Sie sind auf Seite 1von 15

INDICE

INTRODUCCION A LA OSTEOLOGÍA II
HUESO III
COMPOSICIÓN: III
ESTRUCTURA III
Tejido Oseo III
Tipos Celulares III
Los osteoblastos III
Hueso esponjoso o trabecular IV
Hueso compacto o cortical IV
Osteogénesis V
Osificación intramembranosa V
Osificación endocondrala V
CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS SEGÚN SU FORMA Y FUNCIÓN VI
Huesos largos: VI
Huesos planos: VI
Huesos cortos: VI
Huesos irregulares: VI
Huesos neumáticos: VI
Huesos sesamoideos: VI
POSICIONES ANATOMICAS DEL PERRO VI
Posiciones: VI
La posición de reposo: VI
La Posición de decúbito: VI
Decúbito supino: VII
Decúbito prono: VII
Decúbito Lateral: VII
Direcciones Anatómicas: VII
Superficie dorsal: VII
HUESOS DEL CRÁNEO CANINO. VII
PORCIONES DEL CRÁNEO VIII
TIPOS DE CRÁNEO VIII
I
HUESOS DE LA CABEZA VIII
HUESOS VERTEBRALES – TORAX X
ARTICULACIONES DE LA COLUMNA XI
El TORAX XII
ESTERNÓN XIII
HUESOS DE LAS ARTICULACIONES ANTERIORES XIII

INTRODUCCION A LA OSTEOLOGÍA
La osteología es la rama de la anatomía que se encarga del estudio de los
huesos. El Sistema óseo es la estructura de sostén del cuerpo de los animales
y está formado por huesos. Es la parte de la Anatomía Sistemática que se
encarga del estudio de los huesos. Estos son órganos duros que sirven como
palanca y brazos de fuerza en el esqueleto.
Están constituidos por una tercera parte de oseína y dos terceras partes de
sales minerales, principalmente, carbonato y fosfato de calcio, magnesio y
cloruro de sodio.
No debemos caer en el error de considerarlo algo estático, inanimado,
constituyen parte de un ser vivo, están irrigados e inervados, pueden sufrir
enfermedades, luchar contra ellas y ajustarse a modificaciones impuestas por
el esfuerzo.
Debemos recalcar otras dos funciones en la cual participan, una es alojar a la
médula ósea, tejido hematopoyético y otra la de constituirse en un depósito de
minerales que está en constante intercambio con la sangre.
Para hacer la descripción de un hueso debemos regirnos por un método el que
nos facilitará mucho la tarea, cuando nos acostumbremos a seguir paso a paso
este sistema, la descripción será minuciosa.

II
HUESO
El hueso es un tejido muy dinámico que está formado por células óseas vivas
rodeadas por una sustancia inerte y dura. Un hueso en su estructura presenta
diáfisis, epífisis, cavidad medular, cartílago epifisiario, cartílago medular y otros.
COMPOSICIÓN:
La composición química del hueso es25% de agua, 45% de minerales como
fosfato y carbonato de calcio y 30% de materia orgánica. Estos minerales de
calcio le dan al hueso su rigidez y dureza. Pero los minerales de los huesos no
están fijos como los minerales de una roca, sino que siempre están siendo
intercambiados y reemplazados. Por ejemplo, los iones calcio (Ca+2) circulan
tan rápidamente entre el plasma sanguíneo y los huesos que todo el contenido
de iones Ca+2 del plasma se intercambia con el calcio de los huesos en solo
un minuto. Cuando se inyectan iones radiactivos de calcio o fosfatos en la
corriente sanguínea, aparecen rápidamente en el hueso.
El cuerpo pierde continuamente iones fosfato y de calcio a través de los riñones
y el tubo digestivo. Las células de otros tejidos corporales diferentes del tejido
óseo, también requieren estas sustancias. Si no hay suficientes minerales en
las dietas estos iones son liberados del esqueleto y pasan a la sangre para ser
transportadas a los tejidos que requieren de éstos. Esta pérdida deja a los
huesos blandos, esponjosos y frágiles. Durante el embarazo, el cuerpo de la
madre suministra al niño los materiales para construir su esqueleto; por ello la
futura madre requiere un suministro extra de calcio en su alimentación, así
como los niños y jóvenes durante el crecimiento.
La formación y mantenimiento de los huesos están regulados por hormonas y
por los alimentos. Una hormona de las glándulas paratiroides ayuda a regular
los niveles de Ca+2 y PO4-3(fosfato) en la sangre y los huesos. Los alimentos
que nos proporcionan calcio son leche sus derivados, acelga, brócoli, espinaca
garbanzo, nueces y huevo.
ESTRUCTURA
Tejido Oseo
El tejido óseo, junto con la médula ósea y otros tejidos conectivos, forma los
huesos, los cuales tienen una doble función: mecánica y metabólica. En su
faceta mecánica, los huesos sostienen las partes blandas del cuerpo y
protegen a los órganos como el cerebro, pulmones y corazón. También sirven
como palanca para el agarre de los músculos y la generación de los
movimientos. Como centro metabólico, el tejido óseo almacena calcio y fósforo,
y regula su metabolismo. Además, en el interior de los huesos, médula ósea,
se generan las células sanguíneas (hematopoyesis).
Tipos Celulares
Los osteoblastos son las células especializadas en la síntesis de matriz ósea
y son responsables del crecimiento y remodelación del hueso. Se encuentran
en el frente de crecimiento del hueso, alineados uno al lado del otro formando
una especie de capa celular de una célula de espesor. Esta matriz ósea,
todavía no mineralizada, se denomina osteoide, la cual madura por la

