EN
caso de ser un tubo con aditivo, mézclelo por inversión suavemente.
- Una vez llenado todos los tubos (sistema de vacío) retiraremos la aguja, con un movimiento
rápido y suave hacia atrás y se aprieta la zona con un algodón humedecido con alcohol, con
el fin de evitar la formación de un hematoma. La presión en la zona se hará durante más de
cinco minutos o el tiempo necesario según el tipo de paciente, manteniendo recto el brazo.
- Se retira todo el material, colocando cada uno en el contenedor correspondiente.