You are on page 1of 1

Hechos Juridicos: Al Derecho sólo le interesan aquellos acontecimientos que producen determinadas

consecuencias jurídicas, vale decir, los hechos jurídicos. En todo caso un mismo tipo de hecho o acontecimiento
puede ser, en ciertas ocasiones, un simple hecho material y, en otras, un hecho jurídico, según si produce o no
efectos jurídicos, por lo cual la distinción no descansa en la naturaleza misma del hecho, sino en la circunstancia
de producir o no efectos jurídicos.

Los Actos Jurídicos: Manifestación de voluntad libre humana, a la que la ley reconoce y le atribuye efectos
jurídicos. Son hechos de los cuales depende la adquisición, pérdida o modificación de un derecho.

 Elementos Esenciales del Acto Jurídico: Sin ellos no hay acto jurídico.

Sujeto: Es el titular del derecho, una persona con personalidad jurídica para el derecho civil romano.
Término: La contraparte que recibe el acto jurídico, aquel obligado a reconocer y respetar el derecho ajeno. De
igual manera es solo aquella persona considerada como tal por el derecho civil.
Materia u Objeto: todo aquello sobre lo cual puede recaer un derecho.
Título: Recibe el nombre de título el fundamento sobre el que descansa el derecho, sea una ley o un hecho.

 Elementos Naturales del Acto Jurídico: Son aquellos que tiene cada acto en particular y, que aun cuando
no se mencione su presencia, existen por ser propios al acto, por ejemplo, la garantía contra la evicción y
los vicios ocultos.

 Elementos Accidentales del Acto Jurídico: Su presencia en el acto jurídico depende de las partes.

Condición: Se trata de un elemento futuro e incierto, porque no se sabe si ocurrirá, y de su verificación depende
la resolución u obtención de plenos efectos del acto. Puede ser suspensiva o resolutoria.
Término: Se trata de un hecho futuro pero cierto de cuya verificación depende la eficacia del acto jurídico.
Modus: Se trata de una especie de gravamen impuesto en retribución por la realización del acto, tal es el caso del
patricio que donaba una plaza siempre y cuando le construyeran una estatua.

Clasificación de los Actos Jurídicos:

 Lícitos e Ilícitos: Ya sea que estén en armonía con la ley divina o humana.
 Justos e Injustos: Dependiendo de si estaban en armonía con la ley o natural o no.
 Legales e Ilegales: Ya sea que estuvieran de acuerdo, o no, con la Ley Romana.
 Unilaterales o Bilaterales: Es Bilateral o “sinalagmático” cuando genera obligaciones para ambas partes
que intervienen en el acto jurídico. Es unilateral cuando sólo genera obligaciones para una de las partes.
 Inter vivos y mortis causa: Los actos jurídicos inter vivos son aquellos que no dependen, en torno a su
eficacia jurídica, de la circunstancia de haberse verificado la muerte; por el contrario, los actos jurídicos
mortis causa que si dependen, en punto a su eficacia jurídica, de la circunstancia de haberse verificado la
muerte de la persona.
 Puros y Simples e Impuros: Son actos puros aquellos que no contienen elementos accidentales, por ende,
son impuros, los que comportan un elemento accidental.
 Gratuitos y Onerosos: Es gratuito el acto que no contempla la transmisión de un valor a cambio de la
prestación que se genera. Es oneroso cuando hay un intercambio de valores.
 Solemnes y no solemnes: Solemnes son todos aquellos actos jurídicos sometidos a formalidades de ley,
sin las cuales el acto carece de toda eficacia. Los no solemnes son aquellos que se realizan sin ningún tipo
de solemnidad.
 Públicos y Privados: Son públicos todos aquellos actos jurídicos en los cuales intervenga un funcionario
del estado, son privados todos los demás.
 Propios y Ajenos: Son propios los que la persona hace en su propio nombre; son ajenos los que la persona
hace en interés de otro, como por ejemplo, el tutor.