III
deposición de sales de calcio. Cuando los osteoblastos se rodean
completamente por matriz ósea quedan encerrados en unas oquedades
denominados lagunas óseas y entonces se diferencian en osteocitos.
Los osteocitos son el tipo de celular óseo más abundante en el hueso
maduro. Se localizan en unas cavidades de la matriz ósea que se denominan
lagunas óseas. Tienen aspecto de arañas con largas patas. Esas patas
corresponden a canales que discurren por la matriz extracelular denominados
canalículos óseos, en los cuales se extienden las prolongaciones de los propios
osteociotos. De esta manera es posible el trasiego de sustancias desde los
vasos sanguíneos a todos los osteocitos, puesto que la matriz ósea
mineralizada es un medio que dificulta la difusión de metabolitos. Los
osteocitos mantienen la matriz ósea, reabsorben y producen matriz ósea.
También intervienen en la homeostasis del calcio en el cuerpo mediante su
liberación desde la matriz ósea.
Los osteoclastos se encargan de eliminar hueso, tanto la matriz ósea
mineralizada como la orgánica, mediante un proceso denominado reabsorción.
Son células muy grandes y multinucleadas.
Hueso esponjoso o trabecular
El hueso esponjoso o trabecular posee grandes espacios denominados
cavidades vasculares, ocupados por vasos sanguíneos y elementos
hematopoyéticos. Estas cavidades están delimitadas por trabéculas óseas en
las cuales las fibras de colágeno pueden estar dispuestas de manera
entrecruzada (hueso trabecular no laminar) o bien ordenadas en laminillas
óseas (hueso trabecular laminar). Generalmente, durante la formación de los
huesos u osteogénesis se forma primero un hueso trabecular no laminar,
denominado primario, que posteriormente es sustituido por un hueso
secundario que es laminar (sólo ocasionalmente hay hueso secundario no
laminar). Hay dos tipos de hueso secundario: el compacto y el trabecular. El
hueso secundario compacto se sitúa en la parte más periférica de los huesos y
está formado por laminillas de matriz extracelular muy compactas que se
pueden disponer paralelas a la superficie del hueso o de forma concéntrica en
torno a canal de vascular forman osteonas. El hueso secundario trabecular se
sitúa en el interior de los huesos formando las trabéculas óseas.
Hueso compacto o cortical
El hueso compacto o cortical no posee cavidades vasculares, sino que su
matriz extracelular se ordena en laminillas óseas, las cuales se pueden
disponer de manera paralela (hueso compacto laminar) o de manera
concéntrica alrededor de un canal (hueso compacto de tipo osteónico). Por
este canal, denominado canal de Havers, discurren vasos sanguíneos y
nervios, y junto con las laminillas óseas concéntricas y los osteocitos,
dispuestos entre las laminillas, forman un conjunto denominado osteona o
sistema de Havers. Los canales de Havers de osteonas cercanas están
conectados mediante canales transversales denominados canales de
Volkmann. Del orden de 4 a 20 laminillas óseas se disponen alrededor de un

IV
canal de Havers. Los osteocitos se encuentran en unos huecos localizados en
las laminillas óseas denominados lagunas. De estas lagunas salen pequeños
conductos, denominados canalículos, por donde los osteocitos emiten
prolongaciones celulares. Los canalículos se abren a los canales de Havers por
donde viajan los vasos sanguíneos, y desde donde los oseocitos obtienen los
nutrientes.
Osteogénesis
La osteogénesis es el proceso de formación de hueso. Hay que distinguir entre
el origen celular de las células óseas y el modo de formación del hueso. Hay
tres linajes celulares embrionarios que pueden producir células óseas: desde el
mesodermo paraaxial se producen las vértebras y parte de los huesos del
cráneo y la cara, desde el mesodermo lateral se forman los huesos de las
extremidades, y a partir de las crestas neurales, derivadas del ectodermo, se
forman algunos huesos del cráneo y la cara. Por otro lado hay dos formas de
producir hueso a partir de células mesenquímaticas (procedentes de alguno de
las tres linajes embrionarias anteriores): intramembranosa y endocondral. La
osificación intramembranosa consiste en la formación de hueso directamente
desde las células mesenquimáticas, mientras que la osificación endocondral
supone la diferenciación de células mesenquimáticas en cartílago y
posteriormente la sustitución de cartílago por tejido óseo. Como se puede ver el
hueso se forma por sustitución de otro preexistente y en los dos casos el primer
indicio de la formación de hueso es la aparición de una red de trabéculas óseas
que se irán remodelando posteriormente.
Osificación intramembranosa
En este tipo de formación de hueso las células mesenquimáticas se
transforman directamente en hueso. Esto ocurre en los huesos planos. En
primer lugar hay una condensación de células mesenquimáticas donde se va a
formar el hueso y la aparición de unas bandas de matriz dispuestas a modo de
retículo. Entorno a estas trabéculas iniciales se agregan células
mesenquimáticas que se convertirán en osteoblastos, los cuales empiezan a
secretar matriz ósea. Este proceso genera una zona de osificación inicial en
torno a la cual se va repitiendo el proceso de maduración de células
mesenquimáticas en osteoblastos, con lo que las trabéculas van aumentando
de tamaño. La propia secreción y maduración de la matriz extracelular hace
que los osteoblastos queden progresivamente rodeados por matriz ósea, lo que
los convierte en osteocitos maduros. En los límites externos de este sistema de
trabéculas se formará el periostio y el interior de los espacios entre trabéculas
se convertirá en médula ósea y endostio.
Osificación endocondrala
En este tipo de osificación las células mesenquimáticas se diferencian primero
en condrocitos, los cuales son posteriormente sustituidos por células óseas.
Tras un proceso de compactación hay una proliferación de los condrocitos para
formar un cartílago que servirá de molde para obtener el hueso. Llegado a un
punto del desarrollo, los condrocitos de la zona media dejan de dividirse.
Alrededor de esa zona se crea un anillo o collar óseo que rodea el hueso, y que

V
sirve de soporte al hueso. Entonces crecen enormemente en tamaño y se
convierten en condrocitos hipertróficos. Los condrocitos hipertróficos producen
un tipo de matriz extracelular que permiten la mineralización. También secretan
moléculas para favorecer la angiogénesis, que atrae a los vasos sanguíneos al
interior de cartílago, y otra para convertir a las células mesenquimáticas
periféricas en osteoblastos.
CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS SEGÚN SU FORMA Y FUNCIÓN
Huesos largos: Donde predomina una sola dimensión, la longitud. Su función
más importante es servir de palancas.
Huesos planos: Donde predominan dos dimensiones, largo y ancho. Su
función más importante es la protección de órganos.
Huesos cortos: No predomina en ellos ninguna dimensión. Su función más
importante es la amortiguación
Huesos irregulares: Tienen muchas formas y ninguna función definida porque
cumplen muchas funciones.
Huesos neumáticos: Contiene cavidades llenas de aire. También se conocen
como huesos sinusales.
Huesos sesamoideos: Pueden clasificarse dentro de los huesos cortos. Su
función más importante es darle dirección a tendones y ligamentos.

POSICIONES ANATOMICAS DEL PERRO

Posiciones:
Para realizar la descripción de la posición de un animal desde el punto de vista
Anatómico, se debe tener en cuenta que el animal en estudio se encuentra
parado en sus cuatro miembros y con una mirada hacia delante como si fuera a
caminar. Este aspecto varia con relación a la posición humana, ya que el
cuerpo humano se le toma en actitud erguida con los brazos extendidos al lado
del tronco y la cabeza, los ojos, los dedos delos pies y las palmas de sus
manos dirigidas hacia delante.

La posición de reposo:
En los animales no permite una designación precisa en la posición del cuerpo,
ya que puede variar por varios aspectos, incluida su etología, así en el equino
su posición de reposo se evalúa cuando se encuentra parado en sus cuatro
extremidades, ya que evolutivamente era un animal depredado y debía dormir
parado.

La Posición de decúbito:
Es aquella donde el cuerpo se encuentra en estado de reposo sobre un plano
más o menos horizontal; esta posición de decúbito puede ser supino, prono o
lateral.

VI
Decúbito supino: el cuerpo se apoya sobre la espalda y se denomina también
decúbito dorsal. Suele ser común en algunas razas de perros que toman esta
posición para descansar o cuando el hombre coloca a un animal en una
posición para intervenir quirúrgicamente cuando se necesita incidir por la línea
media o línea alba.

Decúbito prono: el cuerpo está boca abajo sobre el plano horizontal. Se


denomina también decúbito ventral.

Decúbito Lateral: ubica al animal sobre uno de sus costados o lados.

Direcciones Anatómicas:
Las direcciones en Anatomía, se indican con los siguientes términos.

Superficie dorsal: es aquella que se ubica contraria al piso o punto de


sustentación del animal. Corresponde a toda la superficie que se ubica por
encima del animal desde la cabeza hasta la cola. En los miembros anteriores y
posteriores se le denomina superficie dorsal, aquella que se ubica en la
superficie anterior desde el carpo hacia abajo y desde el tarso hacia abajo.

Superficie ventral: es la que se encuentra hacia el vientre del animal o


relativamente cerca del mismo o la parte del cuerpo más cercana al piso. Se
aplica en la cabeza, cuello, tórax, abdomen y cola, pero no en los miembros
o apéndices. En los humanos corresponde a la parte anterior del cuerpo.

Medial: es todo lo que se ubica hacia el plano mediano o centro del animal.
También se conoce con el nombre de interno.

Lateral: es lo que se ubica lejos del plano mediano o relativamente lejos del
centro del animal. Se conoce también como externo.

Craneal: es lo que está hacia la cabeza o relativamente cerca de ella. Es lo


más anterior del cuerpo. En los miembros locomotores se aplica desde la base
de la extremidad hasta los carpos o tarsos visto por delante, de este punto
hasta el final de la extremidad se denomina dorsal, como ya se mencionó.

Caudal: es lo que se ubica hacia la cola del animal o cerca de ella. En los
miembros locomotores se aplica desde la base de la extremidad hasta los
carpos o tarsos visto por detrás. En los humanos equivale a inferior.

Rostral: es lo que está ubicado hacia la nariz o cerca de ella; se aplica solo en
la cabeza. Así, decimos que la nariz tiene una ubicación rostral en la cabeza y
el hueso occipital una ubicación caudal o posterior en la cabeza.

HUESOS DEL CRÁNEO CANINO.


El esqueleto de la cabeza comprende:

-Huesos

VII
-Articulaciones

Los huesos de la cabeza son más o menos planos fuertemente unidos mediante
suturas.

PORCIONES DEL CRÁNEO


1. NEUROCRÁNEO (Porción craneana): Cápsula ósea, protege y aloja al
encéfalo y aloja órganos de los sentidos
2. ESPLANOCRÁNEO (Porción facial): Forma e esqueleto de la cara.
La órbita es la zona de conjunción de ambas porciones.

TIPOS DE CRÁNEO
1. Braquicéfalo (Cabeza corta)
2. Mesocéfalo (Proporciones intermedias)
3. Dolicocéfalo (Cabeza alargada)

HUESOS DE LA CABEZA
- NEUROCRÁNEO:
Huesos pares: Parietal, frontal, temporal.
Huesos impares: Occipital, interparietal, esfenoides, etmoides.
- ESPLACNOCRÁNEO:
Huesos pares: Nasal, maxilar, premaxilar, malar, lacrimal, pterigoides,
palatino, cornetes (4).
Huesos impares: Vómer, mandíbula, hioides.

CARA DORSAL DEL CRÁNEO (PORCIÓN CRANEANA):

VIII
-Hueso Occipital (1)

- Hueso Interparietal (2)

-Hueso Parietal (3)

-Sutura Interparietal o Sagital

-Hueso Frontal (5)

-Sutura Coronal (13)

-Fosa Frontal

- Fin del cráneo

-Protuberancia Occipital externa (a)

-Cresta nucal (b)

-Cresta sagital externa (12)

-Líneas temporales

-Crestas frontales (14)

-Proceso supraorbitario (17)

CARA DORSAL DEL CRÁNEO (PORCIÓN FACIAL):

-Hueso Frontal (5)

-Hueso nasal (9)

-Nasion (a)

-Sutura frontonasal (b)

-Hueso maxilar (8)

-Hueso premaxilar (10)

- Apófisis nasal (c)

-Orificio nasal del canal incisivo (23)

-Hueso malar (6)

IX
HUESOS VERTEBRALES – TORAX

El espinazo o columna vertebral está formada por un número variable de 48 a


52 vértebras, según la longitud de la cola, articuladas entre sí para permitir la
flexibilidad del cuerpo se lo conoce como el esqueleto axial.
Presentan la siguiente composición:
Vértebras cervicales: son siete y constituyen la base ósea de cuello.
Vértebras torácicas: son trece y se articulan con las costillas formando la
parte del tórax.
Constituyen la estructura básica de la columna torácica, que tiene muy
poca movilidad. Funciones: transmiten el peso corporal hacia los miembros
torácicos y, junto con
las costillas, dan inserción a los m. costales torácicos y de la espalda. Junto
con las costillas y el
esternón, forman parte del esqueleto del tórax.
De 12 a 18 vértebras torácicas (depende de la especie).
- Cuerpo: corto y cilíndrico. Cabezas y fosas poco manifiestas. Posee
superficies articulares para
la conexión con las costillas: fositas (facetas) costales craneales y caudales.
Cresta ventral poco
marcada.
- Apófisis espinosas: muy altas (inserción musculatura del cuello y la cabeza).
Las primeras
constituyen la base ósea de la cruz.
- Apófisis articulares: cortas.
- Apófisis transversas: gruesas. Tubérculo costal (con fosita costal
transversa).
- Apófisis mamilares: en las últimas vértebras. Apófisis mamiloarticulares.
- Apófisis accesorias: en las últimas vértebras en carnívoros.
- Escotaduras vertebrales profundas (agujeros intervertebrales).
- Espacios interarcuales reducidos.
- Agujero vertebral reducido.
- Incisuras vertebrales caudales muy profundas, a veces convertidas en
agujeros vertebrales
laterales.
- Vértebra anticlinal.
Vértebras lumbares: son siete y forman la base esquelética del lomo.
Constituyen la columna lumbar que posee gran solidez y permite una
óptima transmisión de impulsos motores del miembro pelviano al tronco.
- Entre 3 y 7 vértebras lumbares (depende de la especie).
Cuerpo: largo. Cabeza y fosa aplanadas. Cresta ventral gruesa.
Apófisis espinosas: de longitud uniforme. Inclinadas cranealmente.

X
Apófisis articulares y mamilares fusionadas (apófisis mamiloarticulares).
Apófisis transversas (costiformes): muy largas, anchas y aplanadas.
Apófisis accesorias: en carnívoros.
Escotaduras vertebrales: profundas (agujeros intervertebrales).
Espacios interarcuales: reducidos. Espacio lumbosacro.
Canal vertebral: amplio.
Cresta ventral: gruesa.
Vértebras sacras (sacro): son tres vértebras unidas y forman la pelvis junto
con los coxales.
Originado por la soldadura de las vértebras sacras. La soldadura se
completa hacia los 4-5 años en équidos, al año y medio en carnívoros y a los 3-
4 años en rumiantes.
El huesos sacro articula con la última vértebra lumbar, la primera caudal y con
el coxal (ilion).
- Hueso triangular, aplanado dorsoventralmente.
- Cara dorsal: cresta sacra mediana (apófisis espinosas rudimentarias),
intermedia (apófisis
articulares rudimentarias) y lateral. (apófisis transversas rudimentarias),
agujeros sacros
dorsales.
- Cara pélvica: líneas transversas, agujeros sacros ventrales.
- Base: extremidad craneal (para la articulación con la ultima lumbar),
promontorio, apófisis
articulares craneales (poco desarrolladas), orificio anterior del canal del sacro.
- Vértice: apófisis articulares caudales, orificio posterior del canal del sacro.
- Ala del sacro, cara articular para el ilion.
- Canal sacro, va disminuyendo hacia el vértice.
Vértebras del coxis: de número muy variable, generalmente entre dieciocho y
veinte, son la estructura ósea de la cola.
Forman el esqueleto de la cola. Su número es muy variable. Sólo las
primeras son completas. Al final sólo queda un cuerpo cilindroide.

ARTICULACIONES DE LA COLUMNA
La mayoría de las vértebras están unidas por los discos intervertebrales, pares
de articulaciones sinoviales y ligamentos cortos y largos.
Los discos aparecen como brechas radiolúcidas entre los cuerpos vertebrales.
Cada disco consta de un núcleo pulposo y un anillo fibroso. El núcleo ocupa
una posición un tanto excéntrica. En el animal joven es un tejido semilíquido
derivado de la notocorda embrionaria. Se halla a presión y escapa si se le da la
oportunidad de hacerlo. El anillo fibroso consiste en haces circundantes de
tejido fibroso. La retención del núcleo dentro del anillo fibroso sirve para
absorber los golpes y para distribuir con mayor amplitud en las vértebras las
fuerzas compresivas a las que está sometida la columna.

XI
Los ligamentos adyacentes al disco son el ligamento longitudinal dorsal que
camina por el suelo del canal vertebral y el ligamento longitudinal ventral, por la
cara ventral de las vértebras. Además de los ligamentos Inter capitales de la
región torácica.
Los plexos venosos están formados por venas bilaterales que caminan por el
suelo del canal vertebral. La hemorragia de estos plexos durante la cirugía es
el principal problema técnico en la descompresión medular toracolumbar
dorsolateral y cervical ventral.
Los discos suelen degenerar con el envejecimiento, el tejido fibroso sustituye
poco a poco el material gelatinoso del núcleo y las laminillas fibrosas que
forman el anillo empiezan a separarse y disgregarse. El núcleo pierde su
elasticidad mientras que el anillo se debilita y esto puede causar protrusión
discal (dentro del canal vertebral comprimiendo a la médula espinal) por
estiramiento o por rotura del anillo. Uno de los factores que lo favorecen es la
delgadez del segmento dorsal del anillo. Las razas condrodisplásicas como la
Dachshund y pekinesa, en las que el proceso degenerativo está acentuado,
son muy propensas a estos infortunios.
Aunque las alteraciones degenerativas pueden afectar a cualquier disco, los
efectos son más severos normalmente en las regiones más móviles (cervical y
toracolumbar). La mayoría de los discos torácicos son cruzados en su parte
dorsal por los ligamentos intercapitales que unen las cabezas de las costillas
derecha e izquierda, mitigando los efectos de las roturas discales.
El TORAX
Está compuesto en la zona dorsal por las vértebras torácicas que se articulan
con las costillas.
Las costillas están agrupadas en trece parejas, de las que nueve se denominan
verdaderas porque se articulan con el esternón (que constituye la base ósea de
la cara anterior del tórax), mientras que no se da el caso en las cuatro parejas
de costillas caudales, por lo que se llaman costillas flotantes o falsas costillas.
El esternón está formado por ocho segmentos unidos entre sí y llamados
esternebras.
COSTILLAS
Definición y localización. Huesos largos, incurvados, que forman las paredes
laterales del tórax.
Constan de hueso costal y cartílago costal. La cantidad de costillas depende
del número de vértebras
torácicas.
Tipos: esternales (o verdaderas), asternales (o falsas) y flotantes (existen a
veces en el perro).
Descripción general y posicionamiento:

XII
- Hueso costal:
- cabeza (cara articular dividida en dos partes: craneal y caudal)
- cuello
- tubérculo: cara (o faceta) articular.
- ángulo de la costilla
- cuerpo: caras lateral (convexa) y medial (cóncava), bordes anterior (cóncavo)
y posterior
(convexo), surco costal; tuberosidades para la inserción del m. longísimo y del
iliocostal.

ESTERNÓN
Definición y localización. Hueso impar. Forma la pared ventral del tórax.
Formado por un número
variable de esternebras unidas por cartílagos interesternebrales.
Descripción general y posicionamiento:
- El número de esternebras varía de 6 a 8 en los mamíferos domésticos.
- Manubrio esternal (craneal): cartílago del manubrio, incisuras costales para el
primer par de
costillas.
- Cuerpo del esternón: esternebras, cresta esternal, incisuras costales.
- Apófisis xifoidea (caudal): cartílago xifoides

HUESOS DE LAS ARTICULACIONES ANTERIORES


ARTICULACIONES DEL MIEMBRO TORACICO

Articulación Humeral o escapulo humeral o del hombro.


Sus superficies articulares son: La cavidad glenoidea de la escápula y la
cabeza del húmero
Es de tipo sinovial (enartrosis), presenta movimientos de flexión, extensión,
rotación, abducción y aducción.
Esta articulación presenta una cápsula articular.
Está reforzada por dos ligamentos:
-Glenohumerales.
-Divergentes.
Articulación del Codo o humeral.

XIII
Sus superficies articulares son: La superficie troclear del húmero, la fóvea
correspondiente de la cabeza del radio y la cresta de la extremidad proximal de
dicho hueso, junto con la escotadura troclear del cúbito.
Es de tipo sinovial (gínglimo), presenta movimientos de flexión y extensión.
Articulación Radio cubital
Está se divide en:
-Articulación radio cubital proximal: Su superficie articular es la parte proximal
del radio con la insura radial del cúbito. Es una articulación sinovial (plana).
-Articulación Radio cubital distal: Su superficie articular es el cúbito y la insura
cubital del radio. Es una articulación fibrosa (sindesmosis)
Está articulación presenta dos ligamentos; El ligamento interóseo del antebrazo
y el ligamento radiocubital.
ARTICULACIONES DE LA MANO
Articulación Carpal: Formada por el extremo distal del radio y cúbito y la fila
proximal del carpo.
Articulación Anteobraquiocarpal: Es sinovial (gínglimo). Tiene movimientos
de flexión y extensión.
Articulación Intercarpal: Compuesta por dos filas del carpo e incluye las
articulaciones medio cárpales y carpal accesoria. Es sinovial (gínglimo). Tiene
movimientos de flexión y extensión.
Articulación Carpometacarpiana: Formada por la fila distal del carpo y la
terminación proximal de los huesos del metacarpo. Es sinovial (plana).
Presenta movimientos de flexión y extensión.
Ligamentos presentes
-Ligamento carpal palmar.
-Ligamento ascesorio.
-Ligamento carpal colateral lateral.
-Ligamento carpal colateral medial.
Cuando la articulación se flexiona puede producirse, mediante manipulaciones,
ligeros movimientos transversales y de rotación.
Articulación Intercarpiana
La superficie articular de esta articulación son las pequeñas facetas ubicadas a
los lados de la extremidad proximal de cada hueso metacarpiano. Está unida
por los ligamentos metacarpianos interóseos. Es sinovial (plana).
Articulación Metacarpofalangica o Articulación del menudillo.

XIV
Formada por la unión del extremo distal del gran metacarpiano III, el extremo
proximal de la falange proximal y la parte proximal de los sesamoideos. Es
Sinovial (gínglimo). Presenta movimientos de flexión y extensión. Presenta los
ligamentos colaterales.
Ligamentos sesamoideos
 L. Metacarpointersesamoideos.
 L. Sesamoideos colaterales.
 L. Suspensor.
 L. Sesamoideos distales.
 L. Sesamoideo recto
 L. Sesamoideo Oblicuo
 L. Sesamoideos cruzados.
 L. Sesamoideos cortos.

Articulación Interfalangica proximal o articulación de la cuartilla


Formada por la unión del extremo distal de la falange proximal y el extremo
proximal de la falange media. Es sinovial (gínglimo) Presenta movimientos de
flexión y extensión. Cuenta con los ligamentos colaterales y palmares.

Articulación Interfalangica Distal


Formada por la unión del extremo distal de la falange media y el extremo
proximal de la falange distal y el sesamoideo navicular (gínglimo). De flexión y
extensión principalmente.
Presenta los ligamentos:
 Ligamentos Colaterales.
 Ligamentos Sesamoideos colaterales (Navicular suspensor).
 Ligamentos Sesamoideos impares distales.

XV